Home Ciencia Salvando el clima y destrozando ecosistemas

Salvando el clima y destrozando ecosistemas

escrito por Luis I. Gómez 7 octubre, 2016

Los Verdes siempre han defendido que las plantas verdes son elementalmente buenas, porque son verdes. Además, las llamadas “plantas para generación de energía” son mejores aún, porque ayudan a salvar el clima. Cuando en el año 2000 se inventan en Alemania la Ley de promoción de Energías Renovables y biomasa, de la mano del entonces ministro  de Medio Ambiente Jürgen Trittin y de la entonces ministra de Agricultura Renate Künast, todo el mundo estaba convencido de que aquello era una cosa “buena”. La ministra de Agricultura Renate Künast, frente a la subida de los precios del petróleo en 2004, declaró que a través del cultivo de colza los agricultores podrían ser los “jeques del petróleo del mañana”.

La colza y el maíz son las plantas elegidas para combatir el cambio climático, especialmente cuando el sol no brilla y el viento no sopla. Y la locura desatada por “los Verdes” no ha cesado  en Alemania , donde alrededor del 20% de las tierras agrícolas se dedican al cultivo de colza (aproximadamente el 10% del suelo agrícola) y de maíz (aproximadamente otro 10%). El 20%!!!

Gracias a las leyes que promocionan el desarrollo de las energías renovables, en muchos lugares las praderas permanentes como prados y pastizales se han convertido en campos de colza y maíz . De esa superficie de cultivo se saca el máximo que se puede sacar, fundamentalmente gracias al uso generalizado de fertilizantes nitrogenados (entre otros, cantidades inmensas de estiércol). Se usan con fruición fertilizantes, pesticidas y herbicidas para ayudar a las plantas a crecer rápidamente y proporcionar rendimientos expectaculares. Estas sustancias se acumulan poco a poco en suelos y aguas subterráneas. Para sorpresa de los ecologistas, el contenido de nitratos en las aguas subterráneas germanas se eleva  hoy a niveles nunca antes medidos. Se sabía desde hace tiempo, pero la prensa se acaba de enterar y llueven los artículos.  Un tercio (el 33%) de las aguas subterránes alemanas está afectado.

A los verdes les encanta hablar de sostenibilidad. ‘Pero está claro que no tienen ni idea de qué están hablando. Para mantener y mejorar la productividad de ese 20% del suelo agrícola germano son necesarias enormes cantidades de fertilizantes. Naturales, como el estiércol, y artificiales. Y su característica más importante es el Nitrógeno contenido. Problemas:

  • Para fabricar fertilizantes nitrogenados se necesitan grandes cantidades de materia prima mineral
  • El uso excesivo de los mismos genera acidificación del suelo y eutrofización del agua
  • Los nitratos colaboran, a través del N2O, en la destrucción de la capa de ozono
  • Los NOx y el amoníaco (NH3) son altamente tóxicos para los humanos y los ecosistemas

Sigamos salvando el clima y destrozando nuestro medio natural. Es lo que está de moda, a lo que parece. Eso sí, lo hacemos siguiendo la doctrina imperante del ecologismo descerebrado, luego no debería de haber problemas, ¿no?

  • Tepúflipo

    Una de las cosa que nos pasa con la edad es que con el pasar de los años, y después de ver el resultado de varias propuestas milagro, nos volvemos más cautos porque aprendemos que no hay nada inocuo y que hasta las cosas que tienen un saldo positivo, no por ello han causado nuevos problemas y dolores imprevistos. Madurez, se llama. Por eso los jóvenes son más revolucionarios y los viejos más conservadores.

    Lo que me sorprende de algunos temas, entre los cuales está el ecologismo, es que son inmunes a ese proceso. No sólo creen en milagros, sino que además son inmunes a la experiencia.

  • Luis, descargué una nueva versión del Crome y se solucionó el problema…

  • Efectivamente, normalente uso el Chrome -donde sigue sin funcionar (es el único sitio que le pasa eso) pero si funciona en el Firefox -que no uso porque cnsume muchos recursos del sistema. Veré si actualizando el CHrome a una versión nueva desaparece mi problema. Un abrazo Luis, y vemos que pasa con el proyecto Rana…

  • No tengo una respuesta que darte. Pienso que el trabajo de “Los Verdes” en los 80 sí fue interesante y fructífero. Además, la sensibilidad frente al problema de los residuos nucleares fue clave entonces. Luego está la machaconería de los medios, que aquí es brutal.

  • Estimado Eduardo, no lo entiendo. He probado con todos mis navegadores y la función “scroll” desde el ratón funciona perfectamente en Firefox, Chrome, IExplorer y Opera.

    No se qué ha podido pasar. Saludos!

  • Luis, nada que ver con el asunto del artículo. ¿Hay alguna razón por la que el programador de tu sitio haya deshabilitado todos los controles de desplazamiento de pantalla (ruedita del mouse y teclado) dejando sólo a la tan antigua e incómoda barra lateral derecha de desplazamiento? Lo notable es que esa función no opera en la zona de los comentarios que puede desplazarse con la ruedita del mouse…

  • pvl

    ¿Alguna hipótesis del por qué? Porque en otros aspectos los alemanes son bastante más “razonables” como puede ser en su aversión al endeudamiento como fuente de crecimiento económico. ¿Quizás un romanticismo por una naturaleza “virgen” que en su país prácticamente ya no queda? ¿algo así como la fascinación que tienen los nórdicos y centroeuropeos por las latitudes más soleadas?

  • Sí, lo del “ahorro de agua” es uno de los camelos que ha tenido más éxito, querida Viejecita. Cuando digo que no se duchan a diario, lo digo porque vivo con ellos…. y tengo nariz.

  • viejecita

    Don Luis
    No me choca demasiado lo que nos cuenta de Alemania y los alemanes crédulos . Pongo un enlace a un artículo del Spiegel Internacional de hace tres años, donde explican el disparate de ciertos ecologismos extremos que se han estado aplicando en Alemania. Mi propio hijo menor más verde que el trigo verde, estuvo hace poco en Berlín, que no conocía, y vino fascinado por la ciudad, pero horrorizado por el mal olor. Que se explica, como cuentan en el artículo, por el ahorro en agua que no tiene fuerza para arrastrar la porquería en las bajantes de fecales, y como además, las tuberías van al aire, a veces en alto, para que no contaminen el suelo, y a veces se obstruyen y estallan… pues eso.
    A ver si tengo suerte y el blog no me manda al limbo por causa del enlace.
    http://www.spiegel.de/international/business/germany-s-environmental-protection-policies-fail-to-achieve-goals-a-821396.html

  • Te puedo asegurar que el 80% de los alemanes son creyentes del pachamama climático-verde-chupipanda. Es una pena, pero es así.

  • pvl

    Estupendo art.
    Me llama poderosamente la atención como los conservadores alemanes, aún contando con suficiente apoyo electoral como para que se mantengan holgadamente en el poder, mantienen esas políticas de corte ecologista (como también es la paralización/desmantelamiento de la energía nuclear como fuente de energía eléctrica) a pesar de los problemas que les provocan (por ejemplo el encarecimiento de la factura electrica que ya has comentado en otras ocasiones). ¿Acaso el votante conservador alemán también ha sucumbido al culto a la “Pachamama”?, porque sinceramente no le encuentro otra explicación.