Más llamadas para aplicar la Sharia en Inglaterra

Shares

cap.jpgCuando el Arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, máximo jerarca religioso de la Iglesia Anglicana, expresó su convencimiento de que la Sharia debía ser aplicada en Reino Unido, hubo protestas generalizadas e incluso se habló de que se le había pedido que dimitiera. IBA publicó entonces lo que ocurría con las mujeres dentro de familias que aplicaban la Sharia si discutían cualquiera de las cuestiones religiosas islámicas: la mandaban al psiquiátrico. Algo que evidentemente, se agravaría de aceptarse formalmente como aplicable:

A few weeks ago, I was chatting to a woman who works in an advocacy role for Muslim women in an area that, quite independently of the Bishop of Rochester, she described as a ‘no-go area’ for non-Muslims. Her clients were women in the process of being sectioned into mental health units in the NHS. This woman, who for obvious reasons begged not to be identified, told me: ‘The men get tired of their wives. Or bored. Or maybe the wife objects to her daughter being forced into a marriage she doesn’t want. Or maybe she starts wearing western clothes. There can be many reasons. The women are sent for asssessment to a hospital. The GP referring them is Muslim. The psychiatrist assessing them is Muslim and male.

Ahora bien, en las últimas semanas se han venido produciendo más llamadas a favor del reconocimiento legal de las resoluciones dictadas por estos tribunales. En primer lugar el Obispo de Ripon y Leeds, el Reverendo John Packer, considera que debe dejarse que cada comunidad tenga “sus propios sistemas legales siempre que no estén en conflicto con los Derechos Humanos“. Por supuesto, la universalidad de la Ley, con independencia de circunstancias personales del sujeto al que se le va a aplicar, desaparece y por tanto, el Parlamento británico no sería ya la única instancia legislativa del país.

En segundo lugar, el Lord Chief Justice (o Lord Jefe de la Justicia) ha afirmado que los musulmanes en Gran Bretaña “deben poder regirse por la Sharia” (Crispal lo posteó en español). Siendo la máxima autoridad de la Justicia británica, sus afirmaciones son aún más preocupantes que las de la jerarquía eclesiástica, por razones obvias.

Lord Phillips said: “It is possible in this country for those who are entering into a contractual agreement to agree that the agreement shall be governed by law other than English law.”

Therefore, he said, he could see no reason why sharia should not be used to settle disputes in this country.

He said: “There is no reason why principles of sharia, or any other religious code, should not be the basis for mediation or other forms of alternative dispute resolution.”

He added: “It must be recognised however that any sanctions for a failure to comply with the agreed terms of the mediation would be drawn from the laws of England and Wales.”

Se refiere por tanto, a que las cuestiones financieras o maritales van a poder ser resueltas por el tribunal de la sharia, pero que cualquier recurso deberá ser presentado ante las instancias británicas. El problema es que esto es una solución bastante obtusa, sobre todo, porque quien se haya obligado a presentar sus problemas legales ante un tribunal de la Sharia dudo mucho que quiera después regirse por la ley inglesa para los recursos posteriores. Y en el caso de que sean mujeres en procesos matrimoniales, la familia no las va a dejar porque se considerará un deshonor que discutan lo que el tribunal de la Sharia haya dicho.

Pero hay más: el importante abogado y ex-director del Consejo de la Abogacía británica, Stephen Hochmann, apoyó al Lord Chief Justice, diciendo:

Given the world situation and our own substantial Muslim population it is vital that we now look at ways to integrate Muslim culture into our own traditions.

Otherwise we will find that there is a significant section of our society which is increasingly alienated, with very dangerous results.

Traduzco: Considerando la situación global y nuestra propia población musulmana abundante, es vital que busquemos maneras de integrar a la cultura musulmana en nuestras tradiciones. De otra forma, nos encontraremos que una importante parte de nuestra sociedad está alienada de forma creciente, con resultados muy peligrosos.

De forma que, para que algunos no estén alienados, vamos en contra de la universalidad de la Ley, estableciendo leyes particulares para cada grupo religioso o cultural. Es decir, volvemos a la Edad Media, donde cada estamento social y religioso tenía su propia regulación. Se infiere por tanto que todos no son iguales porque la ley no es igual para todos.

La página Islam Watch de la que está extraído el anterior enlace, hace una reflexión muy importante al respecto:

El Gobierno birtánico ya promueve las finanzas regidas por la Sharia y otorga beneficios sociales adicionales a los hombres musulmanes que tienen más de una mujer (y les permite saltarse los límites de velocidad por esa misma razón). Ahora bien, Downing Street se distanció de inmediato de los comentarios de Phillips, reiterando que “la ley británica debe estar basada en los valores británicos y determinada por el Parlamento británico.” (básicamente, por tanto, consiste en decir una cosa y hacer la contraria, porque ¿por qué si se reconocen efectos a la poligamia por ejemplo, que NO está regulada en el derecho matrimonial británico, no van a resolverse las disputas derivadas de esos beneficios sociales ligados a su existencia por tribunales de la Sharia? ¿O es que la poligamia está basada en “los valores británicos”?).

Los políticos de ambos lados de la calle han resistido por el momento las llamadas insistentes para sancionar formalmente la ley Sharia para resolver disputas, lo que es causa de optimismo; que tantas figuras importantes insistan en ello, es causa de pesimismo.

¿Hasta cuándo? Porque de hecho los tribunales de la Sharia sí funcionan en Gran Bretaña. Otra cosa es que no se quiera reconocer por lo que eso supondría de dejación de las funciones propias del Estado, una de las cuáles es la de impartir justicia, función que además, le corresponde de modo exclusivo, excluyente e intransferible.

Y ya hablando de España: ¿existen tribunales de la Sharia funcionando? No se ha publicado nada al respecto, pero ¿es porque no hay o porque nadie quiere hablar de ello? ¿Respetaría el Gobierno esta tradición igual que hace con el velo islámico?

Shares

19 Respuestas a “Más llamadas para aplicar la Sharia en Inglaterra”

  1. Nora… no es preciso llegar al manido ejemplo de los ejércitos privado o alquilados al vecino. La Ancapía queda reducida a la nada en una simple comunidad de vecinos. El problema es que los Ancaps han encontrado a un “malo” y lo demonizan. Y la cuestión es ¿hay alternativa? Al Estado no, al cómo organizarlo, por supuesto. Pero negar su existencia no es el camino de la solución.

    Y el ejemplo de la existencia de jurisdicciones competitivas, que es como técnicamente se llama parte del ideario Ancap relativo a la resolución de conflictos, es precisamente el principal argumento en contra de esa filosofía. Y el caso de la Sharía en occidente, de lograr algo parecido a lo que parecen querer defender demostrará, con hechos, no con argumentos, la debilidad de tal supuesto.

    No sólo por el hecho de la desmembración jurisdiccional que implica y que acabará quedando reflejada en la partición del territorio, que eso es una posibilidad, no una certeza, sino porque el asumir esa posibilidad implica el reconocimiento implícito de un Territorio, de un consenso social, de una organización jurídica que pudiera resultar alternativa y superior. Reconocimiento de Estado y territorio. Vaya, reconocimiento de Nación.

    Pero Albert parece que ya me lo ha dicho todo. En fin.

  2. Siento no haber contestado antes pero no me ha dado tiempo.

    Es verdad, no hay ningún judío ni ningún católico hoy en día que haga esas barbaridades, y en la comunidad islámica eso ocurre. Pero sin ser casos aislados, no creo que puedas generalizar del modo en que lo estás haciendo.

    El problema, Albert, es en esas comunidades hay UNO que mata a su hija/mujer/hermana pero el resto (con contadas excepciones) le apoyan. De modo que generalizo porque, con la excepción de los que rechazan frontalmente la Sharia, los demás consideran que si la Ley islámica lo autoriza está permitido. Te da igual lo que prohíba el estado: lo van a aplicar. Y si les das la mano, se van a tomar el brazo en cuanto puedan porque no hay Estado que les plante cara. Ellos esperan ahora tener la Sharia para cuestiones financieras y matrimoniales, pero que de aquí a cinco años se pueda también en cuestiones de carácter penal (¿por qué no unos latigazos en la calle? Se acabaría la delincuencia… argumento que convencería a más de uno…).

    Que no te convenza el argumento lo respeto pero desde luego no lo comparto. Es mejor cortar la hemorragia cuando es poca porque cuando es mucha el peligro de morir desangrado es muchísimo mayor.

    No, a ver, seamos claros, desde el momento en que teóricamente uno puede someterse a los principios de la Sharia voluntariamente, y desde el momento en que es así para mucha gente (aunque sea una minoría, que no lo creo), si se penaliza legalmente esta acción se está aplicando un castigo colectivo (es decir, se está castigando a todos por culpa de algunos -da igual que sean mucho o pocos). Por razones similares podríamos defender la criminalización de la prostitución: sabemos que muchas prostitutas son forzadas a trabajar, secuestradas de sus países etc. luego debe prohibirse esta práctica para todas (aunque haya prostitutas que lo hacen voluntariamente y el acto de prostituirse no sea intrínsicamente injust). Lo siento pero no estoy de acuerdo con este tipo de razonamientos.

    ¿Someterse a la Sharia voluntariamente? ¿En qué mundo vives? A ver uno es musulmán desde que nace y no puede cambiarse de religión. ¿Realmente crees que le iban a dejar NO aplicar en su comunidad la Sharia? Si no dejan entrar a la policía porque lo consideran de un estado extranjero… imagínate si uno dice: “ pues mira, majete, lo siento pero me voy por la ley civil“. Geez, qué naif.

    Y no me lo compares con la prostitución: prohibir la prostitución es imposible entre otras cosas porque ha existido siempre. El Islam (y sobre todo cierto tipo de Islamismo) NO.

    Me gustaría ver estudios/encuestas sobre ese 70% (no es que no me lo crea, realmente tengo interés en verlas). Y de nuevo, por lo mismo que arriba, no estoy de acuerdo en que se prohíba llevar el velo a todas, estoy de acuerdo en que se persigan esas amenazas y violaciones. Por otro lado, a efectos prácticos tampoco esto seguro de que una ley prohibiendo el velo fuera a cumplirse en esas comunidades o no fuera a generar más hostilidad/violencia de la que se intenta prevenir.

    Te las buscaré, escribí sobre ellas hace tiempo. Ya te las mandaré.
    En cuanto al velo, puedes ir al blog y buscar lo que he escrito sobre el velo islámico: si después de considerar que sirve a) para diferenciar a las mujeres puras (las que lo llevan y pueden ser madres de los hijos de la Umma) y las que no lo son (las que no, que pueden ser violadas porque en realidad somos unos zorrones) y b) para que los hombres no se tiren encima de las mujeres como si fueran bestias sedientas de sexo -así lo han dicho diferentes clérigos islámicos tanto sunitas como chiíes-, produciendo por tanto una separación entre mujeres buenas y malas y produciendo una degradación de los hombres, todavía piensas que alguien voluntariamente lo va a llevar, me parto de risa.
    Y, por cierto, en Francia se prohibió y hay menos problemas ahora que antes de que se prohibiera. Así que de violencia por su prohibición nada de nada.

    Desde luego te lo concedo, pero es que he leído otras opiniones que también considero informadas que no piensan lo mismo o incluyen más matices y menos generalizaciones que tú. Me parece, corrígeme si me equivoco, que tú eres más de la cuerda de Spencer y su PIG sobre islamismo y las Cruzadas, pero a mí esa línea no me acaba de convencer. Al menos por ahora.

    Bueno, estoy de acuerdo con Spencer en unas cosas y en otras no. Sin embargo, reconozco su evidente esfuerzo en señalar algo terrible, como es la disminución de la libertad personal que la imposición de la Sharia en organismos como la ONU está trayendo. Por cierto, no me he leído su libro sobre las Cruzadas. Y Samizdata a los que citas, si bien estoy de acuerdo con ellos en las cuestiones sobre el BNP, no lo estoy en otras, en especial en su falta de realismo en algunas cosas: las teorías están muy bien pero a muchos os falta bajar a la realidad. En la realidad hay personas que no quieren responsabilizarse de sus actos, que matan, roban, mienten, etc y tienen objetivos “no buenos” para la comunidad. Exactamente igual que no es bueno culpar a un colectivo de lo que hagan algunos, tampoco es bueno considerar que todo va a salir bien porque en la teoría, sentados en un café con los amigos, sale bien: las teorías siempre carecen de variables que en la realidad existen pero bien porque no son estables a lo largo del tiempo o bien porque nacen en ese momento, la teoría no las incluye. Y los patinazos son evidentes.

    Ya pero es que tu partes del paradigma vigente pero yo tengo en mente un hipotético/teóricamente atractivo orden policéntrico donde la diversidad legal es posible. Pero no nos desviemos por allí.

    Ese es el sistema de la Edad Media y del “millet” turco y créeme por mucho que en la teoría os salga súper-bien, en la realidad son sistemas perversos en los que se conceden privilegios y los seres humanos no son iguales. Es decir, la realidad es que es un retraso y si cualquiera de los teóricos del Derecho Penal del Siglo XVIII viera lo que has escrito (Marqués de Beccaria, entre otros), se hacía alfarero, porque vería que sus teorías han servido para nada más que para que alguien se limpie las posaderas después de defecar. Dicho sin ánimo de ofender.

    Me parece lamentable que ocurra esto, y desde luego no debería ocurrir, pero no veo que justifique prohibir la clase de acuerdos de que estábamos hablando.

    Pues que Santa Lucía te conserve la vista. La primera cuestión a preguntarse de un orden jurídico-procesal es cómo se va a obligar a cumplir las resoluciones. Estamos diciendo que si las partes no están de acuerdo con lo que determina el “arbitraje de la Sharia”, recurrirán. ¿De verdad crees que en unas comunidades en las que la policía no puede entrar, van a dejarle a una mujer que ha perdido la custodia de sus hijos por las determinaciones de la Sharia, presentar un recurso? Claro, y yo soy Muhammad Ali. Como te ha dicho Luis arriba y te he insistido desde el primer comentario, no van a aceptar que las leyes de los “infieles” les contradigan algo que está escrito en su libro divino. Claro que teóricamente en un sistema de diversidad legal queda todo manifiestamente lógico y divino de la muerte. Pero eso no quiere decir que sea realista. Y a mí me importa la realidad, no las teorías.

    Yo no creo que exista un derecho (normativamente hablando, no positivamente hablando) a “desarrollar tu personalidad”, las presiones sociales existen, el fanatismo religioso existe, y a mí puede parecerme patético y triste que tantas personas se dejen seducir por ese fanatismo y se decanten por ese estilo de vida, pero mientas esas prácticas no resulten en amenazas físicas o agresiones físicas contra otras personas, no creo que el Estado tenga que inmiscuirse en nada. Eso tampoco significa que doy la causa por perdida, creo firmemente que la competencia entre culturas juega a favor de las más civilizadas, y que la interacción de esas comunidades con el resto de la sociedad producirá cambios en ese sentido en el largo plazo. O eso espero.

    La esperanza es lo último que se pierde pero mientras los que vemos la realidad nos tiramos de los pelos ante el buenismo. A ver, es que el que no se rija por la Sharia no va a ser considerado como alguien que, en ejercicio de su libertad, no ha querido regirse por ella. Va a ser considerado como un mal musulmán.

    En cuanto a lo de que “la interacción de las comunidades…” eso no se está produciendo en este caso: los hijos de inmigrantes están aún más radicalizados que sus padres, por término general. La razón es que se sienten alienados en una cultura que no es la suya, en la que están permitidas un montón de cosas que se encuentran tradicionalmente prohibidas y son ellos (no la sociedad o la autoridad) quienes tienen que autocontrolarse. Me explico: en los países islámicos (incluída Turquía en algunos sitios) está terminantemente prohibida la bebida -si, existe en el mercado negro pero no es lo mismo que que esté en el supermercado sin ninguna restricción-. De modo que se encuentran con que nada les impide beber, son libres para hacerlo. Ello ocurre con todo lo demás: libertad de casarse con quien se quiera, homosexualidad, no casarse, trabajar… Es la libertad y la responsabilidad que conlleva su ejercicio lo que les aliena. Curiosamente menos a las mujeres que se adaptan mejor porque no pierden si no que ganan.

    Que sí, que hay musulmanes a los que eso no les pasa, pero esos son considerados como “malos musulmanes” porque no se atienen a la Sharia.

    No, creo que no nos hemos entendido. El documental de Dispatches me pareció un poco demagógico (lo has visto?), y era un documental básicamente pro-Islam o sea que imagino que aquí estaríamos de acuerdo.

    Sí, entonces no lo he visto. Al que yo me refería es al documental “Undercover Mosque” del que escribí en mi blog hace bastante.

    Bastiat: a mí lo del rollo ancap (con perdón para el que lo sea) , me parece muy bonito en la teoría pero bastante irrealizable en la práctica. El hecho de pensar que un Estado puede sobrevivir arrendando al ejército del país de al lado como me dijo un ancap es algo así como poner al zorro a guardar a las gallinas. El Estado ancap iba a desaparecer en el mismo tiempo en el que tardara el ejército del país vecino en desplegarse por ese lugar. Entiendo que lo de “las fuerzas represivas y coactivas del Estado frente a los delincuentes” queda mal y muy violento, pero no creo que a la ETA o a los Tigres Tamiles se convencieran de que sin Estado iba a haber paz. Todo lo contrario: todo grupo aspira a establecer un estado, porque es la única manera de que un colectivo se organice, tenga normas y se obligue a cumplirlas a quien no quiera.

    Luis: totalmente de acuerdo. Y que conste: yo creo que no todos los musulmanes son perversos, que no todos quieren matarnos por no creer en Alá… pero son precisamente esos a los que se les está dando de lado día sí día también, porque siempre se elige para los órganos de representación o de investigación sobre el Islam a personas como Tariq Ramadan, cuyo hermano defendió la aplicación de la Sharia para la a lapidación de las adúlteras en Francia, lo que él “entendía”. Cuando un señor “entiende” que alguien defienda eso, tiene de moderado lo que yo de Muhammad Ali. O sea, que pertenecen al género humano y poco más.

  3. Es decir… que se está aplicando la ralidad Ancap. No existe estado no existe defensa real y efectiva de los derechos individuales de TODOS los ciudadanos de un Estado porqoe incluso el Estado, el territorio que lo forma, está dividido en la tierra de los seguidores del Islam y el resto.

    CQD.

  4. Yo creo que muchos de los desencuentros que tenemos entre nosotros se deben a que cuando nos ponemos a describir-definir formas de organización social (o de desorganización) perdemos de vista lo fundamental. No es cuestión de ancapía, liberaloland, socialistonia o islamastán. Es cuestión de que lo primero que ha de salvaguardarse es la condición de libres de todos los miembros de una sociedad. Desde el momento en que una doctrina -en este caso la islámica- cercena o amenora los derechos fundamentales de algún miembro pierde, a mi modo de ver, cualquier posibilidad de establecerse como legítima en un entorno en el que ese derecho sí está consagrado de común acuerdo.
    La Sharia, si lo he entendido bien, no admite aplicaciones parciales. Luego no es aplicable en absoluto. Lo sería en un entrorno social exclusivamente islámico, y sería defendible si contemplase la posibilidad del abandono (voluntariedad). Como esta tampoco es contemplada, también es denunciable allí donde se da mayoritariamente, pues la mayoría no nace de la voluntariedad, nace de la imposición.

  5. Pues nada, que me reafirmo en lo dicho. La aplicación de la Ancapía es imposible.

    Que es lo que yo te dije.

    Un Saludo.

  6. De todos modos es curioso, Bastiat, que Ancapia te parezca problemática por algo que, según parece, ya está sucediendo ahora en un contexto estatista (esto es, el Estado no se atreve/no quiere intervenir en los asuntos internos de determinadas comunidades). Como siempre, comparando un escenario ancap imperfecto con un escenario estatista ideal que solo existe en las mentes de algunos, no en la realidad.

  7. Yo tengo una honda preocupación por este asunto. Considero que el Islam, paradójicaemtne, va a revitalizar al cristianismo y que todo el esfuerzo por la secularización puede verse mermado (se está viendo ya) con corrientes profundametne antiilustradas y antiliberales. La socialdemocracia contribuye a ello inquietantemente.

    leí un libro de Pascal Bruckner, La tiranía de la penitencia. Lo recomiendo. Versa, sintéticamente, sobre el debilitamiento que se está produciendo en Europa por culpa de los prejuicios de la mística de la alteridad, la tolerancia y las minorías.

    ¡Hay que volver a matar a Dios en Europa! Europa necesita a Nietzsche hoy más que nunca.

    Cordiales saludos.

  8. Nora,

    Me da igual que se conceda a los judios la posibilidad de resolver sus diferencias desde un punto de vista religioso. Los judíos no dan lugar a asesinatos por honor ni a matrimonios forzados ni a fatwas condenando al apóstata o al blasfemo ni a que la mujer herede la mitad que el hombre o que su testimonio en juicio sea la mitad que el de un varón, todo ello recogido en la Sharia como comandado por Alá.

    Es verdad, no hay ningún judío ni ningún católico hoy en día que haga esas barbaridades, y en la comunidad islámica eso ocurre. Pero sin ser casos aislados, no creo que puedas generalizar del modo en que lo estás haciendo.

    Esto no es un castigo colectivo, es simplemente una consecuencia de haber visto empíricamente lo que sucede.

    No, a ver, seamos claros, desde el momento en que teóricamente uno puede someterse a los principios de la Sharia voluntariamente, y desde el momento en que es así para mucha gente (aunque sea una minoría, que no lo creo), si se penaliza legalmente esta acción se está aplicando un castigo colectivo (es decir, se está castigando a todos por culpa de algunos -da igual que sean mucho o pocos). Por razones similares podríamos defender la criminalización de la prostitución: sabemos que muchas prostitutas son forzadas a trabajar, secuestradas de sus países etc. luego debe prohibirse esta práctica para todas (aunque haya prostitutas que lo hacen voluntariamente y el acto de prostituirse no sea intrínsicamente injust). Lo siento pero no estoy de acuerdo con este tipo de razonamientos.

    Podemos poner como ejemplo el velo: dicen las mujeres que lo llevan libremente, pero en 2005 el 70% de las mujeres de los banlieues parisinos señalaban que lo llevaban por miedo a las violaciones colectivas (si no llevas velo estás pidiendo que te violen) o bien al smiely (les rajaban la cara de la oreja a la comisura de los labios para que se viera que no habían llevado velo). El Estado francés no hizo nada contra ninguna de las dos cosas (incluso hay víctimas de violaciones colectivas que han tenido que cambiarse de casa SIN ayuda por parte del gobierno y persiguiéndolas los violadores o los familiares de éstos).

    Me gustaría ver estudios/encuestas sobre ese 70% (no es que no me lo crea, realmente tengo interés en verlas). Y de nuevo, por lo mismo que arriba, no estoy de acuerdo en que se prohíba llevar el velo a todas, estoy de acuerdo en que se persigan esas amenazas y violaciones. Por otro lado, a efectos prácticos tampoco esto seguro de que una ley prohibiendo el velo fuera a cumplirse en esas comunidades o no fuera a generar más hostilidad/violencia de la que se intenta prevenir.

    Bueno, llevo posteando sobre Islamismo desde 2005, así que me concederás al menos que tenga una idea sobre lo que digo.

    Desde luego te lo concedo, pero es que he leído otras opiniones que también considero informadas que no piensan lo mismo o incluyen más matices y menos generalizaciones que tú. Me parece, corrígeme si me equivoco, que tú eres más de la cuerda de Spencer y su PIG sobre islamismo y las Cruzadas, pero a mí esa línea no me acaba de convencer. Al menos por ahora.

    Pues poca idea de derecho penal tienes. El derecho penal se fundamenta en dos principios: la universalidad de la Ley (con independencia de quién sea la víctima y el agresor) y en la igualdad.

    Ya pero es que tu partes del paradigma vigente pero yo tengo en mente un hipotético/teóricamente atractivo orden policéntrico donde la diversidad legal es posible. Pero no nos desviemos por allí.

    En cuanto a la “ineficiencia de la justicia estatal”, aquí no es que la justicia sea ineficaz, es que ni siquiera se la deja que actúe porque, si lo hace, se le acusa de islamofobia, de racismo o de no querer la integración.

    Me parece lamentable que ocurra esto, y desde luego no debería ocurrir, pero no veo que justifique prohibir la clase de acuerdos de que estábamos hablando.

    stamos hablando de PERSONAS a las que una religión no está dejando desarrollar libremente su personalidad (art. 10.1 de la Constitución en nuestro caso) y que cualquier intento por parte del Estado de introducirse en esas comunidades, es considerado una “inmisión intolerable” de los no creyentes en su ámbito.

    Yo no creo que exista un derecho (normativamente hablando, no positivamente hablando) a “desarrollar tu personalidad”, las presiones sociales existen, el fanatismo religioso existe, y a mí puede parecerme patético y triste que tantas personas se dejen seducir por ese fanatismo y se decanten por ese estilo de vida, pero mientas esas prácticas no resulten en amenazas físicas o agresiones físicas contra otras personas, no creo que el Estado tenga que inmiscuirse en nada. Eso tampoco significa que doy la causa por perdida, creo firmemente que la competencia entre culturas juega a favor de las más civilizadas, y que la interacción de esas comunidades con el resto de la sociedad producirá cambios en ese sentido en el largo plazo. O eso espero.

    Bueno, no te parecería tan demagógico si vieras a niñas de seis años con chador por la calle o como acaba de pasar en España

    No, creo que no nos hemos entendido. El documental de Dispatches me pareció un poco demagógico (lo has visto?), y era un documental básicamente pro-Islam o sea que imagino que aquí estaríamos de acuerdo.

    Un saludo, gracias por el debate

  9. Albert…. Este es uno de los casos en los que me fijo cuando hablo de la debilidad de la Ancapía en su aplicación real.

    Vamos a encuadrar la imagen. Si en un determinado territorio rige la Ancapía por definición nadie puede interferir en las normas que privadamente se otorguen y acepten los miembros de una comunidad que allí vive. Si una persona decide no aceptar esas normas en las que ha nacido nadie puede usar la violencia para defenderle porque legalmente no estaría amparado por nada. Porque nada se impone a todos.

    Ciertamente creer en la libertad implica el aceptar la existencia de la posibilidad de resolver conflictos y contratos en el ámbito privado, siempre que sea voluntaria la aceptación de ese ámbito y las normas que en él rija. Pero, y aquí está la cuestión, para poder resolver esos contratos fuera de ese ámbito debe existir un ámbito general de aplicación para TODOS de manera igual y normativamente superior a el, cuya superioridad normativa y de fuerza legal permita imponerse a las partes cuando una de ellas así lo reclame.

    Y eso no es hablar sólo de los contratos privados sino de la propia vida cotidiana en la que si una persona quiere desligarse de una comunidad el resto, el todos, debe proteger esa decisión puesto que la comunidad en cuestión está sometida a la ley igual que todos.

    Por tanto, si, aplaudo la idea de enfrentar la libertad al hecho de que las personas puedan celebrar contratos privados y arbitraje igualmente privados, sometidos a las normas que voluntariamente y privadamente se adopten, lo que incluyen normas religiosas independientemente de qué religión sea, pero sólo cuando hemos establecido el que las personas tengan asegurados los derechos fundamentales que todo liberal defiende. Y no sólo eso, sino que existe una estructura legal, con capacidad normativa y, sobre todo, con capacidad coactiva para imponer la ley a toda comunidad que viva en el territorio que los liberales hemos de entender como nuestra nación.

    No estamos en contra de la Sharía por ser musulmana sino porque pretende imponer cotos a la acción de la ley en territorios en los que la libertad es uno de los valores fundamentales. El otro, el del la igualdad ante la ley, se da por descontado, ¿qué libertad puede haber si las personas no pueden ser iguales ante la ley?

    El reto, pues no está en negar taxativamente unas normas que voluntariamente se puedan adoptar y que no infrinjan las leyes de un país, sino en asimilar aquello que sea asimilable y combatir lo que no lo es.

    ¿Al final realmente quienes defienden la aplicación de la Sharía, pese a no ser musulmanes, estarían dispuestos a ir a defender a una mujer que no quiere llevar velo y meter en la cárcel a aquel que atente contra ella?

    That is the question.

  10. Otro factor a tener en cuenta es que a partir del momento en que se accepta que se aplique la shariah le ser´ muy difiicil a un musulman escapar de ella. Si lo intenta enseguida lo acusaran de apostata. Y sabemos lo que eso implica.

    Finalamente, parte de la argumentcaion que desarrollo en mi precedente post, que es lo que se nos va colar después? La quema de viudas? (todavia practicada en pequeña escala en zonas rurales de la India)

  11. Albert, en este caso te ocurre, creo, lo que me pasa a mi otras veces en discusiones sobre indivdualismo: la argumentación teórica es impecable, pero no permite un aterrizaje en la realidad… porque la realidad es otra. Y la realidad es como te la cuenta Nora

    Yo tampoco creo que sea admisible aceptar un sistema legal (religioso o no) en el que las partes no son iguales, en el que algunos (en este caso algunas) no disponen de igualdad de condiciones para defender su vida, su propiedad y sus contratos.
    Date cuenta que en, en este caso, la “voluntariedad” se deriva sólo del adoctrinamiento y la represión desde la infancia. En última instancia, y apurando mucho el argumento “lassez faire”, no pasaría nada si la sharia no persiguiese la apostasía, pero lo hace. Eso la convierte en totalmente inadmisible.

  12. Josá María: a mí la mención de la Sharia me recuerda a un sistema jurídico medieval, en el que como digo más arriba, la mujer es inferior al hombre y el musulmán al no musulmán (a tener en cuenta por ejemplo, en contratos financieros con no musulmanes o en matrimonios con no musulmanes o en el caso de que un hijo haya apostatado).

    Yo tampoco veo bien la religión laicista pero eso no implica que automáticamente tenga que ver bien la aplicación de una ley religiosa, eximiéndose de la aplicación de la ley general.

  13. Lo siento, pero no me convences en absoluto.

    o se está hablando de cambiar nada, la ley de arbitraje ya da cobertura a estos casos. Sucede lo mismo con la comunidad judía, se aceptan las resoluciones de los tribunales Beth Din bajo la legislación actual.

    Me da igual que se conceda a los judios la posibilidad de resolver sus diferencias desde un punto de vista religioso. Los judíos no dan lugar a asesinatos por honor ni a matrimonios forzados ni a fatwas condenando al apóstata o al blasfemo ni a que la mujer herede la mitad que el hombre o que su testimonio en juicio sea la mitad que el de un varón, todo ello recogido en la Sharia como comandado por Alá. Por supuesto, se me puede contestar que eso va “contra los principios británicos”, pero la realidad es que no se actúa ni se ha actuado. En un país en el que se pone en la calle a un individuo como Abu Qutada, con la condición de que “no se vea con Bin Laden en Londres” y que sin embargo el Fisco le va a dar 8.000 euros por incapacidad laboral, no tengo mucha confianza en que se preocupen de que realmente los “arreglos” van a ser de acuerdo con la Ley inglesa. Entre otras cosas, porque cualquier inmisión en los mismos, daría lugar a acusaciones de racismo e islamofobia como ya hemos visto que se han producido en el pasado cada vez que alguien ha criticado la cuestión.

    No creo en los castigos colectivos. En algunos casos no hay consentimiento real por parte de la mujer (y no hablo de “presión social”, sino de agresión o amenaza física, presiones sociales abundan en muchos contextos). La ley debe actuar en estos casos, pero desde luego no debe impedir de entrada que dos personas adultas se sometan a un determinado acuerdo asumiendo que no hay consentimiendo. En mi opinión un acto tiene que ser intrínsicamente injusto para que sea penalizado por las leyes. Un acuerdo entre dos personas adultas para regirse por los principios de la Sharia no es intrínsicamente injusto.

    Esto no es un castigo colectivo, es simplemente una consecuencia de haber visto empíricamente lo que sucede. Podemos poner como ejemplo el velo: dicen las mujeres que lo llevan libremente, pero en 2005 el 70% de las mujeres de los banlieues parisinos señalaban que lo llevaban por miedo a las violaciones colectivas (si no llevas velo estás pidiendo que te violen) o bien al smiely (les rajaban la cara de la oreja a la comisura de los labios para que se viera que no habían llevado velo). El Estado francés no hizo nada contra ninguna de las dos cosas (incluso hay víctimas de violaciones colectivas que han tenido que cambiarse de casa SIN ayuda por parte del gobierno y persiguiéndolas los violadores o los familiares de éstos). Como comprenderás, si esto ha ocurrido SIN que la Sharia esté vigente, si lo está, no van a admitirla a medias que es lo que tú propones: sólo en aquello que esté de acuerdo con nuestros valores, que insisto ellos ven como inferiores por no venir de Alá.

    No creo que sea así. Desde luego los extremistas lo defienden, pero dudo que todos los que lo defienden sean extremistas o incluso una mayoría (aunque mi definición de extremista quizás también sea más estrecha, no lo sé).

    Bueno, llevo posteando sobre Islamismo desde 2005, así que me concederás al menos que tenga una idea sobre lo que digo. El Islam es un sistema TOTAL que engloba todo, no sólo la vertiente religiosa, de modo que un verdadero creyente no es tal si no defiende una aplicación TOTAL del sistema islámico, religioso, político, jurídico, de costumbres, etc. Cuando más fundamentalista se es, más TOTAL se quiere que sea esa aplicación. Puedes leerte el blog Muslims Against Sharia que está enlazado en este en el apartado links y verás que los moderados son los primeros que rechazan de modo taxativo su aplicación. Que queda muy multicultural pero que conlleva una absoluta confrontación con los principios y valores occidentales de igualdad entre hombre y mujer y entre musulmán y no musulmán.

    No tengo ningún problema con el resultado del ejemplo que citas, si la familia de la víctima está de acuerdo. Este es de hecho el modelo de justicia restitutiva que algunos defendemos: que el criminal compense a la víctima, no que se pase media vida en prisión vagueando a costa del contribuyente. Sí tendría un problema si las decisiones del tribunal implicaran la violación de derechos individuales (penas contra homosexuales o apóstatas,por ejemplo). En esos casos la justicia británica debe actuar, y está compelida a hacerlo. Si no lo hace por desidia, es vergonzoso y condenable. Si no lo hace por error o porque no pueden estar en todo, porque la vida es imperfecta y errores los hay por doquier, pues a convivir con lo que hay o a luchar para cambiarlo (una razón más para privatizar la ineficiente justicia estatal)

    Pues poca idea de derecho penal tienes. El derecho penal se fundamenta en dos principios: la universalidad de la Ley (con independencia de quién sea la víctima y el agresor) y en la igualdad. Esta solución no va a ser aplicable a todos los ciudadanos, si no sólo al musulmán por una cuestión SUBJETIVA que es que dice que cree en Alá. Te puede parecer muy mal que alguien esté comiendo de tus impuestos, pero ¿por qué si puede hacerlo así en este caso y no si mata a un no musulmán? No me parece razonable.

    En cuanto a la “ineficiencia de la justicia estatal”, aquí no es que la justicia sea ineficaz, es que ni siquiera se la deja que actúe porque, si lo hace, se le acusa de islamofobia, de racismo o de no querer la integración. Eso hoy en Inglaterra es peor que llamarte papista en el siglo XVII y hace que ante la sola idea de poder ser considerado como tal, se pida perdón por la inclusión de un cachorro de perro negro en un anuncio de la policía. ¿Por qué? Porque el perro negro es la encarnación del Diablo según el Islam. Así que dudo mucho que se metieran en una cuestión “privada”, cuando ni siquiera la policía puede entrar en determinados barrios porque son “islámicos”, esto es, “Dar-Al-Islam”, la casa del Islam, simplemente porque allí viven musulmanes.

    hmmm, demasiadas cosas. La poligamia voluntaria no debería ser delito, sobre los límites de velocidad no estoy seguro pero me inclino por el no. De todos modos entiendo tu preocupación de que se concedan privilegios legales a una comunidad. Qué puedo decir, es delicado, pero es que hay leyes que me parecen injustas de entrada y me da igual si los musulmanes (o quien sea) no las cumplen.

    Desde mi punto de vista la poligamia es en sí misma contraria a la igualdad de la mujer. Además, no está regulada en la ley civil por lo que las personas NO musulmanas deberían regirse por una ley religiosa. Volvemos a lo de antes: no existe igualdad entre las comunidades y el hecho es que se trata de una cuestión RELIGIOSA, que encima es un privilegio, no recogido por ley (la ley no contempla que el musulmán polígamo pueda saltarse los límites de velocidad ni las consecuencias si atropella a alguien…), o sea, una exención contraria al principio de igualdad como la copa de un pino.

    No veo ningún problema en que los católicos apliquen el derecho canónico en las cuestiones que les afectan si someten a ello voluntariamente.

    Yo tampoco pero ningún católico ha estrangulado a su hija por querer divorciarse y cuando se ha presentado en juicio ha dicho “no he hecho nada malo”, como ha pasado en Georgia (EEUU), la semana pasada con un musulmán. La comunidad paquistano-musulmana de Atlanta sólo ha dicho que la “familia estaba muy estresada”. Como comprenderás, no creo que la dejasen ni siquiera en un tribunal de la Sharia divorciarse de su marido. Pero como es mujer, debería plegarse a ello porque la mujer debe obedecer a su marido.

    Es el viejo argumento de la slippery slope: esto que no es grave por sí mismo conducirá a algo que sí lo es, de modo que mejor ponerle freno al principio. Es un argumento poderoso, pero choca con mis principios: si una acción no es agresiva no puede ser penalizada, da igual la interpretación que algunos hagan de este hecho y lo lejos que quieran llevar sus demandas como consecuencia. En el momento en que sus demandas sean inaceptables desde el punto de vista de los derechos inviduales, entonces es cuando nos ponemos firmes y empiezan a caer tortas, si hace falta. Además, quizás eres de la opinión de que aceptando estas demandas estamos transmitiendo el mensaje de que somos débiles y cedemos ante cualquier presión. Para mí el mensaje es otro: aceptamos las demandas hasta este punto porque tenemos unos principios (el de la libertad de asociarse y celebrar contratos) y vamos a hacer honor a ellos aunque tenga costes, pero en el momento en que las demandas vulneren estos principios, pues también haremos honor a ellos rechazándolas con todas nuestras fuerzas.

    Otro ejemplo de buenismo del que está tu comentario lleno. Estamos hablando de PERSONAS a las que una religión no está dejando desarrollar libremente su personalidad (art. 10.1 de la Constitución en nuestro caso) y que cualquier intento por parte del Estado de introducirse en esas comunidades, es considerado una “inmisión intolerable” de los no creyentes en su ámbito. Sí, soy de la opinión que nos consideran débiles porque NO nos hemos opuesto a sus imposiciones desde un principio. La poligamia, por ejemplo, es delito y es contraria a la excepción de orden público (es decir, no puede eximirse de su prohibición a nadie porque es contraria a los principios más básicos de nuestro sistema de valores: la igualdad hombre-mujer y la libertad porque la mujer no tiene derecho a acabar con el matrimonio mientras que el hombre sí): mientras que NO se despenalice, ninguna comunidad debería tener derecho a cobrar beneficios sociales por mucho que su ley religiosa la reconozca.

    Además, en estas comunidades se da algo que ya no conocemos y que se llama “miedo reverencial”, esto es, el miedo a la desobediencia porque el precio a pagar es tremendo. De modo que puede que no ocurra el asesinato por honor, pero la presión sobre las chicas/mujeres, es enorme y la policía no hace nada por miedo a la acusación de islamofobia. Busca en internet Banaz Mahmoud.

    ¿Rechazándolas con todas nuestras fuerzas? No he visto que se rechace nada con todas sus fuerzas precisamente porque lo que demandan está en línea con el multiculturalismo imperante que considera que todas las culturas con independencia de sus valores son buenas y que oponerse a ellas, es algo racista. Puedes ver la útlima polémica sobre el velo entre la ministra Aído y la vicepresidenta Fernández de la Vega. Si hubieran tenido un poco de sentido común, no se hubieran echado para atrás, si no que hubieran señalado que el velo islámico es en sí mismo un símbolo de la sumisión feminina al varón, porque si no va tapada la mujer “provoca”.

    Gracias, le daré un vistazo. Vi el documental de Dispatches el otro día, me pareció interesante aunque un poco demagógico en varias cosas.

    Bueno, no te parecería tan demagógico si vieras a niñas de seis años con chador por la calle o como acaba de pasar en España: a un imán recomendando a las familias que casaran a sus hijas en vez de llevarlas al colegio. Si la Sharia hubiera estado vigente, eso se consideraría una cuestión matrimonial privada y el Estado no tendría nada que hacer ahí: de hecho los matrimonios de menores están alentados en el Islam de niñas de hasta 1 año, aunque esperen después de consumarlo con posterioridad porque la labor fundamental de la mujer es parir hijos para la Umma (si quieres enlaces, te los mando). Los matrimonios a partir de 14 años son válidos en nuestro derecho. Lo bueno de ese caso es que fueron los propios padres los que denunciaron al Imán: señal de que muy interesados en que se aplique la Sharia no están.

    Un saludo.

  14. No solo, es inaceptable que se apliquen varios tipos de leyes en un pais, sino que es inacceptable que extranjeros vengan a imponer las suyas (al que no le gutsen las leyes britanicas que se largue) y last but not least la shariah es una ley RE-PUG-NAN-TE!

    Permite a los varones heredar el doble, su palabra vale mas que la de una mujer, si se mata a una mujer su vida vale mitad menos que la de un hombre, si su familia exige la ejecucion entonces tiene que pagar a la familia del asesino la diferencia de valor entre hombre y mujer o sea la mitad, tambien se condena muerte al que deja de ser muslman, el marido puede apalear impunenmente a la mujer, dejaral tirada cuandol se le antoje con solo decir tres veces te repudio. Y no entro en las provisiones que organizan las discriminaciones a los infieles o su continuo hostigamiento.

    Permitir una ciosa tabn RE-PUG-NAN-TE en nuestros paises no es solo cobardia, no es solo esftar de la ldo de los opresores, sino que es una forma de racismo ya que se considera que los mornos y achocolatados no merecen nada mejor.

  15. Hola Nora,

    Lo siento, Albert, pero no estoy de acuerdo. En primer lugar, no creo que una regulación que tenga una base religiosa pueda ser compatible con la aplicación de una ley civil universal, simplemente porque se pertenece a una determinada comunidad religiosa.

    Pero es que ya lo es. No se está hablando de cambiar nada, la ley de arbitraje ya da cobertura a estos casos. Sucede lo mismo con la comunidad judía, se aceptan las resoluciones de los tribunales Beth Din bajo la legislación actual.

    En las normas de arbitraje los sujetos se obligan voluntariamente, aquí eso no ocurriría, sobre todo en las disputas matrimoniales porque las mujeres NO pueden decidir por sí mismas: están vinculadas por su familia, marido, etc. Y en muchos casos, los hombres también: si no lo aplican pudiendo hacerlo, sería un deshonor familiar, con las consecuencias que ello conlleva.

    No creo en los castigos colectivos. En algunos casos no hay consentimiento real por parte de la mujer (y no hablo de “presión social”, sino de agresión o amenaza física, presiones sociales abundan en muchos contextos). La ley debe actuar en estos casos, pero desde luego no debe impedir de entrada que dos personas adultas se sometan a un determinado acuerdo asumiendo que no hay consentimiendo. En mi opinión un acto tiene que ser intrínsicamente injusto para que sea penalizado por las leyes. Un acuerdo entre dos personas adultas para regirse por los principios de la Sharia no es intrínsicamente injusto.

    Y en segundo lugar, esto no es tender puentes con los no-extremistas, porque quien aboga por este tipo de “compromiso” son precisamente los que consideran que la Sharia es la única ley aplicable a los musulmanes, rechazando así la ley civil, no religiosa, como aplicable a los que no lo sean.

    No creo que sea así. Desde luego los extremistas lo defienden, pero dudo que todos los que lo defienden sean extremistas o incluso una mayoría (aunque mi definición de extremista quizás también sea más estrecha, no lo sé).

    En tercer lugar, hay casos de DELITOS que han sido juzgados en lso tribunales de la Sharia, sin que se haya hecho NADA por parte del poder secular por hacer cumplir la Ley inglesa (asesinato se resuelve dando dinero a la familia de la víctima y el agresor queda en la calle, por ejemplo). Según lo anterior, esto “excede” lo que los tribunales de la Sharia pueden juzgar con pocos resultados reales en caso de que se incumpla.

    No tengo ningún problema con el resultado del ejemplo que citas, si la familia de la víctima está de acuerdo. Este es de hecho el modelo de justicia restitutiva que algunos defendemos: que el criminal compense a la víctima, no que se pase media vida en prisión vagueando a costa del contribuyente. Sí tendría un problema si las decisiones del tribunal implicaran la violación de derechos individuales (penas contra homosexuales o apóstatas,por ejemplo). En esos casos la justicia británica debe actuar, y está compelida a hacerlo. Si no lo hace por desidia, es vergonzoso y condenable. Si no lo hace por error o porque no pueden estar en todo, porque la vida es imperfecta y errores los hay por doquier, pues a convivir con lo que hay o a luchar para cambiarlo (una razón más para privatizar la ineficiente justicia estatal)

    En último lugar, ¿te parece legal que se considere la poligamia como EXIMENTE a la hora de penalizar a alguien por saltarse el límite de velocidad? Pues eso se ha admitido por la policía inglesa (administración) ahora SIN que exista la Sharia y cuando la bigamia es un DELITO para el resto. ¿Qué hace pensar que se van a ver vinculados por los límites que les imponga el Parlamento británico, cuyas leyes, por cierto, muchos NO reconocen como vinculantes por ser de “infieles”?

    hmmm, demasiadas cosas. La poligamia voluntaria no debería ser delito, sobre los límites de velocidad no estoy seguro pero me inclino por el no. De todos modos entiendo tu preocupación de que se concedan privilegios legales a una comunidad. Qué puedo decir, es delicado, pero es que hay leyes que me parecen injustas de entrada y me da igual si los musulmanes (o quien sea) no las cumplen.

    Si hay algo que he sacado en claro después de leer sobre esto, es precisamente que, cuánto más se quiere la “excepción” legal de aplicación de la Sharia, menos “moderado” se es. ¿Que eso te parece “alarmista”? Lo respeto, pero no lo comparto. Es como si yo, como católica, para no sentirme alienada, pidiese que se me aplicara el derecho canónico a mis cuestiones financieras o matrimoniales.

    No veo ningún problema en que los católicos apliquen el derecho canónico en las cuestiones que les afectan si someten a ello voluntariamente.

    Hay que recordar que por ejemplo, la nulidad canónica matrimonial no produce efectos si va en contra de la ley estatal, pero eso es porque yo, como ciudadana, reconozco civilmente la superioridad de la ley civil sobre la canónica. Si precisamente los fieles que están pidiendo la introducción de la Sharia, te dicen que es superior a la Ley civil porque “las leyes divinas dictadas por Alá, son superiores a las humanas”, ¿realmente crees que van a obedecer la Ley civil? Yo creo que ellos lo verán como una concesión más: ahora obtenemos esto y luego pediremos más.

    Es el viejo argumento de la slippery slope: esto que no es grave por sí mismo conducirá a algo que sí lo es, de modo que mejor ponerle freno al principio. Es un argumento poderoso, pero choca con mis principios: si una acción no es agresiva no puede ser penalizada, da igual la interpretación que algunos hagan de este hecho y lo lejos que quieran llevar sus demandas como consecuencia. En el momento en que sus demandas sean inaceptables desde el punto de vista de los derechos inviduales, entonces es cuando nos ponemos firmes y empiezan a caer tortas, si hace falta. Además, quizás eres de la opinión de que aceptando estas demandas estamos transmitiendo el mensaje de que somos débiles y cedemos ante cualquier presión. Para mí el mensaje es otro: aceptamos las demandas hasta este punto porque tenemos unos principios (el de la libertad de asociarse y celebrar contratos) y vamos a hacer honor a ellos aunque tenga costes, pero en el momento en que las demandas vulneren estos principios, pues también haremos honor a ellos rechazándolas con todas nuestras fuerzas.

    Por ejemplo, puedes leer esto

    Gracias, le daré un vistazo. Vi el documental de Dispatches el otro día, me pareció interesante aunque un poco demagógico en varias cosas.

    Un saludo

  16. No tiene nada de malo que los musulmanes quieran que se aplique la Sharia, a fin de cuentas demuestran que quieren vivir su fe, dicho e otro modo un buen musulmán cree que la ley divina está por encima de la humana. Lo que es penoso es que los cristianos ya no crean en eso.

    Tampoco veo bien la nueva religión laicista que nos impone a todos una visión materialista del mundo y unos valores no siempre deseables.

  17. Lo siento, Albert, pero no estoy de acuerdo. En primer lugar, no creo que una regulación que tenga una base religiosa pueda ser compatible con la aplicación de una ley civil universal, simplemente porque se pertenece a una determinada comunidad religiosa. En las normas de arbitraje los sujetos se obligan voluntariamente, aquí eso no ocurriría, sobre todo en las disputas matrimoniales porque las mujeres NO pueden decidir por sí mismas: están vinculadas por su familia, marido, etc. Y en muchos casos, los hombres también: si no lo aplican pudiendo hacerlo, sería un deshonor familiar, con las consecuencias que ello conlleva.
    Y en segundo lugar, esto no es tender puentes con los no-extremistas, porque quien aboga por este tipo de “compromiso” son precisamente los que consideran que la Sharia es la única ley aplicable a los musulmanes, rechazando así la ley civil, no religiosa, como aplicable a los que no lo sean.
    En tercer lugar, hay casos de DELITOS que han sido juzgados en lso tribunales de la Sharia, sin que se haya hecho NADA por parte del poder secular por hacer cumplir la Ley inglesa (asesinato se resuelve dando dinero a la familia de la víctima y el agresor queda en la calle, por ejemplo). Según lo anterior, esto “excede” lo que los tribunales de la Sharia pueden juzgar con pocos resultados reales en caso de que se incumpla.
    En último lugar, ¿te parece legal que se considere la poligamia como EXIMENTE a la hora de penalizar a alguien por saltarse el límite de velocidad? Pues eso se ha admitido por la policía inglesa (administración) ahora SIN que exista la Sharia y cuando la bigamia es un DELITO para el resto. ¿Qué hace pensar que se van a ver vinculados por los límites que les imponga el Parlamento británico, cuyas leyes, por cierto, muchos NO reconocen como vinculantes por ser de “infieles”?
    Si hay algo que he sacado en claro después de leer sobre esto, es precisamente que, cuánto más se quiere la “excepción” legal de aplicación de la Sharia, menos “moderado” se es. ¿Que eso te parece “alarmista”? Lo respeto, pero no lo comparto. Es como si yo, como católica, para no sentirme alienada, pidiese que se me aplicara el derecho canónico a mis cuestiones financieras o matrimoniales. Hay que recordar que por ejemplo, la nulidad canónica matrimonial no produce efectos si va en contra de la ley estatal, pero eso es porque yo, como ciudadana, reconozco civilmente la superioridad de la ley civil sobre la canónica. Si precisamente los fieles que están pidiendo la introducción de la Sharia, te dicen que es superior a la Ley civil porque “las leyes divinas dictadas por Alá, son superiores a las humanas”, ¿realmente crees que van a obedecer la Ley civil? Yo creo que ellos lo verán como una concesión más: ahora obtenemos esto y luego pediremos más.
    Por ejemplo, puedes leer esto.

  18. Comenté las declaraciones de Lord Phillips en esta entrada: ¿La Sharia se abre paso en el Reino Unido?

    Opiniones como ésta me parecen una reacción desmedida a declaraciones que incluyen muchos matices y que dejan muy claro qué partes de la Sharia son compatibles con la ley inglesa (aquéllas que tienen que ver con el arbitraje y la mediación de disputas y que, por tanto, implican a adultos que consienten voluntariamente) y qué partes no lo son. Además, creo que hay una confusión importante: los tribunales islámicos no son una institución legislativa aparte, simplemente sus resoluciones en los casos de arbitraje/mediación son legales como lo es cualquier resolución de cualquier árbitro que las partes hayan elegido para resolver una disputa, sea islámico o de cualquier otro, bajo las condiciones de la Arbitration Act de 1996.

    Mi punto es que el dramatismo y la exageración no ayudan a tender puentes con los musulmanes no-extremistas.

    Un saludo

Los comentarios están cerrados.