Isabel San Sebastián

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En el diario "El Mundo", hoy:

 
Fachas
ISABEL SAN SEBASTIAN

 

Son ellos quienes reclaman que se instaure la censura en la cadena Cope, pero nos llaman «fachas» a nosotros. Ellos quienes niegan el título de periodista a los que defendemos ideas discrepantes con las suyas, pero se refieren a nosotros como «fachas». Ellos quienes se congratulan públicamente del descenso en la venta de periódicos críticos con el Gobierno (¡ya les gustaría que fuera el caso de éste!), pero nosotros los «fachas». Ellos quienes emplean términos como «golpista» para referirse al diario EL MUNDO, reo de informar con libertad y opinar con pluralidad, pero nosotros los englobados en el calificativo de «fachas». ¿Alguien lo entiende?

Se rasgan las vestiduras por la crispación que presuntamente atizamos en los medios, pero no dejan de atizarnos injurias, descalificaciones y comentarios despectivos. Abogan por un periodismo limpio y sosegado, mientras emplean toda clase de munición, desde la mentira al humor de trazo grueso, contra cualquiera que se atreva a plantar cara a su discurso. No aspiran a ganar a la competencia ni a conquistar al público; lo suyo es el pensamiento único. Nosotros, los señalados con el dedo acusador.

Su estrategia es de una perversión refinada, perfeccionada a través de los años por distintos regímenes totalitarios. Se trata de liquidar al adversario con toda la fuerza que da el poder, presentando esa labor como una contribución a la buena salud democrática. Aniquilar cualquier disidencia culpando al disidente de su suerte. Convertir a la víctima en verdugo. Dibujar a la oposición, encerrada en el «cordón sanitario» que han tendido con el fin de aislarla, como la bestia feroz que acorrala a las ovejas, para así poder destruirla desde la buena conciencia y tildarnos a la vez de fachas.

Fachas todos, desde los representantes del PP en el Ayuntamiento donostiarra (sentencia Odón Elorza) hasta servidora. Fachas.

PD: «En los últimos años ha habido una actitud clara y beligerante de derrotar al terrorismo nacionalista vasco y al mismo tiempo de denuncia de algunas de las mentiras que había puesto en pie el discurso nacionalista. Esa política se ha hecho por la presión ciudadana, por los movimientos ciudadanos y también porque en el Gobierno de España ha habido una persona que se llama José María Aznar». (…) «Queremos el reconocimiento humano y queremos el reconocimiento político también de las víctimas del terrorismo. Y en ese trabajo por el reconocimiento humano y el reconocimiento político uno de los políticos vascos que más ha trabajado y con más intensidad ha sido Jaime Mayor Oreja». (José Maria Calleja. San Sebastián. Enero 2005).

 

 

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

12 comentarios en «Isabel San Sebastián»

  1. Pues yo nunca he oido de esta señora una condena firme contra las barbaries de la dictadura franquista…condene el franquismo y no la llamarán “facha” señora San Sebastián.

  2. Ya es vastante significativo que la acusen en direfentes frentes de defender a la ultraderecha, lo que no entiendo muy bien es porque lo niega y por que este empeño en no querer parecer lo que se es.

  3. Buenas tardes, ante todo expresar mi mas profunda enhorabuena a la periodista Isabel San Sebastian por defender las ideas de los que no pensamos igual en esta sociedad hipócrita de la que presumimos de socialismo mal entendido, y luego alzamos nuestras manos blancas tras un atentado; como queda muy bien presumir de tolerante mientras hay personas en el paìs vasco que sufren por su vida y por los suyos.
    Me llamo Fran tengo 32 años llevo desde los 19 años sirviendo por la democracia de este país en las ffccee. Donde estaba la gente de mi generación que ahora se pone el pañuelo palestino por que esta de moda, cuando mataban concejales? pues bien yo soporte con esa pobre gente la vida carcelera que llevaban en su tierra, aguantando verdaderas vejaciones, pero me siento orgulloso si al menos mi labor sirvió para lograr que esas personas sintieran que lo que hacían servia para algo. Ha veces me dan ganas de tirar la toalla en este trabajo desagradecido, árto de que me llamen facha niñatos malcriados con el cerebro absorbido, y sin ningún tipo de rigor. PD. ENHORABUENA sigue así, a mi me das ánimos para creer en lo que hago

  4. recuerda me decia mi maestra ,recuerda y aprende .yo desde entonces no paro de recordar .Muchas veces veo camiones con la bandera española ,a la cual yo defiendo,pero con el escudo del aguila,es decir el escudo de la tirania y del GENOCIDIO y nadie los para y los denuncia por exaltacion ded la tirania y del asesinato,por cierto muchisimos mas que los hijos de la gran puta de los etarras

  5. A mí me parece que tienes mucha cara, Isabel. Casi tanta cara como mechas en la cabeza.

    Veo todos los días 59” y pude avergonzarme con tu numerito la semana pasada. Ir de mártir es una cosa que algunos saben cultivar con una facilidad pasmosa.

    Son (y sois) los mismos que se llenan la boca -ahora- con las palabras libertad y democracia.

    Los abertzales como Miguel Ángel Rodríguez o Ignacio Villa (y tú misma) practicáis una violencia verbal tan insultante como miserable.

    Lo bueno de la democracia es que te dejan salir por la tele.

  6. Bueno, Luis I., en realidad yo decía que “está el mundo que no cabe un idiota más”, pero veo que estaba equivocado en mi optimismo. El número de idiotas sigue aumentando. ;-D

  7. Mal va un país cuando la libertad de expresión tiene que ser defendida, entre otros, por la Iglesia Católica (la COPE) y la izquierda se dedica a tildar a todo el mundo de fascista. ¿Dónde está la izquierda democrática y tolerante? ¿dónde la libertad de opinión? Vamos mal, muy mal. De aquí a las elecciones de marzo vamos a ver cosas muy feas y nadie parece dispuesto a imponer respeto a los demás.

  8. Yo creo que José Mª Calleja se equivocó, porque Isabel San Sebastián no parece fascista:

    1.- No exalta la nación sobre el individuo -o clase-; todo lo contrario, presume de liberal defendiendo la libertad del individuo frente a la presión de Estado intervencionista.
    2.- No suprime la discrepancia política en beneficio de un partido único; al contrario, defiende la pluralidad política.
    3.- No defiende un centralismo fuerte que suprima al localismo (en España llamado “Estado de las Autonomías”).
    4.- No defiende a un líder poderoso que concentre todo el poder, ya que defiende la separación de poderes.
    5.- No resalta los sentimientos colectivos mediante la violencia, la represión y la propaganda.
    6.- No busca un enemigo común que actúe como chivo expiatorio de los fracasos colectivos.
    7.- No es expansionista ni militarista.

    Todas ellas, características que definirían al fascismo (http://es.wikipedia.org/wiki/Fascismo).

    Si algo no tiene las características que lo definen como cocina, entonces no es una cocina, es otra cosa.

    Espero que esa equivocación no le salga gratis a José Mª Calleja, nuestro Código Penal parece muy claro:

    * Artículo 208.
    Es injuria la acción o expresión que lesiona la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.
    Solamente serán constitutivas de delito las injurias que, por su naturaleza, efectos y circunstancias, sean tenidas en el concepto público por graves.
    Las injurias que consistan en la imputación de hechos no se considerarán graves, salvo cuando se hayan llevado a cabo con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.

    * Artículo 209.
    Las injurias graves hechas con publicidad se castigarán con la pena de multa de seis a catorce meses y, en otro caso, con la de tres a siete meses.

    * Artículo 210.
    El acusado de injuria quedará exento de responsabilidad probando la verdad de las imputaciones cuando éstas se dirijan contra funcionarios públicos sobre hechos concernientes al ejercicio de sus cargos o referidos a la comisión de faltas penales o de infracciones administrativas.

Los comentarios están cerrados.