Qué contamina más, quemar soja, patatas o gasolina?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sorpresa!

UBP06gasolina_soja.jpg

Haga clic en la imagen para ampliar. Sobre el eje X los valores de emisión de gases de efecto invernadero; sobre el eje Y el cociente de carga ambiental total. Se toma el valor de la gasolina baja en azufre como el 100% en ambos casos. Los colores indican el tipo de combustible que se obtiene (y se quema, claro) de cada substancia o planta. Me temo que muchos biocombustibles no son “bio”.

Las explicaciones, de forma exhaustiva, aquí.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

6 comentarios en «Qué contamina más, quemar soja, patatas o gasolina?»

  1. La cháchara del calentamiento global es un sibilino plan goebbeliano de la izquierda en el que la derecha está cayendo de manera pueril. Seguramente porque la izquierda maneja mejor los medios de comunicación…
    En definitiva se trata de crear un enemigo común a todos: el peligrosísimo calentamiento global. El matiz magistral es que en última instancia el enemigo es uno mismo, somos nosotros. ¿Y cómo defendernos de nosotros mismos? Pues dando más poder a los gobernantes que saben lo que hay que hacer para que el pueblo bruto e inculto no se suicide. Abramos las puertas a regímenes totalitarios, ya que en la raíz del planteamiento está la devaluación del ciudadano individual.
    Hemos de admitir que la evolución de la izquierda en sus métodos de lucha por el poder una vez demostrada empiricamente lo pernicioso de sus ideales ha sido magistral. Juegan con los sistemas democráticos para llegar al poder vendiendo amenazas “politicamente” correctas, ni una idea, ni un plan. Y una vez en el poder, estirar el sistema legal hasta darle la vuelta y perpetuarse en el poder. El poder por el poder, sin más.
    Así en nuestro país están con la cantinela del calentamiento global, de la guerra civil en ciernes por culpa de los fachas… Todo mentira, pero fácil de vender siguiendo al maestro Goebbles: enemigo a la vista, yo no soy el enemigo, por ende soy la solución que te salvará de él. Y con el cambio climático están convenciendo a la gente de que les voten para protegerlos… ¡de ellos mismos!
    Complicado será combatir con la razón y la verdad a los imperios de la imagen y la comunicación que cada vez se concentran más en todos los países de nuestro entorno (lo que hace más fácil el asalto y control). Y ojo con la censura incipiente que viene por internet…

  2. Pero si es que es obvio, cuanto más pura sea una gasolina menos contamina, sólo CO_2 y agua, y espero que todos estemos de acuerdo en que por muy de moda que esté el CO_2, no es contaminante.

  3. Acabo de leer las palabras de sumo Zapatero: el cambio climático es el “desafío más grave que se cierne sobre la vida en la tierra”.

    Ya podemos ponernos a enterrar maíz, Toledano. Además no se te ocurra recordar que estamos en una de las época de niveles más bajos de CO2 atmosférico, es una herejía! pssst.

  4. Pues la solución es clara: sembramos maíz o cualquier otra planta de crecimiento rápido, luego lo enterramos y volvemos a plantar, y quemamos gasolina. Así conseguimos absorber la misma cantidad de CO2 que con el biocombustible pero nuestros automóviles recorren más km. Suena absurdo… porque lo es. Todo sea por enfriar el planeta.

    Eso es lo que (tal vez) ha hecho el planeta Tierra para pasar del las 3000 ppm de CO2 a las actuales 380.

  5. Celedonio, precisamente la absorción o emisión de CO2 es uno de los factores que se tiene en cuenta para calcular el cociente de carga medioambiental. Es decir, que sí está en el cálculo.
    También está en el cálculo la diferencia de capacidad de fijación de CO2 por parte de esos cultivos en comparación con la superficie de bosque o selva que se sacrifica para el cultivo. Por eso hay valores diferentes según el pais del que se hable. Por eso el etanol de patata suizo y el diesel de soja brasileño son los más “caros” ecológicamente hablando.

  6. Es una gráfica interesente pero -creo- que no toma en cuenta un factor: Las plantas, al desarrollarse, absorben dióxido de carbono y expulsan oxígeno; mientras que los combustibles fósiles,al ser quemados, expulsan dióxido de carbono que no había estado presente en la atmósfera durante millones de años.
    Además, tenemos que tener en cuenta otro detalle bastante desagradable: Nosotros no podemos cultivar petroleo, pero sí podemos cultivar patatas y soja.Si usásemos más biocombustibles nuestras dependencia de los paises productores de petroleo -muchos de ellos dictaduras- sería menor y no estariamos dando nuestro dinero a tiranos como Putin, Chavez o Jamenei.

Los comentarios están cerrados.