Envidia vs. Riqueza

Shares

La envidia ha sido el motor de todas las revoluciones de la izquierda a lo largo de la Historia.

No puede entenderse la ideología socialista sin el ingrediente de la envidia. Bajo la vieja idea de la lucha de clases yace la envidia.
El Estado no es más que ese ente sobrehumano que pone orden para que “los poderosos no se aprovechen de los  débiles”, idea ésta que justifica la envidia.

envidiaLos socialistas son muy hábiles excitando las bajas pasiones de las personas en su favor y la envidia es una de las que más les gusta usar, justificándola  con el eslogan de “si unos son ricos es porque se lo han quitado a otros”.

El truco es infalible. ¿Considera usted que sus ingresos son insuficientes? ¿Le gustaría ganar más, tener un mejor nivel de vida? La respuesta va a ser positiva, nadie está contento con lo que tiene. ¿No se da cuenta de que hay unos señores muy ricos? !Pues claro! ¡Pues el dinero que le falta a usted es el que le han robado esos señores tan ricos!!

La idea de que en una transacción económica hay ganadores y perdedores, de que uno gana a costa de otro y el  corolario de que los ricos son ricos porque les han quitado riqueza a los pobres es aceptada sin dudas por el 80% de la población.

Durante la Edad Media la idea tenía algún fundamento. En aquella época  la riqueza provenía básicamente de la  agricultura.  Dado que el progreso tecnológico era nulo y la fuente  de riqueza era limitada (la tierra) se podía decir que  la riqueza era una constante. Esto no quiere decir que los intercambios económicos en la Edad Media no fuesen beneficiosos para ambas partes, pero, dado que la riqueza era una constante, era imposible hacerse rico mediante el intercambio económico si no se empobrecía la otra parte. Esta idea, de todos modos, es bastante simplista, ni en la  Edad Media el progreso tecnológico era nulo, ni el enriquecimiento ni el empobrecimiento eran algo necesariamente  “injusto”.

Pero en las actuales sociedades la riqueza dista mucho de ser una constante y la demanda de productos también varía  mucho. Una transacción económica en un mercado libre sólo es posible si ambas partes se benefician. ¿Por qué el vendedor y el comprador pueden ganar al mismo tiempo? La respuesta es muy sencilla: porque ninguno de los dos  tiene lo que tiene el otro y en cambio sí quiere lo que tiene el otro. Sin embargo hay gente que se hace rica, muy rica  ¿Cómo puede ser eso? ¿Acaso engañan a los demás y ganan mucho más que ellos en las transacciones?

Bien hay tres maneras por las que una persona puede hacerse rica en un sistema de libre mercado.

La primera es porque es capaz de crear un bien o servicio que antes no existía y que la gente necesita. Por ejemplo  Edison con su bombilla o los fundadores de Google con su buscador. La segunda es porque es capaz de crear un bien o  servicio que ya existía pero a un precio muy inferior. Por ejemplo Henry Ford con los automóviles o Amancio Ortega con la ropa.

En el primer caso el vendedor puede obtener un gran beneficio porque el comprador necesita su producto  y hay poca  o nula competencia. El beneficio extraordinario del empresario se acaba cuando surge la competencia que ofrece su  mismo producto.

En el segundo caso el vendedor puede obtener un gran beneficio porque puede captar compradores de la competencia  y al mismo tiempo ampliar el mercado  incluso teniendo un buen margen. El beneficio extraordinario del empresario se  acaba cuando los demás empresarios adoptan sus técnicas.

En ambos casos el comprador obtiene un beneficio inmediato: obtiene un producto que antes no tenia y que es  necesario u obtiene un producto más barato que antes.

Para que ese “milagro” sea posible tiene que aumentar la riqueza total. El empresario siempre está buscando ese  “milagro” para hacerse rico. Y esa búsqueda hace que el empresario sea imprescindible para el desarrollo de una  sociedad.
En un mercado libre la única manera de enriquecerse es haciendo también más rica a la sociedad.

Existe una tercera manera de enriquecerse en un mercado libre: especulando. La especulación consiste en comprar  algo antes de que suba su precio. Aunque aparentemente no se crea riqueza especulando la sociedad sí se beneficia de  esa actividad porque el especulador está mandando con su acción una señal al mercado de que ese artículo es escaso antes de que aparezca su escasez real. Aunque el especulador también puede equivocarse y perder parte de su dinero  en la especulación si sus expectativas no se cumplen.

Resumiendo en un mercado libre los ricos no sólo no se hacen ricos a costa de los demás sino que gracias a ellos el resto  de las personas, sin ningún esfuerzo, se hacen también más ricas.

Una sociedad sin incentivos se quedará inmediatamente paralizada y pronto entrará en decadencia. Una sociedad  paralizada y dependiente del Estado es lo que quieren los socialistas.

Saludos amigos.

Shares

Latest posts by Arturo Taibo (see all)

39 Respuestas a “Envidia vs. Riqueza”

  1. Siempre que me sacan los avances sociales del socialismo social para excusar la entropía que introduce en los procesos económicos, la pérdida de libertades que exige y la felaquización del pueblo que acarrea, recuerdo a mi padre, que fue un niño “explotado”, víctima de “trabajo infantil”, privado del derecho a una “jornada de 35 horas” sic, y posiblemente víctima de una educación “retrógrada” sobre las rodillas y en su puta casa, como su esposa, y todo ello a despecho de nosécuántas leyes y reglamentos avanzados, progresistos, socialistos, falangistos, etc, y luego me pregunto en qué momento se le olvidó que ya estaba redimido de de sus atroces penalidades. Pues posiblemente al mismo tiempo que al pobre Amancio Ortega, que no es más que un señor que ha trabajdo desde enano y que, sorteando unas cuantas trabas legales ha ido creando riqueza para sus convecinos y después para gente que lo ha necesitado aún más que ellos, cosa al parecer imposible. Con las soluciones literarias, demagógicas y marxistoides de unos poetastros seguiríamos en economía de subsistencia.

  2. Voy a seguir respondiendo al primer mensaje de Emilio. Aunque voy viendo que el sr. Emilio no entiende el concepto pleno empleo.

    De esa forma, a pesar de que Amancio Ortega pudo comenzar ofreciendo algo que los demás no tenían, ropa “fashion” a bajo precio, a terminado por dominar el mercado mediante prácticas poco éticas. O sino, mire ud las condiciones laborales de los países donde produce, como China o Vietnam.

    ¿Por qué es poco ético darle trabajo a la gente?
    No creo que Inditex obligue a nadie a trabajar para ellos.
    Por otro lado si usted cree que las condiciones laborales de esos trabajadores son malas siempre puede usted darles trabajo.

    En la edad media, los que poseía la riqueza era la nobleza, quien había alcanzado esa situación por medios, como decirlo… poco nobles. La burgesía de siglos posteriores, pronto les imitó, y enseguida comenzó a aprovecharse de sus empleados. En la revolución industrial, el tema llegó al extremo.

    Esta es una de las clásicas falsedades de los socialistas.

    Las condiciones de trabajo y de vida de la Inglaterra del siglo XIX eran muchísimo mejores que las de la época agrícola.
    Condiciones en la época mediaval:

    Semiesclavitud.
    100% de analfabetismo.
    Trabajo de sol a sol.
    Los niños trabajaban desde que literalmente podian hacerlo.
    Viviendas sin agua corriente, ni desagües, ni calefacción, ni gas, ni carbón, ni electricidad, suelos de tierra, ventanas sin cristales, toda la familia durmiendo en una habitación, a menudo con los animales..
    Sin servicio médico de ningún tipo.
    Mortalidad infantil 60 o 70%.
    Pasar y/o morir de hambre era una experiencia normal.

    Fíjese lo tremenda que sería la explotación de los burgueses que la población en Inglaterra en el siglo XIX pasó de 12 a 40 millones y eso a pesar de la emigración a USA.
    Por cierto los burgeses se hicieron ricos fabricando productos para los trabajadores no para sí mismos.

    Pero fíjese que los trabajadores de las minas y de las fábricas textiles de la Inglaterra industrial, lo que tenían era envidia. No es que quisiesen comer o tener una casa medio decente, sin duda merecida por la cantidad de trabajo desempañada y que tanta riqueza daba a sus amos, lo que tenían era envidia de las fiestas en Darlington Hall.

    Fíjese si los burgueses eran malos que el carbón de las minas lo utilizaban en fabricar acero con el cual se construían desde ferrocarriles para transportar los alimentos y evitar las hambrunas hasta utensilios de cocina para los trabajadores pasando por hornos para cocer ladrillos para construir casas o tuberías con que transportar el agua.
    Fíjese si los burgueses eran malos que las fábricas textiles hacian telas para que se vistiesen los trabajadores.

    Las fábricas y las minas no se tienen para explotar a nadie se tienen para producir artículos que se vendan y los compradores eran los trabajadores que así mejoraron su nivel de vida como nunca antes en la Historia.
    De hecho la explotación máxima del trabajador llegó en USA a principios del siglo XX cuando un malvado burgués, hijo, como todo el mundo sabe, de nobles, llamado Henry Ford se puso a fabricar coches en serie para que los trabajadores pudiesen comprar tan peligroso vehículo y matarse con el.

    En otro mensaje seguiré.

  3. Neodimio: Esa es una de las 18395 perrerías que se pueden hacer para conseguir derrotar a la competencia. Estás hablando desde el punto de vista del precio, pero se puede hacer de muchísimas formas. Por ejemplo, comprando a uno de los responsables de tu empresa competidora. O atacando por la distribución…

    Ese tipo de guerras suelen durar poco. Claro, el empresario derrotado lo pasa fatal. El consumidor, encantado de la vida, por poder comprar sus productos a precios más bajos. ¿Qué ocurre después? Que en cuanto los competidores caigan, la empresa con el monopolio subirá los precios. Y en cuanto suban los precios, surgirán nuevos competidores como setas. Se suele salir de otras formas. Lo importante no es tanto tener el monopolio como garantizarte tu cuota de mercado.

  4. Volvemos al ejemplo anterior. Mientras esa compañía crezca en su cuota de mercado a costa de debilitarse, a la larga tendrá que abandonar ese planteamiento. Desde el momento que lo haga cualquier acción que realice aprovechando sus posición dominante que eleve mucho el precio o abarate los costes, será aprovechada por nuevos competidores.

    De hecho, lo mismo puede lograrse a través de innovación de una manera mucho más efectiva. Una empresa puede desarrollar un proceso productivo que le de una gran ventaja competitiva con respecto al resto. Ello le permite vender mucho más barato que la competencia e incrementar sus beneficios al mismo tiempo. Hasta que los competidores no sean capaces de igualar o mejorar esa ventaja, la cuota de mercado del innovador seguirá creciendo.
    Este mecanismo beneficioso para todos también es limitado por el estado.

    Y no tiene que ser bajando precios. La innovación puede producir un valor añadido muy apreciado por el mercado que permita a la compañía vender más caro y ganar cuota de mercado al mismo tiempo. Si el crecimiento es espectacular, verás a los competidores tocando a la puerta del estado para que ponga coto a ese “abuso”.

    En un entorno libre intentar acaparar el mercado mediante el uso del dumping (precio por debajo de costes) es un suicidio. En el mercado de las telecomunicaciones hoy en día tiene sentido por el nivel de intervencionismo que tiene el sector y por la justicia de pandereta que sufrimos. Las barreras de entrada son tan fuertes que de expulsar a un competidor hay tiempo de exprimir la posición dominante hasta que entre otro. Y con contratos abusivos con los clientes (que en muchas ocasiones renuncian de acudir a la justicia por el coste añadido y la demora) el rédito posible puede justificar pérdidas presentes como inversión ante mayores beneficios futuros (que no dejan de salir de un robo protegido por el estado)…

    Otra consideración que suele pasar por alto es que la gente no es tonta. El intervencionismo nace de la negación de esa verdad elemental: como la gente no es capaz de tomar decisiones correctas, el estado tiene que velar por ellos. Y no es así. La gente no es ni tonta ni unidimensional (a pesar de los gobiernos que eligen en este país…;)).
    Hace poco aquí se ha visto un gran ejemplo. Con el plan E y demás tonterías en cierto barrio de la ciudad de golpe desaparecieron casi todas las plazas de aparcamiento de las calles. El garaje con menos ocupación de la zona se hizo de oro ganando clientes y con unos precios muy superiores a la competencia. Tenía el monopolio de la oferta.
    Las obras acabaron y los clientes empezaron a menguar. No sólo para aparcar de nuevo en la calle, sino para contratar en otros garajes que mantuvieron precios y volvían a tener vacantes. Así que el antiguo monopolista tuvo que bajar precios por debajo de la competencia. Ni por esas la gente ha vuelto por ahora (no sólo se mira el precio). A estas alturas ha perdido más de lo que ganó con el abuso de su posición dominante. Y creo que sólo si mantiene los precios tirados podrá recuperar algo de la cuota que ha perdido…
    Con todo, no es en absoluto criticable su comportamiento. No hubo ni hay motivo para que el estado intervenga en tal situación. Allá cada cual con sus acciones -libres y legales- y sus consecuencias. Y que con su pan se lo coma. De hecho ahora mismo, si bien él está saliendo perjudicado, se ha convertido en un freno para los incrementos de precios en la zona.
    Es fascinante cuando ves al mercado en pleno funcionamiento 🙂

  5. Ese enfoque no lo había considerado, Juano. Gracias por la correción.
    Igualmente por reafirmarlo, Burrhus.

    Una cuestión os quería plantear.
    Cuando en algunos sitios se menciona precisamente la reducción de precios por debajo de coste como arma para eliminar a la competencia (pongamos por ejemplo que fuera el caso hipotético de las telecomunicaciones en España), lo que vendría a suceder es que los demás tendrían que bajar también los precios para subsistir.

    ¿Cabría la posibilidad de que ocurriese el caso contrario (compañía grande trata de acaparar el mercado)?

  6. En un mercado libre el monopolio es insostenible. De hecho todo monopolio actual nace de la intervención estatal, no de la carencia de regulación.

    Como ya he indicado antes, tanto la creatividad como el intercambio generan riqueza. Si un negocio es rentable y alguien logra por su innovación una ventaja competitiva, es sólo cuestión de tiempo que le surja competencia: o bien con nuevos procesos más baratos, bien con producción en mercados laborales más baratos, bien con un servicio de mayor valor añadido que permita un precio más alto, y un largo etcétera.

    Sólo la intervención estatal permite la existencia de monopolios mediante licencias, barreras comerciales, legislación restrictiva… En un mercado libre el monopolio no es sostenible indefinidamente. Y mucho menos hacer un uso abusivo de tal posición, pues eso no haría más que fomentar la aparición de competencia.
    Un ejemplo sencillo: si el que disfruta del monopolio eleva los precios un 200%, sin la protección del estado ese incremento brutal da un margen espectacular a cualquier competidor para vender por debejo de ese precio. O si impone condiciones leoninas a sus trabajadores, sin la protección del estado la competencia podrá robarle la mano de obra cualificada a un coste inferior.

    En resumen: en un entorno libre el monopolio no es malo. Y no es sostenible. Es el estado el que los crea y el que los torna en abusivos.

    Y si alguien argumenta que una gran empresa puede coartar la competencia vendiendo a un precio por debajo del coste para ahogar financieramente al adversario, ¿qué tiene eso de malo? El cliente obtiene esos productos a un precio mucho mejor, permitiendo retener renta que puede destinar a usos alternativos (como acumular e invertir en capital, por ejemplo) y el grande se debilita ante futuros competidores (permitiendo una mejor distribución de los recursos en libertad).
    Cuando el estado interviene para supuestamente garantizar la competencia poniendo coto a la libertad empresarial, lo que logra es hacernos comprar más caro, fortalecer al grande y bloquear los procesos naturales y beneficiosos de asignación de recursos.

  7. Neodimio: A mí no me preocupa que la gente sea asquerosamente rica. Fíjate Bill Gates el dinero que ha llegado a tener y lo relativamente poco que controla. Si no te gusta Windows, te pasas a Linux. Otra cosa buena que tiene el libre mercado es que a medida que el mercado es más libre, resulta mucho más difícil controlarlo a través de un monopolio. Salvo cuando cuentas con la ayuda del Estado.

  8. Juano,
    La acumulación de capital no es mala en sí misma como bien expones. Lo que no se puede aceptar es que sea sin límites porque así surgen los monopolios y magnates, que aun habiendo conseguido grandes logros disponen de la riqueza material de millones de ciudadanos. Esto viene provocado por una falta de leyes del Estado que promuevan una inversión útil del mismo en la sociedad, y su consecuencia es que una gran parte que todo ese capital no beneficia al mayor número de personas (a mayor riqueza, mejor nivel de vida). Ambos están relacionados.

    Totalmente de acuerdo en lo que has comentado en el primer punto: el beneficio individual y colectivo es directamente proporcional a la libertad de mercado y su tamaño.Ya nos gustaría que de verdad la hubiera por aquí.

  9. Emilio, ya que estamos, dos apuntes de fundamentos:

    -La economía no es un sistema de suma cero. La creatividad y el comercio generan riqueza a todos los agentes involucrados en los intercambios de cualquier tipo siempre que sean voluntarios. Así, lo que gana el empresario no sale de lo que deja de ganar el trabajador, sino del beneficio que también obtiene éste último. Igual que cuando compras algo que te gusta, necesitas o te apetece: tú ganas algo que satisface una necesidad y el vendedor gana un margen con lo que pagas. En libertad el mercado genera un beneficio creciente a nivel individual y colectivo proporcional al nivel de libertad y al tamaño del mercado.

    -La concentración de capital no beneficia en exclusiva al capitalista. Beneficia a toda la sociedad. Mientras mayor y mejor sea esa inversión, más alto será el rendimiento y la productividad del trabajador. Ello conlleva mayor valor por su trabajo, por lo tanto más riqueza. Y además hace que el coste salarial pierda peso en la estructura de costes. Por eso, cuando el estado dificulta o impide la acumulación de capital, lo que hace es perjudicar y empobrecer. Máxime cuando el destino de ese capital desviado hacia impuestos se va en zarandajas o incluso en la constitución de barreras más grandes al progreso económico.

    Aquí lo que defendemos no es la anarquía, sino la limitación del estado. Y para que todo funcione no pedimos la ley de la selva, sino el imperio de la ley. Sólo con que se cumpliera esa premisa ya podríamos darnos con un canto en los dientes en este país…

  10. Emilio:

    Eso es una amenaza para los gobiernos que ven peligrar las cifras de paro y ofrecen tratos de favor a esas multinacionales. Por no hablar de los trabajadores que aceptan condiciones a la baja para que no se vaya la empresa.

    Así de patéticos somos. No nos preocupa que la gente no encuentre las condiciones adecuadas para prosperar… nos preocupa la estadística. Yo no soy partidario de los tratos de favor, soy partidario de dejar a la gente en paz. Y sí, compites. Y otros pueden ofrecer mejores servicios que tú. No soy partidario ni de las barreras de entrada ni de las de salida. Pero esa no es la única manera de competir, no todo es el precio de entrar, comprar y salir. También está la productividad de la sociedad, lo competitivos que seamos, nuestra formación, nuestra cultura del trabajo. La socialdemocracia, lo siento, no está muy ligada con ninguna de las variables relacionadas con ser más competitivos. ¿Dónde me voy? A países que sí tengan esas variables. Alemania será más cara y tendrá más socialdemocracia, pero la gente habla inglés, está mucho más formada y son más productivos, por lo que te compensa. ¿En España, qué? ¿Más horas? Precisamente, lo que no quiere el empresario.

    Los defensores del darwinismo social nos llevaron al holocausto y a las purgas. A la eugenesia y a la castración de discapacitados intelectuales.

    Estás hablando de dos espantosos crímenes cometidos por el Estado y perpetrados bajo su dirección. Pero es que, además, la vida es mucho más compleja que un simple “Estado = Solidaridad” y “Mercado = Egoísmo salvaje”.

    Precisamente eses es el problema: la oferta y la demanda no valen para gestionar a los trabajadores, porque no son una mercancía.

    Disculpa, pero independientemente del slogan, lo cierto es que el empresario paga al trabajador por su trabajo. Y si no le paga, ya te digo yo que el trabajador se va y busca otro sitio. Una cosa es que un trabajador no sea un objeto y otra bien distinta que no se rija por los mismos principios económicos. Y eso es bueno. Si a un empresario no le gusta que su stock arda en llamas, tampoco le gustará que ardan sus trabajadores. Al regirse por las mismas normas, es por lo que el trabajador tiene un salario. Date cuenta de que, si el trabajador no se rigera por las mismas normas que la mercancía, el empresario no tendría ningún motivo para pagarle, más allá del de su buena voluntad.

    Son necesarias una reglas del juego, una garantía de aumento salarial, una protección al trabajador para que no se le despida por resultar caro.

    ¿En qué te basas? Quiero decir, las reglas de juego están en los contratos, y más allá, al menos en España, en el ET (y tienen uno de estos en casi todos los países). El aumento salarial ha de estar ligado a factores como productividad y beneficio. Y lo que no tiene ningún sentido es esa supuesta “protección al trabajador”. Proteger suele significar “poner algo fuera de la realidad”.

    ¿Que se pretende con abaratar el despido sino despedir y contratar a la baja? ¿Alguien me lo puede explicar?

    Con el debido respeto, Emilio, creo que no entiendes el problema. El problema no es que se despida a la gente (es dramático, durísimo, una putada y para el trabajador es un problema). El problema, desde el punto de vista económico, es que la empresa tiene más posibilidades de cerrar por ver disminuidos sus beneficios o entrar en pérdidas y cerrar. ¿Y qué significa cerrar? Significa dos cosas: que el empresario se arruina (tendrá que hacer frente a las deudas, y en España los últimos que cobran son, por cierto, los proveedores, si es que lo llegan a hacer), y que TODOS sus trabajadores se quedan en la calle. De hecho, un despido colectivo (digamos, despedir al 15% de la plantilla, por poner un ejemplo), puede ser reconocido según el propio Estatuto de los Trabajadores como extinción del contrato por causas objetivas (artículos 51 y 52), y perdería demasiado tiempo buscando las sentencias que así lo confirman. Ya te digo que nuestro marco legal es proteccionista con el trabajador (con el paro rondando el 20%). Por cierto, con la nueva Ley Concursal los sindicatos estarán encantados porque los trabajadores son los primeros en cobrar, pero los proveedores, es decir, otros empresarios, son los últimos, por lo que aumenta el riesgo de que otras empresas entren en Ley Concursal, algo que afecta a más trabajadores. Bueno, al caso, que se me va. ¿Qué consigues despidiendo gente? Que las empresas tengan menos gastos (a costa de producir menos), se ajustan mejor a la demanda y los trabajadores que quedan siguen trabajando en la empresa.

    De todas formas, ¿son sus habitantes los responsables como para ser los explotados por Nike o Adidas?

    Lo dices como si fuera un castigo o algo humillante, y no lo es. Yo, por esas circunstancias de la vida, ahora estoy en Polonia. Antiguamente comunista (contra su voluntad). Una pregunta: ¿Qué es preferible? ¿Que trabajen en una empresa seis días a las semana durante 10 horas o que no hayan plátanos? No estoy bromeando. De hecho, da igual lo que pensemos tú y yo. Lo que importa es lo que piensen los polacos. Y los polacos lo tienen muy claro. Aquí quieren trabajar y tener multinacionales opresoras. Y cuantas más, mejor.

    ¿en que favorece a los trabajadores el hecho de que una empresa española, como Camper, se lleve la producción de Mallorca a Marruecos y luego a Vietnam y China si a los fabrican los zapatos les pagan una miseria y a los españoles que lo van a comprar les clavan 130 € por un par de zapatos?

    A los trabajadores de Mallorca, en poco. A los de Marruecos, Vietnam y China, en mucho. Y no me tengo por una persona racista o xenófoba en estos temas. Yo tengo otra pregunta: ¿En qué han ayudado los sindicatos a mejorar la formación de esos trabajadores para que puedan encontrar otro trabajo?

    Lo que no se puede hacer es poner puertas al campo y pretender parar algo que lleva más tiempo existiendo que el comercio en el Mare Nostrum.

  11. Como bien dices, Emilio, y se te agradece, no como a otros voceros que han aparecido, tienes un montón de frentes abiertos, y el que yo te he planteado es de fundamentos. De base.

    Verás. Lo primero que tienes que hacer es negarme el mío, no ponerme otro. Pero acepto. Acepto. Altruismo. Si es una evolución y ha llegado a nuestros días y por algo será. Por cierto, ha llegado a nuestros días y el socialismo lo está aniquilando. ¿Y sabes porqué?. Porque el altruismo es natural tanto en cuanto, desde la justicia, lo que antes te he comentado, el individuo da a otro lo que tiene, sin esperar otra cosa, a lo sumo, que reciprocidad para cuando el esté en la misma tesitura. A lo sumo. Si se hace bajo condición…. Ya no es altruismo. Es interés. Y si se hace bajo condición ya no es altruismo es obligación. Y eso, como digo, hablando de conceptos, ya no es justo. Ya no es justicia.

    Y vosotros habláis mucho de la justicia pero de lo que en verdad habláis es de la imposición. De la coacción.

    Dices que hay que garantizar subidas salariales ¿? y dificultar los despidos…¿¿?? Bien. Eso puede garantizar en alguna medida a los que tienen empleo a que no lo pierdan. Pero lo cierto es que lo que único que consigues con ello es que la empresa tenga más difícil deslocalizar y, al final, en la balanza de costes ingresos haga pesar más el lado de los costes de tal manera que dichas empresas piensen aún más en irse… y las posibles que pudieran llegar o crearse que no lo hagan.

    Y recuerda que el mercado laboral está como está… es decir, seco. Lo justo es poder trabajar, no establecer unas condiciones que a quien pretenda contratar se le haga imposibles por la imposición de determinadas condiciones desde la coacción sindical y legal de los gobiernos socialistas.

  12. Una sociedad que se preocupe por la libertad es más abierta que aquella que impone la igualdad por ley. Sobre todo si esa igualdad que promueven algunos a la fuerza no es la auténtica.

    La justicia es otro aspecto que no se alcanza ni por asomo en los mal llamados gobiernos socialistas. Si se defendieran esos tres valores, dando mayor relevancia al primero, entonces muchos problemas dejarían de atormentarnos. Sin embargo, anteponiendo la mediocridad como el patrón universal de medida, el mínimo esfuerzo y la resistencia al cambio, lo único que puede ocurrir es que se extiendan la corrupción, la incultura y el desprecio a aquellos que sobresalen.

    Sólo hace falta que observemos cómo se considera la educación en un país para saber su compromiso con la libertad.

  13. Uf, son demasiados frentes, pero lo intentaré:

    Vamos A Ver, Emilio…. Ni la equidad ni la igualdad es característica natural de nada ni de nadie. Ya te lo han dicho, el mejor sobrevive, el menos capaz perece. Eso es lo natural.

    Eso es como mínimo discutible. La selección natural, como bien dices, promociona al mas apto, pero no necesariamente el mas apto es a los que te refieres. Si el altruismo ha llegado hasta nuestros días es porque la la selección natural lo ha llevado hasta aquí en detrimento de otras estrategias, como el egoísmo absoluto. ¿Qué es lo que yace detrás de este altruismo? Ese es otro tema. Pero es natural desde el momento en que el altruismo existe aquí y ahora.
    Los defensores del darwinismo social nos llevaron al holocausto y a las purgas. A la eugenesia y a la castración de discapacitados intelectuales.

    Las empresas no amenazan con deslocalizar, las empresas cambian de país sus fábricas cuando encuentran mejores condiciones en otro, lo cual es lógico porque buscan producir al menor costo para luego vender lo más barato posible. Los que amenazan son los sindicatos y los gobiernos que son los que utilizan la violencia.

    Eso es una amenaza para los gobiernos que ven peligrar las cifras de paro y ofrecen tratos de favor a esas multinacionales. Por no hablar de los trabajadores que aceptan condiciones a la baja para que no se vaya la empresa.

    Obviamente que el mercado se rige por leyes: las leyes de la oferta y la demanda, las leyes que garantizan el derecho a la propiedad, las leyes que garantizan el cumplimiento de los contratos…

    Pues hay una cosa llamada plus de antigüedad que no ayuda en absoluto. Y otra llamada “aumento salarial en el IPC+ x%” que es todavía peor. Lo que tú dices, estimado Emilio, lo hacen dos cosas como la ley y el salario mínimo. La ley, porque incentiva la contratación de gente sin experiencia (antes, a los jóvenes no les contrataba nadie). No te digo nada cuando esas cosas no van ligadas a la productividad. Y el tema del salario mínimo, el salario mínimo encarece el precio que el empresario paga por trabajador.

    Precisamente eses es el problema: la oferta y la demanda no valen para gestionar a los trabajadores, porque no son una mercancía. Desde esa óptica, al haber siempre un exceso de demanda de empleo los contratadores bajaran el precio del trabajador hasta una situación insostenible, alargarán las horas de trabajo, eliminarán las vacaciones… y el que no lo quiera que se busque algo mejor. Parece que olvidáis que esa situación ya se dio.
    Son necesarias una reglas del juego, una garantía de aumento salarial, una protección al trabajador para que no se le despida por resultar caro.

    Desde las empresas no se cansan de pedir “flexibilidad en el mercado laboral”. ¿Que se pretende con abaratar el despido sino despedir y contratar a la baja? ¿Alguien me lo puede explicar?

    Y sobre las alusiones a Vietnam, China, la URSS o Cuba, estoy de acuerdo con vosotros en que fueron un desastre, pero es que todos los casos no son sino dictaduras salvajes con la única finalidad de poder. Dejad de ponerlas de ejemplo. De todas formas, ¿son sus habitantes los responsables como para ser los explotados por Nike o Adidas?

    Otra cosa, ¿en que favorece a los trabajadores el hecho de que una empresa española, como Camper, se lleve la producción de Mallorca a Marruecos y luego a Vietnam y China si a los fabrican los zapatos les pagan una miseria y a los españoles que lo van a comprar les clavan 130 € por un par de zapatos? Debo estar ciego para no verlo, ¿no?

  14. blasapisguncuevas:

    Bienvenido a Desde el Exilio.

    capitalismo versa sobre explotar a las clases dominadas con la excusa del riesgo, no muy distinta excusa usarían los esclavistas

    Sí, bueno, salvo por el salario, la voluntariedad y porque ese argumento no está reconocido como tal ni por la Organización Internacional del Trabajo.

    Por cierto, ¿sabías que la mayoría de Convenios están suscritos por casi todos los países, incluyendo aquellos relacionados con los trabajos forzados?

  15. Emilio:

    la libertad no es depender de los que mandan bajo la amenaza de despedirte.

    La libertad es eso. Más que nada, porque hoy en día los contratos suelen recoger las funciones del trabajador. Es decir, si no haces lo que te dicen y no está debidamente justificado. es incumplimiento de contrato y por tanto motivo de despido reconocido por la ley, empezando por el Estatuto de los Trabajadores (artículo 54, despido disciplinario, apartados b) y d)).

    Parece que no conocéis al actual mundo laboral.

    Ni te lo imaginas.

    A la que te descuidas estás en la calle, no porque no seas bueno, que sería lo justo, sino porque sale mas barato otro mas joven y con menos responsabilidades familiares.

    Pues hay una cosa llamada plus de antigüedad que no ayuda en absoluto. Y otra llamada “aumento salarial en el IPC+ x%” que es todavía peor. Lo que tú dices, estimado Emilio, lo hacen dos cosas como la ley y el salario mínimo. La ley, porque incentiva la contratación de gente sin experiencia (antes, a los jóvenes no les contrataba nadie). No te digo nada cuando esas cosas no van ligadas a la productividad. Y el tema del salario mínimo, el salario mínimo encarece el precio que el empresario paga por trabajador.

    Si fuésemos un país serio, viendo el problema de que los padres de familia tienen dificultades para ser contratados y que, además, nuestra productividad es muy baja en relación con nuestros colegas europeos (no hablo ya de los americanos), la pregunta que nos haríamos sería: ¿Cuánto tendría que aumentar el trabajador su productividad para que sea contratado siendo padre de familia? Pero como en lugar de buscar soluciones a los problemas nos dedicamos a llorar como madalenas y a echarle la culpa a otro, somos el culo de Europa.

    Y si con eso el empresario no se hace rico, pues a China o a Vietnam.

    ¿Te refieres a esos antiguos países comunistas? Allí saben perfectamente qué es el socialismo. En China y Vietnam no pueden echarla a patadas por culpa de su dictadura atroz. Pero si quieres echarle la culpa de la miseria de esos países a alguien, échasela a los socialistas que gobernaron allí (y los siguen haciendo, por cierto).

    ¿Podríais pintarme como sería el panorama actual si el mundo se guiara exclusivamente por el mercado?

    Lo que estás pidiendo es un cambio de Régimen. La Revolución Francesa acabó con Napoleón. Más allá de hermosos ideales, prefiero ir resolviendo problemas de uno en uno. Limitar el Estado a sus funciones básicas y originales (policia, prisiones, ejército y justicia), es algo bastante razonable. O reducir el peso del Estado al 25% del PIB.

  16. ¿El socialismo versa sobre la intervención de Estado o de la sociedad? capitalismo versa sobre explotar a las clases dominadas con la excusa del riesgo, no muy distinta excusa usarían los esclavistas

  17. Confundir soc socialismo con estatismo y totalitarismo lo hacen quienes no tienen ni idea de lo que puede ser una sociedad sin explotación, cosa que jamás podrá serlo el capitalismo. Si podrá ser totalitario el capitalismo y estatista, golpista y liberal como Pinochet. También exagera crímenes para cometer los propios y oculta los de la colonización de varios continentes y la esclavitud, los que causa hoy por su política de patentes, etc. Tu exilio es el de los autistas, un exiliado del humanismo en nombre de la libertad del vampiro a chupar sangre de las clases dominadas

    1. Por alusiones, blasapisguncuevas:

      Confundir soc socialismo con estatismo y totalitarismo lo hacen quienes no tienen ni idea de lo que puede ser una sociedad sin explotación, cosa que jamás podrá serlo el capitalismo

      Te refieres a Venezuela? A La URSS? A Corea Del Norte? A Cuba? A la DDR? Eran estas sociedades sin explotación? Ah! que el socialismo aún no ha podido ser puesto en práctica por gentes buenas … ya. Todas las libertades que disfrutas, las comodidades, la medicina … todas se las debes a los m alvados capitalistas en su ansia por producir y vender. Todas! En fin, creo que el comentario de Mill (autor de la entrada) es muy explicativo.
      Recuerden nuestros lectores latinoamericanos, el socialismo mata. No lo olviden.

      Nota: siento que el sistema enviase casi todos los comentarios a la papelera de spam. He recuperado todos. Si faltase alguno, por favor, reescriban, estaré pendiente para sacarlo.

  18. la libertad no es depender de los que mandan bajo la amenaza de despedirte. Parece que no conocéis al actual mundo laboral. A la que te descuidas estás en la calle, no porque no seas bueno, que sería lo justo, sino porque sale mas barato otro mas joven y con menos responsabilidades familiares.
    Lo del mas adaptado sobrevive, desde este punto de vista, o sea , el darwinismo social, también nos llevaría a deshacernos de los discapacitados. ¿Dónde los encajaríais?

    Y si con eso el empresario no se hace rico, pues a China o a Vietnam.

    ¿Podríais pintarme como sería el panorama actual si el mundo se guiara exclusivamente por el mercado?

  19. Hacía tiempo que no me reía tanto con una papanatada como ésta de que las revoluciones socialistas se rigen por la envidia. Hombre, pues sí, de vez en cuando los seres humanos somos tan envidiosos que nos gustaría poder comer calentito o tener un pisito decente o incluso un coche que no se caiga a cachos. ¡Mira que somos malos y envidiosos!
    ¿Esta web qué es, un adelanto liberal de El Jueves?

  20. Voy a tratar de responder a todas las cuestiones que ha planteado Emilio.

    Los comentarios sobre la forma de hacerse rico son tan simples como el asegurar que lo que quiere el socialismo es paralizar el estado.

    Yo lo que he dicho es que el socialismo quiere una sociedad paralizada y dependiente del Estado.

    Se le ha olvidado comentar, entre otras cosas, que el libre mercado no existe, y que el famoso mercado perfecto es una falacia liberal para dar salida a un ansia desmesurada por acumular riqueza y poder.

    El libre mercado sí existe , lo que nunca ha existido ni existirá es el “mercado perfecto” por la sencilla razón de que el mercado es una institucion humana y el ser humano es imperfecto.

    Nadie habla nunca de comprar un “coche perfecto”, habla de comprarse uno mejor o peor, uno con estas características u otras. Nadie habla de “justicia perfecta”. Pero parece que el mercado es la única cosa creada por seres humanos que ha de ser perfecta. Por si le interesa la idea de “mercado perfecto” ya fue rechazada enérgicamente por Mises hace 60 años.

    El mercado se rige por las leyes y las leyes, sea el gobierno del color que sea, las acaban dictando mas o menos indirectamente las grandes empresas que amenazan con deslocalizar sus instalaciones.

    Obviamente que el mercado se rige por leyes: las leyes de la oferta y la demanda, las leyes que garantizan el derecho a la propiedad, las leyes que garantizan el cumplimiento de los contratos…

    Las empresas no amenazan con deslocalizar, las empresas cambian de país sus fábricas cuando encuentran mejores condiciones en otro, lo cual es lógico porque buscan producir al menor costo para luego vender lo más barato posible. Los que amenazan son los sindicatos y los gobiernos que son los que utilizan la violencia.

    Las grandes empresas, entre ellas Inditex, ya que ud la nombra, viven por y para la disminución de costes con el fin de aumentar infinitamente los beneficios, por ello, pagan mal a sus trabajadores, les obligan a desplazamientos y cambios de turno incompatibles con una vida mas o menos normal y dan a sus puestos de trabajo el aspecto de “trabajo temporal para jóvenes mientras encuentran otra cosa”, asi está justificado el bajo sueldo. Lo mismo podría decir de otras tantas empresas como McDolands, Carrefour o tantas otras.

    Toda empresa intenta disminuir al máximo sus costes para poder vender lo más barato posible, lo cual beneficia a lo trabajadores.

    Si alguna empresa consigue un beneficio muy grande inmediatamente aparecen competidores que disminuirán ese beneficio. Pero incluso sin competidores si una empresa obtiene grandes beneficios lo normal es que reinvierta parte de esos beneficios para obtener aún más beneficios. El final de ese proceso es el pleno empleo. El pleno empleo significa escasez de trabajadores y subida de salarios (o mejora de las condiciones de trabajo). Pero como los beneficios del empresario eran tan grandes aunque contrate a trabajadores con salarios más altos seguirá ganando dinero.
    Quizá es que el concepto “pleno empleo” no lo concibe.

    Bueno sigo en el siguiente mensaje.

  21. Vamos A Ver, Emilio…. Ni la equidad ni la igualdad es característica natural de nada ni de nadie. Ya te lo han dicho, el mejor sobrevive, el menos capaz perece. Eso es lo natural.

    Pero el ser humano es un animalito especial. El ser humano entiende que entre nosotros existen relaciones de dependencia y somos capaces de establecer normas que nos faciliten la convivencia. Bien. Partamos de ahí.

    Hablas de justicia. ¿Qué es más justo que uno viva de lo que produce o que viva de lo que producen otros? Si te pones a pensar en que los empresarios se aprovechan de los trabajadores mi pregunta es un fiasco, pero si piensas en qué momento podría un trabajador ejercer de tal si el empresario no hubiera ahorrado dinero para, estableciendo sistemas de producción, obtener unas beneficios de su trabajo, nunca el trabajador, el que tu consideras trabajador, el de por cuenta ajena, podría haber trabajado. Este, mediante la venta de sus capacidades personales, unas mejores que otras, diferentemente retribuidas, establece una nueva relación natural en el que el mejor obtiene más beneficios y que el mas torpe obtiene menos. Es decir, lo natural es justo.

    Lo que tu planteas es que se quite a unos para que se le dé a otros… ¿Donde está la justicia de eso? ¿Qué vas a hacer, dotarte de poder máximo, de capacidad de comprensión omnímoda y establecer la justicia conforme a tus criterios?

    ¿Eso sería una libertad verdadera? ¿O es que a ti la libertad no te importa nada?

  22. Las grandes corporaciones representan el 8% de las economías de un país. Podrían desaparecer todas, y no resentirse en absoluto los estilos de vida de sus ciudadanos. La duquesa de alba recibió en dos años de subvenciones agrarias, mejoramiento y equipamiento, y reformas por conservación de patrimonio, por un valor superior a los 2 millones de euros. Compite en subvenciones con osborne.

    Es lo que tiene ser un envidioso socialista, que te forras a causa de los trabajadores. Que no atienden a entender que la riqueza se crea, se genera, nace, se destruye. No es estática. Por lo que el reparto nunca podrá ser equitativo. Siempre habrá alguien que consiga mas con esfuerzo, con ideas, con vileza, oportunismo, e incluso azar. ¿Qué hay de malo? El hijo puta del Ferrari.

  23. El socialismo y el liberalismo tienen el mismo fin: Conseguir el bienestar de toda la sociedad, especialmente el de los que menos tienen.

    Están de acuerdo en que las necesidades mínimas de los que no consiguen trabajar deben de ser cubiertas, aseguradas.
    Se diferencian en que los socialistas creen que se deben confiscar los ingresos de los miembros productivos de la sociedad, obreros, empresarios y autónomos para tener un estado que lo dirija todo, con una burocracia mas numerosa y un presupuesto mayor.

    Por ejemplo en los últimos años del franquismo, aun no habiendo democracia, de cada 10 pesetas 1.5 las confiscaba el estado.
    En cambio al llegar el estado de las autonomias con mas burocracia y estado del bienestar, como dice Burrhus son 3.5 de cada 10 pesetas que ganan los que producen las que van a parar a las arcas del estado.

    En ese sentido el estado actual es menos liberal y mas socialista.

    La libertad no es solo libertad de expresión y democracia, es también poder hacer uno con lo suyo lo que quiera y consumir uno lo que le de la gana y que no lo haga el estado por nosotros confiscando el dinero que ganamos con nuestro trabajo.
    Pero esto no lo queremos solo por individualismo, el liberalismo es mejor para todos, incluso para el que menos tiene, el socialismo es una máquina de crear paro, va contra el progreso, las iniciativas privadas. Los mas perjudicados por el socialismo son los que menos tienen y si acaso pueden estar comodos con él los burocratas y enchufados.

    El único progreso que se conoce se produce gracias al mercado libre, en el que la única forma de ganar dinero es satisfacer las necesidades de los demás como dice Mill.

    Aunque hay muchos socialistas que lo son por envidia, otros no lo son, creen que el socialismo es lo mejor para todos, como Emilio, están equivocados, aunque a estas alturas del siglo XXI ya hay que ser cabezón, el socialismo, el intervencionismo, los planificadores, los estatistas, han fracasado siempre, los paises donde se hacian politicas socialistas siempre han quedado y quedarán rezagados de aquellos en los que se hacen politicas liberales.

  24. La especulación también cumple otra función: moderar los precios.

    Cuando se produce abundancia de un bien, los precios bajan. El especulador compra entonces y con su demanda contribuye a subir los precios. Cuando hay escasez, los precios suben. El especulador vende, y con ello contribuye a bajar los precios.

    Otra cosa: Estoy viendo un mensaje que dice: “Comente este artículo!”
    Hay que poner signo de admiración al principio y al final de la frase. Respetemos nuestro idioma.

    Un saludo a todos.

  25. Respecto a parte del comentario de Emilio.

    En tiempos de Franco, algunos franquistas bienintencionados, que también los había, decían al comprobar los abusos y errores del Régimen: “Esto es cosa de los que rodean al Caudillo (incluida su mujer); si Él se enterase lo corregiría”. Muchos alemanes pensaban lo mismo de Hitler y muchos rusos de Stalin.

    Emilio parece distinguir entre el Socialismo, como doctrina utópica, y sus realizaciones concretas, por ejemplo el nefasto PSOE. ¿Conoce algún ejemplo real, no en los libros, en los que el socialismo no haya traído pobreza, derroche, envidia, enfrentamientos, persecución de los adversarios, Nomenclatura que se convierte en una casta por encima de la Ley (llegando incluso a dinastías hereditarias como la de Corea), etc?

    Puede que en los tiempos del capitalismo salvaje del siglo XIX el Socialismo tuviese razón de ser, pero hoy día es una receta segura para el desastre.

  26. Emilio. Con el debido respeto.

    ¿Quienes son los amos de las grandes corporaciones, socialistas o liberales?

    En España, el Estado controla más del 35% del PIB, y además, tiene el monopolio de la ley. Ésto es también aplicable al resto de los Estados occidentales, y en su defecto, controlan más PIB. Mi pregunta es: ¿Qué multinacional tiene ese poder?

    ¿Quien habla de expropiar? Me refiero a volver a equilibrar. Ahora me contarán que, por ejemplo, la Duquesa de Alba se ha ganado su fortuna con el sudor de su frente, o sus hijos, o los reyes, o los nietos de Botín.

    ¿Pero qué pintan Botín, la duquesa de Alba y demás con el tema? El problema del socialismo no es que arregle los problemas con las herencias de Botín (que no tienen absolutamente nada de malo) y encima no lo consigue (bien por ellos), el problema es que tratan de resolverlo con mi dinero, que soy un tirao.

    La equidad como justicia es parte de nuestra facultad moral innata, hecho demostrado hasta la saciedad en análisis del comportamiento con niños muy pequeños (lea usted a Marc Hauser).

    A ver si lo entiendo. Tenemos que basar un sistema político y económico en las emociones. Es decir, basamos la ley en lo que nos parece bien o mal, no en lo que sea objetivamente justo, entendiendo por justicia la de sus mecanismos. A Hauser no lo he leído, pero a Rawls sí, y éste no cometía esa torpeza.

    Ah, y si no ha sido el liberalismo el que no ha llevado a la situación mundial actual, ¿quien ha sido?

    Papá Banco Central. En EEUU, la FED. Es decir, estatal. Y después, el lumbreras que tuvo la idea de garantizar hipotecas a gente que no podía pagarlas. Es decir, Bill Clinton. Es decir, el Estado. No podemos olvidarnos del penoso oligopolio de agencias calificadoras… es decir, el oligopolio impuesto por el Estado en ese sector. Ah, sí, y Freddie Mac y Fannie Mae, esas empresas que tenían respaldadas sus pérdidas por el Estado en cualquier caso. ¿Bueno, y quién supervisaba todo eso? La SEC. Es decir, el Estado. ¿Y quiénes propusieron un ciclo económico para salir de la recesión provocada por el estallido de la burbuja tecnológica? Entre otros, un tal Paul Krugman, keynesiano socialdemócrata. Como se puede deducir, “el mercado” tiene la culpa de todo. Porque, querido Emilio, el socialismo es la imposición externa a la sociedad por parte del Estado de leyes y otras normas, ya sean explícitas o implícitas, por las que se rige ésta, para obtener un resultado concreto. Es decir, el socialismo versa sobre la intervención del Estado.

  27. Pero Emilio, es que todavía no te has enterado de donde vienen y han venido todas las crisis económicas, por qué no haces un esfuerzo. Por qué no lees este artículo de Alan Greenspan, un hombre nada sospechoso de ser un liberal escrito en 1966 en el que se acusa a sí mismo y al intervencionismo de los estados de ser el causante de las burbujas artificiales y las consiguientes crisis, de todas desde que el patrón oro dejó de serlo.

    http://www.libertaddigital.com/opinion/autores-invitados/oro-y-libertad-economica-50397/

  28. No sé que libros leerás tú, Emilio, pero la competencia perfecta es una falacia antiliberal. Si es perfecto no hay competencia.

    Con respecto a los demás no comparto casi nada de lo que comentas.

    Con respecto al post tengo que decir que reducir el fundamento del socialismo a la envidia es demasiado simple y un tanto frívolo. Es innegable que nunca ha existido libre mercado y que ha habido grupos privilegiados. Esto más que envidia genera rabia. No es que tu vecino se haya comprado un audi y te moleste.

  29. ¿Quienes son los amos de las grandes corporaciones, socialistas o liberales?

    De todas formas, yo no hablo del PSOE, que lo está haciendo rematadamente mal, hablo del socialismo como forma de deshacer desigualdades.

    ¿Quien habla de expropiar? Me refiero a volver a equilibrar. Ahora me contarán que, por ejemplo, la Duquesa de Alba se ha ganado su fortuna con el sudor de su frente, o sus hijos, o los reyes, o los nietos de Botín.

    Don Alfredo liberal, la ética comienza por no aprovecharse de los demás, y creo que hay mas empresas aprovechándose de sus trabajadores que, como les ha llamado, ah si, don nadies, aprovechándose de las expropiaciones.

    La equidad como justicia es parte de nuestra facultad moral innata, hecho demostrado hasta la saciedad en análisis del comportamiento con niños muy pequeños (lea usted a Marc Hauser).

    Señor Marzo, el mercado perfecto según los tratados de economía clásica, es la condición de partida para que todo el sistema liberal funcione, y de hecho funcionaría, pero sin personas.

    Ah, y si no ha sido el liberalismo el que no ha llevado a la situación mundial actual, ¿quien ha sido?, porque vamos, todo ha surgido en USA, donde no los veo yo sospechosos de ser sociatas.

    1. Emilio:

      ¿Quienes son los amos de las grandes corporaciones, socialistas o liberales?

      Los que yo conozco, en Alemania, socialdemócratas y democristianos (que es como ser socialista pero avegonzóndose de ello). Liberales ninguno.

      Me refiero a volver a equilibrar

      Retrocedemos hasta el Jardín del Edén? No tanto? A dónde volvemos? Y ya puestos … en nombre de qué principio me quitas a mí lo que yo me he currado para dárselo a otro? En nombre de Robin Hood? Desde cuando la solidaridad obligatoria es solidaridad?

      La equidad como justicia es parte de nuestra facultad moral innata

      Hablas de la igualdad ante la ley? De qué equidad hablas? Lo moralmente innato es el premio a la excelencia y el castigo a la negligencia. El excelente sobrevive, el negligente cae entre los dedos de la evolución. Alterar estos pricipios manu socialismo es justamente lo que está llevando a la especie humana a la autodestrucción: somos una manada de mediocres envidiosos abandonados a los designios de los seres supremos (políticos)

      porque vamos, todo ha surgido en USA

      Ajá, y los USA son el paradigma del liberalismo … caramba, no sabía yo que en USA no hubiese aranceles, ni banco federal, ni emisión central de dinero, ni leyes que regulan las importaciones, … muy “liberal”, sí. Te recomiendo encarecidamente leer esto de Jorge Valín para entender qué es el liberalismo, y en qué se diferencia del capitalismo de estado practicado en USA, por ejemplo.

  30. Al contrario, Emilio; el famoso mercado perfecto es una falacia *anti*liberal para dar salida a un ansia desmesurada por acumular riqueza y poder. Por parte de quienes exigen al Estado que se meta a remediar los “fallos” del imperfecto mercado real, por supuesto. (Curiosamente, que el Estado no sea perfecto no les hace rechazarlo).

  31. Qué ignorancia demuestra el Emilio socialista.

    ¿qué es la ética para usted?

    ¿qué derecho tiene un don nadie a expropiar lo que otro se ha ganado con su propio esfuerzo? La pena es que dentro de España hay mucha gente que piensa como usted y así nos va: la miseria se acerca cada día más.

  32. .
    Hay otro modo, que Ud no cita. El de los Madof, Al Gore,… por citar los más en boca hoy día.

    Los modos que ud cita parten de un supuesto : Libre mercado. Y la primera palabra está en declive. Los monopolios, sobre todo mediáticos, están poniendo en riesgo esa primera premisa : la libertad. Y sin ella ya no es posible la segunda.
    Internet ha contribuido intensamente a la difusión de información. Pero tambien a la desinformación global. Nuevos avances, nuevos retos.

    Saludos

  33. En la Edad Media la única riqueza injusta era la de los señores feudales que ejercían como estado absolutista a nivel local. Fuera del sistema feudal tardó en producirse enriquecimiento porque las normas de los gremios establecían los precios no en base a la demanda, sino al coste de los recursos utilizados. Amén de que el cobro de intereses estaba prácticamente prohibido como ahora lo está en el mundo musulmán.
    Fue la minoría que escapaba de esas dos esferas, la feudal y la gremial, la que se enriqueció con toda normalidad con los mecanismos del mercado que siempre rigen. Así de los comerciantes (y especialmente de los judíos) surge la burguesía. Con ella las ciudades, que despegan al dejar los gremios atrás sus conductas limitativas, sobre todo por el peso de la competencia. Y al despegar las ciudades el poder feudal mengua hasta desaparecer.

    De hecho el ejemplo de la Edad Media, se mire como se mire, es contrario a los planteamientos socialistas, pues muestra el fracaso de los sistemas hiperregulados por un poder central fuerte frente a aquellos en los que prima la libertad y un poder regulador limitado. En el fondo la izquierda lo que desea es en instituirse en señor feudal y regular a su antojo. Y su visión de la economía casa perfectamente con la que tenían antaño los gremios. Ahí tenemos a Chavez en Venezuela tratando de imponer el precio de las arepas según lo que cuestan los ingredientes de éstas. Ahí tenemos a toda la izquierda usando a los bancos como diana de sus críticas porque se enriquecen cobrando perversos intereses.

    El progresismo de la izquierda conduce a las sociedades al medievo, no a un futuro más rico y libre…

  34. El socialismo es la tapadera seudointelectual seudoideológica bajo la que la gentuza esconde sus mezquinas ansias de dominación sobre los demás y el latrocinio de sus propiedades.
    Un lenguaje simplón que convierte a las masas que los sustentan en sus propias víctimas.
    Además de cornudos, apaleados.
    Wayyyyy to the hell!

  35. Buenos días:

    Los comentarios sobre la forma de hacerse rico son tan simples como el asegurar que lo que quiere el socialismo es paralizar el estado.
    Se le ha olvidado comentar, entre otras cosas, que el libre mercado no existe, y que el famoso mercado perfecto es una falacia liberal para dar salida a un ansia desmesurada por acumular riqueza y poder. El mercado se rige por las leyes y las leyes, sea el gobierno del color que sea, las acaban dictando mas o menos indirectamente las grandes empresas que amenazan con deslocalizar sus instalaciones.
    Las grandes empresas, entre ellas Inditex, ya que ud la nombra, viven por y para la disminución de costes con el fin de aumentar infinitamente los beneficios, por ello, pagan mal a sus trabajadores, les obligan a desplazamientos y cambios de turno incompatibles con una vida mas o menos normal y dan a sus puestos de trabajo el aspecto de “trabajo temporal para jóvenes mientras encuentran otra cosa”, asi está justificado el bajo sueldo. Lo mismo podría decir de otras tantas empresas como McDolands, Carrefour o tantas otras.
    De esa forma, a pesar de que Amancio Ortega pudo comenzar ofreciendo algo que los demás no tenían, ropa “fashion” a bajo precio, a terminado por dominar el mercado mediante prácticas poco éticas. O sino, mire ud las condiciones laborales de los países donde produce, como China o Vietnam.
    En la edad media, los que poseía la riqueza era la nobleza, quien había alcanzado esa situación por medios, como decirlo… poco nobles. La burgesía de siglos posteriores, pronto les imitó, y enseguida comenzó a aprovecharse de sus empleados. En la revolución industrial, el tema llegó al extremo.
    Pero fíjese que los trabajadores de las minas y de las fábricas textiles de la Inglaterra industrial, lo que tenían era envidia. No es que quisiesen comer o tener una casa medio decente, sin duda merecida por la cantidad de trabajo desempañada y que tanta riqueza daba a sus amos, lo que tenían era envidia de las fiestas en Darlington Hall.
    Con excepciones, los dueños de esas empresas que explotaban a los trabajadores eran descendientes, deudores o aprendices de los nobles que habían explotado a los campesinos de la edad media. Y cuando no lo eran, aprendieron enseguida a serlo. Si tengo la sartén por el mango, el huevo es mio. Si tu no quieres que te fría, ya habrá otro en la docena.
    Pero mira tu que vinieron los envidiosos de los socialista a liarlo todo, Con lo competitivas que eran las empresas y lo pronunciada que era la pendiente de los beneficios. Cachis.
    Esos demonios solo consiguieron modular las cosas y, durante todo el siglo XX en Europa, permitieron la Sanidad Pública, la Educación Pública y todas las prestaciones sociales que en otros continentes brillan por sus ausencia. Si, ya se que para usted no son gratuitas, sino que hay que pagarlas, pero de una forma que se propicia la redistribución de la riqueza buscando cierta equidad, algo que supongo que considera que es una de las bases de la moralidad.
    Claro, que si ud lo que considera es que socialismo es PSOE, entonces haber empezado por ahí. Como tampoco lo es la ex-URSS ni cualquier otro gobierno.
    El socialismo es incompatible con la forma en la que están estructurados los estados, cuyos gobernantes se deben a los que los han apoyado, que no son sino las empresas que fomentan el consumo desmesurado de bienes propiciando el agotamiento de los recursos y la degradación ambiental.
    El liberalismo radical que camparía a sus anchas en toda Europa, si no fuera por el envidioso socialismo, es el que nos ha llevado a la situación actual de crisis económica, degradación ambiental y crisis de valores éticos. Ese libremercado ya se ha estampado varias veces (1929, 1973, hoy), pero la solución que todos buscan que el dios mercado propone, una huída hacia delante.

    1. Emilio, cito:

      Se le ha olvidado comentar, entre otras cosas, que el libre mercado no existe

      y termina:

      El liberalismo radical que camparía a sus anchas en toda Europa, si no fuera por el envidioso socialismo, es el que nos ha llevado a la situación actual de crisis económica, degradación ambiental y crisis de valores éticos. Ese libremercado ya se ha estampado varias veces (1929, 1973, hoy)

      Creo que no, que MILL no habla de la economía planificada, claramente socialdemócrata, que nos ha llevado a esas ruinas de las que usted habla. Efectivamente, el libre mercado, al menos tal y como yo lo entiendo, no existe. Por ello, ni el libre mercado ni el liberalismo (jamás aplicados en la economía real por el simple hecho de que los gobiernos no lo consienten… véase la existencia de Bancos Centrales) son causantes de ninguna crisis.

Los comentarios están cerrados.