Home Política Sí, sí. Te entiendo. Pero eres gilipollas.

Sí, sí. Te entiendo. Pero eres gilipollas.

escrito por Sofía Rincón 12 junio, 2018

“No, si yo te entiendo, entiendo perfectamente lo que me quieres decir. Créeme, yo he pensado así durante mucho tiempo hasta que me di cuenta de que me equivocaba, desde que empecé a escuchar a [introduzca nombre de algún personaje público].”

Tengo una vaga idea de lo que intentas transmitirme en base a mis ideas preconcebidas, pero lo que expones no coincide con las estructuras mentales que tengo ahora que están basadas en eslóganes que he ido recogiendo porque así al vuelo parecían razonables y me hacían sentir bien. No es que seas tonto, sino que no piensas como yo, y como no piensas como yo, que tengo ciertas certezas en mi mente, que conozco algunas verdades irrefutables, pues es que estás adoctrinado. No como yo, que soy un pensador libre, que soy transgresor, que voy a aportar nuevos sistemas de pensamiento a la humanidad. No como tú, gilipollas.

“Ahora no pienso así, ahora soy alguien nuevo desde que me di cuenta de [introduzca algún concepto ambiguo] tenía la culpa.”

Tuve un pequeño flash en el que pude ser consciente de que en ese momento no conocía todas las verdades que rigen el cosmos, así que decidí cambiar las etiquetas de posición y ahora resulta que sí que las tengo. Antes estaba equivocado, pero formaba parte del proceso, ahora puede decirse que sí que tengo la verdad, así que escúchame, gilipollas.

“Si lo que te digo no es cierto, entonces, ¿Por qué [introduzca topicazo de turno aquí]?”

Pero cómo no voy a tener la razón si la realidad es reductible a cuatro mierdas que me parece que tienen sentido… ¿No ves que tengo una teoría del todo? Los físicos tendrán la suya, discutible, pero la mía, LA MÍA ES VERDAD. Mis hechos son los que cuentan, ¿Lo demás? Un razonamiento estructurado con definiciones y hechos que se retroalimentan y forman una red abstracta y no puramente subjetiva basada en primeras impresiones es de parguelas.  Si es que hay que explicarlo todo, gilipollas.

Es verdad, soy gilipollas. Tienes razón, oh dios omnisciente materializado en todólogo de carne y hueso. Por favor, deja en comentarios la verdad única e incontestable de que soy gilipollas. Por favor, lo necesito, necesito fustigar mi alma porque no pienso lo mismo que Fulanito/a.