El mensaje alarmista escatológico del IPCC desmontado en pocas líneas y una gráfica

El mensaje alarmista escatológico del IPCC desmontado en pocas líneas y una gráfica
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sequías, inundaciones, incendios, hambre, guerras. ¡El apocalipsis! Nuevamente los autores de los informes del IPCC, el ya famoso organismo de la ONU para asuntos del clima, nos amenazan con las terribles consecuencias del Cambio Climático y nos amonestan severamente, advirtiéndonos de que, si no cambiamos nuestra forma de vida y la adaptamos a lo que ellos creen que es mejor, moriremos todos y todas. Y sus correveidiles ya se han dado prisa, han salido a la palestra a llamarnos tontos si no les hacemos caso haciendo, una vez más, alarde de su inquebrantable fe y servilismo hacia “la causa”, sea esta la que sea.

El caso es que no resulta nada complicado mostrar la rotunda futilidad de casi todo lo que de alarmista tiene el citado informe. Nos lo explica brevísimamente Jo Nova en su blog:

Todas las predicciones del informe IPCC, Grupo de Trabajo II, se basan completamente en los trabajos del Grupo de Trabajo I. Todos los informes y conclusiones del Grupo de Trabajo I se basan completamente en sus modelos climáticos.

Los modelos que no sirven para predecir o “modelar” ni lluvias, ni sequías, ni inundaciones, ni desertizaciones:

Taylor et al, 2012: Afternoon rain more likely over drier soils. Nature. doi:10.1038/nature11377. Received 19 March 2012 Accepted 29 June 2012 Published online 12 September 2012

Los modelos que no sirven para “modelar” el efecto de las nubes en el clima, pues no lo tienen  apenas en cuenta:
Mark A. Miller, Virendra P. Ghate, and Robert K. Zahn The Radiation Budget of the West African Sahel and its Controls: A Perspective from Observations and Global Climate Models Department of Environmental Sciences, Rutgers University, NJ USA

Los modelos que han fallado rotundamente en el pronóstico de la evolución de temperatura global, pues no resisten la más mínima comparación con la realidad, por mucho que ellos retuerzan sus conclusiones:

Los Modelos y las mediciones
Comparación entre las predicciones de temperaturas de los modelos IPCC y las mediciones reales. Graph: John Christy. Data: KMNI.

Y ahora le pregunto a usted, querido lector: si sabemos que los modelos en que se basa la “ciencia del IPCC” NO funcionan, ¿cuál es el grado de credibilidad de las afirmaciones catastróficas con que, una vez más, pretenden mantenernos atenazados por el miedo, para así mejor poder seguir robándonos nuestro dinero y nuestra libertad?

¿Se trata de una intuición? ¿Una revelación sagrada o mágica? ¿Pondría usted su futuro en manos del primer chamán que pasa por su vera y le dice que se casará pronto, será feliz y tendrá muchos hijos? ¿Preferiría un chamán que le dijese que nunca se casará, padecerá enfermedades terribles y morirá de sed?

Efectivamente: somos tontos.

PS: no dejen de leer a Plazaeme en su casa: ¿De verdad que aumentan los extremos climáticos, por culpa del hombre pecador?


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

12 comentarios en «El mensaje alarmista escatológico del IPCC desmontado en pocas líneas y una gráfica»

  1. Hace ya varios años (unos 15 mas o menos), que yo me crei lo del calentamiento global antropogenico; pero si bien aparentemente existe o existio un calentamiento real ( actualmente hace ya varios años estabilizado o en retroceso tal vez ), ya no soy creyente de que el culpable es el ser humano, sino que es debido a fenomenos naturales, aparentemente relacionados a la actividad solar. Como quimico industrial me he metido de lleno en todo el metier de los combustibles y la energia alternativa, cosa que si me parece muy bueno, y no tiene nada que ver con el calentamiento global, sino mas bien con que es urgente hallar fuentes de energia que suplanten al petroleo, el gas y el carbon, por dos motivos fundamentales: 1ºQue son finitos, y 2ºQue esta definitivamente que son contaminantes y dejan muchos residuos toxicos, y dado que es impensable un mundo sin energia, debemos obtenerla de la unica fuente natural por ahora ilimitada, que es el sol mediante el cual se genera la fotosintesis la cual permite producir toda la energia que necesitamos.

  2. Y sin embargo se le puede sacar más partido a lo que dice el fenómeno este. De hecho es una idea muy extendida, y un error muy común. Resuelto hace 2.500 años (al menos), pero que nos empeñamos en olvidar una y otra vez.

    Probemos. Imaginemos que es cierto, y yo tengo unos intereses X, malos, muy malos. Y los alarmistas tienen unos intereses Y, también muy malos. ¿Qué ocurre en ese caso? Pues que yo voy a buscar y resaltar los datos / argumentos que le van bien a mis intereses, y los alarmistas van a hacer exactamente lo mismo, pero en sentido contrario. ¿Y cuál sería el resultado? Pues que entre intereses contrarios vamos a poner -en conjunto- encima de la mesa *todos* los datos y argumentos necesarios para digerir el caso.

    Lo único que necesitas es un debate público con atención a todos los “intereses”, ejem, puntos de vista. Que es exactamente lo que piden los críticos del IPCC.

    Y así, vemos que el amigo SYSCRUSHER está de acuerdo con los críticos del IPCC, sin saberlo.

    Y podemos darle una vuelta más a la tuerca. Pasando de las opiniones a la ciencia. Nullius in verba.

    -¡Estos científicos tienen intereses!- diría SYSCRUSHER.

    No hay problema, amigo. Los “intereses” pueden cambiar las preguntas, pero nunca los resultados – si la ciencia es limpia. Así que lo único que necesitas es que hagan ciencia todos los intereses, para asegurar que se están haciendo todas las preguntas.

    ¡Hala!, ya hemos aprendido una cosa más. La sabemos hace 25 siglos, al menos, pero hay que volverla a aprender todos los días.

  3. Hola, SYSCRUSHER. No te entiendo muy bien.

    – ¿Quién somos “vosotros” (vosotros también lo hacéis)?
    – ¿Cuáles crees que son “mis intereses”?
    – ¿Por qué sabes que no me interesa averiguar lo que pasa?

    No sé, me da que estás haciendo unas cuantas asunciones bastante gratuitas.

    Slds.

  4. Aquí todo el mundo, sin excepción, se mueve según sus interesses. El IPCC lo hace y vosotros también lo hacéis. Es muy difícil encontrar a personas que estudien el tema sin estar movidas por intereses distintos al de averiguar realmente qué está pasando. Es muy triste, pero supongo que los humanos somos “asín”.

      1. Si, ja, ja, eso de acusar de presuntos intereses es muy típico del que no tiene nada mejor que decir.

        Me recuerda una historia que me contó un amigo gace años:

        Estaba viendo un partido de fútbol de su hijo de la categoría de alevines (unos 10 añitos). Ante una falta que uno de los padres del equipo rival consideraba injusta, saltó dicho padre, a voz en grito, dirigiéndose al árbitro: “¡Lo que pasa es que aquí hay muchos intereses!”.

        De traca…

  5. http://wattsupwiththat.com/2014/03/22/bigger-things-to-worry-about-than-global-warming-scientists-say-a-destructive-solar-blast-narrowly-missed-earth-in-2012/

    Este enlace, al blog de Anthony Watts, explica que el sol y sus explosiones constituyen un riesgo mucho más serio para nuestra civilización, dominada por la electrónica que el supuesto calentamiento global de origen antropogénico.
    Y tiene un video precioso, muy cortito pero alargable.
    Y encima no nos echa sermones por nuestros pecados. Ni nos hace estallar en mil pedazos, por malos, como a los niños de los vídeos que trajo From The Wilderness… ( aunque ahora los hayan desaparecido )

  6. Hace tiempo que llegué a esta conclusión: los ideólogos del calentamiento global se dieron cuenta hace tiempo que, vaticinar que el clima va a subir en no se cuantos años un par de grados, no conseguía meter, por sí solo, el suficiente miedo entre la mayoría de la población, por la sencilla razón de que esa afirmación no es una noticia con el suficiente gancho para que se pueda meter a diario en los telediarios, entre otras poderosas razones, porque carece de una imagen impactante.
    No hace falta ser muy listo, para saber que uno de los tipos de imágenes que mejor “venden” noticias, son las de catástrofes naturales:
    Es por ello que los popes (Gore&cía) que manejan el entramado propagandístico del calentamiento han cambiado el discurso: el mensaje se ha centrado en que, en el futuro y debido al calentamiento, sufriremos muchos más desastres naturales, por supuesto convenientemente ilustrados con las imágenes tan genuinamente “telediarias” de huracanes, inundaciones, tornados, sequías, tormentas polares, etc, etc, porque ¿quien no se queda mirando, como hipnotizado, la tele cuando aparecen las imágenes de esos desastres naturales, que hacen que nos demos cuenta de lo “indefensos que estamos ante la “furia” de la naturaleza”?.
    En resumidas cuentas: el discurso de si las temperaturas subiran 2 o 4 grados en 50 o 100 años solo interesa a los científicos, que son frikis por naturaleza, mientras que hasta el mas ignorante de los televidentes (porque ese es el público objetivo de los popes del calentamiento) flipa en colores ante las imágenes del huracán de turno, que por descontado es consecuencia del maligno calentamiento global.

  7. ¿Una revelación sagrada o mágica?

    Para mi también comparte tintes con la revelación ideológica. Y ambas, junto a la calentología, se basan en tres elementos clave.

    – El argumento de ignorancia: Si no se nos ocurre otra explicación, “debe” de ser esta explicación.

    – El desprecio de la medida, creando absolutos. El diablo (el tabaco, la izquierda, la derecha, el calentamiento) es malo absolutamente, con total independencia de la dosis.

    – Un axioma sacado de la gorra.. El calentamiento (el pecado, la pobreza) es debido -fundamentalmente- al hombre pecador.

    No sé si somos tontos, pero desde luego somos asín. 😉

Los comentarios están cerrados.