Home Entrevistas La dignidad de un inmigrante (entrevista a Yves Bertrand Ndongo)

La dignidad de un inmigrante (entrevista a Yves Bertrand Ndongo)

escrito por Germanico 2 abril, 2019
Yves Bertrand Ndongo

“El negro que vota a VOX” Eso es lo que dicen, así tratan de definirlo. Como si se tratara de un contrasentido tener un color oscuro de piel y votar por un partido que aboga por que la inmigración se realice de forma legal y ordenada. Perciben intuitivamente, con esa intuición fallida que les caracteriza, una contradicción en los términos: “negro” y “vox” son cosas opuestas en sus cerebros imbuidos de la nueva dialéctica social y cultural marxista, dónde todos entramos en categorías cerradas y luchamos por “nuestros” derechos. Ser negro y votar a VOX es anatema en la Iglesia de lo Políticamente Correcto que nos ha tocado sufrir. Esa nueva Iglesia abomina de la vieja, y comete a diario blasfemia contra la Iglesia Católica, con toda clase de obscenidades que resultarían vergonzosas de no ser tan absolutamente ridículas, mientras se pone de rodillas ante el Islam, que es en sí sumisión (Islam significa Sumisión). No parecen experimentar disonancia cognitiva alguna. Tampoco al defender un feminismo agresivo que señala al hombre como violento contra la mujer por naturaleza y por conspirar a través de la institución del heteropatriarcado para mantenerla sometida, mientras callan sobre cómo la ley islámica, la sharia, somete a la mujer a un papel peor que secundario y dónde el protagonista es el hombre guerrero. Y tampoco experimentan disonancia cognitiva al considerar su invento, “la sociedad heteropatriarcal” como enemiga, a través de la familia tradicional, de los miembros del “colectivo” LGTBI, mientras no levantan la voz ante las ejecuciones de homosexuales en el mundo islámico. 

Esa Iglesia de lo políticamente correcto es de puertas abiertas, en clara coherencia con su incoherencia, es de “sociedades abiertas” entendidas según la torcida interpretación de George Soros de la Sociedad Abierta de Karl Popper. Para ellos una sociedad abierta es como una célula sin membrana, pero no saben suficiente biología para percatarse de que la célula sin pared celular muere. Sienten una especial fascinación por esos que saltan vallas violentamente. Les parece el modo natural de entrar en los países, porque llamar a la puerta es anticuado, carca, reaccionario quizás. También por eso les gustan los okupas, y los que asaltan las casas para robar. Y parece gustarles mucho que vengan musulmanes dispuestos a NO integrarse por su integrismo islámico. Salafistas, Wahabitas, Yihadistas y los que silenciosamente les aplauden. A esos les respetan, a esos les dedican las loas del multiculturalismo, a esos…les temen, y por eso dicen amarles.

Las mafias siniestras que preparan la okupación de Europa están en Libia, en Marruecos, y trafican con personas como con ganado, dejando un número no registrado pero de seguro muy elevado de muertos en el camino. Porque venir a Europa no es un viaje de placer, y esto no es el Paraíso. Y eso lo sabe perfectamente Yves Bertrand Ndongo, un camerunés que vino de forma legal a España y entiende que los inmigrantes vienen a trabajar, y que obtienen derechos en la medida en que cumplen obligaciones. Desde la Iglesia de lo Políticamente Correcto les cuesta encajar lo de las obligaciones. Siguen en su utopía, que es la utopía que siempre fue y siempre será, de que las cosas se consiguen sin esfuerzo y que los bienes y servicios deben ser gratuitos, porque brotan del suelo com árboles frutales. 

Yves Bertrand Ndongo ha tenido dos tipos de amigos muy reconocibles, por lo que parece: unos que no le fallan, los verdaderos, algunos de los cuales tomaron el camino de Europa equivocado y de los que ahora nada se sabe. Buenos amigos, amigos muertos. Otros son esos que le aceptaban sin problemas en la sociedad española hasta que se pronunció en favor de VOX, momento a partir del cual le retiraron la palabra. Afortunadamente tiene un tercer tipo de amigos: no dejan de ser amigos suyos por que sea afiliado de VOX, ni siquiera si tienen ideas distintas.

Y los socialistas de todos los partidos, que no pueden entender a un negro de derechas, empiezan a verle más negro….de pronto se vuelven racistas, ellos que siempre se opusieron de boquilla frontalmente a la xenofobia y al racismo. El racismo que ellos declaran institucional. En la calle del barrio madrileño de Lavapiés dónde un mantero falleció por un infarto, hay una placa conmemorativa puesta por el Ayuntamiento de Manuela Carmena en la que se acusa de la muerte de ese pobre tipo, en 2018, al Racismo Institucional Español, como si hubieran sido las fuerzas del orden del Municipio -que Manuela Carmena dirige- las que le hubieran matado, en lugar de una de las principales causas de muerte en el mundo que no te pregunta el color de tu piel al matarte.

En aquella ocasión salieron los de Podemos a protestar, a animar a los manteros de Lavapiés a incendiar las calles, y se produjeron numerosos destrozos y enfrentamientos. Y Mohammed Gerehou,  Presidente de S.O.S. Racismo, y escribiente de Eldiario.es también se encargó de encender los ánimos. Curioso personaje Gerehou, escribiente en un Diario Progre y Presidente de una de las ONGs de Soros. Otras ONGs del especulador en mercados financieros y países, están en eso de ayudar a las mafias migratorias para traer a Europa a inmigrantes de forma ilegal, presumiblemente salvándolos. 

Mohammed Gerehou

Pero en fin, que todo eso lo sabe ya muy bien Yves, y sí, es negro, vino de Camerún para poner sentido común, pero no tiene la nacionalidad española, y no puede votar. Así que no es el “negro que vota a Vox”. Es, por delante del color de su piel, una persona, con una dignidad, con unas ideas. Y lo primero que deben saber quienes le acusan de ser un traidor a no se sabe muy bien qué causa, es que tiene, por encima de otros muchos derechos que le quieran conceder los populistas, el derecho a tener su propia opinión, su propio punto de vista, desde el respeto a los derechos de los demás. 


Logré contactar con Yves y tuvo la amabilidad de responderme unas preguntas. 


1.- Para que dejen de decir “el camerunés que vota a Vox” (lo cual no es cierto pues tú mismo dijiste que no podías votar), dinos ¿Quién es Yves Bertrand Ndongo?

La única verdad de este término “el camerunés que vota a vox” es que soy camerunés, el resto no se ajusta a la realidad ya que no tengo nacionalidad española por lo tanto no tengo derecho a voto. Yo soy un inmigrante legal que apoya a vox por su sentido de la verdad, por su coherencia y por su patriotismo sin complejos.

2.- Muchos africanos tratan de llegar a España por cualquier medio porque en sus países hay guerras, hambre, dictaduras, trabajo esclavo y falta de oportunidades. Pero no es lo mismo El Congo que Nigeria, ni Burkina Faso que Senegal, ni Etiopía que Sudán….ni Camerún que Somalia. ¿Podrías hablarnos de tu país, de su reciente historia y su situación actual? Y, más en general, de África ¿Qué maldición sufre el continente? ¿Qué papel crees que pudieron jugar la colonización y descolonización europeas?

La nueva esclavitud se llama inmigración ilegal: siempre pido que no confundamos inmigrante con refugiado. Hay mucha gente que quiere entrar en Europa por el sueño europeo, porque creen que aquí todo es fácil y gratuito, y eso no es así. Tenemos, entre todos, que impedir los duros viajes en alta mar porque son el mayor drama del siglo y los grandes culpables de este drama son los dirigentes africanos a los que nunca les ha preocupado el bienestar de sus ciudadanos. La corrupción de estos dirigentes es simplemente triste y vergonzosa. Las riquezas africanas se quedan en las manos de estos dirigentes mientras sus pueblos mueren de hambre. La colonización trajo cosas buenas y cosas malas desde mi punto de vista. Muchos países africanos son independientes hace muchísimos años y sin embargo no han avanzado en nada a diferencia de otras grandes naciones del mundo, que han realizado unos avances descomunales.

3.- ¿Qué te trajo a España? ¿Cómo es tu situación aquí? ¿Cómo sale adelante tu familia? ¿Qué expectativas tienes de futuro?

Me trajo a España la responsabilidad de cuidar de mi novia, entonces embarazada. Tengo una vida maravillosa con mi esposa y mis tres preciosos hijos varones. No somos ricos pero somos afortunados. Mi vida gira en torno a mis hijos: son mi única prioridad y mi mayor expectativa es su bienestar, que acaben los estudios, que encuentren una pareja, que se casen y que me hagan abuelo. Me gustaría cumplir mi mayor sueño, tener un día a mi madre aquí conmigo y que pueda descansar y por fin conocer a sus nietos, a los que nunca ha visto en persona.


4.- La inmigración es muy necesaria, pero con una razonable integración de los inmigrantes en la sociedad de acogida. El mayor problema parece radicar, por lo que a la falta de integración se refiere, en los inmigrantes de religión musulmana, que en algunos lugares de Europa han tomado barrios enteros dónde no entra ni la policía. ¿Cuáles son los malos elementos dentro de la inmigración a tu juicio, en general?

La integración, como siempre he dejado claro, es una forma de agradecimiento. Adoptar la cultura del país de acogida es fundamental. Los musulmanes tienen mayores dificultades porque Europa obviamente es por historia cristiana. La verdad es que no se si es sostenible la inmigración musulmana en Europa.

5.-Dijiste el otro día en televisión que nunca en España habías percibido comportamientos racistas salvo cuando otra inmigrante, de Sudamérica,  se quejó por tenerte de jefe siendo negro. Pero también es racista pensar que si eres negro inmigrante y no eres de izquierda es que eres un ignorante. ¿Es la izquierda española, en ese aspecto, racista?

La izquierda no quiere a nadie que no sea de izquierdas. El sectarismo que encarna la izquierda es simplemente asqueroso, no solamente son racistas si no también hipócritas, mentirosos. Nunca apoyaré a un partido de izquierdas, a mi no me engañan.

6.- ¿Podrías hablarnos de las mafias de la inmigración? ¿Quién las dirige? ¿Quién las apoya?

Las ONG, que supuestamente salvan a los inmigrantes en el mar, son cómplices de las mafias que trafican con africanos como en los tiempos de la esclavitud. Cabe recordar que estos viajes no salen gratuitos para estos inmigrantes. Los que no son capaces de pagar, trabajan durante años para estas mafias allí en sus países y en condiciones de esclavitud hasta poder pagar el viaje. Otros llegan aquí y siguen trabajando para estas mafias para pagar la deuda del coste del viaje,muchos como manteros, en la prostitución… etc. Es simplemente triste e inhumano.

7.- Yo ahora mismo os concedería la nacionalidad española a tí y a toda tu familia,  si pudiera. ¿La aceptaríais? ¿Una doble nacionalidad camerunésa – española?

Yo me he sentido siempre Español por como me han tratado en España. En eso estoy muy agradecido. Pedí la nacionalidad hace ya más de 3 años y no lo han resuelto, por el colapso en la administración o por lo que sea. De todas formas ser español no lo es uno por un papel, es mucho más que eso. Hay mucha gente con nacionalidad española a la que sin embargo España le da asco. Yo a esa gente le quitaría la nacionalidad inmediatamente.