Nos quitaron el violín, pero se dejaron las violas

Shares

Italia jugó como sabe: a la casualidad, a la suerte, a destruir, al churro en el minuto 92. Los violinistas españoles, sin violín como temíamos, apenas acertaron a no perder la partitura. Pero quedaban las violas. No son tan brillantes, pero son más consistentes. Y además, tenemos al santo de cara: San Iker.

iker.jpg

Me alegra haberme equivocado!

Ahora vienen los rusos, con ganas de venganza.

Shares

4 Respuestas a “Nos quitaron el violín, pero se dejaron las violas”

  1. Luis, si ves al árbitro por ahí, dale un cachete de mi parte. ¡Menudo… eso! Parecía que cada vez que le metían una falta a España o había que marcar un penalti a favor de nuestra selección, el tío perdía el pito.

Los comentarios están cerrados.