Home Energía España sólo con Solar y Eólica. Intermitencia. Baterías. Números

España sólo con Solar y Eólica. Intermitencia. Baterías. Números

escrito por Luis I. Gómez 18 noviembre, 2016

Es la pregunta del millón. Conocidos los problemas generados por la intermitencia en la generación de energía eléctrica a partir de sistemas eólicos y fotovoltaicos, la cuestión que se plantea es cómo almacenamos la energía generada los días de sol y viento para aprovecharla en los días sin sol ni viento. La respuesta está también clara: necesitamos baterías de almacenaje. Punto.

Replanteemos: ¿Cuántas baterías serían necesarias en España para cubrir el hipotético caso en que sólo se generase cvon solar y eólica y no tuviésemos sol ni viento? Todos sabemos que no siempre luce el sol, ni siquiera lo hace con la misma intensidad, y que no siempre sopla el viento. Voy a simplificar el tema suponiendo que la generación “falla” tan solo una semana, en un invierno de esos raros en los que una espesa capa de nuebes cubre el cielo y el viento es incapaz de mover con suficiencia las aspas de los molinos eólico instalados.

¿Bastaría la actual producción anual mundial de baterías de iones de litio para cubrir esa semana?

El cálculo que les voy a mostrar es solamente una estimación aproximada. Para un cálculo exacto tendríamos, entre otras cosas, que ver aspectos tales como la eficiencia de las baterías, sus grados de auto-descarga y envejecimiento. No podríamos olvidar la energía necesaria para la refrigeración de la instalación con las baterías. La energía para la producción y eliminación  de las mismas también debería ser considerada. Todos estos factores empeorarían el resultado del cálculo, pero vamos a obviarlos y hacer  un cálculo aproximado simplificado. Factores necesarios:

  1. La demanda media  de potencia en España durante una semana. Dado que este valor es una cantidad de electricidad en kWh
  2. La producción anual de baterías de iones de litio. Lo hago con este tipo de batería. porque es actualmente la mejor y se puede producir en masa.

En España, el 2015, la demanda real ascendió a 237,44 TWh, lo que nos da una cifra de 4,56 TWh cada semana.

Un terawatio  son 1000 gigawatios, por lo que necesitamos en España 4.560 GWh de electricidad durante una semana, que sería por tanto la capacidad que deberían tener nuestras baterías. Como ya he mencionado antes: en realidad, necesitamos más (eficiencia, etc.), pero vamos a dejarlo ahí.

¿Cuánta capacidad de almacenaje en baterías se fabrica a nivel mundial? En USa se está construyendo actualmente la „Tesla Gigafactory“, que fabricará las baterías para los coches de Tesla Motors. Segújn una presentación de la propia Tesla:

tesla_baterias_produccion

En la gráfica no vemos bien si son 33 ó 34 GWh/año. Vamos a suponer que son 35 GWh/año para simplificar.

Seguro que ya ven la “cuenta”. Efectivamente, para “salvar” una semana sin sol y viento en España necesitaríamos la producción TOTAL GLOBAL de baterías de Iones de Litio de…. 131,42 años!!!

Incluso si lo previsto en esta noticia, en la que nos cuentan que la producción mundial en 2020 podrá alcanzar los 130 GWh, se cumpliese, necesitaríamos la produccion TOTAL GLOBAL de 35 años !!!

¿Qué les quiero contar con estos números?

Piensen que los números están hechos para España… y ahora piensen en Alemania, Francia, Italia, USA, China …. y sumen. Necesitamos nuevas tecnologías cuanto antes!  Y no, no es un  problema que vayan a solucionar los miles de millones despilfarrados en políticas de protección del clima. Lo que necesitamos es la capacidad de invención e innovación de los seres humanos, no subvenciones absurdas o políticas de diseño. Vamos, como siempre.

 

21 comentarios
  • manuel64

    1) Si:
    a la eólica y solar se le suma la hidroeléctrica
    la tecnología de producción y almacenamiento eléctrico va desarrollarse todavía bastante más en los próximos años por el calentamiento global
    se está empezando a trabajar en serio en la eficiencia en el consumo eléctrico
    2) Entonces:
    pronto nos vamos a encontrar con producción eléctrica renovable del orden del 80% del consumo y en vez de grandes baterías va a usarse fundamentalmente la gestión (redes, software, etc) para compensar producción y consumo.

  • Gerardo

    El tema de la acumulación de energía es uno de los que más me han interesado durante mi vida laboral. Ahora que estoy jubilado prefiero dedicarme a la Historia y al Derecho, pero de todas las maneras me encanta encontrarme con el mismo y ver que se sigue discutiendo, poco más o menos como cuando comencé con él, hacia el año 73 del pasado siglo.

    Para conocer la cantidad de energía acumulada necesaria, sin entrar en el sistema que utilizamos para esa acumulación, es caracterizar estadísticamente la demanda y la generación de ese producto denominado “energía eléctrica”, ya que el problema es casar constantemente la demanda (consumo) con la oferta (producción). Las empresas eléctricas españolas hace muchos años que llevaron a cabo instalaciones para poder acumular agua (bombeo) en momentos de baja demanda y utilizar esa acumulación en las horas punta. El mejor ejemplo de ello es el conjunto Aldeadávila, Saucelle- La Almendra.

    El problema es similar al que presentan las disponibilidades de plazas hoteleras y la demanda de las mismas. Hay ocasiones en las que habrá habitaciones vacías, mientras que en otras ocasiones tendremos que conformarnos con quedarnos a veranear en casa porque o no hay plazas libres o las que hay tienen un recio muy elevado.

    No hace mucho tiempo, el Grupo empresarial de Villar Mir propuso al Ayuntamiento de Castro Urdiales hacer un sistema de bombeo en las proximidades de la costa, con la intención de elevar agua del Cantábrico y almacenarla en un embalse construido en una zona próxima de minas abandonadas. Claro, que no hablaban de que el negocio era construir el sistema ya que esa zona es como un colador.

    IBERDROLA, hace como veinticinco años , desarrolló dos sistemas prototipo de Acumulación de Energía en Forma Electroquímica (baterías y convertidores AC/DC), uno orientado a la laminación de puntas de demanda (empresas industriales) y el otro a la acumulación pura (empresas eléctricas). (Alvarez Isasi, R.; García García, G (erardo).; Visiers Guixot, M., “Sistemas de acumulación de energía en forma electroquímica”, Revista Energía, Madrid, 1995, 21 (5): 65-69)

  • JJI

    PVL. Le respondí hace un par de días, pero el mensaje no hasido colgado. Quizás porque incluía un enlace (no lo sé). Si en un día más no sale le haré un resumen.

  • pvl

    JJI: dices “Su responsabilidad (la de los políticos) es innegable; sin embargo, hoy por hoy inexistente”. Estoy completamente de acuerdo contigo: los políticos son el grupo que afronta menos responsabilidad por sus acciones y decisiones. Básicamente la única que afrontan es no ser reelegidos en el caso de los electos, pero una vez más, es la sociedad la unica que puede exigir esas responsabilidad y eso por un hecho claro y objetivo: un médico, un ingeniero o un taxista tienen generalmente como cliente a una persona concreta con nombres y apellidos que es la que se encarga personalmente de exigir responsabilidades por la cuenta que le tiene en defensa de sus intereses particulares. Sin embargo y por definición el “cliente” del político no es un individuo, sino una “masa” formada por multitud de individuos, cada uno con sus propios intereses particulares y a menudo contrapuestos y una diminuta capacidad individual de “influencia”.
    Eso explica desde los eslóganes típicos de políticos como “gobernaremos para todos” a lo sensibles que se muestran a las influencias de los “lobys” que son ni más ni menos que grupos suficientemente numerosos de individuos agrupados y organizados con intereses comunes (que van desde los sindicatos a los amantes de la sardana).
    Tal y como yo lo veo los políticos son básicamente veletas, que han conseguido, eso sí, colocarse en los lugares más altos de la sociedad y desde allí se limitan a señalar la dirección que les marcan las múltiples ráfagas de viento que son los distintos lobys sociales, a menudo contrarias entre sí.
    De nuevo y por poner otro ejemplo, eso explica contradicciones como que un político pueda ser a la vez defensor de las energías verdes y de las subvenciones a la minería del carbón, dado que hay dos lobys suficientemente poderosos tras ambos intereses, o que el ministro que se ha atrevido a plantear la necesidad de establecer unas pruebas de verificación educativa un poco más exigentes haya sido desfenestrado y el partido que lo impulsaba haya salido con el rabo entre las piernas.
    En resumen y no creo descubrir nada nuevo, si se quiere tener capacidad de influencia y poder exigir responsabilidades a los políticos hay que organizarse y básicamente hacer política.

  • JJI

    Parece que tu teoría supone que las corrientes son aleatorias y ajenas a la sociedad, y que el político (o el empresario), triunfan si saben “adaptarse” a ellas. Bueno, algo de eso hay, pero suponiendo que sea así, se trata de algo incontrolable por el momento (como el clima), es mejor hablar de lo que sí es controlable y sí manejan los políticos. Y es innegable que cuentan con un poder de influir nada despreciable, y que por tanto, son responsables de lo que hacen con él. Es como llevar un coche. Por supuesto que la carretera (la estructura), el clima (la economía), el propio coche (los ciudadanos), etc. condicionan la marcha, pero es quien lleva el volante quien decide a dónde se va y en qué condiciones (como por ejemplo con la enseñanza, que condicionará la “ola” mental del futuro como siempre ha hecho). Su responsabilidad es innegable; sin embargo, hoy por hoy inexistente. De eso también son responsables los políticos (que son los que hacen las leyes), y es muy significativo que así sea ¿no?
    Así que sí que disparo contra los políticos como lo haría contra un médico, un ingeniero, o lo que fuera, que se atreviera a ejercer su profesión con tal grado de impunidad e incompetencia.
    Pero es una opinión, desde luego. Sospecho que el desprecio tan generalizado que se siente en el ambiente hacia ellos, nace de esas condiciones y de nuestra impotencia (ya se encargan ellos de que así sea) de cambiarlas.

  • pvl

    No niego que haya una retroalimentación e influencia mutua entre dirigentes y sus sociedades.
    Ahora bien, mi opinión actual (ya que en el pasado lo veía como tú) es que lo determinante son las creencias y sentimientos de la masa y que lo que distingue a los políticos (como a los empresarios, ya que en el fondo ambos dependen de sus consumidores) de éxito respecto a los fracasados es precisamente saber “surfear” a favor de la ola de la opinión pública y saber adivinar y anticipar los cambios de opinión de ésta, en mucho mayor medida que dirigirla o liderarla en contra de la opinión o creencia mayoritaria.
    Lo anterior es específicamente aplicable a los países democráticos, pero incluso en las dictaduras este fenómeno también es determinante en el proceso de ascensión al poder: por ejemplo Hitler no inventó ni creó el antisemitismo, sino que lo utilizó a su favor, exacervando el existente. De igual manera los nacionalistas no han inventado el odio cainita en España, sino tan solo se han aprovechado exacervando el preexistente, a base de mentiras y falsificaciones históricas que su parroquia estaba encantada de comprar por anticipado.
    Por eso solamente desastres traumáticos como la perdida de la IIGM por parte de Alemania hacen que las tendencias sociales se inviertan, pero siempre pendientes de un hilo, ya que la memoria histórica es sumamente olvidadiza con el paso de pocas generaciones.

  • JJI

    No paso por alto lo que dices. Tienes razón en todo ello en el contexto en que lo citas, pero recuerda que hubo un tiempo en que la energía nuclear fue muy popular. Es cuestión de propaganda cambiar las tendencias (ingeniería social se llama). Se hace continuamente. Las manifestaciones actuales del nacionalismo, por ejemplo, hubieran sido impensables hace unos años, pero una serie de personas con unos objetivos claros, iniciaron un sutil (y no sutil, cuando pudieron), trabajo de cambio de tendencia. Es ahí donde se manifiesta la grandeza o miseria moral de esas personas que inician un cambio de ese tipo (que no su inteligencia, pues lo son, y mucho, al menos las que marcan los objetivos). Por eso digo que en España (podríamos hablar de las reformas educativas, por ejemplo), los políticos han sido siempre de una pequeñez moral y de una bajeza de objetivos incalificable. No sé de uno siquiera, con poder, que haya puesto el bien común por encima del interés de su blando culo y de la pirámide de paniaguados sobre la que se sustenta. Y cualquiera con principios y capacidad que intente llegar al poder para arreglar algo (única manera), no tardará en oír esa insidiosa pregunta de: -¿pero puedo confiar en ti? – Que no significa otra cosa que si estás dispuesto a conjurarte o no, para lo que haga falta.
    Estoy de acuerdo con que sin información no se puede decidir bien. Por eso se desinforma (o se informa sesgadamente) al ciudadano para que no “sepa” y pueda votar contra su propio interés sin ser consciente, pero eso no lo hace tonto. En otro tiempo pensé que la informática proporcionaría al ciudadano el arma de control sobre el poder, pero ha resultado justamene al revés. El poder nunca ha sido tan poderoso como ahora y nunca ha gozado de tanto control sobre el ciudadano. ¿Unos pocos controlando a millones hasta sus gustos y movimientos y no pueden millones controlar la gestión de unos pocos?
    Cuando me pregunto por qué no han surgido empresas que suministren ese poder al ciudadano (como si las hay, por ejemplo, para proporcionarle fantásticas herramientas para el consumo), no puedo pensar sino que el poder está interviniendo, de modo que cuando alguna apunta (y conozco algún caso), rápidamente se compran sus intereses y se silencia o desvía.
    ¡En fin! Aquí tenemos a la gente masivamente convencida de que lo mejor es que el mundo se quede como está (¡virgencita!) hasta que reviente el planeta de viejo, con miles de millones en condiciones penosas, con el clima definitivamente estático, las fauna y flora actuales definitivamente preservadas y todo cambio que pueda venir del imparable movimiento de la naturaleza definitivamente fosilizado o imposibilitado. ¿Puede haber mayor conservadurismo? Y todos ellos convencidos de que son la punta del progreso, de la virtud y de la verdad.
    ¡Me maravillo cuando veo todo eso y me dan ganas de aplaudir! Los genios del mal son realmente competentes. Si tuviera suficiente dinero los contrataría a muy buen precio -el que quisieran- para que hicieran lo contrario. ¡Yo no sabría cómo!

  • pvl

    Por cierto, efectivamente, admito sin tapujos que considero que en los países democráticos las cuestiones que no gozan de popularidad, o mejor dicho, que son antipopulares, como la energía nuclear, no tienen solución sin que se produzca un cambio de opinión de la mayoría, que en muy contadas veces se produce, salvo fuerza mayor.

  • pvl

    JJI creo que estás obviando la cuestión fundamental de que debido a las preferencias de la mayoría, cualquier político occidental (y concretamente en el caso español), que lleve en su programa electoral la construcción de centrales nucleares simple y llanamente no sería elegido. Y si lo intentara hacer a la chita callando, tas haber sido elegido sin llevarlo en su programa, con casi total seguridad tendría que hacer frente a la movilización en contra de todos los progres y antinucleares, sin que muy probablemente los que apoyamos la energía nuclear nos manifestáramos en su apoyo.
    Te pongo otro ejemplo: estoy convencido que somos bastantes los que creemos que los exámenes de verificación, (llámense como se llamen: reválidas, selectividad, etc, etc) son fundamentales en cualquier sistema educativo. Sin embargo los únicos que se movilizan son los que se oponen a ellos.
    Los dirigentes políticos, como haríamos cualquiera en su puesto, son “sensibles” a esa asimétrica respuesta por parte de partidarios y opositores. Eso explica que en este tipo de cuestiones todos los partidos parlamentarios se encuadren en lo “políticamente correcto”, que consiste básicamente en subirse al carro de la opinión “popular” mayoritaria, que en el caso de las energía es como bien sabes antinuclear y pro-energías renovables, simplemente pq es la moda.

  • Tepúflipo

    Me respondo a mi mismo. Parece que hay proyectos en ese sentido como el Espejo de Atacama. Por lo que he podido leer y después de hacer unos mínimos cálculos parece que es útil sólo en grandes instalaciones ya que no es muy escalable hacia abajo.

  • Currela

    Luis,
    Sería muy arduo (y aburrido) entrar en profundidad para demostrar que con unas “pocas” horas de almacenamiento total equivalente (que sería una burrada de GWh de almacenamiento con baterías, ojo) sería posible manejar el sistema de España con un 100% de eólica+solar+baterías. España es muy grande y es estadísticamente imposible que no haya sol A LA VEZ en Almería y en Logroño (por poner dos ejemplos). Igual y sobre todo, para el viento. Hay que hacer muchas matizaciones a este razonamiento, pero sería posible y con números mucho menores a los que das. En cualquier caso, caro. SI a eso sumas otros almacenamientos económicamente viables (hidráulicas de bombeo) que se pueden meter en el mix, el número de baterías a instalar también bajaría. Y mucho.
    El caso alemán que mencionas sería otro cantar, pero en teoría, también se podría llevar a cabo el escenario del 100% de generación solar+eólica+almacenamiento (ten en cuenta que en vuestra costa del Mar del Norte es imposible que no sople viento). Otra cosa es el precio.
    Saludos

  • JJI

    Quizás tengas razón, pero tu postura es la difusión de la
    responsabilidad. No es funcional. Eso equivale a admitir que el problema
    no tiene solución y que por lo tanto se va a enquistar. Quizás por
    deformación profesional, estoy acostumbrado a que se asuman y se exijan
    responsabilidades. Y el responsable es SIEMPRE el que manda (en política
    el político). Debe hacerlo sin complejos ya que le exigirán
    responsabilidades sin complejos (salvo en política).
    Quien contrata a
    un profesional es quien paga y sabe lo que quiere, porque seguramente
    no sabrá hacerlo o no le interesa. Si no le gusta, o le parece caro,
    levanta un teléfono, detiene al profesional y busca otro. Esto se encuentra natural
    cuando se trata de pocas personas, pero en política, con la excusa de
    que son millones los que pagan, ni se les escucha ni se les permite
    sinetizar su opinión por medios informáticos en tiempo real (hoy sería
    muy fácil; google y otros lo hacen). Así que tenemos unos políticos contratados a plazo fijo, casi imposibles de despedir, dudosamente
    elegidos, que dicen lo que hemos de hacer y lo que hemos de pagar cobrando por adelantado sin
    asumir competencia o responsabilidad alguna. ¡Magnífico! Y luego nos
    asombramos de que vayan las cosas como van.
    Si ya sé que la gente es
    tonta (dicen los demagogos), y que se pondría a pedir como loca
    infinitud de tonterías, pero eso no pasaría si cada proyecto fuera
    acompañado de lo que tienen que pagar (exactamente igual que en la
    realidad, que la gente quiere un Rolls pero se conforma con lo que puede
    pagar). Y además -si la teoría de los tontos descontrolados fuera cierta- se podría ir paso a paso, hasta que la sociedad madure
    hasta el punto de que sepa guiarse adecuadamente (en su mayoría), como pasa en la sociedad
    productiva, que es la que sostiene todo el tinglado a pesar de estar
    formada por millones de personas “tontas”. (Aunque igual parecemos tontos por cómo nos tratan.)
    Créeme que lo intenté en
    política y a nadie pareció interesarle. Así que duré poco y me volvi a
    donde te la juegas cada día. O sea, como muchos, soy autónomo.

  • pvl

    Lo siento, entendí mal los datos que pusiste. Culpa mía por no leer con más atención. Efectivamente con esos datos, el uso de baterías como almacén de energía es claramente irrelevante como para permitir el uso masivo de energía renovable sin energía convencional de reemplazo o refuerzo. Al menos en el entorno del año 2020.

  • Eso es cierto. Es muy difícil que tengamos una semana sin sol y sin viento… pero no imposible. Además, ya invito a pensar en otros países como Alemania, donde esa circunstancia es bastante probable.

    Imagina que tengamos una bajada en la producción de sólo el 50%, poco sol y poco viento allí donde están los generadores. Pues necesitaremos las baterías correspondientes a la producción global de 17 anos. Tampoco está mal 😉

  • Lo siento, pero eso no es lo que yo afirmo. De hecho, el dato es de la producción total mundial de todas las fábricas. Eso sí, el dato lo proporciona Tesla, no en la última barra de la derecha, sino en la inmediatamente anterior.

  • pvl

    En mi opinión es injusto cargar la culpa sobre los dirigentes (y más en los países democráticos) respecto a las nefastas políticas energéticas y de investigación que tenemos, cuando somos los ciudadanos en conjunto los que tenemos unas prioridades y unas afinidades intelectuales-psicológicas completamente contrarias a las que planteas y con las que personalmente concuerdo completamente.
    Concretamente el histerismo antinuclear al que te refieres no es algo que sea achacable a los dirigentes y ni siquiera es algo exclusivo de algunos países proclives al populismo: sencillamente forma parte de las supercherías de nuestro tiempo, que se muestran completamente inmunes a la actual accesibilidad actual de información o formación intelectual de calidad, que ciertamente es una novedad histórica.
    Supercherías que me temo están ligadas a la irresistible tendencia de los homo sapiens como especie al “pensamiento mágico”, por mucho que hayamos avanzado precisa y únicamente gracias al pensamiento racional de algunos (cuantitativamente muy pocos) de los miembros de la especie.
    Lo anterior se evidencia en toda su crudeza si comparamos el gasto mundial en investigación y ciencia, que es lo que nos hace avanzar, con el gasto en cualquiera de las múltiples actividades completamente superfluas a las que somos tan aficionados los humanos: desde las que tienen peor prensa como drogas (incluyendo el tabaco) o el juego hasta las más valoradas y populares como los espectáculos de masas como eventos deportivos, musicales etc etc.

  • JJI

    Tienen razón los que plantean objeciones al razonamiento de Luís (es muy básico aunque apunta en la buena dirección), pero el problema en todos los casos es de pensamiento pequeño. Estamos hablando del famoso “virgencita que me quede como estoy” del chiste. Pensamos siempre en términos de lo que tenemos hoy (igual lo hubiera hecho un medieval), sin pensar en que el desarrollo (y todos los derechos artificiales que conlleva, y que queremos conservar, y algunos mejorar), implica básicamente consumo de energía. Consumo cada vez mayor y creciente a la par con el desarrollo. Ya se sube el agua por las noches a presas elevadas (no tenemos suficiente agua) y sí que se podrían montar más fábricas de baterías (hay poco litio), pero todo eso es MUY POCO. Pienso en cantidades inmensas de energía que nos permitan filtrar la atmósfera para sacar los gases que se quieran (el CO2 es de los menos malos, suponiendo que lo sea) como si la Tierra fuera un acuario. Pienso en la disolución de los huracanes por medios técnicos. Pienso en naves espaciales, tan grandes como petroleros, que traigan minerales de Mercurio, o de donde sea, a un precio más económico que lo que cuesta hoy traerlos del otro lado del mundo (sólo es energía y tecnología -ésta ya la tenemos-). Pienso en el reciclado de TODA la basura o de su destrucción por métodos industriales (y no la chorrada esa de la selección en casa que llena de feos recipientes las calles y que muchas veces se vuelve a juntar después por falta de proceso o dinero para tratarlas). Pienso en naves de 100.000 personas que puedan cruzar el universo en busca de nuevos mundos. Pienso sin límites. Es decir, pienso en multiplicar por miles de veces la energía de que hoy se dispone por individuo. Y esa energía sólo está en el núcleo del átomo. Ésa es la mejor batería de la que hoy podríamos disponer, y sin embargo, se ataca irracionalmente la energía nuclear y nadie habla de la energía de fusión, esa que siempre dicen que está a 50 años vista. Pues si es así, invirtamos 10 veces más y estará a cinco. O al menos, si el mundo no estuviera gobernado por un ejército de pichacortas malfollados, llenos de miedo, que sólo conocen el placer del poder y de cómo conservarlo, el principal problema de debate en una sociedad sana y racional sería el de la energía y de cómo obtenerla en cantidades cuasi-infinitas para permitir que además de vivir materialmente bien, todas las generaciones pudieran permitirse el derecho de soñar, en lugar del ejército de frustrados y fracasados con los que hoy contamos a nivel mundial.
    Y pienso, sobre todo, en gente educada en la libertad, y por lo tanto en
    el respeto por los demás, porque su libertad es la garantía de la tuya.

    ¡En fín, perdonen! Pensar es gratis en una sociedad sana.

  • Tepúflipo

    Cuando era estudiante de EGB hice un pequeño proyecto extraescolar para estudiar las leyes de la termodinámica, el móvil perpetuo y esas cosas. El proyecto consistía en hacer una minicentral hidroeléctrica con agua en un depósito en alto que al caer movía una dinamo que, y esto era lo interesante, alimentaba una bomba que hacía subir el agua de nuevo al depósito. En cada ciclo, por descontado se subía menos agua hasta que al final el invento se paraba por falta de “combustible”. (Sí, tuve una adolescencia curiosa :-D).

    El experimento consistía en calcular las pérdidas y demostrar la imposibilidad del móvil continuo pero es evidente que sirve como sistema de almacenamiento de energía. Toda la energía sobrante proveniente de las células fotovoltaicas o molinillos se puede usar para subir agua a un depósito y convertir la central eólica o solar en una hidroeléctrica tradicional en los días con nubes y/o sin viento. Además está la ventaja de que el agua, o lo que sea, está en circuito cerrado. No he calculado las pérdidas ni el tamaño del tinglado si se hace de forma industrial pero igual es una alternativa válida y además totalmente “renovable” ya que no depende de baterías que caducan y casi no requiere mantenimiento.

    A veces soluciones simples, aunque no sean las más perfectas, son la una solución a un problema espinoso 🙂

  • Currela

    Luis, yo tengo una objeción también a tu planteamiento y que desmonta tus números. Es prácticamente imposible que durante 1 semana SEGUIDA no haya producción ni eólica ni solar en toda España; habrá más o menos, pero siempre habrá algo, luego nunca vas a necesitar los 4560GWh de almacenamiento a la vez; de hecho, si se hacen bien los números, probablemente no necesites más de unas 20-30h de almacenamiento total equivalente (que ya está bien).
    Saludos

  • pvl

    Luis tengo una objeción a tu planteamiento.
    En él estás asumiendo que toda la fabricación de baterías de ion-litio se realiza en una única fábrica, que es la de Tesla. Pero eso es tanto como asumir que la fabricación de automóviles únicamente se realizara en una de las factorías existentes con lo que deberíamos concluir que sería imposible atender a la demanda mundial de coches.
    Mi punto de vista es distinto: creo que si las baterías de Tesla finalmente demuestran su eficacia a un precio razonable (que sin duda será más elevado al principio por la economía de escala) en poco tiempo muchas otras empresas por todo el mundo empezarán a fabricar ese producto porque tendrá una demanda creciente por parte de unos consumidores.
    El proceso anterior no es ninguna novedad y lo hemos visto repetirse cada vez que un “invento” ha demostrado ser eficaz y capaz de venderse a un precio competitivo respecto a sus alternativas.
    Es el proceso seguido por cualquiera de los “cacharros” de los que disfrutamos hoy en día: desde las bombillas hasta los coches, pasando por móviles, televisores, etc, etc.
    Por supuesto, por cada producto exitoso seguro que hay 10 que fracasaron en el camino, bien por no ser suficientemente eficaces bien por ser demasiado caros respecto a sus alternativas.
    Por último, adivinar cuáles van a ser los éxitos y cuáles los fracasos es generalmente la clave para hacerse millonario y eso está al alcance de muy pocos, entre los que obvia y desgraciadamente para mí, no estoy yo.

  • EL SER HUMANO es el único animal inteligente capaz de quemar las reservas de carbono que la Naturaleza ha guardado para salvar al Planeta cuando el C02 atmosférico alcance valores inferiores a 300ppm. Somos los Dioses Vestales, los guardianes del fuego y de la Biodiversidad. CO2 EL GAS DE LA VIDA