No olvides que el origen de la ETA no es el independentismo. Es el comunismo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Certero Alfonso Ussía en su artículo de hoy para “La Razón”.

[…]

El pasado lunes, mientras los representantes de los partidos en el Congreso de los Diputados leían un comunicado unánime de condena por el atentado que arrebató la vida en Santoña al brigada del Ejército don Luis Conde, -Llamazares y Uxue Barcos de «Nafarroa Bai» entre ellos-, en el Parlamento navarro, Izquierda Unida y «Nafarroa Bai» rechazaron suscribir el texto de condena porque «incluía una moción de apoyo a las Fuerzas de Seguridad del Estado». Es decir, que Izquierda Unida no apoya a las Fuerzas de Seguridad del Estado en su lucha contra el terrorismo horas después de que la ETA asesine a un brigada del Ejército. Y recordé, una vez más, las palabras de Fernando Arrabal, que fue miembro del PCE y tiene memoria. «El origen de la ETA no es el independentismo. Es el comunismo».
Más tarde, esa mezcla de estalinismo, albanismo, aldeanismo y beatería «progre» se fundió en un independentismo sangriento que despojó de responsabilidades al Partido Nacionalista Vasco, un partido burgués, beato, racista y excluyente.

[…]


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2 comentarios en «No olvides que el origen de la ETA no es el independentismo. Es el comunismo»

  1. Y el comunismo no deja de ser una religión occidental, una página, falsa, arrancada al cristianismo. Me felicitan la Navidad más de uno y más de dos batasunos muy piadosos, catequistas juveniles in ilo témpore, quienes, cada vez que salía ETA en la conversación, se ponían a hablar de las denuncias de Amnistía Internacional sobre torturas policiales. Dicen estos amigos míos que no apoyan a ETA, pero solo hace falta pasar con ellos una semanita de colonias para constatar que no es verdad.

    Ahora aprovecho para “reflesionar” o pontificar en voz alta: la impresión que da es que la patulea progre-agnóstica eurábica se encuentra imbuída por un vago pero claro humanismo cristiano que le ofrece una base sólida y estabilizadora, que considera “racional” y “evidente” y en la que fundamenta sus “derechos humanos” (no menos “evidentes” aunque hayan costado unos milenios de “reflesiones” sapienciales y aun mensajes revelados, todavía mal asimilados por sus creyentes), adquirida en una infancia ya olvidada.

    Y cuando esa base falta o se erosiona completamente, ya se ve en que quedan las motivaciones, los idearios filosóficos y cómo razona la masa ácrata u “okupa” granaína donde van a parar algunos de estos sabinianos desencantados, donde la urdimbre humana se empieza a transparentar en estado puro: te pueden quemar el autobús, ya sin pretensiones de insurgencia redentora. Claro, no lo soportan ni ellos, y centenares se van convertiendo al Islam. Por lo menos follas.

  2. Bajo mi punto de vista el comunismo del entramado de ETA es tan dogmático a estas alturas como el de las FARC. Lo que quiere decir que no lo es en absoluto. ETA es un entramado de extorsionadores y delincuentes comunes redireccionados a la acción violenta: sin más. ¿Y no fue dicho que es el nacionalismo el último refugio de los canallas?

    Y es que, libertario Luis, la extorsión (como dijera Kantor en su momento) es el mejor negocio posible con bastante diferencia.

Los comentarios están cerrados.