Home Política Elecciones con un PP muerto

Elecciones con un PP muerto

escrito por Burrhus el elefante neocon 25 mayo, 2018

El PP ha muerto. Y, por mucho que nos pueda doler a los liberales, no ha sido por sus subidas de impuestos. O por no recortar el gasto público. O por no haber sido más contundente en el recorte de derechos fundamentales en Cataluña. No. Ha sido por chanchullos. Por llevárselo crudo con contratos públicos sin concurso o en forma de donativos. Lógicamente, el PSOE no ha tardado ni 24 horas en anunciar una moción de censura contra Mariano Rajoy. No sería sorprendente tener que volver a votar en unos meses. Y ninguno de los buenos resultados en desempleo, déficit público, la aplicación del 155 o incluso las reformas en el Código Penal por delitos de corrupción le van a salvar. Y se avecina un batacazo de órdago.

 

 

 

La monstruosidad de la imagen superior sufrida por el PP no es nada comparado con lo que vendrá tras la moción de censura. Se huele la sangre. A día de hoy, apenas controla Galicia y Castilla y León en términos autonómicos, y la cuidad más importante controlada por los populares es Málaga (donde, por cierto, la gestión a día de hoy roza el sobresaliente) y todo apunta a que el partido se encontraría en una situación crítica (y sumen la situación económica).

Llegados a este punto, hay dos cuestiones que no debo dejar de mencionar:

1. La moción de censura es necesaria. No me contéis rollos de si la estabilidad institucional, Cataluña, la economía o si la abuela fuma. Si no te puedes fiar del partido que manda, tienes que ponerlo en la calle.  Para resolver cualquier problema político, lo primero es tener un gobierno limpio.

2. El PSOE no sufre de la misma manera la corrupción que el PP. La Gürtel es un escándalo de 600 millones en toda España. Los cursos de formación de la Junta de Andalucía, 3.000 millones de euros. Cinco veces más. Y más de 800 millones en el caso de los EREs. Todo eso en una sola región económicamente disfuncional (si lo del PP le parece a la Presidente Díaz “brutal, bestial“, no tendrá palabras para un escándalo cinco o seis veces mayor). Es decir, que al PP le van a crucificar y el PSOE va a salir de rositas. No crean que por el hecho de que se carguen el Gobierno de Madrid, Ciudadanos va a actuar de la misma manera con Susana Díaz. Primero, porque la sentencia no tiene porqué ser tan dura como la de Gürtel (para que se hagan una idea, a Francisco Correa le han caído más de 50 años, mientras que a José Bretón, que asesinó y quemó a sus dos hijos, le han caído 40). Y, segundo, porque siempre podrán decir que, a diferencia de Mariano Rajoy, Susana Díaz no tiene nada que ver con el pasado de corrupción del PSOE de Andalucía (admito que me cuesta contener la risa).

Curiosamente, ésa podría ser la tabla de salvación del Partido Popular. En un caso muy remoto, ya lo adelanto. Si Ciudadanos está dispuesta a tragar con Susana Díaz porque está limpia y no tiene nada que ver con la corrupción anterior de su partido, el PP podría ofrecer la cabeza de Mariano Rajoy y poner al frente a la burócrata más temible de todo el Estado: Soraya Sáenz de Santamaría. No obstante, ya han salido diciendo que Rajoy debe convocar elecciones o apoyarán la moción de censura. A estas alturas, dudo muchísimo que la cabeza de Rajoy sea suficiente.

¿Y qué haría Ciudadanos? Todo o nada. Si Ciudadanos va a por todas (que tiene toda la pinta), se carga al PP… y al PSOE de Andalucía (si bien este partido, vistos los antecedentes, es capaz de resistir electoralmente baños de ácido, explosiones nucleares, pandemias de ébola, resacas de cianuro y cosas peores). Ciudadanos tiene en Andalucía a un señor que bordea la incompetencia, pusilanimidad y falta de carisma de Juanma Moreno Bonilla. En Andalucía no hay una Inés Arrimadas. O un Toni Cantó. Ni siquiera a un Javier Arenas con resaca. Tiene a una buena persona que a día de hoy no sé cómo se llama y al que no voy a buscar por pereza e irrelevancia.

Si Ciudadanos fuese coherente y tuviese un candidato digno de tal nombre en Andalucía (y los medios prestasen la décima parte de la atención que le prestan a la corrupción del PP), iría a por los dos en cuanto tuviese la más mínima oportunidad. Y seguramente se llevaría todo el pastel (coalición con el PSOE para el Gobierno central y con el PP en Andalucía).

Es decir, de esta crisis política sólo va a salir muerto el PP, sí o sí, y se vaticina una larga travesía en el desierto. El gran ganador va a salir Ciudadanos. Y el PSOE de Andalucía, como siempre, de rositas.

  • Las últimas encuestas son basura, básicamente porque no hay elecciones, así que pueden decir misa, lo único que buscan es producir una impresión en el electorado para que voten a ganadores. Ya iban a ganar en 2015 y en 2016, y perdieron escaño. Pero vamos, sí, ya llevan algún tiempo creyéndose sus propias encuestas, y últimamente ya tienen hasta su ejército de troles defendiendo las ventoleras de su líder.

    El problema que tiene C’s es que están muy dispersos, hay regiones en los que no tienen un sólo escaño, en el Senado no tienen prácticamente representación, sólo tienen un grupito de periodistas odiadores de Rajoy que se han quedado colgados de la brocha. Tampoco tienen banquillo, el PP tiene un ramillete de líderes que se comerán con patatas a Rivera y sus felisucos exactamente igual que ha hecho Rajoy (excepto en las encuestas, ahí sí que son brillantes) en 2015 y en 2016, a pesar de la que estaba cayendo (la habitual cacería al PP por parte de la izquierda, agravada por la connivencia de la derecha “ilustrada”).

    Así que no creo que haya más fuga de votos desde el PP a C’s. Es más, la impresión que tengo es que esa parte de la derecha que se pasó a C’s volverá al PP o se irá a Vox o algo más apropiado al perfil de esa gente. Puede que me equivoque, pero creo que a C’s le queda un largo recorrido para poder representar a una mayoría social en España. Y es lo normal.

  • pvl

    Por lo visto lo de tumbar sus propios presupuestos es una opción que gana fuerza en el PP.
    Pero como bien apuntas, aparte de sonar a pataleta de niño malcriado, dudo mucho que tenga efectos prácticos.

  • pvl

    A corto plazo que C’s esté muerto es falso: las encuestas más recientes le dan como ganador y de ahí su interés en nuevas elecciones de inmediato.
    Lo que suceda a medio y largo plazo ya es otro cantar, dado que los profetas no suelen acertar más que los demás mortales, pero puestos a hacer pronósticos, considero mucho más probable que, si no comete demasiados errores, C’s acabe por sustituir al PP como la opción mayoritaria del electorado de centro-derecha español.

  • Bah, C’s está ya muerto, no hay más que oírles lloriquear por las redes. La parte de los votantes del PP que se ha ido a C’s (que coincide con los oyentes de Federico, Pedro J y poco más), la derecha iluminada, no encajan en un partido de origen puramente socialista (una escisión del PSC) construido con tertulianos (como sus compañeros de lucha contra el “bipartidismo” de Podemos) y vendedores de crecepelo. Lo más probable es que terminen en Vox o en la Falange ahora que “luchar” contra “Rajoy” no tiene sentido (pueden seguir luchando contra “el Islam” sin embargo). Y entonces C’s seguramente volverá aproximadamente al mismo peso demográfico que tenía UPyD, que da como mucho para un grupito parlamentario con un puñado de nóminas (que al final es lo único que buscan).

    La única opción que le veo a C’s, y creo que lo saben desde 2015, es que el aparato del PSOE se alie con ellos para dinamitar el PP y conseguir el sueño húmedo del socialismo ibérico: un país sin “fachas”, o al menos un país donde los “fachas” no tienen relevancia parlamentaria, y la oposición es tan socialista como ellos. Ah, también pueden seguir haciendo encuestas ad-hoc para catalizar el efecto bandwagon, en un país imbuido en la Logse puede hasta colar.

  • Asmith

    A Pedro Sánchez le vale con no hacer nada. Pero sus “socios” de Podemos no van a estarse quietecitos. A éstos les gustan mucho las intrigas palaciegas (para algo estudiaron ciencias políticas)
    Veremos qué pasa con los presupuestos…
    Yo diría que hasta el propio PP podría plantearse tumbar sus propios presupuestos (tengo entendido que aún puede hacerlo), con lo que por una parte jodería al PNV quitándole las concesiones pactadas, y le dejaría un marrón a Pedro sánchez, que le obligaría a pactar unos nuevos presupuestos con todos aquellos que le han apoyado en su moción de censura, lo cual no conseguiría a no ser que vendiera su alma al diablo (y lo pagara después en las próximas elecciones).

    En resumen, el PP podría conseguir unas elecciones a medio-corto plazo tumbando los presupuestos de 2018. Pero eso sería como usar a la ciudadanía como escudo humano, y lo más probable es que le perjudicara electoralmente.

  • pvl

    P. Sánchez, una vez investido presidente, con los votos de Podemos + independentistas, pero gobernando en minoría solo con su partido, se mantendrá en el poder todo el tiempo que pueda hasta que las encuestas de intención de voto mejoren para su partido, momento en las que convocará elecciones con la ventaja que otorga hacerlo desde el Poder.
    Si ese momento no llega, que lo dudo puesto que la economía se ha enderezado y lo único que tiene que hacer es literalmente “no hacer nada” de ahora en adelante, para no fastidiarla, se mantendrá en el poder hasta que prácticamente se agote la legislatura, vendiendo que cumple su promesa de convocar elecciones una vez “estabilizado” el país.
    Y ello porque no corre ningún riesgo de que, en lo que queda de legislatura, le apliquen su propia medicina de otra moción de censura, dado que PP+C’s no suman.
    ¿Qué sucederá en las próximas elecciones? Creo que PSOE y C’s se disputarán el 1º puesto y que PP y Podemos bajarán lo que ganen aquellos, por lo que veo bastante factible un Gobierno de coalición PSOE-C’s, con presidente del más votado.

  • Asmith

    Pues a medio plazo no lo veo nada claro.
    Conozco a varias personas que han sido votantes del PSOE que son tan anti-podemitas como cualquier persona de derechas, y no le perdonarían a Pablo Iglesias que se aliara con ellos (y mucho menos que aceptara el voto de ERC o PdCat favorable a cambio de la más mínima concesión). Quizás no sean pocas las personas de izquierda moderada que compartan ese parecer.
    Si Pedro Sanchez saca adelante esa moción de censura pero se llega a unas elecciones en un plazo medianamente corto, es posible que salga castigado. Cualquier votante de izquierda moderada pasará a la abstención o irá a ciudadanos. Hay que decir que muchos “socialistas” de toda la vida (me refiero sobretodo a personas de mediana edad) en realidad son más bien conservadores pero lo sufren en silencio, pero votar a un partido de derechas es como para un madridista hacerse socio del Barça. Votar un partido de centro como es C’s, es una opción válida para muchos de ellos.

    Unas elecciones post-mocióndecensura, me atrevo a decir, que se traducirá en una abstención importante (pérdida de votos de PP y PSOE) y crecimiento de Ciudadanos (también votos procedentes de PP y PSOE). Podemos creo que se quedará más o menos como está, ya que su juego no aporta nada nuevo a sus votantes (habría que ver cómo afecta el tema del “casoplón”).

    Sin embargo, si consiguen aguantar suficiente tiempo sin convocar elecciones, afortunadamente no podrán sacar adelante ninguna reforma. Sin embargo, se apuntarán el tanto de las posibles mejoras que se vayan viendo en la economía gracias a la inercia que lleva. Y los de Podemos dirán “¿veís como no somos tan malos y el país no se va a la mierda”? (aunque eso sea gracias precisamente a que no pueden aplicar su programa).

  • pvl

    Ya somos dos con el mismo dilema.

  • Olga

    Yo he sido votante del PP muchos años, pero ya se acabó, no sólo por lo de la corrupción, sino principalmente por lo pésimamente que están haciendo lo de Cataluña. Tengo un dilema tremendo para las próximas elecciones. Soy una persona liberal y Vox parece serlo en temas económicos, también defiendo la unidad de España. ¿Sería tirar el voto votar a Vox o hay probabilidades de que saquen representación parlamentaria? Con que sacaran representación me conformaría. Por otra parte, Ciudadanos parece un partido aceptable comparando con lo que hay, y es un voto más “seguro”, es decir, “útil”, pero la verdad es que es un partido de centro-izquierda y ese no es mi posicionamiento. No se qué haré.

  • Pvl

    No me extrañaría nada que P. Sánchez forme un gobierno sin podemitas ni nacionalistas en el mismo. Por un lado para los nacionalistas es un tabú entrar en un gobierno español. Por otro la debilidad de Iglesias es tal que a lo único que puede aspirar es a tapar el tema del chalet vendiendo que gracias a Podemos se haya expulsado a la derecha del Gobierno.
    De hecho es la mejor opción para todos los que van a apoyar la moción de censura.

  • elefanteburrhus

    Hola, PVL.
    A mí me recuerda esto más a un juego de póker.
    Si ocurriese esa majadería de coalición, yo emigro. Por tercera vez, me da igual.

    Y sí, el tacticismo de Sánchez le ha salido sensacional. No sé si sirve para algo útil respecto de los ciudadanos… pero para sus intereses ha estado sembrado.

  • pvl

    Personalmente no he vivido otro momento en el que el juego (con minúsculas) de la política española se parezca más al juego de un ajedrez con varios contendientes disputándose el control del mismo tablero.
    Por cierto, si no estoy equivocado, tal modalidad de ajedrez existe y como es razonable suponer, su dificultad es superior al tradicional ajedrez de 1 contra 1, del mismo modo que encuentro mucho mayor la dificultad para decidir, en mi subjetiva opinión, qué es lo mejor para España en estos momentos.
    Si bien coincido con el autor del art. que el PP está grogui, y que además se lo merece, la alternativa que me temo que va a triunfar de un gobierno del PSOE apoyado por Podemos más los nacionalistas, vía la anunciada moción de censura, me temo será nefasta, sin que descarte que termine siendo letal para nuestro país.

    pda: tengo que reconocer que la jugada de P. Sánchez al presentar la moción de censura ha sido un movimiento brillante en términos “ajedrecísticos”:
    1º se convierte en la única alternativa viable al PP, lo que le afianza en el liderazgo de su propio partido
    2º Impide que Rajoy pueda convocar elecciones en las que C’s sería el gran beneficiado.
    3º Coloca a Podemos como subordinado de su propia iniciativa en vez de como ha ocurrido hasta ahora, que era Podemos el que ejercía de líder de la oposición.
    4º De paso recompone puentes con sus aliados tradicionales nacionalistas a los que da la oportunidad de devolvérsela al PP del 155, sin correr el riesgo de ser penalizado por ello en unas elecciones generales.
    5º Todo ello sin arriesgar prácticamente nada, dado que ha día de hoy no tiene ya nada que perder.
    ¿Se puede lograr más con menos?