Home Economía Modelo de negocio para partido liberal.

Modelo de negocio para partido liberal.

escrito por Arturo Taibo 21 enero, 2014

Toda competición electoral no es mas que un mercado de votos. Para conseguir votos como para conseguir dinero un partido político/empresa debe de buscar un público objetivo y venderles algo que necesiten (como muy bien explica daoiz ).

URNA

¿Cómo vender el liberalismo?

 Primero analicemos el mercado (electoral). En España hay una gran fidelidad al voto. Si analizamos las diferentes elecciones de los últimos treinta y pico años veremos que el resultado electoral lo define el 15 % de los votantes. Lo que teniendo en cuenta que la abstención siempre supera el 20 % quiere decir que el 12 % de los (posibles) votantes decide el resultado electoral.

Además la normativa electoral hace que sea mucho mejor sacar un 1,33 % del total nacional de votos pero concentrado en tres provincias (vease el PNV) que sacar el 6,92 % del total nacional pero repartido por las 50 provincias y 2 ciudades autónomas (vease IU).

O en otro ejemplo, en las últimas elecciones generales: AMAIUR, 333.628 votos y 7 escaños, UpyD, 1.140.242 votos ¡800.000 votos más!… y ¡¡5 escaños!! (dos menos)… casi un millón de votos a la basura.

¿Cuál es la ideología/producto que venden los partidos políticos (y que la gente ha comprado una y otra vez durante más de 30 años)?

PSOE: vende igualdad, libertad y progreso (tratando de no hacer muy visible su pasado marxista)

PP: vende igualdad, libertad y progreso (tratando de no hacer muy visible su pasado conservador)

IU: vende igualdad, libertad y progreso (tratando de no hacer muy visible su pasado comunista)

Partidos nacionalistas: venden igualdad, libertad y progreso (tratando de hacer muy visible sus intenciones independentistas)

UpyD y Cs : venden igualdad, libertad y progreso (tratando de hacer muy visible su españolidad).

¿Y los electores?

De los posibles 35 millones de votos en España en unas generales hay entre 8 y 10 millones que se abstienen (y entre los cuales puede haber muchos liberales que no saben a quien votar).

Luego hay unos 15 millones de votantes cuyos ingresos dependen mayoritariamente del Estado (pensionistas, funcionarios, parados, dependencia, salario social… y familiares directos) y que en buena lógica son defensores a ultranza del Estado del bienestar.

Hay además otros 3 millones de trabajadores de grandes y medianas empresas protegidos por sus convenios y sindicatos y otros 5 millones de personas ( algunas que ya están incluidas en el grupo de trabajadores de grandes y medianas empresas) que están próximos a jubilarse (mayores de 55 años) y que también, en buena lógica, son defensores del Estado del bienestar.

Si sumamos veremos que más de 20 millones, de 35 millones de votos posibles (casi un 60 %), son, por su propio interés directo, defensores a ultranza del Estado del bienestar. Yo creo que mayoritariamente son votantes de “partidos de izquierdas” (PSOE, IU y UPyD) así se explica que incluso después del desastre del PSOE y Zapatero la izquierda siga teniendo más de 10 millones de votos.

Los 15 millones de votantes que no dependen directamente del Estado están formados por trabajadores de pequeñas y medianas empresas y autónomos, también jóvenes parados que nunca han trabajado y mujeres de mediana edad que dependen económicamente de sus maridos. Pero el que no dependan directamente del Estado no quiere decir que no sean estatistas, al fin y al cabo su sanidad, su educación y otros servicios también dependen del Estado. Entre estos votantes puede que tenga mayoría “la derecha”, el PP.

Los partidos nacionalistas tendrían un electorado más transversal, aunque es claro que Esquerra, Amaiur y BNG se reparten el electorado “de izquierdas” y CiU y PNV se reparten el electorado “de derechas”.

Al votante español le cuesta cambiar de partido (prefiere abstenerse) y es votante por herencia (siempre me ha sorprendido que haya familias de derechas y familias de izquierdas desde los tiempos de la II República, con algunas excepciones). Si el padre luchó en la guerra con los republicanos los hijos y los nietos muy probablemente votarán a un partido de izquierdas y viceversa. De ahí que en las campañas electorales siempre sale el tema de la Guerra Civil, la República y por supuesto Franco.

Y con este panorama ¿Cómo posicionamos un partido liberal? ¿Cómo lo hacemos visible (teniendo en cuenta que los únicos medios liberales en España son Libertad Digital y EsRadio , es decir FJL y FJL)?

Estas son mis ideas:

1.- Nunca, pero nunca, enfrentarse directamente al Estado del bienestar. Lo que hay es que resaltar que el modelo pasa por problemas evidentes y que es necesaria una transición a otro modelo pero sin dejar a nadie en el camino.

2.- Dado que el principal problema para la gente es el paro lo que hay que hacer es centrarse en dar soluciones a ese problema.

3.- A la gente le gustan los eslóganes… pero no se puede quedar sólo en el eslogan. Está muy bien decir que queremos menos Estado o un Estado más pequeño, pero eso no puede ser la respuesta a todo.

4.- Soy de los que piensan que el liberalismo es fundamentalmente contrario al nacionalismo.

En España el Estado de las autonomías, lo mismo que un posible Estado federal, no son más que soluciones para salir del paso.

 Los partidos nacionalistas son fundamentalmente independentistas, para ellos la autonomía, el federalismo e incluso un estatus de “estado asociado” no son mas que pasos hacia la independencia. Incluso para gran parte del electorado de IU la idea de España es odiosa. Mientras tanto para el PP y el PSOE el Estado autonómico no deja de ser una cesión a los nacionalistas, a ver si se conforman. Y muchos votantes del PSOE (ver caso de UPyD) y del PP (ver caso de Cs y veremos VOX) no tragan con el Estado de las autonomías.

Por tanto en España cualquier modelo autonómico, federal o como lo llamemos no es más que un estado inestable que, o acaba en una recentralización (yo lo llamaría reunificación), o en una balcanización… y llevamos así desde la I República, ¡¡150 años!!

Retornando al principio yo soy contrario a la balcanización y a la disgregación, pero también soy contrario a un Estado centralista. ¿La solución? Ofrecerle a la gente un Estado 2.0 o 3.0 o un “Estado del siglo XXI”. ¿Las ideas fuerza?:

a) Simplificar todas las relaciones con el Estado. Menos burocracia, más agilidad en los trámites y eliminación del marasmo de leyes autonómicas (y de las propias autonomías).

b) Descentralización del Estado basada en la transferencia de la educación y la sanidad a los propios profesionales (los funcionarios sean personal sanitario o profesores) mediante la autogestión y a la gente mediante cheques sanitarios y escolares.

c) Cambio en la organización municipal: unificación de municipios, creación de “ciudades francas”, traspaso de competencias del Estado, las autonomías o las diputaciones a los municipios.

d) Español (español, no castellano) como lengua franca obligatoria en todo el Estado.

5.- No hay tema que produzca más broncas entre liberales que el aborto. Pasar de puntillas sobre el tema.

6.- Es imposible vender un producto (conseguir votos) si no se tiene visibilidad en el mercado, es decir si no tenemos un medio de comunicación amigable.

El único medio de comunicación liberal en España, como dije antes, es LD y Es Radio. Por tanto debería  ser objetivo prioritario del partido establecer una alianza estratégica con FJL. Es verdad que FJL está apoyando al partido de Rosa Díez pero yo creo que es por dos razones: UpyD es el único partido con verdaderas posibilidades electorales que ha plantado cara a los nacionalistas y para FJL más que el liberalismo en sí, y por razones personales de sobra sabidas, lo que tiene es una guerra declarada (y con razón) a los nacionalistas.

Seamos serios, sin FJL el futuro de un partido liberal en España es próximo a 0.

Lo cual no quiere decir que en un futuro habría que intentar infiltrarse en otros medios de comunicación, en tertulias o en columnas de opinión.

7.- No se puede vender un producto sin invertir dinero. Como no partimos de una gran base de militantes, ni tenemos medios de ordeñar al Estado ni ninguna multinacional ni megarico nos financia bajo manga tenemos que ser creativos.

Por fortuna existe internet. Pero yo no creo que se pueda vender nuestro producto mediante tuits, necesitamos un think tank en la red (tipo DesdeelExilio vamos) para dar a la gente argumentario para defender las ideas liberales. Y crear un think tank en red con argumentario liberal es casi gratis si se cuenta con colaboradores que escriban. Luego se puede publicitar en las redes sociales, pero intentar argumentar en 140 caracteres es ilusorio.

8.- ¿Presentarse a las elecciones? Bueno, participar en la contienda electoral siempre nos puede dar visibilidad, poca pero algo. Pero involucrarse en una campaña electoral cuando no se tiene una base electoral mínima solo puede conducir a obtener 2.076 votos a nivel nacional, más o menos los que el POSI y muchos menos que FE de las JONS, ESPAÑA 2000 o ANTICAPITALISTAS, por poner ejemplos.

Dicho de otra manera presentarse a unas elecciones sin base electoral es hacer el ridículo.

Resumiendo si queremos vender nuestro producto (obtener votos) tenemos que tener una base electoral (un millón de votos, suenan muchos pero es apenas el 3 % de todos los votos en juego).

Para conseguir esa base electoral de un millón de votos hay que hacer una alianza estratégica con FJL, hay que crear un think tank en la red del tipo de DesdeelExilio o mejor :-), hay que tener un argumentario sencillo pero contundente (y un argumentario ni es un eslogan ni es “La Acción Humana”), hay que conseguir que algún famoso nos apoye, hay que crear una interacción con nuestros posibles votantes mediante votaciones informales para ver cuales son los asuntos y las soluciones que más les interesan (y todo lo anterior es casi gratis si se monta bien).

Es verdad que va a ser imposible penetrar en determinados nichos de mercado: los votantes con marcada ideología socialista, conservadora o nacionalista nos están vedados, pero queda una masa (perdón por la palabra) de posibles votantes no ideologizados, con menos de 35 años y una cultura media ( unos 4 millones de personas) donde nuestro producto (ideas) pueden tener cabida. Luego hay que saber vender el producto y tener paciencia