Home Política ¿Es el AfD un partido neonazi?

¿Es el AfD un partido neonazi?

escrito por Luis I. Gómez 27 septiembre, 2017

Si los criterios son el antisemitismo, la voluntad de Holocausto, el nacionalsocialismo y la fe en la reconstrucción de una nueva “Gran Alemania” al estilo del III Reich, NO, “Alternative für Deutschland” (AfD) no es un partido neonazi.

PERO…

En Thuringia, donde el partido obtuvo un 22,7% de los votos, tanto los candidatos de AfD como sus cuadros medios mantienen desde hace tiempo muy buenas relaciones con la llamada “Identitäre Bewegung”, un movimiento nacionalista populista bajo vigilancia del “Verfassungsschütz” (una especie de policía secreta al servicio del Tribunal Constitucional) dirigido por Kevin Schulhauser, ex-director de reclutamiento del partido neonazi NPD. Los contactos van más allá de la presencia de ambas formaciones en manifestaciones en Erfurt y otras localidades thuringias: existen pruebas de una intensa relación entre “Identitäre Bewegung” y las juventudes de AfD. Además, en la mesa del “Altenburger Bürgerforum” (un foro nacionalista de extrema derecha también bajo vigilancia), encontramos al neo-nazi Robert Köcher y el nagacionista del Holocausto Christian Bärthel, los neonazis Jörg Krautheim y Sarah Schumann, el Neo-Nazi y miembro del NSU Andre Kapke y al jefe de AfD en Thuringia Stephan Brandner, trabajando codo con codo. En Thuringia hay más, mucho más. Lean (en alemán, lo siento) -> Verbindungen der AfD zur extremen Rechten in Thüringen.

En Sajonia. Frauke Petry, tal vez una de las figuras más representativas de el AfD en los últimos tiempos, ha renunciado a formar parte del grupo parlamentario de el AfD por los mismos motivos que lleva denunciando hace meses: ella NO quiere tener nada que ver con la extrema derecha. Y afirma que AfD está infiltrada por la extrema derecha … antidemocrática. De nada han servido sus apariciones en los medios denunciando los conchabeos de ciertos elementos del partido en Sajonia con los líderes del movimiento PEGIDA, claramente penetrado por lo peor de la derecha xenófoba sajona, incluídos, claro, los chicos de NSU y NPD, neonazis de libro. Tan en serio va Petry, que ayer anunciaba que abandonaba el partido. Parece que la gota que colmó el vaso nace de las bochornosas imágenes del úlimo „AfD-Russlandkongress“ en Magdeburgo, durante el que se pronunció un discurso de alabanza hacia los oficiales y generales de la, indudablemente nazi, Waffen-SS. Hay un vídeo, que pueden ver. Siempre habrá quien diga que me lo invento.

Podríamos ir de Bundesland en Bundesland y nada mejoraría el cuadro final. Creo que no es necesario. Pero esos contactos, íntimos a veces, con figuras neonazis, no convierten al partido en un partido neonazi. Su programa aún no lo es.

¿Podemos considerar al AfD como un partido de extrema derecha o populista de derechas? Populista desde luego, basta con ver sus mensajes electorales, sus temas y su programa electoral. Y con resultados espectaculares. Curiosamente obteniendo más votos allá donde el miedo a la “inmigración descontrolada” es mayor que la presión cierta de una descontrolada inmigración. Sobre ello hace un buen análisis Juan Rallo aquí: Los hijos del nacionalismo alemán. ¿Y lo de extremista? Pues si como extremista definimos aquellas posturas políticas que se sitúan a uno de los extremos del espectro político, ya sea a la derecha o la izquierda, también. Tan extremista como lo es Die Linke y sus infumables ínfulas neocomunistas. Y, desde luego, el AfD no es en absoluto un partido que aprecie o valore la democracia liberal.

Lo de la democracia liberal también tiene su aquél. No, no me refiero a la sopa socialdemócrata en la que nos encontramos sumergidos por obra y gracia de los llamados partidos mayoritarios, no. Me refiero a aquella democracia en la que TODOS tiene derecho a expresar su voluntad política, TODOS tienen derecho a la igualdad ante la ley. Y no es eso lo que proponen las élites intelectuales del AfD. La élites intelectuales del AfD, encabezadas por los ínclitos Konrad Adam y Roland Vaubel, pretenden limitar el DERECHO A VOTO a aquellos que ellos creen dignos de tal privilegio. En palabras de Konrad Adam, los parados y los receptores de ayudas sociales NO deben tener derecho a voto. Punto. Su compañero ideólogo Roland Vaubel va más allá, y postula la necesidad de proteger a las élites productivas de la tiranía de la mayoría, limitando el derecho a voto sólo a las primeras. Ojo! no hablamos de derecho a voto para los extranjeros … hablamos de alemanes que, según ellos, no deberían votar, en ningún caso.

Ahora, saquen sus propias conclusiones, o sus etiquetas.

  • Claro, ni las cotizaciones sociales se toman como un tributo, aunque lo sean, ni se calcula ese tope del 50% sobre el global, sino sobre cada tributo y la base sobre la que se aplica. El truco es evidente. Tampoco se pone límite a las materias gravables, así que en la práctica, no hay control alguno.

  • Martin Schweighart Moya

    Cuando una fuerza actua sobre un cuerpo, ¿este se acelera y/o rota? Pues dependerá de su masa e inercia. De la misma manera el asertar la criminalidad de la Wehrmacht por inacción puede ser falso si no introducimos en la ecuacion las circunstancias o el contexto. No voy a extenderme mas en este asunto, unicamente remarcar que West-Point se pobló de profesores militares alemanes (Balck, v.Mellenthin, …).
    El Ejercito prusiano destacaba por su independencia de acción a semejanza de lo que en los Estados modernos se intenta hacer con la Justicia, Prensa, etc. Siempre que estos principios funcionaron, a Alemania le fue bien. El discurso de v.Folken tiene por tanto su lógica, pero lo finaliza con una traca gruesa, grosera y falsa (“ni las Waffen-SS llegaron a …”, dijo). El cometido de ese ejercito particular nazi fue acabar acabar los méodos tradicionales prusianos vigentes.

    No vivo en Alemania y por tanto me es dificil dilucidar el “camuflaje” de la AfD, pero lo que si he notado, y en particular en la prensa española, es un cebamiento tremendo basado por lo general en hechos falsos cuando los he intentado comprobar; de ahi mi esceptisismo y a las pruebas me remito.

    Las leyes de odio tuvieron su función, pero pienso que ha dia de hoy han dejado de cumplir su cometido una vez cumplida su labor de vacuna. El castigar a un viejo chalado como Mahler prueba mas bien debilidad.
    Hace no mucho, Der Spiegel edito una serie de articulos bastantes asepticos sobre el Holocausto basandose en los papeles de “Ordenes de Comandancia de Auschwitz” desclasificados por los rusos. No pudieron castigar a sus autores, y mira que lo intentaron, porque simplemente presentaban informacion escondida en Nueremberg (los rusos sabran porque) y que no negaba el Holocausto. Mi impresion es que hay pavor a destapar esa caja de los truenos porque desmontaría las toneladas de informacion y propaganda de estos ultimos decenios (y son palabras de tu ultimo post).

    Un saludo desde Sevilla.

  • asertus

    El timo básico es que no computan las cotizaciones sociales como el impuesto que es.

  • JJI

    Te agradezco la información que yo ignoraba, pero resulta evidente que sumando todos los conceptos, se pasan de esa cifra en muchos casos. El asunto de lo que se habría de pagar, de qué modo y con que usos, sería para mí de lo más importante a debatir en Cortes. Sin embargo, está completamente silenciado.
    Otro tema es que con ese límite, cuando Podemos llegue al poder (o si lo tocan significativamente), sólo podrán rascar más de los sueldos medios, con los que tendrían sobre un 25% de diferencial. Con los de por encima del 40% les queda una miseria. Los trabajadores de a pie deberían ser conscientes.

  • En el caso español, el Tribunal Constitucional ya falló en su día que por “confiscatorio” entendía más de un 50% de lo gravado por el un determinado impuesto. Por eso el tipo máximo del IRPF, por ejemplo, ronda siempre ese 50% pero no lo supera.
    Sin embargo, tomando todos los tributos en conjunto (impuestos, tasas y precios públicos), es casi imposible hoy día calcular individualizadamente el porcentaje exacto de la renta y el patrimonio de una persona que se lleva el Estado.

  • Le agradezco el interés puesto en defender su punto de punto de vista. Pero no puedo estar en absoluto de acuerdo.

    – No digo en ningún sitio que se mencionen generales por su nombre, se menciona a los generales de la Waffen-Ss en general, en tono loable. Y NADIE conocedor de la historia reciente de Europa (de Alemania menos) dedica loas a un ejército que, salvo honrosas excepciones, se rindió a la voluntad de la dictadura nacionalsocialista y se puso con orgullo a su servicio. Más lamentable aún es la ovación de los asistentes inmediatamente después de la mención a los generales nazis.

    – Considerar, como hace este señor, a un negacionista del holocausto, un “preso político” es una declaración que, desde elentendmiento de la sociedad alemana de nuestros días, resulta francamente chocante… por no decir cuasi-delictiva.

    – Es una pena, pero muchos de los líderes de AfD simpatizan con elementos neonazis o proceden directamente de esa escena.

    Saludos cordiales desde Leipzig.

  • Martin Schweighart Moya

    Por otro lado, he vuelto a escuchar el video y von Floken dice mas o menos : “desde el espiritu del granadero imperial, desde el suboficial a los generales Waffen-SS …”. Nada de mencionar el nombre de generales Wafen-SS como dice el articulista.

    Y lo otro que comentas refiriendote al neonazi/locaja Mahler, von Floken dice exactamente: “porque en Alemania existen presos politicos, y no me estoy refiriendo a Mahler, …”. Que aplaude el publico?, el hecho de que existan presos politicos o que Mahler sea un preso politico. Ese tal Mahler es un locaja, pero las llamadas leyes de odio son aun peor. El que Mahler se alegre, aplauda y jalee las matanzas de judios no suponen delito, pero el decir lo contrario (que delirio tiene este hombre) como negar el llamado Holocausto supone una pena de muchos años de carcel.

    Saludos

  • Martin Schweighart Moya

    Siempre hay excepciones, pero muy a menudo cuando un economista juguetea con numeros hay que echarse a temblar, y me estoy refiriendo al articulo que mencionas de Juan Ramon Rallo en el confidencial.com. No tiene ningun sentido hablar de trasvases de algunos centenares de miles de votos (con su inevitable sesgo) cuando la CDU y el SPD han perdido un 15% del electorado (dato cierto), unos 7 millones de votos.

    Es mas simple echarle una ojeada a los resultados Kreis a Kreis que publica por ejemplo Der Spiegel y llegar a conclusiones mucho mas simples.En Baviera, la CSU con su discurso anti-Merkel y anti-Inmigracion mantiene sus votos y AfD supera por muy poco el umbral del 5%, cosechando resultados inferiores a verdes, ¿liberales?, …

    Saludos

    PD: es la primera vez que “posteo” en este excelente blog.

  • Martin Schweighart Moya

    Lo que voy a intentar explicar es dificil de entender para la gente de NO cultura alemana; pero hagamos un esfuerzo. El señor del video, con mucha demagogia, lo que intenta demostrar es que Merkel y von der Leyen (Ministra de Defensa) han hecho cosas que ni los nazis.

    La pelicula “El Hundimiento”, cuando pone continuamente en boca de Hitler “esto es una orden”, “das ist ein Befehl” nos quiere dar a entender el abandono del metodo historico militar prusiano del “Auftrag”. No se daban “ordenes” sino “encargos”, y la cadena de mando, del general al sargento, tenia que interpretar y ejecutar segun las circunstancias esos “encargos” que no “ordenes”. Este metodo tenia como resultado una rapidez de accion tremenda, pero para su perfecta ejecucion se necesitaba formacion y un “Innere Fuehrung”, una moral (amor a la patria, a Dios, … en aquellos dias) que estaba por encima del deber. El principio de “Innere Fuehring” se readapto con la nueva Bundeswehr declarando como sacrosantos los principios ¿constitucionales? y los derechos humanos.

    Hace muy poquitos meses von der Leyen presento el nuevo “Libro Blanco de la Defensa” en el que desaparece este principio. El Ejercito obedece al Gobierno, punto y pelota, Segun el conferenciante, el principio de lealtad personal que Hitler obligo a jurar a toda la Wehrmacht, se parece al actual.

    Y por ultimo decir que las Waffen-SS fueron una remora en el esfuerzo belico aleman. Por ser las favoritas estaban muy bien equipados, pero sus mandos y tropa eran nefastos; muy por debajo en efectividad de la media de la Wehrmacht.

    Saludos

  • Pues ni la prensa alemana ni yo lo interpretamos tan neutral 🙂 De hecho Jan von Flocken menciona a los generales de la Waffen-SS literalmente. Y el aplauso generalizado al hablar del neonazi Mahler, calificándole de “preso político” … en fin. Ya digo, que cada uno ponga la etiqueta que más le “guste”

  • JJI

    No, no lo está, y me encantaría que esa fuera una de las próximas reformas de la constitución, pero no caerá esa breva. Y la gente cree que confiscatorio es pasarse con el porcentaje (la Biblia considera impuesto de castigo una de cada tres ovejas), cuando en realidad, los políticos pueden establecer las tasas que quieran sobre lo que quieran. Su única preocupación al respecto es no matar la gallina, cosa que no siempre consiguen. En general, los asalariados, a los que les quitan la pasta en la nómina y con los indirectos, tienen la sensación de que apenas pagan (que paguen los ricos). Es otro ejemplo de la manipulación mental a que someten a los ciudadanos. Con lo concienciador que sería cobrar el sueldo íntegro y luego rascarse el bolsillo con un 40%, pero… ¿qué político quiere ciudadanos críticos?

  • Martin Schweighart Moya

    El conferenciante del video no alaba en absoluto a las Waffen-SS. Quiero pensar que lo que intenta expresar es el concepto de “Auftrag” (haz lo que te salga del nispero) en contraposocion al de “Befehl” (muy parecido al concepto americano “for dummies”) que dominó el pensamiento militar aleman desde llos inicios de Prusia hasta los primeros compases de la WWII. La formacion del Estado aleman siempre fue mal vista por todos sus vecinos, por lo que para llevarla a cabo siempre habia que actuar con mucha rapidez. El concepto de “Auftrag” lo permitia, pero para no caer en la anarquia, sus ejecutantes debian tener una formacion y guia moral excelente.

    Saludos

  • asertus

    Por tanto ahora no está realmente limitado. Por eso se pueden poner impuestos del 90 o 100% sobre 1 millón, o, como es ahora, del 60-70%, incluyendo SS, a cualquier salario normal, IVA y otros impuestos aparte.

  • JJI

    La Constitución dice que los impuestos no deben ser confiscatorios. ¿Pero qué es confiscar? La RAE dice, en su punto 2: – Pena o sanción consistente en la apropiación por el Estado de la totalidad del patrimonio de un sujeto.
    Bueno, pues todavía, sumándolo todo, con sólo entre el 30 y el 70% de decomiso, le queda recorrido antes de que los impuestos sean confiscatorios. O sea que constitucional total. ¡Listos que son!

  • JJI

    Vaya por delante que mi conocimiento de la política alemana es muy básica, pero de lo que te hablo no es de lo que son las cúpulas (ni allá ni acá), sino, por ejemplo, de por qué una persona como Frauke Petry (no la conozco), acaba en un partido así para luego salir corriendo. Como ya apunta Plaza, existe un fallo del sistema considerable que los partidos mayoritarios conocen y no quieren solucionar. Esa es la jaula en la que se debaten, deseperados, los ciudadanos que comprenden la situación. Se puede llegar al punto de considerar que es mejor reventarlo todo.

  • Un 80% de lo segundo (“Sus votantes no son lo mismo, pero no tenían alternativa) y un 20% de lo “otro”.

    Por lo demás, sí, como lo comentas. Con medias tintas y buenismo no solucionamos este problema, lo empeoramos

  • plazaeme

    Muchas gracias, Luis.

    Joé, parece fuerte. Peor que Le Pen, que ya es decir. Incluso sorprende mucho lo de la limitación de voto. No se le ve sentido; sería más un partido elitista que populista.

    Pero parece obvio que hay un problema de fondo gordo. Mucha gente ve un problema serio en la inmigración descontrolada, y especialmente la de Mahomalandia. Y si liquidas el problema con etiquetas floridas, como “son nacionalistas alemanes” (Rallo), o son “deplorables” (H. Clinton), estás moralizando algo que habría que digerir con el cerebro. Y peor; estás dejando esa opción a los que directamente se ponen fuera de la moralidad en curso. Y tienes el auge de los Trump, Le Pen, y ahora estos angelitos. Si le sumas la batalla de la “moralina posmoderna”, una auténtica guerra cultural, todavía más.

    Vale, neonazis, extrema derecha, o primos hermanos. ¿Y ahora?

    – ¿Sus votantes son lo mismo? Pues agárrate, que vienen curvas.

    – ¿Sus votantes no son lo mismo, pero no tenían alternativa? Eso parecería un fallo gordo de sistema.

  • asertus

    En realidad bastaría limitar constitucionalmente la cantidad que el estado te puede robar. Ahora mismo está ilimitado.