Home Economía La broma fotovoltaica supone (de momento) una subida de costes del 19%.

La broma fotovoltaica supone (de momento) una subida de costes del 19%.

escrito por Ijon Tichy 4 diciembre, 2008


Cuando la CNE propuso hace unas semanas una subida de las tarifas eléctricas del 31%, ya avanzamos por aquí que, dejando aparte la teatralidad de las formas, la propuesta no era ningún disparate.

Ya dijimos que solo la instalación durante el 2.008 del desmadre fotovoltaico apreciable en cualquier excursión campestre nos iba a salir caro y dábamos una cifra del 14% como estimación de lo que supondría repercutir las primas de las placas directamente al coste de generación eléctrica.

Parece que nos quedamos cortos. Según nos cuenta una fuente tan bien informada como es el fervoroso panfleto zapateril conocido como “Público”, la previsión de 2.000 MW se ha visto ampliamente superada alcanzándose nada menos que 3.200 MW de potencia solar instalada.

Recordemos aquí que este furor fotovoltaico no tiene su causa en la devoción ecologista de los promotores, sino más bien en su devoción por trincar nuestra pasta tan generosamente ofrecida por nuestros sagaces gobernantes. Cada kWh solar fotovoltaico entregado a la red por estas instalaciones va a tener un precio de 44 c€/kWh. Si consideramos 2.100 horas equivalentes año para el funcionamiento de las placas tenemos para esos 3.200 MWh instalados una producción anual de 6.720.000 MWh. Si tomamos un consumo medio anual en España de 31.000 MW (comprobable en REE) y sabemos que el año tiene 8.760 horas (Pepiño, si no lo sabes, coge una calculadora y pídele al becario más listo que te haga la cuenta), tenemos un consumo total anual de 271.560.000 MWh. Durante el año 2.007, el precio medio de la electricidad en el mercado (“pool”) no llegó a 4 c€/kWh, pero en lo que llevamos de año 2.008 la media casi está en 6 c€/kWh, así que, como media, tomaremos un coste de 5 c€/kWh.

Incorporar los MWh solares generosamente retribuidos a 44 c€/kWh, supondría elevar la media a 5,96 c€/kWh, es decir, más del 19%. (Pepiño, deja tranquilo al becario, esta última cifra la calculas tú solito).

No van a subir la tarifa un 19%, pues en la situación actual iban a quedar un poco mal por mucho que culparan a los malvados capitalistas ultraliberales, Bush, blabla, Aznar, blabla, Espe, blabla,…, pero lo que falte irá a incrementar el déficit de tarifa y tarde o temprano se pagará la deuda a las compañías eléctricas con nuestros impuestos. Así que cuando salgáis al campo y lo veáis lleno de simpáticas placas solares, sabed lo que os van a costar los kWh así producidos.

El capricho ecolojeta, tiene su precio. Y no es precisamente barato.