Cómo falsificar una curva de temperaturas para robarle su dinero

Shares

Me llega un e-mail de Anthony Watts rogándome dar el máximo de publicidad al último trabajo de Steve McIntyre sobre los datos que Briffa y Osborne usaron para sus curvas de temperatura.

Resulta que no sólo masajearon  datos que mostraban descenso de temperatura, ahora sabemos que BORRARON series enteras!

Les dejo  gráfica con los datos BORRADOS  y enlace al post en WUWT y Climate Audit. Quedan los comentarios abiertos, claro.

El post en WUWT aqui.

El post de Steve McIntyre aqui.

Cuando TODO VALE con tal de obtener los resultados que se pretenden, lo que hacemos deja de ser ciencia para convertirse en esoterismo. Y ya saben, los tratamientos esotéricos cuestan mucho dinero; y son los mejores charlatanes los que más cobran.

Que corra la bola! Plazaeme en su blog: Mintieron más de lo que pensábamos

Shares

24 Respuestas a “Cómo falsificar una curva de temperaturas para robarle su dinero”

  1. Saludos a todos. Ha surgido,un poco a lo tonto, la idea de conceder cada X tiempo, un premio al ecolo-asno que diga la burrada más carcajeante de ese período. Con un trofeo gráfico. Pero está todo por decidir, y en fase de hablarlo. Lo único claro, la propuesta que ha recibido todos los aplausos es el nombre: Premio Ruiz de Elvira.
    Surgió, ya digo que a lo tonto, en la entrega de los Premios a La Hora del Idiota. Y para participar en el asunto, nada como seguirlo en Twitter, en #premioruizdeelvira:
    http://twitter.com/#!/search?q=%23premioruizdeelvira
    Si DEE se apunta, el éxito está garantizado. Y las risas 😉
     

    1. Dalo por hecho. Estamos en el ajo. Perdona que llegue tarde, pero decidí pasar el fin del fin de semana con la familia en exclusividad 😉

  2. A mí no me importaría que JR (entiendo que es José Rodríguez) colaborara en el blog. En serio. Más aún, me parece una idea interesante. Aquí, si no te machacan los comentaristas, te machacan los propios autores, y no tenemos ningún problema con ello. No tenemos piedad ni de nosotros mismos. Y si la cagamos, rectificamos y aprendemos.
    Si tuviera razón, cojonudo. Si no, cojonudo. Eso, en cuestiones climáticas. Para mí, el problema no son sus gambas, que todos las podemos cometer, o que proponga medidas intervenciones estatales. El problema consiste en que cuando fichas a una persona, fichas el lote completo. Se debe ser objetivo en temas de ciencia… pero (y DEE no es mi blog) entiendo que Desde El Exilio es un blog de afinidad liberal. Aquí no te vas a encontrar a un autor diciendo que el modelo ideal es Dinamarca, cuyo Estado se come casi el 50% del PIB. O el papelón de los sindicatos. Si voluntariamente optara por centrarse en temas climáticos (y le digo a él como a cualquiera), yo firmo.
    Pero creo que lo que estáis buscando es imposible. El debate en la materia se ha vuelto completamente disparatado. Me recuerda al debate herencia-ambiente en el aprendizaje que tuvimos los psicólogos hace bastantes años. Los ambientalistas, casualmente todos ellos progres, se dedicaron a despellejar (metafóricamente hablando) a todos aquellos que discreparan de sus opiniones desde una posición genetista a base de mezclar sus opiniones con la política, llegando a tachar de nazis a según qué gente por según qué estudios. Una vergüenza. En el debate climático está pasando lo mismo. El debate ya no va de temperaturas, lluvias o CO2. Va de pasta. De la pasta que meten los políticos en qué proyectos. Y de la pasta que hay que meter para salvar a la humanidad de un desastre. Y no os preocupéis, que como hay petroleras dedicadas a hacer el ganso, podemos decir lo mismo en sentido contrario.
    Quienes sostienen la tesis habitual del cambio climático se dedican, por sistema, a descalificar con ad hominems al primero que discrepe desde otras posturas. Pueden basarse en algún error que hayan cometido, o en que no tiene tanto prestigio, o en que la abuela fuma. Y antes partío que doblao.
    Lo que no podemos hacer los escépticos es caer en los mismos errores que ellos. Ya sé que es lo más tentador. Pero da la puñetera casualidad de que los que saben, con sus virtudes y defectos, son los son. Y, o encontramos una forma de tragarnos unos a otros o vamos a seguir durante mucho tiempo en nuestras burbujas intelectuales.
    Quiero pensar (y sé) que hay gente con nivel, y que si no reconocen sus errores es por cabezonería y porque de alguna forma se ha contagiado esta ola de estupidez de algunos climatólogos. Pero que si uno está dispuesto a tener algo de paciencia, se puede discutir razonablemente.
    Espero sentado, eso sí. Y haciendo otras cosas.

    1. Burrhus, ejemplos hay. En lo de Steve McIntyre se ha podido discutir siempre. Pero a los alarmistas no les gusta porque Steve va siempre a puntos muy concretos y muy estudiados, de los que sabe más que ellos. Lo de Lucía está muy bien, y sin duda es una discusión abierta, y a menudo exhaustiva.
      http://rankexploits.com/musings/
       
      Ahora está de descanso, pero el sitio de Jeff Id ha alojado discusiones bien interesantes:
      http://noconsensus.wordpress.com/
       
      Y, por supuesto, la reina es Judy Curry. Es un caso casi de estudio. Empezó como heroína alarmista, por la casualidad de publicar un trabajo alarmista sobre huracanes justo cuando el Katrina. Pero luego era de los muy raros alarmistas que participaba sin problemas, y con mucho arte, en blogs escépticos. En el de McIntyre tuvo intervenciones brillantes, e hizo algún post invitado. Por ejemplo una crítica de Lindzen y Chu 2008.  Simplemente, no entendía que unos y otros no se pudieran comunicar. Y de esa crítica, y las réplicas, aprendieron mucho  unos y otros, según confesión propia.
      Luego llegó el Climategate, y Judy empezó a mosquearse al ver cómo se había “fabricado” el consenso. Según ella, se había dedicado a sus áreas muy específicas de investigación (huracanes y Ártico), y respecto a la visión general había “delegado” en el IPCC, confiando. Pero perdida la confianza, no le quedaba otra que examinar el problema por si misma. Cosa que ha hecho con extensión en su blog, creando de paso un foro perfecto donde se discute con eficacia el problema, sin ninguna cortapisa, e intervinientes de todos los colores.  Los Gavin Schmidt y Cía también entran, pero tienden a durar poco. Curry ha conseguido, sin violencia alguna, y sin cortar, que impere el civismo. Y el civismo no es para The Team.
      Su blog:
      http://judithcurry.com/
       
      Por cierto, citas a José Rodríguez. No vale. Es el primer ejemplo de los que digo que me banean en sus sitios. Sin censura no podría funcionar. Y además es un perfecto cretino. La cosa fue que acusaba a Antón Uriarte de mentir, tal cual, y yo le demostré que era falso. Y que era muy fácil de ver el error de Rodríguez, si tuviera por costumbre observar lo que tiene delante de los ojos. Pero no.
      Lo expliqué extensamente. después del baneo, y para que constara:
      http://plazamoyua.wordpress.com/2009/04/03/jose-rodriguez-de-joserodriguez-info/

      1. Quiero decir, Burrhus, Luis (no había caído en quién era JR), que mi petición de … ¡Urgente, se buscan calentólogos con cerebro, y con vergüenza!, exige dos características: cerebro y vergüenza. Y si se puede aceptar que JR cumple la primera, aunque sea más en el aspecto de leer y de memorizar que en el de la perspectiva, respecto a la segunda seguiríamos en canicas.
         
        No es nada fácil. Si nos ponemos a pensar a nivel internacional, ¿cuantos calentólogos conocemos capaces de seguir un debate formalmente racional y civilizado? Sin duda Science of Doom es el ejemplo perfecto. Pero solo es uno, y la mayor parte de lo que afirma es bastante asumible para un escéptico. Y además en los comentarios posteriores suele quedar clara la incertidumbre de todo el asunto. Bart Verheggen es civilizado, aunque su sitio esté lleno de cafres. Respecto a lo de racional, ejem. ¿Y qué más hay? Von Storch y Zorita son definitivamente calentólogos con los que se puede discutir, y que mantienen el debate en un nivel académico y nada cafre, pero los alarmistas ni siquiera los consideran de los suyos. Algunos intervinientes en lo de Currry y Lucía, como Fred Moolten y Zeke Hausfather. Y tampoco es que sus posturas les sirvan de mucho a los alarmistas. Yo no veo más.
         
        Así que probablemente mi petición de alarmistas con cerebro y vergüenza era puramente retórica. Sin esperanza, vaya. Una manera de señalar, indirectamente, la pobreza argumental de la calentología. Debe ser que el atasco mental de Manin me motiva. Disculpad el rollo.
         

        1. Pues mira, tras leer tus recomendaciones me ha dado una vuelta por mis sitios calentólogos germanos. No, no se me ocurre nadie más. Y es así como está el panorama. Gracias Plazaeme por la foto de la bogocosa calentóloga.

  3. Has visto el último post de Tisdale con los nuevos datos ARGO?? No te lo pierdas!, aqui.

    A tu topic: en su día pensé que JR podía ser el calentólogo serio en los comentarios del blog. Incluso pensé en invitarle a escribir aquí. Ocurre que es dificil no tener una pelotera con quien cree a pies juntillas que el CO2 es un contaminate y que, si le explicas que no, te salta con  que el vapor de agua también lo es….

    1. Sí, lo he visto. Lo había metido en tweeter, bajo “Siguen sin encontrar el calor perdido”. Igual pongo algo mañana. En realidad estoy esperando a Pielke, que hablará antes con Willis.

      Yo he hecho varios intentos con alarmistas que parecían un poco menos “culo, caca, pedo, pis” que estos que gastas tú. Incluso participando en sus sitios. Pero no pueden; te acaban baneando. Copian a (su)realclimate.org, diciendo que no van a colaborar con la difusión de desinformación. Con un par.
       
       

  4. Urgente. Se buscan calentólogos con cerebro, y con vergüenza.
     
    Luis, tenemos un problema, que hoy se ve con especial crudeza. DEE es un blog de lujo. Los colaboradores, lo mismo. Y la participación muy activa e interesante. Pero … hay un gran pero. Los contreras del cambio climático no sólo no dan el nivel, sino que dan vergüenza ajena.
     
    A ver, si se retraen los glaciares (como siempre), o sube el nivel del mar (como desde hace 12.000 años), ¿quiere decir que lo suyo es mentir con las “curvitas”? Esa es la idea alarmista de la ciencia. Ni tan siquiera. Sólo es la idea imbécil de la ciencia.
     
    La nota especial, como siempre, para Manin. McIntyre, el desacreditado.
     
    Conclusión: Urgente, se buscan calentólogos con cerebro, y con vergüenza.
     

  5. “Seguis siendo muy graciosos con las curvitas.”
    Lo que no tiene gracia son los datos borrados, jodido cabestro.

  6. Seguis siendo muy graciosos con las curvitas. La verdad es que me parto cada vezque sacáis estas “informaciones”. Gracias por la carcajada. McIntyre es desacreditado “científico” que ptetendió socavar el palo de hockey y nunca lo consiguió…

  7. Y los Glaciares se retraen por que también han retocado los datos ¿no?  y el mar se expande por lo mismo, y los árboles avanzan a zonas polares… etc, etc.

  8. “Prefiero llevar sobre mi espalda la culpa de unos pocos datos borrados que la responsabilidad de dejar a las proximas generaciones un planeta como el infierno de botero”.
    Se vende esta frase u otras demagógicas parecidas a Calentólogos  desvergonzados.Razón aquí.

  9. Si suben las temperaturas el mundo se está calentado, si se estabilizan están tomandose un descanso para volver a subir y si bajan sólo están cogiendo impulso.
    Lo dice la Biblia en verde.

  10. ¡Y dale con los datos! Os empeñáis en nimiedades. A ver cuándo asumimos que éste es un tema de fe. Hay que creer en el dogma del calentamiento achicharrante y punto.

    1. McIntyre solicitó los datos brutos, TODOS, y no les quedó otra que entregarlos. Lleva meses buceando en busca de series no usadas, omitidas (borradas) o masajeadas… y cuanto más busca, más encuentra. Esa, y no otra, es la razón por la que al principio se negaron a entregar los datos brutos: sabían que la habían liado. de todos modos, Steve lo explica muy bien en su serie de posts sobre el tema. Su metodología sí que no admite reproches… y por eso es tan molesto.

  11. Gracias por el aviso Luis.
    Lo más grave es que no les han retirado los artículos basados en estos datos.
     

Los comentarios están cerrados.