Home Liberalismo El P-LIB y los liberales

El P-LIB y los liberales

escrito por daoiz 21 enero, 2014

España ha experimentado desde los años 60 un desarrollo sin precedentes, que le ha permitido alcanzar un nivel de convergencia económica y social muy alto con la Unión Europea. En paralelo, y de manera similar a lo que ha ocurrido en otros países europeos, el peso del Estado en la vida y economía de los ciudadanos ha ido aumentando lenta pero inexorablemente. El Estado del Bienestar parece garantizar estabilidad, tranquilidad y progreso. Los sistemas democráticos, y los gobiernos y partidos que se presentan para la reelección cada cuatro años, venden como “derechos” otorgados por ellos a los ciudadanos privilegios o prebendas generados mediante el dinero extraído previamente a los mismos. Se prometen y ejecutan infraestructuras maravillosas, se aumentan las pensiones, se extienden subsidios y subvenciones. A cambio se suben impuestos y se endeuda a las generaciones futuras. 

elestadosoyyoAlgunos españoles, entre los que me incluyo, hace años que presenciamos este incremento de la presencia del Estado en nuestras vidas con preocupación. La profunda crisis que asola España  desde 2008, y el hecho evidente de que el Estado busca autoprotegerse sin reducir su tamaño , como demuestra el mantenimiento del déficit publico pese al salvaje aumento de impuestos, han incrementado exponencialmente el numero de ciudadanos desencantados con esa situación. Bastante heterogéneos, mayoritariamente votantes de partidos de centro derecha, e irritados profundamente con el PP, que ha llevado hasta limites muy superiores a los que jamas lo hizo el PSOE tanto la presión fiscal como el intervencionismo del Estado en todos los ordenes de la vida, buscan (buscamos) algún partido político que desee impulsar la recuperación del individuo frente al poder estatal, y que haga frente al poder de la “casta” de los partidos mayoritarios.  El abanico de posibilidades abarca desde la UPyD de Rosa Diez a los Ciudadanos de Albert Rivera, pasando por la casi fallecida iniciativa de Mario Conde, la reciente formación encabezada por Santi Abascal y Ortega Lara, o la esperanza de que Aguirre rompa amarras con el PP y decida emprender proyecto por su cuenta. Casi todas tienen un atractivo en común: la critica a la casta PP-PSOE. Todas buscan pescar votos en las aguas revueltas de los frustrados votantes de esos partidos.

A mediados de 2009 se fundo en Madrid el Partido de la Libertad Individual, P-LIB, presidido desde entonces por Juan Pina, antiguo militante del Centro Democrático y Social de Adolfo Suarez, donde ingreso en 1988 y permaneció mas de una década. En la actualidad cuenta con mas de un millar de afiliados, intelectual y políticamente muy activos en las redes sociales.

Cercano ideológicamente a los partidos libertarios europeos y americanos, y económicamente defensor de la Escuela Austriaca, el P-LIB defiende la soberanía del individuo y es contrario al estatismo. Aboga por una drástica reducción de las competencias de las administraciones públicas y su traslado a la sociedad civil o la “devolución al ciudadano del poder para tomar sus propias decisiones con la mínima (o idealmente ninguna) injerencia del Estado”. Ademas, y por disposición estatutaria, no acepta subvenciones públicas y se financia exclusivamente con aportaciones voluntarias (donaciones, cuotas de los afiliados, etc.).

Pese al atractivo que estos principios deberían tener entre los votantes huérfanos entre los que me encuentro, la realidad es que el P-LIB navega sin pena ni gloria y es desconocido por la practica totalidad de sus posibles “clientes”. No solo eso. En los últimos días, y tras la airada respuesta del Juan Pina a la aparición de VOX, algunos que se consideran (nos consideramos) cercanos a las posturas liberales, asistimos entre el estupor y el desencanto a como el partido que debería aglutinarnos a todos en su seno, parece empeñado  en marcar distancias con todo aquel que no tenga una identidad ideológica total con sus postulados.

Tengo 43 años. He vivido en varios puntos de nuestra geografía, en Londres, y resido actualmente en Estados Unidos. Ingeniero superior, trabajo desde hace casi 20 años en diversas empresas, varias de ellas multinacionales, donde he ocupado y ocupo posiciones de responsabilidad directiva. He presenciado, participado y dirigido éxitos y fracasos en distintos negocios. He visto triunfar proyectos con pocas oportunidades aparentes, y derrumbarse otros que parecían muy prometedores. En mi experiencia, quizás el factor mas importante que determina el triunfo o el fracaso de las organizaciones es la definición estratégica de sus objetivos prioritarios, y la aceptación de que no se puede conseguir todo, ni todo a la vez. Dicha estrategia pasa siempre por un análisis cuidadoso y detallado del mercado, de los competidores, y de las fortalezas/debilidades de la oferta del producto o servicio a comercializar. Una vez analizado, se procede a la definición de metas, y de las tácticas y medios para hacer llegar a los potenciales clientes/consumidores el producto/servicio ofertado

Partido de la Libertad

Partido de la Libertad

Creo que el fracaso actual del P-LIB se debe, fundamentalmente, a que aun no ha decidido que papel quiere jugar en la sociedad. Cual es su objetivo estratégico? quiere ser una fuerza mayoritaria? Quiere tener representación democrática para influir en los partidos mayoritarios? quiere ser una referencia moral, un think tank cuyo pensamiento y forma de entender las relaciones entre los individuos y el Estado en la sociedad influya en el mayor numero posible de ciudadanos? Quiere ser un club selecto de libertarios anarcocapitalistas ?

Las tácticas a aplicar en cada caso deben ser distintas, y los medios de trasladar el mensaje al potencial votante también

Asumiendo que tienen claro que, al menos durante las próximas décadas (y creo que nunca), un partido marcadamente liberal no puede ser una fuerza mayoritaria, apostaría a que la mayor parte de los afiliados al P-LIB se alinearían con cualquiera de las dos afirmaciones siguientes: influir en la sociedad vía obtención de representación parlamentaria y por lo tanto condicionando a los gobiernos resultantes o al menos haciendo escuchar su voz en los parlamentos correspondientes, o ser un think tank con objeto de ampliar el numero de españoles que consideren que el Estado, mas que la solución, es el problema. Paso a continuación a realizar un ejercicio acelerado de lo comentado

MERCADO

España  es un país cuyo ciudadano medio es de ideología marcadamente socialdemócrata. Consume información procedente de mass media, lee poco o nada, y esta en general bastante satisfecho con el Estado de Bienestar.  Sin embargo, hay un numero importante de votantes en los que en los últimos años ha ido calando la idea de que el Estado no es necesariamente bueno, y que devolver la iniciativa (y el dinero vía reducción de impuestos) al ciudadano es positivo. De que las subvenciones son fundamentalmente una mala iniciativa y que abre la puerta a la corrupción generalizada. Y que el Estado del Bienestar tal y como lo conocemos hoy es, en el mejor de los casos, insostenible en pocos años. Dos figuras han contribuido de manera decisiva a este cambio de mentalidad en ese sector de la población: Federico Jimenez Losantos al frente del proyecto de LibertadDigital, y Esperanza Aguirre, ex Presidenta de la Comunidad de Madrid. En mi opinión, a efectos de este ejemplo, y si el P-LIB quiere atraer votantes a su proyecto político, el caladero, su mercado potencial, es precisamente ese.

COMPETIDORES

UPyD: Partido muy personalista, de carácter marcadamente socialdemócrata. En principio no debería atraer al mercado potencial del P-LIB sino a desencantados del PSOE. Sin embargo, también tiene un mensaje fuertemente antinacionalista, de defensa de las libertades en algunos territorios autonómicos, y de regeneración democrática, y su líder posee una excelente relación  con Federico Jimenez Losantos, lo que le otorga cierta relevancia mediática que le es negada en los medios mayoritarios controlados por PP y PSOE pese a su ya importante presencia parlamentaria.

Ciudadanos: Algo parecido al anterior, con bastante menos implantación a nivel nacional de momento. Tiene el atractivo de la autentica frescura, pues su líder, a diferencia de Rosa Diez, nunca ha pertenecido al establishment politico

VOX: Escisión del PP, al que critica con virulencia su excesiva cesión ante los nacionalistas y su rendición ante ETA. Ademas parece apuntar a políticas liberalizadoras en lo económico, con menciones mas o menos claras a reducciones de impuestos.

Cual es la oferta del P-LIB, su producto? Su programa electoral. Dirigido a su mercado potencial, y en relación a sus potenciales votantes:

FORTALEZAS

Reduccion de impuestos, sistema de pensiones mas sostenible, eliminación de subsidios y subvenciones, separación de poderes

DEBILIDADES/AMENAZAS

Federalismo

Posturas respecto al aborto/drogas/armas

Estrategicamente, según ese análisis, y siempre en mi opinión, el mensaje debería:

1. Centrarse en aspectos económicos, con proyectos de cambio sobre la situación actual bien trabajados (por ejemplo, pensiones).

2. Explicar muy bien la idea federal que defiende (me temo que al votante potencial le puede dar cierta alergia).

3. Incluir respuestas firmes pero respetuosas para el discrepante respecto a temas como eutanasia, aborto o drogas, evitando dogmatismos y reconociendo la complejidad del problema.

4. Y, por supuesto, debería eludir determinados debates de forma evidente (de verdad alguien cree que la no legalidad de la tenencia de armas es un problema en este país? quieren asustar a los pocos que escuchan sus mensajes?)

Una vez definida la estrategia (que mensaje y a que consumidor potencial va dirigido), debe definirse el plan de medios con el que llegar a esos consumidores. Y, lamentablemente, la única forma de hacerlo en este país, es con medios de masas (Radio y TV). Y aquí es donde comienza el verdadero drama del P-LIB. Son el único partido que es absolutamente irrelevante mediaticamente. Si es por elección, es poco inteligente. Si es por incapacidad, debe buscar las causas raíz y corregirlas.

Si eso implica fichar una figura mediática, que lo transforme en su prioridad numero 1. Si implica hacer lobby hasta conseguir presencia relevante en alguna radio o televisión, que lo hagan. Si siguen como hasta hoy, jamas llegaran a nada.

Les guste o no, ha hecho mas Esperanza Aguirre, cuya ejecutoria como liberal es cuando menos discutible, por llevar el mensaje antiestatista al ciudadano medio, que todos los militantes del P-LIB. El propio Daniel Lacalle ha conseguido mas en unos meses que el P-LIB en sus 5 años de historia. Por cierto, Daniel Lacalle, al que supongo nadie cuestionara su liberalismo, llevo a Esperanza Aguirre, la “bicha” de los actuales dirigentes del P-LIB y de muchos liberales, a la presentación de su libro; por que? porque ayudaba a su estrategia, a hacer llegar su producto al consumidor potencial; y que yo sepa, Daniel no ha tenido que renunciar a sus principios en absoluto, ni el contenido de su libro es menos liberal.

No he pretendido ni pretendo decirle al P-LIB cual debe ser su estrategia. Lo que si espero que entiendan es que deben tener una. Lo anterior es únicamente un ejemplo rápido e impreciso de como enfocaría yo la situación, centrándome en lo que YO creo que es el potencial votante del P-LIB. Si el P-LIB cree que sus votantes potenciales son ultraizquierdistas, socialistas, o todo el espectro, la estrategia debe ser distinta.

Por ultimo, creo que una sociedad adormecida por el mensaje estatalista durante casi un siglo no pasa de la socialdemocracia al anarcocapitalismo de la noche a la mañana. Y que, por tanto, adoptar posturas maximalistas, marcando diferencias contra todo el que discrepe lo mas mínimo del mensaje oficial libertario del partido (es muy llamativo como dedican varias paginas del manifiesto a diferenciarse de otros partidos, incluido IU), sacando a relucir extravagancias como la legalización de las armas, y dedicando las diatribas mas agresivas a aquellas figuras o movimientos que pueden resultar referentes morales para muchos potenciales votantes, como Esperanza Aguirre o VOX, es un error garrafal desde el punto de vista estratégico. Ver la cantidad de personas intelectualmente inquietas que se consideran cercanas al liberalismo que estos días han mostrado indiferencia, alejamiento, o hasta antipatía por el P-LIB debería hacer reflexionar, y mucho, a los actuales dirigentes.

No he dedicado varias horas de mi tiempo para otra cosa que no sea intentar ayudar al que todavía pienso tiene la oportunidad de ser el partido que aglutine a los que nos sentimos, en mayor o menor grado, liberales. Pido disculpas si alguien se siente ofendido, particularmente mi amigo y editor de este extraordinario blog, que me acerco a un mundo, el del liberalismo, casi totalmente desconocido para mi hace 5 años.

 

PD: En el test de afinidad del P-LIB doy 873, y en el de Nolan aparezco como marcadamente liberal. Que, por otra parte, es como me siento.

PD2: Pido disculpas por las faltas de ortografía; mi teclado es americano, y el traductor no me deja poner todas las tildes que son necesarias

PD3: Según los objetivos estratégicos, a veces es bueno establecer alianzas con competidores. Tampoco vendría mal dejarse auxiliar por profesionales del marketing. Tonterías aparentes como el nombre del partido o el color y forma del logotipo influyen de manera decisiva en los votantes. Partidos que empezaron de cero como UPyD lo saben. O alguien cree que la elección del color magenta es casual? Seria el P-LIB menos liberal si prestara atención a esos detalles? Al contrario, a algunos nos empezaría a convencer de que se toman en serio su acción politica

  • Bastiat

    Quizás entendí mal esto de: “Y si quieres aportar algo o decir por qué no te gusta, te apuntas. Sí o sí. Cuando tengas carnet, cuentas lo que quieras por los cauces adecuados. Si no es que eres un enemigo con aviesas intenciones.”

    Pero no le des mas importancia.

  • Bastiat,
    No sé por qué me incluyes en el comentario, en ningún momento he dicho que me parezcan mal las aportaciones críticas, al contrario, he sido de los que han criticado algunas cosas.
    No desde dentro del partido, pero tampoco diría que desde fuera, puesto que hasta no hace mucho he estado colaborando con el P-Lib de mi provincia. Y aunque hubiera vertido las críticas desde fuera, no creo que eso las convirtieran en críticas inválidas. Diría que son casi más relevantes, pero cualquiera sabe.

  • Esopmontaraz

    2076
    Tú mismo.

  • Quizá minusvalorar al “enemigo”, considerando que el libertarianismo tiene soluciones para todo y que la razón está de nuestra parte y por tanto somos imbatibles. El liberalismo es antipático, necesita mucha divulgación (pero no en “modo pastoral” leyendo salmos de liberales austriacos como si fueran dogma de fe), un análisis de mercado electoral serio y pragmático, y un discurso particularizado para la sociedad española, anegada durante décadas en la socialdemocracia como verdad absoluta, y con unas peculiaridades históricas que nos hacen diferente a cualquier otra sociedad en principio equiparable.

  • Pues si me permitís chinchar un poco, yo diría que el voto liberal por excelencia es el de desconfianza, y no el de confianza. Y en España es más urgente, vista la “calidad” de nuestros partidos.

    Pero tampoco te puedes poner en plan anti-partidos, sin más. Acabas en demagogias personalistas tipo Sudamérica. Así que solo puedes intentar obligarles a mejorar. ¿Cómo? Por ejemplo, intentar que se abran. Que dejen de ser chiringuitos mangoneados por una cupulita, y una metástasis de selección negativa. Y ahora no estoy hablando del P-Lib, que me da igual (ni media “buena intención”), sino en general.

  • daoiz

    Mil gracias, Juan, por la respuesta, y por el tono empleado en todo momento. Pido ademas disculpas a ti y a todo tu partido por haberme metido “donde no me llaman”. Lo hice porque desde siempre, cuando veo algo/alguien al que aprecio y que quiero que crezca y mejore, y pienso que se va a estrellar, intento aconsejar desde mi experiencia. Me equivoco muchas veces con mis hijas al hacerlo, y probablemente con vosotros. Y de hecho es muy posible que, tanto ellas como vosotros, no solo no se fueran (os fuerais) a estrellar sino todo lo contrario, porque soy una persona que se equivoca muchisimas veces, probablemente mas de las que que acierta.

    Un abrazo

  • daoiz

    … es que en los paises anglosajones esa vision liberal ha triunfado… pero no tanto los partidos liberales… por ejemplo, los libertarios aqui, con un 1-2% de voto, tienen mucha menos influencia que el fenomeno Tea Party… que por otra parte, y “parajodicamente”, es el que esta haciendo que USA sea cada vez un pais mas socialdemocrata… y si, como decia alguien hace meses, el fenomeno liberal estuviera consiguiendo que el mundo fuera cada vez mas socialdemocrata?… no quiero ni pensarlo, y ademas no cambiaria un apice mi forma de entender la sociedad, pero… algo estamos haciendo mal, MUY MAL, los liberales en todo el mundo. Que me aspen si se que es

  • De acuerdo Batiat, también cuentan con mi voto de confianza, pero ya no tengo su papeleta metida en el sobre para las generales de 2015. No tengo papeleta alguna de hecho. Seguiré escuchando lo que dicen (son muy activos en FB y Twitter) y obraré en consecuencia.

    Pero sinceramente, dudo que haya cambios significativos, y mis preferencias (y también se lo dije en persona en una comida hace tiempo) va por un camino integrador que no excluya a la gente por razones de purismo ideológico. Es legítimo no ir por esa línea, y también es legítimo que exista un partido puramente ancap. Pero el precio es que muchos liberales (creo que la mayoría) no se sentirán identificados con el P-Lib, y en consecuencia las posibilidades de ver un partido liberal en el parlamento disminuirán. En España difícilmente triunfará una visión anglosajona del liberalismo que elimina a católicos, patriotas y conservadores. Al menos a corto y medio plazo.

  • Bastiat

    Pues en mi caso Eclectikus voy a, tengo que darles un voto… de confianza. Intentaré seguir sus comunicados, sus participaciones en foros, entrevistas, creo que el sábado sale Juan en EsRadio, y ver si qué han sacado de todo esto.

    Mi voto de confianza, porque para el físico creo que aun queda algo… como por ejemplo la voluntad de ser no sólo la cantera, como ha comentado Juan en otro comentario, si no el referente mayoritario del liberalismo en España.

    Lo mismo habría que debatir mucho más con los jóvenes que ya si que participan activamente en el P-Lib. Cuando hay voluntad siempre se aprende, los unos y los otros, y cuando decidan ser eso, la referencia, entonces si…. a por el nombre….Partido Liberal.

    Que es que lo del P-Lib….no me gusta… Parece ya que está diciendo: “Oye, que nosotros hilamos tan fino en el tema del liberalismo que no nos vale cualquier cosa. Semos asin.”

  • Hola Daoíz. Visto así en general, no creo que la libertad económica sea más importante que el ámbito de las libertades públicas/derechos civiles/libertad individual ante cuestiones éticas. Tampoco creo lo contrario. Dependiendo del momento y el lugar, será más urgente o menos defender uno de esos ámbitos o el otro, o ambos requerirán el mismo esfuerzo.

    Lo que me preocupa de los liberal-conservadores (Esperanza Aguirre, sectores de FAES y del PP, Vox…) y también de los social-liberales (el antiguo CDS, quizá sectores de C’s, parte de los liberales europeos, como los británicos) es la tendencia a relegar uno de esos campos para quitarle votos o afiliados al partido colindante. Eso es pan para hoy, pero te condiciona y te mete en una espiral de la que luego es difícil salir. Si no has dicho nada por ejemplo sobre privatización de servicios y te has centrado en la libertad online y los derechos civiles, has atraído un perfil de gente equis, y cuando salgas con un “capitalismo feroz” te llamarán chaquetero y se irán. Sensu contrario, lo mismo. Por ello, esto requiere bastante mimo, ir dando paletadas a ambos lados, saber que crecerás más lento, poner un listón suficiente para que se sumen aquellos a los que no necesitas engañar porque sí comparten en general ambas facetas de la libertad. Convencer y después incorporar, más que incorporar a cualquiera sea como sea y después encontrarte con que el proyecto se va por donde todos los anteriores: hacia el eclecticismo buenista, tan pragmático en los objetivos de expansión como contraproducente en la difusión real de nuestras ideas.

    Sobre tu ejemplo de política-ficción, habría que ver el caso, la situación del momento. Intentaríamos influir en varias cosas, firmar un pacto de legislatura con equis contrapartidas claras y nítidas, y desde luego quedarnos en la Oposición porque con pocos escaños aceptar gobierno es aceptar que te hagan una “ósmosis” como una casa (que le pregunten a los últimos del CDS). Ahora, en el caso concreto actual de España, en este momento, mi prioridad absoluta sería el paro: bajada drástica de impuestos y trabas a la emprendeduría eliminando también el SMI y la coerción sindical. La segunda, iniciar ya la transición a un sistema de pensiones por capitalización. La tercera seguramente un gran pacto federal simétrico y definitivo con responsabilidad fiscal plena. Pero no dejaría de ser una alta prioridad la plena legalización de las drogas (las “blandas” de forma unilateral, las demás impulsándola en la acción exterior), junto a la defensa a ultranza del secreto de las comunicaciones. Por supuesto, estas prioridades son personales. Un saludo.

  • Mil gracias por esta reflexión, que suscribo entera. Y gracias por tu amabilidad al participar en este debate. La perspectiva externa nos ayuda a mejorar mucho más que el debate interno. Como dices, nos debemos ante todo, por encima de todo, a nuestras ideas. Pero a partir de ahí se pueden hacer las cosas mejor o peor, y de este debate sin duda tomamos muchas notas para procurar hacerlo mejor. Un saludo.

  • Pues yo también cierro el chiringuito en este hilo. También he cerrado el chiringuito en todos los grupos “libertarios” de Facebook, en donde he visto que la respuestas a esta entrada y a las críticas en los comentarios, ha sido simplemente de tacharnos de “socialistas” y “conservadores”, etiquetas que asumo tienen el mismo contenido que cuando las fuerzas de progreso nos llaman “fachas”. Y no es la primera vez que aprecio esta actitud ante la crítica a un comunicado del P-Lib, también me pasó este verano con el asunto Gibraltar, que por cierto tampoco era la primera.

    En resumen, que quedo de nuevo huérfano político, y mi primera opción que era el P-Lib está a día de hoy al mismo nivel que “Fe de las Jons”, en lo que a mi intención de voto respecta. Y me consta que no es una posición extravagante, somos muchos los que compartimos las críticas que se han vertido estos días, y que resumo en dos: error táctico en las formas (no se puede denostar a los posibles futuros votantes) y sectarismo en el fondo (arrogarse como dueño absoluto de las esencias liberales). Si además añades la virulencia como respuesta a esas críticas, y la ausencia de contra-argumentos en la defensa de las tesis, pues la ocasión la pintan calva para hacer las maletas y mirar para otro lado, seguramente la abstención, que en mi caso es la formación que más veces ha obtenido mi voto.

    Saludos a todos.

  • Bueno, las discusiones suelen ser entre personas, y estás tienen un grado de subjetividad que les es inherente, Plaza. Es por ello que la intención que se le supone a un acto no depende de quién lo realiza, ni del acto en sí mismo, sino de cómo lo percibe al sujeto al que va dirigido. Este lo puede percibir como bienintencionado, o no. Que nosotros nos esforcemos por desnudarnos de estas subjetividades siempre que sea posible no significa que todos deban/puedan hacerlo. Somos como somos. Yo no siempre lo consigo 😛

    En cuanto a la crítica en sí misma: siempre debe ser escuchada. No he dicho lo contrario.

  • Bastiat

    También de acuerdo Plaza…. Pero no hablo sólo de disfrutar o de su utilidad si no de ganar, aunque si los espectadores aprenden es un buen resultado.

    Y es que en mi caso me gustaría poder ir por la vida sintiéndome orgulloso de votar a un partido verdaderamente liberal. Y no me importaría nada ir con un pin en la solapa o que me identifiquen fácilmente con él, porque estaré identificado con algo fácilmente reconocible. Y porque cada vez que alguien critique lo que ve en su día a día, si veo una grieta, una mera posibilidad…. decirle…. vota al … Partido Liberal, quiere que haya menos políticos, por ejemplo. A día de hoy… ¿a quién le puedo decir que vote, qué cartel mirar cuando haya elecciones?

    Y absolutamente de acuerdo, si Idi Amin Dadá te dice que tienes la bragueta abierta… coño… mírate salvo que quieras presumir de algo… ¿no?

  • ¡Jó!, Luis, no nos caigas en el viejo barro de las intenciones. A los partidos les encanta siempre hablar de las intenciones de los críticos, y esa es la quintaesencia del argumento a-h. Pero es por eso -entre otras cosas- por lo que se suele mirar a los políticos con prevención.

    Las intenciones, de cara a la crítica, son (a) desconocidas y (b) irrelevantes. Cuando algo nos molesta, siempre tendemos a fabricar unas intenciones externas, culpables de la molestia que sufrimos. Es nuestro “software”. Por eso es una de nuestras mayores fuentes de error de juicio. Así que nuestro juicio de intenciones, estadísticamente, probablemente, es un error. Y como no podemos saberlo, (a) las intenciones son desconocidas.

    Que no es la operación que estás haciendo. Haces lo contrario. Pero lo mismo que unas malas intenciones (normalmente imaginarias) no quitan ni ponen razón a un argumento, tampoco las buenas (sean imaginarias o reales). O sea, (b) las intenciones dan igual.

    El recurso a las intenciones solo es una forma de evitar el debate. No es tu caso. Pero tu razón de aceptar el debate, las buenas intenciones que imaginas, no es la razón de aceptar el debate. Acabaríamos discutiendo sobre intenciones, y no sobre lo que hay que discutir. Por ejemplo, de la disposición de un partido a hablar (debatir) de lo suyo, fuera de su sanedrín. Y fuera de su burbuja de las “buenas intenciones”.

    Bastiat, si tiras de experiencia (perspectiva), casi seguro que concluyes que los debates no sirven para convencer. O no para convencer a los que intervienen. Pero sí pueden servir para mostrar a los espectadores la solidez de los planteamientos de los intervinientes. E, idealmente, para que los intervinientes aprendan a mejorar esos planteamientos, cuando no han funcionado muy bien.

    Por eso, Luis, también la atención que merece una crítica es independiente de la intención del que la formula. Si el más malo del mundo -pongamos Idi Amin Dada- te dice que llevas la bragueta abierta, lo suyo es mirarse la bragueta, y no ponerse a juzgar las intenciones del antropófago.

    Por eso cuando un discurso empieza por, y se basa en, etiquetas e intenciones -el manual por excelencia de los partidos políticos-, ya no merece la pena seguir escuchando, y se puede perfectamente desconectar sabiendo que no te vas a perder nada. Y si te fijas, eso es lo que hace la mayor parte de la gente.

  • Bastiat

    Correcto

  • Bastiat

    Manuel, Oscar, Eduardo, Luis, Joaquín… Juan Pina, me acabo de levantar, es festivo, y reconozco que ayer me fui a la cama molesto conmigo mismo y con toooodo este hilo.

    No creo que quienes hemos criticado, en algún momento con cierta dureza, al P-Lib lo hayamos hecho nada mas, y tenéis que leer el fondo mas que las formas, que por la idea de que es necesario, consideramos necesario, la existencia de un partido que nos represente, a los liberales. A la gran mayoría de los liberales.

    Consenso se llama. Y todo acuerdo, consenso, convivencia, lleva implícito algún grado de renuncia de nuestros principios, opiniones, ganas de imponernos. Siempre. En una pandilla, en una partida de cartas, en una cooperativa, en una ciudad, en una nación…. en un partido.

    Quiero que sepáis, sobre todo Juan, que si en mi circunscripción os presentarais, os votaría. Si es en las Europeas seguro. Porque sois los únicos que coincidís con la mayoría de mis ideas. Otras las debatiría hasta lograr un consenso o hasta morir en el intento. Es decir, cuando me hubieseis convencido. Argumento contra argumento. No con etiquetas.

    Pero es que yo soy sólo uno. Y no sé cuántos de los que en algún momento han pensado votaros este hilo, por nuestras palabras …o por las vuestras, se han echado para atrás. Porque ese es el fin de todo partido político, atraer voluntades, aunar voluntades, crecer. No esperar a que todo ocurra y con la simple permanencia en Internet y contadas apariciones públicas en las que tratar de hacer ver que sí hay una solución, que si hay una alternativa… pero que es sólo esa.

    Nunca será sólo esa. Ni será sólo la mía, o la de Plaza, o la de Daoiz, o la de Claudia… o la de Luis. Será aquella que aúne mayor número de voluntades. Y en eso hay que trabajar.

    No se os pide que cambiéis de ideario, que yo comparto en su mayoría como he dicho, si no que entendáis que los tiempos políticos existen y que ahora, que es un tiempo con cierta convulsión sería mucho mas necesario atraer que repeler voluntades. Y el liberalismo es tan potente que todos los demás partidos políticos en algún momento gustan de presumir de tener un cierto barniz liberal. Pero nosotros, los liberales, vosotros y nosotros que aquí nos hemos zurrado, tenemos muchos en común. MUCHO.

    Y en cierta manera algo de envidia puede haber. Vosotros sí habéis sido capaces de dar el paso que otros todavía no hemos dado. No siempre es fácil por cuestiones particulares o incluso geográficas, de densidad de liberales por metro cuadrado…. (Hay alguien ahiiiii. Lo digo por mi ciudad). Por eso realmente, quizás, lo que se os pide en el fondo de todo, es que os hagáis un lifting, un poco de rímel, subir dos dedos la falda, mostrar un buen corte de pelo y unos pantalones ajustados, menos barriguita, y salgáis a ligar. Y no se liga diciendo lo feos que son los otros, sino presentándose uno fermoso y atractivo. Siendo vosotros mismos pero potenciando en el mercado político aquello que más pudiera atraer, sin esconder aquello que mas se pueda rechazar, que lo hay, pero sin hacer de ello casus belli en cualquier debate. Debatir es un arte, en cierto modo una guerra, pero en la que el vencido será vencido cuando pase a vuestro bando. No cuando se vaya humillado, insultado, o menospreciado.

    Somos liberales. Sólo quería deciros eso.

  • Es lo que tiene convertirse en sujeto de dominio público. Todo el mundo puede opinar y proponer. Dentro y fuera del partido. Habrá críticas malintencionadas de las que será necesario defenderse, otras serán bienintencionadas y merecedoras de atención. La postura mostrada en este hilo por Juan Pina deja bien claro que este artículo ha sido claramente interpretado como una crítica bienintencionada, digna de consideración. Todo lo que viene después es mero chascarrillo entre comentaristas de un blog. Unos opinan “a”, otros “b”. Lo normal, vamos.

    La “cultura” política desarrollada en los últimos 30 años en España no es precisamente el caldo de cultivo adecuado para establecer diálogos efectivos. Al contrario. En países civilizados estas cosas pasan menos, o no pasan, simplemente por la razón de que ningún partido pretende desarrollar toda su política de golpe, o presentarla en campaña. A las personas hay que cogerlas allí donde están. Y dónde están los españoles hoy? en el paro. Si a un político alemán le preguntan hoy por, no sé, la poligamia, la respuesta inmediata sería: “No toca. El ciudadano alemán tiene otras prioridades, otros problemas, y es nuestra labor como partido XYZ dar soluciones a esos problemas. Es por ello que …..” y expone su posición sobre lo que realmnente le interesa a la gente, independientemente – y sin mencionarlo- de que su partido esté a favor o en contra de la poligamia.

    Me consta que las sucesivas versiones del programa de acción política del P-Lib nacen de la voluntad de sus afiliados, y se corroboran, o no, en los congresos del partido. De forma pulcramente transparente y democrática. Se me antoja lógico, por otro lado, que la dirección de un partido se mantenga fiel a los compromisos adquiridos con sus afiliados, lo que hace imposible una revisión programática fuera de las vías que el partido establece para ello.

    En otro orden de cosas. Los debates pierden interés cuando se convierten en escaparates de egos, fobias y filias. Siemrpe es mejor quedarse en las ideas que se discuten evitando escrupulosamente los ad-hominem o los intentos de censura. La agresión no es liberal. La censura un grave atentado contra la libertad.

    Saludos libertarios alegres a todos.

  • Y si quieres aportar algo o decir por qué no te gusta, te apuntas. Sí o sí. Cuando tengas carnet, cuentas lo que quieras por los cauces adecuados. Si no es que eres un enemigo con aviesas intenciones.

  • daoiz

    Manuel, dos precisiones nada mas:

    1. Se supone (empiezo a dudarlo) que tu debes estar interesado en que la gente te vote. Por lo tanto lo de que te la traiga floja el posible CLIENTE de tu oferta parece una táctica comercial manifiestamente mejorable

    2. Si ese posible votante de VOX no te interesa, en que pensáis, en nutriros de desencantados de IU o ZP? Perfecto! pero por favor, conseguid que Wyoming sea cabeza de cartel. Quizas asi…

  • Este comentario de @manuelpm es divertidísimo: de modo que, después de ha sido el P-Lib quien, a través de su presidente, califica lo que otro partido (que es nuevo…) es o deja de ser, luego somos los demás (que ni siquiera hemos dicho si vamos a votar a VOX) los que nos metemos donde no nos llaman.
    Mire, con todos los respetos, si alguna vez hubiese tenido algún interés en su partido, esta discusión me la hubiese quitado, porque han demostrado ser dogmáticos y absolutamente cerrados a cualquier influencia que venga del exterior. No se preocupe, por mi parte, no tengo ningún interés en seguir la discusión, porque lo más divertido es que nadie les está pidiendo que cambien su ideario (nos guste o no) sino diciéndoles que las formas no son las correctas. Desde luego, tampoco tengo ningún interés en militar en ningún partido con esas características: es lo mismo que ocurre en otros (esto son lentejas: o las comes o las dejas).
    Además, seguimos con las etiquetas: no contentos con el vídeo de marras, ahora resulta que el nuevo partido es “conservador estatista“. Y lo dice un señor que forma parte de un partido político que se supone que quiere alcanzar poder en el Estado (¿para desmantelarlo después según el anarcocapitalismo?). Estamos nosotros, que estamos tan encantados de habernos conocido, y luego los demás que no han alcanzado el nirvana anarcocapitalista. Dinámica muy peligrosa, sobre todo porque todo el embolado tiene un origen: el mismo partido cuyos representantes siguen afirmando que tiene un ideario inamovible, sean cuáles sean las ideas, consejos, reflexiones que procedan del exterior.
    Y muchas gracias por reconocernos el derecho a la libertad de expresión. Si no, esta noche hubiera tenido problemas para dormir…

  • Interesante plural, Manuelpm.

    Y sí, cada uno en su casa, etc. Salvo … problema. Los partidos políticos son un poco diferentes de las casas particulares, y su función no es la misma. A no ser que me equivoque. 😉

  • @manuelpm

    A ver, que cada uno opine lo que le dé la gana, faltaría más.

    Y que lo exprese en donde quiera y le dejen. Este blog, por ejemplo. Por supuesto.

    Agradecemos la aportación, pero también invitamos a verlo desde dentro.

    Que no quieren sumarse al equipo, perfecto también.

    Entenderán que cada uno en su casa toma las decisiones que cree convenientes y que las opiniones de los extraños -que siendo invitados a formar parte de la familia por su declarada afinidad, lo rechazan-, pues no es una opinión cualificada.

    Que quieres que sea no sólo oída, sino tenida en cuenta, milita. Que no quieres militar, magnífico. Tu opinión vale lo que vale la opinión de alguien que no puede tomar decisiones, ni influir en el partido. Es una cuestión mecánica, de lógica, dentro de un sistema que se ha dado estas normas.

    Vamos lo normal. Que yo no tengo que opinar en cómo y con qué ropas vistes tú a tus hijos. Allá tú. Ni tú sobre cómo yo a los míos, ¿verdad? Pues esto, lo mismo.

    Nada más.

    Ya lo he dicho en otro lado: somos un partido, una organización política y nos regimos por normas. Ni el presidente del partido puede saltárselas. Él también está sujeto a ellas.

    No son normas inamovibles, ni el programa político es inmodificable, pero sí son estables, las cumplimos y las hacemos cumplir. Se reforman en los congresos, cada dos años, más o menos.

    Si no te gusta el P-Lib por su ejecución de la política, me parece bien, pues siempre tienes la libertad de crear tu propio partido. Yo te animo a hacerlo. Cuanto más diversidad de pensamiento y opciones políticas mejor. Aún así y todo, si no montas un partido y todavía compartes nuestras ideas, te animo a ser simpatizante o votarnos.

    Personalmente opino que la llegada de VOX es muy sana. Una opción conservadora y estatista más que desgastará al PP. Adelante. Ójala consigan muchos éxitos en su caladero de votos, que es del estatismo centralista de derechas, los conservadores. Mucha suerte y nos vemos en el camino, quizás votando juntos algo liberalizante en economía. En todo lo demás VOX es un partido conservador españolista. Dicho esto de modo aséptico y denotativo, siin otra intención ulterior.

    En el P-Lib somos liberales en todo -lo moral, lo social, lo político y lo económico-, federalistas y republicanos en la cuestión de la Jefatura de Estado. Escuela austríaca en lo económico, pero sin dogmatismos. Hay ideas de Milton Friedman, Escuela de Chicago, como el cheque escolar, que nos gustan.

    Saludos,

    Manuel.

  • Bastiat

    Perdona Eduardo… no has entendido nada….

    Lo que necesitáis es parecer atractivos para que la gente se acerque, tener un menú del día apetecible a buen precio, y luego cuando la gente os conozco… mostrar todo vuestro arte en las exquisiteces. No pido que cambiéis el menú, sino que tenéis que logra que la gente piense que sois lo que buscáis.

    Lo que necesitáis es que cada día mas liberales piensen que en vuestra casa comerán mucho y bien…

    Pero tu mismo.

  • Seguro, Eduardo. Y tampoco debate en público y de igual a igual sus propuestas; o la crítica. Tiene sus cauces. Internos. Total, hay un programa, y seguro que se puede ver en la web. ¡Ah!, ¿que quieres hablar de eso? Cuaces internos. Hazte socio, pide la vez, y que te folle un pez. Lo público es para otra cosa. Se entera demasiada gente. Y si no te gusta el sistema de la partitocracia (chiringocracia) en España, ya siento, pero nosotros no lo vamos a cambiar. Estamos a gusto.

    Estaba claro desde el principio. Nos conocemos.

  • Eduardo Martínez Narváez

    “bastiat”

    El P-Lib no funciona como un restaurante que adapta su carta según sea temporada de invierno o de verano. Tampoco como Zara o Mango, variando de un día para otro los modelos y colores de sus productos según lo demanden sus clientes.

    Si buscas un partido que actúe de esa manera el P-Lib no llena tus requerimientos. Y no pasa nada: eres libre de apoyar a cualquier otro que sí practique esos métodos. Faltaría más.

  • Bastiat

    lamentablemente

  • Lo siento, Bastiat, pero eso es estrategia, y se habla dentro del chiringuito. Todo bajo control. ¡Solo faltaba!

    Por cierto:

    Como liberales aquí han habido opiniones siempre positivas hacia la posibilidad de crear un partido político que nos aúne.

    Lo siento mucho pero el partido ya está creado. Si no te gusta, creas otro.

    Esa es la idea. Creo. Es lo que suele ser. Lo que viene en el manual.

  • Bastiat

    Eduardo, yo soy, pongamos por caso, un amante de probar cosas nuevas en el comer. Voy por una calle, veo un cartel de un restaurante nuevo y o me atrae o no me atrae… El cartel, no el menú, no la comida que sólo una vez la pruebo y valoro y veo si el precio que me piden por ella vale la pena repetir o no.

    Yo no soy un militante. Me cuesta mucho trabajo porque soy muy liberal. Pero sí me gustaría militar en un partido que resulte atractivo a todos los que en algún momento se hayan sentido liberales y visto el envoltorio, el cartel, la fachada del local, la presencia en los medios, miren el menú puesto en la puerta o se adentren a ver si las mesas parecen limpias y la decoración muestra inquietud, si los planteamientos pueden parecer o no liberales, lo suficientemente atractivos como para pedir, como para participar. Y luego pruebo, la carne, los vinos, el postre, y decido… volveré. Votaré por ellos. Me involucraré.

    Realmente parece que tenéis mas vocación de residuales, de puristas, de excéntricos, de Frikis, como le decía a haddock (ya sé que no te refrías a mi), que de ser una fuerza que pueda transcender en algo en la vida política del país, no ya en influir, no ya conseguir cambiar las cosas en un medio plazo, parece que ni el largo os preocupa.

    Como liberales aquí han habido opiniones siempre positivas hacia la posibilidad de crear un partido político que nos aúne. Realmente parece que vosotros no aceptáis otro papel que el residual.

    Si, podéis ser inmaculados en vuestro funcionamiento interno desde el punto de vista liberal… Pero eso como cliente, posible cliente que soy, no me preocupa lo mas mínimo. Lo que quiero es saber qué proponéis y si la forma en la que lo proponéis resulta atractiva o no. Y luego el menú…. chicos, hay aspectos que ya he criticado, muy pocos para todo lo que abordáis. Pero el principal problema es en sí que parecéis querer hacer lo que para muchos es anecdótico, divertimentos para un debate sobre principios y consecuencias, algo medular en vuestra acción política.

    Yo no estoy a favor de la liberación de las drogas. Estoy a favor de que cada uno asuma las consecuencias de sus actos y por tanto, sólo aceptaría tal liberación en el momento en el que las consecuencias de sus actos sean pagadas por aquellos que las padecen o por quienes voluntariamente de su dinero, y lo mismo me incluiría entre ellos, aporten para mejorar sus condiciones de vida. No es lo mismo que hacer una bandera de ello, creo yo. Y eso igualmente con las armas.

    Y para colmo está en esta España actual poner en duda y en solfa algo tan básico como la unidad de la nación. Señores, cuando quieran y donde quieran les reto a que me expliquen cómo puede existir igualdad ante la ley si esta no tiene un territorio en el que se aplique y en el que a todos los que allí residen afecte de igual manera y que ni lo uno ni lo otro esté supeditado a voluntades arbitrarias individuales de sometimiento. Una vez comprendamos todos esos debates, y para ello hay que hacerlos, no dentro de un salón al que van sólo los correligionarios y algún despistado, sino ante la sociedad y, sobre todo, frente a aquellos que tienen muy parecidas opiniones pero que encuentran en la discrepancia el medio para llegar a consensos, podréis ser un referente dentro del liberalismo…. así…. agrandes rasgos. Un liberalismo con amplitud de miras.

  • Por explicar, Manuel. Tienes dos formas de verlo.

    Puedes ver que te están dando una plaza pública, llena de presuntos simpatizantes, o posibles proyectos de, y aprovecharla. Aprovecharla para contestar a las críticas, para explicar lo tuyo, en fin, para convencer.

    Y puedes encerrarte en “cuestiones internas”.

    Has elegido. Lamentablemente, es muy muy sintomático. Que lo entiendas o no, ya no es mi problema.

  • Todas dicen lo mismo, Manuel. Y el resultado es el mismo, por supuesto.

  • Espeluznante la capacidad de debate, la tolerancia con el disidente, la asimilación de la crítica, y el respeto por la libertad de expresión. Todo muy liberal desde luego, a mi me entran unas ganas de afiliarme locas. Vaya papelón.

  • Eduardo Martínez Narváez

    “daoiz”

    Gracias por tomarte la molestia de responder a mi escrito.

    La verdad no tengo nada más qué añadir a lo ya expuesto en su momento.

    Recibe igualmente un cordial saludo.

  • Plazaeme, eres un crack, tio

    Ni mucho menos. Es experiencia. Milité como un año en un partido, lo suficientemente pequeño para estar muy cerca de la cabeza. Cuando se acabaron las disculpas de la improvisación por ser todo muy nuevo, y el chiringuito era efectivamente chiringuito (burbuja), salí por piernas.

    Conozco los síntomas, eso es todo.

  • @manuelpm

    Yo te animo a pedir el ingreso, pagar la cuota de militante y trabajar en la dirección que apuntas. Te animo a que nos convenzas a todos de esos puntos, que nos pases tu lista de contactos mediáticos para que los convirtamos en militantes del p-lib que quieran sumar sus listas.

    No es que rechacemos al que discrepe, es que nos guiamos por normas internas. Ahí hay un Programa Político Marco, reformado en dos ocasiones en congresos por la militancia. Si no te gusta, entra y nos convences a todos para cambiar algún punto y lo votamos. Hay gente que lo ha conseguido.

    No es inamovible, pero esto no es horda siguiendo a un cacique o caudillo, es un partido democrático con unos estatutos y normas de funcionamiento.

    ¿Que no somos efectivos? Pues ven y entra, ve los recursos y nos lo cuentas luego.

    No hay más.

    M.

  • Pues cada vez tiene más morbo la cosa. Se está poniendo emocionante averiguar si esa mentalidad chiringocrática está en fase de metástasis en el P-Lib, o todavía tiene cura. De momento, la pinta de “efecto burbuja” (los técnicos le llaman groupthink) es total.

  • daoiz

    O sea, o militas, o no puedes aconsejar ni opinar. Toma ya! Pues mira, va a ser que no. Y va a ser que mientras la Ley no me lo impida (sospecho que si tu mandaras asi seria), y no me lo impida mi anfitrion (que supongo que, aunque militante, mientras no falte al respeto a nadie no lo hara), dire lo que me parezca bien cada vez que me parezca bien.

    Hablas en nombre del partido? (lo parece). Interesante. Al final los partidos son partidos. Es decir, no toleran la critica ni mucho menos la disidencia. Y el mas taliban en la defensa del jefe asciende. Plazaeme, eres un crack, tio. Tenemos que vernos un dia para tomar alguna cosa. Que pena…

  • @manuelpm

    Estimado Pablo Losada AKA Daoíz (sin Velarde):

    Las estrategias se implementan, no se cuentan en público. Vete al PP o al PSOE a que le cuenten su estrategia de comunicación y marketing, jajaja.

    Mira Pablo, hacemos lo que podemos y sabemos, con lo que tenemos. Si quieres te remangas y te metes dentro a sumar y a aportar tu expertise, tiempo y dinero como hacemos todos los de dentro y si no, pues ahí tienes otras opciones más o menos estatistas para militar y votar.

    Así de sencilo. Así de fácil.

    Si te defines como liberal, a mi me basta, eres bienvenido. Tienes la misma capacidad de maniobra que el resto: una cuota mensual, un voto y tu implicación personal en el proyecto.

    Saludos cordiales,

    @manuelpm

  • daviti

    Antonio Escohotado sería un magnífico simpatizante. Cala entre la gente de izquierdas por su defensa de las drogas, y argumenta muy bien la libertad y el mercado

  • daoiz

    Joaquin, a ver esos manuales, por favor. El Pluffington no cuenta como manual.

    Te adjunto alguno mientras, ok? (mira el ejemplo q ponen al final del primer enlace, quizas te ayude, aunque lo dudo… “luchan brazos infantiles contra las olas del mar, contra las mentes cerriles es imposible luchar”…)

    http://www.manuales.com/manual-de/diferencia-entre-tasa-e-impuesto

    http://www.tuguiacontable.com/2012/08/diferencias-entre-impuestos.html

    http://es.wikipedia.org/wiki/Impuesto#Diferencia_entre_tasas_e_impuestos

    Lo que son las tasas son TRIBUTOS. Y los tributos son mas amplios que los impuestos. Entiendes lo del todo y las partes, o te lo explico?

    A pastar…

  • Daoiz, la entrada es magnífica, y mucha gente dentro y fuera del P-Lib la ha asumido como crítica constructiva, y ha tomado nota de los argumentos en defensa y en contra expresados en el hilo. Las rabietas, desprecios y acusaciones al final son solo un complemento para que la gente se haga su composición de lugar sobre algunos elementos que se pueden encontrar dentro del P-Lib. Pero lo cierto (lo que cuenta) es la postura oficial del P-Lib, y esa la ha marcado Juan Pina felicitándote. Así que cada palo aguante su vela.

  • Lo que te decía, Joaquín; pensar. Un impuesto no es … ” una exacción que se efectúa como consecuencia de la prestación de servicios públicos y de actividades administrativas por las Entidades Locales”.

    Si B=C y A≠C, A≠B

  • Joaquín

    Según todos mis manuales de derecho y ciencias políticas las tasas son impuestos. Es más, veo que la Dirección General de Tributos de España dice, en su resolución nº 11/2005, de 18 de Enero, que “la tasa es un tributo cuya exacción se efectúa como consecuencia de la prestación de servicios públicos y de actividades administrativas por las Entidades Locales”.

    Y ahora me podeis sacar que un tribunal de Vietnam dice que las tasas son un pago solidario por el bien común. No hay nada que me parezca tan viciante como la mala fe. Declaro que ustedes tres son unos malvados, y aunque dudo que tengan algo remotamente liberal, si queda claro que son unos cretinos.

    Abandono esta cueva neanderthal en la que habéis convertido el hilo.

  • daoiz

    Eduardo, por partes:

    1. Yo no soy amigo del P LIB. Soy amigo de personas. Alguna de ellas milita en el PLIB

    2. Yo, como ya he dicho, creo que en mi forma de entender la vida soy claramente liberal, independientemente de carnes o etiquetas. Entre otras cosas por eso me considero libre de expresar mis pensamientos. El anfitrion de esta casa, buen amigo mio, al que aprecio y sobre todo admiro, y que me ha ayudado (aunque el no lo sepa) a evolucionar como persona, sabe que me ha resultado dificil y amargo escribir el texto; entre otras cosas porque me temia que se iba a interpretar como lo que no es, y no iba a servir para nada

    3. Para mi el P LIB puede representar la esperanza de votar a un partido que crea que va a cambiar la sociedad en la que vivo para bien. Para que eso suceda tienen que pasar varias cosas:

    – Que consiga representacion en algun parlamento/ayuntamiennto
    – Que entienda que en ausencia de mayorias absolutas no podra llevar a cabo totalmente su programa electoral, sino que debera sacrificar ciertos elementos del mismo
    – Que dado el punto anterior me diga saber cuales de esos elementos de su programa son los mas importantes o prioritarios. Cual seria, si tuviera la oportunidad, el que intentaria llevar primero a la practica. Por cierto, sigo esperando respuesta de Juan Pina a uno de mis comentarios sobre este punto

    4. A mi el largo plazo me parece esplendido. Pero me gustaria que fueran cambiando cosillas triviales como impuestos, menores regulaciones, mayor libertad de expresion antes de que mueran mis hijas

    5. Me preocupa que no te agrade el debate publico, y que me presupongas dobles intenciones. Estuve escribiendo como un gilipollas desde las 8 hasta las 4 de la madrugada, cansado como un perro, para intentar ayudar a que el P LIB, alguna vez, saque representacion en algun sitio (cada vez lo dudo mas, por cierto)

    6. El PLIB tiene estrategia? Perfecto!! mi post era una oportunidad unica para contarsela a todos los potenciales votantes, ocasion que, por lo que veo, vais a dejar pasar. Mal hecho

    Echa un vistazo a los circulos liberales en twitter. Echa un vistazo a los comentarios. Crees que TODOS conspiramos contra el P LIB? El propio Juan Pina, en un gesto que a mis ojos le honra, ha agradecido mi intencion, y creo que la ha interpretado como un intento (muy probablemente esteril) de ayudar

    7. En un bar de la calle Almagro, hace aproximadamente 1 anyo, tuve la oportunidad de decir gran parte de las cosas que recojo en el post a los alli reunidos, entre los que estaba Ivanlib, Roxana Nicula y el propio Juan. Supongo que no se acordaran (aunque puede que recuerden que les dije que me iba a vivir a USA, ty que les daba la enhorabuena por el fichaje de Luis Gomez como militante). Me hicieron el mismo caso que, supongo, me haran ahora.

    No pretendo marcar la estrategia del PLIB. Me da igual. Si el PLIB no tiene oportunidades o intencion de cambiar la sociedad (y para eso hay que ser pragmatico y conocer las reglas del juego en el que se participa), votare a otro o no votare. Pero el PLIB debe tener una estrategia clara, debe tener un candidato con tiron, y debe tener presencia en los medios. Puede que hasta con esas 3 cosas no consiguiera representacion. Si falta siquiera una sola de las tres, no hara nada jamas.

    Cordiales saludos

  • Eduardo Martínez Narváez

    “plazaeme”

    Todo lo que he escrito, desde la primera letra hasta el último punto es de mi total, personal y absoluta responsabilidad.

    Hablo en mi nombre y expreso mi opinión. No represento al P-Lib ni a ninguno de sus afiliados o simpatizantes.

  • Joaquín, ¿manzanas traes?

  • ¿Hubieras preferido que Luis hubiera censurado estas entradas y bloqueado los comentarios…? No, no respondas, era una pregunta retórica, ya la contestas entre líneas.

  • ¡Jooorrrl, Eduardo!

    ¿Has oído hablar de una cosa llamada debate público? ¿Y de los argumentos – más allá de la intenciones que quieras suponerle a los demás? No; o no te interesa. Vale. A ti lo que te van es los hamijos. Y quien critique es, claro, enemigo.

    Es una forma de ver la vida y la política, sin duda. ¿Tú eres representativo dentro del P-Lib? Por hacerme una idea, digo.

  • Joaquín

    A ver, según Daoez subir tasas es EXACTAMENTE lo que defiende un liberal… porque según vosotros tres no es un impuesto. Luego las salvajes subidas de tasas judiciales son exactamente lo que defiende un liberal…

    Creo que no soy yo quien no piensa.

  • Eduardo Martínez Narváez

    Normalmente cuando veo que un amigo al que estimo y por quien tengo aprecio está actuando de manera a mis ojos incorrecta, no suelo recurrir a mi muro de facebook o a las páginas de mi blog para transmitirle mi crítica. Tampoco se me ocurriría utilizar públicamente frase del tipo “navega sin pena ni gloria” o atribuirle a su proceder “el fracaso actual” si mi intención fuera aportar y colaborar en la resolución del problema que detecto. Mucho menos me arrogaría la potestad de extenderle recetas y planes de acción sin su previo consentimiento, tratándole como una especie de inepto que no sabe por dónde va, sin objetivos concretos ni estrategias previstas. Y jamás, en caso de saltarme las anteriores prevenciones, le pondría en el brete de tener que responderme ante los ojos de los demás so pena de sumar argumentos para aumentar mi crítica por supuesta incomparecencia si no lo hiciera.

    Justo eso es lo que hace en mi opinión la persona que ha escrito esta entrada en el blog del amigo Gómez.

    Quien le lea sin conocer previamente el amplísimo grado de apertura y receptividad que caracteriza al P-Lib como organización (y a su presidente en particular), pensaría seguramente, al ver que el autor recurre a la carta pública en lugar de al contacto personal y directo con quienes integran el partido, que se está ante un grupo inaccesible y hermético de fanáticos que trabajan a puerta cerrada, sin contacto con el mundo exterior y en base a dogmas de fe.

    Nada más alejado de la realidad. El P-Lib realiza semanalmente reuniones y encuentros totalmente abiertos, sin restricciones de ningún tipo para sumarse a los mismos y donde los participantes tienen la libertad de hacerlo independientemente de su perfil político o sus ideas. De hecho esos contactos e intercambios de ideas abiertos e inclusivos han dado como fruto no pocos de los afiliados con los que hoy cuenta el partido. Quien pretenda siquiera asomar algún tipo de talante excluyente o sectario al P-Lib una de dos: no tiene la más mínima idea de lo que está diciendo o lo hace con velada intención.

    Respecto de los comentarios aquí escritos a partir del artículo, que alguien me saque de mi error si no es así, pero percibo una cierta incoherencia en los argumentos contra el P-Lib.

    Por una parte se plantea disgusto y rechazo a las formas, al empaque, al envoltorio, al estilo de comunicación; a las “técnicas de venta” en suma que se vienen desarrollando desde el partido, con lo cual se presume inicialmente que sí se comulga con las propuestas recogidas en el “Plan de Empresa” (Programa Político Marco) pero resulta que tampoco es así. Unos dicen que dichas propuestas son utopías inalcanzables, otros expresan que son demasiado liberales, algunos las califican de maximalismos o extravagancias y hasta hay quien dice que se debe incluso renunciar a defender algunas de ellas en aras de captar clientes. Por lo tanto queda claro que hablamos de fondo, de sustancia, no solo de formas. Y creo que eso no puede achacársele como responsabilidad al P-Lib.

    Aclarado lo anterior, desde mi humilde punto de vista lo que se pretende presentar como una crítica constructiva y un aporte positivo para un mejor funcionamiento del P-Lib, da la impresión que no es más que un ataque en toda regla, con no poco empaque y envoltorio, eso sí, contra un partido que está fundado sobre conceptos muy claros provenientes en su totalidad del ideario liberal y que además se ciñe a los mismos en su acción política. Y es que se respeta lo establecido en la carta fundacional del mismo. Sin trampa ni cartón.

    ¿Qué pasa? ¿Duele y molesta tanto la coherencia entre palabra y actuación? ¿Mejor es decirse liberal y a la hora de la verdad votar a favor de subir impuestos? ¿Para hacerse con clientes hay que morderse la lengua y evadir según qué temas porque a los ojos de los señores expertos en estrategia y marketing político que aquí han escrito eso es perjudicial? ¿O mejor nos retratamos todos en cueros para captar la atención, apoyados en dos o tres frase pegajosas de matiz liberal y luego en el programa electoral proponemos fortalecer la injerencia estatal en la educación, por ejemplo?

    ¿Con qué derecho viene alguien que no conoce los objetivos ni la estrategia decidida desde el P-Lib (llegando incluso a afirmar que no existen) a hablar de “extravío” o “fracaso” del proyecto que éste representa? ¿Es que esta persona conoce tan en detalle lo que ocurre puertas adentro del partido como para afirmar este tipo de cosas?

    ¡Ah no! Pero es que a estos que van de “puros”, de “ortodoxos”, de “dogmáticos” y de estrictos que no aceptan que se llame negro al blanco hay que darles caña, de la dura y de forma pública.

    Lo más que puedo decirle tanto al autor del artículo como a quienes se han sumado a la elegante arremetida, es que vengan a nuestras reuniones. Que se acerquen a alguno de los cientos de encuentros informales que organizamos cada año. Sin seudónimos ni avatares mediante, a exponer sus críticas pero también a concretar alternativas de forma leal y respetuosa. A conocer de primera mano si existen o no esos objetivos. A enterarse personalmente de los recursos y medios con los que contamos y de las peripecias que constantemente debemos hacer quienes integramos al P-Lib, para compaginar nuestros trabajos particulares (porque ninguno de los que formamos parte de esto tenemos cargos ni sueldos oficiales, ni los queremos) con la labor político-partidista. Y entonces podrán hablar con propiedad. Es que cuñados que nos indican cómo se prepara correctamente una barbacoa o entrenadores de tribuna con fantásticas alineaciones y tácticas para ganar el campeonato los hay por miles. Y esos sí que son irrelevantes, por inoperantes.

    Así que lo dicho. Lo anteriormente expuesto es lo que haría, en mi opinión, un amigo o alguien que de verdad deseara mejorar, perfeccionar o pulir el trabajo que se intenta realizar desde el P-Lib para desmontar el monstruoso entramado liberticida existente en España.

    Y es que: con amigos así ¿quién necesita enemigos?

  • Bueno Joaquin, no soy experto, pero tampoco hace falta, las tasas se pagan a cambio de una contraprestación (un determinado servicio), y los impuestos no. Por eso quizá se utilizan dos palabras: tasa e impuesto. Te hago un dibujo: también perros y gatos son mamíferos, pero sin embargo son diferentes.

    Pero es irrelevante ¿dónde he dicho yo que Esperanza Aguirre no haya aumentado el gasto público?. Lo que digo y mantengo es 1) que Esperanza Aguirre es una fobia del P-Lib (por impureza liberal) y 2) que es una fobia compartida por las fuerzas de progreso que la tratan a patadas porque jamás se ha achantado ante ellos. Y estas afirmaciones están escritas en el contexto de una respuesta de Daoiz en la que afirmaba, y yo suscribo, que: 1) Ha sido la mayor divulgadora del liberalismo en los últimos treinta años, y 2) es la política que ha adoptado las medidas más cercanas al liberalismo en toda la democracia española (al menos a nivel local cuando ha estado en la Comunidad de Madrid). Algunos datos al respecto te ha dado Claudia, y yo no tengo ni tiempo ni ganas de ampliar esos datos (que por supuesto has obviado), y menos aún si el objetivo es simplemente motivarte… ¿qué te crees que soy? ¿una cheerleader?

    En lo otro estoy de acuerdo, no tiene nada que ver el PP con el P-Lib (por eso no pienso votar al PP). Lo que digo, y hago un esfuerzo de no escribirlo en mayúsculas para ver si te enteras, es que entre los votantes del PP hay un porcentaje no despreciable de liberales, con distinto grado de pureza liberal si quieres, que debería ser el caladero natural del P-Lib. Y descalificarles, ya sea por fachas o por impuros, es la peor estrategia que puede usar para captar su voto. Y esa es mi opinión.

  • Hombre Joaquín, teniendo en cuenta que Ecléctikus ha sacado su definición de una sentencia de la Corte Constitucional de Colombia, no parece que se trate de “lo que él quiere que signifique”.

    http://www.gerencie.com/concepto-y-definicion-de-tasa.html

    Por otra parte hay un ejercicio llamado pensar, que te recomiendo, con el que puedes tratar de averiguar …

    1. Si hay diferencias entre lo que Eclec quiere que signifique “tasa”, y lo que Eclec quiere que signifique “impuesto”.

    2. Si esas diferencias son relevantes en cuanto al puteo del estado / gobierno al pringado, o son irrelevantes.

    3. Si esa relevancia afecta a lo que los liberales suele preocuparles, o no.

    4. Si la presión fiscal es mayor en Madrid que en otras comunidades, o menor.

    ¿Te parecería un primer paso adecuado para vayamos dejando este trumpifai? Te advierto que eso de pensar tiene su aquel, una vez le coges el tranquillo, y deja de doler.

  • daoiz

    Joaquin, ultima respuesta. Me da igual coincidir en algo o no contigo. Tasa no es igual a impuesto, te guste o no. No se parece EN NADA. El precio del transporte publico TAMPOCO es un impuesto, te guste o no. El impuesto de sucesiones HA BAJADO, como te ha demostrado Claudia. Lo de las subvenciones, de lo que me niego a perder el tiempo buscando datos, con casi total certeza es falso (si no lo es, DEMUESTRALO. Y por favor, que no sea un enlace del Bluffington post, sino datos oficiales).

    Entiendo la fijacion de la directiva del PLIB con Aguirre. Se sienten traicionados por ella hace 25 anyos, y mucha gente no perdona la traicion. Pero en tu caso, recomiendo ayuda profesional. Hay muchos psicologos especializados en obsesiones…

  • Joaquín

    http://es.wikipedia.org/wiki/Tasa_(tributo) Eclecticus, las tasas son tasas, no lo que tú quieres que signifiquen.

    Y es que es trampa, usas el todo vale. “Las tasas no son impuestos, evado toda fuente o enlace que sugiera que Esperanza aumenta el gasto público.” Todo para dejarla en el altar.

    Me esfuerzo para nada porque presento hechos y los evades, como si nunca los hubiera escrito en la réplica anterior. No debates limpio.

    El P-lib me gusta, conozco su programa y el del PP. No coinciden en nada. En serio, no coinciden en nada. Ahora el PP va a subir el IVA al 23%. El P-lib lo bajaría. Es que no coinciden en nada.

    Me desmotiva debatir en estas condiciones. Si encuentras puntos de unión dímelos. No encuentro nada en que coincidan. Estoy muy interesado que se coincida en algo, pero nada, no hay nada.

  • Tasas vs. impuestos: “Las tasas son contribuciones económicas que hacen los usuarios de un servicio prestado por el estado. La tasa no es un impuesto, sino el pago que una persona realiza por la utilización de un servicio, por tanto, si el servicio no es utilizado, no existe la obligación de pagar.“. Al menos ese es el concepto que yo tengo.

    Perdona Joaquín, es que en este hilo estábamos hablando del P-Lib, no de ti, aunque manejes el mismo discurso que ellos sobre Esperanza Aguirre, y a ese discurso iba dirigida mi crítica.

    ¿afinidad especial por el PP? Nah, he votado más veces al PSOE que al PP, al que he votado exactamente las mismas veces que a IU (es decir 1). Sin embargo a día de hoy, considero que una opción liberal operativa saldría de una integración de las sensibilidades liberales del PP más el P-Lib… ¿qué he pinchado en hueso? Probablemente, pero como te decía lo superaré.

  • Haddock

    Excelente intervención, me parece. Resumes acertadamente lo que yo interpreto debería ser un posicionamiento liberal lógico y sensato. Otra así y me apunto al P-Lib.

    De verdad que sí sería necesario una campaña mediática de gran calado para exponer a la luz pública vuestro proyecto.

  • Esopmontaraz

    ¿Pon la pasta y cállate?
    Juer.

  • Joaquín

    Jolines, Daoiz ¿Como no puedes saberlo? Las tasas son un tributo ¿Las tasas de matriculación no son un impuesto? ¿Y las tasas de basuras? ¿Y la tasas del certificado de empadronamiento, las tasas para ver el registro de la propiedad? ¿Las tasas judiciales no son impuestos tampoco?

    Y Eclecticus, no seas crio. Hablo por mi. Deja de meter al P-lib en todo. Si tienes una afinidad especial por el PP, genial. Que eres liberal en lo económico e intervencionista en la vida privada, pues vale. Yo solo digo que Esperanza Aguirre es intervencionista en lo económico y en la vida privada y te lo demuestro. Saludos.

  • Ajá, entiendo, os sentís más a gusto con el PSOE (PSV, GAL, Logse, Roldán, Chapapote, Aznar Asesino, 11-13M, Zapaterato, Faisan…) que con el PP (los fachas). En fin ya sospechaba yo de donde venían las infiltraciones, y a que responde el sectarismo que rezumáis en las redes sociales. ¿En vez de escuchar las críticas prefieres atacar a terceros? Tu mismo, pero no hay que ser muy inteligente para valorar todo lo que se ha dicho en estos últimos hilos, de dónde vienen las críticas (posibles votantes del P-Lib), y cual es la sustancia de éstas. Ahora obrar en consecuencia o seguir atacando enemigos imaginarios es cosa vuestra. Todavía hay tiempo para las generales, pero el camino que lleváis es el peor de los posibles, y de verdad que yo lo lamento muchísimo. Pero lo superaré.

  • daoiz

    No, Joaquin, no es cierto. Si sabes leer (empiezo a dudarlo), veras que habla de que sube los precios de tasas a universidades, transporte publico, etc. Que es EXACTAMENTE lo que defiende un liberal. Y que es algo TOTALMENTE distinto de subir impuestos. El articulista lo sabe perfectamente y miente por mala fe, el sabra sus motivos. En tu caso, tu sabras si mientes o no distingues entre pagar el precio de las cosas o subir los impuestos. En cualquier caso, mala cosa. Saludos

  • Joaquín

    Insisto que evades el contenido de los enlaces. Y te lo estoy diciendo, los medios subvencionados por el PP no hablan mal del PP y los subvencionados por el PSOE no hablan mal del PSOE.

    ¿Y qué puntos comunes? Veo más con el PSOE; suben menos veces los impuestos, no discriminan a los gays, tienen una política menos religiosa, liberalizan el aborto. El PP es intervencionista en la economía y en la vida privada; es autoritario en todo.

    Mira, que es cierto: http://www.elconfidencial.com/economia/2013/05/09/aguirre-subio-la-presion-fiscal-en-madrid-en-500-millones-antes-de-abandonar-la-comunidad-120511

  • Esopmontaraz

    Juan, como vuelvas a escribir sin separar párrafos de no más de ocho líneas, te va a leer Rita.
    Avisao quedas 😀

  • Joaquin, no critico las fuentes, pongo de manifiesto que para criticar a una persona tengas que rebajarte a utilizar unos medios, conocidamente parciales y tradicionalmente hostiles con Aguirre, a la que odian tanto como vosotros (y como a vosotros). Y te pregunto de nuevo ¿no te da que pensar?. Bien, aunque la pregunta era retórica (ya se la respuesta), veo que puede más el ansia de atacar “al enemigo” que el buscar puntos comunes. Allá vosotros.

  • jam, bcn

    Hola,
    entiendo que quien habla y escribe mal de Esperanza Aguirre probablemente sea de Madrid. A quien tal haga, le propongo que se dé una vuelta por Barcelona… si es que tiene un afán estudioso y/o masoquista.

    Daoiz ha dicho algo con lo que estoy especialmente de acuerdo: el paisano medio, Juan Español, es socialista y le gusta el estado del bienestar. Eso no se puede cambiar en un día, y no es posible mantener una ortodoxia en la pràctica liberal en esas condiciones. Es necesario hacer muchísima pedagogía en los medios, sabiendo que sólo es posible aplicar algunas medidas, y poco a poco. Demasiado poco a poco, parece, para el gusto de algunos defensores de la pureza.

    Un saludo.
    (reitero mi invitación a los liberales de todo cuño a visitar BCN, en mente y/o cuerpo, para ver los efectos del antiliberalismo)

  • Joaquín

    Eclecticus, criticas las fuentes porque no puedes criticar el contenido.

    También es un hecho que se mantienen fuertes subvenciones a la prensa. Por eso no se encuentran críticas en otros medios.

  • Y hablando de inteligencia, otra diferencia entre las soluciones del RU y de Canadá es que los británicos han dejado para después del referéndum la decisión de los pequeños detalles de las consecuencias de la secesión. Los canadienses (su TS), han preferido pensar que si la gente tiene que saber lo que vota, esos “pequeños detalles” deben de quedar claros antes de la votación.

    Supongo que el motivo es que Londres no se plantea la posibilidad de que en el referendo pueda ganar la secesión, y los canadienses sí. ¿A cuál se parece más el caso de España?

  • Me ha encantado el post. Yo he estado considerando el afiliarme al P-Lib ( en el test saco 820 ) pero no lo he hecho por ese radicalismo exacerbado que se destila en tantos y tantos comunicados por twitter y fb.
    Y no soy el único. Mal que nos pese, el liberalismo en España no puede establecerse (¿imponerse?) de manera tan traumática, y menos con un estado de opinión tan “socialdemócrata”. (¿adormecido/dependiente/subvencionado?)
    Es una tarea de -muchos- años, que tiene que empezar en la escuela, en los medios de comunicación… Todavía recuerdo una entrevista a Juan Pina en EsRadio… desastrosa. Ciertamente los tertulianos de “Sin complejos” entraron “a matar”, pero se notaba a la legua que el P-Lib tiene todavía mucho que hacer en materia de comunicación.

    Es el mercado: hay que saber venderse. Y en dos palabras: así no

  • El Reino Unido no es el único caso, y probablemente no sea al más parecido. Otro ejemplo es Canadá, cuya solución no es menos “superdemócrata”, ni menos “inteligente”, pero si es notablemente más universal. También la han dicho “sí” al referendum, pero de una forma completamente diferente. Tan diferente, que en realidad es “no”. Porque se han preguntado cuáles son los principios en los que se basa el referéndum y la eventual secesión, y han llegado a la impecable conclusión de que esos principios solo pueden valer si funcionan en los dos sentidos. Cosa que a los separatas no les vale. Da la impresión de ser mucho más inteligente. Pero los británicos no han necesitado hilar tan fino. Lo que hace su solución más práctica …. para su caso particular.

  • Quiero dejar constancia de mi aprecio al artículo de Daoíz y a los consejos que nos da, y mi agradecimiento por el esfuerzo invertido en ello. Lógicamente, recibimos sugerencias de todo tipo y desde muchos ámbitos. Nuestro crecimiento es constante. Se trata de una incorporación madurada, con un periodo de decisión de unos ocho meses más o menos. No responde a impulsos, normalmente. Todo puede mejorar, inlcuyendo desde luego nuestra estrategia política y nuestra comunicación, pero pones en este último post el dedo en la llaga: medios de comunicación convencionales (en los no convencionales nos va mucho mejor) y financiación. Los primeros tienen sus intereses legítimos. La segunda es realmente la clave incluso del trato de los primeros, como saben todos los que trabajan en comunicación corporativa e institucional. El gran reto es alcanzar una financiación muy superior a la actual para poder profesionalizar bastantes aspectos de nuestra gestión y adquirir mayor visibilidad.

  • Por otra parte, en cuanto a la estrategia seguida, creo que los secesionistas catalanes están tratando de agotar las vías constitucionales para exhibir que no se les deja y actuar después unilateralmente presentando ante el mundo que lo han intentado por las buenas y no se ha podido por la cerrazón de la otra parte. De ahí la ceguera que veo en la reacción del PP y de gran parte del PSOE en la reacción a ese envite. Mucho más inteligente me parece la estrategia de la coalición liberal-conservadora británica en el caso escocés. Cameron no ha titubeado en convocar él mismo la consulta. Eso le ha permitido definir él los términos y plazos, y poner una pregunta clara (Alex Salmond pretendía una doble o triple pregunta, como Mas). Y, claro, Londres ha quedado como superdemócrata y a continuación, con una buena campaña, es probable que gane el reférendum y el problema quede “vacunado” por muchos años o definitivamente desactivado. Pero, claro, pedir esa inteligencia, no ya al pobre Mariano, sino a toda nuestra derecha, tan nacionalista, es clamar en el desierto.

  • Muchas gracias por tu mensaje y tu apoyo. Entiendo que tu pregunta es acerca de las vías que hay dentro de la constitución actual para defender la libertad individual. Como toda constitución, la nuestra del 78 es interpretable y traza un marco amplio que después se desarrolla en las leyes y, en un país con tanto peso del poder ejecutivo, en las decisiones discrecionales de éste. A mi juicio, dentro de la constitución habría margen para bastantes cosas, pero el control político de la constitucionalidad de las leyes (TC politizado) y la propia deriva colectivista del PP y PSOE en las últimas décadas han hecho que nos encaminemos hacia más Estado y menos libertad, incluso dentro de la constitución. Por ejemplo, lo vemos con leyes como la de seguridad ciudadana. Pero al margen de todo esto, lo cierto es que tenemos una constitución muy mejorable desde el punto de vista de la libertad individual. Para empezar, no establece la propiedad como un derecho fundamental e inalienable, y el grado de protección que le otorga es débil, además de verse mermado por un insoportable condicionamiento a la “función social de la riqueza”, un concepto extremadamente colectivista que debería desaparecer sin más de nuestra carta magna. Por otro lado, la constitución no establece líneas rojas claras para proteger al Individuo frente al abuso de la exacción fiscal. Por eso pedimos topes formales a los impuestos, no rebasables bajo ninguna circunstancia, y topes muy severos, también, no ya al déficit sino a la capacidad y circunstancias de endeudamiento público. Además, todo el texto constitucional rezuma colectivismo, subordinación de la libertad personal a entelequias como el bien común o el interés general, que definen y deciden los gobernantes. A mi juicio, y es una opinión personal, o la constitución sirve para proteger a cada ciudadano o se convierte en un corsé que sólo beneficia al Estado, y para eso más vale una constitución como la británica: inexistente. Yo creo que hace falta una reforma de arriba abajo, que esta constitución sirvió para navegar las aguas revueltas de la Transición pero desde entonces se ha quedado obsoleta, y que refleja la confluencia en los setenta de dos colectivismos: el de la España autoritaria que languidecía con la muerte del dictador y el de la Europa socialdemócrata (en el cénit del olofpalmismo) que venía del SPD alemán vía Flick, con el PSOE como agente importador y la anuencia de la derecha que ansiaba equipararse, como es lógico, al mundo occidental. Ahora el consenso socialdemócrata está fuertemente cuestionado en todas partes, y se resquebraja, y los españoles tenemos que decidir si hemos de ser (como nos pasa tan a menudo) los últimos en reaccionar o podemos dar un giro y ser de los primeros en abrazar un nuevo paradigma político mucho más liberal. Las alternativas son el socialismo del siglo XXI, que ya vemos que no se diferencia en nada de sus ancestros, o un modelo que pasa inevitablemente por mucho menos Estado, pero realmente mucho menos, con una fuerte devolución de competencias a la sociedad civil y a cada uno de nosotros. En España, una nueva constitución a mi juicio debería establecer como principio inquebrantable la gestión privada de la educación, la sanidad, la previsión de la vejez o del desempleo, la espontaneidad de la cultura y de los mercados y la prohibición expresa de que el Estado intervenga en esos dos campos, la estricta separación de Estado y religión (una conquista liberal que aquí presenta deficiencias) y una jefatura del Estado acorde con una sociedad democrática. La universalidad de acceso a los servicios privados debería, a mi juicio, gestionarse mediante ley orgánica estableciendo un simple fondo que entregara cheques canjeables a las personas de rentas bajas, estableciendo ciertos requisitos y la posibilidad de devolución en caso de venir a mejor fortuna. Un saludo cordial.

  • Acojonante. Lo que no es yo, es “neofalangismo”. Tócate los cojones, Mari Loli.

    ¿Le pedimos que defina “neofalangismo”, y que muestre la correspondencia entre la definición y lo que hacen / proponen aquellos a los que se la encaloma?

    No sé si eso es “lo que les pasa”. Pero desde luego es la radiografía del fanatismo.

  • Bastiat

    Luis, esta respuesta es la mas desafortunada que se puede dar, pero explicativa de lo que os pasa.

  • daoiz

    Mi intencion era ayudar. Es el PLIB el que tiene que atraer a los votantes. Y para hacerlo yo les sugiero que deben:

    1. Definir prioridades. Insisto: No se puede obtener todo a la vez, ni en la vida, ni en la politica
    2. De acuerdo a esas prioridades, definir acciones claras. En mi opinion, deben buscar una cabeza de partido con tiron, y alianzas que les den presencia mediatica
    3. Dejar de rechazar a todo aquel que discrepe en algun punto. Si no lo hacen, lo parece, Luis. Se lo parece a muchisimos poco sospechosos de no ser liberales. Repasa los comentarios, y la trayectoria de quien los escribe

    El PLIB no despega. Algo habra que cambiar, no? O nos quejamos del arbitro y de lo tontos que son todos menos sus militantes/dirigentes? Supongo que eso te hace sentir bien, pero desde luego no va a cambiar la sociedad

    Y por ultimo, que se tomen la politica de forma profesional en el mejor sentido del termino. Que apliquen tecnicas de marketing, que estudien, que echen el resto, no solo citando a Hayek o a Rand, sino estrujandose la mollera para obtener apoyo mediatico o fuentes de financiacion

    Creo que yo no puedo hacer mucho mas que haberle dedicado casi 8 horas de mi tiempo, con todo el animo constructivo del mundo

  • La publicidad es necesaria, precisamente porque deben dar a conocer lo que se hace por los ciudadanos. Y aún así, se está diciendo que “se ha subido el Impuestos de Sucesiones”, a pesar de ser una de las puntas de lanza de los programas del PP en la Comunidad. Se está vendiendo un producto poco querido frente a un montón de medios poco proclives a él (de hecho, lo que ha ocurrido con ese impuesto da la razón a los que defendemos una bajada de impuestos: aumenta la recaudación y encima los contribuyentes tienen más dinero y, sin embargo, lo percibido es todo lo contrario)… 😛
    En cuanto a lo de los toros, es más por a) diferenciarse de Cataluña y b) apoyar a un negocio que es netamente español (con independencia de que a mí los toros no me encantan, es más fui a UNA corrida de rejones y juré que no volvía). Por mí, me da igual que los pongan o los quiten.
    Por último, el País y Público son unos medios encantados con Espe… Me hubiera encantado ver cómo hubieran redactado la noticia, si en lugar de Espe, hubiera sido Tomás Gómez quien lo hubiera hecho. Lo que pasa es que Espe, por mucho que no guste entre muchos colectivos (y tampoco es que yo sea su fan número uno), pero nunca se ha avergonzado de pensar como piensa, siempre ha respondido con socarronería y nunca se ha echado para atrás, además de haber arrasado en las elecciones a las que se ha presentado de un tiempo a esta parte y eso que todo el mundo consideraba que era retrasada. Simplemente por eso, tengo un poco más de manga ancha con ella. Lo que no quiere decir que me parezca bien que haya aumentado los gastos de publicidad o aumente determinadas subvenciones (habrá que ver si, en gasto global, han aumentado, porque de hecho se han disminuido los gastos de forma importante), pero la prefiero con mucho al resto del PP (y de otros partidos…).

  • ¿Joer Joaquín, no te hace pensar el hecho de que para justificar tus posiciones tengas que tirar de panfletos progres (que odian a Aguirre casi tanto como a vosotros)? Supongo que a muchos lectores del hilo si. No voy a buscar, pero estoy seguro que encontraras incluso mejor carnaza en rebelion.org, elplural.com y en kaosenlared.net… hay que ver a las cloacas que hay que bajar para resaltar las impurezas libertarias de Aguirre. Anda que lo lleváis claro.

  • Joaquín
  • Luis Laita

    Pues nada, que siga todo igual. Directos al neofalangismo. Qué fácil es criticar y qué difícil es ayudar. Sobretodo porque buena parte de los problemas del P-lib es la falta de recursos, tanto económicos como humanos.

  • daoiz

    Gracias, Claudia. Me has evitado responder a Joaquin en gran parte. Yo entiendo el odio africano que se le tiene a Aguirre desde muchos liberales, por considerarla traidora a la pureza liberal e impedir el florecimiento de un partido liberal que estaba “ya representado” por la lideresa. Ahora, ha bajado impuestos, sin duda. Ha liberalizado horarios, sin duda.

    Respecto al resto, puedes aportar enlaces? mi sensacion es que ha reducido subvenciones, no las ha aumentado. Y lo de la iglesia, si va por la educacion, le ahorra a los madrilenyos cientos de millones de euros

  • Me parece que Esperanza Aguirre es otra fobia más del P-Lib, y otro enorme error táctico, o si lo prefieres otro repelente de votantes liberalmente impuros. Aviaos vamos.

  • No sé en otras cosas, pero de tributos sé un poco. En la Comunidad de Madrid, está bonificado en un 99% (de modo que de lo que deberías pagar, sólo realmente has de abonar un 1%) para los integrantes de la familia, que no nos engañemos son la gran mayoría de las sucesiones y las donaciones. De hecho, la litigiosidad tributaria sobre este impuesto ha disminuido drásticamente, precisamente porque la gente entiende que, si en principio debía pagar 8.000€ de deuda tributaria ahora tiene que pagar 80€. Por esa cantidad no demanda a la Administración tributaria prácticamente nadie porque no compensa.
    El aumento en la recaudación se debe a que, como la gente sólo está obligada a pagar muy poco y queda además en paz con el fisco, muchas más personas declaran que antes.

  • No hablo del modelo territorial. Hablo de la estrategia política seguida, y si dicha estrategia puede ser imitada por el P-LIB.

  • Joaquín

    Aguirre ha aumentado muchos más impuestos de los que ha bajado, además del endeudamiento. Solo el impuesto de sucesiones un 72% y más subidas colosales.

    Ha aumentado las subvenciones, ha favorecido las corridas de toros y otorgado muchos privilegios a todo Dios, sobretodo a la Iglesia.

    Más bien es una detractora del liberalismo, porque la gente que la vea pensarán que el liberalismo es eso.

  • En primer lugar, decir que a mí me ha encantado el post y eso que no soy anarcocapitalista (algunas posturas pueden parecerme muy razonables, otras de los mundos de yuppy y ya he votado suficiente a partidos que defendían cosas que me parecían bastante irracionales y es algo que me niego a seguir haciendo).
    En segundo lugar, creo ciertamente que tienen que saber a qué aspiran. Rajoy también dijo que quien quisiera un partido liberal o conservador (no dijo socialdemócrata o comunista…), que se fuera a otro partido. Si luego la gente le votó, desde luego no fue porque esas manifestaciones gustaran, sino porque la gente se puso como meta echar a Zapatero y ya sabemos cuál ha sido el resultado.
    Lo que está claro es que, si además de que hay cuestiones ideológicas por las que no le votaría, encima el presidente del partido, a quien yo ni conocía hasta ese vídeo tan interesante, se permite el lujo de juzgar a un partido que acaba de nacer (con el que yo tampoco me identifico plenamente) para colgarse él la medalla de liberal fetén y decir que los demás, según su particular visión del liberalismo (no sé si por ejemplo Tocqueville le parece o no liberal, pero creo que de anarcocapitalista tenía poco), no lo son, simplemente por eso, ya me entra la risa (dicho con todo respeto) porque su concepto de la libertad es dogmático y no respetuoso con otras formas de pensamiento: o conmigo o contra mí. Esta es una postura típica de un país en el que se vive la política como el fútbol: viva er Betih manque pierda, que decían algunos.
    Particularmente en mi caso, que me da igual la etiqueta que me cuelguen (me han colgado demasiadas y contradictorias en muchos casos y a la vez, que es lo más divertido), me parece además bastante cansina. Creo que existen suficientes problemas como para que la gente debata (y no nos engañemos, esto de “mi liberalismo lava más blanco que el tuyo” es una discusión que vuelve como el Ave Fénix muy a menudo) incansablemente sobre la cuestión.
    Aunque parezca que me cachondeo del asunto, creo que con este tipo de cosas, los ciudadanos normales que no estamos en política todavía vemos más lejos a los que se dedican a ella. Porque, por mucho que sesudos intelectuales en la TV aplauden a este o a aquel, ¿realmente con esta postura y con este tipo de vídeos se contribuye a mejorar la situación del ciudadano? Un partido político vende un producto ideológico y debe hacerlo atractivo, pero parece que hay que recordar que Torquemada no es ni ha sido ni será el mejor representante de la Iglesia Católica. La pureza ideológica no se consigue ni en las dictaduras, por lo que la capacidad dialéctica y el respeto a las ideas de los demás (aunque no nos gusten) deben estar en la base de cualquier político. Ya sé que esto no se encuentra fácilmente, pero, si quieren de verdad regenerar la política española, es el camino que, modestamente creo, que deben seguir.
    Es como si yo, que me dedico al Derecho, fundara un partido político y dijera que sólo aquél que apoye a De Castro o a García de Enterría tiene derecho a estar en él. Los demás son unos casposos con ideas atrasadas y que no entienden de Derecho, porque en la página 27 de la tesis doctoral de no sé quién, dicen que la libertad debe ser considerada de tal o cual manera. Alguien ha dicho en un comentario (no sé ahora mismo quién) que se centran demasiado en lo económico y hay otras disciplinas. Pues exactamente pienso yo. Si estoy segura de que muchos que se dedican a la economía, iban a considerar aburridísimss ciertos desarrollos jurídicos (el censo enfitéutico), ahora imaginen cómo le debe parecer esto a una señora que vive de la pensión de su marido, lleva sonotone y bastón y le gustan las telenovelas. Y no nos engañemos: también vota y, en muchos casos, lo que necesita no es a alguien que la tome por imbécil porque no fue a la universidad (y ese vídeo es lo que tiene, que parece que nadie entiende de liberalismo excepto los que comulgan con sus ideas, ergo deben estudiar de nuevo el liberalismo), sino que la digan a ella en qué le iban a mejorar su situación.
    Se queja todo el mundo de que la socialdemocracia tenga tanto éxito. Precisamente lo tiene porque saben vender su producto. En Derecho, hay un concepto que se llama el dolus bonus: significa que un buen vendedor sabe exagerar las bondades de su producto sin engañar, sino haciendo ver que usted, como comprador, necesita ese producto y, a partir de ese momento, usted no sabe cómo demonios ha vivido sin tener ese producto (por ejemplo, hace 20 años nadie tenía un smartphone y estoy segura de que muchos hubiéramos dicho: sí, hombre, voy a ir yo con una suela de zapato porque no sé cuántas de mis amistades puedan mandarme chistes y otras tonterías por el whatsapp, que me lo manden al correo). ¿Ven ese ejemplo? Bueno, pues el vídeo este es de dolus imbecilus (con todos los respetos), porque o piensas 100% como el presidente del partido o sales corriendo de él. O sea, necesita urgentemente un… asesor de comunicación, un nexo en común (aunque no les guste nada) con el PP…
    En fin, les deseo mucha suerte pero en este plan yo no formo parte de su base electoral. Soy demasiado hereje y heterodoxa para eso… 😉

  • daoiz

    Gracias, Joaquin. Lo corrijo en cuanto pueda, y disculpa el error

  • Joaquín

    Daoiz! El programa político que expones es el de 2010. Fue actualizado en 2012 y ha cambiado bastante http://www.p-lib.es/wp-content/uploads/2012/07/PPM-del-P-LIB.pdf

  • Benjamín

    Suscribo y aplaudo el análisis del post En mí opinión lo más sensato y eficaz sería proponer una coalición de partidos (UPyD, Ciudadanos, P-Lib, Vox, Mario Conde, etc) que compartan unos objetivos mínimos pero imprescindibles. Reforma electoral, reducción significativa del Estado, fin de las subvenciones, etc. Una coalición de esos partidos si contaría con la posibilidad de cambiar la relación de fuerzas y poder actuar a medio plazo. Una vez que se hubiese conseguido desmontar la muralla político-mediática actual formada por PP-PSOE la coalición dejaría de existir y se abrirían las diferentes opciones.
    Creo que con el actual panorama la disgregación de esfuerzos es estéril y poco efectiva. Una coalición de partidos con unos pocos objetivos claros tendría una oportunidad y podría sembrar ilusión en los ciudadanos.

  • Oscar, normalmente lo contrario de pragmático no es “de pura cepa”, sino de aurora boreal. Y lo contrario de moderado, tampoco; es inmoderado.

  • Tal vez para los liberal-conservadores sean secundarios …

    Sí, lo de “liberal conservadores” tiene su guasa. No sé otros, pero a mi el test que propone el mismísimo P-Lib en su web, el de Nolan, me sitúa practicamente en la esquina exacta de liberal, con una pequeña pequeña desviación … pero hacia lo progresí. ¿Seré “liberal progretariado” por ese desvío de un 15% respecto de la perfección? Sea como sea, yo diría que o cambiamos de test en la web, o cambiamos la etiqueta – comodín. Así como está, no funca.

    Yo por ejemplo os llamo “liberales alegres” a los P-Lib, y todavía no le ha parecido mal a ninguno. Y a ver cuál es el test que me lo desmiente. 😉 Pies de plomo, hamijo.

  • Bastiat

    ¿Entonces???

    Entonces lo principal es ser capaces de articular respuestas a esas cuestiones, o al menos ser capaces de dejar entrever soluciones a esos problemas.

    Yo, por ejemplo, aceptaría que el asunto del aborto se dirimiera fuera del Parlamento. Un referéndum.

    Es más, si el PP fuera un pelín audaz, al tener dentro claras y abiertas discrepancias, plantearía esa solución como la mejor…

    ¿Queréis democracia? Pues toma democracia. Que sea el pueblo el que decida. Y ante eso cada uno aportaría sus opiniones a favor, en contra o mediopensionistas, y no sería un partido político el que quedaría marcado por apoyar una propuesta u otra en un asunto tan candente. Así sería el pueblo el que ejercería su autogobierno fuera de la clase política. Así sería el pueblo el que dictaría las leyes…

    ¿No se hace porque lo mismo al pueblo puede gustarle? ¿No se hace porque entonces se estaría legitimando el referéndum de Cataluña?

    La diferencia entre uno y otro es que lo primero sí está recogido en la constitución y lo segundo NO. Con eso debería de valerles a todos. Sólo que los socialistas que defienden lo de Cataluña lo hacen a sabiendas que no es aceptable dentro de la Constitución pero les queda bien. Y lo del aborto no lo proponen… porque lo mismo lo pierden. O no. Pero eso ya no sería cosa suya sino del pueblo.

  • Daniel Rodríguez Herrera

    El think tank purista ya existe y se llama Instituto Juan de Mariana. Otra cosa es que se cree otro, que nunca viene mal.

    Por otro lado, y para añadir a lo escrito por Daoiz, que me parece impecable, indicaría como buen conocedor del “liberal losantiano”, por así decir, que ser especialmente dogmáticos y agresivos en asuntos que no tienen una respuesta liberal tipo (por ejemplo, federalismo vs centralismo, o aborto sí o no) es un gran freno a quienes podrían estar dispuestos a dar su voto a un partido que sabe que no va a tener representación. Esas cosas se hacen cuando no ves opción de voto útil y votas de acuerdo con tus convicciones pese a saber que no es útil. Pero si los promotores de ese partido se ciscan en alguna de tus ideas como que no vas a votarles encima.

  • Y aunque hubiera salido de esos círculos, habría que analizar las reacciones suscitadas entre los no -o los poco- liberales.

    A un liberal pura cepa, sea eso lo que sea, le puede parecer bien un programa de máximos y una actitud más bien vehemente a la hora de defender ese programa. A un liberal más pragmático, no tanto. Y a alguien sólo moderadamente liberal, aún menos.

    Incluso aunque los objetivos dentro del partido fueran maximalistas, algo que me parece un error, la estrategia para conseguirlos no creo que debiera pasar por evidenciar ese maximalismo.

  • Bastiat

    Juan, lo primero decirte que no quiero que tomes mis palabras como nada mas que una crítica quizás demasiado acalorada en las formas pero que quiere hacer reflexionar sobre el momento actual y la necesidad de aunar voluntades. Ver lo que nos une, más que marcar diferencias. Y, por supuesto, muchas gracias por participar en este y otros hilos aportando tu opinión, matices y defender tu postura. Eso, ser capaz de bajar a la arena del debate sí es verdaderamente liberal. En eso seguro que estamos de acuerdo.

    Y entrando al asunto…. Creo recordar, y si tu no lo recuerdas yo sí, que te comenté que si el nombre del partido liberal está ya registrado deberíamos de ejercer todas las presiones necesarias para que quien lo tiene secuestrado, prostituyendo con esa posesión indigna el buen nombre del liberalismo, lo libere desenmascarando su impostura. Y en esa batalla estría a vuestro lado. ¿Para cuando una concentración semanal delante de la sede del PP?

    Ahora bien…. ¿Estás seguro que sois quienes mas liberales pueden aglutinar alrededor vuestro como para ser considerados mayoritariamente como representantes del liberalismo español? El problema, quizá, es que vosotros mismos huís de esa representatividad mayoritaria, porque en el fondo sabéis que lo mayoritario es bastante contradictorio con el ideario, extremista en las formas, que practicáis.

    En cuanto a la polisemia…. Señor mío…. Ese sería el problema de “los otros”. ¿O desgraciadamente es el vuestro?

    Los liberal conservadores es algo que yo nunca utilizaría. Como tampoco utilizaría el de libertarios, o anarquistas. Para mí somos todos liberales, cada uno con nuestros matices que enriquecen el debate siempre y cuando no se olvide que es mas lo que nos une que lo que nos separa. Por tanto… No es un problema mío.

    Y ahondando en lo que te pregunta daoiz… Haz una relación ordinal de preferencias sobre aquello que consideras dentro de tu ideario como de irrenunciable a menos irrenunciable. Lo mismo descubres que eso que nos une es mucho más que lo que nos separa.

    Tenemos que tener el valor de bajar a la arena en todo momento, y , sobre todo, bajar a la arena con la intención de encontrar complicidades y acuerdos en vez de maximizar las diferencias que parece que sólo tienen como interés el marcar territorios de exclusividad en el que solo cada grupo poder reinar sin ceder nada a cambio.

  • Eduardo Martínez Narváez

    O, dicho de otro modo, qué opinión le merece la estrategia seguida por los partidos catalanistas para lograr la independencia

    A lo mejor este vídeo puede responder a tu inquietud. Saludos.

    http://youtu.be/z2b5uXfjQOs

  • Sefuela

    Brillante análisis, Daoiz. Suscribo íntegramente. Me quito el sombrero ante el enorme esfuerzo que, me consta, has hecho para escribir este artículo, y completarlo tan rápidamente.

    Me encantaría que sirviera para reflexionar.Tampoco veo problema en adoptar una estrategia dual. Un “think tank” purista, defensor de la esencia del liberalismo. Y un partido aglutinante en torno a unos pocos principios básicos, que consiga movilizar e ilusionar a quienes se consideran liberales en diferente grado, y sea capaz de influir para hacer de nuestra sociedad algo un poco menos alejado de la idea liberal pura. Hay múltiples antecedentes de ese tipo de dualidad, y obtuvieron notables éxitos en sus objetivos.

    Quiero dejar constancia del agradecimiento a todos los que participan en el proyecto de P-Lib por su esfuerzo. Especialmente a D. Juan Pina y al editor de este blog que algunos hemos convertido en una de nuestras casas, D. Luis Gómez. Mi máximo respeto al camino que elija libremente el P-Lib, como no puede ser menos. Seguiremos atentos.

  • daoiz

    Amen

  • daoiz

    Gracias, mirare que es eso de Movimiento Ciudadano

  • daoiz

    Juan, una pregunta

    Situas alguno de los puntos defendidos por tu partido como mas importante que otro? Mejor aun, Politica-ficcion: Tienes representacion bisagra en el gobierno de Espanya. Y puedes elegir UNO SOLO de los puntos de tu programa electoral (eutanasia, legalizacion de drogas, privatizacion de pensiones, o cualquier otro). Cual elegirias? O para no renunciar a ninguno dejarias que todo siguiera exactamente igual que esta, hasta que tuvieras mayoria absoluta? Gracias

    Gracias por comentar y valorar positivamente el articulo. Teniendo en cuenta que es bastante critico, dice mucho de tu altura personal

  • daoiz

    Estimado Juan Antonio: Que frentes no liberales atacan al P LIB? No he oido a UPyD, ni a VOX, ni a C’s hacer criticas al P LIB. Sencillamente porque no les hace falta. Hoy, debido a la ausencia total y absoluta de apoyo mediatico, cuyas causas insisto deben analizar y corregir si quieren tener algun dia la mas minima representacion, el P LIB no existe. Es asi de sencillo

    Claro que Esperanza Aguirre o FJL no son lo que tu y yo entendemos por liberales. Pero, por un lado, y como digo en el post

    1. Son los unicos que han hecho que el espanyol medio haya escuchado decir que mas estado no es bueno, que el dinero lo gestiona mejor el ciudadano que el gobierno, y que existe una cosa llamada liberalismo

    2. Aguirre, con todos sus enormes defectos y tics socialdemocratas, ha reducido impuestos en repetidas ocasiones, ha reducido el poder y prebendas de sindicatos, ha propuesto y llevado a cabo reducciones de gasto publico y ha liberalizado los horarios comerciales. Muy poco respecto a lo que me gustaria. Seguramente muy cinico teniendo en cuenta la utilizacion y potenciacion de Telemadrid, por ejemplo, o la utilizacion de MI dinero en campanyas de publicidad institucional para promover SU imagen. Sin embargo, y de lejos, es el menos socialdemocrata de los gobernantes que han existido en Espanya al menos desde la Segunda Republica. Sin contar con su encendida batalla contra la casi unanimemente aceptada superioridad moral de la izquierda en este pais, valiente y totalmente ausente de complejos

    Me encantaria que un partido liberal crezca. Creo que el PLIB podria ser ese partido. Por eso he escrito el articulo. Porque creo que por la actual senda no lo va a hacer, dejando pasar una oportunidad historica como dificilmente se vaya a presentar en decadas. Saludos, y gracias por comentar

  • daoiz

    Siempre fino y singular, caballero. Muchas gracias

  • daoiz

    Gracias, Rafa

  • daoiz

    Muchisimas gracias, Luis. Un fuerte abrazo

  • daoiz

    Quiza es que no somos liberales, Elipticus…;)

  • daoiz

    Gracias! Muy interesante

  • daoiz

    Siempre certero. Exacto, Plaza, un partido politico no es un think tank. Ojala tuviera tu facilidad para expresar pensamientos, siempre me impresiona. Un abrazo

  • daoiz

    Exacto. Definicion y gestion de prioridades.Y pragmatismo. Que no es lo mismo que renunciar a unos ideales. Gracias, Miguel Angel

  • Bastiat: Por friki no me refería a los liberales, sino a la “solución absurda”.

  • Aprovechando la oportunidad, me gustaría formular una pregunta al señor Pina.

    Vaya por delante que no tengo ningún problema en considerar el P-LIB con el que más identificado me puedo sentir.

    Mi pregunta es qué opinión le merece la estrategia de tratar de explorar todas las vías liberales que permita la Constitución para, luego, tratar de modificar la Constitución con el objetivo de permitir más libertades a los ciudadanos.

    O, dicho de otro modo, qué opinión le merece la estrategia seguida por los partidos catalanistas para lograr la independencia, y si sería posible que el P-LIB se plantease seguir este camino.

    Gracias por su atención.

  • Solo una pequeña anotación al comentario de que las declaraciones de Pina han “servido para que el P-LIB se conozca más allá de los que de manera directa o cercana nos definimos como “austriacos” o liberales“. A día de hoy el vídeo de Pina tiene 1600 reproducciones, no creo que este debate haya salido de los mismos círculos liberales de toda la vida. Aceptémoslo, el liberalismo es minoritario, y el anarcoliberalismo es minoritario entre el liberalismo.

  • 1. Porque no es viable registralmente.
    2. Por las connotaciones y la polisemia, lamentablemente.

    En cuanto a por qué tantas diferencias en temas “secundarios”, el problema es qué se considera secundario. Tal vez para los liberal-conservadores sean secundarios, para nosotros no.

    Muchas gracias por tus comentarios.

  • Y ahí es donde entran la experiencia, la posición desde la que se “negocia” y esas cosas. De todos modos, no me refería al P-Lib 😉 aunque también es aplicable. Lo que yo creo es que hay que priorizar sumando.

  • Sefuela

    No necesariamente, Luis. Estrategias de negociación hay múltiples. Una de las más efectivas que he practicado es comenzar con una oferta razonable y, en vez de acercarse al precio del otro, ir alejándose hasta que el contrario desea que le hagas la oferta inicial. Empezar por una propuesta excesivamente ambiciosa puede ocasionar que el otro abandone la negociación de forma inmediata.

  • Fernando Nogales

    Muy buen artículo daoiz, te felicito.

    En los últimos días se ha armado un significativo revuelo entre liberales (P-LIB) y conservadores, a raíz de la crítica que Juan Pina, presidente del P-LIB hizo en un video al nacimiento de VOX como partido conservador. De entrada hay que decir que ha servido para que el P-LIB se conozca más allá de los que de manera directa o cercana nos definimos como “austriacos” o liberales. No es poco y espero que sirva como un “¡Despierta liberal, qué quieres hacer con tus ideas!” ¿Mantenerte en un think tank permanente, convertirte en un “cauco” libertario dentro de los grandes partidos o, competir con los grandes partidos hasta derrocarlos?

    Sea la respuesta que sea, necesita estrategias distintas y si las preguntas anteriores no se hacen, tampoco se hará estrategia política alguna mínimamente exitosa. Y parece que ha llegado la hora de ir concretando respuestas.

    Pero más allá de “las peleas de salón”, creo que todos los que nos oponemos abiertamente a cualquier clase de socialismo (y cada día somos más y mas concienciados, liberales o no los que nos oponemos abiertamente a los socialismos), necesitamos estrategias políticas que se materialicen en éxitos, no sólo en expectativas. El P-LIB no surgió de la nada, surgió porque durante décadas en España (desde los años cincuenta con Luis Reig) hubo un think tank cada vez más influyente en ámbitos intelectuales, empresariales y científicos. Como consecuencia de ellos surgen figuras por todos conocidas tales como Braun, María Blanco, Huerta de Soto, etc. Todos ellos incansables escritores, magníficos pedagogos, y excelentes comunicadores. Ellos son, han sido y serán los mejores representantes de eso que llamaríamos think tank. En este sentido las preguntas que surgen son: ¿Si se monta un partido como es el caso del P-LIB, es para solamente seguir haciendo think tank? ¿Y si es para algo más, qué y cómo lo conseguirán?

    En España con la muerte del dictador se perdió la ocasión histórica de ante el socialismo imperante construir un mapa opositor de conservadores y liberales claro y diferenciado, no sólo ante los socialismo, sino entre ambos. Ambos, conservadores y liberales, cayeron en la trampa socialista de definirse de “centro”. Ya sabemos las políticas de “centro” donde nos han llevado a los que nos oponemos a toda forma de socialismo. ¡A que nos expulsen a unos y a otros, no ya del PSOE, sino del PP!. Y de manera reiterada a que el PP nunca hiciera ni política conservadora ni liberal, sólo política socialdemócrata en una guerra permanente por superar por la izquierda, tanto en lo económico como en lo filosófico, las políticas del PSOE.

    Necesitamos partidos conservadores claros y necesitamos partidos liberales claros. Llevan doscientos años existiendo en Europa con notable éxito. ¡Basta de “Centros”! Tanto las políticas liberales como las conservadoras no solamente se sustentan en valores superiores a cualquier socialismo, sino que han demostrado ser mucho más eficaces y generadoras de progreso allí donde han conseguido el suficiente poder para materializarlas. La posibilidad de llegar a acuerdos entre liberales y conservadores es infinita, y ahí están para demostrarlo los partidos liberales y conservadores europeos. Sin embargo, con los socialismos es prácticamente imposible acordar algo sin prostituir nuestros principios, pues son totalitarios.

    Tampoco los liberales y conservadores hemos sido capaces de hacer de “caucos” en los grandes partidos, cosa que si han conseguido hasta la extenuación movimientos como el feminismo, el homosexualismo, el ecologísmo, etc, en todos los partidos clásicos, grandes y pequeños. Y veo difícil poder hacer de “caucos” hoy dentro de los partidos clásicos españoles. Hay un hartazgo de sus oligarquías, de sus abusos, de sus corrupciones, etc. que nos desmotiva a todos nosotros para hacer esa tarea dentro de ellos. La desconfianza hacia ellos es absoluta. Por tanto, cualquier iniciativa liberal o conservadora que emerja hemos de verla como una clara formula de respuesta política ante los socialdemócratas (de todos los partidos que diría Hayek). Respuesta que realmente les preocupa, pues poco a poco les va socabando su poder.

    No es que me convenza mucho VOX, para empezar se definen de “centro” (lo cual ya es el colmo), pero tiene de ventaja este partido que no parece una simple excisión por guerras internas (caso Foro Asturias o UPyD con el Psoe), pues apunta a una apuesta más conservadora, pero me genera muchas dudas que un partido que acaba de nacer y dice llamarse conservador no defienda con total contundencia los valores conservadores ¿Tienen duda de ellos?. Tendremos que esperar. Por cierto, esto es algo que no se le puede criticar al P-LIB, es claro en la defensa de sus valores, otra cosa es que su estrategia sea adecuada para conseguir resultados políticos positivos.

    Hay también en el actual mapa político español la emergencia de otro partido, “Movimiento Ciudadano”, que al igual que el P-LIB tampoco da sospecha de excisión de partidos anteriores; sin embargo, a diferencia del P-LIB su estrategia esta siendo muy exitosa. A los liberales nos queda corto su liberalismo, pero son prácticos, avanzan día a día en el mapa político actual. Ante su estrategia el resto de los partidos, todos, pero sobre todo los grandes, ya empiezan a verle como un claro enemigo que les hará mucho daño. Aprendamos.

    En cualquier caso, por primera vez en cuarenta años de socialdemocracia en España empiezo a ver una luz a final del túnel. De manera totalmente novedosa están emergiendo en la derecha española partidos liberales y conservadores; en tanto que en el mapa político de la izquierda sus fragmentaciones son más de lo mismo y en paralelo a todo ello; los clásicos partidos que nos han traído hasta aquí (PPSOE y nacionalistas) están internamente ahogándose en sus dictadoras y corrupciones internas.

    Fernando Nogales

  • sindo

    totalmente de acuerdo. el plib debe luchar contra el voto útil y eso solo lo conseguirá cuando la gente perciba (percibamos) que votarles servirá para algo…

  • Bastiat

    Vale Burrus… perdón por la intromisión, pero yo no me siento un friki. Para nada.

    El problema es que la gran mayoría de los posibles votantes de un partido liberal ve al P-Lib como un partido friki… y encima dogmático.

    Y así no vamos a ningún sitio. Al contrario, permite a muchos adueñarse de la etiqueta liberal para esconder sus vergüenzas socialdemócratas.

  • Más allá del ajuste necesario con la realidad, JFM, mi problema es que estoy harto del PP. Sinceramente, entre el PP y los frikis, lo siento mucho, pero he decidido elegir a los frikis. Son infinitamente mejores que los socialdemócratas de todo color que tenemos a día de hoy, incluyendo al PP.

  • Bastiat

    ¡¡¡¡Jesús!!!!

    Cuanto tiempo llevo yo reclamando lo mismo. Al mismo Pina se lo he llegado a decir, el aborto, el federalismo, asuntos que he tratado en mis dos último comentarios. pero también las armas, las drogas….¿qué necesidad hay de querer marcar tantos territorios difíciles para diferenciarse de quién……? Pretender llegar a la utopía puede resultar muy bonito para algunos. Para los sensatos sabemos que eso es imposible por propia definición de la “Acción Humana”. No sólo el socialismo es imposible, también la ancapía por mucho que nos enfrasquemos en debates calenturientos hasta altas horas de la noche. Y, sobre todo, porque es no es lo que ahora toca.

    Y P-Lib….. Porqué no Partido liberal y santas pascuas…. Juan…. Espabila….. leñe.

  • JUAN ANTONIO

    Soy un simple simpatizante y futuro votante, creo, del P-Lib. Poco a poco. a lo largo de mis úlltimos once o doce años, he ido viendo como la opción liberal, netamente liberal y no conservadora, se hace totalmente imprescindible, no solamente en España, sino en casi todo el mundo. Muchas de las cosas que describes en tu artículo, podrían ser asumidas por cualquier liberal, aunque cuesta mucho abrirle los ojos a la gente de este país nuestro, tan idiotizada por décadas de colectivismo. El P-Lib es todavía muy pequeño, pero se distingue de otros partidos que se dicen liberales y no lo son, en ser profunda y sinceramente anti-colectivista y pro libertad individual. Nadie es perfecto y menos una organización que lleva tan poco tiempo, y ya se la está atacando desde varios frentes, por supuesto nada liberales. Vamos a darle tiempo y a dejarles fortalecerse, por lo menos varios años más, y así veremos si merecen la pena o no. Desde luego tengo bien claro, como dice Juan Ramón Rallo, que de los políticos en general no se puede esperar nada de nada y todos van a lo que van, en busca de poltronas y dinero público para tirar a mansalva. Sobre Losantos, Esperanza Aguirre y otros supuestos liberales solo creo que serán liberales con minúscula, porque Esperanza ha tenido muchas ocasiones para poner en práctica sus ideas y no lo ha hecho, escurre el bulto y solo habla de Mises para quedar bien y además lo único que realmente le interesa es el cargo. Al Sr. losantos, una vez le oí decir, poco menos, que Ayn Rand estaba mal de la cabeza. Es tan liberal que lo único que se le ocurre hace bastante tiempo es pedir el voto para Rosa Díez, que de liberal, nada de nada y de socialista mucho. En fín, dejemos al P-Lib seguir creciéndo y explicándose como realmente puedan, y a los conservadores, por favor, que no se llamen liberales, porque no lo son.

  • filmicopez

    Bueno, creo que los del P-Lib deben tomar buena nota de todo lo expuesto por el amigo Daoiz. Apenas he participado en el ruido de las redes sobre el grado de pureza liberal de VOX y otros partidos frente al pata negra Partido de la Libertad Individual. Yo me considero un liberal algo más radicalizado y anarquista que la mayoría de liberales españoles. Es decir, las tesis que defiende don Juan Pina y su equipo me son gratas. Sin embargo la pose con la que tienen a gala mostrarse en TW y FB como los ÚNICOS de Filipinas me ha obligado a desentenderme de ellos.
    Le deseo mucha suerte y éxitos, don Juan Pina, pero tenga en cuenta que las esencias liberales no se fundamentan en un corpus doctrinario plagado de dogmas como si de un canon de valores morales se tratara. El liberalismo es mucho más amplio y consta de muchas acepciones. No se le puede negar la condición de liberal a nadie que diga así sentirse porque no cuadre con nuestra postura.
    Y vuelvo a repetir lo dicho en otro comentario de otra entrada. El liberalismo actual es tan economicista, que parece que las otras facetas del ser humano son del todo secundarias. El liberalismo abarca filosofías y pensamientos políticos y morales ajenos a la economía que en los últimos años no están siendo tenidos en cuenta. Y dentro del economicismo parece que no se puede ser liberal sin llevar por delante las banderas austriacas y rothbardianas. Pelín maximalista.
    Saludos.
    Libertad y capitalismo.

  • Rafa

    Realmente buen articulo por contenido, forma e intención .Un saludo

  • Respecto al artículo de Daoiz… magnífico.

    Y las “disculpas solicitadas” no son en absoluto necesarias, querido amigo.

  • Bueno, me autocito:

    Mas allá de las definiciones seráficas, alegres o cripto-alegres de liberalismo estamos las personas. Usted y yo. Condenados a convivir, a comerciar, a intercambiar. Existen decenas de teorías políticas que pretenden definir los mejores parámetros posibles para facilitar esa convivencia. Nunca nos pondremos de acuerdo, excepto si nos someten al efecto permanente de alguna droga. Ello es así porque, a pesar de las elucubraciones de los ingenieros sociales de todos los colores, somos individuos. Todos diferentes.

    Y eso que quiere decir? Que el diálogo es inevitable. La negociación. Si tengo 10 y pides 15, es inteligente para mis intereses empezar a negociar con 8? No será mejor hacerlo con 5? Hablo de negociar, porque no hablamos de imponer, claro.

    A buen entendedor, pocas palabras bastan.

  • pvl

    Un art. de análisis estupendo. En mi opinión, es fundamental establecer una jerarquía en la importancia relativa de los problemas que se pretender afrontar, para hacer el esfuerzo en los importantes y dejar de lado los intrascendentes: por ejemplo, comparado con el problema de que en Cataluña se multe a los tenderos por rotular en castellano, el problema de la libertad para llevar armas es sencillamente intrascendente. Ciudadanos ha comprendido eso y de ahí su éxito electoral: por ejemplo, si soy sincero no soy capaz de identificar a C’s por otro tipo de planteamientos que no sean el acabar con la que considero intolerable imposición lingüistica por parte de los nacionalistas catalanes. Y eso por sí solo les haría merecedores de mi voto a falta de otras alternativas que aparte de lo anterior tb me ofrezcan otros pluses. Como entiendo que Vox, me los ofrece, ahora mismo es mi opción.

  • JFM

    Perdona una pregunta indiscreta pero el electorado del P-Lib, llena una cabina telefonica o sobra sitio? Porque uno puede hacerse pajas con lo idoelogicamente puro que se és pero en el mundo real, alla fuera, la gente, incluso la gente que es de sensibilidad liberal, se pregunta para que sirve un partido que tiene mas o menos el mismo numero de votantes que un grupusculo maoista y cuyo programa de ser aplicado llevaria a una guerra civiil. Y segundo que siento desilusionarte pero ancapia no funciona. Podria hacerte un recapitulativo de las razones por la que nó pero me voy a limitar a una pequenya particularidad geografica española. Vés al sur ese estrecho, tan estrecho que se puede cruzar a nado (1). Pues en otro lado, esta Marruecos. Y cuando lees la prensa arabe o las declaraciones de los politicos arabes pués no es infrecuente que hablen de desreconquista. Asi que tu querida ancapia durara exactamente un dia. Al dia siguiente sera un sultanato y dudo mucho que este respete tu querida libertad individual sea esta politica o economica. Segundo que al igual que niños con un martillo que tratan todo como si fuesen calvos a todo problema le dais la misma solucion: menos Estado (2). Si un dia un asteroide amenaza con chocar con la Tierra saldreis diciendo que se desviara solito con tal de que reduzcamos el tamanyo del Estado. Pero en el mundo real la gente, incluso los de sensibilidad liberal sabe que ni la economia es todo, ni todo se resuelve a martillazos. Esto es lo que diferencia a los liberales de los Khmer-Libs

    (1) El canal de la Mancha es dos ves y media mas ancho y se le puede cruzar

    (2) Por ahora no doy ejemplos para no salirme del tema

  • Mediáticamente, creo que falta una figura relevante que apoye al P-LIB.
    A nivel de programa, creo que hay que adaptar las propuestas a la Constitución, tanto en las propuestas de leyes como de mensajes.
    A nivelo de objetivos electorales, creo que el P-LIB debe tener como objetivo ser la Izquierda Unida de la derecha.
    Y lo que no entiendo es cómo estos señores no llaman a nuestro MILL para que les analice semanalmente la situación económica, y basar en ellos los mensajes sobre situación económica y la estrategia a seguir.
    Tristemente, ahora el P-LIB es un partido que se dedica a emitir comunicados diciendo que no les gusta la medida X.

  • Al

    Buen artículo. En mi pincelada,el P lib para ser liberal parece un tanto autoritario.

  • Muy buen análisis, Daoiz. Y de acuerdo prácticamente en todo.
    Una de las claves es lo que se comenta en el punto 3 sobre reconocer la complejidad de algunos problemas que, tal vez debido a la influencia de un abuso de la lógica en ciertos discursos libertarios, se despachan con una facilidad nada tranquilizadora.
    Y añadiría un punto que a mi parecer, seguramente influido por las circunstancias, es igual de importante – o más- que el económico: la cuestión de la libertad lingüística. Algo que están tratando, y muy bien, C´s.

  • Totalmente de acuerdo Daoiz, aúna todos los argumentos que los últimos meses he usado en mis críticas al P-Lib. Mi sensación es que hay un cogollo duro en el partido, al menos entre la turba de simpatizantes digitales en las redes, cuya única argumentación contra las críticas es el recitado de gurús tipo Rothbard, Hoppe… como si de salmos se tratara, y que no solo no escuchan sino que tienen el insulto y la descalificación siempre a punto para el que ose desviarse un milímetro de esa línea doctrinal. Tan grotesco que he llegado a pensar que están infiltrados por agentes “de progreso” que solo buscan desprestigiar al propio P-Lib.

    Lo mismo que tu, las críticas pretendían ser constructivas y que pusieran de relieve un grave error de estrategia y comunicación. No se si hemos pinchado en hueso, pero desde luego estos últimos hilos en Desde el Exilio, y unos pocos debates de Facebook me han dejado meridianamente claro que mi postura no solo no es extravagante, si no que es más integradora y operativa que la línea oficial del P-Lib. Y poco más me queda por decir en este debate, al fin y al cabo ni siquiera soy afiliado, y lo de “simpatizante” es un estatus bastante versátil, puede cambiar de un día para otro. De hecho ya ha cambiado.

  • A cada uno lo suyo, y esta respuesta sin duda es un puntazo. Enhorabuena a Juan Pina.

  • Sólo quiero agradecer a Daoíz el extenso artículo, claramente bienintencionado y merecedor de ser tenido en cuenta, cosa que sin duda haremos. Un saludo cordial a todos.

  • Miguel A.

    Otro artículo interesante sobre la disyuntiva tercer-partido frente a acción dentro de los mayoritarios en USA:

    Finding a Political Home

  • Miguel A.

    El PLIB más que ninguno debería entender que la política es un mercado y que tiene sus reglas contra las que no se puede gritar sino trabajar para cambiarlas. Para discusión ideológica no hace falta un partido, eso está claro. La discusión de si hacer un partido minoritario o hacer un ala liberal en los mayoritarios está bastante avanzada en USA… sin una conclusión evidente. Hay un partido libertarian pero hay también caucus libertarians en cada partido mayoritario. En general esa es mi opinión y es lo que falta en España, un caucus organizado en cada partido con afiliados del mismo que apoye los candidatos más liberales y se abstenga de apoyar al resto. Creo que sería más efectivo en la situación actual que hacer un partido separado.

    Por otro lado, es evidente que la situación actual y la oportunidad de estas elecciones europeas es muy clara, si el PLIB tuviera un poco de cintura debería hacer una refundación o relanzamiento con mejores mensajes (manteniendo la ideología) aprovechando la coyuntura. El objetivo es el mismo, obligar a los partidos mayoritarios a aceptar planteamientos liberales si no quieren perder base.

  • Muy bueno, Daoiz. Gracias. Bueno, las gracias te las deberían de dar desde el P-Lib; a mi su suerte me es indiferente.

    Ahora, tal vez hay una pregunta previa. ¿Para qué hace falta un P-Lib? Un partido de esas características. Porque presentas dos opciones de lo que puede querer ser el P-Lib de mayor, pero una de ellas (think tank) no se lleva a cabo desde un partido que se presenta a las elecciones. O sea, en mi opinión no se trata del papel que quiere jugar el P-Lib. Siendo partido, ya ha definido el papel. Pillar poder político, y usarlo. Otra cosa es que la estrategia como partido también sea equivocada. Cosa que no has dejado de señalar.

  • Totalmente de acuerdo. He leído por ahí que ejecutar la estrategia que propones sería algo así como renunciar a los principios, o engañar al electorado, pero no lo creo así. Se pueden tener unos principios firmes y declarados, pero darse cuenta que no se pueden conseguir de un plumazo. Se pueden considerar objetivos a largo plazo (sin engañar a nadie; dejándolo bien claro en el programa y el ideario del partido), pero ir subiendo escalones poco a poco. Lo contrario es dejar huérfanos a muchos votantes que podrían (podríamos) ver en el P-Lib una auténtica alternativa, una opción que no existe en ningún otro partido.