Vandalucía: carta blanca para aplicar la agenda oculta

Vandalucía: carta blanca para aplicar la agenda oculta
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Andalucía, originariamente Vandalucía, es el último reducto de los vándalos. Es la izquierda, la verdadera izquierda, la que nos indica el camino al resto de los españoles. Diego Valderas, Coordinador General de Izquierda Unida, dice que IU y PP son agua y aceite. Lo que no dice es que IU es agua envenenada, y mata: el Comunismo ha acabado con más de cien millones de muertos, por no hablar del número de damnificados. ¿Qué otra cosa tienen que ofrecer?

Tampoco dice que el aceite es de oliva virgen, el que produce su tierra, el que permite que su economía tenga posibilidades de prosperar.

Son metáforas, pero me he permitido mejorarlas con unos retoques que hacen de ellas una imagen más nítida de la realidad. Con ese agua envenenada matarían a los cultivos y a los cultivadores, a las empresas y a los emprendedores, que son una y la misma cosa. Esto último es lo que nunca entendió ni entenderá la izquierda. Divide artificialmente entre el trabajo y la empresa, entre trabajador y empresario, entre los cultivos y sus verdaderos cultivadores. El PP es un partido que está hecho para gestionar un Estado del Bienestar bien, es el partido socialdemócrata de nuestro país. Aquí no hay derecha, ni liberalismo. Pero es lo mejor que tenemos. Más vale un Estado grande, pero no demasiado grande, y bien gestionado, que un Estado hipertrofiado, metastasizado en el cuerpo social, que lo destruye desde dentro, mientras lo parasita.

El Alcalde de Marinaleda e icono de la izquierda patria y andaluza, dice algo más coherente con su incoherencia inherente, pero más radical que el pacto propuesto implícitamente por su “camarada” Valderas (Vandaleras): no se pacta con esa partida de corruptos del PSOE (ya se sabe lo que decía Lord Acton: el poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente, e IU prefiere el poder absoluto), y, por supuesto, no se plantea siquiera la solución final extremeña de unirse a la derecha (para él correligionarios de Hitler, seguramente, así presumo es su avanzado pensamiento). Habla de “derecha troglodita“. Imagino que con su “facha” no es consciente de lo que habla sobre fachas, y con sus propuestas no es consciente de qué va eso de ser troglodita. Se lo aclararemos, aunque nunca llegue a leerlo. A ver, Sr Don Manuel Sánchez Gordillo, y perdone que le trate de usted, le ponga un “señor” y un “don” delante del nombre: la figura del troglodita es una aproximación imperfecta al entendimiento de nuestros ancestros perteneciente a las fantasías decimonónicas de eslabones perdidos, hombres de las cavernas y mezclas chapuceras de neandertales y humanos anatómicamente modernos. Al margen de estas consideraciones, Sancho Gordito, digo Sánchez Gordillo, que te has quedado con la locura del Quijote del comunismo, tu Amo, tu amor -una vez muerto éste sepultado por las piedras rotas del Muro de Berlín, renegando de su locura en su agonía- en su nueva forma de ecologismo-sostenible-en-comuna-tribal, tú, con tus ideas y propuestas de “sociedad” te aproximas peligrosamente al prototipo del mal salvaje, del vándalo de nuestros verdaderos ancestros, nada trogloditas ni cavernícolas, pero sí grupales, y por ello violentos. Lo haces, eso sí, revestido de las plumas “sagradas” y adorando a los tótem del buenismo hipócrita de nuestro tiempo, ese que aún cree en algún tipo de buen salvaje, que viva en Samoa o en Utopía, un salvaje pacifista que vive de la teta de la madre naturaleza sin conflictos, sin matrimonios, dándolo todo al grupo y recibiendo lo necesario, que es muy poca cosa. Pero si tomaras la leche agria de la naturaleza, la auténtica, la mala leche natural, ya verías que poca leche es, y qué sufrido es lograrla: hay que trabajar DURO. Pero es preferible vivir, con mayor o menor disimulo, de la leche del Estado, esa que se da en DUROS, o EUROS, ahora que aún seguimos en un sistema monetario europeo en virtual bancarrota.

Digo lo del mayor o menor disimulo porque no te creas que nos vas a hacer creer en el milagro de Marinaleda. Nada de eso es posible sin electricidad, agua potable, maquinaria moderna y suministros de todo tipo proporcionados por empresas privadas pagadas por el Estado, que no las ha estrangulado del todo.

El problema es el siguiente, camarada: la teta del Estado da leche, sí, además pasteurizada, porque aprovecha el verdadero progreso, el que hombres como Pasteur hicieron posible. Pero esa leche viene de lo que ingiera el Estado por su boquita. Si el Estado pasa hambre da poca leche. Y el problema es que tiene un mecanismo autorregulatorio, este sistema social y económico, y natural si me apuras, en el que vivimos, que aunque no lo creas abarca más que el Estado, que hace que cuanto más ingiera el Estado HOY menos le quede para ingerir mañana. Para el Estado el STOCK es fijo. No se CREA riqueza, porque fuera de él, si todo lo toma, no hay iniciativa empresarial, ya que él y su gran teta llena de cachorros ávidos de chupetones ocupan todo el espacio económico disponible. Entendemos al Estado. Quiere cuidar a su prole(talonariado). Pero quizás tenga que dejar de tener hijos, o destetar a unos cuantos y hacer que empiecen a circular por su cuenta y riesgo, creando algo nuevo, no sé, algo de lo que comer para luego dar teta a los chupópteros y chupatintas que le queden. La pereza es la madre de todos los vicios, el Estado de todos los chupópteros.

Así que, amigo Sancho Gordito, vuelve de verdad a tu pleistoceno idílico lleno de árboles que dan siempre fruto y ríos de agua prístina, comuna y fraternidad y declárate Independiente no ya del PSOE y su corrupción, no ya de tus compañeros de Partido más comprensivos con dicha corrupción, sino del resto del mundo. Crea tu propia utopía. Pero sin comercio, que eso es capitalismo y está muy feo. Haz lo que Franco al principio de su dictadura (AY FRANCO, ESE MONSTRUO), y declara la autarquía en Marinaleda. Nada de luz, agua, saneamientos, mecánica, informática o nada que hayan fabricado fuera: estado de naturaleza. Troglodita total, según tu acepción. Cread con vuestro propio trabajo vuestros propios medios de subsistencia. Y luego levanta de nuevo el Muro, no sea que a alguno le de por querer irse de tu Utopía. Que los hay que prefieren el capitalismo a pesar de todos sus horrores y maldades.

Para mi tanta huelga y tanta estulticia vándala lo único que me sugieren es que el PP tiene carta blanca para aplicar lo más liberal que haya en su programa, e incluso tiene carta blanca para aplicar políticas liberales que tenga en su agenda oculta, esa de la que habla Rubalcaba. Se lo están pidiendo a gritos. Rajoy, mono, Homo sapiens anatómicamente moderno: sé liberal. Dales libertad, ya que sólo aspiran a la servidumbre. Seguro que, tras unas cuantas protestas, agresiones a transeúntes, ruptura de escaparates y quemas de iglesias y cajeros automáticos, si Expaña sobrevive, te lo agradecen y todo, o por lo menos se callan y dejan que suene ruido de fondo del río de una economía fluida, cuyas aguas no estén envenenadas por ninguna ideología.

Germanico

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

8 comentarios en «Vandalucía: carta blanca para aplicar la agenda oculta»

  1. Hola Drizzt,

    Yo no conozco en detalle como tiene montado el chiringuito el tipo ése de Marinaleda, pero por pura lógica su escaparate de Comunismo solo es posible si tienen proveedores que les proporcionan gratis bienes y servicios (o sea, a cambio de nada, o de algo de escaso valor comparado con lo que dan, o, como dirían Les Luthiers, oro por baratijas).

    1. Por eso este modelo, que si fuera tan magnífico como dicen, no se ha extendido por el resto de la campiña sevillana: No hay subvenciones para todos :).

      Y eso es lo que hay que desenmascarar. Lo que pasa es que el periodismo patrio (y extranjero) se deja iluminar por las baratijas. Todavía me estoy riendo del artículo del New York Times que publicaron respecto al tema.

      Es muy divertido coger Google, poner “site:www.juntadeandalucia.es boja subvencion marinaleda” y disfrutar de los resultados. 

      1. Buenas.
        Parte del chiringuito de Marinaleda lo tienen montado por el método de pincharle las ruedas al coche del que ose hablar mal, negarle el pan y la sal (legal o ilegalmente) al vecino díscolo, y ya no os cuento al que se presenta contra el Partido en las elecciones municipales… 
        El sistema, como decís, no se ha extendido no sólo por falta de dinero público para regalar (que es una razón importante) sino también por falta de suficientes esforzados piquetes que logren infundir justo temor entre los malvados siervos del capital (es decir, todo el que no sea de los suyos).
        En Sevilla tenemos bastante experiencia de lo que es IU en el gobierno. Incluso el cabeza de lista (muy sindicalista, él) está condenado por acoso laboral, en una sentencia que lo hace personalmente responsable y que dice expresamente que IU utilizó las agencias del Ayuntamiento como una agencia de colocación para amiguetes…
        Un saludo y encantado de comentar aquí por primera vez.

        1. Desconocía esa parte de la omertà  que reina en Marinaleda. No me extraña por otra parte, es clásico de  los regímenes comunistas. 

          Vamos a contribuir un poco más <a href=”http://nordistria.blogspot.com.es/2011/12/marinaleda-pueblo-acomodado.html”> marinaleda, pueblo acomodado</a>
          <blockquote>
          Sólo recauda En Marinaleda los impuestos y las tasas constituyen sólo el 14,9% de los ingresos, financiándose básicamente de transferencias (es decir, de la Junta de Andalucía, el Estado central y la Unión Europea; de los demás, vamos)
          </blockquote> 

  2. Hola Germánico

    Lo curioso es el poco sentido crítico que tiene la gente con el fantoche de Marinaleda, sobre todo cuando uno empieza a tirar del hilo y descubre la cantidad de subvenciones que hay. Dicen, te construyes una casa por 20000 euros porque te ayuda el pueblo. Nadie dice que puedes tardar más de una década en construir esa casa ni que depende de las subvenciones que les entrega la Diputación de Sevilla y la Junta. Dicen que las tierras las trabajan cientos de jornaleros … cuando las mismas tierras usando la mecanización adecuada necesita probablemente la décima parte de personal.

    Una cosa más Germánico – yo soy andaluz, aunque no vivo allí -, pero hablando con mis padres este fin de semana, me han  contado como en el norte de Marruecos se están yendo muchas de las empresas que se dedican a la agricultura en Andalucía, tanto de la zona de Huelva – de donde soy – como de de la zona de Almeria: Las zonas del Atlas están vírgenes, tierra feraz y agua en abundancia. Aunque mi padre tiene un deje proteccionista en este aspecto, sólo te digo que los criptocomunistas como Sanchez Gordillo o Valderas todavía no se han enterado que vivimos en un mundo global. Y esto te lo comento porque si ahogan aún más la creación de empresas nuevas y los emprendedores, pronto no les quedarán ni la agricultura. 

Los comentarios están cerrados.