Estructura fiscal y redistribución de la renta en España: mitos y realidades. (I)

Estructura fiscal y redistribución de la renta en España: mitos y realidades. (I)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Objeto del estudio.

El objeto de este estudio es, por una parte, determinar qué parte del PIB y qué parte del gasto público supone una redistribución fiscal efectiva. Por redistribución fiscal efectiva entiendo la parte de recursos del Estado que obtienen, por encima de su contribución fiscal, los contribuyentes. Evidentemente existirán otros contribuyentes que obtengan del Estado menos de lo que pagan en impuestos.

Por otro lado analizaré algunas de las frases que se nos presentan como ciertas y que a la vista de los datos se demuestra que no son más que mitos:

“Los ricos no pagan impuestos, sólo lo hacen los que tienen una nómina”.
“Sólo los sistemas públicos de sanidad y educación pueden garantizar la gratuidad y universalidad de los servicios”.
“Es necesario un Estado grande y con una fuerte presión fiscal para garantizar un equitativo reparto de la riqueza.”
“Esto no me cuesta nada, lo paga el Estado”

Entre otras afirmaciones populares.
.

1.- Distribución de la renta y normas de calculo del saldo fiscal con el Estado.

El primer problema surge de que no disponemos de una relación individual de lo que paga cada contribuyente y de lo que recibe a cambio. Para solucionar este problema voy dividir a la población en tres grupos:

-Pobres : el 30 % de la población que tiene menores rentas. 13,5 millones de personas. RENTA MEDIA POR PERSONA 5.000 €/AÑO. Obtienen el 12% de la renta.

-Clase media: el 50 % de la población que tiene más rentas que los pobres pero menos que los ricos. 22,5 millones de personas. RENTA MEDIA POR PERSONA 12.500 €/AÑO. Obtienen el 46% de la renta.

-Ricos: el 20 % de la población que tiene mayores rentas. 9,0 millones de personas. RENTA MEDIA POR PERSONA 27.000 €/AÑO. Obtienen el 42% de la renta.

Los Pobres y la Clase Media van a ser, en su totalidad, receptores netos de recursos por parte del Estado, del mismo modo que todos los Ricos van a ser pagadores netos al Estado. No obstante puede existir un pequeño grupo entre los Ricos más pobres que sea receptor neto de recursos, siendo entonces la redistribución mayor de lo estimada en este estudio, para compensar este error he tomado un sesgo en favor de la resdistribución en todos los cálculos

Para determinar los ingresos y el tamaño de estos grupos recurriré a los datos del IFPFy de la Encuesta de Condiciones de vida 2007 entre otros datos.

Como regla general supondré que son pobres aquellas unidades familiares que reúnan los siguientes requisitos:

Hogares formados por una persona: ingresos anuales inferiores a 9.000 €.

Hogares formados dos adultos, sin hijos: ingresos anuales inferiores a 15.000 €.

Hogares formados por uno o dos adultos con uno o más hijos dependientes: ingresos anuales inferiores a 19.000 €.

Los ricos serían aquellos hogares con unos ingresos de más de 50.000 € al año

Supondré además que los grupos son homogéneos en cuanto a la distribución de la población por edades. Es decir voy a suponer que el porcentaje de personas entre 0 y 23 años, 24 y 64 años y mayores de 64 años es el mismo en los tres grupos.

Cuando hablo de distribución por persona hablo de TODA la población de ese grupo: hombres, mujeres, niños, jubilados.

Otro problema a que se enfrenta este estudio es acerca de la eficacia del gasto público respecto al gasto privado. Es decir si, por ejemplo, 1.000 € gastados en educación por el sector público dan los mismos servicios que 1.000 € gastados en el sector privado. Aunque fuertemente discutible, a favor del sector privado, voy a adoptar la norma de que los servicios proporcionados por el sector público y el sector privado tienen el mismo coste y eficacia.

Finalmente hay otros muchos aspectos sobre los que no tenemos datos y que pueden ser objeto de controversia. Por ejemplo ¿Quién consume más gasolina un pobre o un rico? La respuesta evidente sería que un rico, pero la contrapartida sería que existiría una redistribución fiscal regresiva en el sector de las obras públicas. Si los ricos gastan más gasolina es porque utilizan más el coche y por tanto las inversiones en carreteras serían en favor de los ricos.

En casos como el anterior voy a utilizar la opción más beneficiosa a una mayor redistribución de renta. Por ejemplo el gasto en infraestructuras lo repercutiré por igual como un ingreso para todos los grupos sociales, mientras que el gasto en gasolina y por tanto los impuestos especiales sobre la gasolina lo repercutiré en mayor medida sobre los ricos.

Dicho de otra manera en este estudio, en los casos de duda, voy a establecer un sesgo hacia una mayor redistribución fiscal.

Otra cuestión es la traslación fiscal. Es decir la parte de los impuestos que el contribuyente consigue repercutir en su sueldo o en los precios de los productos que vende. La traslación fiscal anula la carga del impuesto sobre el contribuyente y la traslada a los compradores de sus bienes, sean trabajo o mercancías.

Es evidente que los costes de la Seguridad Social son repercutidos por las empresas en los precios de sus productos. También en el caso del IVA y de los impuestos especiales el impuesto es repercutido en los precios de los respectivos productos.

Hay casos más discutibles: en los casos del IRPF y del Impuesto de Sociedades ¿Repercuten los contribuyentes parte de estos impuestos en sus sus sueldos o en los bienes que venden? Yo creo que sí, sin embargo en este estudio voy a suponer que tanto el IRPF como el Impuesto de Sociedades son asumidos íntegramente por sus pagadores.

También en el caso del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, Impuesto sobre el Patrimonio, Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y otros supondré que no hay traslación fiscal.
.

2.- Un sistema tributario absurdo y caro.

El sistema tributario español está formado por más de cincuenta figuras tributarias que recaen en los más diversos aspectos de la vida económica. Es como si cuando se crea un impuesto fuese casi imposible eliminarlo y con el tiempo se van creando más impuestos que añadir a la lista hasta llegar al absurdo.

Tal profusión fiscal añadida, en algunos impuestos, por reglamentos muy complejos, hace las delicias de todo un gremio de abogados y economistas que se dedican a aconsejar a los contribuyentes, que son incapaces de cumplir por sí mismos sus obligaciones tributarias.

Consecuencia de lo anterior tenemos un sistema tributario caro porque:

Son necesarias varias administraciones para recaudar impuestos, administraciones que son casi compartimentos estanco entre sí.
Los asesores fiscales son casi imprescindibles.
Muchos impuestos son extremadamente complejos y otros apenas aportan recaudación con lo que se necesita una gran cantidad de funcionarios.
Toda esta variedad de impuestos y su complejidad impiden centrarse en algo fundamental como es perseguir la evasión fiscal.

En definitiva es un sistema complejo, caro e ineficaz.

Lo lógico sería un sistema con dos impuestos, uno directo como el IRPF con tipo único y una mínima reglamentación y otro indirecto como el IVA con sólo dos tipos: el básico y el reducido. El ahorro sería enorme en burocracia y la eficacia aumentaría al existir más medios, porque habría menos tipos de impuestos y estos serían más sencillos, y porque el incentivo para evadir impuestos sería mucho menor porque la presión tributaria sería menor.
.

3.- Una introducción metodológica.

Para empezar he elegido el año 2007 por ser ese año el de mayor PIB de la historia de España y también el año de mayor recaudación fiscal. Tal es así que ese año hubo un superávit fiscal aparente del 2,2% del PIB.

Digo superávit aparente porque usando la contabilidad que se usa por el Estado existe ese superávit, aunque en realidad si usamos métodos contables más ortodoxos el superávit sería menor e incluso podríamos hablar de déficit. En cualquier caso ese año los gastos del Estado fueron cubiertos por la recaudación por lo que se puede establecer una relación ingresos gastos sin recurrir al endeudamiento para cubrir las necesidades de financiación de las Administraciones Públicas.

Voy a dividir la recaudación fiscal en tres grupos según los impuestos que la generan:

1.- IRPF, IRNR, IVA.
2.- Seguridad Social.
3.- Impuesto de Sociedades, Impuestos Especiales, ITP y AJD, IBI y todos los demás.

A cada grupo de impuesto voy a adjudicar un grupo de gastos:

1.- Sanidad y educación.
2.- Pensiones.
3.- Todos los demás.

Hago este reparto por estas razones:

1.- El IRPF y el IVA repercuten directamente sobre las personas y los gastos del Estado en sanidad y educación también.

2.- La Seguridad Social recauda y paga las pensiones.

3.- El resto de los impuestos recaen sobre personas físicas y jurídicas, unos son directos y otros indirectos, los hay estatales, autonómicos y municipales.

Toda esa diversidad de impuestos los voy a dedicar a financiar toda una serie de servicios del Estado que a su vez voy a dividir en cinco clases:

a) Bienes y servicios de carácter general: policía, instituciones penitenciarias, bomberos, limpieza, agua, transporte público, defensa, justicia, obras públicas, medios de comunicación, propaganda y relaciones exteriores.
b) Transferencias a grupos de interés
c)Intereses de la deuda pública.
d)Burocracia.
e) Desempleo, ayudas sociales y clases pasivas.

Evidentemente esta es una distribución arbitraria, aunque creo que va a ser muy clarificadora para el objeto de este estudio.

Lo que sí es un hecho es que, hágase la distribución de ingresos y gastos del Estado que se haga, al final los saldos fiscales de cada grupo social serán los mismos.

4.- Mito: los ricos no pagan impuestos.

Realidad: los ricos mantienen el sistema.

La recaudación por IRPF en el 2007 fue de 77.964 M€ si a eso añadimos el IRNR (Impuesto sobre la Renta de los no Residentes que afecta a españoles que viven en el extranjero pero que realizan parte de su actividad económica en España) tenemos un total de ingresos de 80.577 M€. (1, 3 y 30).

Su distribución por grupos de ingresos fue la siguiente: los pobres no pagan impuestos por IRPF, la clase media paga al Estado 31.908 M€, 1.418 € por persona. Los ricos pagan al Estado 48.669 M€, 5.408 € por persona (30).

Los ingresos del Estado por el IVA fueron en el año 2007 de 61.901 M€ con un tipo medio del 11,59 %. (3)

Hay que tener en cuenta que, cuanto más rico se es, menos renta se dedica al consumo y por tanto menos IVA se paga en función de la renta total, pero también los ricos gastan más dinero en bienes y servicios con mayor tipo impositivo de IVA (a excepción que se gaste el dinero en comprar bienes inmuebles).

Voy a equilibrar un factor y otro asignando un tipo impositivo del 10,32 % sobre sus ingresos para todos los grupos sociales.

Sin embargo hay otro factor que influye en el pago de este impuesto: mucha de la gente pobre que vive de alquiler y el alquiler de vivienda está exento de IVA. Suponiendo que el 50% de los pobres vivan de alquiler, con un alquiler medio de 6.000 € al año y con unidades familiares de 3 miembros eso supondría que los pobres gastarían en alquiler, y por tanto en un bien que no paga IVA, 13.500 M€. Por esos 13.500 M€ los pobres tendrían que pagar 1.565 M€ de IVA (a un tipo del 11,59%) y que por tanto se ahorran. Este dinero lo voy a poner de más en los pagos por IVA de los ricos.

El resultado es que
los pobres van a pagar de IVA 5.863 M€,
la clase media 28.474 M€
los ricos 27.564 M€.

De media
cada pobre pagará 434 €,
cada persona de la clase media pagará 1.265 €
cada rico 3.063 €.

Para resumir entre estos dos impuestos el Estado ha recaudado 142.478 M€. De los cuales los pobres han pagado sólo 5.863 M€, la clase media ha pagado 60.382 M€ y los ricos han pagado 76.233 M€.

Por persona, y de media,
cada pobre ha pagado 434 €,
cada persona de la clase media ha pagado 2.684 €
cada rico ha pagado 8.470 €.

Últimas entradas de Arturo Taibo (ver todo)

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

6 comentarios en «Estructura fiscal y redistribución de la renta en España: mitos y realidades. (I)»

  1. Hace en este estudio mas trampas que un tahur, vamos a ver, si los más ricos tienen de media anual unos ingresos de 27.000 €/persona, y si fuera cierto que pagan por rico y año 5.408 €, le quedaria a cada rico una renta disponible de 22.592 €/año, y aún en el caso de que se lo gastaran todo (no es el caso ya que son los que tiene más capacidad de ahorro), aplicando ese 10.32 % en pago de IVA, lo máximo que por persona rica al año pagaría de IVA sería en el entorno de los 2480 €/por rico, muy lejos de sus fantasiosos 3.063 €por rico, pero es que además a menor rentadisponible mayor o toda ella va destinada al gasto, no es posible para los mas pobre ahorrar, y eso de que compran cosas con tipos más bajos, qu elo cie por la electricidad, el gas, la gasolina, la ropa, …ud, lo sinto no es nada serio. Si sigo con el análisis de los gastos,no paso de su primer análisis, el de la sanidad, ya que atribuir que todos el gasto en seguros privados es achacable al 20 % de ricos es de un desconocimiento de la realidad nacional impresionante, ud no sabe que los funcionarios, personal de Justicia y militares a través de MUFACE, MUJEGU e ISFAS estan asociados a seguros privados, y prácticamente ningunode estos colectivos pertenece al sector “ricos”, lo que digo un despropósito mal intencionado su análisis,” mucho viaje el suyo para tan pocas alforjas”

    1. Si lee otra vez el artículo verá que de los 25.000 M€ en gastos sanitarios en el sector privado sólo adjudico 5.000 M€ a los seguros privados de los ricos.

      http://www.desdeelexilio.com/2011/11/24/estructura-fiscal-y-redistribucion-de-la-renta-en-espana-mitos-y-realidades-ii/#.UK5ZyOT8LfJ

      Para más información:

      http://www.msssi.gob.es/estadEstudios/estadisticas/sisInfSanSNS/pdf/Gasto_Sanitario_Privado.pdf

      En cuanto al asunto del IVA debería de leerse el artículo:

      “Los ingresos del Estado por el IVA fueron en el año 2007 de 61.901 M€ con un tipo medio del 11,59 %. (3)

      Hay que tener en cuenta que, cuanto más rico se es, menos renta se dedica al consumo y por tanto menos IVA se paga en función de la renta total, pero también los ricos gastan más dinero en bienes y servicios con mayor tipo impositivo de IVA (a excepción que se gaste el dinero en comprar bienes inmuebles).

      Voy a equilibrar un factor y otro asignando un tipo impositivo del 10,32 % sobre sus ingresos para todos los grupos sociales.

      Sin embargo hay otro factor que influye en el pago de este impuesto: mucha de la gente pobre que vive de alquiler y el alquiler de vivienda está exento de IVA. Suponiendo que el 50% de los pobres vivan de alquiler, con un alquiler medio de 6.000 € al año y con unidades familiares de 3 miembros eso supondría que los pobres gastarían en alquiler, y por tanto en un bien que no paga IVA, 13.500 M€. Por esos 13.500 M€ los pobres tendrían que pagar 1.565 M€ de IVA (a un tipo del 11,59%) y que por tanto se ahorran. Este dinero lo voy a poner de más en los pagos por IVA de los ricos.”

      El tipo medio resultante de cada grupo queda en:

      Pobres: 8,7 %

      Clase media: 11,4 %

      Ricos: 14,0 %

      Siempre sobre la renta neta disponible.

      En cuanto al ahorro hay un problema de metodología: cuando se financia una vivienda con ahorro de otras personas el que paga realmente el IVA de la vivienda es el que ahorra (el rico) mientras que el que compra sólo paga el IVA del principal que paga (los intereses no pagan IVA).

      Por tanto la gente de clase media o los pobres que están de alquiler o con una hipoteca o no pagan IVA o pagan sólo el IVA del principal que ha pagado. Dado que el gasto en vivienda de la clase media o de los pobres es muy importante (el 30 % e incluso más de su renta) hay una parte muy importante de su renta que o no paga IVA o sólo paga IVA en parte y en cualquier caso con un tipo del 4 %.

      Es fácil echando unas simples cuentas que es muy difícil que los pobres o la clase media pague un tipo de IVA superior al 8,7 % o al 11,4 %.

      Por ejemplo si yo gano 1.500 € al mes y un tercio lo dedico a pagar la renta sin IVA, un tercio a pagar los alimentos al 7% – 4 % y el resto a los demás gastos al 16 % el tipo medio sale al 7,15 %.

      Espero haber aclarado algunas dudas. Gracias por sus preguntas.

  2. Si es tal y como tú dices es una triste noticia, porque mientras sean los “ricos” quienes sostengan el sistema  las posibilidades de vender una bajada significativa de impuestos son menos que cero.

    Si la realidad fuese (como yo pensaba) que la trabajadora y sufrida clase media es la que sostiene el tinglado sería diferente, pero ¿ toda la clase media y baja es una suerte de ameba que succiona a los ricos? Entonces los liberales no tenemos nada que hacer. 

  3. Muy pertinente  la aclaración. Y con ella me parece una clasificación/simplificación bastante acertada la que haces de ricos, clase media y pobres, en función de esos ingresos por persona. Y creo adivinar que la utilización de personas en vez de contribuyentes está justificada por ejemplo para imputar correctamente lo que “reciben” los ricos  como inversión en carreteras, (al fin y al cabo todos los ricos (sean contribuyentes o no, es decir sean padres o hijos) disfrutan del uso de las carreteras, de la misma manera que todos los pobres (sean o no contribuyentes) disfrutan de los gastos de la enseñanza pública.  ¿Van por ahí los tiros?

  4. Estimado Mill, difiero de tu concepto de “rico”:

    1. Ni creo que rico pueda ser el 20% de la población
    2. Ni creo que sea rico el perceptor de una renta media de 27 k€/año

    Y por tanto no me parece un  mito que las clases profesionales cualificadas asalariadas son las que mantienen el sistema, sino la triste realidad. De hecho, 27 k€ es el sueldo aproximado al cabo de dos años de cualquier ingeniero superior, prototipo de clase media profesional asalariada cualificada

    Un saludo 

    1.      Cuando hablo de 27.000 €/año es por persona de la clase rica no por cada contribuyente.  Es decir que una familia tipo padres y dos hijos la media sería de 108.000 €/año de ingresos al año.

          Evidentemente como siempre que se habla de medias y de miembros de una población heterogénea las cosas pueden llamar a engaño, pero he puesto esa cantidad por dos razones: marca el fin de lo que se podría denominar clase media en cuanto a términos de cantidad de población y es a partir de la cual Hacienda empieza a hacer pupa.

        Saludos y como siempre gracias por leerme. 

Los comentarios están cerrados.