Al-Qaeda sigue usando discapacitados en Irak como terroristas suicidas

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hace meses los buscaba en los sanatorios para enfermos mentales, infiltrándose de modo que pudieran conocer los síntomas del paciente. La última ha sido Rania Al Ambaki, a la que su propio marido y demás familia, ató la bomba a la espalda (que era accionada por control remoto) y después la esposó a la puerta de un control.

A la chica, que tiene un bajo cociente intelectual, le hicieron creer que el chaleco suicida era un remedio para el dolor de espalda.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

4 comentarios en «Al-Qaeda sigue usando discapacitados en Irak como terroristas suicidas»

Los comentarios están cerrados.