Post electionem

Shares

España:

Es la historia de siempre: han vuelto a ganar todos. El PSOE, porque ha ganado el sí. El PP porque la abstención ha sido alta y es un argumento más en su política de desgaste opositor. IU porque los “noes” son suyos. ERC porque « hay un voto diferenciado en Cataluña” que ha de ser tenido en cuenta en futuras negociaciones.

Bobadas. El sí representa un tercio de los españoles. “Los españoles” así, en general, no han votado sí al nuevo Tratado. No me importan los argumentos de Blanco, ni los de Zapatero, ni los de Barroso. Es como si los votantes españoles hubiesen dicho : “vale, ya te entendí, no me interesa, haz lo que quieras”, en ese tono hastiado más propio de un matrimonio-rutina que de una relación pasional.
Rajoy también se equivoca. Y Blanco lo sabe. Por eso acusa al PP de fomentar desde siempre la abstención (otra mentira). Rajoy se equivoca porque hay momentos en la vida en los que no queda más remedio que remar con la corriente, recuperar fuerzas, coger resuello. Una vez decididos por el sí, lo más apropiado hubiese sido actuar con absoluta consecuencia. Yo hubiese hecho una declaración postelectoral felicitándome por la gran respuesta del electorado a mi llamada a las urnas y en el mismo sentido por el que yo hice campaña. Y punto. Al de enfrente, ni un argumento.
Pérez, ese prohombre español que tanto me recuerda a los protagonistas del Lazarillo de Tormes, también ha ganado. Lo del voto diferencial lo vamos a oír hasta el aburrimiento. En Cataluña todo es diferente. Habrá que mandar a Manuel Fraga a Barcelona a dirigir la campaña “Catalonien is different”. La medalla del 28,07% de votos negativos no es sólo mérito de ERC. Pero eso tampoco importa, se la cuelgan y punto. Tonto el último que llege.
No comento a Llamazares: mi tiempo es bastante caro.

Es una derrota de la libertad. Es la victoria del seguidismo, de la indiferencia, de la renuncia a participar democráticamente en la política europea, del servilismo ignorante.

Alemania:

Ayer a las 10:00 horas la televisión alemana nos daba imágenes de la gran fiesta organizada por el CDU para celebrar su victoria junto con los liberales del FDP en Schleswig-Holstein. Champán, confeti, risas, música, declaraciones triunfalistas. A las 11:45 la comisión electoral cerraba el chiringuito:
CDU 40,2% mas FDP 6,6% = 46,8%
SPD 38,7% mas Verdes 6,2% mas SSW 3,6% = 48,5%

Moraleja: no es tiempo de euforias, sino de trabajo, trabajo, trabajo.

Portugal:

Un sólo comentario. La Democracia Cristiana en Portugal ha obtenido los mismos votos que el Partido Trotskista. Tela marinera! Más bajo no se puede caer. Zapatero ya tiene nuevo socio ibérico. Las fotos de las Azores en la pila crematoria. Tal vez le cambien el nombre al archipiélago.

Shares