Venga, Sánchez Gordillo, échanos a todos

Venga, Sánchez Gordillo, échanos a todos
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde de Marinaleda por Izquierda Unida, Juan Manuel Sánchez Gordillo, está de enhorabuena. Con sus dos homenajes a Curro Jiménez, contra dos supermercados y sus honrados trabajadores (desde aquí nuestra más sincero apoyo y solidaridad con las víctimas), ha conseguido una repercusión notable en los medios. Así, estos dos robos cometidos bajo el pretexto de dársela a los pobres y de paso denunciar la pobreza (luego los pobres no vieron ni un restillo de dicha comida) o a saber qué, pretenden convertirse en el inicio de una revolución social. Unos jóvenes descerebrados con ganas de farra, dignos descendientes de los parias de la tierra, se han puesto a la vanguardia de esta movilización social llevándose los productos de primera necesidad (tales como jamones y alcohol) de otro supermercado.

Que una persona de semejante nivel intelectual, inmunidad parlamentaria mediante, pueda lograr que unos jóvenes asalten supermercados sin que directamente lo ordene, no debería sorprender a nadie. Se llevan sentando las bases para esto durante toda la época democrática. Sin despreciar la parte de responsabilidad que tienen las familias de los críos, que las tiene y muchas, son los políticos andaluces quienes han sentado las bases jurídicas y económicas para que esto ocurra. Y esto lo han hecho haciendo que la poca economía existente dependa de sus prebendas. Si hay cualquier problema con un “sector”, lo primero que hace ese sector es cortar una carretera o el centro de la ciudad las veces necesarias hasta que la Junta de Andalucía les hace caso. Y educamos a nuestros hijos con esto. Que esos jóvenes se llevaran lo más lujoso, caro u ocioso es lo de menos.

¿Y ahora, qué? La situación económica y social, aunque socialmente durísima, no está para asaltar supermercados. No hay hambre, y los comedores sociales funcionan bien. No hay escasez. Éste es un grandísimo éxito del capitalismo que a nadie le importa, y lo ha conseguido en una situación jurídica y económica muy adversa. Lo grave sería que no existiera comida en los supermercados.

Sánchez Gordillo, amparado en su inmunidad parlamentaria, se cachondea del Ministro del Interior y promete que seguirá asaltando supermercados. Además, ha sembrado la semilla del desprecio a la propiedad privada, su auténtico objetivo.

A mí ahora mismo no me preocupa lo que haga ese delincuente común con patente de corso. Me preocupa cómo lo interpreten los jóvenes andaluces. Porque de aquí la gente, y especialmente los jóvenes, se está yendo a patadas. Y los asaltos de Sánchez Gordillo, aunque sean sólo una gota, es una gota más en el mar de desesperanza que vive esta generación. Cuando esa generación se largue y no vuelva salvo para la Feria del pueblo, ver a la familia ir a la playa, y sin una clase media mínimamente sensata que le ridiculice convenientemente, Sánchez Gordillo estará a sus anchas para hacer lo que quiera y reclamar todas las subvenciones posibles. Con un poco de suerte, Andalucía será la Marinaleda de España.

Lo dice un joven andaluz que no piensa volver.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

17 comentarios en «Venga, Sánchez Gordillo, échanos a todos»

  1. Puntualicemos sobre el “camarada” Gordillo:
     
    1.- Dice que mas golfería es lo de los eres de Andalucía que lo suyo, CIERTO. Pero entonces ¿Porque esta ayudando con su coalición a que los autores de la golfería de los ERES sigan gobernado?, si tan vergonzoso es, apártese de ellos.
     
    2.- Ayudar a los necesitados no es robar en un supermercado de Mercadona, ayudar a los necesitados es lo que hicieron los empleados de un supermercado de Mercadona en Oviedo, que el día que cobraron la paga de beneficios en el mes de diciembre pasado, pusieron cada uno 50 euros, hicieron una compra y la llevaron personalmente al comedor social de Oviedo.
    Por cierto los responsables de dicho comedor les comentaron que el 80 por ciento de la gente que pasaba por allí a comer y cenar todos los días eran estudiantes, así se ahorran el dinero de papa y mama para gastárselo en juergas, ¿y a estos es a los que hay que seguir pagando entre todos 10 años de carrera con las becas?.
     
    3.-¿Si tan solidario es el tal Gordillo, porque no renuncia a alguna de las pagas que tiene y la entrega a comedores sociales? , dice que de lo que cobra 1.000 € son para izquierda unida, ¿sera por eso por lo que pasa olímpicamente de lo que le está diciendo el partido? ¿sera que está buscando que lo expulsen del partido, pasarse al grupo mixto y así no tener que entregar esos 1.000 € al partido y quedárselos para él? Huyyyyyyyyyyy nooooo perdón que son para dárselos a los necesitados.
     
    4.-  ¿Porque no nos explica el “camarada” Gordillo cuantos miembros de su familia trabajan en su Ayuntamiento, que labor desempeñan y que sueldo tienen?
     
    Y por último, este personaje de dibujos animados es eso, un personaje, sin cultura, sin preparación, ¿pero saben ustedes cual el el verdadero problema? 
    Que con la preparación de este hay un 80% de los políticos de este pais, desde presidentes a concejales del ultimo rincón de España. 
     
    En fin, como decian los antigüos  QUE DIOS NOS PILLE CONFESADOS

    1. Qué puedo decir, Pedro:

      1.- Amén.

      2.- Amén.

      3.- Ya dona a algunas organizaciones solidarias parte de su sueldo. A parte de la parte que da a IU.

      4.- Es un personaje, sin cultura ni preparación. El hecho de que vista una bufanda a 40 grados lo demuestra. Pero eso no tiene porqué ser malo. La pregunta es: ¿Es competente para ejercer sus funciones? Y a juzgar por la tasa de paro de su pueblo, parece que se ha propuesto lo cumplido. Otra cosa es que su idea sea demencial, viva de la caridad ajena, lleve a la miseria en cuanto se acabe el chiste y su mérito únicamente reside en lograr que las ayudas sociales se mantengan.

    2. Respecto de la familia de Gordillo, Centenator da algunos datos.

      El diputado andaluz de IU, Sánchez Gordillo, el jefe de la banda, que jamás le ha dado un palo al agua, que ha vivido como un rajá desde 1979 del esfuerzo y del hambre de los demás, cobra como alcalde 70.367 euros anuales -está en los Presupuestos 2012, para los progres que dicen que no cobra-. Su prima, a quien hizo secretaria, 36.259; su cuñado al que nombró jefe de prensa aunque es medio analfabeto, 38.388; su consejero jurídico, un comunista ruso que ni siquiera habla español, 50.024, y el jefe de la policía municipal, también pariente suyo, 68.000 euros. Ahora, como diputado de la Junta, cobra además 3.900 euros mensuales más todo tipo de prebendas, dirige el saqueo de un supermercado como ha saqueado a la Junta de Andalucía desde 1992. Este es el ejemplo a seguir de los progres “¡España entera como Marinaleda!”

  2. Estoy totalmente de acuerdo. Quiero ver cómo funciona ese pueblo sin subvenciones. A ver qué pasa. Cuánto duran.

  3. A mi lo que me sorprende es que ladrones de supermecados como son los que han perpetrado este delito, se le esté dando la cancha en los medios de comunicación que se les está dando. Lo que mucha gente (en especial el periodismo patrio) ignora es que los señores de Marinaleda tienen una cooperativa agroalimentaria. ¿Por qué no vender dichos productos y usar el dinero para comprar alimentos?. ¿Por qué no usar el propio dinero para comprar esos carritos como lleva haciendo cientos de ONG desde hace años que comenzó la crisis?.

    Porque no es portada la cantidad de comedores sociales y lo cientos de voluntarios que dan de comer diariamente a gente sin recursos, y  son unos <b>ladrónes</b> de supermercado,  los que están en portada. Y lo encima que vayan dando lecciones de moral y afirmando sin tapujos que van a volver a robar.

    Lo peor para mi es la casi inmensa mayoría de medios de comunicación que se han prestado a ser altavoz de esta banda de ladrones.

    1. Lo que puedo decir quizá sea un poco chorra, pero quizás en realidad lo que les molesta a los señores de Marinaleda es  que Mercadona venda los mismos, o mejores productos agroalimentarios mucho más baratos y de ahí elegir como objeto de su ataque populista precisamente Mercadona y Carrefour.

    2. ¿Alguien sabe por qué no hay mendigos ni indigentes en Marinaleda? Allí, seguro que todos pueden comer y tener trabajo. Y, sin subvenciones, ya ni te cuento.

      1. Todo el “Milagro” que venden  en Marinaleda , no es más que la cuota de riqueza que el Estado ha quitado a otros vía impuestos y que la Junta de Andalucía y la Diputación de Sevilla, generosamente reparten. 

    3. Las cooperativas de Marinaleda sólo sobreviven gracias a las subvenciones de la Junta de Andalucía (la mayoría de las cuales viene de Europa, por cierto), que se conceden abultadamente para mantener calladita a la panda de alborotadores.
       
      Me cuentan de primera mano que más de una vez se ha pedido a esas cooperativas que donen sus excedentes a bancos de alimentos (incluso en campañas en las que, por no dar la talla mínima rentable, se ha tirado toda la producción… al fin y al cabo da igual, porque eloos siguen viviendo del dinero de los demás), pero parece ser que eso de ser solidarios con los necesitados no va con ellos. Eso que lo haga el resto de agricultores, que seguro que son una panda de capitalistas que sólo trabajan para ganar dinero.

    1. Pues no, Willygradefes. Aquí hay un compañero cuyo análisis comparto y en ningún caso habla de comunistas. Los comunistas sólo tienen la culpa de llevar a la miseria a todos los países donde han gobernado (unos cuantos, deberías preguntarles a ver qué tal a quienes lo padecieron), de ser dictaduras sin Estado de Derecho o de aborregar a sus ciudadanos. Un saludo.

  4. Lo que no deja de alucinarme es su perfecto uso de la propaganda. Hay mucha gente convencida de que el nivel de vida en Marinaleda es la leche. Es decir, un pueblo que en la práctica es un señorío feudal, gobernados con métodos que harían palidecer de envidia a don Vito Corleone…

  5. No subestimes su inteligencia. Utiliza perfectamente  a otros para que hagan lo que el quiere, se escuda en su aforamiento, cobra dos sueldos, y dice que “A mi, como a Rajoy, no me gusta lo que hago, pero tengo que hacerlo”. Sigue de alcalde y de diputado andaluz, cuando sería imposible que sobreviviera en el sector privado.

    Es mucho más listo de lo que queremos creer. 

    1. No le he llamado idiota, SEF. Creo que se trata de echar a la gente haciendo que sea imposible vivir aquí. Es un señor que domina muy bien el marketing. Está dispuesto a salir a la calle a 40 grados con una bufanda. Sabe que esa prenda es la imagen de su producto, algo por lo que se le distingue.

  6. He de darte la razón, sobre todo en esa frase que escribes y que reproduzco aquí:
    “Me preocupa lo que interpreten los jóvenes andaluces”
    El resultado de esa interpretación la enlazas en el propio post.

    Verdaderamente lamentable.
    El propio Gordillo debería hacer algo.

    Pero rompiendo una lanza ¿a su favor?. A este paso, ¿qué opciones le van a quedar a mucha gente? Y no me refiero a los golfos que han robado jamón en Torreblanca.

    Las propias organizaciones de ayuda social empieza a alertar de que se ven con problemas.

    La cosa se está poniendo fea, sobre todo para algunos.

    Un saludo.
      

    1. Hola, Desconocido.

      Creo que lo de esos jóvenes ha sido más por pretender justificar su golfería en la golfería de Gordillo. Me juego lo que quieras a que ninguno de ellos hace una ingeniería.

      A este paso, la opción de la gente es largarse de Andalucía. No conozco a nadie con un futuro por delante que diga “voy a seguir buscando aquí”, no. Todos quieren irse.

      Respecto de las organizaciones sociales. Lo realmente grave sería que existiese un problema de escasez en la producción de alimentos, algo que todavía no hay (ni parece que vaya a haberla). Ese es el mérito del capitalismo: que no haya plagas ni hambre.

      Pero vamos, la cosa sigue estando muy fea.

      Saludos.

    2. Lo de este tipo es lo del bombero pirómano. Durante más de 30 años se han afanado en convertir Andalucía en lo que es, en educar a los jóvener en su ideología particular, en negarles cultura (el argumento es que “cultura” es la que ellos dicen; el resto es despreciable), en mutilar mentalidades y en hundir económica y socialmente una región, haciendo depender a una parte sustancial de la población del dinero que reparten ellos…
       
      Y ahora dicen que el sistema que nunca existió, no funciona porque genera pobreza. Y pretende aparecer como el mesías agro-pop, salvador del “pueblo” (término que significa “los míos”).
       
      Leí hace poco un acertado paralelismo, según el cual, Sánchez Gordillo no es el Robin Hood que pretende ser. Se parece más al sheriff de Nottingham: cobra impuestos, gobierna con mano dura, vive de los tributos ajenos… y de vez en cuando, junto a sus esbirros,  saquea a honrados ciudadanos. 
       
      Así nos va…

Los comentarios están cerrados.