Home Política No son los EREs. Son las instituciones. Es el socialismo.

No son los EREs. Son las instituciones. Es el socialismo.

escrito por Burrhus el elefante neocon 19 noviembre, 2019

El 24 de diciembre de 2014 comprendí en su pleno significado la auténtica extensión de la expresión “tener frío”. Me encontraba en Leipzig, Alemania, trabajando orgullosamente de friegaplatos. Me habían dado el día libre tras una semana agotadora, de modo que pude quedarme en casa para la cena de Navidad. Una cena de Navidad en la que estaba solo. Si bien Luis Gómez, ser humano extraordinario y mejor amigo, me ofreció pasar con él y su maravillosa familia, desusé lo más educada y orgullosamente que pude. Me había comprado con suficiente antelación un entrecot y tenía lombarda y unas habas listas para la plancha. Me gusta la carne muy poco hecha, y tenía una sartén grill que funcionaba de maravilla, pero una cosa es que me guste la carne en su temperatura exacta y otra muy distinta que me guste fría. Tenía frío. Hasta mi bicho se había enfriado. Así, me dio por subir la calefacción. Y no funcionaba. La calefacción no funcionaba. No sabía a quien recurrir, de modo que me comí la cena de Navidad mezclando las verduras templadas con la carne empezando a tiritar, cerré las ventanas lo mejor que supe (0º C y a punto de nevar) y me metí bajo todas las mantas que tenía en la cama. Y empecé a pensar. Sí. Piensas en el frío. Piensas en el dolor que te transmite tu propia piel. Piensas en cómo has llegado a esa situación. Piensas en los mendigos que rebuscaban en los cubos de basura que había debajo de tu casa. Piensas en lo que has atravesado. Piensas en cómo has llegado allí. Piensas en aquellas personas que sabes que te quieren. Tus padres. Tu hermano. Tus tíos. Tus primos. Tus amigos. Tu novia (también a distancia). “Tener frío” no significa “simplemente” sufrir una sensación térmica negativa debido al contacto con algo de una temperatura baja. Tener frío es, esencialmente, estar solo cuando no quieres estarlo.

Der Starker ist am mächtigstein allein.

Y cual fue mi sorpresa cuando descubrí que no estaba solo. En la Volkshochschule, haciendo cola para volver a matricularme en los cursos C1, me encontré a un chaval. Español. Conversación habitual para emigrantes: qué tal, hace cuánto que llegaste, la adaptación, la tortura de los verbos al final de la oración…

– ¿De dónde eres?

– De Jaén.

– ¿Y qué tal allí el tema?

– Pues antes trabajaba de camarero, luego estuve recogiendo aceitunas, se acabó la temporada y aquí he acabado.

– ¿Y qué eres?

– Arquitecto.

Recuerdo otra ocasión había conocido a un chaval, portugués, con cuatro idiomas que limpiaba letrinas y que me preguntaba desesperado dónde podía encontrar otro trabajo, aunque fuese limpiando letrinas. Antes supe de una promoción entera de ingenieros de Valencia que habían solicitado la traducción de sus expedientes académicos del español al alemán. Había conocido a gente que estaba pasando por situaciones duras, las habituales dificultades de adaptación en un país donde sólo un tercio de los emigrantes resisten económica y mentalmente. A lo largo de los años ves historias tan duras que, al final, te acabas endureciendo. Pero aquello me heló el corazón. Por mucha burbuja que hubiese habido, me parecía inconcebible que una persona preparada y con ganas, no ya de trabajar, sino de comerse el mundo, estuviese allí dispuesta a aprender un idioma terrorífico y a atravesar un infierno descalzo con tal de salir adelante.

Volví a Málaga por propia voluntad. No porque Alemania me venciera, sino porque aquí tuve la oportunidad de empezar algo mejor. Sin embargo, aún existían aquellas escenas que me devolvían las pesadillas. Porque si en Leipzig conocí el significado de “tener frío”, fue en Málaga donde descubrí el significado de la expresión “tener miedo”. El miedo es siempre personal. Hay gente que le tiene miedo a las arañas, a la altura, incluso a los payasos. Para mí, “tener miedo” es verme tan empobrecido y desesperado que deba rebuscar en la basura. Eso era lo que veía cada vez que me asomaba a la ventana a echarme un cigarro. Antes de irme a Alemania y después. Y, además de ser un privilegiado por tener una oportunidad, era bastante fumador. Hoy, resurgido de mis cenizas cual ave fénix y en mi máxima plenitud en todos los sentidos, le puedo decir que el frío es infinitamente preferible al miedo. Y así, hoy, puedo comentarle con la conciencia tranquila qué me parece la sentencia por el juicio de los ERE.

Resultado de imagen de griñan chaves"

Lo primero que he hecho al empezar a escribir este artículo ha sido llorar. Porque lo primero que dije en el bar en el que me encontraba tomándome una cocacola con mi hermano y ver en la televisión la sentencia fue “HIJOS DE PUTA”. Puedes curarte, levantarte y mejorar, pero no olvidar y mucho menos perdonar a quienes diseñaron un sistema para perpetuarse en el poder (no necesariamente enriqueciéndose, esto siempre ha ido de poder) sin reparar en las consecuencias de sus actos. Para mí, esto siempre ha sido personal. Ser licenciado y acabar de friegaplatos se debe únicamente exclusivamente a mí, mis decisiones y mis errores; tener que hacerlo en el extranjero era cosa de ellos. Y el hecho de que cada hora estuvieran revisando distintos mendigos cada cierto tiempo los mismos cubos de basura, también.

Una Sentencia que aún no es firme, pero que no tiene muchos visos de cambiar y que ha sido muy blanda con las posibles penas de cárcel contra Magdalena Álvarez o Manuel Chaves (“apenas” 9 años de inhabilitación), auténtico beneficiario junto al Partido Socialista Obrero Español de este saqueo. No ya por el dinero en sí, que por supuesto, sino por la compraventa de voluntades a cambio de votos. Y la pesadilla judicial no ha terminado. Aún está pendiente el caso de los cursos de formación, otros 1.000 millones que no se sabe dónde están.

Durante casi cuatro décadas, el PSOE de Andalucía ha sido la maquinaria electoral mejor engrasada de la Península Ibérica. Ningún régimen ha durado tanto. Granero del PSOE a nivel estatal, todo intento serio de ganar las elecciones pasaba por aquí. Funcionaba también como laboratorio para poner en práctica las ideas socialistas, es decir, de reparto de dinero con las excusas de la igualdad y el Estado del Bienestar. Para lograr unos resultados electorales similares en una democracia real, tendríamos que irnos al caso de la CSU, la Unión Social Cristiana de Baviera, que lleva ganando las elecciones desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Con un matiz: mientras Baviera tiene un paro del 2,7% y una renta per cápita de 47.946 euros, Andalucía tiene un 21,83% de paro y una renta per cápita de 19.132 euros.

[Nota: aquí tienen los datos de renta per cápita por Lander alemán]

¿Cómo era esto posible? En este artículo no pretendo hacer un análisis político o sociológico del triunfo socialista. No obstante, sí debe subrayarse que, tras el cambio de gobierno, se empieza a intuir la compraventa de votos a través de las diferentes ayudas sociales. Y huelga decir que el máximo beneficiado de este sistema, además del PSOE de Andalucía, ha sido el PSOE a nivel nacional.

Uno analiza fríamente los datos y su evolución, y no es que la gestión andaluza haya sido o mala o muy mala, y que por ello todos los Länder exRDA alemanes superen en renta per capita a Andalucía por mucho (esto se puede explicar por tener a la locomotora alemana y el impuesto de solidaridad detrás). La gestión ha sido tan nefasta que dos países de la Unión Europea como la República Checa o Estonia, que no eran nada, nos superan hoy en renta per capita entrando en democracia después de la caída del Muro de Berlín. Y, por supuesto, con pleno empleo tanto en Chequia como en el país báltico.

Sus incomprensibles victorias y sus consecuencias no deben distraernos de la cuestión esencial. Puede que el caso ERE sea el caso en el que más dinero de las arcas públicas se haya defraudado (lo dudo). Pero es el primer caso en el cual la cantidad, siendo elevadísima, es un elemento secundario. O debería serlo. Como tampoco obtiene el primer lugar el hecho de que el dinero robado debía ir destinado a los más necesitados: los parados de una región que jamás ha bajado del 10% de paro. La cuestión es la persistencia de un sistema que crea parados en serie, no que además diseñe un sistema de subsidios y ayudas de todo tipo para mantenerles y del que, circunstancialmente, se pueda robar.

Resultado de imagen de paro andalucía evolución"

El drama de esta región consiste en que, ante la desaceleración real hoy a nivel global, la tasa de paro de la región siga siendo del 20%; la tasa de paro juvenil sea el 43%; los resultados de los Informes PISA sean desastrosos en 2015, y los de 2019 ni siquiera se atrevan a publicarlos; la Formación Profesional está abandonada; que nuestro sistema penalice el ahorro, con un Impuesto de la Renta de las Personas Físicas más elevado que la media nacional y un impuesto de sucesiones confiscatorio y moralmente infame (y hoy en trámite de ser reducido), nuestras instituciones en su conjunto sigan sin cambios significativos. No son cuatro malas leyes y una gestión relativamente discutible. Es todo. Lo único que se ha destapado es un chanchullo de muchos gracias al cual altos cargos del PSOE de Andalucía, ya no presuntamente, habrían facilitado que su partido se perpetuase en el poder. Hoy en día, Andalucía sigue siendo un matadero laboral, y la Junta de Andalucía, con sus instituciones ineficientes, sus leyes ineficaces y sus impuestos abusivos, es la granja que abastece ese matadero. No es un escándalo de corrupción. Es el fracaso de las instituciones, desde el diseño del propio sistema autonómico a la corrupción de la población, pasando por la ineficacia de los órganos estatales en prácticamente todos sus áreas y niveles.

Huelga decir que ya están apareciendo personajes dependientes de una forma u otra del poder socialista ya están haciendo su propaganda diciendo que esto ya está terminado con la sentencia. Y en términos políticos, hasta que salga la sentencia de los cursos de formación (los otros 1.000 millones que no se sabe dónde están), y con la excepción de Susana Díaz (puesta al frente de la Junta de Andalucía por el hoy condenado a seis años de prisión y quince de inhabilitación José Antonio Griñán), puede ser así. Esto no ha sido la obra de cuatro sinvergüenzas que se han aprovechado para irse de prostitutas y meterse de cocaína hasta la tiza de los colegios. El caso ERE es, ante todo, el fracaso del socialismo.

Un sistema tan chapucero y mal gestionado (en Andalucía, el denominador común a la hora de calificar la gestión es “descontrol”) como el reparto de dedo del dinero de los parados no tendría ningún sentido si la tasa de paro estuviera en la media europea. Un sistema tan ineficiente no se puede sostener si no hay una contrapartida que compense el desbarajuste. Y para tener todo esto, previamente se necesita gente que sea incapaz de hacer llevar a cabo el trabajo de un puesto que requiera de una mínima especialización. Se necesita de una sociedad claramente empobrecida, incapaz de acumular el capital suficiente para emprender proyectos. Se necesita de una elefantiásica burocracia que dificulte al máximo la entrada en el sistema (y si funciona a base de colegueo tampoco pasa nada). Se necesita hacerlo mal intentando hacerlo bien, ignorando algo tan básico en la gestión como la valoración de los resultados.

Tienen razón los defensores del Partido Socialista a la hora de afirmar que su partido no ha tenido nada que ver con la corrupción. Les creo. Más aún, yo también creo que, si bien se creó un sistema de prebendas que incentivaba la compraventa de votos, Chaves y Griñán no se han llevado ni un solo euro público. Ellos tan sólo son los responsables de diseñar el sistema educativo fracasado y un sistema impositivo extractivo que creó el caldo de cultivo en forma de cientos de miles de parados para que una trama como la de los EREs funcionara. Y todo, a través de unas ideas de justicia social, lucha contra el neoliberalismo e igualdad sí se implantaron con las mejores intenciones. Qué mejor caldo de cultivo para la corrupción.

11 comments

Astr0l 25 noviembre, 2019 at 14:57

Gran artículo, ahora falta añadir cómo se empleó también dinero de los EREs para financiar campañas de AES para perjudicar al PP… Un poco más tarde y Griñán acaba financiando a Abascal contra Rajoy, 🙂

https://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-junta-andalucia-financiaron-partido-extrema-derecha-201911250737_noticia.html

Reply
Dedalo1 20 noviembre, 2019 at 14:04

Burrhus… Al menos tu candidez me permite congraciarme con la Humanidad:
“Tienen razón los defensores del Partido Socialista a la hora de afirmar que su partido no ha tenido nada que ver con la corrupción.”
“Chaves y Griñán no se han llevado ni un solo euro público.”
Jajajajaja
Que Chaves y Griñán se han llevado dinero (o sus familias si lo prefieres) no es opinable ya: https://www.elmundo.es/andalucia/2018/10/15/5bc317a2468aeb37228b462b.html al menos en Chaves.
Que el PSOE ha tenido que ver con la corrupción tampoco es opinable, desde los casos de la época de Felipe González (FILESA, MALESA, Times Export, … y personales como el BOE, Huefanos de la Guardia Civil, etc etc) hasta ahora con los ERE y Formación… pero no solo en Andalucía (https://www.abc.es/espana/abci-entran-prision-socialistas-condenados-caso-marea-201910081256_noticia.html)

Reply
Burrhus el elefante neocon 20 noviembre, 2019 at 15:31

A ver, DEDALO1.

No es candidez. Lo que creo es que esta gente, corrupta, no se ha llevado un duro. En sus casos, no hablo de una corrupción por dinero, sino por poder.

El poder es la influencia, llegando incluso a la dependencia del total, de alguien al poder político. Ocurre que esta forma de corrupción no está debidamente reconocida. Pero es la peor. de todas. Esta gente ha pervertido el sistema democrático a su favor. Y no solo eso, es que además su gestión política se ha demostrado ser desastrosa.

Reply
Dedalo1 20 noviembre, 2019 at 18:21

Hombre Burrhus… de Chaves no se puede decir que no se ha enriquecido a partir de que salió lo de su hija en MATSA ¿Piensas que estaba allí por ser muy buena directiva o por los 10 millones conseguidos? Se puede decir que él directamente no ha conseguido nada, pero es un poco retorcer los hechos.
Por otra parte no han pervertido el sistema democrático: en este se vota lo que más le conviene a cada uno y ¿qué conviene más que el que te den dinero por la cara?… es la “grandeza” del sistema democrático, si les das PER a muchos por la cara y se lo quitas a unos pocos (las empresas), sin que se den cuenta los demás que también se los quitas a ellos, tienes muchos votos… pura democracia (es irónico)
Y su gestión política no es que sea desastrosa, sólo es socialista…
En fin, riamos por no llorar.

Reply
Burrhus el elefante neocon 20 noviembre, 2019 at 18:44

Ojo, Dedalo, el dinero de Matsa está devuelto. Si nos ponemos técnicos, la hija de Manuel Chaves se lo ha llevado crudo, pero tiene que devolverlo.

Asimismo, el dinero tiene absolutamente todo que ver con la corrupción. Lo que digo es que no lo ahorraron. Se lo gastaron en compraventa de votos, prostitutas, cocaína y comilonas. Al bolsillo no cayó nada. Cayó en el estmómago, la tocha y la bragueta.

Y sobre la gestión de las instituciones… pues eso. De ahí el título.

https://www.elplural.com/autonomias/andalucia/la-minera-matsa-reintegrara-a-la-junta-una-ayuda-de-11-8-millones_204681102

Reply
Arturo 20 noviembre, 2019 at 9:46

Magnífico artículo. Mis felicitaciones.

Reply
Burrhus el elefante neocon 20 noviembre, 2019 at 10:15

Humildemente, muchas gracias.

Reply
Luis I. Gómez 19 noviembre, 2019 at 21:13

Muy buen artículo Burrhus. Gracias!

Miguel A., por favor, tu punto de vista será también muy interesante. Publícalo!

Reply
Miguel A.Velarde 19 noviembre, 2019 at 21:06

Gran artículo. Me quito el sombrero.
Precisamente estaba yo escribiendo sobre el tema, y ya no sé si publicarlo 🙂
En serio, lo que más me cabrea de todo esto es que no va a pasar nada. Griñán no pisará la cárcel (tiene más de 70 años) y a Chaves le da igual ya la inhabilitación. Y a nuestros vecinos les trae al pairo. Han caído un par de desgraciados sustituibles y todo seguirá igual. Yo cada vez soy más pesimista con estas cosas.

Reply
Burrhus el elefante neocon 19 noviembre, 2019 at 21:12

Publícalo y desahógate.

La única esperanza que tenemos es que quienes ostentan hoy los cargos cumplan con sus responsabilidades. Y nosotros sólo podemos ser exigentes… y rezar.

Reply
Miguel A.Velarde 19 noviembre, 2019 at 21:38

Hecho. Lo he publicado. Si de esta no acabo flotando en el río, ya lo comentaremos.

Reply

Leave a Comment