No somos tan distintos de Argentina

Shares

Ahora que a perro flaco todo son pulgas y que los aprendices de bolivarianos trasnochados aprovechan para robar empresas españolas con legislación ad hoc, conviene pararse un momento y analizar las causas que han llevado a perpetrar tamaños dislates. Como fruto de decisiones políticas totalmente desafortunadas, países como Argentina se han puesto a sí mismos en una situación energética compleja y difícil de justificar ante una sociedad civil con capacidad crítica, cosa que por cierto allí parece haber desaparecido. Y aquí tampoco abunda, como veremos.

La excusa fundamental para el robo de YPF fue que Argentina había entrado en déficit energético y se había gastado más de 3.000 millones de dólares en importaciones de hidrocarburos durante el 2011. Esto es cierto pero, obviamente, lo que Kirchner y Kicillof no explican es por qué entraron en déficit y qué es lo que ha llevado a un país productor de petróleo y gas a tener que comprar en el exterior. La respuesta es sencilla: una política de subvenciones que mantenían a la población anestesiada y aislada de la realidad.

Siga leyendo el artículo completo en Libertad Digital.

Shares
Sígueme en

Latest posts by Manuel Fernández Ordoñez (see all)

3 Respuestas a “No somos tan distintos de Argentina”

  1. A ver si vamos a tener que rescatar a Endesa – Iberdrola como a Bankia!!

    Tienes que dedicar un post a explicar como puede ser que no paren de dar beneficios, con el dineral que les debemos!!! Sin bromas, es algo que la gente de a pie no se consigue explicar.

  2. Yo diría que de momento las diferencias son bastante significativas. Pero el problema tal vez no sea el valor absoluto, sino el signo de la variación en la diferencia. O si nos estamos alejando o acercando.

Los comentarios están cerrados.