Adoctrinamiento telefónico

Shares

Ya sabemos a dónde van a ir gran parte de todos esos licenciados y licenciadas en las carreras y masters de igualdad que ahora proliferan en la España de ensueños de ZP. Acabarán, como muchos otros licenciados de carreras más tradicionales, y de utilidad menos dudosa, de teleoperadores.

Ya se sabe que los sueños utópicos derivan en pesadillas totalitarias o -en caso de que haya suficientes voces que se alcen para despertar a los durmientes- en tentaciones y amagos liberticidas (con el correspondiente cargo al Presupuesto, se presupone).

El teléfono de la igualdad se va a poner en marcha para salvarnos a todos. Y digo bien, no es una incorrección política ni de género: a TODOS, con una “o” que denota masculinidad. Los hombres necesitamos que nos asesoren sobre nuestro papel de género. Podemos llamar y recibir “gratuitamente” sabios consejos sobre cómo debemos organizar y dirigir nuestras vidas. Esto lo pagamos todos (y todas, tampoco ellas se libran).

En libertad digital hablo de ello.

Shares
Germanico

12 Respuestas a “Adoctrinamiento telefónico”

  1. Abusando de vuestra paciencia una vez más, enlazo un discurso de fin de carrera leído hace pocas semanas. Acaba así:

    Lo único que tenemos que decidir, entonces, es si nos importa ser hombres, y que lo sean quienes detrás de nosotros vienen. “Lo que importa es el hombre, el Diluvio se puede inventar”, decía Max Frish; y, si realmente nos importa el hombre, nos importarán el saber y la cultura y su exigentísima transmisión. De otro modo, la cultura y el saber no se necesitan para nada, y “suerte has de tener, que de saber no has menester”. Porque ésta es, realmente, la tristísima hora en que no sólo la indiferencia o el desprecio, sino el odio mismo a la razón, a la belleza y al saber, al hombre y a todo lo humano – algo tan primario y oscuro, en suma -, parece que pretenden convertirse en novedad y anhelo gozosamente nihilistas. Pero de nosotros depende impedir que tal porvenir sea una noche más del mundo y se consolide como una servidumbre especialmente odiosa e inhumana.

  2. Nuestro líder supremo, perdón, nuestro dios, está a esas cosas. Nosotros, acá abajo, ya podemos lamentarnos por cosas prosaicas, que nuestras plegarias de seguro no llegarán a sus divinos oídos, saturados de melodías de arpa y de cantos de soprano (los de su mujer).

    Si por debajo de esa superestructura ideológica o paja mental (según se quiera expresar) que tiene en su privilegiada cabeza se derrumba todo en un colapso total, eso, eso…eso a él le da completamente IGUAL. Para él, cuando mira abajo, desde esa distancia olímpica segura cómoda, todo es IGUAL. Y si no es igual hay que igualarlo.

  3. Pero de qué nos extrañamos, si nuestro amado presidente, perdón, Líder Supremo, además de rojo es feminista radical… Vamos, que está 100% con lo que dice esta mujer… Y esas declaraciones ya llevan tiempo. Lo mismo es que a mucha gente le mola

  4. El totalitarismo feminista, Pablo, yo diría que se inclina más a la izquierda, por eso de la igualdad. El artículo que le enlazo a Burrhus es un claro ejemplo de ese pensamiento izquierdista-feminista. No dejes de leerlo, así como la crítica de Capella.

  5. Germánico, te felicito por tu denuncia del totalitarismo feminista (de izquierdas y derechas). Es loable saber, que la sociedad civil por fin comienza a responder a este feminismo fascistizado… y no solamente los hombres, también las mujeres.

    Esta toma de conciencia, si bien se la debemos a los millones de víctimas silenciadas por el feminismo (y ya no tan silenciosas), también es el resultado de las políticas de nuestro iluminado feministo zp (hace poco más de cinco años, éramos cuatro los que escribíamos textos como el tuyo).

    Voces como la tuya, ya no tienen marcha atrás. A esta situación se tendrá que ir acostumbrando la feminista de turno, hasta no hace mucho tiempo acostumbrada cuando vociferaba sus sagrados dogmas hembristas y misoándrícos, a encontrar el silencio en quienes les rodeaban. Ahora, esas mismas proclamas, se están convirtiendo cada día más a una invitación a la respuesta social.

    Gracias al hembrismo feminista, está emergiendo en los hombres una conciencia social como tales, que crece en relación directa a los intentos de adoctrinamiento feminista que quieren imponernos. Y esta conciencia está siendo respaldada cada vez más por más mujeres; es decir, por esa clase de mujeres, que tienen claro que jamás tolerarían a la inversa el mismo objetivo de adoctrinamiento.

    Como siempre pasa a todas las ideologías fascistizadas, de estos procesos de respuesta social, sus dogmáticas líderes y seguidoras, son las últimas en enterarse de que su discurso hace ya años que forma parte de la historia… no del futuro.

    Pablo el herrero

  6. Pareces escéptico. Eso se corrige también llamando. Comprenderás que todos tus males, paro incluido, tienen su origen en el capitalismo patriarcal machista.

  7. Burrhus, tú no eres consciente de la cantidad de violencia que hay en ti por explotar…..y eso me hace pensar que, más que ningún otro, necesitas el consejo de los sabios de la igualdad.

  8. Germánico: No sé si te estás dando cuenta de que las últimos posts publicados no relacionados con ciencia son acerca de disparates del gobierno… El 1,4 millones de euros que se van a gastar en esta chorrada del teléfono, los 2,2 millones para las conferencias en el extranjero de las fundaciones de los partidos políticos… Aquí el dinero sale de una huerta de billetes. Y luego se quejan de lo de Cristiano Ronaldo. Por lo menos el portugués es una inversión.

    Una pregunta: ¿Cómo me salvará ese teléfono? Soy paquidermo, varón, heterosexual, no le pego a mi novia…

Los comentarios están cerrados.