Los ciento y pico días de Rajoy y el Principado ingobernable versión 2.0.

Los ciento y pico días de Rajoy y el Principado ingobernable versión 2.0.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tras los primeros 100 días de Rajoy en el gobierno las cosas están donde más o menos se podía esperar.

Con un déficit público, en el año 2011, 25.000 M€ por encima de lo comprometido con Bruselas, se ha conseguido que el objetivo de déficit para este año pase del 4,4 % al 5,3 %, unos 56.000 M€.

De los 91.000 M€ de déficit del año pasado se necesita un descenso de 35.000 M€ para cumplir con el 5,3 %. En conjunto las medidas tomadas para atajar el déficit son:

8.000 M€ subida del IRPF
9.500 M€ eliminación de desgravaciones en el impuesto de Sociedades.
13.000 M€ de disminución del gasto por parte del gobierno central.
15.000 M€ de disminución del gasto por parte de CCAA y ayuntamientos.
2.500 M€ de la regularización fiscal.
1.000 M€ aumento de recaudación con los impuestos sobre el tabaco

En total suman 49.000 M€ que en un principio pueden parecer más que suficientes. Sin embargo las cuentas de este año van a estar lastradas, lastradísimas, por una recesión que el gobierno calcula en un descenso del PIB del 1,7 %, con más de 6 millones de parados, por tanto la recaudación va a disminuir en unos 15.000 M€.

Cualquier fallo en una de las previsiones hará que el objetivo no se vaya a cumplir. Uno de los fallos que es muy probable que se produzcan en las previsiones del gobierno es el tamaño de la recesión, desgraciadamente se puede llegar incluso al 2,0 % de disminución del PIB y a los 6,5 millones de parados.

Por poner un ejemplo la previsión del gobierno es que las cuentas de la Seguridad Social acaben el 2012 equilibradas, pero el año pasado acabaron con un déficit de 1.000 M€ y ¡Y en 2011 hubo más cotizantes de los que va a haber este año!

En cuanto a la oposición: el PSOE, sin el mínimo rubor, quiere endosar la crisis al PP, e IU apuesta por una via cuasi revolucionaria. A la izquierda española no le valen los resultados en las urnas (cuando pierden), para ella el poder les corresponde siempre, pues representan al “pueblo”, las derrotas electorales son “errores” de la gente y la “derecha”, aunque tenga mayoría absoluta, no puede legislar “contra el pueblo o la clase trabajadora”.

La reforma laboral aunque escasa (lo ideal hubira sido el contrato único con 20 días de indemnización por despido “improcedente” y 10 en el caso del “procedente”) ha levantado las iras de los sindicatos de clase que ven perder su poder. Su matonismo y sus amenazas no son sino la impotencia que tienen porque saben que no tienen nada que hacer si el gobierno se mantiene firme. Pero la gran cuestión es si el gobierno sabe que tiene todas las de ganar. No nos engañemos esta reforma no es una cosa que haya salido del PP, es una cosa que viene impuesta desde Bruselas y Frankfurt, si dependiese del PP no resistirían la presión de los sindicatos y de la izquierda pero lo que viene de Bruselas y el BCE es claro: o reformas o intervención.

La reforma va a tardar tiempo en dar resultados y en la situación actual el único resultado posible es una reducción de los salarios. Pero si la violencia se generaliza y empezamos a ser noticia por ella en el extranjero el daño puedes ser enorme.

Es igual que haga una u otra reforma o que no haga nada, el PP y el gobierno van a ser atacados sin piedad y por todos lados, les van a echar la culpa de la crisis, de los seis millones de parados, de una posible intervención económica, van a ser deslegitimados y demonizados, se les acusará de destruir el estado del bienestar y de gobernar para los ricos, en definitiva el gobierno tiene que interiorizar que no tiene nada que perder y que mejor hacer reformas radicales y rápido que quedarse a medio camino puesto que la caña se la van a dar de todas maneras, ¡Y de que manera!

La regularización fiscal, que no amnistía puesto que sería ilegal y además el gobierno ha puesto una tarifa del 10 %, tiene más interés en que se repatríen beneficios y con ellos se consiga algo de inversión y de liquidez en el sistema que recaudar unos misérrimos 2.500 M€. También debería de reflexionarse sobre qué es lo que falla en la Agencia Tributaria para que el fraude fiscal en España sea tan alto.

La otra gran reforma que ha emprendido el gobierno es la del sistema financiero. Ha obligado a los bancos a provisionar con 50.000 M€ más el riesgo ladrillero, pero eso es claramente insuficiente. Los bancos siguen refinanciando a promotores, que tienen centenares de miles de m2 de solares que no valen un euro, para evitar una quiebra generalizada. Los bancos van a tener que provisionar mucho más y eso significa que no va a haber crédito en una buena temporada (de ahí la importancia de repatriar dinero como sea).

Resulta irónico ver como los que critican a los bancos por haber concedido creditos sin ton ni son en los años de la burbuja exigen ahora que se concedan créditos cuando ya todo el mundo, empresas y particulares, se ha endeudado hasta las cejas. No queda más remedio que recapitalizarse, tanto bancos como empresas como particulares, pagar las deudas y ahorrar para hacer hipotéticas nuevas inversiones. Claro está que esa reducción del endeudamiento, del apalancamiento, va a llevar aparejada una reducción del consumo y de la inversión y eso deja a la exportación como única salida para el crecimiento.

No es nada sorprendente: durante los años de la expansión monetaria nuestra balanza por cuenta corriente era escandalosamente deficitaria, ahora toca tener superávit o por lo menos reducir drásticamente nuestro déficit.

El año que viene el objetivo de déficit público va a ser del 3,0 %. Alcanzar ese objetivo va a ser imposible a no ser que se haga una completa reestructuración del Estado. El año que viene ya no hay impuestos que subir, a no ser que se suba el IVA y no queda casi donde recortar. Pasar del 5,3 % al 3,0 % sólo es posible racionalizando la estructura del Estado: prescindir de cientos de miles de funcionarios innecesarios e introducir la gestión público-privada en la sanidad y la educación.

Sé que hay mucha retórica de que “los empresarios quieren que los trabajadores acaben cobrando como los trabajadores chinos”, pero lo que quieren los empresarios es simplemente obtener unos beneficios razonables. Los trabajadores tienen que reducir los salarios pero los precios también tienen que bajar. Pero en un entorno de precios de la energía altos, con un 35 % de la población analfabeta funcional, con unas universidades divorciadas de la demanda de las empresas y con pocas multinacionales españolas se va a tardar tiempo en recuperar todo el poder adquisitivo que se va a perder en esta depresión.
.
.
.


ASTURIAS, EL PRINCIPADO INGOBERNABLE VERSIÓN 2.0.

Los resultados de las elecciones del pasado mes de Marzo han complicado la situación hasta niveles surrealistas.

El PSOE quiere gobernar con un acuerdo con IU, y UPyD actuando de comparsas. Foro no quiere gobernar porque no tiene mayoría y ya se han quemado bastante en el poder. El PP quiere gobernar con Foro y UPyD. IU no quiere gobernar con UPyD. Y UPyD sabe que tanto si apoya al PSOE-IU como si apoya a Foro-PP sin muchas condiciones será su fin electoral: los partidos de izquierdas dirán que es de derechas y por tanto igual que votar al PP o los partidos de derechas dirán que UPyD es otro partido de izquierdas y que es lo mismo que votar al PSOE.

Por esta razón UPyD quiere un gobierno de concentración, pero eso es en lo único en que no están de acuerdo los demás. Si se llega así a las votaciones nos vamos a encontrar con un sistemático empate 22 – 22 entre los bloques de derechas e izquierdas, con UPyD absteniendose y nuevas elecciones en Junio.

Aunque puede que Foro gane el recurso del voto emigrante, la ley dice que los votos tienen que pasar por el consulado y sin embargo la Junta Electoral Central admitió 300 votos que fueron enviados directamente sin pasar por el consulado.

Como ven nada decidido. Y que quede claro que las pasadas elecciones fueron provocadas por PSOE y PP que calcularon que Foro era una moda pasajera y que sus resultados serían iguales o inferiores a los de las generales (un 15 % de los votos) quedando reducida la participación de Foro en cinco o seis diputados sobre un total de 45. Ese mismo cálculo lo hizo determinada prensa madrileña que considera que “Foro no es un partido político”. En fin algunos necesitan un viaje a Asturias y no precisamente a comer fabada.

Últimas entradas de Arturo Taibo (ver todo)

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

19 comentarios en «Los ciento y pico días de Rajoy y el Principado ingobernable versión 2.0.»

  1. Hello my family member! I want to say that this post
    is amazing, nice written and include almost all important infos.

    I would like to peer more posts like this .

  2. Viendo el panorama político, y combinado con el financiero, hoy he llegado a la conclusión de que la intervención y posterior salida del euro es inevitable. 
    La reestructuración y racionalización del Estado tan sólo puede ser impuesta en una situación real de suspensión de pagos con este hatajo de incompetentes que son nuestros políticos. Y la salida del euro será la única forma de abordar el cambio de estructura industrial con un mínimo de dignidad, a base de vender sol y`playa en divisas.  

  3. Me gustaría que tuvieses razón, Drizzt, pero ya tenemos experiencia por aquí en el modo en que funciona esto. Por ejemplo, en Sevilla aguantaron 3 años más de lo que todo el mundo esperaba, y sin poder pagar las facturas.
    La técnica es simple: el dinero para pagar voluntades lo sacan del resto (sanidad, educación… como una mala parodia de lo que ellos achacan a “la derecha”), y luego le echan la culpa de los recortes a Rajoy, Merkel y la dictadura de los mercados. Al más puro estilo de mezcla ultranacionalista y antisistema.
    Así además, alcanzan dos objetivos: el mantenimiento de la red clientelar y seguir metiendo miedo y haciendo ver que se los necesita como barrera ante la debacle que significaría la barbarie neoliberal.
    No es nada nuevo, como digo. Es de manual.

  4. Un artículo esclarecedor.
    Respecto de la estabilidad del nuevo y previsible gobierno andaluz, con los sindicatos en el bolsillo y el resto de la sociedad adormecida, desmoralizada o directamente comprada, y con la posibilidad de echarle todas las culpas de todo al gobierno central o a Europa, pueden aguantar la legislatura.
    Se quejaban hoy por Internet que los presupuestos rebajan un 35% las subvenciones al cine. Y realmente, sí que es para indignarse, porque no entiendo la razón de no eliminarlas (esta y otras) completamente.

    1. Hola Miguel

      No creo que esta vez tengan tanto dinero para clientelismo.  De momento la Junta quiere emitir 1200 millones de euro en  deuda. O papa Estado da el aval, o mucho me temo que la cosa se va a poner negro hormiga.

  5. B ien, pero, ¿qué exportar con nuestros sectores primario y secudario desmantelados? Deflacción o derrota.

  6. Hola Germánico

    La constitución española, es – y que me perdonen los gallegos – , como el chiste, que no sabes ni si sube ni si baja. Lo mismo te da para un país mas o menos liberal que para que el Estado controle la economía como la URSS. Y cuando las normas sirven lo mismo para un rato que para un descosido, y se dejan a la interpretación de intereses  … pues mal vamos.

    Durante bastante tiempo hemos puesto a nuestra carta magna en un altar, como faro de luz para los españoles. Después de estos años, mi conclusión es que fue una chapuza infecta que nos ha llevado hasta el punto en el que estamos.

    1. Pues estamos de acuerdo, Dritzz. Aunque aquí quizás pequemos del clásico fallo del “toro pasado”, o caigamos en la “falacia narrativa” de pensar que con esa Constitución era evidente que llegaría este desaguisado. Visto en retrospectiva, desde luego, es un desastre. Si uno la hubiera “vivido” entonces, quizás no hubiera podido ni remotamente imaginar a qué conduciría. Algunos, como han pasado treinta y tres años desde entonces (toca crucificar) creen que ha sido un “marco de convivencia chachi que nos ha permitido la paaaaz todo este tiempo”. En realidad esos treinta y tres años no han hecho más que engordar a la bestia y, como si del experimento del Dr Frankenstein se tratara, poner el cerebro de un mongolo en el cuerpo legal del Estado.

  7. Hola Mill, interesante resumen, que te da para escribir unas pocas de entradas. Lo de Asturias es curioso, pero tengo cierto pálpito que lo de las elecciones adelantadas también lo vamos a ver en Andalucía. No tengo yo tan claro que PSOE-IU tengan estabilidad durante los cuatro años.

    En cuanto a lo que comentas, hablas de una porcentaje del 35% población analfabeta. ¿Cuales son los datos de los que partes?.

    En cuanto  a la banca, me gustaría apuntar un dato: Los mismos que ahora braman contra la banca por dar muchas hipotecas, si hace 10 años hubiesen cortado el grifo del crédito, estoy seguro que estarían bramando porque no dejan al “currela” acceder al crédito para el “pisito”. 

    1. Es que ese es uno de los principales defectos que hay por estos lares. La autocrítica brilla por su ausencia y siempre se busca al responsable en otro lado. ¿Que no tengo casa?. Es porque el banco no me dio el dinero. ¿Que tengo una hipoteca muy gorda?. Es porque el banco me dio el dinero.

  8. Por cierto que en la foto Rajoy hace el signo de la Zeja…..¿la has escogido a propósito, Mill?

  9. ¿Consuelo? Es el optimista informado del que se suele hablar en defensa de aquel al que acusan injustamente de pesimista los esquiroles de la libertad.

    Los optimistas de entre ellos dicen que entre todos levantamos esto, y que tenemos que ser todos tan positivos como ellos y tirar pa’lante, y otras chorradas del estilo. Psicología barata mezclada con ignorancia de los mínimos rudimentos de economía,  y los verdaderamente pesimistas que no hay solución, porque ni contemplan ni son capaces siquiera de imaginar qué es eso del liberalismo, también ignorante ellos.

    Hay que rebajar impuestos a las sociedades para que operen aquí. Hay que hacer los impuestos a las rentas proporcionales y no progresivos. Y hay que quitar absolutamente de enmedio todo gasto público que no sea estrictamente necesario. No nos podemos permitir, por poner un conspicuo ejemplo, titiriteros.  

    1. Hola Germánico

      El problema para poner a dieta nuestro hipertrofiado estado, al menos como yo lo veo, es algo muy sencillo: ¿Cuánta gente vive de la teta pública sin aportar nada a  cambio, sino como simples parásitos del contribuyente?.  Es más, aquí cuando hay problemas, todos los ojos se dirigen hacia Moncloa, esperando que nuestro paternalista estado nos de la solución.

      Y el que busca la solución por si mismo, lo que le acaban es cayendo palos hasta en el cielo de la boca, por “hacerse rico” o cosa similar. 

      1. No pretendo, Drizzt, al entrar en estas generalidades, simplificar demasiado. Entiendo que no debe de ser sencillo meter tijeretazos. Pero Rajoy ahora tendría que ser Eduardo Manos Tijeras.  Y además no uno torpe que pode sin control y corte todo lo que se pone por delante, sino un auténtico virtuoso, como un pianista que interpretara a Chopin sin equivocarse de tecla ni una sola vez.  Es difícil, muy difícil. Necesita los mejores asesores en cada campo. Aquí en DEE podría encontrar algunos buenos. Si le conoces díselo.

        😉

        1. Por cierto que hablé de lo conspicuo de los titiriteros, porque ahí hay poda fácil. Son ramajes sucios que sobresalen del árbol social, fáciles de distinguir. Se mete un corte TOTAL, y fuera.

        2. Hola Germánico

          En realidad, creo que la única manera que tiene España de salir de este pozo es desmantelar el estado autonómico.

          Otra opción, si se quiere el folklore,es que el Estado recupere educación, sanidad y justicia, de un catálogo básico de servicios y la CCAA que quiera más que recaude en su territorio.

          No estaría mal, como ocurre en Canadá que los tickets llevarran el % de impuestos que pagas al Estado y el % que pagas a la comunidad autónoma. 

          1. Las autonomías fueron la concesión constitucional a los nacionalismos, igual que los agentes sociales (sindicatos, patronal) al espíritu corporativista de la época, que pronto quebraría Thatcher. Tenemos un lastre llamado Constitución, que encima está sacralizado, como si fuera una Biblia política, y es un conjunto de apaños chapuceros.

          2. Ah, si, también, la Constitución defiende lo de la progresividad fiscal y la redistribución.

Los comentarios están cerrados.