Home Economía Primas a la Producción de Electricidad en Régimen Especial durante el 2.010

Primas a la Producción de Electricidad en Régimen Especial durante el 2.010

escrito por Ijon Tichy 11 abril, 2011

Durante las últimas semanas la prensa de calidad nos ha regalado diversos artículos contándonos lo mucho que ha aumentado la producción eléctrica renovable durante el pasado 2.010. Tales artículos tienen algo en común: Salvo error, ninguno nos revela cuanto nos ha costado a los sufridos consumidores/pagadores de impuestos tanta renovabilidad. No se preocupen que, como pueden suponer, en DEE les vamos a dar esa información tal y como venimos haciendo los últimos años. 

No obstante, antes de ello, vamos a hacer alguna aclaración sobre lo que es renovable y lo que no. Ya que si todos esos artículos tienen algo en común, también tienen algo que les diferencia, y es que la cifra de “renovabilidad” que dan oscila entre poco más del 30% en unos hasta máximos del 46% en otros. Siempre hablando en producción con base anual, se entiende. 

La clave de la confusión está sin duda en como está montado el sistema de primas. La producción en Régimen Especial (la de las primas), incluye fuentes renovables (solar, eólica, biomasa,…) pero también no renovables (en su mayor parte cogeneraciones con gas natural). A su vez, el Régimen General (sin primas) incluye una energía renovable fundamental, como es la gran Hidráulica. 

Los más desinformados identifican el Régimen Especial con las Renovables y dan una cifra inferior a la real. Los mejor informados, pero no del todo, suman al Régimen Especial la producción de la gran Hidráulica y dan una cifra superior a la real, pues no descuentan las no renovables adscritas al Régimen Especial (RE). Aclaremos que el 2.010 fue un año hidráulico excelente, por lo que la producción de las grandes centrales hidroeléctricas fue superior a la de las fuentes no renovables del RE. 

Aquí, intentaremos hacer las cosas un poco mejor y darles la información real. Es importante indicar que tomaremos como base de comparación la demanda de electricidad, que según REE, fue de 272.252 MWh en el 2.010 (superior al 2.009, pero aun inferior a 2.007 y 2.008). La producción neta fue superior, 288.180 MWh, pues el saldo neto del año fue exportador y además hay que tener en cuenta las pérdidas en bombeos nocturnos. Todo ello lo tienen en la web de REE.

La producción de la gran Hidráulica la tenemos también en REE, alcanzando durante el 2.010 un total de 38.001 MWh. Para la producción del Régimen Especial, aunque no hay todavía datos definitivos, sí podemos encontrar en la página de la CNE los datos provisionales desglosados según la fuente, con los que hemos compuesto la siguiente tabla:

Es decir, el total de la producción eléctrica renovable supuso el 35,36% de la demanda. Este porcentaje se compone de una parte que no cobra primas (gran Hidráulica), que supuso el 13,81% y otra que sí está primada y supuso el 21,56% de la demanda (de ésta, en producción, casi las tres cuartas partes fueron de eólica).

Hasta aquí, hemos hablado de energía y resulta todo muy verde y bonito, pero los que nos conocen ya saben que falta responder a la pregunta clave ¿Y eso cuánto nos cuesta?

La respuesta la encontramos buceando en la página de la CNE, donde (siempre según datos provisionales) vemos que las primas al Régimen Especial supusieron en el 2.010 un total de 7.016 millones de euros, es decir, un incremento de algo más del 15% sobre lo pagado (por todos nosotros) en el 2.009, cuando las primas ascendieron a un total de 6.085 MM €. Estamos hablando en todo momento solo de primas, no de remuneración total ¿Algún lector ha conseguido un aumento de sueldo del 15% en el 2.010? Lo suponía.

Volvemos a repetir lo de siempre, no somos contrarios a las renovables, al contrario, pero somos y seremos abiertamente críticos con un sistema como el actual donde se priman masivamente tecnologías ineficaces e inmaduras y se arrincona la verdadera investigación.

Y somos especialmente críticos con la fotovoltaica. La energía solar fotovoltaica no es más renovable que la eólica o que la biomasa (y esta última tiene la ventaja de la gestionabilidad). Por ello, no podemos entender que una energía que supuso el 2,28% de la producción, frente por ejemplo al 15,49% de la eólica, según vemos en la tabla de arriba, se lleve 2.619 MM€ en primas, frente por ejemplo los 1.937 MM€ que obtuvo la eólica. Veamos en esta nueva tabla lo que se llevan unas y otras fuentes en valor absoluto (miles de euros), en valor relativo (euros por MWh producido) y, para que quede todavía más claro, veamos cuanto supone de más la prima de la solar fotovoltaica frente al resto de energías del Régimen Especial ¡la fotovoltaica recibe primas (relativas, o sea por MWh producido) más de nueve veces superiores a la eólica y más de cinco a la biomasa!:

En fin, hasta aquí todo han sido datos, pero para que los del lobby fotovoltaico no se quejen y puedan insultarnos a gusto, lo repetiremos de nuevo: No tiene más nombre que el de TIMO lo que se ha hecho en España con la energía fotovoltaica.

Para terminar, señalarles que en algún momento, cuando los datos de las primas sean definitivos, probablemente la CNE saque una nota y todo esto lo vean en la “prensa de kalidáh”. Mientras, en DEE se lo hemos adelantado. Que no se les olvide.