2014 no va a ser el año más caliente del registro, ni de broma

2014 no va a ser el año más caliente del registro, ni de broma
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En imagen rápida. Temperatura global medida desde satélites por el grupo UAH (Christy/Spencer)

 

2014-ano-mas-caliente-no

En la línea roja, cada punto representa la media de los doce meses anteriores. Se marcan en azul los meses de diciembre, que representan las medias de cada año natural (1979, 1980, etc). Se ve claro que 2014 no tiene ninguna posibilidad de alcanzar el récord de 1998 con los tres meses que le quedan.

Si en vez de usar las medidas del grupo de UAH -porque son “escépticos”- usamos los del grupo RSS -porque son “alarmistas”-, el resultado queda más lejos del récord todavía.

2014-ano-mas-caliente-no-rss

¿Y de dónde salen todas esas noticias que se están viendo, sobre que 2014 va a ser el año más caliente del registro? Lo explica muy bien Roy Spencer en esta entrada de su blog:

Copio y traduzco algunas partes (con permiso):

… si no por otra razón, porque los termómetros no pueden medir medias globales — sólo los satélites pueden. Los intrumentos de los satélites miden casi cada kilómetro cúbico -vaya, cada pulgada cúbica- de la baja atmósfera, diariamente. Y puedes viajar cientos -si no miles- de kilómetros sin encontrar ningún termómetro cercano.

Los dos grupos principales que miden la temperatura global desde satélites (nuestro grupo UAH, y el grupo Remote Sensing Systems [RSS]) muestran 2014 significativamente por detrás de 2010, y especialmente 1998:

2014-no-record-calentamiento-global-rss-y-uah

En mi opinión, un problema mayor que la irregularidad de los datos de los termómetros es el juego inacabable de ajustes que les aplican a sus datos. La red de termómetros está basada en un retal de instrumentos que no tienen calidad de investigación, que nunca fueron pensados para medir cambios de temperatura de largo plazo de décimas o centésimas de grado, y las zonas enormes del mundo sin ningún dato son, o ignoradas, o rellenadas con datos ficticios.

Además, los termómetros se ubican donde vive la gente, y la gente contruye cosas y cambia el entorno, a menudo sustituyendo una vegetación refrescante con estructuras artificiales que causan calentamiento (la isla de calentamiento urbano) alrededor del termómetro. Los ajustes no pueden quitar ese efecto urbano fiablemente, porque no se puede distinguir del calentamiento natural.

…/…

Mientras tanto, los alarmistas seguirán usando unos datos obsoletos, muy incompletos, y fuertemente masajeados, para promover su causa.

Pero imaginemos que sí hubiera un récord real:

Lo que me trae a mi segundo punto. Si la temperatura global estuviera subiendo suavemente -digamos una centésima de grado por año- y no hubiera enfriamiento por La Niña ni calentamiento por El Niño, entonces *cada* año habría un nuevo récord de “el año más caliente del registro”.

¿Y qué?

Es la *cantidad* de calentamiento lo que importa. Y para un planeta donde todas las formas de vida ven cambios mucho más amplios de temperatura que lo que produce el “calentamiento global”, que podría ser de momento 1ºC, a esas formas de vida -incluyendo las que votan- no les importa realmente gran cosa.  Estamos discutiendo sobre el significado de centésimas de grado, que nadie puede sentir.

No es sopresa que los efectos en los extremos climáticos tampoco se puedan medir … a pesar de lo que te intentan hacer creer algunos “periodistas” creativos. Los extremos climáticos varían tremendamente, especialmente a un nivel local, y preocuparse porque la media (sea eso lo que sea) pueda variar marginalmente es un desplazamiento total del foco.

Roy Spencer tiene la virtud de la claridad. Y es una gran ventaja. Porque cuando alguien te cuenta una película que no hay forma de entender, y que va cambiando cada vez que te la cuenta, son muy grandes las posibilidades de que, o bien no sepa de lo que habla, o bien te esté intentando meter un gol. La apuesta razonable es que el cuento del calentamiento global padece los dos problemas.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

32 comentarios en «2014 no va a ser el año más caliente del registro, ni de broma»

  1. El calentamiento global existe , se observa en menos hielo artico ,antartico y menos glaciares tropicales eso esta comprobado pero el origen parece que fuera un ciclo a causa de actividad solar manchas solares ,ciclo de 11 años y ciclo normal en planeta, ya antes con alto dioxido hubo eras glaciares, mas ha dependido de fenomeno del niño cuando 1998 fue mas caluroso en la Tierra.No se sabe la causalidad ni el tiempo de transmision.

  2. La analogía que propone Hudson no considera tampoco todas las variables. Dejando de lado los problemas técnicos que la autarquía energética tiene todavía por resolver, la más importante que olvida es que, llegado el momento, el tercer vecino sería obligado por los otros dos a “socializar” su energía. ¿Os suena la fábula de la hormiga y la cigarra?
    De todas maneras esto es divagar. El problema existe sea cual sea su plazo. Y nadie lo está encarando de una manera global. ¿Cuánta gente? ¿A qué nivel? ¿Cuánta energía implica? ¿De dónde la sacamos?
    (Hasta el próximo martes no podré volver a entrar. Buen fin de semana.)

      1. Ya que insistes, argumentaré un poco más. El problema de los plazos determina la solución, no elimina el problema (aunque Rajoy crea lo contrario). Pretender que un problema no lo es cuando el tiempo lo solucionará por sí mismo es como decir que el problema de las pensiones no existe ni existirá porque está claro que ahí el tiempo es el gran solucionador.
        Lo de hacer tarde con las nucleares, ni siquiera es mío, lo leí en un libro sobre China hace ya unos años (perdona que no lo busque), cuando ésta empezó a construir centrales nucleares (y de todo tipo) a todo trapo porque su vocación de ser la primera potencia mundial es su verdadero motor, y pasan del “buenismo” en general. Allí hacía un cálculo de tiempos y plazos muy interesante. Ente otras cosas, China no podrá alcanzar el nivel de vida occidental por la sencilla razón de que no hay materias primas para tanto ¿despilfarro, como le gusta a los ecologistas? Lo que sí podrá hacer (y está haciendo) es disputarnos lo que hay, enriqueciéndose ellos y empobreciéndonos nosotros.
        Mi solución imaginaria siempre pasó por energía ilimitada (por supuesto nuclear como base, pero sin desdeñar ninguna otra) y cultura de la libertad más la responsabilidad, que está demostrado que es el mejor control de natalidad existente. Increíblemente, el ecologismo y otros movimientos autodenominados “progresistas” combaten las formas más eficientes de energía y defienden culturas misóginas que están en la base de la superpoblación mundial. ¿Qué son? ¿Ignorantes o malvados? ¿O me equivoco yo? Elige tú.

    1. Ejemplo: La caca de caballo cubrirá la ciudad de Nueva York con una montaña de mierda que nos ahogará a todos.

      El problema existe sea cual sea su plazo.

      Falso.

  3. ¿Cuantos de los que profetrizaron y de los que se han tragaron sin rechistar la tan razonable como falsa afirmación de que “el petróleo” tenía sus días contados, adivinó que USA se iba a convertir actualmente, gracias al fraking en el mayor porductor de petróleo del mundo, hasta tal punto que el precio del barril que hasta hace pocos años no hacía sino encarecerse ya está en franca caída?. ¿Cuantos de esos profetas tan “racionales” han reconocido que se equivocaron completamente en sus predicciones? Ni uno solo.

  4. Hudson, yo lo que veo es que para tu Mad Max necesitas, no solo el fin del petróleo, sino un fin tan rápido que no parece verosímil. Porque lo que parece “normal” (ejem) es que vaya habiendo menos poco a poco, encareciéndose, y eso haciendo más rentables otras alternativas e investigaciones. Pero entonces inviertes en las alternativas que sean mejores cuando eso pase, y no en las alternativas que son mejores ahora — y que tal vez no lo sean en el futuro.

    A tu cuento le falta un detalle. ¿Qué le pasa al que ha invertido en unas placas que cuando son útiles, son anticuadas y caras respecto a las que hay entonces? Pues que sale beneficiado el que no compró placas, y las compra en el futuro.

    1. Porque lo que parece “normal” (ejem) es que vaya habiendo menos poco a poco, encareciéndose, y eso haciendo más rentables otras alternativas e investigaciones.

      Ese escenario es el que hemos vivido hasta hace poco, entendiendo que el suministro de petróleo descendía poco a poco porque la demanda crecía más deprisa que el incremento de producción, y nos obligaba a aumentar más deprisa otras fuentes fósiles como el carbón (un 50% de incremento en lo que va de siglo)

      El problema es que la producción ahora está estancada (si no nos tragamos los artificios de la AIE con sus “líquidos del petróleo”) y la respuesta a la demanda ya no es elástica: precios arriba y abajo de forma abrupta y sin una lógica clara. Hoy el precio está bajo y muchas fuentes alternativas pierden rentabilidad, mañana el precio está alto y cada vez cuesta más encontrar capital para invertir.

      ¿Te suena que no se está moviendo el crédito? se lleva oyendo esta cantinela durante toda la Crisis, cuando se han puesto todos los medios económicos para que fluya el crédito. La gente con pasta no ve claro el futuro, porque no ve crecimiento económico y no quiere prestar si no es a intereses fuera de mercado.

      ¿Qué le pasa al que ha invertido en unas placas que cuando son útiles, son anticuadas y caras respecto a las que hay entonces? Pues que sale beneficiado el que no compró placas, y las compra en el futuro.

      ¿Y si no tiene capital para comprar/invertir? Porque la inflación se comió el capital, o porque el crédito no llega, o porque se endeudó en otros asuntos durante el tiempo que hubo crédito. No es tan fácil.

      La inestabilidad en muchos países provocada por esta crisis energética la agrava aún más. En Libia la guerra civil sacó del mercado el petróleo libio, se recuperó algo pero últimamente vuelve a caer porque el desgobierno que vive el país no permite una producción estable. Irak está camino de vivir el mismo colapso. Y con los precios bajos del petróleo se aumenta el riesgo de revueltas en otros países productores porque subvencionan a su población para tenerlos callados. Cuando deja de fluir el dinero se abre el abismo de revueltas, guerras civiles y perder de golpe millones de barriles en el mercado. Imagina una guerra civil en Arabia Saudí y ya tenemos un batacazo en la producción del que difícilmente podremos recuperarnos.

      Y aunque no ocurran estos saltos abruptos por situaciones internas en países productores, la producción prevista por la Agencia Internacional de la Energía es de caída libre, aunque como siempre supeditan a la inversión necesaria el mantener el nivel de producción.

      http://1.bp.blogspot.com/-W9f9ldK8lFM/UoNrVoMaq6I/AAAAAAAACkU/PEwgp6LA4bk/s640/oil_decline.png

      Para 2020 perdemos 30 millones de barriles diarios y 15 años después se estima nos quedamos con la sexta parte de la producción actual. No es mi idea de caída suave, por mucho que las inversiones (que exigen precio creciente del petróleo, no subidas y bajadas repentinas) puedan mejorar esas previsiones.

      La AIE asegura que será necesario invertir en energía 48 trillones (americanos, billones españoles) de dólares hasta 2035 si no queremos enfrentarnos a apagones y racionamientos de suministro.

      A todo esto que la AIE empiece a reconocer el problema es signo de que estamos metidos de lleno, como cuando Zp hablaba de desaceleración de la economía o aterrizaje suave hablando de la Crisis que estaba ya azotándonos.

      Si no se tapa ese agujero en nuestro suministro de energía la economía tendrá que caer, y en esas condiciones no hay crédito, no sabemos qué subidas de precio pueden acarrear (amenaza de superinflación que dinamite el ahorro y debilite la disponibilidad de capital) y puede que la prioridad para muchos sea la autodefensa o el presupuesto en armamento como para contar con presupuesto y energía para investigar en la alternativa adecuada en ese momento.

      Veremos qué nos depara el futuro inmediato, espero que tengas razón y todo vaya como la seda y al final no sea tan grave la cosa, pero pintan bastos.

      Saludos

      1. Hudson, mi impresión es que para ti van a pintar bastos ocurra lo que ocurra, y digan los datos lo que digan. Jugando con las suficentes variables (tengan relación o no con el petróleo), siempre vas a encontrar alguna combinación que produzca el resultado que deseas. Como la brillante idea de que el que ha hecho una compra desventajosa, porque no le ha sacado partido hasta el momento en el que podría haber comprado una mucho más rentable, ha hecho bien. ¡Porque podría perder su dinero si no hace la compra!

        O el gráfico en el que solo hacemos la gimnasia de “sin inversiones”, y sin “NGLs”. Pero es que “sin inversiones” ya no tendríamos petróleo a estas alturas, pero resulta que “con inversiones” hemos evitado el drama, y con “NGLs” a agunos les va mejor de lo que estaban.

        No voy a seguir con cada punto, porque todos son igual. Y siempre se pueden hacer operaciones de ese tipo. Pero solo es engañarse.

  5. Me pierdo aquí con los anidados.

    JJI
    pero por razones políticas, se instalaron prematuramente infinidad de factorías no rentables que pagamos entre todos …

    Yo diría que las disculpas son políticas, pero las razones son crematísticas. Acumular dinero de todos en el bolsillo de pocos. El robo de lo público, que es la esencia de nuestro sistema.

    1. Poder y dinero siempre van juntos como las dos caras de una moneda. No se pueden separar. Sólo que esas cosas no tienen por qué ser malas. Es la estupidez humana, junto con las miras cortas, lo que hace que a largo plazo hasta los poderosos y ricos se hagan daño a sí mismos. Como decía Sócrates, quien hace el mal es por ignorancia, lo que pasa es que hay ignorancias responsables.
      Y respondiendo aquí a Hudson, cuando hace ya muchos años oí hablar de los FBR y su posibilidad de ser casi limpios, a mi entender se abrió la única salida a corto plazo para sobrepasar el colapso del petróleo y más allá (incluso para solucionar el supuesto CG antropogénico, si no lo quisiéramos). El precio en esas circunstancias no importa, porque frente a la vida (o la muerte si se prefiere), las cosas no tienen precio. Por el precio de una FBR podría haberse sacado uranio del mar en cantidades suficientes para alimentarla a sí misma y a otras centrales. Como tú mismo apuntaste, el uranio de mina tiene los días contados, y la relación de costes pronto se invertiría.
      Es cierto, aunque poco probable, que los FBR podrían haber acabado en nada, pero las posibilidades que implicaban (junto con la energía de fusión) como única posibilidad de acabar con el problema de la energía a nivel mundial (lo de las renovables es puro voluntarismo y pagaremos muy caro haber apostado prácticamente sólo por ellas) merecían, en mi opinión, la máxima atención política mundial. En su defecto se ha criminalizado todo lo que suene a nuclear. Entiendo las razones (alicortas) de las petroleras, pero el resto de la oposición no la llego a comprender. Diríase que es auto odio a Occidente. Ahora nos queda discutir nuestras culpas y seguir engañando al personal mientras la crisis de la energía se aproxima. Un día antes de la tormenta todo parece como siempre.

      1. A ver; esos miedos y esas metáforas …

        Ahora nos queda discutir nuestras culpas y seguir engañando al personal mientras la crisis de la energía se aproxima. Un día antes de la tormenta todo parece como siempre.

        El problema es que es muy diferente si “esa crisis” que se aproxima, llega en 5 años, 15 años, ó 40 años. Imagina que piensas que llegará antes de 15 años. Y muy racionalmente instalas las centrales nucleares necesarias para paliarlo. Unos cuantos miles a lo largo del mundo. Que necesita una financiación sencillamente acojonante. Pero resulta que a los 15 años no llega el problema, y a los 20 has descubierto una tecnología de fisión muy diferente, y no compatible. O la fusión que nunca llegaba. U otra cosa que ni siquiera imaginamos ahora.

        ¿Qué pasaría con esa reacción tan de “plan racional global”? Sencillamente, que habrías desperdiciado una cantidad acojonante de recursos, para nada. Y eso quiere decir que serás más pobre de lo que hubieras sido de no aplicar el “plan racional global”. Y es que cuando hablamos del futuro lejano, muy desconocido por definición, no hay “plan racional gobal” que valga. La razón no puede operar con elementos desconocidos.

        Nos solemos olvidar de un detalle fundamental, cuando nos ponemos en plan “racional”. Y es tratar de averiguar los límites de operación de la razón. Que solo es una herramienta, y bastante limitada. Y como todas las herramientas, tiene sus condiciones y límites de uso. La razón, sin límites, deja de ser razón, y se convierte en racionalismo. Ya sabes, ese que dice: como las rosas huelen muy bien, la sopa de rosas debe de ser un manjar. Y resulta que no. Pero sólo el racionalista se sorprende. Porque no sabe usar la razón.

      2. Voy a poner un ejemplo simplista sobre todo este tema:

        Pongamos tres vecinos de barrio residencial que tienen sus casas individuales y por tanto podrían montarse su propio sistema de energía. Razonablemente estos vecinos no pueden apostar por la nuclear, pero imaginemos que representan países, así que donde voy a decir solar (al alcance de una persona individual) se puede decir nuclear avanzada.

        El primer vecino hace sus cuentas y ve que aprovechando el boom de las placas baratas una instalación solar se puede amortizar, pero siempre que no instale un sistema de respaldo (acumuladores en cualquier forma) Así que se embarca en la compra de paneles, y claro, sigue conectado a la red porque como no quiso gastarse dinero en acumuladores de noche la red le salva la cara, en invierno más. Y aún así se quejará de pagar peaje de respaldo ¿!?

        El segundo vecino hace también sus cuentas, pero la solución del primero no le parece adecuada y estudia una solución con acumuladores, que le daría independencia real de la red. Pero al estudiar bien los costes de paneles y acumuladores ve que no hay forma de amortizarlo y es mucho mejor quedarse con el dinero y seguir pagando la energía de la red, por mucho que suba de precio, y calcula que no puede subir demasiado o habrá un colapso general, pues estará mejor sin las plaquitas.

        El tercer vecino hace las mismas cuentas que el segundo, pero no se amilana por la falta de amortización, bien por convicción “verde” o por convicción “fin del petróleo ya”. Así que palma pasta pero logra su independencia energética.

        Pensemos en dos escenarios posibles:

        1- La situación a corto y medio plazo es estable, los precios de la energía suben pero son asumibles y el suministro de energía está garantizado.

        El primer vecino ahorra algo de pasta con sus paneles, y como los tiene amortizados se siente el más mejor del barrio.

        El segundo vecino no ahorra pasta pero conserva pasta que no se gastó en el banco, así que se siente el más mejor del barrio.

        El tercer vecino está sin blanca en el banco, pero está bien porque sus gastos en energía han desaparecido, así que se siente el más mejor del barrio.

        Todos ganan desde sus puntos de vista particulares, aunque cada vecino cree que sus vecinos han hecho el canelo.

        2- La situación a corto y medio plazo no es estable, el petróleo deja de crecer y decae, se produce una crisis energética de gran repercusión y empiezan los cortes y racionamientos de energía.

        El primer vecino se apaña en las horas de sol para tener energía, pero el resto del tiempo está a merced de cortes y racionamientos. La pasta que se ahorró ha desaparecido víctima de la superinflación típica de estas situaciones y no puede ahora invertir en los acumuladores que debió poner. No está contento, pero al menos intermitentemente dispone de energía.

        El segundo vecino está a merced totalmente de apagones y restricciones. La pasta del banco se ha disuelto por la hiperinflación y no tiene posibilidad de afrontar la instalación del sistema de energía de sus vecinos. Está desesperado.

        El tercer vecino sigue sin pasta, pero con la superinflación no importa. Además tiene energía segura y estable, así que se siente el más mejor del barrio. Sobre todo al lado de su recortada para defender su sistema de energía.

        La moraleja del cuento es: si la situación es estable seguir con el sistema de siempre es la mejor opción, pero optar por otro sistema no es un error.

        Si la situación es inestable seguir con el sistema de siempre es un grave error, optar por otro sistema puede ser un acierto.

        ¿Cuál es la opción más lógica y rentable entonces? A veces hay que saber mirar más allá de la rentabilidad inmediata. Sí, el tercer vecino podría haberse arruinado intentando y no logrando su independencia energética apostando por un camino equivocado, pero ante situaciones de inestabilidad el segundo vecino no estará mejor que él.

        Es mi lógica para defender el que se tenga que apostar por algo diferente, sea renovable, o nuclear avanzada, una mezcla, lo que sea. Pero seguir como estamos con el petróleo en la situación que está es garantizarse un rodaje a escala mundial de Mad Max 4.

        Y llegados a esa situación no hay margen de maniobra, porque para poner remedio hace falta energía que no estará disponible y capital que no estará disponible. Hay que apostar por algo cuando se dispone de energía y capital.

        Suena a locura jugarte el futuro casi a los dados, por eso es tan complicado que hagamos algo y lo más probable es que dejemos que la crisis nos engulla y entre lamentos y crujir de dientes viviremos una época negra y oscura como pocas en la historia de la humanidad.

        Saludos

      3. ¿De nuevo dando el puñetazo en el tablero de ajedrez? Afortunadamente recuerdo las jugadas y no me iré por las ramas. Se supone que un blog es un medio para intercambiar ideas, y si alguna vez se produce la milagrosa conjunción, que las sociedades avancen. Aquí más o menos, por afirmación o silencio tácito ya se han consensuado varias ideas que espero puedan aumentar la visión global del problema de la energía (el CG es una parte de ese problema). Al menos apuntaría las siguientes (el orden no importa).

        -Progreso implica energía y contaminación.
        -Contaminamos todos, y eso no es el fin, sino un efecto colateral, no hay maldad intrínseca.
        -El desarrollo científico ha hecho posible el progreso (y la contaminación).
        -La población mundial se ha disparado, además de por la Ciencia, por la disponibilidad de energía excepcionalmente abundante pero limitada.
        -No hay vida sin energía. Si en un siglo la población se ha multiplicado por siete, puede dividirse por siete en plazo parecido o menor, porque destruir es más fácil, si desaparecen la Ciencia o la energía abundante. (Mad Max se quedará pequeño.)
        -No existe un plan global que afronte el problema de la energía (priman los intereses a corto).
        -Se manipula y distrae a la población de forma increíble (por como traga). Un ejemplo es el montaje sobre el CG, que por otra parte, si los combustibles fósiles se van a acabar en cuatro días, desparecerá el CO2 procedente de su combustión y con él, el supuesto problema, que pasaría a ser menor (muy, muy menor).
        -Se ha hablado aquí de energía nuclear sin que se tiren los trastos a la cabeza.
        -Se ha reconocido la posibilidad de que los reactores de fisión “limpios” pudieran extraer indefinidamente uranio del mar de modo eficiente. Cosa que ya se sabía allá por los setenta. Es decir, probablemente hemos hecho el primo, porque entonces sí que estábamos a tiempo.
        -Se ha admitido que se han construido instalaciones ineficientes en renovables pagándolas los ciudadanos (estaremos en ello por mucho tiempo, yo preferiría indemnizar y cerrar, porque además, estorban). Y no es lo mismo una instalación muy cara, que quizás necesita apoyo institucional para arrancar (como una nuclear) pero rentable y con un retorno calculado, que otra que con cada unidad producida acumula pérdidas.
        -Se ha admitido que mucho del ecologismo de careta que se ha practicado en estos tiempos (especialmente en este país), estaba motivado por razones espurias, y que ni los buenos son tan buenos, ni los malos, tan malos. Somos los mismos.
        -Se ha admitido que las renovables necesitan un respaldo para sus pausas (nacen cojas). Sin él, hoy por hoy, no son una alternativa porque el problema de almacenar energía no está resuelto eficazmente (es decir, de modo competitivo en el mercado).
        -Se ha subrayado la diferencia entre invertir en desarrollo hasta que un producto sea competitivo o subvencionarlo para que pueda sobrevivir en el mercado. (Toda subvención a una actividad económica es en detrimento de otras más eficientes, y a la larga mala para todos.)
        ¿Y ahora me distraes preguntándome si pienso que el acabose está a 15 años vista o si empezaría a construir miles de reactores FBR a riesgo de que devengan antieconómicos?
        Pues respecto de la primera pregunta no tengo ni idea del plazo, aunque sé que ocurrirá aunque mañana se descubriera la energía de fusión rentable (no habría tiempo de extenderla antes de la catástrofe, ya hacemos tarde), y respecto de la segunda es que me rechinan los oídos. Los profesionales liberales pertenecen a la casta de los sin derechos que no gastan irresponsablemente impuestos sino el dinero de sus clientes, y éstos no perdonan. Sólo nos dejan equivocarnos una vez, o sea, sólo haríamos un FBR de más de las necesarias.
        ¿Y si una nueva tecnología las deja obsoletas? Pues eso es lo sano y lo normal. Le pasó a la máquina de vapor que fue paulatina y nada traumáticamente sustituida por la diesel y la eléctrica. Pero mientras tanto hicieron su trabajo y empujaron la sociedad hacia adelante. ¿O no habría que haberlas construido hasta que se inventaran éstas últimas?

        Y aunque no es mi intención, siempre me alargo. Disculpas.

      4. A ver si sale el anidado donde toca.

        – JJI:
        ¿Y ahora me distraes preguntándome si pienso que el acabose está a 15 años vista o si empezaría a construir miles de reactores FBR a riesgo de que devengan antieconómicos?
        Pues respecto de la primera pregunta no tengo ni idea del plazo, aunque sé que ocurrirá aunque mañana se descubriera la energía de fusión rentable (no habría tiempo de extenderla antes de la catástrofe, ya hacemos tarde),

        Si no sabes el plazo, no puedes saber que ya es tarde. Y por supuesto que no es distraer señalar que “se acaba”, sin cuantificar, no es decir casi nada. Porque, sencillamante, el plazo cambia el problema, y la solución. Es de cajón que un plazo corto solo permite hoy una solución. Nuclear a mansavla. No hay otra cosa. Monocultivo. Pero si el plazo no es tan corto, o incluso es largo, entonces nada te obliga a poner todos los huevos en la misma cesta, e incurrir en el evidente riesgo que eso supone.

        Lo que no entiendo es por qué a eso la llamas “distraer”. Yo le llamaría pensar. A no ser que te refieras a distraer de tu solución favorita y única. En ese caso, es cierto; se trata de distraer. Pero no es malo; es bueno. Es mirar todas las esquinas del tablero, en lugar de ir con el piloto automático.

      5. Hola Plaza. Disculpa el retraso pero cuando puedo me incomunico en la montaña. Siento lo del anidado. A veces se alarga tanto la cosa que te da pereza buscar la cabecera, pero además, sin extremar la atención, tampoco estás muy seguro en ocasiones de responder en el punto adecudo.

        Quizás por deformación profesional estoy acostumbrado a reuniones en las que se sacan conclusiones y líneas de acción de cualquier debate (salvo que el objeto sea el debate mismo). Sabes que las palabras se estiran como el chicle y que no es difícil irse por las ramas (los políticos viven de eso). También es normal cortar una vía de escape con explicaciones someras que a su vez son fácilmente ramificables (y de nuevo se pierde el hilo). Así, cuando digo que no sé el plazo es sólo una llamada al eje de la conversación, no un argumento fundamentado. Por ejemplo, tú afirmas –“Si no sabes el plazo, no puedes saber que ya es tarde”. – Es tan coherente o rebatible como la que yo he hecho, pero no es el objeto. Por ejemplo, no sé el plazo de vida que me resta, pero ya sé que hago tarde para determinadas cosas que me hubieran gustado. Tu salida es por tanto una distracción. Podría aceptarla (es interesante) y empezar a debatir sobre los tiempos humanos, o de las culturas (creo que Occidente está en franca decadencia, pero ya lo decía O. Spengler, hace casi un siglo, en su libro “La decadencia de Occidente”), y sin embargo, aquí seguimos. Con el fin operativo de los combustibles fósiles pasa algo parecido, no lo podemos saber con precisión, pero si acotarlo con cierta seguridad, no creo que sean más de 100 años. Como ves, ya me estoy yendo por las ramas con un tema que siendo válido, deja inacabado el que nos ocupaba, que desde que pedí permiso para debatir en un plano más filosófico al principio de este hilo, era, más o menos, la relación entre vida, energía y contaminación, porque en el fondo, el sinsentido del ecologismo es que por un lado critique al occidente contaminador desarrollado, y por otra parte reivindique la eliminación de la pobreza (lo más ecológico, como ya dije). Es un contrasentido y por esta vía vamos a una catástrofe. Para mí el ecologismo y la supresión de la pobreza, objetivos que comparto, sólo son posibles consiguiendo energía en cantidades muy superiores a las actuales. Y desde aquí me podría desparramar en muchos otros temas interesantes que tendrían la virtud de conseguir que ninguno se concluya en algo práctico. Así que no divago más. Todo esto, en realidad, ya se sale del tema de un hilo sobre la manipulación con el fenómeno del CG.

  6. A mí ya se me pasó la época de los pertinaces debates de internet en que no se busca la verdad sino defender la propia. Quien no quiere entender no entiende. Simplemente dije que el progreso implica consumo de energía, y que encarecerla significa encarecer el progreso, es decir, reducirlo. Es decir matar.

    No es que esté contra las renovables, estoy contra la estupidez. Hubiera pagado con gusto subvenciones a la investigación de renovables hasta que ésta fueran competitivas a nivel comercial con las fósiles (lo que a la larga acabará ocurriendo por una u otra razón), pero instalar, mediante subvención, grandes complejos de renovables que no son competitivos me parece sectario (algo así como la revolución cultural china y su producción de acero a la aldeana. Cualquier subvención empresarial me parece sectaria y dañina.) Igualmente estúpido me parece haber interrumpido el desarrollo de la energía nuclear (la fuente más abundante, limpia e inocua como ha demostrado), que impidió por razones políticas que los reactores limpios siguieran su proceso de perfeccionamiento hasta que demostraran su viabilidad o inviabilidad. Y me parece sectario y místico religioso el mito de los residuos o de la misma radioactividad (en Hiroshima o Nagasaki no han esperado 30.000 años, ni siquiera uno, para volver a habitar la zona y Chernobil, aislado por el miedo, es ahora una floreciente reserva ecológica), porque la radiación es cuestión de dosis, no de periodo de semidesintegración de las partículas radiactivas.

    Detrás de todo esto está la barbarie y el sectarismo. Está la lucha contra el racionalismo, es decir, están los sacerdotes y los brujos de siempre, desautorizados y arrojados al borde del camino por la Ciencia, pero vestidos con nuevos disfraces. La Ciencia se ataca en multitud de películas, libros, programas y todo tipo de medios de influencia social. Y sin embargo, la Ciencia, madre del progreso -y sólo ella-, es la que permite la sociedad del bienestar (concepto muy actual) y no el “buenismo”, una enfermedad degenerativa de la razón.

    A veces pienso si no estaré cayendo en la “conspiranoia”, pero cuando veo como los abanderados “del bien” (que ellos, por supuesto, definen) siempre renuncian al debate racional mediante mil subterfugios, me convenzo de que no voy muy descaminado. Lo primero en la vida de cualquier ser es sobrevivir, y los charlatanes de la anticiencia no tendrían papel significativo en un mundo guiado por la razón.

    Nadie paga a nadie por contaminar. Los productores contaminan produciendo bienes que todos deseamos. Todos contaminamos. Pretender frenar la contaminación frenando el progreso mata más que la propia contaminación, que por supuesto nadie desea. Pero el camino es hacia adelante, no hacia atrás. Claro que para ir hacia adelante hace falta tener imaginación y creatividad, algo de lo que los “buenos” carecen. Por eso son “buenos”.

    Tengo ganas ya de que se acabe el petróleo. A ver qué pasa. De momento a pagar en el recibo de la luz la vanidad de algunos imbéciles de querer ser los más verdes del universo.

    1. Hubiera pagado con gusto subvenciones a la investigación de renovables hasta que ésta fueran competitivas a nivel comercial con las fósiles

      De acuerdo contigo, es lo que se tendría que haber hecho, y no ponerse a plantar renovables sin ser viables técnicamente (no lo son en la mayoría de los casos) y viables económicamente (no lo son a corto plazo, desde cierta perspectiva se puede ver el beneficio)

      pero instalar, mediante subvención, grandes complejos de renovables que no son competitivos me parece sectario

      Cierto en parte, pero recuerda que las nucleares son levantadas de la misma manera. No hay inversor dispuesto a gastarse 7.000 a 15.000 millones de $ y no ver retornos en 7 a 10 años, lo que cuesta y tarda en construirse una central nuclear.

      Pero no quita que las renovables se hayan levantado a destiempo y mal, malgastando dinero público.

      Igualmente estúpido me parece haber interrumpido el desarrollo de la energía nuclear (la fuente más abundante, limpia e inocua como ha demostrado)

      Bueno, todos los estudios actuales hablan de llegar a un límite de producción de uranio en 2015 sobre los 58.000 toneladas anuales, a partir de ahí bajará y ahora mismo la industria vive de la sobreproducción de décadas pasadas, y trata de negociar la venta de uranio militar para suplir las necesidades actuales.

      Se ha decelerado el ritmo de construcción de centrales no por presiones ecologistas o por sensibilización ciudadana, sino porque se está viendo llegar una época de encarecimiento del uranio y las costosas instalaciones no van a poder ser rentabilizadas.

      Tengo ganas ya de que se acabe el petróleo. A ver qué pasa.

      ¿Y si te cuento que ya estamos en ese punto? La producción de crudo convencional no sube de 70-75 millones de barriles diarios desde 2005. Un adecuado cambio de nomenclatura, pasando de medir “Extracción de crudo” a medir “Producción de Líquidos del Petróleo” , ha permitido tapar el hecho de que el petróleo ya no es capaz de crecer ante la demanda creciente de energía del mundo.

      Al crudo convencional le suman los crudos no convencionales, como las arenas bituminosas o el crudo sacado por fracking.

      Bien, pero también se añaden el Gas Natural Licuado, que es el propano, butano y pentano que se extrae del gas natural y se hace pasar por petróleo en base a que libera al petróleo convencional de realizar las funciones de este GNL. Pero no sustituye en todo al petróleo y encima lo miden en litros (barriles) cuando energéticamente tiene un 70% de la energía del petróleo.

      También se añaden los aumentos en el proceso de refinado del petróleo. En la refinería entra petróleo pero también gas natural y carbón para mezclarlos y sintetizar diversos productos. Lógicamente es energía adicional y se hace pasar por petróleo producido.

      Y aquí viene el gran fraude: se añaden los biocombustibles. Como lo oyes, una renovable sosteniendo la ilusión de que la producción de petróleo está aumentando. Pero la estafa no esta, la estafa es que los biocombustibles tienen una Tasa de Retorno Energético de apenas 1. Lo que significa que por cada unidad de energía que producimos en forma de biocombustible, hemos consumido en el mejor de los casos una unidad de energía. Son un vector energético, no una fuente de energía y nos la incluyen en las cuentas de producción de energía. Dos millones de barriles diarios nada menos.

      El biocombustible jamás será rentable, por mucha inversión e investigación que hagan, hasta que no suban la TRE a 3, y a duras penas podrán lograr 1,2 con las algas. Son rentables económicamente sólo a base de subvenciones, dinero público auténticamente tirado por el retrete, porque siquiera nos soluciona el problema.

      Y el problema, como has medio apuntado, es la disponibilidad de energía. No existe sistema en este Universo que pueda crecer sin un superávit de energía. Si la producción de energía no crece, la economía no crece, los inversores no confían en el futuro y no fluye el préstamo y como nuestra sociedad se basa en el crédito, se entra en crisis. Si la producción de energía decrece entonces la economía se contrae y llega los tiempos oscuros y la muerte.

      Por eso es vital encontrar nuevas fuentes de energía. Y no, la fisión se enfrenta al mismo problema que el petróleo, su producción rentable está llegando al final. Sólo nos queda el gas. Y lógicamente este también llegará algún día a su límite. Esperemos que para entonces tengamos hechos los deberes y haya renovables viables técnicamente (no necesitadas de respaldo fósil, un disparate) y económicamente rentables desde el punto de vista de permitir el crecimiento económico y por tanto la prosperidad.

      Los tiempos del petróleo abundante y barato jamás volverán, la energía será cara en el futuro, dependerá de cómo usarla (eficiencia) el que nos resulte aceptable ese precio o suponga una ola de miseria a nivel mundial.

      Saludos

      1. En esta línea creo que pronto podríamos entendernos, suponiendo (es un suponer filosófico) que estuviéramos en una mesa con la capacidad de decidir la política energética mundial, con la idea muy clara que energía=progreso y viceversa.

        El problema tiene dos frentes que en su día (hace más de 5 años, cuando las renovables estaban en pañales tecnológicos entre otras cosas), me preocupó y ocupó mucho.
        1.- Conseguir mucha energía y muy barata.
        2.- Reducir la población mundial a un nivel sostenible (sea lo que sea eso, para Asimov, en su serie “La Fundación”, eran unos 25.000 habitantes por planeta para un nivel de vida “digno”).

        La solución inmediata, a corto, del primer problema pasaba por la energía nuclear de fisión, y la esperanza estaba (desde finales de los setenta, hablo de memoria porque no quiero gastar más tiempo en búsquedas) en los reactores de neutrones rápidos, o limpios, capaces de consumir casi el 100% de su carga radiactiva e incluso de los residuos acumulados. (En Francia se detuvo un reactor de este tipo por medio de presiones políticas desde la izquierda y radicales manifestaciones “in situ”, creo que hasta con un muerto). Resumiendo: lo que me sorprendió fue la resistencia, prácticamente religiosa, en todos los medios de debate en que participé. Si estos reactores fueran viables (no me cabe duda) las reservas de uranio (tú te refieres al agotamiento del uranio barato), son inagotables (podemos poner nucleares a sacar uranio del mar, que a su vez lo disuelve del fondo marino, estamos en un planeta radiactivo). Luego vendría la nuclear de fusión (ésa que siempre está, desde sus orígenes, a 50 años de su explotación comercial), que acabaría –o casi- con el problema, y luego están las renovables, cuyo mayor problema es el almacenamiento de energía para sus fases de pausa, hoy por hoy sin resolver eficientemente (lo más apropiado sería almacenar esa energía en forma de combustibles, para luego quemarlos). Fíjate que no hablo de precio, sino de cantidad, porque basta conque el proceso tenga una tasa de retorno suficiente para que el precio sólo sea una cuestión técnica y política. El prometedor hidrógeno tiene el problema de su ínfima densidad y su complejo manejo. Por otra parte, si las “renovables” sacaran del medio ambiente, para toda la humanidad (porque queremos un mundo justo), una cantidad de energía equivalente a la media por habitante en Europa, soñamos si no esperamos que el clima cambie (es una idea tan simple como que podemos contaminar indefinidamente el mar porque es “inmenso”).

        Respecto al problema de la superpoblación (en algún número habrá que parar, digo yo), ya dije que la solución es liberar a la mujer. En occidente lo hemos hecho y la población occidental está en franca regresión sin necesidad de que se legisle nada al respecto. Y eso no sería un drama si se hiciese en todas partes.

        Pues bien, frente a esos dos problemas, siempre he encontrado una reacción sectaria por parte de los movimientos que se autodefinen de izquierdas (en el siglo XIX eso era otra cosa, por cierto). En cuanto a producir energía, parece que siempre se han opuesto a cualquier medio de generarla en cantidades ingentes –aunque fuera transitoriamente-, y además, han intoxicado a la población criminalizando la nuclear (que es, en realidad, donde está la energía de modo infinito para nuestra escala). Esa actitud me produjo asombro inicial, y después, buscando explicaciones, todo tipo de conjeturas “conspiranoicas”. Hoy para mí, la izquierda es una fábrica de pobres subvencionados, a los que cada vez se les da menos limosna y cada vez tienen más miedo de perderla.

        Respecto a la liberación de la mujer, pues busco ONGs que peleen por el tema en el tercer mundo (que es donde ese problema, y la superpoblación consecuente, existen de verdad), y como que no se está por la labor. Nade de criticar “culturas” claramente criticables, o para hablar claro, repugnantes en muchos de sus aspectos esenciales. Al contrario, se defienden infamias bajo la supuesta “tolerancia cultural del todos “semos” iguales”. En fin, que me alargo mucho. El tema del CG se enraiza también en esa lucha contra el verdadero progreso, del que no niego sus inconvenientes, pero no por ello intento frenarlo, sino controlarlo. Cuando miro los problemas que tenemos y su solución, los buenos me parecen malos y al revés. Quien propone eliminar un método que funciona, debe aportar otra solución mejor de eficacia demostrada. Si no lo hace, lo que se propone en el fondo es una vuelta atrás, a tiempos más oscuros. Hoy por hoy, las renovables están “verdes”, pero su desarrollo pleno, que apoyo, no pasa por el ataque a lo anterior. Dejemos que lo nuevo se imponga por sus méritos. Otra cosa no es trigo limpio.

      2. Bueno, sobre los FBR (Fast Breading Reactor, traducido más o menos como Reactor Rápido de Crianza) por un lado son muy prometedores como fuente fiable y abundante de energía, pero por otro se enfrentan a problemas técnicos y económicos muy serios.

        En estos temas hay que tener claro primero que la tecnología no soluciona cualquier problema, hay problemas que no tienen solución posible porque vulneran principios y leyes fundamentales y contra eso la tecnología no puede hacer nada. Hay gente que cree lo contrario, y no es sano. La máqunina de movimiento perpetuo es el paradigma del fanatismo irracional de algunos.

        Segundo que, aún cuando exista una solución tecnológica a un problema, si en este tema no se logra una Tasa de Retorno Energética mayor que 1 no estamos solucionando nada. De hecho se supone que hasta que no superes una TRE de 3 no estás haciendo nada, porque esa energía creada la tienes que usar y ahora mismo el rendimiento medio anda por debajo del 33%. Concepto importante y que algunos se tragan confundidos por los artificios para hacer rentable económicamente lo que no es rentable energéticamente, el ejemplo de los biocombustibles es sangrante.

        Tercero que, aún cuando exista solución, y se logre una TRE adecuada, si no se logra una rentabilidad económica medianamente sana son ganas de extender la miseria y la desigualdad.

        Teniendo esto claro, podemos analizar la situación actual y futura de los FBR:

        1-La inversión necesaria para construir y mantener un reactor FBR es muy superior al de un reactor clásico, como los PWR. Por la naturaleza de la reacción en alta densidad de neutrones, siendo más inestable, más difícil de controlar y no pudiendo usar agua como refrigerante (al ser moderador de neutrones) exige un diseño y construcción más caros. El mantenimiento sube por culpa nuevamente del bombardeo neutrónico, que acelera el envejecimiento de los materiales. Todo esto supone más coste en energía y dinero para montar y operar un reactor de potencia equivalente a un PWR clásico.

        2- Por su naturaleza de reactor difícil de moderar los riesgos de accidente son superiores a los de los confiables y razonablemente seguros PWR (que si fallan es por negligencia en su manejo o como en el caso de Fukushima en el diseño de los sistemas de emergencia) Eso exige más coste en seguridad, porque un accidente nuclear no es tan grave como algunos lo pintan pero está lejos de ser inocuo y es mejor que no ocurran.

        3- El suministro de combustible no está tan claro que sea suficientemente abundante. De momento exigen combustible altamente enriquecido (una vez más supone un aumento de coste respecto al combustible de un PWR) y lo de utilizar el uranio disuelto en el agua de mar o en el granito suena muy bien porque son cantidades enormes, pero en la práctica están tan dispersos que el coste energético de extraer y concentrarlo superan la energía que luego proporcionarán (TRE<1)

        La minería siempre se basa en explotar concentraciones mínimas de mineral, cuando la dispersión llega a un punto crítico, estás gastando más de lo que obtienes y se acabó. Sin olvidar que ese punto crítico varía en función del coste de la energía. De hecho uno de los problemas actuales con las materias primas está en la dispersión de metales tecnológicos como el vanadio en los sistemas electrónicos. Tal es la dispersión que un hipotético reciclaje se hace muy complicado técnicamente y costoso más allá del margen de competitividad. En resumen: no se recicla y se pierde para dispositivos futuros.

        Las experiencias con los FBR han sido de momento no muy prometedoras. Se han usado desde el principio de la era nuclear básicamente para producir de forma rápida y rentable plutonio para armamento nuclear. Pero su uso civil no se ha demostrado todavía fiable y rentable. La mejor experiencia la tienen los rusos, con el BN-800 recientemente activado. Pero aunque produce energía eléctrica, su función primordial es el tratamiento de residuos radioactivos de la flota de reactores convencionales rusa, ya que incluso su tasa de "crianza" es negativa: no produce combustible nuevo.

        El Phénix francés funcionó poco tiempo, no está claro porqué, pero se rumorea que era inestable y ante el peligro de accidente se apagó al poco de encenderse. Es difícil creer en la Francia de las Razones de Estado cancelar un proyecto carísimo y estratégicamente vital para una nación fuertemente nuclearizada y que se ha quedado sin producción propia de uranio porque cuatro exaltados con camisas verdes berrearan en contra. Parece más que usaron como excusa la preocupación ciudadana para tapar un fracaso tecnológico.

        Los alemanes construyeron el SNR-300 gastándose el equivalente a 5 reactores nucleares PWR con triple de potencia cada uno pero ni lo encendieron, quizás nuevamente descubrieran un fallo de diseño.

        En resumen: los FBR son un camino difícil, que no hay que abandonar si no se demuestra que no puedan ser energéticamente competitivos, pero que hay que asumir serán caros y su energía aunque relativamente abundante será cara. Si será aceptablemente cara o no no se puede saber ahora mismo. En cualquier caso se habla de un inicio de rentabilidad comercial para el 2040 nada menos, estamos casi como con la fusión, de la que poco hay que discutir porque ahora mismo en los pocos segundos que se le hace funcionar consume de 4 a 5 veces más energía de la que proporciona. A 50 años como siempre.

        Puede que hayamos perdido un tiempo valioso no invirtiendo en energía nuclear, o puede que no, pero está claro que ahora mismo la energía nuclear está estancada en un callejón sin salida y no nos soluciona el problema a corto y medio plazo.

        1.- Conseguir mucha energía y muy barata.

        Veo posible conseguir mucha energía pero dudo que pueda ser siquiera barata. La clave va a estar en cómo la consumimos después, una energía cara gastada con buen rendimiento sale barata. Lo barato que ha sido el petróleo es físicamente imposible de reproducir. La Naturaleza nos cosechó y concentró energía durante millones de años y ahora tendremos que hacer ese trabajo.

        Quien propone eliminar un método que funciona, debe aportar otra solución mejor de eficacia demostrada.

        Toda la razón, pero ¿y si el método que funciona deja de funcionar? Cuando pasamos de la economía de la leña a la economía del carbón la leña no dejó de funcionar, simplemente el carbón demostró ser más práctico y rentable y se impuso, pero apoyándose en la leña. Igual pasó con el tránsito del carbón al petróleo.

        Pero ahora estamos en otro punto, no hay un método mejor en términos económicos, siquiera que funcione satisfactoriamente al nivel del método actual. Pero es que el método actual está dando signos de agotarse y pronto no podrá cumplir con nuestras demandas. Estamos en un punto en que estamos obligados a cambiar de método perdiendo por el camino por parte económica y por parte práctica.

        Es peor tener un Kwh caro que un Kwh barato, es cierto, pero es mucho peor no tener el Kwh.

        El problema está en que no se están haciendo las cosas de forma racional, se apuesta por un camino y pasado el tiempo por otro, y mientras tanto se huye hacia delante negando que está pasando lo que está pasando. Hasta cierto punto el gas nos puede salvar la cara, pero la transición no va a ser suave.

        2.- Reducir la población mundial a un nivel sostenible (sea lo que sea eso, para Asimov, en su serie “La Fundación”, eran unos 25.000 habitantes por planeta para un nivel de vida “digno”).

        Cierto, pero como bien dices se tropieza con el fanatismo sectario en contra de la verdadera solución: la liberación y educación de la mujer. No sólo ocurre en países lejanos, sino delante de nuestras narices en aras del “respeto a las culturas”

        Respecto al problema de la superpoblación (en algún número habrá que parar, digo yo), ya dije que la solución es liberar a la mujer.

        Si no tenemos claro que el respeto por los Derechos Fundamentales del las Personas están por encima del respeto a la Cultura de nuestras sociedades estamos abocados a volver a la oscuridad de la irracionalidad. O directamente a la Idiocracia.

        Saludos

        PD: En realidad la población “ideal” de 25.000 por planeta se refería al planeta plagado de robots Solaria, uno de los 50 planetas “espaciales” de las novelas anteriores al Imperio Galáctico y a la propia Fundación.

      3. Gracias por la información, Hudson. El problema de los profanos en una materia es que se tiende a suministrarles información parcial y sesgada con fines espurios en lugar de conclusiones objetivas de comités científicos, de modo que al final no sabes qué creer. Respecto de los FBR, por ejemplo, había oído de sus dificultades, pero también de que podrían obtener su combustible con TRE positiva filtrando agua de mar (eso podría ser la solución si finalmente la energía de fusión, algo que puede ser muy peligroso y que no me sorprendería que en su día soportara ataques como los que ahora soporta la energía de fisión, no zanja la cuestión). Hoy por hoy sigo sin saber la respuesta correcta porque tampoco sé si se ha investigado lo suficiente. Ir a la Luna tampoco fue fácil.

        Soy consciente de los problemas técnicos, y sé que uno que pretendiera sobrepasar las leyes naturales no tendría sentido (el que no se haya argumentado para este caso es prueba de que no es la situación). Para mí, la conciencia de que la energía fósil tiene los días contados y de que ello implicará una catástrofe humana muy pronto, me predispuso favorable a invertir en energía nuclear, al menos como transición hacia energías nuevas (ya hacemos tarde para todo), especialmente la fusión. No hace mucho que las renovables, por ejemplo la fotovoltaica, tenían una TRE negativa, es decir que se gastaba más energía para construir una placa que la que proporcionaba en su vida útil, pero ahora no es el caso y cada vez lo será menos, y eso se ha debido a la investigación, no a la lucha ideológica. Por fortuna nadie se ha opuesto a su desarrollo desde posiciones ideológicas, pero por razones políticas, se instalaron prematuramente infinidad de factorías no rentables que pagamos entre todos (sobre el 50% de la luz son impuestos). Hubiera bastado con actuar con mesura y ese dinero (y el que falta por pagar), en mucha menor proporción, podría haber ido a acelerar la investigación y ahora estaríamos en otra situación y con los ánimos menos enfrentados.

        Volviendo al CG, el problema es de enfoque. Se utiliza como un arma arrojadiza contra Occidente (creo que por ahí anda la causa), y al final la razón brilla por su ausencia. Un análisis frío llevaría a establecer las causas en su proporción, y estudiar el efecto positivo o negativo de la reducción del aporte humano a ese fenómeno. ¿Cómo sabemos que es malo? Ése sería el tipo de debate constructivo que formaría ciudadanos con criterio, para que ellos pudieran ser los que al final elijan, porque toda opción tiene un precio, pero es muy difícil que los que se supone que nos han de dirigir, informen objetivamente si ello perjudica a sus intereses. Todo vísceras, como por ejemplo, el debate sobre la independencia de Cataluña. ¿Será buena o mala?

        Leí “Fundación” y su magnifica serie, de Asimov, muy joven, pero recuerdo que me impresionó el detalle de un planeta con 25.000 habitantes servidos por esclavos robots. No creo que tuvieran más probabilidades de ser felices que nosotros (Nerón fue un pobre desgraciado teniéndolo todo), pero ecológicos… ¡la tira! Debería haber legiones de animalitos felices depredándose entre ellos sin interferencia humana. De todas formas soy pesimista. No creo que la Humanidad se autorregule ni que la energía abundante llegue a tiempo para todos antes del colapso de los combustibles fósiles. Probablemente los jóvenes van a vivirlo en directo en los próximos cincuenta años. Serán tiempos muy interesantes pero muy duros, salvo que la razón vuelva a arrojar a Malthus otro siglo más allá. Yo he tenido la suerte (o eso creo) de nacer en un instante del tiempo y en una pequeña zona de la Tierra donde grandes cosas han sido posibles. Soy consciente de que no es por mi mérito en ninguna de ellas.
        Saludos.

      4. …pero también de que podrían obtener su combustible con TRE positiva filtrando agua de mar…

        En principio extraer materiales valiosos disueltos en el mar es antieconómico, como por ejemplo el oro: hay unas 8 millones de toneladas de oro, pero el coste de ese oro superaría claramente al de mercado.

        Con el uranio la esperanza está en que energéticamente es un material muy intensivo. Un gr de uranio encierra en energía nuclear potencial una energía muy elevada, lo que permite una extracción del mar energéticamente aceptable. Pero el problema de coste, de competición de coste con el uranio de mina concretamente, no se soluciona con ello. Ahora mismo, y según sus propios desarrolladores, el último método de extracción de uranio del mar pone el precio de este uranio en 5 veces el convencional, que no está mal, pero que significa que si se cumplen esos costes en explotación a gran escala (no sería la primera vez que no se cumplen las previsiones) hasta que el uranio convencional no esté a precio similar, no hay negocio, aunque tengamos TRE positiva. Y que una bajada de precio del uranio convencional cierra el grifo del uranio marino. Es decir: impone un precio mínimo que multiplica los costes de la energía nuclear y los pone peligrosamente lejos de la rentabilidad actual. Energía cara al final.

        No es un camino sin esperanzas pero tampoco es un camino fácil ni que proporcione costes bajos.

        De todas formas soy pesimista. No creo que la Humanidad se autorregule ni que la energía abundante llegue a tiempo para todos antes del colapso de los combustibles fósiles.

        Pienso igual, no hay un plan global racional para afrontar una crisis que sencillamente la mayoría no quiere o no soporta aceptar.

        Saludos

      5. Hudson:

        Pienso igual, no hay un plan global racional para afrontar una crisis que sencillamente la mayoría no quiere o no soporta aceptar.

        Yo creo que mucha gente sí quiere y sí soporta aceptarlo. Pero que lo ve con otra perspectiva. Por ejemplo, ¿tienes muchos ejemplos de “planes globales racionales” de largo futuro que hayan mejorado al “ir haciendo según va viniendo”? Porque a cada incógnita, multiplicas las posibilidades de fracaso estrepitoso del “plan global racional”. Y cuanto más futuro metas en la ecuación, más incógnitas estás metiendo. Es por eso que la futurología no goza de mucho prestigio entre la gente informada. Y viene de la razón de la experiencia, no de la “razón racional”.

    2. ¿Todos contaminamos? Que va, JJJ, te equivocas. Los ecoloprogres no contaminan.
      Es una evidencia que los ecoloprogres, por no contaminar ni siquiera tienen coche propio. Ellos por sistema, o caminan o van en bici, aunque estén de mudanza.
      Tampoco generan basura como hacemos los demás mortales, ya que por ejemplo, si beben leche, no la compran en un super como hacemos los demás, ellos la sacan directamente de las tetas de las vacas de las explotaciones ganaderas ecológicas, en las que tratan a las vacas como iguales.
      Y por no contaminar ni siquiera cagan y mean como los demás. Nada de eso. Ellos, en caso de necesidad, se aguantan las ganas hasta que pueden hacerlo en las letrinas ecolójicas situadas estratégicamente, en sus granjas.
      Por descontado, las viviendas de los ecoloprogres, ni tienen calefacción ni mucho menos aire acondicionado (vade retro satanás).
      Simplemente, sus casas están tan bien aisladas a base de lana de oveja (u otros aislamientos 100% naturales y respetuosos con el medio ambiente) que en ellas, los felices ecoloprogres, ni sienten ni padecen ni frío ni calor.
      En resumidas cuentas, los ecoloprogres son espíritus puros que viven del sol y del viento.
      Nada que ver con el resto de la chusma contaminante.

  7. Once you consider that there’s nothing substantial we can do about the global warming “problem” in the near term, short of plunging humanity into a new economic Dark Age and killing millions of people in the process, its a wonder that climate is even on the list of the public’s concerns.

    ¿En serio alguien se cree que la posible política inducida por un miedo a un Calentamiento Global llevaría a una era oscura de la economía? ¿Alguien se cree que esa posible política es la mayor amenaza a la economía y la población de la Tierra?

    ¿Qué provoca la crisis que estamos viviendo? ¿La orientación de algunas políticas por el Calentamiento Global?

    …alguien más parece haberse dado cuenta de lo que significaría frenar el desarrollo tecnológico…

    ¿Qué está intentando frenar ese desarrollo tecnológico?

    Saludos

    1. ¿En serio alguien se cree que la posible política inducida por un miedo a un Calentamiento Global llevaría a una era oscura de la economía? ¿Alguien se cree que esa posible política es la mayor amenaza a la economía y la población de la Tierra?

      ¿Qué provoca la crisis que estamos viviendo? ¿La orientación de algunas políticas por el Calentamiento Global?

      Hudson, hay una notable falta de lógica en ese comentario. La crisis que estamos viviendo puede estar producida por una o muchas causas, sin que eso signifique que si añades otra causa más, esa causa no vaya a tener efecto alguno. Pero, ¿quien ha dicho que la crisis que estamos viviendo la haya causado la política climática? Que yo sepa, nadie. O sea, una vez más estas contestando a algo que nadie ha afirmado.

      También. Que una amenaza no sea “la mayor” amenaza, no hace que no sea una amenaza. Y si por ejemplo es una amenaza artificial y facilmente evitable, no evitarla es de idiotas. Que haya otra mayor no es ninguna disculpa para no hacerlo.

      Por ejemplo, China e India no pueden estar afectadas por ninguna política climática, puesto que no están aplicando apenas política climática alguna. Y lo poco que aplican, es con dinero de fuera. Alemania, España y Reino Unido, sí están muy afectadas por sus políticas climáticas, porque estas han encarecido su energía. Y todavía es muy poco si se les deja hacer lo que proponen.

      Lo que pasa es que no encaras el problema directamente. Buscas otras ramas fuera del problema, a ver si con ellas consigues mover el árbol. Pero anunque muevas el árbol -o así lo pienses- no has tocado el problema. Que es algo tan sencillo como …

      – Describe un mecanismo que consiga no empobrecer una economía, encareciendo su energía.
      – Alternativamente, describe un mecanismo por el que un tipo de energía no sea más cara, cuando no puede competir con otras sin artificios fiscales.

      Es así de simple.

      1. Y si por ejemplo es una amenaza artificial y facilmente evitable, no evitarla es de idiotas. Que haya otra mayor no es ninguna disculpa para no hacerlo.

        Primero has de demostrar que es una amenaza, igual que te parece absurdo tomar medidas contra el Calentamiento Global porque no lo ves una amenaza.

        – Describe un mecanismo que consiga no empobrecer una economía, encareciendo su energía.

        No existe, si la energía sube, la economía cae, y si sube mucho, la economía colapsa. Problema: la energía ha estado subiendo de precio con o sin políticas climáticas.

        Por ejemplo, China e India no pueden estar afectadas por ninguna política climática, puesto que no están aplicando apenas política climática alguna.

        Y el precio de la energía sube en estos países.

        – Alternativamente, describe un mecanismo por el que un tipo de energía no sea más cara, cuando no puede competir con otras sin artificios fiscales.

        Ni subsidios, como los que recibe la industria petrolera en US para exploración y producción por ejemplo (un 3,5% del PIB de USA va a subsidios para los combustibles fósiles). A nivel mundial los combustibles fósiles reciben cinco veces más subsidios que las renovables:

        http://www.bbc.com/news/business-27142377

        Pero las que no juegan limpio en el mercado libre capitalista son las renovables. Y las que nos hacen más pobres.

      2. Hudson, ya estamos en plan diálogo de besugos.

        – Plazaeme:
        Y si por ejemplo es una amenaza artificial y facilmente evitable, no evitarla es de idiotas. Que haya otra mayor no es ninguna disculpa para no hacerlo

        – Hudson:
        Primero has de demostrar que es una amenaza, igual que te parece absurdo tomar medidas contra el Calentamiento Global porque no lo ves una amenaza.

        Repito, más mascado:

        Y si por ejemplo (el CO2) es una amenaza artificial y facilmente evitable (olvidando el cuento), no evitarla es de idiotas. Que haya otra mayor no es ninguna disculpa para no hacerlo

        Y por supuesto, pagar más el Kw/h porque viene de una energía “guapa” no es una amenaza. Es una enfermedad ya presente. No hay nada que demostrar.

        Otra:

        – Hudson:
        Y el precio de la energía sube en estos países.

        Claro. Si sube el precio del petróleo, y no baja el carbón, el conjunto de la energía subirá. Pero la subida en Europa es mucho mayor que lo que justifica la subida del petróleo. Y es imposible que esto no se te pueda ocurrir a ti solo, sin ayuda.

        Otra.

        Me da igual lo que digas que pasa a nivel mundial sobre subsidios a la energía. Lo que me interesa es en cada mercado concreto, y por unidad de energía producida. Porque puede ocurrir que a nivel mundial los subsidios a los combustibles fósiles sumen más que a las renovables, pero que en cada mercado concreto pase exactamente lo contrario. ¿Cómo? Fácil. Tienes que comparar relativamente a su uso, no cifras absolutas, que no indican la relación de uno con otro. Por ejemplo, dime kilovatio por kilovatio. Esa es la medida que te indica si vas a pagar más o menos por la energía al usar solar o renovable. Pero tú no traes medidas, traes humo. Haces como que has dicho algo, pero solo se lo puede parecer a los que no piensan.

        Y el argumento, en todo caso, es que o no se subsidie ninguno, o si alguien piensa que es necesario, se subsidien y taxen todos por igual, kilovatio por kilovatio. ¿Aceptas esa idea? Imposible. No habría apenas renovables.

        Pero si la pega a las renovables es su precio, y te parecen importantes las renovables (por un problema imaginario), deberías de proponer o no subsidio, o igualdad de subsido. Para que queda claro que no encarecen la energía. ¿Haces eso? No, haces o contrario. Intentas “demostrar” que no son más caras, con una medición que nunca podría demostrar que no son más caras. O sea, intentas engañar. Y además, tan burdamente que resulta de carcajada.

        Y por supuesto, estamos en lo de siempre. Tus argumentos del primer comentario eran inválidos. Grotescamente inválidos. Infantilmente inválidos. Pero en vez de resolver ese asunto, pones nuevos argumentos, igual de grotescamente inválidos, que otra vez olvidarás, para pasar a otros nuevos … hasta el infinito.

        No soy capaz de entender cuál puede ser el interés del ejercicio que te traes.

      3. Venga, va.

        Wikipedia. Otra vez que ni siquiera has mirado eso:

        El Régimen Especial de producción de energía eléctrica es aquel que, como complemento al Régimen Ordinario, se aplica en España a la evacuación de energía eléctrica a las redes de distribución y transporte procedente del tratamiento de residuos, biomasa, hidráulica, eólica, solar y cogeneración.

        La Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, establece los principios de un nuevo modelo de funcionamiento que, en lo que se refiere a la producción, están basados en la libre competencia. Sin embargo, dicha Ley hace compatible este fundamento con la consecución de otros objetivos, tales como la mejora de la eficiencia energética, la reducción del consumo y la protección del medio ambiente.

        Para ello establece la existencia de un Régimen Especial de producción, diferenciado del ordinario -en el que se cruzan ofertas y demandas de electricidad, determinando así el precio de la energía-, sin incurrir en situaciones discriminatorias que pudieran ser limitadoras de una libre competencia.

        El régimen especial de producción se halla regulado por el Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo, en el que se establece un sistema de incentivos temporales para aquellas instalaciones que requieren de ellos para situarse en posición de competencia en un mercado libre, excepto en el caso particular de cogeneración no superior a 1 MW y fotovoltaica no superior a 50 MW, que sólo tienen opción de vender en mercado regulado a tarifa, debido a que se hace necesario potenciar sus beneficios medioambientales, habida cuenta de que sus mayores costes no les permitirían dicha competencia.

        El Régimen Especial de producción de energía eléctrica es aquel que, como complemento al Régimen Ordinario, se aplica en España a la evacuación de energía eléctrica a las redes de distribución y transporte procedente del tratamiento de residuos, biomasa, hidráulica, eólica, solar y cogeneración.

        La Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, establece los principios de un nuevo modelo de funcionamiento que, en lo que se refiere a la producción, están basados en la libre competencia. Sin embargo, dicha Ley hace compatible este fundamento con la consecución de otros objetivos, tales como la mejora de la eficiencia energética, la reducción del consumo y la protección del medio ambiente.

        Para ello establece la existencia de un Régimen Especial de producción, diferenciado del ordinario -en el que se cruzan ofertas y demandas de electricidad, determinando así el precio de la energía-, sin incurrir en situaciones discriminatorias que pudieran ser limitadoras de una libre competencia.

        El régimen especial de producción se halla regulado por el Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo, en el que se establece un sistema de incentivos temporales para aquellas instalaciones que requieren de ellos para situarse en posición de competencia en un mercado libre, excepto en el caso particular de cogeneración no superior a 1 MW y fotovoltaica no superior a 50 MW, que sólo tienen opción de vender en mercado regulado a tarifa, debido a que se hace necesario potenciar sus beneficios medioambientales, habida cuenta de que sus mayores costes no les permitirían dicha competencia.

        El objetivo de estos incentivos, ampliados en el Plan de Energías Renovables 2005-2010,1 es que las energías renovables alcancen en el Estado una producción equivalente al 12,1 % de la demanda energética global en el año 2010, alcanzando el 33 % si añadimos las tecnologías de alta eficiencia energética. El Plan de Energías Renovables 2011-2020 va más lejos, hasta un 22,7 % de la energía global, un 42,3 % si nos referimos únicamente a la producción de energía eléctrica.

        http://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%A9gimen_Especial_de_energ%C3%ADa

        Y ahora cuéntanos que porque a nivel mundial hay más subvenciones absolutas a las fósiles, que no quiere decir nada, en realidad eso quiere decir que en España el “sistema de incentivos” no encarece la energía. Pero que lo hemos puesto para complicar las cosas, que nos mola mucho.

  8. Me había limitado a leer lo que traes del enlace a Spencer, pero ahora veo que alguien más parece haberse dado cuenta de lo que significaría frenar el desarrollo tecnológico:

    Once you consider that there’s nothing substantial we can do about the global warming “problem” in the near term, short of plunging humanity into a new economic Dark Age and killing millions of people in the process, its a wonder that climate is even on the list of the public’s concerns. (Una vez que se ha considerado que no hay nada sustancial a hacer con el “problema” del CG salvo sumergir a la humanidad en una nueva era oscura y asesinar a millones de personas es sorprendente que el clima esté todavía en la lista de las preocupaciones públicas.)

    Como hace tiempo sospechaba, estamos ante una nueva versión del negocio más viejo del mundo (el control del poder ¿o qué pensabais?).
    Por cierto, he tenido que leerte dos veces para estar seguro de haberte entendido. El concepto “ecología anímica” (o de lucha de ideas, en definitiva), no creo que sea necesario y puede confundir, pero no está mal como patada: los que acusan a los contaminadores del mundo físico, actúan como contaminadores del mundo mental. El trabajo de los racionalistas es desenmascararlos. Ahí los ecologistas somos nosotros.

  9. Lo veo muy bien JJI.

    Iba a decir que ese es el análisis “ecológico”, y que para mi hay que dar un paso antes de poder llegar a eso. Pero de repente me he dado cuenta de que mi paso previo también es un análisis que se podría llamar ecológico. Con cierta licencia.

    Si definimos ecología como el análisis y estudio de las relaciones de los distintos organismos vivos entre sí, y con el medio inanimado, podríamos llamar “ecología anímica” a lo mismo respecto de las distintas ideas y procesos mentales, entre sí y con el medio exterior a los cerebros. Y entonces veríamos que el problema fundamental de la carbono-manía es un problema ecológico. De “ecología anímica”. De polución mental y de pérdida de diversidad. Han pretendido joder el ecosistema (anímico), a base de eliminar a la mayor parte de sus “especies”. Con una contaminación en forma de “asesinato civil de caracteres”, censura, ataque al portador de la idea no favorecida, selección artificial violenta, ingeniería mental, y por ahí.

    Yo creo que Spencer está hablando de eso. En realidad, siempre estamos hablando de eso. La calentología sólo es el producto de un atentado muy guarro contra la ecología anímica.

    😉

  10. Últimamente no he tenido mucho tiempo de pasarme por aquí, y desde luego, reconozco que éste no es mi terreno, pero creo que la discusión social sobre el calentamiento global (CG) no es científica sino “moral”. Creo que no ha habido momento de la Historia en que algún grupo de poder no haya intentado “culpabilizar” a los ciudadanos con cualquier excusa para así controlarlos con premios y castigos, y clasificaciones del tipo buenos/malos. Los mismos perros con distintos collares. De lo que no dudo es de la honradez de la mayoría de los “creyentes”, que en realidad sólo son víctimas.
    Como lego en la materia, daba por descontado el CG, aunque dudaba -y sigo dudando- de la capacidad del hombre de causarlo en una proporción significativa. Ya se sabe, el clima cambia con o sin él. Ahora veo que además existe mucho alarmismo injustificado y pseudocientífico, pero en definitiva, y como no podía argumentar en ese sentido, hace tiempo que intenté hacerlo filosóficamente. Es decir, admitiendo un CG antropogénico y significativo que tiene y tendrá consecuencias.

    Las preguntas caen por su peso.

    1.- ¿Es malo para la especie el CG? (La pregunta es profunda, porque siendo malo para otras especies podría ser bueno o malo para la nuestra. Es decir, argumento desde el antropocentrismo porque no tengo ninguna duda de que sin saberlo, todas las especies que han cambiado el medio ambiente, que han sido muchas, lo han hecho desde ese punto de vista particular. Lo demás sería “buenismo animal”, inconcebible en seres irracionales.)

    2.- ¿Cuál sería la proporción adecuada?, porque según Paracelso, todo es veneno en la dosis adecuada. (Determinaría el número y calidad de vida de los seres humanos que podrían existir.)

    3.- La tecnología que ha permitido este CG, ha permitido también que en poco más de un siglo la población mundial pase de 1000 a 7000 millones de seres. Está claro que no hay nada más ecológico que la pobreza. ¿Hemos de morir, entonces 6 de cada siete para parar el CG y el que queda someterse al nivel de vida del siglo XIX?

    4.- La vida es energía, pero la energía es, en parte, contaminación. Volvemos a la pregunta anterior. (Progreso= contaminación, pero los ecologistas se autodenominan “progresistas”.)

    Y podría seguir, pero ya hay de sobra. ¿Qué pretenden los ecologistas? (Además de que los que no adoptamos sus extremos ya no podamos llamarnos así.)
    Yo por mi parte, apuesto (no tengo más argumentos), por la confianza en la capacidad racional del ser humano de superarse, que es lo que viene venciendo a Malthus desde hace casi tres siglos. Volver atrás es, aparte de mortífero, muy poco estimulante.

Los comentarios están cerrados.