Home Economía Por qué los bancos sí repercutirán el Impuesto de AJD a las hipotecas

Por qué los bancos sí repercutirán el Impuesto de AJD a las hipotecas

escrito por Burrhus el elefante neocon 12 noviembre, 2018

La última ocurrencia de cierto sector ideológico de nuestra sociedad consiste en difundir el mensaje, o al menos el deseo, de que los bancos no van a repercutir el Impuesto de Actos Jurídicos Documentales a los consumidores bajo los argumentos de que en España hay libre competencia y que, en caso de que los bancos se comportasen como un cártel y lo repercutiesen, se podría recurrir al Tribunal de la Competencia. Lamento comunicar a la Ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y a Antón Losada, así como a los amigos podemitas, que lo tienen bastante crudo.

Todos los impuestos, se pongan a quien se pongan e independientemente de la justificación con la que se imponga, al final los pagan los consumidores. Siempre. Y más aún si el banco no se lo puede deducir del Impuesto de Sociedades, como se pretende. Supongamos que el Gobierno tiene esta misma ocurrencia, pero con el IVA en la comida. ¿Ustedes creen que los supermercados no van a repercutir el IVA? Por supuesto que lo repercuten. Como repercuten los impuestos a la seguridad social, el de sociedades y lo que haya. Otra cosa es que las empresas puedan ser tan eficientes que estos impuestos acaben notándose menos, pero los impuestos se repercuten. Y si encuentras una forma con la cual, además de repercutirlos, ganes más dinero, mejor.

Me van a permitir un recordatorio. Por mucho que una empresa diga en sus estatutos que su misión o su objetivo es algo muy social como proporcionar un servicio, mejorar una problemática social o la cría y el estudio de los pokemon, el verdadero objetivo de una empresa es tener beneficios. Punto. Tener beneficios. Ganar dinero. Ya está. Todo lo demás es un rollo macabeo más propio de religiones estrafalarias, políticos populistas, libros de autoayuda o coachs desesperados porque no encuentran un trabajo de verdad. Los bancos, en plena recesión económica, tuvieron las narices de ponerse a desahuciar a decenas de miles de familias desamparadas, incapaces de pagar sus hipotecas y que se veían con el serio riesgo de acabar en la calle. Y lo hicieron porque, de lo contrario, podían exponerse a verse ellas quebrando y creando un problema todavía mayor. Y volverán a hacerlo si es necesario. Los bancos no son tu entidad crediticia amiga, ni un psicólogo que te da ideas-fuerza con Rafa Nadal de motivador personal. La función social de cualquier banco es tener beneficios. Cuando la función social del banco era otra cosa distinta a tener beneficios (por ejemplo, ayudar al desarrollo económico y social de una región), aquel banco acabó quebrado, rescatado y/o privatizado, habiendo puesto en riesgo los ahorros de millones de personas. Con el matiz de que no se llamaba “banco”, sino “caja de ahorros”.

Realmente, la cuenta es muy sencilla. Este impuesto varía en función de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos. Como un servidor de ustedes es andaluz, les pondré un ejemplo aplicado a mi tierra. Aquí, el impuesto asciende al 1,5%, el más alto de Europa. Si uno necesitaba una hipoteca de 150.000 euros, antes tenía que pagar 2.250€ por este concepto. Y si era de 300.000 euros, 4.500 euros. Acepto correcciones en las cuentas, que soy de letras.

Vamos a repasar ahora cuál es la situación de los principales bancos en España.

¿Y ustedes creen que los bancos no van a repercutir este impuesto?