Ángela Merkel, su antiliberal sueldo mínimo y 1000 parados más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hace unos meses escribía un artículo justificando mi oposición a la imposición, por parte del Estado, de un salario mínimo interprofesional. Sin dudarlo ni un instante, los partidarios de la “solidaridaZ” (lean esto, que es muy bueno) por decreto me acusaron de esclavista, poco menos.

La semana pasada el Gobierno de Alemania , con su flamante Ángela Merkel al frente, aprobó una ley para establecer un sueldo mínimo para los empleados en empresas de servicios postales. El resultado no se ha hecho esperar: la empresa competidora de Post AG, PIN AG, se ha visto obligada a despedir a 1000 empleados que dejarán de cobrar un sueldo por su trabajo (entre 850 y 1100 € mes) y pasarán a cobrar de mis impuestos -los que tengan derecho a paro, claro está- una miseria (entre 270 y 420 € mes) por no hacer nada.

A eso lo llamo progreso!


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

13 comentarios en «Ángela Merkel, su antiliberal sueldo mínimo y 1000 parados más»

  1. Paradigmático de la falacia del lump of labour.
    Una teoría no es cierta porque sus defensores lo digan. En todo caso ya te he dicho que en el caso concreto que planteabas yo no creo que los servicios hayan dejado de prestarse. No niego que en otros casos se pueda producir esa situación. Prefiero analizar cada situación antes de creer en leyes que parecen explicarlo todo pero continuamente se han de postular excepciones.

    Claro que hay muchos conceptos básicos que nos separan profundamente, ¿no explicará eso que tú seas liberal y yo no?

    Del primer enlace de Gabriel Calzada parece defenderse que el monopolio privado no es malo para el consumidor, pues qué bien, pero él parece no creerse las curvas de oferta y demanda y la formación de los precios que se explican en las Universidades de todo el mundo. Ante semejante desencuentro de Calzada, Huerta del Soto, etc. y el resto de académicos, ¿qué puedo decir?

    Del segundo enlace subrayo Cuando un monopolio en realidad apareció, fue solamente por intervención estatal.
    Estoy de acuerdo, lo que no explica el autor es que los políticos reciben financiación de los grandes empresarios y banqueros, y finalmente se acaban aprobando las leyes que les benefician, que en este caso no son otras que las tendentes a eliminar competidores. En el caso de los EEUU esto es especialmente cierto y evidente a través de los lobbies.

    Te voy a resumir lo que realmente nos diferencia, más allá de los enlaces que das, lo que para ti son regulaciones estatales que perjudican la competencia para mí son en realidad prácticas mafiosas de los super-ricos que controlan a las personas que están al frente del Estado. ¿Cómo los controlan? Básicamente financiándolos.

  2. Yo creo que los servicios los sigue prestando con menos recursos. Otra posibilidad es que no los preste, en ese caso otra empresa los prestará.

    Paradigmático de la falacia del lump of labour.

    Existen una serie de conceptos básicos que nos separan profundamente, Jose María:
    Sobre monopolismo, aquí y aquí.
    Sobre la superioridad de las iniciativas individuales sobre las estalaes, aquí.

    Feliz día de asueto

  3. “lump of labour fallacy”, interesante como teoría, la cuestión es saber exactamente qué servicios ha dejado de prestar PIN AG al despedir a sus 1000 trabajadores. Yo creo que los servicios los sigue prestando con menos recursos. Otra posibilidad es que no los preste, en ese caso otra empresa los prestará. Como última posibilidad es que nadie los preste. Francamente lo veo poco probable. En Alemania el sector postal es un monopolio todavía más férreo que el español, en el supuesto que los servicios nadie los preste, ¿de qué servicios estamos tratando? porque a fin de cuentas los envíos físicos deben seguir circulando a un precio u otro, ¿irán los clientes de PIN al correo público que quizás sea peor y más caro? ¿o es mejor o más barato?

    ¿Los mayores monopolios son estatales? Si nos sitúamos en España, ¿quién monopoliza la electricidad, el gas, la telefonía, la banca? Yo diría que los mayores defensores de los monopolios son los grandes empresarios que ya los disfrutan.

    Por otro lado si de lo que se trata es de crear una especie de bolsa de trabajadores que acepten el salario lo más bajo posible, pues como que no. Algo que me sorprende en los liberales es que parece que no os dáis cuenta que acabáis defendiendo posiciones favorables a los grandes monopolistas. El día que defendáis medidas concretas que eliminen el monopolio o el oligopolio ahí nos encontraremos, pero si se trata de apoyar medidas que conduzcan a reducir salarios mi respuesta es no.

  4. Jose María, a mi lo que me llama la atención es que los mayores monopolios son y han sido estatales. PIN es precisamente una empresa que ha intentado romper uno de ellos. Con servicios iguales a los de POST AG, pero más baratos. Una de las medidas para ello era la de, no es extraño, preguntar quién estaba dispuesto a vender su trabajo por menos dinero que lo que reciben los empleados de POST AG. La cosa iba funcionando, hasta que apareció… efectivamente: el Estado.
    El mercado no es libre ni perfecto porque lo manipula el estado. El proteccionismo estatal es la razón principal por la que no existe competencia real.

  5. Luis y Daniel, las cosas no funcionan de ese modo. La empresa estaba prestando unos servicios con esos trabajadores, dichos servicios alguien debe de seguir prestándolos (en el sector postal no desaparecen los servicios porque se despidan a esos empleados), lo más probable es que sea la misma empresa quien los siga prestando pero sin esos empleados, en consecuencia ahora la empresa se ha reorganizado y sin duda aumentará sus beneficios (mismos ingresos con menos costes). Otra posibilidad es que la empresa deje de prestar algunos servicios debido a la pérdida de trabajadores, pero sin duda otra empresa los prestará, pues insisto en que en el sector postal los servicios alguien debe de prestarlos.

    Por otro lado Luis, entiendo perfectamente la postura liberal, pero no la comparto, pues vosotros siempre olvidáis que el mercado ni es libre ni es perfecto, o sea que es de todo menos un mercado en competencia. Si se consiguiera un mercado libre de monopolios y oligopolios podría aceptarse la no injerencia estatal en esa materia.

  6. Lo curioso de este caso es que si bien en Alemania ha llevado a cabo esta torpe media una democristiana, en España quería hacerlo Zapatero. Se estuvo hablando de esto en España hace unas semanas y se advirtió que el aumento del salario mínimo de esta forma podría traer consecuencias como las que ha tenido en Alemania. Por desgracia, a los políticos les gusta demasiado obviar toda recomendación y experimentar con los ciudadanos.

  7. Daniel, será de algún incunable 🙂
    En serio, lo que Jose Maria no parece entender (además de hacer mal las cuentas, el mínimo por hora según la nueva ley es de 8 euros) es que el gobierno no tiene por qué inmiscuirse en los contratos entre quien ofrece un servicio y quien lo paga. Para eso no está el gobierno, está el derecho a la huelga. Se juntan todos los empleados de PIN, le montan una huelga e intentan mejorar sus condiciones generales. Perfectro y nada que decir. Lo demás es extorsión.

  8. Vamos a ver, José María, es que efectivamente el trabajo que hacían no valía más de lo que les pagaban. Por eso, si ahora les obligan a pagarles más, les echan porque no les trae a cuenta. Cuando dices que no debían aportar mucho a la empresa… pues efectivamente. Pero algo aportaban y algo les pagaban por ello. Ahora no aportan nada a nadie, sólo cobran de los impuestos.

    Je, el ReCaptcha este me mete la palabra economists… 😀

  9. Hagamos cuentas… 8 € a ocho horas son 64 € brutos al día. Trabajando 20 días al mes a mi me sale un sueldo mínimo bruto de 1280 € mas la parte del empresario.
    Estamos hablando de un aumento de los costes para la empresa de más de 280.000 € al mes, que no es moco de pavo.
    El caso que planteo se debe exclusivamente al salario mínimo.

  10. Según explicas, PIN AG pagaba a algunos empleados entre 850 ? y 1100 ?, el gobierno alemán les obliga a que les paguen al menos 1000 ?, y la empresa decide despedirlos, ¿no te das cuenta que no tiene sentido desde un punto de vista empresarial? Una de dos, o el trabajo que hacían no vale casi nada desde el punto de vista de la empresa (pues prefiere despedir a quienes lo hacían) o bien han encontrado un medio para seguir haciéndolo con los medios propios (con lo que habría de darles las gracias al gobierno por ayudarles a mejorar su organización).
    Francamente el caso que planteas me parece que no se debe al salario mínimo.

Los comentarios están cerrados.