Home Miscelánea Querida Chus: Seré español hasta que me muera, pero yo no vuelvo

Querida Chus: Seré español hasta que me muera, pero yo no vuelvo

escrito por Burrhus el elefante neocon 18 diciembre, 2013

Reconozco haberme emocionado con la muy brillante campaña de Navidad de Campofrío. Lo digo de verdad. Sólo puedo felicitar a sus publicistas, y augurarles un más que respetable aumento de las ventas (que supongo que será para lo que han hecho el anuncio).

En primer lugar, con ese anuncio divertido y provocador de “Hazte extranjero”, sabiendo tocar la idea del subconsciente colectivo de que somos “un país de pandereta”. Y luego, en el segundo anuncio, con todos esos famosos capitaneados por Chus Lampreave que buscan otro país del que nacionalizarse  para, finalmente, encontrar lo que nos une. En este caso, la marca Campofrío a través de sus embutidos.

Emigrar al centro o al Norte de Europa es durísimo. Los inviernos, las temperaturas, no hay mar de verdad (es decir, playas), la comida autóctona roza en muchos casos la demanda judicial, el carácter de sus gentes, la distancia de contacto, la burocracia, el idioma… Llevo dos años en Alemania y aún no sé en qué consiste el humor alemán. No estoy diciendo ni que me caigan mal los alemanes/centroeuropeos, ni que sean peores que nosotros. Ni mucho menos. Conozco a muchos alemanes que son personas maravillosas y por las que merece la pena poner la mano en el fuego. Pero cuando sólo uno de cada tres españoles se queda a vivir en Alemania, el problema de compatibilidad parece bastante obvio.

Mi caso personal no es ningún secreto: Tuve la inmensa suerte de contar con una FAMILIA (con mayúsculas) y unos AMIGOS (con mayúsculas) que me ayudaron en todo lo que pudieron durante un montón de meses. Sin ellos, no habría aguantado aquí ni dos semanas. Ahora, aunque todavía me quede mucho por mejorar y sin haber logrado cotas verdaderamente altas, puedo plantearme el futuro con un razonable optimismo, y si bien todo lo que consiga en la vida (sea mucho o casi nada) será por mi esfuerzo, tengo presente que si ellos no me hubiesen abierto las puertas, habría tenido que volver a la Andalucía de Griñán, Susana Díez y Valderas. Yo fui y sigo siendo un privilegiado. Si le preguntan a cualquier español que haya emigrado a estos lares, seguro que le contará cosas fantásticas y también invitaciones a la reflexión.

Cuando te acuerdas de los momentos más duros (y aquí yo tengo unos cuantos) y ves el anuncio de Campofrío, ya les digo yo si uno se siente verdaderamente español. Sin banderitas, ni chorradas, ni si uno es zurdo o diestro. Español. No sólo echas de menos a tu familia y a tus amigos. Echas de menos a la gente.

Y si todo esto es tan difícil: ¿por qué no vuelvo a España? Pues porque estoy harto de los españoles. Y no me refiero a los tópicos de “hablar a voces” e “irse de bares”, sino de los verdaderos problemas del carácter español.

Estoy harto de su sectarismo ideológico idiota, con origen idiota en el Siglo XIX, que evolucionó a lo largo del Siglo XX causando todo el dolor posible, y que a día de hoy no ha finalizado. De que, a pesar de que te mates dándoles argumentos y datos que ellos mismos puedan contrastar y con los que podrían fortalecer su punto de vista, los rechacen con réplicas peregrinas (se sea de izquierdas o de derechas, es indiferente) propias de quien se cree que por tener unas ideas y una opinión merece el mismo respeto que cualquier otra debidamente fundamentada. En base a esto nos creemos que podemos perdonar cualquier barbaridad perpetrada por los políticos de nuestro partido afín. ¿Cómo es posible que en Andalucía pueda volver a gobernar el PSOE, en Valencia el PP y en Cataluña ERC? Porque el sectarismo español es más irreductible que el pueblo de Asterix con sobredosis de poción mágica. No existe otra explicación racional.

Estoy harto del compadreo/comprensión social español frente a la corrupción. En España han salido más manifestantes a apoyar a Don José María Del Nido, expresidente del Sevilla Fútbol Club, cuya condena a una larga temporada en prisión ha sido ratificada por el Tribunal Supremo, que a apoyar a la Juez Alaya mientras intenta esclarecer el caso de los EREs.

Estoy harto de la envidia española, envidia que sobrepasa la cercanía del vecino y se extiende a quienes tuvieron el valor de arriesgarse y llevar a cabo sus proyectos personales. Añado mi hartazgo de que en España a nadie le importe un bledo que en cualquier otro lugar del planeta resulte más fácil montar un negocio (es decir, intentar controlar tu propia vida mediante el desarrollo de tu proyecto personal) que en España. Uno no tiene que aguantar sólo una elefantiásica burocracia, sino también la alegría del envidioso.

Estoy harto de que la generación anterior a la mía me mire como si fuese un vago y un inútil sólo por no “haberme adaptado” al mundo económico, social, cultural y legislativo que ellos han creado y que les privilegia en muchos casos sin suficientes razones objetivas (ya me contarán cuál es la razón objetiva de mantener y proteger a esos diplodocus que creen que no pueden aprender algo más en empresas mientras la gente joven y con talento tiene que largarse a coste cero).

Pero sobre todo y por encima de todo, estoy harto de que gente que lleve tres años sin poder trabajar porque no hay trabajo, o porque tienen más de 45 años y han sido despedidos, se les dé por laboralmente muertos en base a ridículos prejuicios, o que te miren como a un empresario inútil porque tras montar tu negocio no te fue bien y tuviste que cerrar. O lo que es lo mismo: Estoy harto de que en España ni se perdone el fracaso ni se den segundas oportunidades.

Lo demás me puede molestar más o menos, me parecerá más o menos eficiente, será un motivo importante si el día de mañana decido volver a España o incluso llegaré a enfadarme… Pero con esas cosas que me hartan y que también definen a los españoles, lamentándolo con todo mi corazón, yo no puedo vivir en España. No puedo vivir con esto. No compensa lo bueno que tenemos. No quiero volver.

Avísenme cuando los españoles cambien estas cosas. Preferiblemente con anuncios tan buenos como esta campaña de Campofrío. Por mi parte estoy dispuesto a dar una segunda oportunidad. Y las que hagan falta. Mientras tanto, seguiré tirando de lo más racional de mi ser y haré lo necesario con tal de adaptarme a este país tan exigente que es Alemania o en cualquier otro lugar del mundo, aunque ello me suponga no volver jamás. Lo siento mucho, Chus. 

Por cierto: En lugar de irse a bares, lo que se hace por estos lares es irse a una casa para comer y beber hasta hartarse. Es más barato y la música no es necesariamente la tortura psicológica con la que los Djs suelen castigar los oídos de los españoles (otra razón para no volver).

  • elefanteburrhus

    A ver, Buscando.

    Ciertamente, ambos hemos elegido una carrera que en España con unas salidas limitadas. En España. Y más aún con la crisis. Pero, en ese sentido no te tienes que preocupar: Dado que la crisis es sistémica, curiosamente una de las carreras con menos salida ahora mismo es… Arquitectura, carrera realmente difícil en la que, una vez conseguida, podías estar tranquilo el resto de tus días. Pregunta ahora cuántos arquitectos hay en paro, cuántos tienen que emigrar y cuánto ganan los que trabajan. Casi todas las profesiones andan más o menos igual de fastidiadas.

    Te comento lo que hay (o lo que creo que hay) fuera de España. La única barrera que te tiene que importar de verdad es que tú puedas hacer el trabajo para el cual se te va a pagar. Sea de psicóloga de Recursos Humanos, haciendo terapia, fregando suelos, platos o sirviendo copas en un bar. A partir de aquí, dominar mínimamente el idioma de cada país resulta fundamental. No te digo ya como psicóloga, que por supuesto (nuestro trabajo consiste, en primer lugar, en comunicarnos con la gente, para lo cual es indispensable dominar el idioma), sino prácticamente en cualquier puesto. Luego, existen lugares concretos y empresas concretas en las que podrías trabajar en inglés (empresas informáticas, campañas especiales en empresas multinacionales), o incluso sin inglés (en Londres, para puestos básicos). Pero ya está. Es decir, eso de que “como sé inglés puedo currar en cualquier parte del mundo” no es cierto. En Alemania, sin alemán, o eres médica/ingeniera, o encuentras un curro muy básico donde el idioma no es tan importante, o estás muerta.

    Hay un sitio donde puedes trabajar sin ningún problema hablando inglés: Gran Bretaña. Pero si quieres puestos de alta cualificación tienes que dominar verdaderamente el idioma (y aquí, una advertencia muy importante: con el “nivel medio-alto” que aprendes en el instituto no te da ni para pedir un paquete de pipas (¿sabes pedir un paquete de pipas o de cacahuetes en inglés?). Una vez que dominas el idioma, es probable que te exijan algún tipo de Master o certificado especial del país en el que residas, que con un 90% de posibilidades será en el idioma local. En Alemania funciona así (especialmente, psicología clínica), aunque no sé cómo va el tema de las compatibilidades de Masters con España.

    Con la titulación y el idioma, compites como cualquier otra persona autóctona, con sus virtudes y defectos, de acuerdo con las “normas locales”. En Alemania, por ejemplo suelen prestar mucha atención a los expedientes académicos. En España el expediente nos da un poco igual.

  • A ver, Buscando.

    Ciertamente, ambos hemos elegido una carrera que en España con unas salidas limitadas. En España. Y más aún con la crisis. Pero, en ese sentido no te tienes que preocupar: Dado que la crisis es sistémica, curiosamente una de las carreras con menos salida ahora mismo es… Arquitectura, carrera realmente difícil en la que, una vez conseguida, podías estar tranquilo el resto de tus días. Pregunta ahora cuántos arquitectos hay en paro, cuántos tienen que emigrar y cuánto ganan los que trabajan. Casi todas las profesiones andan más o menos igual de fastidiadas.

    Te comento lo que hay (o lo que creo que hay) fuera de España. La única barrera que te tiene que importar de verdad es que tú puedas hacer el trabajo para el cual se te va a pagar. Sea de psicóloga de Recursos Humanos, haciendo terapia, fregando suelos, platos o sirviendo copas en un bar. A partir de aquí, dominar mínimamente el idioma de cada país resulta fundamental. No te digo ya como psicóloga, que por supuesto (nuestro trabajo consiste, en primer lugar, en comunicarnos con la gente, para lo cual es indispensable dominar el idioma), sino prácticamente en cualquier puesto. Luego, existen lugares concretos y empresas concretas en las que podrías trabajar en inglés (empresas informáticas, campañas especiales en empresas multinacionales), o incluso sin inglés (en Londres, para puestos básicos). Pero ya está. Es decir, eso de que “como sé inglés puedo currar en cualquier parte del mundo” no es cierto. En Alemania, sin alemán, o eres médica/ingeniera, o encuentras un curro muy básico donde el idioma no es tan importante, o estás muerta.

    Hay un sitio donde puedes trabajar sin ningún problema hablando inglés: Gran Bretaña. Pero si quieres puestos de alta cualificación tienes que dominar verdaderamente el idioma (y aquí, una advertencia muy importante: con el “nivel medio-alto” que aprendes en el instituto no te da ni para pedir un paquete de pipas (¿sabes pedir un paquete de pipas o de cacahuetes en inglés?). Una vez que dominas el idioma, es probable que te exijan algún tipo de Master o certificado especial del país en el que residas, que con un 90% de posibilidades será en el idioma local. En Alemania funciona así (especialmente, psicología clínica), aunque no sé cómo va el tema de las compatibilidades de Masters con España.

    Con la titulación y el idioma, compites como cualquier otra persona autóctona, con sus virtudes y defectos, de acuerdo con las “normas locales”. En Alemania, por ejemplo suelen prestar mucha atención a los expedientes académicos. En España el expediente nos da un poco igual.

  • Buscando una salida

    Hola, soy estudiante de Psicología en la Universidad de Granada. Me he emocionado un poco al ver que tú eres psicólogo. En clase nos machacan con lo de que es muy difícil encontrar trabajo y la verdad es que eso me desmotiva mucho con la carrera, lo único que me da esperanza es encontrar trabajo fuera de España. Tú lo encontraste en Alemania, pero yo no hablo alemán, solo hablo inglés y francés. ¿Es posible encontrar empleo en Francia o en otro país de la UE, donde solo se exija inglés? No sé si tengas conocimiento sobre ello, pero por tu experiencia a lo mejor puedes decirme algo.
    Muchas gracias

  • Hola, Elisabet. Bienvenida a Desde El Exilio.

    Ciertamente ERC no gobierna en Cataluña. A mí me parecen bastante responsables de la situación actual, pero entiendo que se les echó del poder y han hecho una renovación.

    Respecto del anuncio, no creo que los anuncios busquen burlarse de los emigrantes que son felices en el extranjeros. En general, los anuncios no buscan burlarse de nadie.

    Sobre los estereotipos españoles. Pueden ser importantes, pero a día de hoy me parecen mucho más perniciosas las leyes que tenemos.

    Un saludo desde Leipzig.

  • Manuel,

    Precisamente considero que dicho anuncio “peca” de jugar con y ensalzar los pésimos estereotipos españoles con los que no conseguiremos mejorar la imagen de España.

    Cierto es que la situación actual en España y la actitud española tampoco ayudan. Y no se me ocurre una forma de mejorar nuestra imagen tanto dentro de España como en el extranjero. Espera! SÍ se me ocurre: dejando de utilizar y ensalzar los estereotipos españoles, dejando de quejarnos y trabajando.

    Considero que el anuncio es una burla para los expatriados que son FELICES en el extranjero. Ojo que NO quiero decir con eso que las cosas para estos FELICES españoles en el extranjero sean fáciles. Simplemente que tienen un futuro prometedor porque se lo han trabajado y siguen haciéndolo.

    Por cierto, en Catalunya no reina ERC.

    Un saludo desde Crónicas Germánicas.

    Elisabet*

  • Creo que la gente tiende a hablar demasiado de oídas, Bertie. Las ideas cambian cuando se visita el lugar en cuestión y se adquiere un poco de perspectiva del tiempo. Mientras tanto, se tiende a repetir la consigna más acorde con la ideología.

    Respecto de Polonia, pues sí, se ha desarrollado mucho en muy poco tiempo. Y ya tienen bastante mejor educación secundaria que nosotros, la Universidad es cuestión de tiempo. Vamos a competir con esta gente y todavía no nos hemos enterado ni de cómo son. Así nos va a ir… Bueno, no, a mí no, que yo ya me fui y no tengo el menor interés en volver.

  • Hola de nuevo, Carlos.

    Por favor, no suponga tanto, no interprete tanto, no presuponga tanto y remítase a lo que digo. Hágalo aunque sea porque es Nochebuena.

    “Da igual que esa propiedad se haya conseguido con el trabajo y el consumo de otros”. Respecto del trabajo de otros, a esa persona se le ha pagado un salario concreto por un trabajo concreto. Respecto de un consumo de otros, esa persona se ha llevado un producto propiedad del empresario a cambio de una cantidad concreta. ¿A que usted no le rescataría si este empresario quebrara, de la misma forma que entiende que no hay que rescatar a “los bancos”? Bueno, pues si no quiere rescatar al empresario, no tiene tampoco mucha legitimidad para quitarle lo que gana honradamente a cambio de su producto o servicio.

    Yo no sé si nuestras acciones son morales respecto de la sociedad o no. Con esa excusa moral hace cuatro décadas se daban palizas a homosexuales, y bajo el amparo de la ley de vagos y maleantes.

    “En mi escala de valores el supuesto derecho a no contribuir a la sociedad o el derecho a ser dueño de los medios de producción están muy por debajo de los derechos a la educación, salud y trabajo.” Su escala de valores es irrelevante (descuide, la mía también). Lo que usted me está diciendo es que su escala de valores tiene prioridad ante la realidad. Si usted elimina o recorta aún más de lo recortado que ya está el derecho de propiedad privada, olvídese de esos derechos que a la educación, a la salud y al trabajo. Por una razón muy sencilla: No podrá pagarlos. Pero ni eso, ni nada, y se verá abocado a una suspensión de pagos, salir del euro, devaluar y que la gente pierda entre el 25 y el 40% de su capacidad adquisitiva de golpe, incluyendo los trabajadores, médicos y maestros a los que usted pretende defender. ¿Comprende lo que le digo? ¿Comprende que una Estado del Bienestar es lo que recauda de la economía a la que parasita, y que si se pasa de “buena persona” mata la economía y, al poco tiempo, muere el Estado del Bienestar? Se lo pregunto porque es lo que tenemos en España y nuestro problema real, sin entrar en filosofías o quien es mejor o peor persona (debate que, por cierto, no se plantean en el resto de Europa).

    Con el debido respeto, creo que no tiene ni idea de en qué consiste mi concepto de egoísmo. Y, por tanto, tampoco sabe de qué podemos discutir. Igual hasta se lleva una sorpresa.

    Feliz Navidad.

  • Vamos a ver, Mari Carmen.

    Al margen de este último artículo que he escrito, Desde El Exilio es un blog técnico. Es decir, nos gusta ser precisos en lo que decimos. No podemos decir simplemente “El capitalismo es maravilloso” porque quede redondo. Nos gustan los análisis equilibrados, que valoren los datos tal y como son y cuya primera prioridad sea la verdad, no un resultado que nosotros consideramos el mejor. Lo siento, pero no vale decir que en Polonia hay esclavitud (como tampoco lo hay en Marruecos, aunque sí haya en ese país un trabajo infantil que en 2011 afectó al 3% de los menores). Ni como exageración. Desde la exageración no se puede llegar a la verdad, y por tanto tampoco se pueden tomar las mejores decisiones. Lo digo porque esto mismo que has hecho tú de forma inocente lo hace Cándido Méndez cada media hora a sabiendas (y otra razón para no volver a España ni harto de vodka). Lo hace para marcar claramente los “términos de negociación”.

    Respecto al concepto de salario digno. Esa es la idea de todo salario. Que currando 8 horas al día cinco días a la semana podamos tirar palante razonablemente. Hasta ahí, todo bien. Pero esa no es la cuestión. La cuestión es que con este salario mínimo obligatorio, las empresas quiebran. Y un salario menor al establecido legalmente es siempre mejor a un salario de 0 euros, cotizaciones sociales incluidas. Mientras el ajuste en los precios de los demás productos se lleva a cabo, hay que tirar hacia adelante con lo que tenemos: la productividad por hora.

    ¿”me estás diciendo que las bondadosas multinacionales que se van a operar a países tercermundistas contribuyen algo en la erradicación de miseria”? No, por favor. ¿Dónde íbamos a llegar? Te estoy diciendo que las malvadas y egoístas multinacionales que se van a operar a países tercermundistas contribuyen mucho en la erradicación de miseria. Una cosa muy importante es diferenciar lo que a nosotros nos parece moralmente malo pero en realidad puede tener efectos positivos, o incluso muy positivos, en los países pobres. Sí, ya sé que esto choca con el universo Disney chupiguay de buenos y malos que nos han enseñado y que nos hemos tragado con alegría. De ahí que yo mismo llame a mi generación la “Generación Prima”. Las multinacionales no es que paguen un sueldo digno, es que pagan dos, tres, cuatro, cinco o más veces los sueldos que reciben en los trabajos autóctonos habituales. Incluso aunque fuese un 50% más de lo que podrían ganar en otros sitios, o incluso un 5%, ya sería bueno, mejor que lo que tienen.

    A ver si lo entiendo. No estás en contra de prohibir los productos extranjeros, pero estás a favor de que se les pongan impuestos para que estos no perjudiquen, es decir, no puedan competir, con los productos nacionales. Eso se llama hipocresía (algo que, dentro de mi escala de valores, es incluso peor). O trampa legal. Y, por cierto, aquí tienes el ejemplo perfecto de cómo se corrompe un Estado. Todo Estado es susceptible de corromperse desde el momento en que tiene leyes que afectan a otras personas y políticos dispuestos a “escuchar a todas las partes”. Los dos ingredientes son necesarios (políticos y empresarios jetas), pero el político tiene la responsabilidad de no corromper la institución en la que está. Me da igual que sea antes el huevo a la gallina. Lo que al final se corrompe es el Estado a través de normas arbitrarias.

    “La separación de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) ahora mismo en España es nula, además los tres poderes están en manos de los mercados.” Insisto con el tema de las exageraciones. En este blog nos llevamos muy mal con ellas. Decir que los tres poderes están en manos de los mercados cuando a día de hoy el Estado se gasta el 48% del PIB y redacta un millón de páginas en nueva legislación, roza el sarcasmo. Y sí, los políticos tienen su propia agenda de intereses y votantes a los que satisfacer para que les vuelvan a votar.

    Tu argumento sobre Irak y las tiranías del mundo es débil. No le hable a un liberal de la realpolitik de los Estados, que siempre acaban esbozando una sonrisa tipo “a mí no me lo digas, que el partidario de reducir todas las intervenciones estatales soy yo”.

    Respecto del autoconsumo de energía solar, no domino el tema. Me remito a quien sí lo hace y se ha leído las leyes.

    “¿qué pasaría si subieran tanto el precio del pan que para algunas personas fuera imposible consumirlo?” No se preocupe, al subir el precio, las respuestas espontáneas del mercado es que aumentan también las inversiones en los ingredientes necesarios para generar más pan y reducir su precio a través de la competencia. Si se le deja algo de tiempo, claro. En ese tiempo necesario de ajuste ya se está diciendo que “el mercado no funciona” y “bla bla bla”. Y estamos hablando de pan. No es necesario que rueden cabezas. Si son pisos, se tardaría más. No obstante, a día de hoy, sólo hay un motivo razonable para que el pan vea su precio aumentado hasta hacerse inaccesible: Que el Estado la cague haciendo la misma clase de leyes estúpidas que han llevado a España a la crisis. Todo ello, por supuesto, sin olvidarnos de la más rápida: La inflación y/o devaluación de la moneda.

    Yo no defiendo ninguna sociedad clasista. Yo defiendo que se respete al que gana honradamente.

    Y no. Para que los pobres puedan comer nosotros no tenemos que renunciar a ningún lujo. Basta con que sus países establezcan las condiciones jurídicas e institucionales que permitan la propiedad privada.

    Tenemos la educación que podemos pagar y la que legislamos. Hasta hace un par de semanas aproximadamente, hemos tenido la LOGSE (ley aprobada por el PSOE y vigente durante más de 20 años). Plantear que este gobierno o el de Zapatero ha pretendido cargar la educación no se sostiene. La LOGSE es el problema, cuando obliga a niños que no quieren estudiar a que sigan en la escuela (existen posibilidades formativas alternativas) y permitiendo a la gente continuar con un montón de suspensos. Respecto de los profesores, no se ha despedido a profesores (que son funcionarios). Se deja de contratar a temporales. Lo cual sería feo si no tuviéramos un 10% de déficit público.

    Saludos, y feliz Navidad.

  • Bertie

    Eso de las multinacionales que esclavizan… Te puedo hablar por experiencia propia. Curiosamente, también he vivido bastantes años en Polonia, y durante unos cuantos trabajé en una de esas odiosas multinacionales norteamericanas que esclavizan a los nacionales, pagando sueldos de miseria.

    Por cierto, no fuí como expat cobrando el sueldo del país de origen más el del de destino, sino que presenté mi CV y pasé la entrevista como todo hijo de vecino. ¿Y sabes una cosa? La gente se pegaba por entrar ahí, porque las condiciones (no sólo económicas, sino laborales, y las perspectivas de carrera) eran mucho mejores que las que ofrecían las empresas locales. Aunque al cambio el salario fuese la tercera parte que en España, y mucho menos en comparación con el norteamericano, holandés o alemán. Pero daba para mantener un nivel de vida bastante digno.

    Curiosamente, los que más se oponían a la ‘esclavización’ eran los ingenieros de los países más desarrollados, que veían como sus homólogos polacos hacían el mismo trabajo con un nivel de calidad a menudo mejor, lo que les hacía sentir amenazados sus puestos de trabajo amenazados. ¿No habrá algo de eso?

    Y por cierto, la primera vez que fuí a Polonia fue en 1994, apenas cinco años después de la caída del comunismo. Y hay que ver lo que ha prosperado desde entonces gracias al malvado y opresor capitalismo. Y no hablo sólo de cifras (que ahí están también para el que las quiera) sino de cómo ha mejorado la situación de amigos y familiares.

  • Carlos Gabitones

    Lo que al final saco en claro que para usted el derecho al trabajo, a la salud y a una vida digna están subordinados al supuesto derecho a no pagar impuestos.

    El derecho a la propiedad por encima del resto. Esa es su libertad. Da igual que esa propiedad se haya conseguido con el trabajo y el consumo de otros, que lo que decida el rico devolver a la sociedad que le dio su riqueza será sólo fruto de su caridad (si es que le apetece tenerla).

    En cuanto al tema de la moral. Personal parece lo que cada uno haga en su alcoba. Lo que yo entiendo por moral es precisamente el modo de comportarse en relación con la sociedad que nos rodea y eso no parece sólo una cuestión personal, pues incumbe al resto.

    La vida en sociedad es lo que hace que entren en contradicción los intereses de los seres humanos y entiendo que son las leyes las que deben establecer los límites de las libertades de unos para que otros puedan disfrutar de libertades. En mi escala de valores el supuesto derecho a no contribuir a la sociedad o el derecho a ser dueño de los medios de producción están muy por debajo de los derechos a la educación, salud y trabajo.

    En un comentario reciente indica usted que “el egoísmo es bueno”, lo cual me hace entender perfectamente su visión de lo que deben ser las relaciones sociales y, por tanto, la justicia y la política. Creo que partiendo de esa premisa poco más puedo discutirle, sólo negar la mayor.

  • Mari Carmen

    Hola Burrhus,
    No quería decir que en Polonia de esclavice. No pretendo que te tomes todo lo que escribo al pie de la letra, si en Polonia no esclavizan, en marruecos, por ejemplo sí. La esencia de lo que quiero decir es que es fácil crear “riqueza” cuando se ignoran los derechos humanos.
    Con salario digno me refiero a un salario con el que una persona pueda, al menos, mantenerse. Nada más. Por supuesto, no será el mismo en Suecia que en Portugal. Por otro lado, no creo que el paro que hay en España sea debido al salario mínimo al que te refieres.
    Respecto a la protección del producto nacional: ¿me estás diciendo que las bondadosas multinacionales que se van a operar a países tercermundistas contribuyen algo en la erradicación de miseria? Eso sí que no lo entiendo. Podrían crear riqueza si, como acabo de decir, pagaran un sueldo digno a los empleados, no trabajo a cambio de comida. Tampoco estoy en contra de que no se puedan comercializar productos extranjeros en España, para nada, simplemente que a la entrada a este país sean gravados con un impuesto que no permita que perjudiquen al producto nacional o fabricado en España, porque las empresas que sí operan en el país producen la riqueza aquí, y supuestamente respetando los derechos humanos. El ataque a los países pobres no es el proteccionismo, es la permisividad de la corrupción por parte de los países desarrollados. Volviendo al país que es “una mierda pinchada en un palo” al que te has referido, que miedo que tenía armas de destrucción masiva, hay que derrocar a los tiranos de este mundo, pero el petróleo no nos importa nada. Sin embargo, ¿por qué nadie interviene en Sierra Leona para terminar con los famosos diamantes de sangre?
    Lo de las oportunidades del pobre y el rico, voy a poner un ejemplo más genérico y simple a ver si puedo expresar a qué me estoy refiriendo: ¿quién tiene más oportunidades de prosperar una niña que ha nacido en una fabela, que tiene muchas ganas de trabajar pero lo único que conoce es el crack y la prostitución, o los nietos de Amancio Ortega? (Se que el ejemplo es exagerado, pero quiero que entiendas lo que quiero decir)
    Es el poder político el que corrompe al económico” Completamente al revés: el económico corrompe al político. De toda la vida es sabido que en un sistema capitalista como en el que estamos el dinero manda, la esencia del capitalismo es la acumulación de riqueza. El problema está ahí precisamente, en que no estamos gobernados por estados políticos, sino por mercados. La separación de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) ahora mismo en España es nula, además los tres poderes están en manos de los mercados.
    Lo de la luz del sol… yo no me considero ecologista guay del paraguay, pero me pregunto dónde está el delito en que yo quiera ponerme en mi casa una plaquita solar para consumo propio, ojo, que no es cualquier delito, que me pueden multar hasta con 60 millones de euros por ello. Sigo sin entenderlo, al margen de que sea una energía rentable para el estado. Ahora hablo de consumo propio. No se, tú siendo tan liberal, ¿no te ves un poco atacado en este aspecto?
    La verdad es que sí que conocía que el precio es el mecanismo con el que se regula la oferta y la demanda. De hecho creo que si el precio del diamante subiera no pasaría nada, pero ¿qué pasaría si subieran tanto el precio del pan que para algunas personas fuera imposible consumirlo?, a sí, que la gente se rebotaría y puede que comenzaran a rodar cabezas, de hecho me suena que algo así ya paso hace tiempo: ahí se ve la decadencia del sistema capitalista. No es extendible a todo el mundo en el mismo período de tiempo.
    No creo que mi posición sea débil, es débil para ti porque tu concepto de riqueza es diferente al mio y porque tu defiendes una sociedad clasista, algo en lo que yo estoy muy lejos de creer.
    Sin embargo, como tú sí creo que se pueda terminar con el hambre en el mundo así como también creo en el ingenio humano, sin embargo no se termina porque para que abajo puedan comer, nosotros tenemos que renuncia a ciertos lujos, algo a lo que no están dispuestos los grandes capitalistas.
    Prescindir de profesores y sobretodo bajar muy considerablemente el nivel de aprendizaje son dos buenas razones para terminar con una educación de calidad.

    Saludos y feliz Navidad!

  • Vamos a ver, Mari Carmen.

    Mi novia es polaca (Polonia, capital Varsovia). He estado muchas veces en Polonia, estancias de varios meses. ¿Me estás diciendo que en Polonia existe la esclavitud? Me parece que estás confundiendo los conceptos. Que un país, por sus circunstancias tenga por salario promedio la cuarta parte de nuestro salario no convierte a sus ciudadanos en esclavos. Menos aún en la Unión Europea. Este hecho, la disparidad salarial, responde a unas circunstancias históricas y monetarias (que dependen única y exclusivamente del banco central público del país en cuestión) muy específicas, que nada tienen que ver con la esclavitud. Por mucho que se empeñen los sindicatos. Me estás dando ejemplos propios de un sindicalista que a día de hoy no se dan, y mira que el salario que puede recibir un trabajador en una fábrica de estos países es bajo.

    Sueldo digno: No sé qué es un “sueldo digno”, pero tiene toda la pinta de ser un criterio arbitrario, cuya cifra se puede cambiar en función de las circunstancias. Aquí tenemos un salario mínimo obligatorio muy digno que mantiene en paro al 25% de la población en paro, al 35% en Andalucía. Por cierto: Cuando una persona está en el paro, su salario es 0.

    Protección del producto nacional. Tiene gracia. Te preocupas mucho porque los trabajadores de los países pobres ganan una miseria, pero pretendes ponerles trabas al producto que ellos crean con tanto esfuerzo, sumiéndoles aún más en la miseria. Un poco paradójico, ¿no te parece? Por suerte, yo no soy ni racista ni xenófobo. Es decir, de la misma forma que soy un emigrante que pelea muy duro por salir adelante en otro país y soy respetado, respeto al emigrante que pelea duro por mejorar trayendo sus productos aquí. Y en base a esto, afirmo con la conciencia tranquila que no hay ataque más cruel contra los países pobres que nuestro proteccionismo.

    Oportunidades de crecimiento del pobre. Que todo el mundo tenga, literalmente, las “mismas oportunidades”, o es imposible o crea más problemas que los que pretende arreglar por todas las intromisiones a la libertad individual que crearía. Sí sería razonable un “mínimo de oportunidades”.

    Profesores de inglés para pobres. Los tandems son gratis. Incluso por internet.

    Plan Bolonia. En Alemania tienen el mismo plan de estudios, y compatibilizan carrera y trabajo.

    Grandes empresas detrás de partidos. Una razón más para limitar todo lo posible el poder del Estado. Es el poder político el que corrompe al económico. Si el Estado dice “yo no me meto”, se acabó la fiesta.

    “¿por qué somos el único país que tiene que pagar la luz del sol?, pues porque las empresas eléctricas de este país tienen miedo de dejar de ingresar ingestes cantidades de dinero.” Pues no. Pagamos la muy cara e ineficiente luz del sol porque ser ecologista es lo guay del paraguay ecológico, aunque sea la energía menos competitiva de todas las fuentes de energía disponibles. La luz del sol cuesta, además, porque las cosas funcionan con electricidad, y las energías solares a día de hoy generan muy poca electricidad.

    “Redistriución de la riqueza: los recursos son limitados, y los peces se acaban.” Los peces se reproducen. Por cierto, que el capitalismo tiene un mecanismo automático perfecto para corregir este problema. Se llama “precio”. A más escasez, mayor precio. Y funciona.

    “Pienso por mí misma cuando creo que los países del primer mundo contribuyen mucho a la situación que vive por ejemplo Irak: se inventan una guerra para poder extraer el petróleo” No entiendo tu argumento. Cuando hablas de “países del primer mundo” te refieres a Estados… te recuerdo que el malvado liberal soy yo. Y luego… el principal responsable de que Irak sea una mierda pinchada en un palo no es sólo la guerra. También lo es la tiranía totalitaria anterior a dicha guerra, capitaneada por un señor que gaseó a miles de civiles inocentes en la guerra Irak-Irán… o a los mismos kurdos. No estoy respaldando la Guerra de Irak, ni mucho menos, pero basarse en consignas lleva a posiciones débiles. Por lo que a mí respecta, creo que ahorcaron a Saddam Hussein pocas veces. Y sí, soy partidario del tiranicidio, y Saddam se lo había ganado a base de bien.

    ¿Tenemos que ver con la pobreza de los países pobres? Puede ser, pero no por comerciar. Por imponer el Apparheid o cualquier otra clase de ley discriminatoria contra ellos, o por quitarles sus casas y propiedades arbitrariamente, sí.

    Sí. Creo que cualquier del mundo pueden tener el nivel de riqueza que los países nórdicos, USA, Australia o Singapur. Y creo que todos los países pueden, con tiempo y esfuerzo, acabar con el hambre en el mundo y mejorar las condiciones de vida de los más pobres. Existe tecnología y existe ingenio humano.

    “Sobre la educación, sólo diré que están acabando con ella” ¿Me das la medida concreta que justifique que acaben con la educación? Gracias.

  • Mari Carmen

    Voy a intentar ser concisa yo también.
    He puesto China como ejemplo porque es el primero que me ha venido a la cabeza, seguramente porque es el que más se nombra. Pero me da igual, que sea China, que Polonia que Marruecos. El caso es que se esclaviza a personas. Por supuesto menos es nada, es decir, menos es nada que trabajar por un plato de comida o un sueldo que ronda la limosna, eso no justifica tu argumento, pues entramoa a hablar de derechos humanos, trabajo por un suldo, pero no un suaeldo cualquier, un sueldo digno.
    Nosotros también nos enriquecemos pagando productos más baratos claro, perjudicando producciones nacionales. Cualquier otro país de Europa protege má el producto nacional que España.
    Un pobre no tiene las mismas oportunidades de crecimiento. Te he puesto el ejemplo del máster, como tú, tengo compañeros que no han tenido como avalar un crédito para estudiar un máster, pero hay más ejemplos: un niño con posibles puede pagarse un profesor de inglés, uno pobre no; una familia rica puede pagar la universidad o la estancia de un hijo o todos ellos fuera de casa, una pobre no (antes todavía se podía trabajar al mismo tiempo que se estudiaba, pero el nuevo plan Bolonia lo pone bastante complicado), etc.
    En cuanto a que mi argumentario no es sostenible respecto a los grandes empresarios, creo que el no sostenible es el tuyo. Cuando las grandes empresas españolas son las que están detrás de esos partidos que tanto criticamos, y las que se encargan de crear leyes a medidas, repito: evasión de impuestos, etc. Y pongo otro ejemplo, ¿por qué somos el único país que tiene que pagar la luz del sol?, pues porque las empresas eléctricas de este país tienen miedo de dejar de ingresar ingestes cantidades de dinero.
    Redistriución de la riqueza: los recursos son limitados, y los peces se acaban. Por supuesto hay que enseñar a pescar, pero también hay que enseñar el consumo responsable.
    Pienso por mí misma cuando creo que los países del primer mundo contribuyen mucho a la situación que vive por ejemplo Irak: se inventan una guerra para poder extraer el petróleo y una vez tienen lo que querían se van dejando que se maten unos a otros. Tranquilo, que la histeria no va conmigo, sólo me parece increíble que pienses que no tenemos que ver con la pobreza de esos países, yo creo que ellos estarían mejor solos. Es lavarse las manos para quitarse toda culpa de encima, que no te la estoy echando, simplemente los paíes del hemisferio norte tienen su gran parte de culpa, ¿o es que crees que todos los países delmundo pridían tener el minmo nivel de riqueza que se tiene hoy en el norte de Europa?
    Sobre la educación, sólo diré que están acabando con ella, pero no era tan mala hace unos años, pues no son pocos los españoles que tienen puestos en importantes centros de investigación o en la NASA, salidos de universidades españolas, el problema esque luego no se han creado los puestos para que se queden, sino que otros países se aprovechan de ésto. El problema de idiomas es histórico, sí.
    Estoy de acuerdo contigo en que a esta crisis no se llega sólo con una gestión errónea de recursos, no quería decir eso, sino gestionando todo muy mal durante mucho tiempo, como dices.

  • Los comentarios se hacen cada vez más grandes. Voy a intentar ser concreto, Mari Carmen.

    Los sueldos en la Administración se han congelado. Esa es la madre del cordero. La economía de una sociedad se puede comer que sus inútiles políticos se suban el sueldo (no digo que me guste, digo que económicamente es sostenible) , pero no el de toda la Administración (que son 3 millones de funcionarios).

    China. A mí no me gusta como país, pero es que como fueron comunistas, ahora tienen pobres para dar y regalar. Ahora bien, no sólo se enriquecen ellas: también se enriquecen ellos (trabajando a cambio de un salario mejor que el que tienen) y nosotros (comprando productos más baratos). Pero me hace gracia una cosa. Siempre cogemos el ejemplo de China (el que presuponemos extremo), pero no cogemos el de Polonia (o cualquier otro país de Europa del Este), que está al lado nuestra, en el mismo mercado, sin traba alguna (con el mercado chino sí hay trabas), y cuyos salarios son infinitamente más bajos que los nuestros. Su paro ronda el 10% y nosotros lo multiplicamos por 2,5… El tema salarial es algo más complejo que esto, pero sí es significativo que tenemos unos salarios fijados legalmente muy por encima de nuestra realidad actual. Y lo que hace la excusa de “es que China…” es precisamente negar la realidad.

    Un pobre no sabe generar más riqueza. Yo mismo hice un Master con un crédito. De hecho, es lo normal en Europa.

    Contabilidad y grandes empresarios. Tu argumento, sencillamente, no se sostiene. Sus cuentas están auditadas externamente. El que lo hace mal suele acabar bastante mal (empezando por el desempleo). De hecho, si no obtienen el beneficio esperado (razón por la cual luego les criticamos, decimos que maximizan los beneficios a costa de los pobres trabajadores y bla bla bla), acaban en el desempleo.

    Redistribución de la riqueza. Es contraproducente, y más en nuestra situación actual. No tenemos que redistribuir la riqueza existente. Tenemos que crear más riqueza. Si tienes a 10 personas y un pez, es mejor que aprendan a pescar (un pez por persona) a que simplemente se coman el pez que pesca uno.

    Redistribución actual en el mundo. ¿Te has dado cuenta de que tu argumento es una consigna repetida una y mil veces? Consiste en creer que un mercado libre es un juego de suma cero, cuando no lo es. Piensa por ti misma. Yo me voy a… Mauritania a… sacar petróleo, algo que los mauritanos, muertos de hambre, sed y aburrimiento por un gobierno corrupto y por lo general socialista, no saben ni lo que es. Yo, para sacar petróleo, no necesito que el niño malnutrido y sediento se empobrezca más. Pero como las cosas no se montan solas, sino que se necesita gente para que funcione, sí puedo contratar a los padres del niño mauritano para que, a cambio de un salario infinitamente mejor que el que tienen, y gracias al cual el mauritano mejora, y mucho, su vida en comparación con su situación anterior, gracias a lo cual ese pobre niño malnutrido mauritano puede plantearse muy seriamente el ir a la escuela. Así es como ha salido adelante nuestra civilización, empezando por nuestros abuelos. Esto que comento es muy genérico. Los matices son importantes, y desde luego nada ha sido de color de rosa (puedes ahorrarte el argumento del trabajo infantil, incluso ese horrendo trabajo (que lo es) es mejor que la alternativa… que suele ser la agricultura y/o la prostitución; y no, sus Estados son tan pobres que no pueden pagar a todos los niños una escuela, bien porque son pobres, bien porque son corruptos; y eso no es culpa mía, así que me prevengo y te pido que no te pongas histérica -ya tengo experiencia-, yo sólo te describo los hechos).

    Me hablas de impuestos a cambio de ese Estado del Bienestar que… en realidad, no tienes. Quieres una sanidad y una educación “pública y de calidad” que no puedes pagar. Resulta que en España faltan médicos porque el que puede se va, y nadie se mata durante 10 años para acabar con un sueldo de 1.800 euros brutos al mes, alargando aún más el problema de las listas de espera (ah, sí, esos seis malditos meses esperando una resonancia magnética… qué tiempos aquellos, en las que el dolor cronificaba). Y también quieres una educación pública de calidad, a pesar de que lo que tienes ya es oneroso y claramente ineficiente (para empezar, en materia de idiomas).

    Obama y España no son comparables. Esto no es una cuestión de dinámicas sociales, sino de lo que podemos pagar y de lo que no. Estados Unidos se lo puede plantear. Nosotros, con el 25% de la gente en paro, no.

    Una mejor gestión de los recursos no es lo único que hace falta. Mercado laboral, justicia, liberalización real del comercio, sanidad, educación, energía, tamaño y funciones de cada una de las Administraciones, Seguridad Social, formación en adultos, infraestructuras con sentido económico, el Tribunal Constitucional, la corrupción, la deuda pública y la privada… Joder, es que hay que cambiarlo todo. A una crisis con un 25% de paro no se llega simplemente por una mera gestión errónea de los recursos. Hay que legislar muy, muy mal, en muchos ámbitos, durante mucho tiempo.

    Saludos.

  • Mari Carmen

    Me gustaría dejar a un lado si somos de izquierdas o de derechas, son conceptos que nacieron hace más de 200 años en un mundo que luchaba por derrocar reyes por la gracia de dios. lo importante aquí es qué es lo mejor para las personas. El 15M es un movimiento espontáneo y todavía muy desorganizado que puede que tangan ideas que no tienen ni pies ni cabeza, pero que hay que pulir, lo importante es que es gente que busca un cambio, y cambios de este tipo no se hacen ni en un mes, ni en un año, ni en cinco.
    Lo de gente nueva, lo digo porque a día de hoy dudo mucho que en los partidos que tenemos haya alguien que esté dispuesto a ser honesto. Me refiero que es necesaria gente que esté dispuesta a ser político sin llenarse los bolsillos haciendo desfalcos.
    ¿Un déficit del 10% y los altos cargos subiéndose el sueldo?, bastante cómico, ¿por qué no recortan por ahí?

    En cuanto a las frases que no se sostienen al compararlas con la realidad:

    – ““No es lógico que banca y empresas del Ibex 35 tengan resultados de máximos beneficios cuando se está despidiendo a gente y bajando salarios.” Falso.” Aquí puede que encontremos uno de los grandes problemas de la legislación de este país: las grandes empresas se dedican a irse a países donde la producción es más barata, pongamos China, donde sólo tienen que pagar la comida de los esclavos y niños que trabajan 16 horas diarias. Después traen esta producción a España sin tener que pagar ningún tipo de arancel: negocio redondo. Además estas grandes empresas son expertas evasoras de impuestos, ¿cómo no van a obtener beneficio?¿cómo no van a crear riqueza? sólo la suya propia.

    – “Se trata de que ricos sean cada vez más ricos y pobres más pobres.” Falso.” Un pobre no es más pobre porque no sepa generar riqueza. Se trata de un círculo viciosos del que es difícil salir. Ojo, no estoy diciendo que todos seamos iguales, porque no lo somos, y claro está, hay gente que genera más empleo que otra. No estoy en contra del empresario, ni mucho menos, simplemente, como me has señalado en el comentario anterior, es cuestión de legislación, de saber proteger el bienestar de un país aprovechando la riqueza que es capaz de generar. Una persona que es pobre no es pobre porque no sepa generar riqueza, para una persona pobre se reducen las posibilidades de poder crecer. Tenemos ahora el ejemplo de los máster: un puesto de trabajo para el que piden un máster que cuesta 20.000 euros no es igual de accesible para un rico que para un pobre. Mientras el rico podrá acceder a éste puesto porque se supone tiene la cualificación necesaria, el pobre ya no podrá porque no tenía esos 20.000 euros que se necesitaban para el puesto, por lo que su capacidad de generar riqueza disminuye.

    Estoy de acuerdo con que la contabilidad está para que los políticos no se pasen de listos, pero tampoco los grandes empresarios. No pienso que a estas grandes empresas haya que sangrarlas para que todo el mundo tenga exactamente lo mismo, ni que todo es de todos, pero sí pienso que es necesaria una redistribución de la riqueza, y este es un punto en el que discrepamos.

    Creo en la redistribución de la riqueza porque una mínima parte de la población mundial consume la mayor parte de los recursos disponibles, para ello, necesita que el resto de la población sea pobre.

    Lo de los impuestos, pues también creo que en España se pagan demasiados, pero se pagan, o se pagaban a cambio de este estado del bienestar que otros países desarrollados no tienen: en EEUU no pagan tantos impuestos, sin embargo como no tengas mucho dinero y te diagnostiquen un cáncer ya puedes comenzar el camino al cementerio. Lo mismo pasa con la educación. Y se trata de dos aspectos que Obama está intentando cambiar. Mientras ellos intentan acercarse a un modelo social, nosotros nos acercamos más al sistema que ellos están intentando cambiar. Y volvemos a lo mismo, lo único que hace falta es una mejor gestión de recursos.

    Un saludo,

    PD. Siento extenderme tanto

  • El Movimiento 15-M es a día de hoy un movimiento de Izquierda Unida. No estoy diciendo que no sean buenas personas, o que en su origen se trató de un movimiento ciudadano sincero y honesto. Hoy en día, les escucho decir cosas que no tienen ni pies ni cabeza, pero que pertenecen al ideario de Izquierda Unida. Si yo analizo sus argumentos, no se sostienen. Ni siquiera con las reglas de juego que tú aceptarías.

    No creo que haga falta gente nueva. La gente es la que es. Los que hay, ya sean los que mandan o los jóvenes, deben tener la honestidad suficiente como para decir abiertamente tanto lo que hacen bien como lo que hacen mal. El chiste de esto es que cuando, por poner un ejemplo, el “PSOE reconoce errores”, quien reconoce los errores es Susana Díez, Presidenta de la Junta de Andalucía cuyos méritos profesionales se reducen a escalar en su partido, y puesta (¿a dedo?) por los mismos corruptos contra quienes protesta.

    Respecto de la sostenibilidad del Estado del Bienestar. No hay dinero. El déficit público es del 10% a día de hoy, y si hay tal déficit es precisamente para hacer menos recortes.

    Hay un par de frases que no se sostienen al compararlas con la realidad.

    “No es lógico que banca y empresas del Ibex 35 tengan resultados de máximos beneficios cuando se está despidiendo a gente y bajando salarios.” Falso. Puede ser perfectamente lógico. Una empresa que opere fuera de España puede tener muchos beneficios mientras la filial española tiene pérdidas. Es razonable que cada uno de los departamentos de una empresa sea lo más eficiente posible. Los salarios de las personas no dependen de que la empresa tenga beneficios o no, sino de que sus puestos de trabajo sean productivos o no.

    “Se trata de que ricos sean cada vez más ricos y pobres más pobres.” Falso. Que haya más pobres no tiene absolutamente nada que ver con que haya más ricos. Si tal argumento fuese cierto, el hombre más rico de España debería ser Fernando Martín, presidente de Martinsa-Fadesa, la compañía que ha protagonizado la mayor suspensión de pagos en la crisis hasta el momento. Ya te digo yo que ese hombre ha perdido dinero en esta crisis. Un pobre es pobre porque no sabe cómo generar más riqueza, no porque haya alguien que sí sepa hacerlo.

    La contabilidad no está para redistribuir la riqueza. La contabilidad está para que el Estado no quiebre y para que los políticos no se pasen de listos. A esto es a lo que me refiero con las normas del juego. Si un Estado quiebra, hace suspensión de pagos y devalúa de golpe, lo que significa que el ciudadano de a pie pierde entre un 25% y un 40% de su capacidad adquisitiva de golpe, para empezar. ¿Quieres eso? ¿Quieres un corralito en España?

    Por cierto: Pagar impuestos por encima de la media de otros países desarrollados, y concretamente casi a la altura del país que más paga, Suecia (especialmente en Cataluña y Andalucía), no es ningún mérito. Más bien me parece algo horrible.

    Saludos.

  • Mari Carmen

    Claro que acepto las reglas del juego 🙂
    En cuanto a lo de que cada uno se echa a la calle para protestar contra la corrupción del partido contrario, pues sí. Si es cierto que los hay. Pero también hay otros muchos que no, por ejemplo movimiento 15M. Lo que hace falta es gente nueva, que no arrastre los lastres de los partidos políticos que hay hoy en España.
    Lo de la educación y la sanidad, aun en tiempos de recesión deben estar garantizados, o por lo menos ser las últimas partidas en las que meter mano, cosa que no se está haciendo. Los millones están, no han desaparecido, pero si nadie exige que sean devueltos al lugar donde deben estar… No es lógico que banca y empresas del Ibex 35 tengan resultados de máximos beneficios cuando se está despidiendo a gente y bajando salarios. Se trata de que ricos sean cada vez más ricos y pobres más pobres.
    Por supuesto que la contabilidad es muy importante, tan solo hay que saber repartir la riqueza y legislar coherentemente para poder sostener una educación y una sanidad en un país en el que se pagan impuestos por encima de la media de otros países desarrollados.

  • Una cosa, Mari Carmen. La gente no se echa a la calle para protestar contra la corrupción. La gente se echa a la calle para protestar contra la corrupción del partido contrario, no contra la corrupción de su propio partido. Eso es lo que me hiere.

    ¿Quieres una sociedad en la que derechos como la educación o la sanidad estén garantizados? Crea una economía capaz de pagarlos en tiempos de recesión. Lo que sí se puede hacer es coincidir en algunas cosas y discrepar de forma civilizada en otras. Pero sin una economía competitiva y rápida ante los cambios, puedes pedir esos derechos o, con el debido respeto, un unicornio, que no tendrás nada. ¿Estamos de acuerdo, al menos, en que la contabilidad es muy importante?

    Quiero que me entiendas bien, muy estimada Mari Carmen: No te estoy pidiendo en que estemos de acuerdo en los objetivos que tengamos: Te pido que estemos de acuerdo en los términos que discutamos: racionales, jurídicos, contables, matemáticos, falsables. ¿Aceptamos estas reglas de juego?

    Un saludo.

  • Hola, Carlos.

    Son muchas las cuestiones a responder. Trataré de ser breve, pero conciso.

    – Estoy en contra de la redistribución. De cualquier forma. También de la vía de impuestos. La pregunta es: ¿Cómo se resuelven los problemas? ¿La sociedad, a través de sus aciertos y errores pero en libertad, o el Estado mediante vía coactiva? Yo apuesto decididamente por la primera vía.

    – Una cosa es que no me guste un pelo la redistribución, y otra que haya formas más eficientes de hacerlo. Como usted comprenderá, los matices son importantes. Es mejor una educación de tipo cheque escolar, que la basura educativa con datos del informe PISA en la mano que padecemos. Es mejor que el Estado garantice el servicio pero que el ciudadano pueda elegir qué servicio quiere, antes que un “todo igual para todos”.

    – A día de hoy, el Estado español gasta el 48% del PIB. En qué, es irrelevante. Me da igual que sea para educación, policía, mantener esa estafa piramidal que es la Seguridad Social o en pagar la deuda contraída para salvar el Estado del Bienestar.

    – Las cotizaciones sociales serían un salario diferido si nuestro sistema de Seguridad Social no fuera de reparto.

    – Le he citado una serie de autores juristas porque explicar el concepto de “justice as fairness” de John Rawls y el derecho en sentido negativo de Isaiah Berlin en un comentario es un coñazo. Le ruego que lea resúmenes de estos autores por su cuenta. No porque yo no les haya estudiado, sino porque puedo estar dos horas escribiendo, tiempo que no tengo. Es mi postura personal, no tiene porqué compartirla.

    – El Derecho negativo, según Berlin, es todo derecho personal que no entra en contradicción con el derecho de otro por sí mismo.

    – El Estado es en sí mismo una traba para la sociedad. Pero no sólo por recaudar impuestos, sino también por legislar cómo deben relacionarse los seres humanos. Puede copiar los sistemas que mejor funcionen, pero en el mayor de los casos los empeora. Ejemplo: Energía. No sólo establece las condiciones de seguridad en la que se puede generar energía en una central nuclear (que puede ser hasta razonable), sino que establece arbitrariamente las cantidades de energía producidas por cada una de las fuentes -no sólo nucleares-, el número de competidores y hasta el precio.

    – Un origen pobre o una enfermedad es una razón más que dificulta la consecución de objetivos. También lo es tener un padre idiota, o un sistema educativo tan lamentable como el español. O que usted me quite mi dinero ganado honradamente porque le da más pena otra persona, a pesar de que yo no tenga ninguna culpa de su situación.

    – Para mí, la moral es personal. El Estado no debería intervenir sobre ella o juzgarla, siempre y cuando no viole derechos de otros. Dichos derechos son inherentes a todo ser humano.

    – Ricos y pobres. Creo en la igualdad ante la ley, no en la igualdad mediante le ley. Hay dos formas de mejorar las condiciones de vida de los pobres. La primera es el robo a los ricos, que no suele funcionar. La segunda es que los pobres puedan crear más riqueza, de forma que ellos mejoren sus condiciones de vida. Y eso sí funciona.

    – Existen diferentes formas por las cuales las personas con mayor capacidad adquisitiva pueden contribuir a ayudar a los demás. Bill Gates ha hecho más por los pobres africanos voluntariamente que todos los países occidentales con su robo institucionalizado. No significa que todos los ricos hagan eso. No ayudar es un acto meramente personal que no debería ser castigado.

    – Insisto en una idea. Si a usted no le gustan las “injusticias en el mundo”, hay dos opciones.
    1. Puede usar la vía represiva del Estado, en cuyo caso amenazará con la cárcel a quien no colabore voluntariamente para ayudas a la gente que no tienen porqué funcionar. El caso de los EREs, por ejemplo, es paradigmático. Los sindicatos se llevaban cruda la ayuda estatal de los parados para mariscadas, fiestas y limpiarse el trasero con billetes de 500 euros, sin responder siquiera no ya de la corrupción, sino de la eficacia de sus cursos (que no superaba el 25% de colocación). Si esto lo hiciese una empresa privada, a las dos horas estaba en quiebra. Usted podrá decir que un error no justifica que se retire la ayuda, sino que hay que luchar contra la corrupción y bla bla bla, manteniendo por supuesto el impuesto, y así quitándome mi libertad de elegir.
    2. Puede dejar a la sociedad que detecte esa necesidad y trate de resolverla libremente. Habrá aciertos y habrá errores, pero con tiempo y margen de error suficientes se mejore progresivamente hasta solucionar el problema.

  • Mari Carmen

    Hola otra vez!
    No es que me preocupe en estar de acuerdo o no, simplemente he querido expresar los puntos en los que no estoy de acuerdo.
    Efectivamente, la clase política está corrupta hasta el fondo y en este caso creo que sí podríamos decir que la cosa no es que sea blanca o negra, en este caso es completamente negra, por el momento no se salva ninguno… En otros países seguramente ya habrían dimitido, pero en este parece que es delito. La gente si se ha echado y se echa a la calle para con este propósito. Es cierto que hace falta mucho más compromiso por parte de la gente en este aspecto, más lucha. Pero también es cierto que el siguiente paso para conseguir alguna dimisión sería recurrir a la violencia, y no se a dónde nos llevaría eso. Aparentemente los españoles estamos demostrando muchas tragaderas, o pasividad ante lo que sucede, pero lo único que queda por hacer creo que sería eso, violencia, como está pasando en Kiev.

    Por otro lado, no creo que “la sociedad debe estar unida para cambiar las cosas” sea un lema sin sentido, creo que es el camino. Como dices, para que las cosas mejoren es necesario hacer un importante cambio legislativo, empezando por las leyes electorales, pero para ello debemos ser capaces de sacar de arriba a los buitres que hay.
    Tampoco pretendo que todo el mundo piense como yo, ni mucho menos. Pero hay una serie de derechos humanos en los que creo todos deberíamos estar de acuerdo. ¿qué quiero construir? pues una sociedad en la que derechos como la educación o la sanidad estén garantizados para todos. Y tu liberal, o yo, sin definir, si no estamos de acuerdo en estos básicos, puede que ciertamente no tengamos mucho que hacer.

  • Agradezco sus respuestas.
    Me dice que no al reparto vía impuestos pero que lo único que hace falta es un sistema educativo que funcione ¿Pagado con qué? ¿Y la sanidad y la protección social? ¿Qué oportunidades tiene alguien enfermo o incapacitado para trabajar?

    Otra cosa, según el Banco Mundial el porcentaje del PIB dedicado a impuestos en España ronda el 10% (el mismo que EEUU o Afganistán), el resto son cotizaciones sociales, que no dejan de ser un salario diferido.

    Me presenta unos cuantos autores para al final no aclararme cómo entiende usted la justicia. Ya sé que la libertad de uno acaba donde empieza la del otro, perfecto. Sin embargo el concepto de justicia negativo entiendo que se refiere, simplemente, a la falta de trabas para poder hacer lo que uno desee. Usted ve como traba cualquier intervención del estado, aunque sea para ayudar, porque para que el estado ayude a alguien es evidente que primero tuvo que recaudar.

    Lo que me parece increíble que no vea son las contradicciones de su pensamiento. ¿No es una traba para cualquier fin el mero hecho de haber nacido en la miseria? ¿No es una traba para cualquier propósito el hecho de sufrir una enfermedad? Pues según su modelo no entiendo cómo van a conseguir esa justicia negativa los que nacieron pobres y enfermos, por ejemplo.

    La moral para mí no es ni más ni menos que el conjunto de reglas de conducta que nos damos para vivir en sociedad. Lo cual está íntimamente unido al concepto de justicia, a las leyes y a la política. Si quiere no uso el término moral, pero aún así estaremos hablando de lo mismo.

    No sé por qué comparar dos realidades muy diferentes (rico-pobre) es una falacia, como si no existiesen esas dos realidades (cada vez más). Lo que usted y Ijon Tichi parecen defender es que el rico no esté obligado a contribuir en la eliminación de las trabas que tiene el pobre para su desarrollo pleno como ciudadano. Según ustedes, si el rico no tuviese que pagar impuestos contribuiría igualmente en favor del prójimo porque sí, porque le da la gana, como un acto de caridad. Sigo pensando que ni ustedes pueden creerse eso que están diciendo.

    En una cosa tiene razón cuando evalúa mis intenciones, creo que hay que corregir 400000 injusticias más y no sólo el caso de un niño que nazca en una chabola. Para ustedes lo mejor es no intervenir en nada: lo mío que nadie lo toque, que así todos somos mucho más libres. Pero es que el hambriento, el enfermo o el analfabeto no es libre, porque alguien que está en este mundo sólo luchando por sobrevivir no es libre de nada.

  • Otra exiliada

    Aquí otra exiliada. No he podido evitar sentirme identificada con cada una de tus frases. Yo sí entiendo esa “contradicción” sobre la gente. Yo echo de menos el ambiente, el carácter, el sentido del humor… pero como dices, hay cosas que cada día me motivan más a no volver.

    Estoy bastante harta también de muchas cosas. Primero, estoy harta de no poder criticar ni una sola cosa de España (aunque sean cosas obvias) sin que se me juzgue de “chaquetera” o se me diga eso de “claro, ahora como vives fuera, ya reniegas de tus raíces” o “tu país ya no te importa”. No entiendo qué tiene que ver una cosa con la otra. Estoy harta de que la gente se ofenda cada vez que menciono algo que es mejor aquí que en España. En general, estoy harta de la actitud de mucha gente, que como tú dices, me quita todas las ganas que un día tuve de volver.

    Es cierto que todos los países tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, pero las cosas que comentas (la envidia, el sectarismo ideológico, y sobre todo, el miedo al cambio) es mucho más evidente una vez estás fuera. Es como una especie de Show de Truman, donde puedes ver todo desde fuera y darte cuenta de que hasta que te fuiste, te estaban, más o menos, “timando” y que estabas aceptando y te estabas conformando con ciertas cosas que hoy en día consideras totalmente ridículas.

    Me gustaría pensar que las cosas van a cambiar y que algún día volverán las ganas de regresar, pero no lo veo, o al menos a corto/medio plazo, por que lo que es un hecho es que a España le da miedo cambiar, o en todo caso, si decide cambiar, tarda muchísimo en hacerlo.

  • Hola, Lázaro. Bienvenido a Desde El Exilio. Esa “contradicción” es algo que, me atrevo a decir, tenemos todos los emigrantes que hemos comentado en este artículo. Pero no es una contradicción. Aquí, al menos en Alemania, tienes que pelear hasta para que te den el buenos días. Si tú le das los buenos días a una persona y ésta no te responde, si para nosotros significa “estás muerto”, ellos lo consideran normal. Dar un abrazo en público. Incluso la forma en la que te echan las broncas en el curro… Insisto: Llevo dos años aquí y aún no he entendido el humor alemán (soy andaluz, a nosotros nos gustan los juegos de palabras y las exageraciones… no sé hablarte del humor alemán). La sonrisa. La mirada a los ojos. La conversación intrascendente. Llegas a echar de menos cosas tan sencillas como éstas. Cuando das los buenos días y una persona no te responde, le pones una cruz y punto. Cuando es el 50% de la gente, te pesa. Ya te digo yo que te pesa.

    Luego, sí. Te pones a hablar con un pepero sobre el caso Gurthel, o con un votante del PSOE sobre los EREs, y eliges al alemán una y mil veces más. Al menos este tiene la decencia de poner a los corruptos en la calle, aún cuando les haya votado. Bueno, es que le hacen el vacío en su propio partido. Con las excusas que ponemos (empezando por el “y tú más”), aquí en Alemania nos llamarían (si no fuesen tan educados) “imbécil”, para empezar (por pensar que él es el imbécil y que se va a tragar nuestros penosos argumentos). Y con razón.

    Yo no reniego de ser español. No reniego ni de mi familia ni de mis amigos. Aunque ni ellos ni yo seamos perfectos. Como he dicho, soy y seguiré siendo español hasta que me muera. Emigrar ha sido una decisión racional basada en motivos económicos (30% de paro en Andalucía, ya me contarás) y personales (no relacionados con el carácter español, aunque reconozco que alguno de los factores que he indicado sí pesó). Y me encantaría volver. Pero así… pues mira, prefiero al alemán que no me da los buenos días pero que al menos no me mira como un ser inferior por haber tomado decisiones equivocadas en mi vida y que no me impiden volver a trabajar en cosas para las que estoy perfectamente capacitado en todos los sentidos, aunque el español sí lo crea. Que la gente no te dé los buenos días por costumbre no es nada comparado a estar (o sentirte) sentenciado de por vida.

    Lo único bueno de esta horrorosa crisis es que al menos podríamos tener la decencia de decirnos las cosas a la cara, admitir los errores que todos hemos cometido, aceptarlos, tratar de corregirlos e intentar perdonarnos. Basta con un poco de honestidad.

  • Hola, X. Bienvenida a Desde El Exilio.

    Ya quisiera yo que mi alemán fuera como tu español. Es excelente. Respecto del derecho a opinar, el criterio de extranjería me parece una tontería. Además he llegado a un punto en mi vida en el que quiero la verdad a la cara por dura que sea, no cosas para quedar bien.

    Comprendo perfectamente lo que dices respecto de la comodidad. De hecho, comprendo perfectamente todo lo que dices. Tomes la decisión que tomes, mucho ánimo.

  • Lázaro

    Burrhus, la clave de todo tu artículo está en la frase “echas de menos a la gente”. Sin explicar, es contradictoria con el resto, pues has dicho claramente que si tenemos la clase política que tenemos es porque la gente en España es como es, y que esa forma de ser es sectaria, ideológica, etc. Procede pues que expliques qué es eso de gente en ese único pequeño rayo de luz del artículo. Y te digo: la clave está en la Hispanidad, cuáles fueron sus ideales, y de qué modo están grabados en todos los españoles, aunque renieguen de serlo.

  • X

    Mi comentario será probablemente único y eso no gracias a las sabidurías que pienso compartir, sino al hecho que soy “guiri” viviendo en España. ¡Estoy de acuerdo! ¡Y qué lástima que lo esté! Me mudé a España hace casi 4 años y desde hace más o menos 2 años estoy pensando en irme… Me mudé por razones distintas a las vuestras: no estaba en paro en mi país y probablemente nunca llegaría a estarlo, ya que trabajaba siempre desde que cumplí 16 años. Porque sí, por mí misma, para tener mi independencia cuando aún era adolescente y para poder viajar y cumplir mis pequeños sueños cuando era estudiante. Terminé la carrera y me fui de mi país para intentar vivir en España – porque aquí estaba mi novio. A él todavía le quedaba un poco por terminar la suya. Mi idea fue (ya que soy licenciada en turismo, hablo varios idiomas, etc.) ganar experiencia en mi profesión, aprender bien español y… a ver qué pasa. Tal vez quedarme y construir mi vida aquí, quizá volver al norte “subiendo” en la jerarquía de mi vida profesional (disculpadme los errores y palabras inadecuadas, mi español sigue sin estar perfecto). Lo que está pasando en realidad es todo lo contrario de la idea que tuve hace 4 años. De hecho es una pesadilla. Sí, tengo trabajo, al contrario de todos mis amigos. Sí, soy capaz de mantenerme, más o menos. Pero nada más. Llevo aquí 4 años, desde hace 3 años trabajo en la misma empresa (en mi “profesión”), incluso he subido de puesto. Pero AÚN ASÍ no sigo adelante. No doy pasos en la vida, porque no me es posible. Gano lo suficiente para sobrevivir y ni un céntimo más. No puedo ahorrar ni irme de vacaciones, ni desarrollarme de ningún modo. Trabajo en condiciones que aterrorizan a todos mis amigos que viven fuera de España. Aterrorizan también a los que viven aquí, pero los de aquí están ya acostumbrados… Acostumbrarse a lo malo – es lo peor. Y yo no puedo acostumbrarme, por eso estamos intentando, mi novio y yo, irnos de aquí. Él – para empezar una vida nueva en otro lugar, yo – para empezarla de nuevo. Tengo miedo de hacerlo, me he acostumbrado yo también. Me he enjaulado en mi “zona de comodidad”. También pasé por los malos principios, de los que habláis aquí. Pero fue mi decisión (y fui muy terca con ella, me sorprende a mí misma ahora que miro atrás en mi pasado) y ahora lo es también. Quería vivir aquí, lo he intentado, pero ya no me engaño más: no tengo perspectivas aquí. No me entendáis mal: en mi país tampoco las tengo, no se trata de volver “a casa”. Puedo seguir viviendo de una temporada a otra (querido turismo de la Costa del Sol) hasta que algún día me echen a la calle u otra vez me corten el sueldo (como si hubiera algo de que cortar más). Llego a los 30 y no, no soy de las mujeres que quieren tener familia, hijos – pero me gustaría pensar que la decisión de no tenerlos es mía y no es dictada por las condiciones en las que vivo. Mi novio no tiene trabajo y aquí no lo tendrá. Ni siquiera podemos vivir juntos. ¿Hijos? ¿Una casa? Cuando me mudaba aquí jamás habría pensado que algún día tuviera problemas existenciales de este tipo. Y ahora mi problema es de los más graves: me he acomodado en mi incomodidad. Tengo miedo de irme, porque me acuerdo de cómo eran los principios. Y entonces tenía dónde volver, ahora ya no tengo esa opción. Si me voy, será para siempre. Y aunque no sea española, ésta ahora es mi casa y me siento totalmente en derecho a decir todo lo que estoy diciendo.
    Mi comentario no iba a ser tan largo, de hecho, creo que me he desarrollado demasiado, perdonad. Lo que iba a decir es que no siempre emigramos por el tema del trabajo: yo lo hice por estar cerca de la persona a la que quiero. Y hay muchísima gente en Europa y en todo el mundo que migra por esta razón. Vivimos en el mundo que cada vez se queda más pequeño. No tratemos migraciones como algo no patriótico ni huida, ni crítica a la realidad desde distancia. Es más bien búsqueda y ahora, que por fin se puede viajar libremente, aprovechémonos de eso. Es natural y no hay que ni admirar, ni criticar a nadie: ni por irse, ni por quedarse. Lo peor es quedarse (metafóricamente) en nuestra propia jaula: sea nostalgia de la patria en alguien que vive en el extranjero u odio a la misma en alguien que no se atreve a emigrar.
    Espero no haber herido sentimientos de nadie, tal vez os parezca que no tenga voto, al no ser de aquí. Yo me doy el voto: por ser emigrante, por tener amigos emigrantes, por llevar aquí unos años y por traer mi vida entera aquí. España, en este momento, es un país perfecto para venirse de vacaciones. No para construirse la vida aquí. Porque aquí se lucha por sobrevivir cada día. Se vive para trabajar, no se trabaja para vivir – y eso también sólo en caso de que se tenga trabajo, por supuesto.
    Me quedaría e intentaría arreglar las cosas, como sugieren algunos comentarios. Pero no sé cómo. Me permito citar un fragmento de uno de los libros de Chantal Delsol: “La única fortuna que posee cada uno es el tiempo que le queda por vivir. Es necesario sacarle el mayor partido. No salvar al mundo. Salvarse a sí mismo.”

  • Y que los aguante su tía, MILL. Que los aguante su tía. A ver si yéndose la peña aprendemos todos algo.

  • MILL

    Mi padre sólo me dio un consejo: Arturo, ten cuidado, porque en España si los hijos de puta volasen no se vería el sol.
    La mitad de mi familia está en el extranjero…. donde todos en mayor o menor medida han triunfado. Mis hijos van por ese camino.

  • Os recuerdo las criticas del anuncio de Campofrio del año pasado, que por cierto era vergonzoso.
    Porque en cierta manera lo que defiende el primero es lo que critican que falta en el segundo, esos que no están de acuerdo.
    http://www.eldiario.es/zonacritica/Espana-Campofrio-hundira-miseria_6_81601844.html

  • Pensador de una neurona

    Yo me introduzco en esta conversación, que tal vez ya esté desfasada, pero me parece un tema muy interesante y aunque me quede sin argumentos más rápido de lo que desenfunda su revolver Lucky Luke (más rápido que su sombra) dejaré patente al menos lo que pienso…

    Estoy más que de acuerdo con lo que has escrito Burrhus el elefante neocon, sin embargo, todos mencionáis partidos políticos, CCAA y el hecho de que cada 4 años, pase lo que pase(en según que sitios) siempre sale el mismo partido como ganador… Empezaré por tu comentario acerca del tripartito de ERC, no se a cual de ellos te refieres, por que ha hecho más de uno, pero por ejemplo en Mallorca( sí, soy Español, Mallorquín, y todo ello a mucha honra a pesar de lo que conlleva desde puntos de vista externos a nuestro “querido país” -entrecomillado por que el cariño hay que ganárselo-) ganó un partido(soy apolítico), creo que de nuevo era el PP y juntándose no 3, sino 5 partidos, por que no tenía mayoría absoluta instauraron un gobierno que según que ojos no debía gobernar, según cuales sí… todo es cuestión de perspectiva respecto a estos temas y sobre todo, si eres más conservador o más progresista, más extremo o más tolerante. Evidentemente, aunque pueda estar errado… es mi más que humilde opinión.
    Todo esto lo decía por que si el 48% ha elegido 1 partido en concreto para que les represente, y un 49% se reparte entre 5 partidos que se unen y derrocan al mayoritario, lo siento mucho, pero si yo he votado a uno de los 5, no significa, es más, puede que esté en total desacuerdo con lo que pretenda hacer alguno de los otros 4 partidos con los que se está asociando dicho partido que está formando la alianza… el 1% lo dejaré aparte por que no tengo los datos exactos aunque podría buscar pero esa es la base a la que quiero llegar, un partido político me representa, “ME REPRESENTA”, “NOS” por que lo hace a todos los que votamos.

    A otra cuestión, da la casualidad (espero que mientras, si es que alguien lee esto, lo leéis no digáis: “vaya, que casualidad” por que es la verdad pura y dura, las situaciones que vivimos nos hacen ser como somos y así he salido yo) de que también soy ateo, pero conozco la Biblia, y hay un pasaje en el que Jesús, está marchando con los apóstoles y se encuentran con una lapidación que está apunto de comenzar(todos la conocemos, la de Mª Magdalena) y Jesús al interponerse ante aquellos que se preparaban para atacar a pedradas a esa mujer les decía(perfectamente puedo estar errado en alguna de las partes no lo negaré): “Que tire la primera piedra quién esté libre de pecado”
    Todo esto ha sido un preludio a la forma de ser que hemos tenido en España toda la vida, o al menos la vida que yo conozco… Que quiero decir por si no me he explicado: desde que éramos jóvenes e incluso niños(y no lo defiendo) seguro que alguno habéis oído algo parecido a:” A pues mira, yo conozco a ________ que te puede ayudar a ________ (una chapuza, encontrar trabajo, venderte algo más barato, asesorarte sin cobrarte, etc)” Que aquellos que no lo han oído nunca, o que lo han dicho o se lo han dicho a ellos en una conversación… se quejen de la forma en la que se vive en este país, por que todos(yo incluido) hemos hecho que este país sea como es respecto a relaciones, de ahí que todo se haga en un bar, reuniones, quedar con amigos, buscar a wally etc…

    Y por último, pero no por ello menos importante, que puede que ahora penséis, si, ateo las narices….
    Bueno, pues amigos mios, respecto a los políticos, al empleo, y a todos los ERE’s y situaciones económicas que se manejan desde gobiernos(central, autonómico, y ayuntamientos de pueblos como en el que yo vivo -por que es un secreto a voces que pondré aquí al final para que veáis un ejemplo de lo que somos aun-) SE PREDICA CON EL EJEMPLO, ¿vas a rebajar el sueldo de los funcionarios? El de LOS MINISTROS y EL PRESIDENTE deberían ser no los primeros en ser rebajados, no, deberían ser Salarios Mínimos Internacionales, ¿Hay que hacer un ERE? Si no voy mal…
    las mañanas… 5/6 partes de los diputados no van al Parlamento más que a votar a la hora que hay que ir.. no se pasan la mañana allí, están en los bares de enfrente, todo Madrid centro lo sabe por que les ve.
    Pero bueno, como he puesto en repetidas ocasiones, es una opinión personal que más que posiblemente podría estar errada.

    Y ahora ese secreto de mi pueblo, por que si esto pasa en un pueblo, imaginad lo que debe pasar de verdad en el gobierno central o en uno autonómico(veasé la exalcaldesa del municipio de Calviá -Baleares- Mª Antonia Munar); Vivo en una urbanización que está acogida por un pueblo, para formar parte de ese pueblo, proporcionalmente, en base al tamaño del terreno que se poseía hubo que hacer un desembolso para unas obras, algo razonable, y desde que se cumplieron los términos indicados por el ayuntamiento de dicho pueblo formamos parte de ese municipio.
    Formamos parte del municipio como lo hace la calle mayor, o la calle que está dirigida al ayuntamiento, como cualquier otra parte de ese pueblo; No obstante, para nuestra sorpresa (la de los vecinos) un día, se presentó uno de nosotros(vecino -milititante del partido gobernante-) y nos hizo una oferta en una reunión de vecinos, la cual era la siguiente: El pueblo podía recibir una subvención de xxx millones de euros (si, llegaba a las tres cifras y pasaba los 400), subvención que se recibía para invertir en unas obras para mejorar la urbanización(condición para recibirla) pero el ayuntamiento, concretamente el Alcalde(con quien decían haber tratado directamente 3 vecinos, 1 militante y 2 que aceptaron de buen grado la decisión final) únicamente nos iba a financiar el 80% de las obras, el 20% restante tenia que pagarlo la gente que vivimos aquí. La decisión fue unánime y se dijo que no aceptaríamos pagar lo que alguien que estaría enfrente del ayuntamiento no tendría que pagar, una mujer expuso el ejemplo, pues poseía una casa en el interior del pueblo y dejo en evidencia la oferta de nuestro “querido” alcalde.

    Saludos de un Pensador de una neurona y suerte para los que tenéis trabajo y estáis en el extranjero ahora que se acercan estas fechas, espero de corazón que algún día los que somos jóvenes consigamos que este país se enderece un poco y podamos contar con gente que como vosotros

  • Hola, Sevillano en UK. Bienvenido a Desde el Exilio.

    Personalmente, no he llegado a ese nivel (aunque reconozco que empieza a pasarme por la cabeza). Será cuestión de tiempo, una carrera entre la frustración personal y que nuestra tierra baje del 10% de paro.

    Vale. Ganará la frustración personal.

    Un saludo.

  • Sevillano_en_UK

    Pregunta para los que vivís fuera – no os da miedo la frustración que sentís hoy por la situación en España algún día se convierta en indiferencia? Mucha gente en España tiene – como los caballos de los coches de caballo de Sevilla – las orejeras puestas y yo a veces pienso…”que les den, la vida es muy corta!”.

    https://www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&cd=&cad=rja&docid=_DSlkeD_8ghKUM&tbnid=-heV84VniKljKM:&ved=0CAUQjRw&url=http%3A%2F%2Fwww.fotolog.com%2Fmaravillas10%2F99314375%2F&ei=VCu0UrCdGcTD0QWHtoDwDQ&psig=AFQjCNEJ7mDkIncYm5IsmxXKZ04bAq9mew&ust=1387625677333122

  • Desde siempre, cuando las cosas han ido mal en un país, han existido dos opciones, quedarse y luchar (y/o pasarlo mal) y emigrar. Emigrar emigraron muchas personas a lo largo de mucho tiempo, unas por hambre y penurias, otras por persecución. Al final es elección, si, pero lo que yo quiero sacar a flote son dos temas.
    El hecho de que el problema español es un problema de to’a la vi’a, y que la personalidad/carácter de la gente aparentemente facilita que estas cosas pasen/perduren.
    Generalización es una cosa y estadística es otra. Si tu no te encuentras dentro de la estadística (porcentajes), y te sientes una anomalía, pues mira que bien, pero no ver los detrimentos ibéricos, es de ciegos. Las etiquetas peyorativas que dices son atribuidas a los españoles no las he oído nunca.
    Mas bien pertenecen a la casta política y banquera, porque eso es una realidad como la copa de un pino.
    España donde suspende a lo grande y durante siglos y siglos es en una sola área, la gestión.
    Gestión política, gestión económica, gestión de lo que quieras, sencillamente somos malos en eso, o son malos los políticos, pero esos políticos salen de algún lado de aquí, no salen de fuera.
    Así que algo de carácter y personalidad española mala hay por ahí dando vueltas.
    ¿Cambiarlo? No lo se, es una cosa difícil de cambiar, ni se si hay solución, pero a mi me parece que irse al extranjero es una opción muy aceptable.

    Lo cual nos lleva a otra observación mía, en el extranjero que tan bien les va, tienen mas tendencia a irse fuera de su país para conocer mundo y tener experiencias, a la aventura.
    Los anglosajones por ejemplo desde muy jóvenes ya se ponen a buscarse la vida, mientras que en otros países son mas caseros y no abandonan el nido hasta mas tarde. Cierto es que la situación actual te hace quedarte en el mas tiempo. Pero no es el caso que estamos hablando. Esto es cultura.
    Las diferencias entre católicos y protestantes son abismales.
    Adjunto un vídeo para que lo veáis mas claro. Es una cuestión de actitud, actitud que no se inculca, porque el gobierno tiene otros planes.


  • Hola, Cristina. Bienvenida a Desde El Exilio.

    De todo lo que comentas, que es cierto, la burocracia alemana merece capítulo aparte.

    Lo que comentas al final, creo y corrígeme si me equivoco, lo que hemos visto desde fuera nos genera miedo. Y sí. Tiene narices que nos dé miedo volver a España. Volver a nuestro país. A mí me da miedo volver.

  • Cristina

    Hola! A mí me ha gustado mucho tu artículo y me he sentido muy identificada, también vivo en Alemania pero en Bremen, (por cierto, Leipzig es una ciudad genial también!)

    Cuando vine aquí, privilegiada también con beca, pensaba que no habría diferencias y que la adaptación iba a ser como lo mismo que hacer un Erasmus, vaya, craso error, me encontré con muchas cosas y barreras, el idioma también, que me desanimaron bastante o que al menos, me hicieron ver que no esto no iba a ser tan fácil, la mentalidad para el trabajo, las relaciones sociales, los tiempos para conocer a la gente, el clima, la burocracia! en fin, muchas cosas que me han hecho reflexionar mucho, tener momentos más felices y otros no tanto e imagino que también crecer como persona y llevarme otras cuantas tortas también!
    Después de dos años y varios pasos por distintas ciudades alemanas, (ya cambiándome de país, por qué no hacerlo también de ciudad si debía) por fin, veo un futuro más claro aquí que es el que me permite, siempre que quiero y puedo, darme un saltito a España a ver a mi familia y amigos, y sí, echo de menos muchas cosas pero como se dice para allá arriba, a la vez que me encantaría volver, me da mucho miedo, volver a un trabajo español y a los españoles, sí, seguiré siendo española y por supuesto mi identidad y mi cultura es española y es lo que he mamado y lo que me siento culturalmente pero por otro lado, todos aquellos que hemos emigrado, hemos visto una parte de nuestro país desde fuera que ya nos hace quedarnos a medio camino entre el país

  • El reproductor de Windows, modo aleatorio, hace de Djs. Y es más barato.

  • Hola, Mari Carmen. No te preocupes por estar de acuerdo o no con mi artículo. Mi filosofía es clara: puedes decir de mí lo que quieras (incluyendo la ironía o el sarcasmo), pero desde la razón. Y tú razonas. Y como ambos somos personas razonables, puede salir algo intereasnte.

    Comparto la idea de que la emigración ha existido desde siempre.

    Respecto a los que emigran y no tienen suerte. Un familiar directo mío. No se adaptó a la gente y tuvo que volver. Emigrar es duro, y no te garantiza para nada el éxito. En Alemania sólo aguantan uno de cada tres españoles. Yo personalmente he visto cosas terroríficas.

    Generalizaciones. Creo que se lo comenté a otro escritor. La realidad no es blanca y negra, sino gris. Otra cosa es que dentro de esos grises los haya que se acerquen más al blanco o al negro. No estoy diciendo que todos los españoles sean: “Sectarios, compadres de la corrupción, envidiosos, desmedidos en la exigencia e intolerantes con el fracaso”. Esta idea es falsa, ya te lo digo yo. Pero seguro que tú conoces a personas que tienen, al menos, uno de estos rasgos. Y al menos a gente como yo, y a muchos emigrantes como yo a juzgar por los comentarios y tweets, son ideas que pesan mucho y que nos han marcado.

    “España es un asco y volveré cuando todo esté arreglado”. Sí, y no. España es un asco porque tiene un 25% de paro, motivo por el cual cualquier otro país de la civilización occidental habría puesto a todos los políticos gobernantes en la calle, derogado la mitad de las leyes que impiden la creación de riqueza y empleo y preguntado cómo narices habían sido tan idiotas de no hacerlo antes. Esto es lo que no pasa. El caso de mi tierra, Andalucía, es paradigmático. No volveré cuando todo esté arreglado. Volveré cuando se pueda en España trabajar, ahorrar, formar una familia y montar un negocio. Son unas condiciones legales, no económicas.

    “La sociedad debe estar unida para cambiar las cosas”. Ese es un gran lema que no dice nada. ¿Qué quieres cambiar? O, mejor dicho: ¿Qué quieres construir? Porque yo, liberal, no tengo que coincidir con lo que quieras construir tú.

    Saludos.

  • Y, por cierto, Sara. Enhorabuena por haberte adaptado a UK (que no es fácil), integrado, formado y desarrollado tu vida profesional.

  • Hola, Sara Pista. Bienvenida a Desde El Exilio.

    Hay una cosa que empieza a asustarme de las respuestas. Se trata de la “orgía de autosacrificio” que la gente que se queda está dispuesta a aceptar. Voy a tener que escribir un post al respecto.

    Conste que no me parece ni un mérito ni algo siquiera bueno.

  • En España, al menos en mi opinión, los motivos para emigrar son varios. El del carácter de las gentes puede influir algo (o bastante), pero en mi opinión pesa mucho más la horrenda legislación que padecemos.

    Lo de la recopilación de citas, es para enmarcar.

    Un saludo, Rafael.

  • Fofito

    Pues nada…siga usted disfrutando de esas cenas en casa sin djs…

  • Mari Carmen

    Hola, ya escribí antes un comentario expresando mi opinión a cerca de la situación de España y de lo que se hace al respecto. Que no esté de acuerdo íntegramente con lo que se dice en este artículo, no quiere decir que esté en contra de él. Lo que está pasando no es nada nuevo para ningún español, ni irlandés, ni griego, etc. (pues no somos los únicos en este planeta que estamos jodidos), las élites políticas y corruptas campan a sus anchas allá donde quiera que vayas… Vamos a poner el ejemplo de Brasil, que parece ser que hay futuro, aunque no el mismo futuro para nosotros, por ejemplo, que para los miles de niñas que se prostituyen en sus calles para poder comer, número que aumenta conforme se acerca el mundial de fútbol, mundial en el que si le vuelve a ir bien a la selección española, todo buen español seguirá esté donde esté y orgulloso de ser español…
    Tampoco critico el echo de marcharse a buscar un futuro, yo también lo he hecho, sin embargo nunca he menospreciado a los que se quedan, porque se quedan con las mismas ganas que yo o más de luchar por su propio futuro pero sin renunciar a amigos, familia, comida o lo que cada uno quiere de su lugar de origen.
    También hay que decir que hay gente a la que le va bien, y gente a la que le va mal, que también los hay y muchos.
    Y aunque todas estas citas que has “citado” en este comentario son generalistas y creo que generalizar es un profundo error, pues ni todos los italianos son mafiosos ni todos los ingleses son fríos, así como todos los españoles no son chorizos, quiero destacar una de ellas: “los españoles se destruyen entre ellos”, porque eso es lo que se hace cuando se habla de los españoles en general como gente vaga, ladrones, etc. Cuando se dice que España es un asco. No es justo decir, como ya señalé en mi anterior comentario: “volveré cuando todo esté arreglado”, porque se insulta a la gente que está en España intentando arreglar las cosas a golpe de porra de policía, a costa de perder sus casas o de ser encarcelados por defender los derechos que nos están quitando, no es justo.
    La sociedad española debe de estar unida para cambiar las cosas, esté en Madrid, en Londres, en Roma o en Berlín.

  • Julia Rodriguez Salas

    Españoles en el éxilio hay muchos!!
    Yo soy una de ellos, tuve la suerte de tener unos padres con vision de futuro para sus hijas y sin miedo a lo desconocido.
    Llevo 25 años viviendo en Luxemburgo y a pesar de que la gente aqui es muy diferente, son buena gente la mayoria.
    Es un pais en el que hay oportunidades de futuro para todo el mundo.
    Un pais en el que puedes expresar tu opinion publicamente sin que el gobierno te meta una multa de 30000€ o te meta a la carcel sin mas.
    Un pais en le que se ayuda a las familias necesitadas.
    Un pais que gracias a Dios, no es como España.
    Esa España que tanto amo y que he llevado en mi corazon y en mis raices toda la vida.
    El gran problema de España no es el gobierno, son los españoles!
    Españoles que se conforman con lo que hay, españoles que prefieren callar para guardar lo poco, o nada, que tienen.
    Desde aqui no es facil luchar ya que no podemos salir a la calle con los nuestros que se quedaron en casa, pero a pesar de eso sigue habiendo en españa 43 millones de españoles que siguen aceptando esta situacion.
    Nuestros padres y nuestros abuelos lucharon para que nuestro futuro no fuera como el suyo, una vida bajo el yugo de una dictadura.
    Debemos seuir su ejemplo y hacer que su lucha no haya sido en vano, se lo debemos a nuestros hijos y a nuestros padres.
    Al igual que Barrhus, yo no vuelvo a España, ya lo he intentado dos veces y las dos veces me han dado gato por liebre!!
    Animo a todos los españoles, con familia o son ella, a irse de españa, dejarles las calles, las casas y los comercios vacios.
    A quien le haran pagar luego esos impuestos desorbitados y totalmente irracionales???
    No les deis opcion a reirse de vosotros como lo estan haciendo.
    Dejarles sin nada y sin nadie y cuando se den cuenta, si eso es posible, volvamos todos en fuerza a recuperar lo que es nuestros.
    Que se undan ellos en su propia miseria!!!!!!
    Por el momento, YO TAMPOCO VUELVO!!!
    P.S: la falta de acentos demustra que hasta mi teclado es extranjero!!!! 🙂

    Animo compatriotas, abandonar los viejos abitos y salir al camino que os lleve a vuestro nuevo futuro!!

  • Sara Pista

    @ElEspañolqAguanta: estoy HARTA de que me acusen por haberme ido de España para buscarme un futuro mejor en vez de “Quedarme a luchar”. Créeme que no es el camino más fácil. No es nada fácil empezar ABSOLUTAMENTE de 0 en un país extraño, donde no conoces a nadie, donde no hablas el idioma y donde a nade le va a importar un bledo que eres Licenciado, habiendo estudiado 5 años en la universidad. Créeme que no es fácil empezar una vida donde de la noche a la mañana tu rutina se convierte en limpiar bandejas y poner cafés a gente que te mira por encima del hombro por ser extranjero. Así que no consiento absolutamente a ningún españolito con trabajo (Bien por tí) que me critique por ello, al contrario, recuerdo aquel tiempo con nostalgia por haber sido el principio de mi propio futuro.

    Tras los tres años que llego viviendo en Inglaterra, no hay nada que me gratifique más y me haga sentir super orgullosa de mí misma que el haber aprendido completamente una lengua nueva, haber realizado un Máster y poder ser de los pocos que trabaja “de lo suyo” en un país extranjero. Creo que puedo presumir de haberme superado como persona y haberme creado un futuro que ni de lejos pudiera haber hecho en España. Ahora mismo me encuentro con unas ganas terribles de volverme, pero es gente con actitud como la tuya la que me frena día a día. Espero no equivocarme en mi decisión, y de ser así no te preocupes que no pensaré dos veces el volverme a marchar de nuevo.

  • No os engañéis, lo mas triste de todo esto, es que se trata de un problema HISTÓRICO.
    http://lapirularoja.wordpress.com/2013/11/08/espana-segun-quien-dice/
    Y por ello no debemos de esperarnos ninguna mejoría en un futuro venidero.
    Los expatriados son inversores de su propia vida, que inteligentemente han sabido hacer algo al respecto.
    Moverse a tierras mas fértiles, lo de aquí son arenas movedizas que te absorben. De fertilidad nanai de nanai.
    Yo me he pasado la mitas de mi vida viviendo en el extranjero, en muchos continentes, y puedo hablar con conocimiento de causa cuando he visto y experimentado el producto de cotejar cada experiencia.
    Estoy harto de España, y harto de leer lo contentos que están mis amigos que se han ido, que ya no me queda ni uno, todos se han ido fuera, el último hace 2 meses a Manila, y encantadisimo.
    Todos avanzan, todos evolucionan, en cuanto salen, todo les empieza a ir mejor.
    Ellos siguen siendo los mismos, solo que ahora su ambiente es mas fértil.
    Para los que estén en contra de este articulo y esos defensores de la marca España, os dejo un poco de historia.

    Recopilación de citas sobre España:

    “[Los hispanos] prefieren la guerra al descanso y si no tienen enemigo exterior lo buscan en casa.”

    Pompeyo Trogo, historiador galo-romanizado.

    “España es el único lugar del mundo donde 2 y 2 no suman 4.”

    Arthur Wellesley, Lord Wellington

    ” En este triste país, si a un zapatero se le antoja hacer una botella y le sale mal, después ya no le dejan hacer zapatos “

    Mariano José de Larra

    «Oyendo hablar a un hombre, fácil es
    acertar dónde vio la luz del sol;
    si os alaba Inglaterra, será inglés,
    si os habla mal de Prusia, es un francés,
    y si habla mal de España, es español».

    Joaquín Bartrina

    ” Los españoles son vengativos y el odio los envenena “

    Winston Churchill

    ” [Los españoles están] condenados a ir siempre detrás de los curas, o con el cirio o con el garrote “

    Agustín de Foxá

    ” Un país anarquista enamorado de la sangre: así es España “

    André Malraux

    ” De todas las historias de la Historia la más triste sin duda es la de España porque termina mal “

    Jaime Gil de Biedma

    ” En España no solo funcionan mal los que mandan, sino también los que obedecen “

    Fernando Fernán Gómez

    Los españoles saben qué es soportar una crisis. Llevan quinientos años haciéndolo.

    Sebastian Schoepp, profesor de Periodismo en la Universidad de Barcelona

    “Las palabras con que se hace principalmente la historia —feudalismo, autocracia, liberalismo, Iglesia, ejército, parlamento, sindicato, etc.— [en España] tienen sentidos muy distintos de los que se les presta en Francia o Inglaterra”

    Gerald Brenan

    “En España no hay leyes ni reglamentos. Hay amigos y hay favores.”

    Josep Pla

    “España es un país de excelentes camareros”

    Henry Kissinger

    “Estoy firmemente convencido de que España es el país más fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a sí mismo y todavía no lo ha conseguido”.

    Otto Von Bismarck

    “España es un país de chorizos”

    Julio Anguita

    “Este país es fruto de la envidia, en cuanto destacas por algo van a por ti, y esto no sucede en ninguna parte.”

    Fernando Sánchez Dragó

    “Los españoles son cainitas, nuestro pecado capital es la envidia y además somos idiotas: el único pueblo del mundo que está continuamente peleándose con su propia sombra y poniendo en duda su identidad histórica. Es lamentable. Ofrecemos el espectáculo más ridículo de la humanidad.”

    Fernando Sánchez Dragó

    ” La estructura económica de España es feudal, feudocapitalista, paleoeclesial, y eso no lo cambia ni Dios “

    Francisco Umbral

    “Los españoles se destruyen entre ellos”

    Montesquieu

    “Los españoles persiguen con envidia a todos los grandes hombres, les amargan la existencia y, generalmente, logran detener pronto sus triunfos”

    Stuart Mill

    “La envidia de los españoles no es aspirar al coche del otro, sino a que el otro se quede sin coche”.

    Julio Camba

  • Hola, Mo. Bienvenido a Desde El Exilio.

    Creo que tendré que corregir mi postura sobre ERC, al menos en este punto. Reconozco que les tengo tirria por formar parte del desastroso tripartito, que arrasó Cataluña económicamente y que sentó las bases del Estatut (no por el Estatut en sí, que el autogobierno de los catalanes me parece muy bien, sino por todos los problemas jurídicos derivados, y el aumento de la tensión social como consecuencia de estos problemas). No obstante, una vez fuera del poder, han renovado su dirección. Es decir, ERC se ha “reciclado” y vuelve a ser un partido “votable” (perdón por no encontrar palabras más apropiadas).

    La verdad es que lo que comenta no es el objetivo de mi crítica. Al menos, el día que lo publiqué. A eso me dedico el resto de días del año ;D. Lo que pretendía criticar es la actitud del “español medio” (perdón por generalizar), destacando algunos comportamientos que no me parecen apropiados si pretendemos mejorar la situación del país.

    Un cordial saludo.

  • Hola, Jon. Bienvenido a Desde El Exilio.

    Sinceramente, no sé qué es esa lucha de la que todo el mundo habla. Peor me da miedo. Creo que voy a tener que escribir un artículo al respecto.

    Por cierto: El egoísmo es bueno.

    Un saludo desde Leipzig.

  • Pues igual deberíamos ser nosotros los que deberíamos aprender de ti, BigFredi. Saludos.

  • Las motivaciones por las cuales alguien decide abandonar un país son estrictamente personales, Xavi. Las mías sólo me valen a mí. Tampoco tengo el menor interés en dividir ningún país. Tan sólo pretendía decir que hay cosas del “carácter español” (perdón por la generalización, el gris es siempre importante) que a veces me ponen de los nervios (nota: yo también soy español, y por tanto me meto en el saco). Y creo que la mejor forma de corregirlo es sacarlo a la luz.

    Yo no entiendo cómo es posible que Andalucía (mi tierra) no esté en llamas. No sé cómo.

    Saludos.

  • Xamar: Yo calculo que entre 15 y 20 años. Saludos.

  • xamar

    Muy acertado el artículo, va directo a revelar el lastre que estanca España. Espero equivocarme, pero no creo que esto vaya a cambiar mucho en los próximos 10 años.

    Como imigrante, camino de los 4 años fuera, me siento más español que cuando salí pero también tengo más claro que no volveré pronto. Pasa que te acuerdas de lo bueno, de la familia, los amigos, la comida el buen tiempo y solo cuando seriamente te dices ‘¿y si volvemos?’ es cuando recuerdas la corrupción a todos los niveles, la situación laboral, la presión y regulación estatal en todo, la envidia de los éxitos de los demás, la dificultad de emprender, el sectarismo y fanatismo político (y no político), la carencia de sentído crítico, etc…

  • javier

    Tengo que disentir con Cara de palo. La hospitalidad no entiende de etnias, la integracion no tiene nada que ver con el aspecto, todo lo contrario.
    Por cierto, mi mujer es coreana y se de lo ke estoy hablando.
    La cultura oriental es muy fuerte y cuesta entenderla bien… pero el juicio de valor ke hace aki Cara de palo me disgusta mucho… y demuestra lo poco ke sabeis, el poco interes, los prejuicios,… en fin lo de siempre.

  • Xavi

    De acuerdo con todo lo que dices. Soy catalán (no independentista) y todo lo que reprochas en tu comentario, lo incluyen los independentistas en sus argumentos separatistas, entre otros que se pueden tachar de mentira, pero esos argumentos son ciertos. Y lamentando-lo tienen y tienes razón.

    Aunque pienso que no por eso hay que dividir un país o abandonarlo.

    Pero pienso que también podríamos incluir en las cosas de las que estamos hartos a la capacidad de aguante que tenemos. O pensáis que Francia o Alemania no estarían ardiendo YA, si tuvieran 6 millones de parados. Nos las meten dobladas y no decimos ni pio.
    Así nos va.

    Nada más un saludo.

  • BigFredi

    Llevo mas de 8 años fuera y hace años que llegue a la misma conclusion. Español soy, y sere, porque culturalmente he sido criado como tal. España tiene muchas cosas buenas, pero las malas son capaces de superarlas con creces, y por si fuera poco, hasta el que no ha salido nunca de su barrio se considera con la capacidad de afirmar que como en España en ningun sitio.

    Cuando vengo a España (donde estoy para estas fiestas) tengo que lidiar con las noticias (que realmente revuelven las tripas, pero a los locales les parecen normales), aguantar los reproches de unos a otros basados en cliches y en argumentos que en muchos casos se remontan mas de 70 años, oir como la gente se felicita por no pagar impuestos o por haber conseguido algo sin exfuerzo a costa de alguin, que al no tener nombre o cara, no cuenta. No hay por favor, lo siento, gracias, perdona, en muchos comercios y negocios siento que en vez de venderme cosas me quieren echar…

    La comida es buena, y la compro alli. La gente es buena, y disfruto alli de buenos y muchos amigos españoles.

    Por si fuera poco, esta el tema trabajo, que España esta muy bien para venir de vacaciones (y yo lo hago) pero para eso hay que trabajar.

    Todo puesto en una balanza, cada vez que vengo, tengo mas claro que a vivir no volvere nunca. Quizas a una de esas colonias de jubilados extranjeros con los que poco a poco empiezas a tener mas en comun, y a los que cada vez entiendes mejor y con lo que compartes una vision mas objetiva de las cosas.

    No deja de ser una pena que este anuncio, en vez de fomentar algun grado de autocritica, parece estar fomentando el conocimiento intrinseco e invariable de que “Es que como en España, en ningun sitio”.

    Pues nada, lo siento por las generaciones venideras de nacidos en España. De momento yo a mis hijas les inculco lo que considero bueno de la cultura española y lo bueno de la cultura donde estan creciendo y sinceramente… espero que en vez de sentirse emocionadas por el anuncio, como me paso a mi, se queden de piedra pensando en esa gente que prefiere el chorizo de una empresa de mayoria de capital no español, que cosas como trabajo, servicios sociales, politicos limpios, educacion… significaria que he criado personas criticas y que valoraran la cultura española por sus bondades y defectos en vez de por ser la suya.

    Disculpad la falta de tildes, al menos he cambiado todos los ; con ñ’s

  • Daniel

    http://www.youtube.com/watch?v=_zbRmfQksjA

    Lo mismo que se dice de Argentina, aplicable a España

  • Jon

    Hola,
    completamente de acuerdo con todo lo que dices en tu articulo.
    Pienso lo mismo que tu aunque al mismo tiempo me siento un poco mal no estar alli luchando y lo unico que he hecho ha sido escapar. Movimiento egoista? No lo se…

    Un saludo desde el Reino Unido.

  • MO

    Sí, la verdad es que he visto comentarios bastante contrarios a su post, y no lo puedo entender.
    Como Catalán no he entendido la comparativa con ERC (que no ha gobernado en solitario ni ha cambiado nunca de discurso ni creo que está metido en tratos de favor… por ahora. No soy votante, que conste) pero el resto me parece muy acertado.

    Intuyo su indignación como persona capaz de avanzar que tiene que empezar a caminar fuera de la república bananera de amiguitos y enchufados ladrones que es España. Tenemos un país gobernado por mafias y esas es la crítica.
    Entiendo que su opinión no pretende criticar a nadie ni mirar por encima del hombro, y entiendo completamente que en su libertad Utd. puede opinar desde fuera dando motivos de peso y evidentes de lo que sucede aquí.
    En la España del “y tu más” y de la que prima la mediocridad, es totalmente lógico tener opiniones negativas.
    Y nada tienen que ver aquí banderitas, ni sentimientos patrios ni gilipolleces nacionalistas propias del siglo XVIII.
    La verdad es la que es, vivimos en una alcantarilla plagada de ratas que debemos alimentar nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos. Y ahora encima, déficit tarifario y subida en 11% del precio de la luz. ¿El doble ya que en 2006?

    Tiene Utd. toda la razón.

  • Cara de palo

    Eso depende del país al que emigre. Si usted emigra a Japón o a Corea, nunca será japonés o coreano. En cambio, si emigra a EE.UU., Canadá o Australia, que son países de inmigrantes y descendientes de inmigrantes, la cosa cambia bastante.

    Hay países que tienen una identidad nacional con una fuerte base étnica donde resulta muy difícil integrarse, y otros que son mucho más abiertos y donde uno puede dejar de ser un extranjero al cabo de un tiempo indeterminado, cuando uno se ha adaptado y adquirido su nueva nacionalidad.

  • Exacto.

  • Jose Ignacio

    Es más, yo imprimiría el artículo en grande, le pondría un marco, y lo colocaría en la pizarra de todos los colegios e institutos de España

  • A ver, Español que aguanta. Me alegra mucho que puedas currar. Eso es hoy en día un lujo.

    Lo bueno de las nuevas tecnologías es que me facilitan la expresión de las ideas sin que tenga que pudrirme en ese cenagal laboral que es España. ¿Quiere saber qué pienso? Le invito a que mire los artículos que he publicado en Desde El Exilio. Esta es mi manera de luchar. Publicar mis ideas. No me pida que, además, le pegue un tiro a mi vida viviendo en España. Una vez que hayas leído algo de lo que yo escribo te preguntaré: ¿Te interesa?

    Por cierto: Campofrío intenta hacer una cosa muy noble, que no reprocho. Vender.

  • Jose Ignacio

    Yo creo que debe, tiene que quejarse, uno no puede tragárselo todo, la intoxicación es grande.
    Por lo demás, creo que todo lo que dice es cierto, y es algo que no muchos se atreven a decir en voz alta. Ahora en España está muy de moda la queja contra los políticos, pero lo cierto es que esos políticos no han salido de Marte, son un reflejo de algo…

  • Bertie: pues eso que comentas es dramático, y tenemos que corregirlo urgentemente.

  • Carlos. Vd quiere igualar de verdad las oportunidades? No necesita el reparto vía impuestos. Basta con un sistema educativo que funcione. Y eso no requiere comerse el 48% del PIB:

    Como liberal, parto de un concepto de justicia rawlsiano corregido por el concepto de derecho negativo de Isaiah Berlin. Para ganar y para perder. La moral lo considero un factor meramente personal, en la que decido no entrar cuando se habla de otras personas. Lo demás es un reproche irracional que usted me hace.

    Respecto del concepto de libertad para el niño multi y el niño chabolero. Ese es el concepto de libertad positiva de John Stuart Mill. Esto que usted defiende, al margen una falacia de contraponer los polos opuestos, es lo que ya hay. Usted no quiere ayudar al niño chabolero, algo fácil y a lo que yo me apuntaría. Usted quiere un Estado mastodóntico para corregir 400.000 cosas. Y eso no lo quiero.

  • Eduardo

    Ese es el caso que me faltó por comentar y que por no extenderme no mencione. La falta de trabajo absoluta. Yo soy de un gremio en el que si pierdo el trabajo donde estoy ahora, no me va a quedar mas remedio que irme tambien. Ahora, con 30 años, es donde me divido entre irme y quedarme, pero mientras pueda me quedare. Y tambien comprendo que la gente no se va por gusto.

    Mi “canné de auténtico español™” me obliga a pelear contra un gobierno que lo que quiere es echarnos a todos de aqui y que solo quede mano de obra barata. Quiero que mis hijos (cuando los tenga) se marchen si quieren, porque les apetece conocer otro pais u otra cultura, no porque sea su unica salida. Y eso se hace peleando desde aqui (aunque es dificil, muy dificil)

    Pero entiendo que, como en otros comentarios se dice, si no hay trabajo no hay dinero, y si no hay dinero, o hay “papa, pasame dinero” (como yo tambien hice hasta hace bien poco) o no hay nada.

    Un asco, si… pero no podemos dejarles que sigan controlando asi nuestras vidas. Deben servirnos a nosotros… no usarnos… solo hay que buscar la manera de hacerselo ver (que no sean unas elecciones cada 4 putos años)

  • ¿Se le ha ocurrido pensar que a lo mejor hay quien no tiene benefactores privados simplemente porque tales posibles benefactores han sido exprimidos hasta la saciedad por el Estado?

    Entiendo que a usted le cuadre más el concepto de “liberal” como el demonio egoista que le pintan en “Salvados”, pero el liberalismo no está en absoluto reñido con una moralidad que contemple aspectos como la ayuda a los desfavorecidos. Lo que ocurre es que prefiero repartir yo, o alguien de mi confianza, a que sea el Estado el que me robe y reparta por mí. Por un lado porque es mi elección y por otro por pura cuestión de eficacia y por tanto de beneficio para el desfavorecido. Todos sabemos que funciona mucho mejor la ayuda (por no llamar caridad) privada que la repartida por el Estado.

    No se trata de negarse a ponerse en el lugar del otro. Se trata precisamente de ponerse en ese lugar uno mismo, no en que te ponga el Estado.

    Se trata de que para repartir riqueza, lo primeo es crearla y luego no malgastarla. Y para crear riqueza y no malgastarla, basta con muy poco Estado.

  • Cara de palo

    Un mapa mundial del pesimismo sobre la situación económica: pulse aquí.

    Somalia, mucho más optimista que España.

  • Jo, Bertrand… si tú supieses la de veces que piensa uno en volver…

    En España yo sabría porqué luchar. Y sabría cómo hacerlo. No es incompatible con buscarte las habichuelas donde puedas.

    Suerte para ti también, y un gran abrazo.

  • Lo tuyo resume perfectamente lo que yo critico en este artículo, Koke.

    “Ni un atisbo de autocrítica” ¿Te has criticado tú mismo en algo, Koke? Ah, que no. Es más… ¿te ha dado por leer con algo de profundidad el artículo?

    “ni a ti mismo ni al sistema que defiendes… 100% ESPAÑOL.” De hecho, el título del español es eso: español hasta que me muera.

    “Hay una cosa que no te voy a admitir… ¿eficacia del orden espontáneo? LOS COJONES.” Cuando tengas un argumento, lo cuentas. O mejor no, que ya cansas.

    “Tu has tenido una suerte de la que miles de españoles carecen, por NACIMIENTO.” Yo he nacido de dos padres obreros. ¿Qué narices me estás contando?

    “Yo también la he tenido, a mi me va fenomenal en España, pero tengo la decencia de entender y apoyar al que no.” Qué pesado con la retórica progre. Me parece muy bien que usted defienda lo que quiera con su dinero. No me diga cómo debo ayudar a la gente con el mío.

    A disfrutar tu sistema capitalista, que tan bien no te va… Esto lo dice un señor que el post anterior me reclamaba más humildad. Tío, un poco de decoro.

    Luego no vengas llorando por la Seguridad Social. Esas cosas de la vida. Precisamente por el fracaso de la Seguridad Social tuve que recurrir a la ayuda de familiares y amigos (que, por cierto, me reprochaste). Ahora me dices que no acuda a la Seguridad Social. Te lo acepto. Con una condición: Quítame sus elevadísimos impuestos. 🙂

  • En cuanto al anuncio, mi reflexión es diferente:

    Es un anuncio de aparente buen rollo y sentimientos positivos, pero que esconde en su lema “uno puede irse, pero no hacerse” bastante más miga (de la mala) de la que parece.

    Si uno puede irse, pero no hacerse, entonces un emigrante nunca podrá considerarse parte del país al que emigra. Por tanto ese emigrante siempre será un extranjero.

    Si alguien puede irse, pero no hacerse, eso significa que las personas tienen la nacionalidad que les otorga su nacimiento, su sangre, y no depende de lo que hagan ni lo que decidan en su vida.

    Al final este lema, aparentemente inocuo, viene a decir que la nacionalidad no cambia, que la pertenencia o no a una nación viene con el individuo. Sin embargo, lo que se presenta para justificar el carácter supuestamente innato de la españolidad son costumbres. Y las costumbres igual que se adquieren pueden cambiarse.

    En definitiva, aunque no doy demasiada importancia a lo que es sólo un anuncio, espero que nadie se crea eso de “uno puede irse, pero no hacerse” porque ese es el primer paso para comenzar a razonar de una manera que se puso muy de moda en Europa en los años 30 del siglo pasado y dio unos resultados bastante… tristes, por decir algo.

  • El Español q aguanta

    Me parece muy bien que se emigre porque no se encuentre trabajo, y ojala a mi no me ocurra lo mismo ya q doy gracias y soy un privilegiado por tener trabajo.
    UNA cosa no me parece, huir y quejarse no está en mi idioma, si quiero cambiar algo, hago algo para cambiarlo, no me quejo desde fuera. me quedo y lucho todo lo que pueda para cambiarlo. Y no hablo de lucha en su sentido literal, hablo de lucha hablada, convenciendo a la gente que tienes cerca….y haciendo todo lo posible para cambiarlo.
    Y camporfrio lo intenta, intenta llamar a la bondad de cada uno para dar lo que tenemos dentro para cambiar esto. no es negativo y se queja desde fuera. que todo eso es muy fácil y claramente no lo comparto.
    Ojala te des cuenta algún dia de esto y nos ayudes a cambiar el país en vez de huir. ( sin animo de despreciar a quien se va sin trabajo porque no tiene otra, pero el tema es el TRABAJO, no quejarse de la gente q estamos y aguantamos en España)

  • Bertie

    En mi opinión, en España no se contrata a los ‘viejunos’ no porque no sepan, sino al contrario, porque saben demasiado y no son tan maleables como los jóvenes. Y en un país donde tanto en la empresa privada como en el sector público (y muy especialmente en la ‘interfase’ de ambos) hay muchos muertos en los armarios, la experiencia y el buen hacer no es ninguna ventaja. Se valora sobre todo la lealtad perruna/mafiosa. Y eso tiene una explicación sociológica. Las culturas latinas son de tipo asociativo, donde las relaciones personales son las que tienen más influencia en las decisiones (cuando vas a hacer un pedido, lo primero es ofrecérselo a la empresa del amiguete del cole, aunque su oferta no sea la mejor), mientras que más al norte ocurre al revés.
    Eso, que no es necesariamente malo en el ámbito familiar, si se extrapola al empresarial y en particular al político, acaba teniendo las consecuencias catastróficas que estamos viendo. Administraciones públicas plagadas de amiguetes y familiares que forman clanes, y que contratan servicios a las empresas de otros amigos y familiares por precios desorbitados y con calidad ínfima. España es una tangentópolis oficializada y a gran escala. He visto muy de cerca como en mi pequeña autonomía se tiraban a la basura casi tres millones de euros en un prodigioso sistema informático que acabó como el rosario de la aurora, y me temo que eso no es más que la punta del iceberg…
    Lo que más me fastidia es que mientras tenga residencia fiscal en España, no me queda otra que financiar a la fuerza ese despilfarro, pagar los pufos de los bancos y la burbuja inmobiliaria, y alimentar a una gigantesca pandilla de parásitos que no dan un palo al agua. En fin…

  • La diferencia está en que hay mucha gente que no tiene benefactores privados. Por eso el reparto vía impuestos es la única manera de conseguir igualar las oportunidades de las personas en el sistema actual.

    Partimos de que para ustedes la propiedad está por encima del concepto de justicia y moral más ampliamente aceptado. ¿No recuerdan aquello que seguramente les enseñaron de “haz a los demás lo que quieres que hagan contigo”? ¿Lo de ponerse en lugar del otro? Todo eso, que Kant resumió en su imperativo categórico, es de donde emana el concepto de justicia y la moral. Claro… pero cuando se habla de perras… Entonces ¿imperativo catequé…?

    Lo increíble es que en su concepto de libertad sea igual de libre el que nace ya dueño de una multinacional que el que nace en una chabola. Eso no se lo creen ni ustedes, simplemente les interesa hacer como que se lo creen.

  • Koke, sinacritú. Lo que no funciona (o funciona bastante mal) es la socialdemocracia capadora del libremercado en la que vivimos.

    Sin necesidad de recurrir al anarcocapitalismo, somos muchos los que argumentamos que la cosa iría mucho mejor con un Estado que manejara el 30 ó el 20 ó el 10% del PIB y no el 50% como actualmente sucede.

    Lo cual no quita para que también pensemos que es mejor una socialdemocracia con un 50% de Estado que una dictadura comunoide con un 90-100% de Estado, como parece que propugna tanto anticapitalista que se queja del “Estao y los políticos” y cuya solución curiosamente pasa por aumentar el Estao, y por tanto los políticos (todos del mismo partido, eso sí). Tampoco sé si es tu caso, pero es que manda güevos culpar al libremercado de los males de nuestra sociedad cuando es evidente que para la gente de a pie, el mercado, la libre competencia es una bendición. ¿Donde hay un mercado bastante libre? En hostelería por ejemplo, y mira como ahora te puedes tomar una caña o un desayuno a mitad de precio que hace 6 años. En cambio, en mercados hiperintervenidos sin asomo de libre mercado, como la energía, los precios se disparan.
    Son solo ejemplos, pero deberían haceros pensar un poco a los que culpáis al libremercado de todos los males, engañados precisamente por los oligopolistas enemigos del libre mercado.

  • Koke

    Me encanta… último comentario y me despido…

    Ni un atisbo de autocrítica, ni a ti mismo ni al sistema que defiendes… 100% ESPAÑOL.

    Hay una cosa que no te voy a admitir… ¿eficacia del orden espontáneo? LOS COJONES.

    Tu has tenido una suerte de la que miles de españoles carecen, por NACIMIENTO. Yo también la he tenido, a mi me va fenomenal en España, pero tengo la decencia de entender y apoyar al que no.

    A disfrutar tu sistema capitalista, que tan bien no te va… Luego no vengas llorando por la Seguridad Social.

  • Muchas gracias, Cronista. Y mucho ánimo por aquellos lares.

  • Rubén. Acepto tu crítica. Es decir, si tú me das argumentos con las condiciones que pido, y no tengo argumentos suficientes, te los compro con mucho gusto. 😉

    Tienes razón en que el chico de UPyD al menos ha tenido el detalle de moverse. Reconozco que es mi prejuicio hacia prácticamente todo movimiento político.

    Saludos.

  • A ver, Koke.

    “Este post adolece de cierta prepotencia.” Prepotencia es lo que yo he leído en comentarios de Meneame.

    Además, como decía, hay que ser más humilde, especialmente si reconoces que sin la ayuda de tu familia no hubieras podido sobrevivir.” No hay nada más prepotente que decirle a alguien que debe ser humilde.

    “Pero la crítica “desde arriba”, desde “ahí os quedáis que yo me bajo”, desde pensar que tú no tienes ninguna culpa en cómo estamos en España… tiene como resultado la que te están dando.” Yo no he hecho ninguna legislación española. Soy responsable de mi vida. Nada más. Votar, no he votado a nadie que acabase gobernando. No pretendo dar lecciones a nadie. Pretendo decir que estoy harto de cosas que tienen muchos españoles. Mis “verdades del barquero”. Nada más.

    “Eso también es contradictorio con el neoliberalismo, aunque te empeñes en negarlo. No con sus principios económicos, pero sí morales.” Este argumento está cogido con papel de fumar. El liberalismo moral se refiere a que el Estado no le imponga al ciudadano sus criterios morales, y que este es libre de escoger los criterios morales que estime oportunos para sí, incluyendo los valores de amistad o familiares, o si eres católico o ateo. Lo que tienes es un prejuicio basado en no haber estudiado las fuentes originales, Koke.

    “Si aceptamos la ayuda de la familia, no todos tenemos las mismas oportunidades, y si esto es así, la mano mágica del mercado desaparece (que es, de hecho, lo que ocurre).” También es la prueba de que el Estado del bienestar palidece ante la eficacia del orden espontáneo.

    “Pero se puede aceptar lo bueno del “contrario” sin pensar igual, porque el “conmigo o contra mi” es lo más español que existe.” Practica lo que predicas.

  • No sabes la cantidad de españoles que piensan como tu. Eres un tío cabal. Un español con ideas que no renuncia a su condición nacional pero que es crítico con los gobernantes y los males que arrastramos. Siempre se agradece una actitud crítica y sincera.

    Cuando leo artículos como el tuyo tengo un sentimiento contradictorio. Por un lado me entran ganas de huir pero por otro, como confío en gente como tu que vive en España, pienso que debo seguir luchando todavía aquí.

    Lo tenemos crudo, amigo, pero yo estoy convencido que la guerra de las ideas la ganaremos y, como tu has dicho, lo importante en esta vida son las ideas.

    Un abrazo y suerte.

  • Gracias, Tedi. Tú que puedes, aprovecha el buen tiempo y que la gente te dé los buenos días.

    Respecto de los problemas… tú lo llamas borreguismo. Yo lo llamo sectarismo. Aburre de narices.

    Un saludo.

  • Cronista

    Maravilloso articulo. Me saco el cráneo. Un saludo de un Barcelonés exiliado en Karlsruhe.

  • No, lo siento, Lio. No creo en el comunismo ni en su retórica de clases. Vivo en una zona ex-comunista.

    Un saludo.

  • La cerveza de trigo alemana, Justo… Madre mía, a uno le dan ganas de comprarse la cervecería… 😀

    Algún día hablaremos de los defectos alemanes. 🙂 En fin, nadie es ferpecto.

  • Koke

    Hay una cosa en la que doy la razón a Tacher aunque igual no la haya expresado de la mejor manera. Este post adolece de cierta prepotencia. La autocrítica está fenomenal. Pero la crítica “desde arriba”, desde “ahí os quedáis que yo me bajo”, desde pensar que tú no tienes ninguna culpa en cómo estamos en España… tiene como resultado la que te están dando.

    Además, como decía, hay que ser más humilde, especialmente si reconoces que sin la ayuda de tu familia no hubieras podido sobrevivir. Eso también es contradictorio con el neoliberalismo, aunque te empeñes en negarlo. No con sus principios económicos, pero sí morales.

    Si aceptamos la ayuda de la familia, no todos tenemos las mismas oportunidades, y si esto es así, la mano mágica del mercado desaparece (que es, de hecho, lo que ocurre).

    Entiendo vuestra postura neocón de defender el estilo USA, seguro que a España le iría mejor si fuera más estilo USA (menos burocracia, más facilidad de crear empresas, etc.).

    Pero se puede aceptar lo bueno del “contrario” sin pensar igual, porque el “conmigo o contra mi” es lo más español que existe. Y tú usas los puntos débiles de España para tratar de defender un sistema, cuando Suecia, por ejemplo, siendo más socialdemócrata, también funciona mejor.

  • Loreta

    Muy fácil hablar así desde Alemania. Le pido a que vaya usted a países como México (donde he pasado más de un año viviendo y trabajando) y que aprenda a valorar lo mucho y muy bueno que tenemos en este país. Aquí hay gente muy buena, gente que levanta empresas y saca familias adelante. Entiendo que nuestros políticos dan asco y que las tendencias políticas de según que sitio siguen igual que hace 30 años… pero si la juventud pierde la fe en su país, ¿quién nos salva?

  • Hola, Ruth.

    En primer lugar, mi más sincera enhorabuena por la carrera y el MIR. Me consta que son un porrón de años, esfuerzo y dedicación.

    La gente en España tiene sus cosas buenas. Tampoco somos tan malos. La gente que me ha ayudado en España son españoles, digo yo que algo positivo tendremos ;D. Ciertamente, tenemos cosas positivas, que no convienen minusvalorar. Pero lo del sectarismo bobo, el reproche lapidario y la incapacidad de perdonar son cosas con las que yo no puedo. Que a lo mejor no son generalizables, pero los que lo tienen pesan más. Y si añades que, más importante, en países más fríos se puede trabajar y vivir razonablemente bien, pues ya me contarás.

    Mucha suerte allá donde vayas, Ruth.

  • Excelente artículo.

    Yo no vivo fuera de España, ni he tenido que pasar por la dramática situación que viven muchas familias ahora mismo. Tengo un buen trabajo con un buen sueldo, al igual que mi novia. En definitiva, nuestra estabilidad no nos empuja a emigrar.

    Pero hay algo que cada vez me cuesta más sobrellevar. En España no solo se ha instaurado el borreguismo, sino que cada día estamos más orgullosos de ello. Desde tiempos inmemorables se han hecho grandes esfuerzos para mantener a la población en la más absoluta ignorancia para que las personas de a pie no se cuestionen las desigualdades sociales ni la repartición de poder; obviamente en base al interés de unos pocos. Lo que nunca me habría imaginado es que el pueblo llegase a cegarse de tal manera, que ya nunca ponga en duda los aspectos básicos de la ética y acepte todo lo que venga, defendiéndolo a capa y espada.

    Soy catalán y he dejado de debatir con la gente. Me cansa escuchar los discursos cargados de odio, de personas armadas de razones históricas y que, en muchos casos, nunca se han entretenido en leer un libro de historia. Los de derechas, los de izquierdas o los de cualquier lugar. Ven la tele, leen el periódico, interiorizan el odio y lo vomitan.

    Viajo por Europa bastante a menudo y, la mayoría de veces, tengo ganas de volver al clima cálido de España, donde la comida es buena y la gente es mas cercana. Pero cada vez que aterrizo de nuevo en España, tengo ganas de volver a marcharme.

    Lo peor del escenario actual en España no tiene nada que ver con lo que mucha gente llama “crisis”. Lo peor es que el borreguismo está tan enquistado, que ya forma parte de nuestro carácter.

  • Me llamo Burrhus, el elefante neocon…ductista. Sí, neoconductista. Por Burrhus Frederick Skinner.

    Sí, soy liberal. Creo que dejar en paz a los demás para todo, a parte de ser inherentemente bueno, suele funcionar.

    Tal vez sea tu opinión la equivocada, Coque. O, mejor dicho, muy simplista. O, tal vez más acertado, tu prejuicio. Si tienes una tasa de paro del 5%, esa idea del “fracasa porque no vale” podría plantearse. Cuando la tasa de paro es del 30% es que la legislación estatal es un desastre. Luego sí, una vez envenenado, puedes quejarte de lo mal que funciona el sistema circulatorio. Pero es un argumento tramposo. Deuda estatal real cercana al 120%, con Cajas de Ahorro facilitando el crédito a quien no puede pagarlo, impuestos abusivos, una legislación laboral infame, como la energética, como el sistema judicial, una restricción del crédito porque el Estado lo absorbe con su 10% de déficit. Joder, qué mala es la mano invisible del libre mercado, que no funciona por el insignificante hecho de estar atada con una camisa de fuerza…

    Ah, y claro que puedes criticar el sistema bancario. Pero, chico, hazlo cuando no funcione de verdad.

  • Hola, Tacher. Bienvenido a Desde El Exilio.

    Para darte igual dónde esté , muchas cosas me dices. Empezando por ese “tú no eres español”. Si ser español es ser como tú, gracias, pero no. Prefiero ser alemán, o somalí.

    Me dices que no me he quedado para cambiar las cosas. Lo cierto es que quedarse o no es irrelevante, porque lo que importan son las ideas. Y estas se pueden explicar en muchos sitios. Yo, en este blog y a 3000 kilómetros, he llegado a más españoles que tú viviendo allí. ¿Por qué? Porque tengo algo que decir. Y me remito a mis artículos anteriores, sí, a esos que no te has molestado en leer. Dime si lo que comento no es interesante para España, y si no ofrezco soluciones a problemas reales de España. Ah, sí, que te has tirado a la piscina y no había agua. Ya.

    “y que pasa con todo aquellos españoles que intentamos trabajar, tener una vida digna y luchar por nuestros derechos?” Que mucha suerte, que os deseo todo lo mejor, y que ojalá lo consigáis. Conste que, en mi opinión, con gente que piensa como tú no se consigue. Pero a lo mejor soy yo quien se equivoca.

    “Sinceramente creo que has utilizado un anuncio (que por otro lado me importa poco y menos) para justificarte, para vomitar todo ese complejo que llevas dentro.” Wow… me has calado. He conseguido aprender uno de los idiomas más difíciles del mundo y trabajar en Alemania… y me llamas acomplejado. Con ese intelecto… ¿aún no te han llamado del CSIC?

    “Porque si bien respeto absolutamente y me parecéis muy valientes todos los que os habéis tenido que expatriar para conseguir una vida mejor, no me parece de recibo todo este post.” Si respetases esto de “pirarse porque no puedo currar ni de barrendero, camarero o friegaplatos”, respetarías este post.

    “Una cosa es hacer de una muestra un botón, y otra generalizar a lo bestia, que es lo que has hecho.” ¿Me has preguntado, a ver si el objetivo era generalizar? Ah, que no. He dicho que estaba harto de prejuicios, sectarismos, compadreos. No hablaba del 100% de la población. Simplemente, en mi opinión, lo bueno, que es mucho, queda sepultado por lo que me parece malo. Que no son todos. Eso ya te lo digo yo. Pero los que son (sean el 10%, el 23% o el 74%), pesan demasiado para mí. ¿Me explico?

    “he trabajado muchos años en una compañía alemana y te aseguro que aún tienes mucho por descubrir, que lo que pasa aquí ocurre en todos lados.” Calla, calla, que ya tengo bastante con pelear por el “guten Tag“.

    “No esperes que te demos un toque cuando consigamos ir cambiando las cosas” En 20 años veré qué tal las estadísticas, a ver si habéis bajado del 10% de paro.

    “aquí queremos valientes de verdad” Reclamo el derecho a “ser un cobarde”, a no desperdiciar mi vida y a no intentar cambiar a gente que no quiere cambiar. Reclamo el derecho a decir “Basta”. Reclamo el derecho a que si un país no establece unas condiciones jurídicas mínimas bajo las cuales yo pueda trabajar de lo que sea, ahorrar, montar un negocio y formar una familia, me vaya. Reclamo el derecho a manifestar mi opinión con mi exilio. Y reclamo mi derecho a decir lo que pienso de mi patria desde el exilio.

    Ah, y me importa un bledo tu opinión sobre si soy español, o si soy un cobarde. Vente a Alemania, aprende el idioma y vuelves. A ver cuánto aguantas.

  • Hola, infraSVQ. Bienvenido a Desde El Exilio. No comparto gran parte de vuestras ideas (soy liberal, difícilmente tengo cabida con vosotros), pero respeto vuestro deseo sincero de cambiar las cosas para bien.

    No creo que la cosa vaya a estallar. Si a día de hoy no ha estallado en Andalucía (y hay motivos sobrados), la cosa no estallará. Más bien, creo que la situación se perpetuará, mejorando poco a poco. Dos generaciones perdidas. Para mí, la pregunta es si perderemos dos generaciones o tres.

    Sé que el cambio empieza por uno mismo. Y en la medida de mis modestas posibilidades, intento predicar con el ejemplo. Aunque no pare de pifiarla.

    Saludos.

  • Hola, Rafael. Bienvenido a Desde El Exilio.

    Si sigo en Alemania, es porque aún no me he rendido. Es decir, creo que, en base al trabajo bien hecho y tiempo, las cosas pueden mejorar mucho. Ya estemos de mi vida personal o de la situación española.

    Mi estado de ánimo, por lo personal, es bueno. Ahora bien, si me pides una valoración objetiva de la situación española, te digo que en base a nuestra penosa legislación laboral, el tiempo de recuperación, considerando tal “tener una tasa de paro del 10%”, podemos tardar 20 años. Lo he visto en Alemania con la RDA. Eso me hace ser pesimista. Si se hacen las debidas reformas, créame, seré optimista. Pero lo que intento ser siempre es pragmático y racional.

    Es decir: Yo no creo que el problema de España. Creo que en España hay un problema de leyes, que estas malas leyes afectan a muchos sectores y ámbitos de la sociedad, y que están dificultando la recuperación. ¿Solución? Mejoremos las leyes. Mejore esto y, no es que me vuelva optimista, es que lloro de felicidad.

    Saludos.

  • Lio

    Hola,

    Hay una cosa que se llama luchar por lo que crees.

    No quiero a entrar en los motivos de la emigración, pero cuando dices volveré si cambiais, creo que lo mejor es que no vuelvas, aunque cambiemos. Porque ese cambio de mentalidad hay que pelearlo y lucharlo.
    Y despues cosas tan estupidas como derechas e izquierdas, que tonterias hablar de esas cosas…por favor, si el único problema que hay es la administración del estado que despilfarra, politicuchos a los cuales volvemos a votar… que simplicidad, y diré porque, porque los politicos simplemente son los TÍTERES de los que mandan de verdad. Y si no sabes quienes son los que mandan de verdad…apaga y vamonos.

    Un saludo,
    Espero que te vaya bien bien por Alemania y que conserves tus privilegios burgueses cuanto tiempo puedas.

  • Hola, Manolo. El alemán es abierto a su manera. Y cuando el alemán te ayuda, te AYUDA (se implica, pero a lo bestia). Simplemente, los códigos son distintos. Salvo por el tema de los besos y abrazos. No se te habrá ocurrido darle dos besos a una japonesa, ¿verdad? 😀

  • Justo

    Han transcurrido ya un par de decenios desde que me instalé en Alemania y el balance que puedo hacer de mi estancia aquí ew muy positivo.Alemania es como su cerveza, amarga al comienzo, pero una vez que le has cogido el gusto no la cambias por ninguna otra bebida.
    En mi pasaporte consta que soy español, pero procuro exhibirlo lo menos posible. Puede ser que yo tenga muchos prejuicios respecto a mis compatriotas, pero mi experiencia solo hace confirmar esos prejuicios.

  • Optimus

    Todo el mundo puede criticar lo que le parezca, pero criticar al sistema bancario y, a la vez, pedirle crédito (ya sea un préstamo, o hipoteca, o simplemente tirar de tarjeta de crédito) es una actitud cuanto menos contradictoria.
    En cualquier caso, yo nunca diré que una opinión tuya o de cualquier otro es una gilipollez. Es una cuestión de educación.

  • Manuel Ramón: Respecto a mi españolada… touché. También es cierto que hablo desde mi óptica personal, probablemente mi error se derive de ahí.

    Respecto de la protección de “viejunos”. No es que me haya contestado. Es que conozco el problema y la solución. Aquí en Alemania contratan encantados a los viejunos. En España creo que se da el problema de la pescadilla que se muerde la cola. En ese sentido, yo eliminaría toda protección y ayuda estatal y atajar el problema de raíz. Es decir, deben ser los mayores quienes adquieran conciencia de que la formación continua es fundamental, y los jóvenes quienes comprendamos que ser mayor no significa que no se vaya a adaptar ni que deje de aprender. Uno de mis tándems alemán tiene 65 años y está aprendiendo español. ¡Joder, que si aprende!

    Saludos, y ánimo.

  • Hola, Fran. Bienvenido a Desde El Exilio.

    Todos tenemos nuestras razones para emigrar. Todas legítimas e irreprochables.

    Sobre Alemania… sigo sin saber en qué consiste su humor… ¿Tú sabes de qué va?

  • Ruth

    Acabo medicina en febrero después de la prueba MIR. Yo lo tengo algo más fácil ya que soy holandesa de nacimiento y tengo toda la familia por parte de padre allí. He pasado toda mi vida en España haciendo viajes esporádicos a Holanda para visitar a mi familia. Hay tantas cosas buenas en España como en cualquier otro lugar pero desde luego que la gente no lo es, y en eso coincido contigo plenamente. Yo también haré la residencia fuera de España, probablemente en Holanda pero me da igual el destino, sinceramente lo único que quiero es salir de aquí. Desconozco el origen de tanto cainismo y envidia, pero está tan arraigado en lo más profundo del adn español que me produce asco. Y para prueba, el nivel de comentarios que se pueden leer aquí. Salvo tu familia y amigos, pocos españoles te desearán suerte y que tengas el éxito que mereces, todo lo contrario, desearán que vuelvas y te quemes con ellos. Yo si te la deseo, toda la suerte del mundo. Un beso.

  • Hola, Lobo. Respecto a exiliarse, es tan fácil como hacer la maleta. Si además hablas el idioma local (además de inglés) y no tienes un peso importante (familia, hipoteca…) yo no sé a qué esperas. Saludos.

  • Gracias, Juankú. Yo vine con alemán 0, y no veas lo que cuesta. No te imaginas las noches que pasas y te preguntas… ¿y por qué no vuelvo a España? Luego miras como está la cosa y te dices… “mira, mejor sigo aquí”.

    Saludos.

  • Hola, Andi. Bienvenido a Desde El Exilio.

    Soy liberal, así que estoy acostumbrado a los palos duros.

    En España hay gente maravillosa, de todos los palos sociales y en todas las profesiones. Y ya que me das la oportunidad, me gustaría encuadrar bien la crítica. Lo que resulta demoledor en España es la combinación de legislación horrenda y defectos en nuestro carácter (es desafortunado generalizar así). Yo no creo en la esperanza. Creo en trabajar duro y en mejorar los resultados. Eso funciona.

    Saludos.

  • Conocía los artículos, José. Simpatizo especialmente con Pérez Reverte. Me parece una persona con dos dedos de frente.

    Saludos desde Leipzig.

    PD: Cuidado con las bicis 😉

  • Koke

    Por cierto, lo de la hipoteca o el coche es una gilipollez como una casa… el sistema es el que es ¿como lo uso no puedo criticarlo?

  • Koke

    Hombre, igual es un poco simplista, pero lo que defendéis los neocón es que en una economía de libremercado es que fracasa es “por que no vale”… así que no estaría de más aplicaros un poco el cuento o, más bien, rectificar un poco y reconocer que el libremercado deja fuera a gente perfectamente válida. Pero, en lugar de eso, abogáis por el anarcoliberalismo (sí, existe), algo que ni Adam Smith defendía… ole vuestros huevos.

  • O una hipoteca para la casa… Si es que…

  • Hola, Ana. A mí realmente me emocionó, y me parece brillante y muy bien hecho. Pero es un poco como “españoles por el mundo”. No te sacan al profesor de español, camarero o friegaplatos, sino al tío que se lo ha montao razonablemente bien (y ojalá les vaya todo de maravilla). Sacar a Gasol tiene gracia, pero cuando miras su contrato de 17 millones de dólares anuales… ¿qué tiene que ver con nosotros?

  • Hola, Carmen. Bienvenida a Desde El Exilio.

    A mí me parece un anuncio muy digno. Y tampoco me parece un anuncio tan “españolazo”. Y tampoco es que seamos un anuncios con banderitas de España.

    Lo de sentirse español o no, me parece algo muy personal en lo que prefiero no meterme. Yo aquí he expresado mi opinión, no generalizable.

    Un saludo. 🙂

  • Javier. Liberales subvencionados por familia y amigos… Eres un genio, tío. Menos mal que tener una legislación que supone un millón de páginas anuales, o un Estado que se come a día de hoy el 48% del PIB, no tienen absolutamente nada que ver. Por favor, moléstate en leer algo de lo que he escrito anteriormente en este blog y deja de decir tonterías de niño de primero de la LOGSE. Gracias.

  • tacher

    Oye…pues nada, tu quédate en Alemania o en Sebastopol, la verdad es que nos da igual, no te preocupes que aquí nos quedamos el resto a cambiarlo todo por ti y ya si eso te llamamos cuando el trabajo esté hecho…por cierto, una pregunta rápida, y que pasa con todo aquellos españoles que intentamos trabajar, tener una vida digna y luchar por nuestros derechos? supongo que te da igual, porque claro…estás lejos.

    Sinceramente creo que has utilizado un anuncio (que por otro lado me importa poco y menos) para justificarte, para vomitar todo ese complejo que llevas dentro. Tu no eres español, no para mi. Porque si bien respeto absolutamente y me parecéis muy valientes todos los que os habéis tenido que expatriar para conseguir una vida mejor, no me parece de recibo todo este post. Una cosa es hacer de una muestra un botón, y otra generalizar a lo bestia, que es lo que has hecho. ¿crees que en Alemania es diferente? he trabajado muchos años en una compañía alemana y te aseguro que aún tienes mucho por descubrir, que lo que pasa aquí ocurre en todos lados.

    No esperes que te demos un toque cuando consigamos ir cambiando las cosas, aquí queremos valientes de verdad, de aquellos que dicen “en cuanto pueda volveré”, y no “ahí os quedáis y reniego de todo”.

    Espero que nunca nadie te diga lo mismo a ti.

  • infraSVQ

    Muy bueno, como 15Mayista activista me he dejado la piel en estos 2’5 años de lucha, no os imagináis la de cosas que he aprendido, he compartido y sobre todo construido compaginándolo con mi trabajo, mi familia y olvidándome de mi ocio. Tengo la conciencia muy tranquila, así que puedo mirar a mis hijos con orgullo porque su padre hizo todo lo que pudo, por aquellos que vienen detrás de nosotros.

    Por desgracia a Españistan seguirá por la vía del decrecimiento por imposición hasta que la chispa de la violencia salte, quien sepa rezar que se olvide, cuando no hay nada que perder la pobres pasarán por encima de todo. Y ya estoy muy muy cansado

    Gracias por estar ahí y recuerda que el cambio empieza en ti.

  • Hola, Lluis. Existen otros posts en Desde El Exilio relativos a Cataluña y su independencia. Puedes comentar en ellos, si quieres (igual hasta te llevas una sorpresa).

    No obstante, no te sirve de nada cambiar a los políticos que mandan en un partido si las ideas del partido siguen vigentes. Un político genial no puede convertir una idea desastrosa en una idea genial. Prevalece la idea desastrosa.

    Con todo, te reconozco que cambiando la cúpula de ERC habéis hecho algo más que el resto de partidos que critico.

  • Eduardo. En España hay un montón de gente con talento y ganas. Su único problema es que llevan mucho tiempo en el paro, son jóvenes o están estancados.

    Cuando me fui de España, con 30 años, había finalizado mi recuperación de una enfermedad terrorífica que destrozó mi carrera profesional, y tuve que empezar desde cero (estoy hablando de 0, no de director de empresa, jefe de sección o un trabajo estable en una oficina). Y en España no pude. Por los motivos que fueran. Llevo aquí dos años y a duras penas me manejo con el idioma y tengo un par de trabajillos no cualificados. Nadie me garantiza que pueda terminar mi proyecto personal, aquí sólo tengo la oportunidad de empezar a pelear muy duro con él. Si todo fuese tan guay, nadie entendería cómo sólo uno de cada tres españoles aguanta para quedarse en Alemania.

    Puedes quedarte con tu “carné de auténtico español™”. No es ningún mérito pelear por un país cuya legislación dificulta cosas tan sencillas como la libre contratación y despido, la creación de empresas o el ahorro. ¿Sabes cómo lucho por mi país? Llamando por teléfono y diciendo: “papá, mamá, que este mes curro, no me enviéis más dinero”. A eso hemos llegado en España: a que para “ayudar” y dejar de ser una carga tengamos que irnos del país, porque no puedes dejar de ser una carga en España. ¿Quieres cambiarla? Para eso no hace falta ninguna lucha. Basta con tener buenas ideas, defenderlas, lograr que un partido político las meta en su programa electoral y que gobierne. Tener esas ideas es algo que puedes hacer aquí o en la Antártida. Te basta con internet.

  • braulio ruiz

    Ays…. cuanta razon tienes…. vivo en españa, y no sabes lo que añoro vivir fuera de ella. Comprendo y comparto lo que dices. Yo no hubiera jamas expresado igual de bien lo que has explicado. Ese es el mal endemico de este pais.

  • Mari Carmen

    Hola, estoy de acuerdo en muchas cosas de las cosas que dices en esta reflexión. Todos sabemos lo complicada que resulta la burocracia para abrir un negocio o lo corruptos que son los políticos que nos gobiernan. Tampoco es nada nuevo que mucha gente haya buscado suerte en otros países, yo he sido una de ellas, aunque tuve que volver por motivos personales. Ahora estoy trabajando, y afortunadamente de lo mio.
    No critico a la gente que se va fuera en busca de un futuro (como he dicho, yo también lo hice), pero no es nada justo que digas “avísenme cuando los españoles cambien estas cosas” y entonces dar una segunda oportunidad, porque hay muchos españoles que no quieren irse, que se quedan para luchar y cambiar las cosas para vivir en el lugar en el que quieren vivir pero sin renunciar a sus derechos… Es como decir: “España está hundida en la mierda, cuando los españoles que quedan en ese estercolero la limpien, me pensaré si vuelvo”. Hay algunos que vuelven para luchar por un país mejor, otros que se quedan porque no se resignan a que unos cuantos delincuentes acaben con todo: huelgas de hambre, palizas brutales en manifestaciones, resistencia ante los desahucios… No es justo para todos ellos que generalices de esa forma, pues son españoles, españoles que luchan por un país libre de corrupción y que garantice los derechos de las personas.
    Por otro lado, la crisis afecta también a Alemania o Inglaterra. En el país donde vives también se ofrecen gran variedad de contratos basura a ingenieros con gran capacitación. También es el gobierno que se está encargando de sangrar a toda Europa…

  • Koke

    Nos puede pasar a cualquiera, pero la realidad es que los exiliados no lo sois por gusto, como todos reconocéis. Si tienes un buen trabajo, harto difícil, en España se puede vivir muy bien. Con todas las cosas que criticáis los exiliados (y hacéis muy bien!). Pero, aunque puede que no tantas, también hay muuuuchas cosas criticables en esos “paraísos” a los que emigráis. En Alemania hay mucho, mucho, más racismo que en España, por poner un ejemplo.

    Lo que quiero decir es que eso de “yo no vuelvo” suena prepotente, cuando la realidad es que los que os habéis ido lo habéis hecho por que aquí no habéis conseguido un buen trabajo, y motivos para esto hay mil por cada caso.

  • Rafael

    Hola,
    Yo he estado “exiliado” en China, y decir que adaptarse allí es duro es quedarse muy corto. Muy pero que muy corto.
    El clima, la comida, la contaminación, la forma de vida, la censura, y sobre todo, la mentalidad de los nativos…
    Entiendo tu punto de vista, pero es que precisamente tu opinión y actitud respecto a España es precisamente lo más españolísimo que hay: Derrotista.
    Culpar a los demás de los problemas en vez de afrontarlos no es la solución. Aunque tienes toda la razón con que los problemas los han creado otros.
    Te cito “Estoy harto de que en España ni se perdone el fracaso ni se den segundas oportunidades.”
    Que más da lo que los demás piensen? Si te ha salido algo mal, la segunda oportunidad te la das tu a tí mismo, no te la dan los demás. Los demás podrán decir y criticar lo que quieran (una actitud españolísima, por cierto, que no me gusta nada) pero las oportunidades las construye uno mismo.

    Que en España hay muchos problemas, no te lo voy a negar, y que es más fácil labrarse un futuro fuera, tampoco.
    Me suscribo a todos los males que has enumerado.
    Pero pelear e intentar salir adelante aquí si se puede. Yo lo voy a intentar, y muchos otros como yo ya lo están intentando. Seguro que muchos lo consiguen.

    Por favor, no bajes los brazos.
    Esa es la actitud que hace a España miserable.
    Te vuelvo a citar “Avísenme cuando los españoles cambien estas cosas”, bueno, pues empieza por cambiar tú. Te lo digo de corazón, desde el respeto. Te invito a que reflexiones sobre tu situación, y si puedes, la intentes cambiar a mejor.
    Si como tú, muchos lo hacen, tal vez España cambie un poquito.

  • Manolo

    Imposible estar mas de acuerdo contigo. Yo estoy en España, y pensaba como tu, pero tras pasar tan solo un mes viviendo en Canadá, me he reafirmado mas aún si cabe en todo pensaba. A mi en lugar de ganas de no volver, me han entrado ganas de salir corriendo.

    He conocido Canadienses, Japones y Coreanos, que inicialmente son fríos como pudieran ser los alemanes (desconozco a los alemanes y hablo desde el desconocimiento de las personas de ese lugar), pero en solo un mes han pasado a ser tan cercanos y cálidos como los españoles en cuanto les abres tus puertas y les facilitas que ellos abran las suyas.

    Animo.

  • Pedro: ¿Es el 100% de la población sectaria, o envidiosa? Pues no. ¿Es la gente más abierta que en Alemania? Pues sí. En ambos casos, digamos que el porcentaje de gente sectaria, envidiosa y abierta es mayor en España que en Alemania, si bien hay alemanes también más sectarios, envidiosos y/o abiertos que muchos españoles. Una cosa es que la realidad no sea blanca o negra (sino gris), y otra que dentro de la escala de grises, éstos se acerquen más al blanco o al negro.

    Nuestra Constitución. Fíjate, es una de las pocas cosas que, con el tiempo, he aprendido a apreciar. Salvo por el Tribunal Constitucional, tenemos una Constitución, si bien imperfecta, mucho mejor de lo que nos creemos.

    Las “batallitas de la Guerra Civil”. Mire, ya no cuela. Mi familia pertenece a ambos bandos. Lo ocurrido fue terrible. Y ambas partes fueron responsables de sus propios crímenes. Las respuestas de un bando cuando les preguntas sobre Fraga o los muertos de las cunetas son igual de penosas que cuando les preguntas al otro bando sobre Carrillo o Paracuellos.

    “En fin… no creo que el problema sea el sectarismo, aunque sea una realidad sobretodo en la derecha, porque la gente que vota al psoe me parece ridiculo considerarla de izquierdas”. La gente que vota al PSOE se siente “de izquierdas”. Es más, la gente que vota al PP también es en muchas ocasiones socialdemócrata. Y me remito al modelo de Estado que quieren y al tamaño del Estado que desean. España es, desde el punto de vista ideológico, más socialdemócrata que cualquier otro país de Euorpa, incluida Suecia. Ser de izquierdas o derechas no tiene mucho sentido, lo que importa son las funciones y el tamaño del Estado. Y ahí, más allá del color de la camiseta/partido/zurdo-o-diestro, no hay muchas diferencias. Los dos grandes partidos son socialdemócratas, con amplias funciones estatales (incluyendo sanidad, educación, pensiones, dependencia y fuerte intervención en economía) y que regulan directamente el 45% del PIB e indirectamente el resto a través del BOE.

    “el problema real es que la población no tenemos apenas armas para hacer que cambie esto, como no nos de por coger gasolina y empezar a quemar casas de politicos y banqueros poco podemos hacer.” ¿Quieres que la cosa cambie? No votes a estos partidos.

    “Concluyendo, me parece muy mal que achaques los problemas de España al “carácter español” eso son falacias” Por favor. Lee correctamente. Yo no he dicho eso. Hablo de las razones por las cuales estoy harto del carácter español. Si te hubieses molestado en mirar un poco algunos de mis artículos, verás que me harto de hablar de economía y de leyes, que son las que en mi opinión explican que España sea el país bananero que es hoy.

    “los que aguantamos en España vivimos desde hace tiempo en una dictablanda y desde hace poco en un dictadura la cual nos permite elegir a nuestros carceleros cada 4 años” España es una democracia. Otra cosa es que no te guste quien tú quieres que mande.

    “que casualidad que siempre dais el mismo discursito los que habeis huido fuera, me parece bien que os pireis fuera de esta mierda de país para intentar prosperar pero no creo que seáis los más indicados para hablar.” ¿Qué es eso de que no soy el más indicado para hablar? ¿Porque me he ido? ¡Pues vaya una tontería de argumento! Ahora resulta que ser indicado para hablar de España no depende de si nuestros argumentos son buenos y fundamentados (o no), sino de si estamos o no. Sólo por casualidad: ¿Te molestarás en leer algo de lo que yo he escrito anteriormente en este blog? Pues eso.

  • alvaro argentino

    Hola,
    y por que no se van a la Sudamerica?

    Comida mejor que en Europa y España en general, gente mejor, fiesta, todo mejor…

    Ya la arrasaron una vez, (y una segunda), serán bienvenidos igual, no somos rencorosos. 😛

  • Ejpaño

    “la comida autóctona roza en muchos casos la demanda judicial,”

    Este tío se nota de verdad que está fuera 😀

    Sobre el apoyo a la Juez Alaya, quería aclararte que ella es posible que se esté dejando la piel intentando meter en la cárcel a los corruptos, sabiendo ya que al final sus amigos los van a indultar, para que por lo menos ella se pueda ir a dormir tranquila pensando en que aunque no ha servido para nada, por lo menos se ha ganado su sueldo.

    El problema es que su marido está metido también hasta el fondo en la mierda, con chanchullos varios, y a él nadie lo investiga. Y al contrario que la Infanta, normalmente las mujeres saben todo el dinero que entra en casa, y lo que no es dinero; entra en casa con un móvil o ropa nueva y antes de “Hola” te cae un “¿De dónde ha salido X?”, por lo que si tu marido tiene chanchullos, por lo menos la Juez lo sabe y no hace nada al respecto. Claro que igual no puede, porque si mete en el trullo a su marido ella se tiene que sacrificar también… Voy a buscar la noticia, no lo recuerdo bien.

    Un saludo.

  • Me ha encantado. Pero incluso a tí se te ha escapado una “españolada” cuando hablas de la generación anterior a la tuya: los españoles siempre dividiéndonos en bandos.

    Estoy harto de que la generación anterior a la mía me mire como si fuese un vago y un inútil sólo por no “haberme adaptado” al mundo económico, social, cultural y legislativo que ellos han creado y que les privilegia en muchos casos sin suficientes razones objetivas (ya me contarán cuál es la razón objetiva de mantener y proteger a esos diplodocus que creen que no pueden aprender algo más en empresas mientras la gente joven y con talento tiene que largarse a coste cero).

    Que digo yo que no es un problema de generaciones (bandos de nuevo) si no de españolidad. Si a un joven español le das la misma protección que a un viejuno, apuesto 5 céntimos a que también “creen que no pueden aprender algo más en empresas”

    Si quieres saber porqué se le da esta protección al que lleve tanto tiempo en una empresa (con lo que estoy totalmente EN CONTRA) tú mismo te has contestado:

    … porque tienen más de 45 años y han sido despedidos, se les dé por laboralmente muertos en base a ridículos prejuicios…

    En fin. Yo soy un semi-viejuno con familia que está buscando la forma de irse para que mis hijos no sean españoles.

  • Fran

    Pues otro español (de Andalucía también) desde Alemania (también desde Münster Jose). Coincido en todo lo que comentas. Mi principal motivo no fue ni laboral, decidi venir a Alemania a un trabajo peor de lo que tenia en España, pero es que estaba cansado de la sociedad española. Lo has definido muy bien, el anuncio de esta marca, pues un aprovechar la situación. Igual esta gente considera que tenemos espiritu aventurero como ya dijo una ministra.

    Lo que todos comentais es cierto. Cuesta mucho con los alemanes, aunque por suerte yo convivo con alemanes que no cumplen ese perfil tipico y eso sobrelleva mejor el tiempo aqui. Aunque la vida social se resiente bastante a comparación de España. Aún así, yo también suscribo todo lo que dices y añado que probablemente yo no vuelva, total, para jubilarme mejor el caribe, mas barato y mejor clima.

    Saludos!

  • Otro que se perdió el capítulo de barrio sésamo sobre el liberalismo y va diciendo tontadas y quedando como Cagancho en Almendralejo.

    A ver, de forma lo más sencilla posible:

    Si yo, liberal, decido libremente y sin coacciones prestar/donar/regalar MI DINERO (o pedir un regalo/préstamo) a un amigo, un familiar, o a uno que pasa por la calle y me ha caído simpático, no pasa nada. No va contra los principios de ningún tipo de liberalismo ideológico.

    Si el Estado me incauta a la fuerza MI DINERO y lo dona a las asociaciones más variopintas, quedándose además buena parte de tal dinero por el camino para pagar una desmadrada burocracia, sí se incumplen los principios liberales. O si, para emigrar, en vez de pedir dinero a amigos y familiares se lo pido a alguna entidad pública o pseudo pública.

    Lo del marvadoh capitalihmo lo dejamos para cuando apruebes la lección 1: Diferencias entre subvención pública y privada, entre libertad de elegir y confiscación estatal.

  • Lluís

    Pues yo no soy español hasta la médula, si no por imperativo legal. Y quiero marcharme de este estado, pero no me dejan por un evidente problema de falta de cultura democrática. Y es que el genocidio ideológico del franquismo hizo mucho daño, sin duda.
    Ah, soy catalán y voto a ERC. Aquí tengo que pedirte que no hables de lo que no conoces. A diferencia de CiU, de PP o de PSOE, estos defenestraron a sus líderes después de su desastroso mandato.

  • JOAO FERNANDES

    Buenos días.
    Cuando miremos para tras, desde la tranquilidad de un país normal, una vez salidos del atoyadero en el que estamos, una vez pagadas (o perdonadas las deudas), una vez que la generación actual descanse en paz, una vez que la generación que creció sin autoestima se de cuenta que es capaz de servir a otros amos, una vez que la generación actual se olvide del consumismo y los mimos; una vez haya pasado la tormenta y estemos en casa tranquilos y sosegados, podremos hablar y plantearnos que queremos ser de mayores.
    Quizá entonces vuelvan los exiliados con su frescura de ideas y su nueva forma de trabajar, quizá nos planteemos tener un sistema democrático donde se pueda votar cada decisión que no esté en el programa electoral, quizá podamos tener un sistema judicial “justo” y “creible”, quizá la prensa pueda preguntar líbremente a los políticos sin necesidad de guión, quizá se pueda creer o no creer en lo que se quiera sobre el más allá, quizá la siguiente generación no esté condenada a repetir los errores del pasado por ignorarlo, quizá la semilla que estamos sembrando en el resto del mundo hacen que retornen grandes cosechas de libertad, igualdad y fraternidad a éste viejo pero privilegiado rincon del mundo.
    Algún día los que estáis ahí trairéis esas cosechas sin rencor y sin ostentación como hicieron muchos de nuestros padres en los años 50 y 60.

  • Eduardo

    Si la gente como tu se va, aqui solo quedan diplodocus. Y con la gente como tu que se queda, no podemos con ellos. Y si podemos, sera sacrificando nuestro proyecto personal. Y nos da mucha pena hacer esto, lograr mejorar el pais, y que luego volvais vosotros a disfrutalo con vuestros preciosos proyectos personales terminados y nosotros rotos por el esfuerzo que ha representado cambiar las cosas. Nos llamareis tontos por no habernos ido, pero somos los autenticos españoles, lo que hemos luchado por nuestro pais.

  • Hola, Miguel. Bienvenido a Desde El Exilio.

    No es que me haya dado cuenta de “lo grande que es España”. Tampoco considero a España es lo mejor y los demás son un asco, independientemente del país del que se trate. Nunca he tenido intención de dejar de ser español.

    Hace casi dos años comenté mi salida de España. En este mismo blog. Ahí está la hemeroteca.

    Yo no le pido a mi país estar a la altura de Alemania. Le pido una legislación en la que se pueda trabajar de cualquier cosa (incluyendo friegaplatos, barrendero y otras nobles y poco cualificadas tareas), ahorrar dinero, plantearte seriamente formar una familia y algún día montar tu propio negocio. Esto es lo que no tenemos pero sí tienen países tercermundistas. No se trata de ser los mejores. Se trata de que te dejen en paz lo suficiente para construir tu vida y tu futuro.

    Me gustaría hacerte una pregunta. De todo lo que he dicho, ¿qué te duele concretamente? ¿Que seamos un país de envidiosos? Creo que en España la envidia forma parte de nuestro carácter. ¿Que seamos unos sectarios? Vete a Menéame y mira los comentarios. ¿Que no perdonamos el fracaso? En España, y esto te lo dice cualquier profesional de RRHH, una persona con 45 años despedida es un cadáver laboral. ¿Te duele lo que digo, o que tal vez sea verdad y oh… el emperador está desnudo?

    Yo no sé qué significa “amar el corazón de mi gente”. Soy español. Veo virtudes y defectos. Y hoy en día, al margen de las consideraciones políticas y económicas de España, los defectos pesan mucho. Y ya te digo que cuesta acostumbrarse a que no te devuelvan el saludo.

  • Lobo

    Aquí otro español hasta las narices de ver como el homo politicus corruptus espaniensis se lucra a base de robar a los demás, que se muestre en todos los noticiarios y que encima no tengan que devolver nada. Ahora cuídate tu de defraudar 100 € a hacienda que lo vas a pagar bien pagado.
    Decir que yo también estoy buscando el exilio y estoy a punto de conseguirlo. Si al final me sale, dudo mucho que vuelva, al menos, en unos cuantos años.
    En mi caso ademas quiero añadir que en mi caso, como Ingeniero Informático, estoy harto de cobrar las miserias de los presupuestos millonarios de los sistemas que he diseñado y puesto en producción. Solo en paises vecinos casi me duplican en sueldo a una persona de mi perfil, y es lo que voy buscando, y lo que espero conseguir.

  • juankú

    Suscribo todo lo que dices. Llevo casi 3 anyos en Alemania y no pensé que fuera a ser tan duro. Vine sabiendo el idioma, lo tuve fácil para conseguir trabajo pero es que muy duro, joder.

    En Espana no era catalogado como una persona cálida pero desde hace un tiempo echo de menos la calidez de la gente espanola. Estos alemanes son excesivamente frios, da igual si estan alegres, tristes o borrachos que el semblante de la cara no les cambia.

    Ánimo!

  • Andi

    Gracias por esta reflexión tan interesante, que no te desanimen los comentarios
    De personas tan “españolas” ( erre k erre con lo suyo) Que no son capaces de salirse del tiesto y ver un poco más allá como tu si lo haces, un saludo y gracias
    Por darnos a los que seguimos aquí un poco de esperanza en que, aunque fuera,
    También hay “españoles” que merecen la pena.

  • Jose

    Un saludo desde Münster de otro exiliado español. Suscribo casi todo lo que comentas y añadiría algunas cosas como las que comentaba el otro día Jose Antonio Pérez:

    http://www.mimesacojea.com/2013/11/puta-espana-con-perdon.html

    Y sobre todo todas las que decía Reverte este verano:

    http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/774/conmigo-o-contra-mi/

    Si no conoces los artículos te encantarán. El de Reverte tengo pensado imprimirlo y colgarlo en la entrada de mi casa, no sea que algún día me de por volver y el tiempo y la nostalgia me haga olvidar el porqué emigré.

  • Optimus

    Dí que sí, y ahora corre a pedir un crédito para comprarte un coche en el banco en el que tanto te ciscas

  • Ana

    Buenos dias desde Nueva Zelanda, es decir desde el exilio tambien!! llevo mucho años fuera de España. La primera vez que vi el anuncio me parecio hasta enternecedor.. pero luego lo vi dos, tres, cuatro, cinco veces para intentar comprenderlo major… he llegado a aborrecerlo la verdad! He leido tu post y realmente no lo podria haber explicado major! Enhorabuena estoy totalmente de acuerdo contigo. sldos

  • Carmen

    Hola a todos! ayer vi el anuncio en cuestion y me horrorizo.

    Me entristece ver artistas como la copa de un pino haciendo este tipo de anuncios (tipo Spain is different de los ’60) en vez de “trabajar de lo suyo” (que diria mi madre) y hacernos disfrutar a todos con su talento. Yo quiero ver a Chus Lampreave y a Veronica Forque haciendo cine y a las hermanas Hurtado haciendonos reir con algun espectaculo, etc etc. pero.. corren malos tiempos para la cultura.

    Me entristece que esa empresa utilice el “espanolismo” con fines comerciales, ademas, con la que esta cayendo.

    En cuanto al sentimiento de ser espanol, ser aleman o ser extraterrestre… parafraseando a Manolo Garcia: Mi patria en mis zapatos.

    (perdon por la falta de acentos y por la falta de la letra espaNolisima… no encuentro ni los unos ni la otra en este teclado)

  • javier

    Estos liberales que al final necesitan ser subvencionados por familia y amigos, tienen las recetas para salvar el país, me parto…Y que sarta de topicazos culturales, por Dios..Venga, ánimo, que el capitalismo está de puta madre y no tiene nada que ver con la crisis actual.

  • En efecto, concuerdo con lo que plasmas aquí. Yo he estado año y medio en Holanda y si nos vamos, en muchos casos es por las mayores oportunidades que hay allí. En España las hay, pero la valorización y el estatus como empleado está infravalorado. Gente con carreras universitarias: becarios durante años y sin previsión de crecimiento. Eso en otros sitios no pasa.

    Como diría Alejandro Sanz: “Tengo el corazón partido”. Pienso como tú en un caso, es decir largarme de España… pero mi otra mitad piensa que si todos los jóvenes formados nos vamos de España, estamos haciendo un flaco favor a su recuperación y costará mucho más salir de la crisis. Sigo siendo optimista y espero no equivocarme.

    En todo caso: seremos siempre Españoles, sin importar nuestra procedencia geográfica!

  • Pedro

    No todos somos sectarios, el problema es que la transición en España se hizo firmando una constitución a punta de pistola dejando a la población totalmente indefensa ante los abusos de poder de 4 chupopteros, en Alemania se condenó el nazismo, se quitaron todos los nombres nazis de las calles, se reconoció el holocausto,…etc, en España ni siquiera hemos podido enterrar a nuestros abuelos los cuales siguen en las cunetas, los dirigentes franquistas han seguido en el poder o en su defecto sus discípulos y para colmo tienes que aguantar vivir en una calle que se llame “general mola” (pero capitán general mucho más). En fin… no creo que el problema sea el sectarismo, aunque sea una realidad sobretodo en la derecha, porque la gente que vota al psoe me parece ridiculo considerarla de izquierdas, el problema real es que la población no tenemos apenas armas para hacer que cambie esto, como no nos de por coger gasolina y empezar a quemar casas de politicos y banqueros poco podemos hacer.
    Concluyendo, me parece muy mal que achaques los problemas de España al “carácter español” eso son falacias, es como decir que la culpa de que pueblos vivan oprimidos por una dictadura es su carácter, la realidad es que los que aguantamos en España vivimos desde hace tiempo en una dictablanda y desde hace poco en un dictadura la cual nos permite elegir a nuestros carceleros cada 4 años, es normal que nos avergonzemos de ser Españoles, a nadie le gusta llevar el nombre de sus carceleros.
    En fin…que me alegro que te vaya bien, pero que casualidad que siempre dais el mismo discursito los que habeis huido fuera, me parece bien que os pireis fuera de esta mierda de país para intentar prosperar pero no creo que seáis los más indicados para hablar.

  • Miguel

    Yo vivo en Siberia, un lugar frío de cojones con gente aun más ruda y fria , aunque las mujeres parecen sacadas de los anuncios de victoria secret.
    Una cosa es estar en un país europeo y otra irse fuera y darse cuenta lo grande que es España. Cada vez que comparáis nuestro país con uno tercermundista me parto el pecho y eso que solo estoy en un país que se considera estar en el segundo mundo y antes vivía en UK (que está mucho peor que nosotros… increíblemente).
    Hay muchas cosas que van mal o fatal, para estar en primera división, porque estamos a la cola de esta y es muy sencillo caerse a la segunda -y os aseguro que no queréis estar ahí- y ya no hablamos de la tercera.
    Yo por mi parte me siento orgulloso de ser español, me duele muchísimo las cosas que dices y no necesito ni banderitas ni nada, es un sentimiento más bien “amo el corazón de mi gente” y ¡Viva la República!

  • España tiene todo el potencial para ser lo que le dé la gana, hablando en positivo, Bmr. Cultural y económicamente hablando. Hay muchos problemas que lo impiden, no sólo de mentalidad. La legislación española en muchos ámbitos me parece horrenda. Pero si hablar de nuestros vicios más comunes ya es de por sí complejo, pues… Por suerte, en Desde El Exilio intentamos abarcar muchos de estos temas de forma individualizada.

    Saludos.

  • Pedazo de Je, Cara de palo. Pedazo de Je.

  • A ver, Sergio.

    ¿Sectarismo en Alemania? Mmmmmm esa es una pregunta compleja. No he conseguido dominar suficientemente el idioma y la cultura. No obstante, creo que si a una persona le explicas con argumentos racionales algo, tienes la posibilidad de convencerla.

    ¿Explota una clase social minoritaria a otra mayoritaria? No. Ese régimen, que existía en la República Democrática Alemana, finalizó con la caída del Muro de Berlín, la reunificación y el regreso del capitalismo a la ya ex-RDA.

    ¿No impone la clase social dominante normas para mantener su forma de vida a costa de los ciudadanos? No. Te basta con leer la Constitución alemana.

    “Yo creo que Alemania es la misma mierda que cualquier otro país incluído España con la diferencia que los Alemanes son más hábiles engañando.” Pues yo creo que, en vez de creer, deberías leer un poco y luego venir por aquí y preguntar cómo eran las cosas en la RDA antes y ahora, a ver qué tal.

    Saludos.

  • Jaime

    Yo discrepo contigo. Creo que el post tiene toda la razón del mundo, he hablado con mucha gente de los mismos temas que habla “Burrhus” pero con otras palabras (por ej: El sectarismos que se habla yo siempre digo que son como las peñas de los pueblos.. se defienden ciegamente).

    Bueno queria que nos aclararas a todos que idioteces dijo porque ha escrito un parrafo largo y no has dicho nada, bueno un poco si que le has insultado porlo que ya partes del cazurrismo que se defiende a base de insultos. O quiza te haya tocado fibra y no sabes que decir?

  • Anónimo. No nos necesitáis para nada. Yo no puedo cambiar nada. No tengo nada que decirle a España, y dudo que alguien quisiera escucharme. Puedes cambiar tú. Si quieres.

  • Maleta, billete y valor. Emigrar es muy fácil, NaDa.

  • Cara de palo

    Dos citas, para dar un toque de humor antes de que llegue la tropa del Menéame:

    Oyendo hablar un hombre, fácil es
    saber donde vio la luz del sol
    Si alaba Inglaterra, será inglés
    Si os habla mal de Prusia, es un francés
    y si habla mal de España… es español.
    Joaquín Bartrina:

    “España es el país más fuerte del mundo, lleva siglos tratando de destruirse a si misma y todavía no lo ha conseguido”.
    Otto von Bismarck.

    En el texto hay una contradicción flagrante, de una línea a otra:
    ” Echas de menos a la gente.”
    ” …estoy harto de los españoles”

    Esto se llama relación de amor-odio: tema para reflexionar alguna noche insomne con una copa de brandy en la mano.

  • Otro saludo, Butzer. Cuídate mucho por ahí.

  • En fin… lo que hay, Alex.

  • ERC gobernó en el Tripartito. Colabora actualmente con Artur Mas. Y mañana podría ganar las próximas elecciones en Cataluña. No hay de qué.

  • Hola, Angel. Bienvenido a Desde El Exilio.

    Tal vez, y esto es tan sólo una remota posibilidad, seas tú quien esté soltando la sarta de idioteces sin sentido. Empezando por tu reiterativo uso de la falacia ad hominem.

    – Me dices que fundamente mis críticas. Falacia ad hominem. Puedes mirar mi historial de artículos en este blog. Tengo toneladas de leyes, datos y argumentos racionales que tú no te has molestado en mirar. Todavía tienes una oportunidad para ello. Te invito a aprovecharla. El objetivo del artículo es el que es, y debe tener la extensión que debe tener.

    – Soy un resentido. Falacia ad hominem, y además de las que te quedas con cara de “y a qué coño viene esto”. ¿Qué quieres? ¿Llamarme fracasado, y así deslegitimar todo lo que diga? ¿Y tú qué sabes si soy un resentido o no? ¿Te has tomado la molestia de preguntarme antes? ¿Y resentido, contra qué? Ciertamente, que mi país tenga una tasa de paro propia de un país tras una guerra o una catástrofe ambiental tipo Chernobyl o Guerra de Yugoslavia, y que mi Comunidad Autónoma tenga la mayor tasa de paro de la civilización occidental, al punto de que 6 de cada 10 jóvenes no encuentren trabajo a pesar de buscarlo no debería ser motivo de resentimiento, sino de alegría y alborozo por lograr estos datos catastróficos. Asimismo, debemos celebrar la imposibilidad que nos da nuestras instituciones y nuestra sociedad de poder trabajar duro, ahorrar, montar tu empresa y formar una familia. Todo esto, sin olvidar el agradecimiento que merecen nuestras instituciones por fomentar el conocimiento y la integración en otros países donde se puede considerar un logro que te sonrían y te den las buenas tardes. No estoy resentido. Respecto de España, ya me da igual. He elegido vivir lejos de ella. Me alegro sinceramente por quienes puedan vivir bien en España. Yo no pude, y me tocó hacer la maleta. ¿Puedo trabajar duro, ahorrar, montar tu empresa y formar una familia? ¿Aún no? Pues nada… A lo mejor tienes razón, a lo mejor soy yo el que hizo algo mal. Debo ser tan fracasado que he podido trabajar de friegaplatos con un poco de alemán en Alemania pero no el mismo puesto en España con el español como lengua materna. Pero tranquilo. Te queda por explicar cómo es posible que el 30% de la población andaluza, que seguro que son unos resentidos, perdedores y vagos.

    Explicaciones racionales a porqué tienen posibilidades serias de gobernar nuevamente el PSOE en Andalucía, el PP en Valencia y ERC en Cataluña. ¿Me das una? Una seria, por favor. Como dices que hay tantas… Pero vamos, puedes volverte a mirar mi historial de posts, a ver qué tal.

    “Deberías hacer autocrítica”. Lo siento. Ahórrate las lecciones de “lo que tienes que hacer con tu vida”, que ya soy mayorcito, liberal, y sé que la responsabilidad empieza por uno mismo. A lo mejor, tal vez, deberías preguntarte tú cómo es posible que quienes han emigrado comenten que se sienten identificados con este artículo. A lo mejor es que todos ellos deberían hacer autocrítica porque, a diferencia de ti, son idiotas.

    En fin…

  • Anonimo

    No nos olvidéis los que os habéis marchado.
    Os necesitamos.
    Necesitamos vuestro voto para cambiar de verdad.
    Y los que no podemos marchar, esperamos que volváis con aire fresco e ideas renovadas para barrer a toda esta escoria gobernante.
    Sois nuestra esperanza.

  • Sergio

    Hola,

    Comentario rapido para decirte que las cosas que no te gustan de españa pasan en la mayor parte de paises tb, llamalo corrupcion, envidia, etc. Otra cosa es que no nos enteremos de todo lo que pasa por no involucrarnos tanto con el nuevo pais, pero vamos, k el articulo parece que esta hablando de la “humanidad” en general y no de españa en particular. Seguro que los alemanes (que estan mucho mas en contacto con la cultura local) se quejan de las mismas cosas que tu y quieren emigrar para evitarlas tb…

    Tb te tengo que decir que los paises extranjeros parecen mas comodos porque por no poder, no podemos ni votar en las elecciones generales, de ahi, k los problemas importantes del pais ni te van ni te vienen! (lo cual no quiere decir que no existan).

  • Bmr

    Ole tu y mil veces tu. (Perdón por el tópico, que ni siquiera es de origen español por cierto).

    A mí hay mil cosas que me gustan de España, pero en la terraza de un bar o de vacaciones. En el día a día, siempre me he sentido como un inadaptado. Cada vez me tocan más las narices los mil y un obstáculos que hay aquí, tanto reales, burocráticos como morales para hacer cualquier cosa.

    Soy freelance, me gusta mi trabajo, muchos de mis clientes son de fuera de España (de esos nortes de Europa que mencionas), y para mi tratar con ellos me hace sentir realmente profesional, valorado y reconocido. En España me puedo dar con un canto en los dientes si un cliente me da simplemente las gracias por el trabajo realizado (no te digo ya si les exiges lo que justa y dignamente te tienen que pagar a tiempo).

    Aquí simplemente está mal visto hacer las cosas bien, está mal visto que te vayan bien las cosas, y es imperdonable que te vayan mal. Como leí hace unos días en un artículo de sobre Blas de Lezo, España es la perfecta madrastra de sus hijos naturales.

  • Jo, Torkan. Gracias. Me pongo un rojo con estas cosas…

    Yo me conformo con que la gente discutiera con la razón, que si se gana se gana y si se pierde, pues alégrate porque tienes una solución mejor al problema que tienes. ¿Qué más da el partido que lo proponga? Pues nada, que si es del partido contrario tiene que ser malo. En fin, así nos va.

  • Hola, Daniel. Bienvenido a Desde El Exilio.

    Hay varias cosas que me gustaría comentar.

    España sí es una verdadera democracia. Funcionará como un circo de tres pistas, empezando por el Tribunal Constitucional, pero democracia es.

    Movimiento ciudadano en el exilio. Hoy en día existe la Marea Granate, gente con muchas ganas y que respondería a esta iniciativa. En mi opinión, el problema de esta Marea Granate es el mismo que el del 15-M, que nada de lo que defienden tiene sentido alguno y que no se molestan en preguntarse si no serán ellos quienes están equivocados. En fin, una pena.

    No creo ni en los milagros ni en líderes decentes.

    Saludos.

  • Sergio

    ¿En Alemania no hay sectarismo?¿No hay empresas?¿No explota una clase social minoritaria a otra mayoritaria?¿No impone la clase social dominante normas para mantener su forma de vida a costa de los ciudadanos?. Yo creo que Alemania es la misma mierda que cualquier otro país incluído España con la diferencia que los Alemanes son más hábiles engañando.

  • Fíjate la de cosas que podríamos hacer los españoles, L’Homme-Machine, que sólo nos falta que nos dejen en paz y no molesten demasaido con absurdas idioteces.

    El enchufe en España funciona porque no existe una competencia que castigue severamente al que elija por chanchullos en lugar de por méritos. Lo que nos íbamos a reír.

  • Rubén

    “Si yo te demostrara con argumentos matemáticos, jurídicos, económicos y legales que tus planteamientos son equivocados”

    Aciertas plenamente en el “aspecto hincha incondicional” de la sociedad, pero creo que se te queda algo en el tintero. Aquí todo el mundo quiere ser el más listo y, sobre todo, que los demás lo sepan.

    Así justificamos cosas como “soy listo porque he conseguido defraudar a Hacienda sin que me pillen”, “soy listo porque me he saltado la cola”, “soy listo porque me he currado al concejal para llevarme el contrato”, “soy listo porque consigo que me hagan el trabajo por una mierda”… Aceptamos que es así, aceptamos que nos lo restrieguen y, en lugar de partirle la cara al susodicho -o mirarle mal, al menos- aceptamos que, efectivamente, es el rey del mundo.

    No comparto tu frase del último comentario. El “si yo te demostrara que tus planteamientos son equivocados” lo único que hace es quitar a un rey para poner a otro. Y, en la mayor parte de las ocasiones, a tus argumentos infalibles también se les pueden contraponer otros argumentos de autoridad. Recordemos cómo el famoso Aquilino Polaino era un gran académico para unos y un indocumentado para otros.

    Yo me conformaría con un simple “si estuvieras dispuesto a escuchar y pensar en mis planteamientos con la mente abierta”. No creo en las certezas absolutas y por cada autoridad en una materia que dice algo, puedo encontrar otra que dice lo contrario. Mi ideal es que todos tengamos la máxima información posible para poder decidir al respecto… Y ahí es donde entramos ya en otro tema: somos unos putos vagos y lo queremos todo hecho (hasta la acción social y política). El chico de UPyD será sectario o no -no lo sabemos-, pero por lo menos ha tomado conciencia de que hay que moverse (y encima se atreve a decirlo, que ya es difícil en este mundo donde lo “listo” es pasar de la política y evitarse problemas).

    Siento decir que no estoy de acuerdo con esa frase y, como tú dices, tampoco sería descabellado analizarla desde el punto de vista de la envidia. Envidia de que sean los planteamientos de otros los que se hayan impuesto -de la manera que sea- y no los míos y frustración porque el resto del mundo “no comparta mi genialidad” (y no me refiero con esta frase a tu artículo, sino que intento expresar con las comillas un pensamiento muy de Ignatius Reilly, pero desgraciadamente bastante presente en la blogosfera).

  • Joder, la red de contactos… qué triste verdad, Bertie. Y si son políticos, ya ni te digo. Sobre una re-emigración… todo es cuestión de elegir el sitio, hacer la maleta y comprar el billete.

  • Fíjate lo que te digo, Kora. Si a España le diera un poco por arreglar sus prejuicios irracionales y por hacer una legislación sensata, se podría hacer un país a la altura de cualquiera de la Unión Europea. Potencial hay. Pero…

    Saludos.

  • NaDa

    Dices que te “Avísenme cuando los españoles cambien estas cosas”,
    yo te lo digo NUNCA.

    Y cada vez, seremos más como tú, que sólo piensan en irse y no volver.
    Aquí no hay nada que merezca la pena.

    Saludos,
    de uno que quiere irse para no volver
    🙂

  • michael j fox

    pues pide la nacionalidad y ya eres seleccionable, como diego costa.

  • Butzer

    Vaya, después de tantísimo tiempo vuelvo a tu blog por casualidad… Y te leo desde UK. Sí, yo también me marché. Un saludo de un “conocido”.

  • Alex

    El artículo llego a portada del menéame… Que vienen los socialistas !

  • Manel

    Que yo sepa en Catalunya no gobierna ERC. Gracias.

  • Angel

    La verdad es que lo que dices no se sostiene. Pensé que ya que te pones a escribir un artículo de este tipo, al menos lo fundamentarías. Pero caes en continuas contradicciones. Yo también estoy fuera de España, también soy andaluz, también comparto tu opinión sobre la política española, pero… lo tu que dices es básicamente una sarta de idioteces que no tienen ningún sentido, y que lo que muestran es que eres un pobre resentido. Solo te pongo un ejemplo para no extenderme: en el primer párrafo de tu “argumentación” te pones a hablar de sectarismo y blablabla. Al final del párrafo dices “¿Cómo es posible que en Andalucía pueda volver a gobernar el PSOE, en Valencia el PP y en Cataluña ERC? Porque el sectarismo español es más irreductible que el pueblo de Asterix con sobredosis de poción mágica. No existe otra explicación racional.” Que no existe otra explicación racional?? De verdad? Venga por favor. Al menos, si estás criticando la sectarización española, no seas sectario con tus argumentos. En fin, sin comentarios. Deberías hacer un poco de autocrítica. Esto no es el eden, y efectivamente tenemos un pais con muchos y muy graves problemas, pero quizás la culpa de cómo te hayan ido las cosas sea también, aunque solo sea en parte, tuya.

  • Torkan el Joven

    Felicidades por el artículo, a mi también me has emocionado. Y eso que estoy en España.

    Quizá si fuésemos capaces de dejar de lado de una vez las ideologías y sustituirlas por ideas, aún podríamos tener esperanza en este país.

    Y enhorabuena también a todos los emigrantes que estáis respondiendo al artículo. Sois valientes 😉

  • Daniel Gómez

    Bueno, lo primero un saludo desde el Reino Unido. Somos Legión los que decidimos dar el paso de salir al extranjero. Me sentí muy identificado con tu comentario, pero más de lo que podrías imaginar. Comparto casi todas tus aseveraciones y sensibilidades. En mi caso más de una y cien ocasiones he pensado en fundar un partido o movimiento ciudadano en el exilio partiendo de la idea de que en España no hay verdadera Democracia y como única solución al drama de tener que renunciar a un País al que amamos. Pero es una labor mesiánica que no sé si tendría éxito. En fin, un afectuoso saludo…seguiré esperando un milagro o un Líder con decencia y suficientes arrestos para cambiar el destino de los que allí se han quedado.

  • L’Homme-Machine

    Hace tiempo que me di cuenta que la famosa frase que dijeron del Cid es aplicable a los españoles: “Dios que buen vasallo si tuviera buen señor”.

    España ha producido excelentes profesionales desde hace mucho tiempo. Desde de la Cierva (autogiro/helicóptero), hasta Peral (submarino), desde Mariano Yela (fundador de la psicología española) hasta Picasso (emigrado a París). Nunca han recibido ni el apoyo ni el reconocimiento debido en España.

    En España somos más de, como han dicho antes, sacar a del Nido bajo palio, de defender a Camps en Valencia o a Juan Guerra antaño. En España, lamentablemente, si eres el compañero de clase (Juan Villalonga) de un presidente del gobierno (J.M. Aznar), aunque seas un zote serás aupado a un puesto millonario. Porque en España somos todavía un poco de la tribu.

    En España, cuando se podía haber crecido económicamente se sembraron las semillas de la crisis actual (Ley Montoro del Suelo), cuando se pudo haber girado para evitar la profundidad de la crisis los responsables (Solbes y Zapatero) miraron para otro sitio.

    Por no hablar de los innumerables enchufes que alguien que trabaje en RRHH sabe que hay en las empresas, con excelentes sueldos, despachos y ausencia de responsabilidades pero importantes nóminas.

    Estamos podridos porque nuestros líderes son unos personajes y la mayoría les apoya a pesar de sus garrafales errores.

    Por eso, es momento de hacer las maletas, el que pueda.

  • Bertie

    Muy esclarecedor post. Y desgraciadamente muy cierto. También me he pasado bastantes añitos fuera de España, aunque eso fue ya hace casi diez y emigré más bien por motivos sentimentales, a un país de los llamados “emergentes” (por oposición, cabe decir que España está en inmersión). Pero la experiencia me sirvió para ver como en un país con una renta per cápita la mitad que la española (pero en rápido ascenso tras la caída del comunismo) la gente tiene mucha más capacidad de innovación, menos prejuicios, más dinamismo y empuje que en nuestra vieja piel de toro. Por no hablar del nivel educativo.
    Resultaba también muy interesante conocer los estereotipos que circulaban sobre España, y que son en mi opinión bastante ciertos. El eterno “mañana”, la siesta y la fiesta, la riña a garrotazos… La guía internacional de “como hacer negocios” de la multinacional norteamericana en la que trabajaba lo clavaba: decía (con ese pragmatismo anglosajón) que en España, el tener una buena red de contactos era más importante que los méritos de la oferta. Que se debía tener mucho cuidado con no ofender el orgullo local y comprender la actitud del “yo primero” (en español en el original). Lástima que no me quedé una copia…
    En fin, creo que yo también acabaré re-emigrando, aunque no sé cuando.

  • Como he dicho, lo has clavado. Normal que hayas conectado con muchos emigrantes, has resumido perfectamente la sensación que tiene uno desde fuera. Y es una pena, porque tenemos mucha gente dentro pasándolas muy mal, o capeando el temporal como pueden… Pero hay mucho que cambiar, mucho que arreglar, mucho que pulir en nuestra idiosincrasia.
    El todo vale no vale y el bicefalismo enfermizo lleva a que 4 se repartan el pastel mientras el pueblo viste lo indefendible con ideales (que no existen).
    Una pena, vista desde fuera, con poco arreglo a mi parecer…
    Un saludo!

  • Hola, Miguel. Bienvenido a Desde El Exilio.

    No estoy de acuerdo. Hemos llegado a tal punto que no es que no podamos trabajar en “lo nuestro”. Es que no podemos trabajar ni de friegaplatos. No podemos volver a empezar, ni desde cero.

    España será lo que quieran ser sus ciudadanos y sus gobernantes. Yo he hecho lo que tenía que hacer: He huido de España y estoy intentando explicar en qué se está fallando y cómo se puede mejorar. Si la gente no quiere, lo siento, pero yo no pienso tirar 20 años de mi vida a ver si bajamos la tasa del 10%, que es lo que está pasando en la República Democrática Alemana.

    Y respecto de la educación, mis padres y yo ya hemos pagado por ella. No es una traba.

  • Hola, Jose. Bienvenido a Desde el Exilio. No pasa nada por ser del partido X o del partido Y. Pero me gustaría hacerte una pregunta: ¿A cuántas de tus ideas estarías dispuesto a renunciar si yo te demostrara con argumentos matemáticos, jurídicos, económicos y legales que tus planteamientos son equivocados? Muchas gracias, y un saludo

  • Miguel

    En efecto, concuerdo con lo que plasmas aquí. Yo he estado año y medio en Holanda y si nos vamos, en muchos casos es por las mayores oportunidades que hay allí. En España las hay, pero la valorización y el estatus como empleado está infravalorado. Gente con carreras universitarias: becarios durante años y sin previsión de crecimiento. Eso en otros sitios no pasa.

    Como diría Alejandro Sanz: “Tengo el corazón partido”. Pienso como tú en un caso, es decir largarme de España… pero mi otra mitad piensa que si todos los jóvenes formados nos vamos de España, estamos haciendo un flaco favor a su recuperación y costará mucho más salir de la crisis. Sigo siendo optimista y espero no equivocarme.

    En todo caso: seremos siempre Españoles, sin importar nuestra procedencia geográfica!

  • Hola, Sandra.

    Muchas gracias. No soy quien para juzgar las circunstancias personales por las que la gente decide emigrar o no. A lo mejor te compensa no emigrar y eres más feliz donde estás.

    Antes otro comentarista ha citado las tres trabas más importantes a la emigración. No deben ser ignoradas. Si no las tienes, según mi experiencia, nunca es tarde.

    Saludos.

  • Jose

    Hola, en parte puedo entender tu post, pero yo he decido quedarme para cambiar todo eso que comentas, yo coopero con UPyD, soy un indignado mas, que cree que las cosas se cambian desde las instituciones, no quiero hace publicadad del partido en el que milito, pero lucho para cambiar todo eso que me indigna.
    Slds
    Jose

  • Sandra

    Me ha gustado mucho tu post. Felicidades por tu concreción, vivo en España y comparto al 100% lo que apuntas. Ojalá me hubiese atrevido a largarme hace años!!! Lástima que ahora ya no puedo. Recibe un poquito de nuestro calor (Barcelona) de mi parte.
    Felices Fiestas.
    Un beso.

  • Muchas gracias, Kora. Una de las cosas que más ilusión me hace de este post es que he logrado conectar con un montón de emigrantes. Saludos.

  • Esa libertad de la que hablas es muy importante. Para mí, lo más importante es estar en un sitio donde puedes encontrar la posibilidad de sumar poco a poco. Eso en España, a día de hoy, no se da.

  • Hola, Javier.

    Si no fuera por las tres variables que das, yo creo que la gente se iba de España en desbandada.
    Luego hay otras tres cuestiones importantes:
    – En tres horas estás en cualquier lugar de España cogiendo el avión. Cuatro, si te vas a Suecia. Y puedes hablar todos los días gratis con ellos. El exilio no es tan duro como antes.
    – La vivienda comprada se puede alquilar.
    – El idioma se aprende, si bien es el principal escollo en la adaptación (y se pueden tardar entre 2 y 3 años).

    En realidad, el mayor escollo son tu mujer y tus hijos. Lo demás tiene solución. Te vas a Londres/UK, empiezas de cualquier cosa y de ahí a crecer.

    Saludos.

  • AMEN. Tanto que os he mencionado en mi blog: http://www.crossingroads.es/una-de-haciendo-maletas-y-chus-yo-tampoco-vuelvo/ (enlazando y citando claro está) 😉
    Como siempre, muy grande el post.
    Un saludo,

  • Hola, Jaime. Bienvenido a Desde El Exilio.

    Creo que el mérito de la emoción es casi más de la campaña publicitaria, absolutamente brillante.

    Luego están los problemas de España. Que te pones a pensar en ello y te deprime. Ojalá algún día cambie todo.

    Saludos.

  • Sanders

    Burrhus:

    Me siento totalmente identificado contigo, mis circunstancias son menos aleatorias que las tuyas pero parecidas en el fondo, una familia con Mayúsculas y unos amigos a los que les debo mucho y a los que ojala pueda compensar de alguna manera.

    Yo volví después de algunos años viviendo fuera y me tuve que volver a marchar, hace mucho tiempo conocí a una chica de Asturias la cual me dijo como justificación para no volver: “España ha dejado de gustarme”

    Con el tiempo a mi también ha dejado de gustarme, como tu hecho de menos a la gente, la sensación de no sentirme “extraño”, echo de menos la fruta y verduras de calidad a buen precio… Pero nada de eso vale el coste de perder la libertad de poder buscarse la vida por uno mismo.

  • Javier Sánchez

    Más de uno nos iríamos de aquí a la menor oportunidad, si no fuera por esas características que tanto definen nuestro carácter:
    – El fuerte arraigo familiar.
    – El siempre comprar vivienda , alquilar es tirar el dinero.
    – Las barreras idiomáticas para las que tan mal estamos preparados.

    Hay cosas que no te puedes llevar: los factores familia / vivienda son enormes mochilas que cargamos en nuestras espaldas, y pagamos un alto precio por tener esta escala de valores.

    El dolor del exiliado no es sólo para el que parte, sino también para los que se quedan. Creo que esto lo tenemos muy presente los españoles, a diferencia de otras culturas.

  • Estimado Burrhus

    Tu post me ha emocionado casi tanto como el anuncio. Sectarismo, corrupción… es muy triste, y es bueno que se confronten alternativas desde dentro y desde fuera.

    Gracias por la oportunidad de comentar y un saludo,

    Jaime

  • No comparto tu opinión sobre los musulmanes. Creo en la libertad de credo. No obstante, como bien dices, este no es el post apropiado. Gracias, y un saludo.

  • Ok.

    En mi blog siempre pongo los enlaces, no hay problema.

    Y sobre lo de los musulmanes… bueno, este no es un post para ello, sería salirse del tema, así que solo diré que considero al Islam incompatible con la democracía y la libertad y por tanto el mayor peligro al que nos enfrentamos hoy en día. Se debería ilegalizar.

    Salud.

  • Que se ha publicado tarde. Te pedimos disculpas, Ramses. Intentaremos corregir este problema del blog.

    Respecto del permiso. Por supuesto. Pero, por favor, enlaza. Gracias.

    Respecto de la integración. Creo que la facilidad de integración no es bidireccional. Un alemán se puede integrar en España sin problemas, aunque le cueste un poco. Con datos en la mano, uno de cada tres españoles se queda en Alemania.

    Respecto del Islam, tampoco creo que haya grandes diferencias culturales. La mayoría de musulmanes es árabe y también lo es parte de nuestra sangre. Lo que es incompatible es la separación religión/Estado. Y eso genera miedos por nuestra parte, en muchos casos injustificados.

  • Dejé un comentario antes y parece haberse perdido ¿que ha pasado?.

  • Estoy muy de acuerdo, ¿habría algún problema si lo copio y lo publico en mi blog?, citando por supuesto la fuente y linkeandolo.

    Solo unos apuntes, yo no creo que haya tanta incompatibilidad con la gente del norte, aunque yo no he estado por allí, mis datos son de alemanes, suecos y sobre todo británicos con los que he tenido contacto aquí (en vacaciones sobre todo). El modo de vida occidental me da que, al menos actualmente, es bastante parecido. Sin embargo seguro, pero totalmente seguro que tendría muchos y muy graves problemas con los musulmanes y en Alemania son legión, desgraciadamente.

    Supongo que, en realidad, el tema de la compatibilidad es individual, unos tendrán más dificultades y otros sin embargo no las tendrán apenas pero claro, eso solo se puede saber pasando por ello y yo, con mi edad, dudo mucho que ya llegue a ello.

    Saludos y ya me dirán si puedo hacer el “copypasteo” solicitado.