El Mundo detiene el calentamiento global, y lo esconde en las profundidades del Atlántico.

Shares

El periodismo de trinchera tiene estas cosas. Que se puede pasar todos estos años contándote lo mucho que aumenta el calentamiento global, incluso se acelera, para pasar a explicarte después, y sin solución de continuidad, que el calentamiento global se detuvo hace 14 años.

Por ejemplo, hace un mes, el calentamiento global no se había detenido en el año 2.000:

el-mundo-no-detiene-el-calentamiento-global

Hace un año, el calentamiento global tampoco se había detenido en el año 2.000:

el-mundo-no-detiene-el-calentamiento-global-2

Pero hoy (ayer) nos informan que el calentamiento global se detuvo en el año 2.000. Copio. Literal.

Pero desde el año 2000, el calor acumulado en la superficie terrestre parece haber desaparecido y las temperaturas medias globales han permanecido prácticamente inmutables durante los primeros años del presente siglo.

el-mundo-detiene-calentamiento-global

Queridos amigos periodistas. Es incompatible que “las temperaturas (de superficie) de 2013 confirmen de nuevo el calentamiento global”, y que “desde el año 2.000 el calentamiento en la superficie parece haber desaparecido”. Confirmado y desaparecido son estrictamente incompatibles.

Para evitar futuras confusiones y sinsabores a vuestros lectores, recomiendo la utilidad de internet, y la capacidad que proporciona para acudir directamente a las fuentes que miden la temperatura de la criatura. Lo actualizan todos los meses, normalmente durante la primera semana de cada mes.

Y se ve así de fácil.

1) http://www.drroyspencer.com/latest-global-temperatures/

uah-julio-14

2) http://images.remss.com/msu/msu_time_series.html

rss-julio-14

En esta deberíais quitar mentalmente esa raya de “tendencia lineal”. Es uno de los trucos que tienen para engañarles. El clima no es lineal.

O más fácil. Como dan los datos, es fácil representarlos en una hoja de cálculo propia, y repetir por ejemplo lo que hace el dr. Roy Spencer en el primer gráfico. Queda así:

rss-julio-14-pm

Con este procedimiento tan sencillo os hubiérais ahorrado el bochorno de decir, casi simultáneamente, que el calentamiento de superficie continúa, pero que se ha parado.

¿De dónde viene vuestro error? Pues de que todo el mundo sabía que había un parón en el calentamiento global, pero no lo decían. Tampoco hacía mucha falta; basta mirar los datos. Al principio decían que era poco tiempo para asegurar nada. En 2007 llevaba diez años. Pero ahora, superados los 15, les da un poco de corte decir eso. Y de ahí que os hayan sorprendido con una “explicación” para la falta de calentamiento que no os habían dicho que estaba ocurriendo. Pero que, insisto, está en los datos, a un clic de distancia.

¿Es convincente la explicación que dan a toro pasado? Es de confianza que a Judith Curry se la lo parezca:

Pero conviene leerlo, porque una cosa es que la explicación pueda tener buena pinta, y coincidir con la tesis tan denostada de la “stadium wave” de Curry, y otra cosa es que hayan explicado las consecuencias con claridad. La teoría ortodoxa, alarmista, explica las observaciones así:

Las emisiones de CO2 se empezaron a disparar (acelerar) alarmantemente desde hacia 1950. Pero la temperatura no empezó a subir hasta 1975 porque el efecto del CO2 (calentamiento) lo freno el efecto de la contaminación industrial del aire (enfriamiento). Las leyes contra a contaminación disminuyeron lo que esta contrarrestaba al CO2, que empezó a dominar, y empezó el “calentamiento global”. Como vamos a seguir limpando el aire (hace falta para la salud), el calentamiento solo puede aumentar, mientras aumente el CO2.

Este trabajo nuevo dice que ese retraso del calentamiento global (hasta 1975) no fue debido a la contaminación, sino a un ciclo oceánico natural. Y que la mitad del calentamiento posterior se debío a la fase contraria del mismo ciclo natural. La conclusión inevitable es que el efecto del calentamiento del CO2 es mucho menor de lo que creen los alarmistas, de ser cierto lo que dice este estudio. Algo así como la mitad.

Shares

10 Respuestas a “El Mundo detiene el calentamiento global, y lo esconde en las profundidades del Atlántico.”

  1. Venga, Hudson, no te enfades.

    Quieres certezas absolutas para considerar un cambio climático, y sin certezas absolutas das por hecho que no existe cambio climático.

    Las probabilidades te dan una respuesta adecuada mientras no encuentres más datos, y muchas veces es todo lo que tendrás por mucho que te esfuerces en buscar datos. Despreciarlas porque no te dan certeza absoluta es desconocer cómo funciona nuestra sociedad actual por ejemplo.

    ¿Y quién ha hablado de “certezas absolutas”? ¿Que opinas, por ejemplo, de evidencias suficientes como para pensar que un problema imaginario, y especulativo, tiene visos de realidad como para tomar medidas dolorosas “por si acaso”?

    ¿Y qué probabilidades me dan una respuesta adecuada? Tú puedes sacar las probablilidades de que un fumador de largo plazo muera antes que la media de la población. Tienes estadística. ¿Cuáles son exactamente las probabilidades de que la brillante idea de unos tíos sobre un sistema muy complejo, y básicamente desconocido, resulte cierta? Ni idea. No hay universo sobre el que medir. La probabilidad bien puede ser cero, por motivos que ignoras. También puede ser uno, y por la misma causa. Pero que “pueda ser” no quiere decir nada. A un nivel de desconocimiento suficiente, los “puede ser” son literalmente infinitos.

    Ahí hay una trampa de lenguaje. Decimos “puede ser” cuando no sabemos si puede ser. Queremos decir que como no sé nada, ningún resultado me sorprende. Todo “puede ser” (desde mi punto de ignorancia). Pero el sistema es el sistema, y puede lo que puede — que tú no sabes. Hay que corregir tu frase:

    La ignorancia te da una respuesta adecuada mientras no encuentres más datos, y muchas veces es todo lo que tendrás por mucho que te esfuerces en buscar datos. Despreciarlas porque no te dan una evidencia razonable es desconocer cómo funciona nuestra sociedad actual por ejemplo.

    Y la segunda parte sería cierta. Hasta cierto punto. Proponer que nuestra sociedad no actúe desde la ignorancia y la ideología, no es estrictamente ignorar cómo funciona. Es saberlo, y querer cambiarlo. Y la idea de una “respuesta adecuada” desde la ignorancia, ¿qué te parece si la pensamos de nuevo? Igual hace un poco raro, ahora que la hemos analizado, ¿no?

    Pero reconozco que lo de “funcionamiento de nuestra sociedad” como argumento de conocer la realidad física me ha llegado al alma. Porque estamos hablando, exactamente, de eso.

    ¿Este planteamiento te motiva, o es demasiado “agresivo”, y mejor no contrastamos los argumentos, probabilidades, indicios, y esas incómodas cosas?

  2. Hola, Hudson. Gracias por comentar. Se me ocurre alguna perspectiva.

    No están contando que el planeta haya dejado de calentarse, están contando que ese calor que sigue acumulando y que esperaban calentase el aire ambiente, está calentando alguna otra cosa, que forma parte de los sistemas de regulación del planeta, desconocidos en parte o en todo por la comunidad científica.

    ¿El calor se sigue acumulando? ¿Y de dónde sale esa idea? De tres sitios:

    1) La teoría alarmista, con todas sus realimentaciones especulativas.

    2) El “balance radiativo” en el techo (radiativo) de la atmósfera. No es una medición imprecisa, es directamente de risa.

    3) El “calor del océano”. Medido por un puñado de barcos con termómetros y cables desde ecomo 1950. Para todo el océano global. Y mucho “reanálisis” con los modelos que no funcionan. Esa medición no es ya de risa, es sencillamente inexistente.

    Muchos climatólogos muy serios (Spencer, Lindzen) dicen que ese calor “perdido” (que no se mide), no está en ninguna parte del sistema. Sólo está volando por el espacio, después de rebotar en las nubes..

    Vale, pongamos que estos del Atlántico han medido algo que una persona normal se puede tomar en serio. ¿Cuánto calor es? Porque si es poco calor es poco problema. En calor, expresado en zetajulios te puede parecer la pera. Expresado en temperatura, lo que han medido (medición de coña) es 0,1ºC grados en 50 años, en los 2.000 metros superiores.

    http://plazamoyua.com/2014/07/23/mazazo-a-la-teoria-de-que-el-mar-se-comio-mi-calentamiento-global/

    Y con eso llegamos a tu teoría del gin@tonic. El hielo tiene una característica. No deja pasar el infrarrojo. Es aislante a ese respecto. Como el gin@tonic está (mucho) más frío que el aire del bar, quiere decir que el hielo impide que el gin&tonic pierda calor hacia el aire. Si es el polo norte, donde el mar está (mucho) más caliente que el aire, eso quiere decir que el hielo impide que el mar caliente el aire. Y que con ello pierda calor.

    No voy a enrollarme mucho más, pero el mecanismo gin@tonic y su hielo no tiene nada que ver con el del mar y su hielo.

    Pero mientras hubo hielo, la temperatura del cubata era constante. Aumentaba el calor sin aumentar la temperatura.

    No es así. Salvo que estuvieras cambiando el calor específico del líquido por meterle agua (no lo sé de memoria), no hay forma de que lo calientes sin aumentar su temperatura. Lo que ocurre es que el hielo está usando (quitando) calor del gin@tonic, precisamente para fundirse.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Entalp%C3%ADa_de_fusi%C3%B3n

    Es el hielo que que absorve calor sin apenas cambiar de temperatura, no el gin&tonic. El gin&tonic no puede hacer eso sin cambiar de fase.

    Para acabar. Olvidas la sal de mar. La clave en esta historia. El gin&tonic no tiene.

    1. No te pierdas con el ejemplo tonto del cubata, recuerda que el calor es energía, y el cubata aumenta su calor/energía sin aumentar su temperatura gracias al cambio de fase del hielo.

      El hielo no impide que el aire ceda calor al cubata, porque este calor llega por el vaso por ejemplo. La energía del aire pasa al vaso, de ahí al líquido del cubata y finalmente acaba en el hielo, porque es el elemento a menor temperatura.

      Pero repito, no nos perdamos en un ejemplo tonto para entender la idea general: hay indicios de que ha aparecido un mecanismo de amortiguación en la Tierra que ha detenido el calentamiento atmosférico. Suponiendo que es cierto que el planeta está almacenando energía, cosa que no se sabe a ciencia cierta, pero es lo suficientemente probable para afirmarlo.

      ¿Te parecen ridículas las formas de medir estos incrementos de calor? Te contaré otra forma ridícula de medir algo: un pozo, un palo y dos esclavos midiendo con una cuerda 800km de separación entre el pozo y el palo.

      Hace más de dos milenios este método permitió a Eratóstenes medir el tamaño de la Tierra con un error inferior al uno por mil. Y hasta la Era de los Descubrimientos, después de circunnavegar el orbe varias veces no se volvió a lograr medida ni parecida.

      No fué suerte ni casualidad, fué el uso de la geometría y la matemática lo que le dió un resultado suficientemente acertado.

      Despreciar los métodos de medición científicos en base a que te parecen ridículos es estar a dos pasos de montar la nueva inquisición para la nueva religión anticambioclimática que aparentas perseguir en tu empecinamiento en usar unos datos y hechos en reafirmar tu opinión y convencimiento.

      Porque cuando usas el método científico y los medios disponibles para lograr datos e información y aceptas conclusiones que pueden estar en contra de lo que buscabas, estás haciendo ciencia. Cuando buscas datos e información para que cuadre con lo que buscabas, estás haciendo religión.

      Y sí, hay gente que hace del cambio climático una religión, y es censurable. Más aún el uso maniqueo de la clase política de este tema. Igualmente censurable el que hace del anti cambio climático una contra-religión, y por tanto otra religión.

      Aquí el tema es, lo repito una vez más, que no hay certeza sobre nada. Ni a favor ni en contra. Lo que hay es suficientes indicios y probabilidades a favor de ese cambio climático, lo que no lo hace cierto. Pero la falta de certeza tampoco lo hace falso.

      Estás empeñado en demostrar que es falso sin medios ni conocimiento, y es un error. Medítalo tranquilamente y lo verás.

      Lo que hay que reclamar es alejarse de posiciones monolíticas en torno a este tema, informar a la gente con lo que hay, por mucho que no lo entiendan o no lo acepten, y censurar todo ataque irracional a cualquiera que aporte teorías o modelos contrarios a la corriente mayoritaria. Que es lo que se supone que pretendeis, pero se ven otras cosas con salidas como esta que suscribes.

      No hay nada más triste que acabar convertido en lo que criticas.

      Saludos

      1. ¿Pero menuda película me estás contando, ¿no Hudson? ¿Quieres decir que porque una medición antigua (y espectacular) daba un buen resultado, todas las mediciones son precisas y con poco margen de error? Y a eso, como le llamas “método de medición científico”, ¿ya no hay más que hablar?

        O sea, macho, solo piensa un poco. El problema de Eratóstenes era medir con alguna precisión (por ejemplo 5-10%) un ángulo de 31º, y una distancia de 1.800 km. El problema de calor del mar es medir la temperatura de 370 millones de km^2 y 1.500 millones de kilómetros cúbicos de agua, con estratificación variable y corrientes, con un puñado de barcos y cables solo hasta la mitad de la profundidad media. ¿Y como el primero es factible, el segundo debería serlo también? ¿Estás de broma?

        Aquí el tema es, lo repito una vez más, que no hay certeza sobre nada. Ni a favor ni en contra. Lo que hay es suficientes indicios y probabilidades a favor de ese cambio climático, lo que no lo hace cierto. Pero la falta de certeza tampoco lo hace falso.

        Pues lo puedes reptir cuantas veces quieras, pero la repetición no fabrica verdades. Los indicios los podemos mirar. Y las “probabilidades” las puedes dejar arrinconadas en un cajón mientras, sepas tan poco del sistema en cuestión. Si Eratóstenes hubiera hablado de las “posibilidades” de que el universo fuera infinito, ¿le harías mucho caso?

        Vale, dime tus “indicios”.

      2. Y te repito. La variación del calor del mar está calculado (solo hasta 2.000 metros) a base de encontrar una diferencia en su “temperatura media” (con un puñado de barcos) de 0,1ºC en 50 años. Tú mismo. Le puedes llamar “medición científica”, porque lo es. ¿Le puedes llamar también “medición precisa? ¿Cómo, rezando a la Virgen?

      3. Entiendes lo que quieres entender. He puesto un ejemplo de medición que se podría tachar de ridícula en apariencia pero no lo era. NO para decir que cualquier medida es precisa, si no para decir que para desechar una medida has de basarte en algo más que “parece ridícula”

        Escríbele al NOAA y cuéntales lo ridículo de sus medidas y porqué, que seguro te contestan. Va en serio.

        Quieres certezas absolutas para considerar un cambio climático, y sin certezas absolutas das por hecho que no existe cambio climático.

        Las probabilidades te dan una respuesta adecuada mientras no encuentres más datos, y muchas veces es todo lo que tendrás por mucho que te esfuerces en buscar datos. Despreciarlas porque no te dan certeza absoluta es desconocer cómo funciona nuestra sociedad actual por ejemplo.

        De todos modos, si vas a seguir con ese tono violento, dándote la razón, resuelto.

        Saludos

      4. Hudson, lo que estás haciendo es poner un tono como muy serio y guay, para colar unas cosas que no se sostienen.

        He puesto un ejemplo de medición que se podría tachar de ridícula en apariencia pero no lo era.

        ¿Y por qué se podría tachar de ridícula? ¿En qué apariencia? Los griegos eran unos topólogos y unos constructores de narices. Además, sabían trigonometría. ¿Dónde está la “apariencia” de que esa medición sea ridícula? ¿Medir 31º? ¿Medir 1.800 km lineales norte – sur? Eso no era un problema ridículo para los griegos. El único quid del asunto es que Eratóstenes se dió cuenta del significado de que en lo que hoy es Asuán, el día del soslticio de verano, a mediodía, no había sombras. Una columna larga (o un pozo profundo) no daba sombra. ¡Había descubierto el ecuador! Ya solo tenía que medir la distancia a ese sitio, y ver la longitud de una sombra, en el mismo momento, el Alejandría. No es un problema de medición; es un problema de conocimientos de geometría. Y les sobraban. ¿Dónde estála apariencia de ridículo?

        Escríbele al NOAA y cuéntales lo ridículo de sus medidas y porqué, que seguro te contestan. Va en serio.

        No he dicho rídícula, he dicho inexistente. Y lo es; no miden por debajo de 2.000 metros (la mitad de la profundidad media), y apenas por debajo de 700. Y hay muchos autores que a las mediciones de antes de las boyas ARGO (2003) no le hacen ni caso. Y no tienes que preguntarle al NOAA. Te basta con averiguar el procedimiento empleado, y pensar por ti mismo.

        Y si nos creemos esa medición, son 0,1ºC en 50 años; 0,02ºC por década; 0,2ºC en un siglo. ¿Te asusta mucho? ¿Tienes algún motivo especial para pensar la tierra varía naturalmente menos que eso?

        O sea, si quieres que hablemos en serio, hablamos en serio. Pero entonces, no decimos ¡¡¡calentamiento!!!, sin decir cuánto calentamiento, ni examinar qué motivos hay para pensar que no sea normal (natural). Eso no es hablar en serio. Y poner un tono como de maestro dando lecciones, para no hablar en serio, no me parece plan. Vamos, que creo que se le puede contestar con un poco de coña a eso.

        Las probabilidades te dan una respuesta adecuada mientras no encuentres más datos, y muchas veces es todo lo que tendrás por mucho que te esfuerces en buscar datos. Despreciarlas porque no te dan certeza absoluta es desconocer cómo funciona nuestra sociedad actual por ejemplo.

        Las probabilidades, si no estás midiendo algo cuyo funcionamiento y casuística conoces, solo son un brindis al sol. ¿Me dices la cuantificación de tus “probabilidades”, y de la fórmula y medición de la que salen?

        Pero es muy posible que nuestra sociedad actual funcione mal. ¿Quién te asegura lo contrario? “Es todo lo que hay”, sin más datos, de ningún modo me asegura que “eso que hay” sea conocimiento suficiente para tomar decisiones.

        Pero la maravilla es que tenemos un sistema para juzgar el conocimiento. Por lo menos desde los griegos. Comprobar las predicciones de ese conocimiento.

        Insisto. ¿Quieres que miremos esos “indicios” que dices que hay? Por mi, encantado. Eso es útil. y no el “hand waving” que te traes.

  3. Estás tomándote un cubata (o un refresco si eres abstemio) con hielo en una terraza en verano. Con calma. Está fresquito. Dejas pasar el tiempo y el hielo desaparece. A los cinco minutos pruebas tu cubata (o refresco) y es sopa caliente.

    ¿Qué ha pasado? El cubata ha estado absorbiendo calor del ambiente todo el tiempo, a un ritmo parecido, pero mientras existía hielo se mantenía fresco, ya que el hielo actuaba como sumidero térmico y se llevaba el exceso de calor del cubata. Una vez fundido todo el hielo, pasa a ser nuestra bebida alcohólica o refrescante la que absorbe el calor y aumenta su temperatura, dejando de ser agradable beberla. Pero mientras hubo hielo, la temperatura del cubata era constante. Aumentaba el calor sin aumentar la temperatura.*

    La teoría del cubata la llamaba yo hace veinte años. En mi audacia propia de la juventud asimilaba el modelo térmico del cubata al modelo térmico del planeta, siendo los mares la bebida refrescante y los hielos los idem de los polos. Que Dios nos guarde si se funden los hielos flotantes de los polos, porque los océanos empezarían a subir de temperatura. Y mares calientes suponen menos vida marina (eh, hola, solubilidad del oxígeno en función de la temperatura) y llegados a cierto punto huracanes everywhere…

    Evidentemente era fruto tal teoría de la audacia e ignorancia de la juventud, pero se asemeja a lo que están contando en ese enlace que pones de la srta. Curry.

    No están contando que el planeta haya dejado de calentarse, están contando que ese calor que sigue acumulando y que esperaban calentase el aire ambiente, está calentando alguna otra cosa, que forma parte de los sistemas de regulación del planeta, desconocidos en parte o en todo por la comunidad científica. Esa otra cosa son al final los hielos de los polos, que reciben el calor a través de las corrientes profundas del oceáno. También es razonable que sea el Atlántico y no el Pacífico el que tenga tanta influencia al tener un mejor acceso al hielo flotante del Ártico.

    Que es la tónica general en este tema: no se sabe cómo funciona este planeta, no se conocen cuántos sistemas de regulación tiene y cómo funcionan, no se tienen todos los datos, ni una idea aproximada. Se van proponiendo modelos con lo poco que se sabe y se espera, cuando se ve que no van como se esperaba, se buscan más parámetros y se reformulan los modelos o se crean nuevos. Algún día quizás encuentren algo coherente, o quizás nunca puedan.

    Así que igual que es irracional y peligroso usar cualquier dato aparentemente favorable a la teoría del calentamiento global para gritar a los cuatro vientos “veis, os avisamos, arrepentíos, el final está cerca”, es usar cualquier dato aparentemente contrario a la teoría para gritar a los cuatro vientos “veis, no pasa nada, en cien años como hoy”

    Es un tema complicadísimo, y en cualquier caso, que un sistema esté almacenando energía no suele acabar bien, sobre todo para los seres que viven en ese sistema y de ese sistema.

    Saludos

    *Doy por sentado que se entiende la diferencia entre calor y temperatura.

Los comentarios están cerrados.