Cuanto cuesta evitar la emisión de una tonelada de CO2?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Pues depende. La agencia McKinsey acaba de publicar un estudio en el que, aparte de propuestas para la reducción de emisiones de CO2, se recogen los gastos que esas propuestas conllevan. Y, como van a poder deducir de  la tabla, ha saltado el escándalo:

CO2-Vermeidungskosten
Eine Tonne CO2 einzusparen, kostet in Euro:
Gebäudesanierung (90 Prozent der Fälle) <0 *
Gebäudesanierung (5 Prozent der Fälle) 0-100
Gebäudesanierung (5 Prozent der Fälle) >100
Modernisierung alter Steinkohlekraftwerke 20
CO2-Einsparung in der Industrie >20
Ersatz von Steinkohle durch Erdgas 28
Braunkohlekraftwerk mit CO2-Einlagerung >30
Modernisierung neuer Steinkohlekraftwerke 50
Ersatz von Braunkohle durch Erdgas 50
Steinkohlekraftwerk mit CO2-Einlagerung >50
Biomasse >50
Biogas >50
Windkraft 50-60
Geothermie >100
Solarstrom (Fotovoltaik) 300-500
* Ein Wert unter Null bedeutet, dass die Maßnahme für den Entscheidungsträger wirtschaftlich ist. Das heißt, es fallen keine Kosten an, sondern Gewinn.
Quelle: McKinsey, RWE, Bundesverband erneuerbare Energien

Les traduzco lo más importante: mientras la reducción de una tonelada de CO2 mediante medidas de aislamiento en las paredes de las casas apenas cuesta dinero (primer punto de la tabla- han calculado la diferencia entre el coste de la obra y el ahorro en las facturas de energía), la misma tonelada de CO2 ahorrada mediante energía eólica (Windkraft), geotérmica (Geothermie) o solar (Solarstrom) cuesta una barbaridad de euros: entre 50 y 500 veces más!

La revista Spiegel Online ha sacado a la luz una serie de e-mails y cartas enviadas por miembros del lobby ecologista alemán en las que se recogen cosas como esta:

Lieber Daniel, sorry, aber für das Klima tut das EEG sowieso nichts“. Seit Einführung des Emissionshandels sei das Erneuerbare-Energien-Gesetz nur noch “ein Instrument des Strukturwandels, aber kein Klimaschutzinstrument“.

Das heißt: Windräder und Solaranlagen revolutionieren den deutschen Strommix, sie schaffen Arbeitsplätze und machen das Land unabhängiger von Importen. Doch sie ändern nichts am Klimawandel.

Es decir: “Querido Daniel, lo siento, pero la EEG (Ley de energías Renovables) no afecta para nada al clima” … es … “un instrumento del cambio estructural, pero en ningún modo un istrumento de protección del clima“.

El autor del artículo en Spiegel lo aclara: los parques eólicos y las granjas solares revolucionan el paquete eléctrico alemán, crean puestos de trabajo y nos hacen más independientes de la importación de energía. Pero no cambian nada en el Cambio Climático.

Más adelante leemos también – y esto es lo que está ahora mismo sobre el tapete-:

“Liebe Leute, ich bin nicht grundsätzlich gegen das EEG. Ich betone das nur, weil ich von Manfred wiederholt unzulässig in die EEG-Gegner-Ecke gestellt werde”. Doch dann kommt das große Aber: “Wenn volkswirtschaftlich eine Tonne CO2 billiger durch Gebäudedämmung vermieden werden kann als durch ein Windrad, dann sollte dort der Förderschwerpunkt liegen“.

Es decir: “Queridos amigos, yo no estoy en contra de la EEG. Lo digo porque Manfred no ha dudado en colocarme, de forma injusta, en la esquina de los disidentes”. Peeero: “si desde el punto de vista económico ahorrar una tonelada de CO2 mejorando el aislamiento de las casas es más barato que un generador eólico, deberíamos situar allí el esfuerzo de las subvenciones“.

Wow! Revolucionario! Ayudas a los particulares en lugar de a las grandes empresas verdes! Se ha montado la marimorena. Y los políticos, presas de los intereses de las grandes empresas que han crecido a la sombra del famoso “salvemos el clima!”, no quieren saber nada del asunto:

Ein SPD-Insider gibt aber noch eine Erklärung: “Die Politik hat sich mit gewissen Dingen abgefunden. Es gibt nun mal wirtschaftliche Interessen.” Würde der Staat den Konzernen ihre einmal zugeteilten Zertifikate wieder wegnehmen, dann hätte dies einen Aufschrei zur Folge. “Was glauben Sie, was die Unternehmen uns da sagen würden?”, fragt der Sozialdemokrat. “Gewisse Konflikte kann man als Politiker einfach nicht durchstehen.”

Un miembro del SPD nos da una aclaración: “La política ha aceptado de facto ciertas cosas. Se trata, en definitiva, de intereses económicos”. Si el Estado retirase los certificados de emisión concedidos a las empresas ello supondría una revuelta. “Qué cree usted que nos dirían las empresas?”, pregunta el socialdemócrata. “Hay determinados conflictos que el político debe evitar”.

Así que ya lo saben. A callar toca. Después de todo, somos los tontos los que pagamos la factura, verdad?

Bueno, Balsero tiene una idea de cómo ahorrarse unos milloncejos en estos tiempos de quebranto económico. Eso bajaría nuestra factura.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

5 comentarios en «Cuanto cuesta evitar la emisión de una tonelada de CO2?»

  1. Hace la tira de años (+-20), vi un documental sobre ahorro energetico en los hogares, el planteamiento consisitia en que elegian a tres familias, una estado unidense, y las otras dos europeas, y les pedia que ahorraran energia en su vida diaria, las familias europeas, se dedicaron a ducharse un dia si y otro no, a lavar los platos a mano, unos de ellos llegaron a reciclar su basura y excrementos para intentar mantener agua caliente a base de la fermentacion, vamos que modificaron toda su vida y ademas iban echos unos zorros, los americanos llamaron a una empresa de aislamientos, que les revisaron toda la casa, buscaron por donde habia perdidas de calor y energia, y procedieron a arreglarlo, y del tiron se dejaron una pasta. El resultado del estudio es que los que mas energia habian ahorrado eran los americanos, porque su sistema estaba bien montado, los que mas dinero habian ahorrado eran los americanos pues aunque tuvieron que hacer un desembolso inicial aparentemente grande, durante el resto del tiempo habian estado ahorrando energia, mientras que el resto para suplir la falta de “comodidades” se habian gastado una pasta. Y ademas no habian cambiado radicalmente su forma de vivir, y se les veia de lo mas lozanos, mientras que el resto habia momentos en que parecian salidos de Mad Max.

  2. Pues esto es de lo que realmente se trata toda esta campaña ecologista por las energías renovables contra el cambio climático: de una gigantesca campaña publicitaria para los productos verdes. Una campaña sin precedentes y que hace de los estados y gobiernos unos anunciantes más, gratuitos para colmo.

    La cosa no es nueva. Lo que fue el movimiento contra los aerosoles para salvar la capa de ozono fue la madre del cordero. En un principio las grandes trasnacionales de la quimica (Dupont, ICI, etc) defendieron la inocuidad de sus productos para el medioambiente. Pero sorprendentemente dieron el giro y se pusieron de lado de los catastrofistas. Al final se logró el baneo mundial de los CFC, pero esto no significó perdida alguna para estas empresas sino todo lo contrario: sirvió para el lanzamiento de sus lineas verdes de productos. Por ejemplo el “ecológico” refrigerante R134A que debía reemplazar a los asecinos y genosidas R12 que estaban instalados en todos los refrigeradores del mundo. ¿Se dan cuenta?

    Aerosoles… bienes de capital, instalaciones “certificadas”, energias renovables, etc. Dupont, ICI, GE, ABB, Enron…

    Los ecologistas no saben para quien trabajan.

  3. Caro Luis, relacionado precisamente con este tema de las emisiones hoy ofrezco una modesta propuesta para retirar del gasto público aproximadamente 1000M€/año sin impacto alguno en los ciudadanos. Yo preferiría que ese dinero volviera al bolsillo de sus dueños, o sea, los ciudadanos, pero cualquier cosa en la que se use será más digna que la partida en la que este gasto está presupuestado y que tiene que ver con tu post que también enlazo.

    saludos a todos
    b.

    Propuesta
    .

    1. 😀 lo acabo de leer, Balsero. Una magnífica idea … que no creo que sea del agrado de nuestros próceres. De todos modos, animo a todo que pase por aquí a seguir el enlace que nos propones, aprehender la idea, y difundirla.

  4. Increible. Alguien se ha puesto a hacer las cuentas. No me lo puedo creer. Y hasta propone hacer las cosas del modo más razonable. Inaudito.
    Querido Luis, ten mucho cuidado. Por Alemania parece que se está extendiendo un virus peligrosísimo que hace que la gente ¡empiece a tener sentido común!. Pero no te preocupes que seguro que los políticos, ecolojetas, eurojetas y demás sanguijuelas que viven (muy bien) del cuento y de los impuestos de los demás se ocuparán de sacar una vacuna rápido, rápido. Por la cuenta que les tiene. Ya punta el tal miembro del SPD con buenas maneras:

    “Hay determinados conflictos que el político debe evitar”.

    Je, je, je. Y luego nos quejamos aquí de Z.
    Gracias por la info. A ver si Pedro Jeta se hace eco. Me da que no lo veremos por estos lares.
    Saludos,

Los comentarios están cerrados.