Home Economía La Burbuja Termosolar. Otros 1.800 M€ anuales despilfarrados acechan

La Burbuja Termosolar. Otros 1.800 M€ anuales despilfarrados acechan

escrito por Ijon Tichy 31 mayo, 2010

precioenergiaLos lectores de DEE ya conocen como se han disparado las cifras de las primas a la electricidad generada en Régimen Especial (Cogeneración y Renovables), pero refrescaremos los datos: En 2.009 dichas primas ascendieron a 5.874 M€, de los que 2.572 M€ correspondieron a solar fotovoltaica. Para poner estos números en perspectiva digamos que la producción eléctrica total fue el año pasado de 266.874 GWh, que valorados al precio medio ponderado del pool (42 €/MWh) ascienden a 11.217 M€. Es decir, las primas suponen aproximadamente encarecer un 50% el coste de la electricidad producida.

En las últimas semanas se habla mucho de la posibilidad de recortar esta sangría apuntando directamente a la fotovoltaica, responsable principal del desmadre dada su exagerada subvención (su kWh se paga a más de 10 veces el precio de mercado).

En fin, en tanto se decide que va a pasar con esto, si seguiremos desembolsando un pastizal o tomaremos medidas retroactivas al mejor estilo bananero (guatemala o guatepeor), vamos a desvelarles otro agujero ecolojético oculto en el ya comentado RD 661 que amenaza nuestros paupérrimos bolsillos: La Energía Solar Termoeléctrica.

energia_solar_termica2¿Y eso que es? Dirán algunos. Los más curiosos pueden ampliar la información en otros sitios que para eso está San Google, pero aquí les ofrecemos una pequeña introducción:

La energía solar se aprovecha hoy día principalmente de dos formas: Por una parte están los colectores solares, útiles para calentar agua incorporados en edificios de nueva construcción, que aprovechan la radiación solar transformándola en energía térmica. Por otra, las placas fotovoltaicas, que transforman directamente la radiación en electricidad.

Las plantas termosolares son otra cosa. En una primera etapa, se transforma la radiación solar en energía térmica. Es decir, lo mismo que en los colectores de agua de los tejados, pero a lo bestia. Mediante sistemas de concentración por espejos se intenta que el fluido calentado alcance temperaturas alrededor de 400ºC. Hay dos tipos de tecnología utilizables (más o menos) comercialmente: Heliostatos y captador central y Colectores Cilindro Parabólicos (CCP).

Desde hace algún tiempo está funcionando una planta, denominada PS 10 cerca de Sevilla con la primera de esas tecnologías. Un montón de espejos concentran la radiación solar en un captador situado en lo alto de una torre de 100 metros de altura y allí se produce vapor a alta presión y temperatura que se envía a una turbina con su correspondiente ciclo térmico, muy parecido al de una térmica de carbón con su caldera o una nuclear con su reactor. Aunque antes había proyectos más o menos experimentales se trata de la primera planta comercial de estas características.

Asimismo ya se ha finalizado la construcción y se han conectado a la red con mayores o menores dificultades las primeras plantas comerciales españolas (en el mundo, en funcionamiento, tan solo las hay en los malvados y nada ecológicos EEUU) con la tecnología de colectores cilindro parabólicos. En este caso la radiación también se concentra (mediante unos espejos alargados) en una tubería que contiene aceite térmico. Este aceite llega a alcanzar temperaturas de 400ºC y la gracia consiste en que el calor puede utilizarse para producir vapor (y éste a su vez enviarlo a una turbina) o almacenarse. Si luego por la noche el calor almacenado se recupera, se puede producir vapor (y de ahí, electricidad) en horas nocturnas cuando los colectores ya no reciben radiación. Esta tecnología es relativamente más sencilla y es la que ha comenzado a desarrollarse masivamente.

Todo esto aparentemente es muy bonito y ecológico (en realidad no tanto, pero ésa es otra historia), pero llegamos como es costumbre por estos lares a la prosaica pregunta: Y eso, ¿cuánto cuesta? Mejor dicho, si alguien no lo remedia ¿cuánto nos va a costar?

Como ya anticipamos, la clave está en el mismo RD 661 que desató la vorágine fotovoltaica, lo que ocurre es que para las placas FV hablamos de muchas plantas pequeñas y de inversión relativamente asequible y aquí de grandes proyectos con un coste por grupo (de 50 MW, potencia nominal máxima fijada en el RD) entre 200 y 300 M€. En cualquier caso, el citado RD igual que fijaba un máximo de 371 MW para la fotovoltaica y luego graciosamente se multiplicó por nueve la potencia instalada, para la termosolar fijaba un máximo de 500 MW. Como decimos, se trata de un mercado nuevo al alcance solo de grandes inversores (ahí se han metido, como no, las constructoras), pero con un prima jugosa (para ellos, no para nosotros) que lo hace apetecible. Vamos, que empezaron a surgir proyectos y más proyectos y al final intentando contentar a todos los compromisos, Industria otorgó a finales del 2.009 una preasignación de 2.400 MW, casi cinco veces lo previsto. Aquí pueden ver el detalle en un mapa.

Estas plantas, caso de construirse todas (lo que en las condiciones actuales de escasez de financiación no está ni medio claro), se ejecutarían en un plazo de varios años, no entrando el conjunto global en funcionamiento hasta el 2.013 aprox.

termosolarHemos dicho que estas plantas pueden (se supone que podrán) funcionar en horario nocturno a base de sobredimensionar el campo solar y almacenar energía térmica. Algunas están previstas para trabajar casi 4.000 horas equivalentes al año, pero no todas disponen de almacenamientos térmicos de gran tamaño, contando éstas últimas con una previsión de horas de funcionamiento que rondará las 2.000 horas/año. Para calcular la producción tomaremos una media simple de 3.000 horas/año. Una vez más recordemos antes de que salga el listillo de turno que no tratamos de dar un dato exacto (eso es un trabajo por el que se cobra, ejem) sino un orden de magnitud.

La prima equivalente para los kWh así producidos (ver el RD) es de unos 250 €/MWh (inferior a la fotovoltaica pero unas ¡¡seis!! veces el precio de mercado ponderado que ya indicamos antes).

Con los datos aquí expuestos, salvo algún catedrático de Física, cualquier prelogsiano puede calcular que la broma termosolar nos va a costar (repetimos, si alguien no lo remedia) unos 1.800 M€ anuales, adicionales a los que ya apoquinamos a cuenta de otras fuentes de energía “sostenibles” (vamos, que las sostenemos los pagadores de impuestos y/o los consumidores de electricidad). Luego dirán que nos suben el IVA para atender a los desfavorecidos.

¿Creen ustedes que las cosas están para sostenibilidades de éstas? Ya. Lo suponía. Pues eso. Sebastián, toma nota, échale valor y pincha la burbuja antes de que crezca más.  Luego no vengas con lloriqueos. El RD 661 lo paristeis vosotros. No fueron unos marcianos quienes lo publicaron en el BOE. Todo esto era previsible.

No digan que no lo avisamos. Al menos, aquí en DEE tienen la primicia. En la tele no lo van a ver.

Nota: Es la enésima vez que lo aclaramos, pero en atención a los nuevos visitantes apuntaremos una vez más que no somos contrarios a las renovables incorporadas al mix de producción con inteligencia y sin despilfarrar. Su indudable contribución a la independencia energética merece (a mi juicio) un sobrecoste. Lo que no me gusta es llenar el bolsillo de los amiguetes del poder a cuenta de tecnologías inmaduras. La décima parte de lo que irá al bolsillo de unos pocos invertida en verdadera investigación sería mucho más productiva. Luego venderán que somos los más verdes. Mentira. Somos los más pringaos y seguimos sin inventar nada (los verdaderos tecnólogos de estos proyectos son alemanes, israelíes o norteamericanos).