Morales y la estafa indigenista

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hace cuatro, cinco años, cuando la ciudad de El Alto y el occidente andino de Bolivia se levantaba contra los nefastos gobiernos neoliberales, capitaneaba las protestas Felipe Quispe, el Mallku.

Mallku significa algo así como príncipe, y Quispe que por entonces era el líder de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia recibió esa designación como reconocimiento de los pueblos indígenas bolivianos a su lucha por establecer la autonomía de los mismos proclamando la supervivencia de la nación aymara, con sus propias leyes, religión, idioma, hábitos y costumbres.

Morales.jpgCon la llegada al poder de Evo Morales, al que le sirvió de compañero de ruta para voltear a tres presidentes constitucionales en revueltas que dejaron docenas de muertos, el Mallku y su Movimiento Indígena Pachacutic se fueron eclipsando. Hoy, a días del referéndum autonómico que puede iniciar el proceso de secesión de parte del Oriente boliviano el príncipe Quispe reaparece y acusa a Morales de haber traicionado a los indígenas y de ser el responsable de la fractura del país.

“Evo no está con la causa, simplemente está (en la presidencia) por sus ambiciones personales. Él no piensa liberar al indio esclavo, discriminado. No está preparado para gobernar un país. Nunca ha sido campesino, pero se ha aprovechado de nosotros y de nuestras movilizaciones.”

“Puede que Evo tenga el rostro indio, la nariz ligeramente encurvada, pero el discurso no es nada ‘indianista’. Por mala suerte este señor tiene rostro indio y por su carita todo el mundo lo admira y piensan que el indigenismo está en el poder”

Completo, aquí.

Últimas entradas de BlogBis (ver todo)

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

6 comentarios en «Morales y la estafa indigenista»

  1. Bueno, Luis, el que realmente gobierna Bolivia es García-Linera (blanco, antiguo ideológo terrorista, marxista, indigenista…), bastante más inteligente y sobre todo con formación, cosa que Morales no tiene. Y que anunció hace meses que Bolivia iba hacia una guerra civil.
    la Iglesia católica boliviana, encargada de las negociaciones entre las provincias que quieren la autonomía y el Gobierno Morales, ya expresó su preocupación.
    El problema para mí, es que si estalla una guerra en Bolivia (cosa nada deseable pero no descartable…), se convertiría en un conflicto sudamericano, porque Venezuela ya ha enviado militares a Bolivia y no me creo que otros (como Brasil, cuyo líder Lula está esperando a Morales por el conflicto del gas y Petrobrás) no se metieran…

  2. Me van a perdonar, pero en todo lo referente a esta gente, cuesta mucho aguantarse los insultos racistas.

    Es que es un asco.

  3. Este zumbado, junto a Mamani, eran (son) mucho peores que Morales. Nosotros nos quejamos de que Morales es racista… pero es que estos son lo más parecido la versión indígena del Ku Klux Klan, los Panteras Negras y grupos de chalados así.

Los comentarios están cerrados.