Turquía y los homosexuales: un paso atrás en su camino hacia la UE

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Gobierno turco parece dispuesto a no querer ingresar jamás en la Unión Europea (de lo que me alegro profundamente). Esta vez han sido los homosexuales de la mayor organización gay del pais las víctimas de la tolerancia neo-islámica de Erdogan. La policía efectuó una redada en la sede de la organización Lambda en Estambul, bajo la disculpa de que en sus locales se fomenta la prostitución y se atenta contra la moral del ciudadano turco. Me temo que es la moral del ciudadano turco, mejor dicho, la que quieren imponer estos teócratas, la que debería ser puesta bajo vigilancia policial.

On April 7, 2008, approximately 12 police in plainclothes entered the headquarters of the Lambda Istanbul Cultural Center, which defends the rights of lesbian, gay, bisexual, and transgender (LGBT) people. Their warrant cited suspicion that Lambda “facilitates prostitution, acts as a go-between [and] provides a place for [prostitution],” criminalized under Article 227 of Turkey’s Penal Code. The raid took place 10 days before an April 17 court hearing in a case against Lambda Istanbul brought by the Istanbul Governor’s Office, accusing the group of violating Turkish “moral values and its family structure.”


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

3 comentarios en «Turquía y los homosexuales: un paso atrás en su camino hacia la UE»

  1. No conozco yo la revistucha de la que hablas, Libertymad, pero describes perfectamente la hipocresía con que se mueve el progrerío europeo en los últimos años. La crítica a la derecha y a las iglesias cristianas está permitida, incluso denota buena “cuna”, la crítica a los verdaderos totalitarios y homófobos allende del Bósforo no es pertinente.
    Estoy seguro que el tal Llopart recurriría al manido “no debemos inmiscuirnos en los asuntos internos de un aliado”. Juas!

  2. Deberías contárselo a Alfonisto Llopart, director de la revista Shangay, que tiene un acuerdo con el Gobierno de Turquía en virtud del cual todos los artistas españoles que salen en la revista aparecen retratados en ese país. También hay publicidad de Turismo de Turquía. Una vergüenza y una impostura. Pero luego en sus articulitos Llopart arremete contra la homofobia del PP, pero olvida la de quien le paga. Boycot a Shangay.

Los comentarios están cerrados.