Home Política Pobreza mental y pobreza energética.

Pobreza mental y pobreza energética.

escrito por Arturo Taibo 20 noviembre, 2015

FrackingDiagram

En la comunidad autónoma del Principado de Asturias viven 1.050.000 personas. De ellas sólo trabajan 350.000, sí han leído bien, sólo 350.000 de 1.050.000, o dicho de otro modo:

En Asturias de cada 3 personas, sólo una trabaja.

En Asturias hay 90.000 parados registrados (93.000 según la EPA).

Pues bien, con estos datos… ¿A qué se dedican los bien pagados 45 diputados de la Junta General del Principado de Asturias? Pues a esto:

La Junta General del Principado vota en contra del fracking.

Curiosamente hace unas semanas hubo en Oviedo una conferencia sobre el fracking. Por supuesto los diputados asturianos tienen cosas más importantes que hacer que acudir a conferencias de ingenieros sobre el fracking , por lo menos los de la izquierda. Y también los de la “nueva derecha”:

La postura de Prendes, ahora en las filas de Ciudadanos (antes estaba en UPyD), ha variado considerablemente al apoyar sin fisuras la iniciativa de Podemos contraria al fracking. «En Ciudadanos somos contrarios al fracking por los efectos medioambientales, que aún no han sido desmentidos» dijo, al tiempo que habló de «preocupación social» y de «riesgos». Por ello se mostró partidario de una moratoria en los procedimientos de investigación y licencias para ese tipo de explotaciones.

¿Cómo se desmienten los no existentes efectos medioambientales?
¿Qué tiene que ver la “preocupación social” con una técnica extractiva?
Pero sobre todo:

¿Cómo se puede hablar de riesgos medioambientales del fracking en una región en la que durante décadas, y todavía actualmente, se dinamitan y extraen del subsuelo centenares de miles de toneladas de rocas y carbón al año?

La postura del PSOE también es claramente contraria, alegando supuestos informes y daños medioambientales. Espero que no sean alguno de los videos fake que circulan por internet.

El debate es simplemente absurdo. En USA hay cientos de miles de pozos que usan el fracking y la técnica no es ninguna novedad, lleva utilizándose desde hace décadas. ¿Dónde están esos daños medioambientales?

Pero es que además, decir eso en Asturias donde se remueven cientos de miles de toneladas de rocas a base de dinamita y maquinaria pesada a profundidades de entre 300 y 600 metros o a cielo abierto… ¡¡Y que además son subvencionadas!!!!

000613993

Decir eso en Asturias, donde están  dos de las ciudades más contaminadas de Europa.  En fin, ya se sabe lo que es la política.

¿Por qué esta oposición al fracking?  Básicamente los políticos no tienen ni idea, simplemente los ecologistas han dicho que es muy malo y ellos no tienen intención de hacerles frente (ni de perder votos).

El ecologismo (y quiero decir el ecologismo de Greenpeace, Ecologistas en Acción…), es una ideología profundamente anticapitalista y antioccidental.

Básicamente lo que pretenden los ecologistas es la desaparición de los blancos caucásicos y su civilización y volver a las culturas indígenas (con mucha menos población).

Una de las piedras angulares del “pensamiento científico” del ecologismo es la Teoría de Hubbert  y las de otros “profetas” como Paul Ehrlich, y por supuesto el libro “Los límites del crecimiento” del Club de Roma del que allá por los 70 se vendieron ¡¡¡MILLONES de ejemplares!!

Todos se basan en la misma corta definición de las reservas de un recurso (no tienen en cuanta las consecuencias del aumento de precios, ni de los avances tecnológicos, ni de los recursos alternativos…) y por su puesto sus predicciones fallan estrepitosamente. Pero como se trata de una cuestión de fe y no de ciencia lo solucionan todo cambiando la fecha del “fin del mundo desarrollado” y repitiendo la misma matraca de que “en un mundo finito no puede haber un crecimiento infinito”. Por supuesto nunca definen “finito” ni “infinito” con lo cual la frase se queda en un eslogan para las multitudes desinformadas.

En este contexto el fracking (que por otro lado no es ninguna novedad puesto que lleva usándose desde hace décadas) es una técnica que desmonta la inminente finitud de un recurso y eso no les gusta a los “ecologistas”. Y más si tenemos en cuenta que esa explotación se realiza en los USA.

Los ecologistas no quieren solucionar las escaseces ni los impactos ambientales, lo que quieren es devolvernos a la era de las cavernas. O más atrás. Si los ecologistas hubieran existido en la época en que el hombre empezó a usar el fuego se habrían opuesto a esa actividad (y no hay que tener mucha imaginación para saber los motivos que alegarían)

En cualquier caso lo que necesita la gente no es petróleo, gas natural, o fotovoltaica, lo que necesita la gente es energía. Es imposible saber la evolución de un mercado a largo plazo. Imposible. Simplemente los miembros del mercado, consumidores y productores, intentarán resolver el problema (de la escasez) buscando sus soluciones. Hay muchas alternativas, algunas que yo desconocía hace poco y que pueden cambiar las cosas drásticamente.

Pero en esto, como en todo, los periodistas de calidad ™ y los políticos (la mayoría) hacen lo que diga el ecologista de turno que sale invariablemente en la tele con sus dogmas anticientíficos.

Vivimos una auténtica dictadura en la que todo está bien siempre que se sigan los dictados de los “ecologistas” que aparecen como autoridades absolutas e indiscutibles. Eso sí que es un gobierno en la sombra.

El “ecologismo” es la ideología más transversal, omnipresente e indiscutida. No es posible ni siquiera establecer una discusión normal porque inmediatamente se recibe el calificativo de vendido a las multinacionales petroleras.

Así que en Asturias seguiremos sin saber nuestra posible riqueza gasística, seguiremos con un paro escandaloso… y seguirán hablando de pobreza energética.

Los mismos que proponen subvencionar al carbón más allá del 2018,  son los que luego hablan de pobreza energética y de cambio climático. Y la gente les volverá a votar. O votará a estos, más de lo mismo.

Es lo que hay.

  • JJI

    No he podido entrar por unas horas y vaya la de mensajes que han llovido. Y esta tarde me voy (como siempre que puedo), a la montaña, así que os dejaré en paz unos días, pero antes me gustaría decir algunas cosas.

    -En primer lugar que me congratulo de que la conversación no haya llevado al enroque de las posiciones (es la primera vez que me sucede, y mira que ha habido veces).

    -La segunda es que en realidad, me costaría no estar de acuerdo con la mayoría de los puntos de vista expuestos. Son caras de la verdad, que siempre tiene muchas, y olvidarlas conduciría a soluciones erróneas. Creo que el problema está bien enfocado, y sólo se discuten las soluciones.

    – La tercera es que si me viera en la situación de formar un organismo con poder para afrontar la solución del problema, me gustaría tener en ella (y los tendría), a un crecentista, un decrecentista y un descreído (en feliz terminología aportada por crates). Y desde luego, el máximo de científicos competentes y objetivos.

    Me gusta que Hudson haya traído a cuenta la posibilidad de crear gasolina basándose en la electricidad (he estudiado mucho el problema del almacenaje de energía). Las baterías químicas y el hidrógeno parece que son el único objetivo, pero presentan límites naturales evidentes por cuyo motivo no arrancan los coches eléctricos, ni siquiera subvencionados. Ni imagino el día en que por su número, se tuviera que cambiar su fiscalidad. Para mí la mejor batería es un depósito de gasolina: se recarga en minutos y sin efecto memoria. Así que si tuviéramos energía eléctrica muy barata podríamos fabricar gasolina como ya lo hacían los alemanes en la 2ª, pero a partir del CO2 del aire y del agua en un proceso continuo sin aumento del CO2 (que me parece un problema de risa frente a una segura crisis de la energía en un plazo de tiempo humano muy breve).

    -La cuestión de costes, ya lo dije, depende de la tecnología del momento. Con energía muy barata (a este nivel sólo la sacaremos del núcleo), una naves automáticas traerían minerales de otro planeta a un coste casi nulo, más barato que hoy traerlos de África, y sin costes políticos. Serían como los petroleros
    actuales, que por supuesto, hace dos siglos eran ciencia ficción.

    Mi conciencia del problema energético comenzó con la crisis del petróleo en 1973 por la guerra del Yom Kipur. Por entonces te molestabas si no podías aparcar a menos de 100m de tu objetivo, pero cuando el precio de la gasolina casi se multiplicó por tres, recuerdo la extraña sensación de poder pasear por el centro de las calles, casi sin coches. Y éste sólo fue un efecto menor. La crisis fue brutal a nivel mundial. Ni imagino qué pasará cuando la gasolina no es que aumente su precio, sino que simplemente no esté a ningún precio pagable. Claro que entonces pensé que la energía de fusión ya nos solucionaría el problema para eso del 2000 o poco más, como se decía.

    Lo cierto es que el problema está ahí. Ya Malthus pronosticaba la crisis de crecimiento tirando de crecimientos geométricos y aritméticos, pero la tecnología ha hecho que los recursos crezcan (en Occidente) por encima de la población (nunca podrá ser al revés). Estoy seguro que la Humanidad se revolverá como gato panza arriba antes de rendirse, y que perforaremos el planeta hasta muchos Kms bajo tierra (donde habrá de todo a un precio cada vez más elevado), pero el fin de los combustibles fósiles de coste asumible llegará. Ante esa catastrófica amenaza sólo me cabe invertir en tecnología como primer objetivo humanitario, progresista, solidario, ecológico y sostenible (reivindicando toda esa terminología que ha usurpado la actualmente parasitaria izquierda, sin embargo tan legitima y necesaria a fines del XIX y algo más allá). Tendríamos que estar trabajando en paralelo para dominar la ¿indominable? energía del núcleo porque
    eso es lo humano. ¡Creer en lo imposible! O en todo caso, morir en el intento. Siempre se habrá vivido mejor con esperanza que sin ella. De esa necesidad han
    vivido siempre los brujos y sacerdotes de todo tipo. Envejecer es perder salud física, pero también esperanza.

    Con Hudson discrepo en su concepción de la naturaleza humana. Él cree que puede ser “reconducida”, yo creo que no. No pretendo cambiarla, la asumo sin juicio como asumo que el león se come a la gacela. Eso no impide que la humanidad cambie su comportamiento, pero sólo lo hará por un beneficio egoísta (en el sentido de preservar su ser e intereses por encima de todo). Y el crecimiento le interesa a todos. No creo, por ejemplo, que los islámicos necesiten cultura para democratizarse. Sólo necesitan suficiente riqueza. Si nos la quitan, nosotros también seremos como ello en cuatro días. Sólo cuando el estómago está lleno podemos pensar en conceptos elevados. Mirad lo que ha pasado en Yugoslavia. A primeros de los 70 conocí unos jóvenes de aquella nacionalidad. Me parecían tan civilizados como nosotros, es más, ellos se creían más. Me acusaron de vivir bajo el “fascismo”. A ellos el comunismo les parecía bien. Cuando ataqué con argumentos de peso (si te pican defiendes cualquier cosa), una chica zanjó la conversación con un lacónico: -“Tito nos mantiene unidos y en paz”. –Hasta años más tarde no comprendí el profundo sentido de aquellas palabras.

    A Pedro le diré que mi profesión es el cálculo. Si tomas un intervalo adecuado, puedes ajustarlo casi a cualquier ley. Ya sea a un segmento, a un paralelogramo o a un paralelepípedo suficientemente pequeños (elementos finitos, supongo que ya lo sabes). Las leyes de la naturaleza van a saltos aleatorios. Viene un meteorito y ¡zas! Al carajo los dinosaurios que llevaban más de 200M de años transformando el planeta a su interés y arrancan los mamíferos. Y con ellos nosotros los sapiens-sapiens, que no llegamos ni a 100.000 años “contaminando” el planeta. Y mientras tanto, la Tierra sigue indiferente.
    Si mira el crecimiento humano desde el desarrollo industrial le dará una función que puede ser una recta de pendiente variable, en los intervalos adecuados, o una exponencial, de exponente variable en los intervalos adecuados. Si espera un poco, verá una fuerte caída. Si mira con la suficiente amplitud, verá una línea con picos y valles que le permitirán proyectar un futuro cercano con cierta probabilidad. Nada más. En medio de todo eso, los humanos, sin tecnología, no podremos desplazar ni un punto de esa función aleatoria. Por eso oponerse a la Ciencia y su hija, la tecnología, es barbarie (no digo que usted lo haga).
    Pero estoy de acuerdo en que necesitamos crecer infinitamente para ser felices (en el tiempo, por supuesto, aunque sea algo), que no es lo mismo que infinito, por definición, inalcanzable. Los viejos todos decrecemos, y no nos gusta nada. Por eso tratamos de compensar por otros lados antes de la catástrofe individual inevitable, aunque nos partimos los cuernos por retrasar ese momento, y otros sueñan con la inmortalidad. Por mí que sigan. De ese sueño hemos logrado muchos plazos. Ahora vivimos más del doble y mucho mejor (al menos de momento).

    Buen fin de semana a todos.

    NOTA: Reedito el mensaje para confirmar que sin enlaces, no hay ningún problema, por largo que sea, para que el mensaje suba de inmediato. Quizás sea de interés para el moderador.

  • Hudson Hornet

    No he dicho que sea fácil, ni el camino natural a tomar, siquiera que vayamos a tomar ese camino. Conozco suficiente la naturaleza humana para saber que el camino que cogeremos será el de abrazarnos con fuerza a lo conocido y hundirnos con él.

    Sólo indico que es posible un camino donde las renovables y una sociedad adaptada a ellas pueda prosperar. A fin de cuentas Egipto, Roma, China en varias dinastías, India y otras grandes sociedades humanas crecieron y prosperaron levantadas sólo sobre energía renovable.

    Lo de la termodinámica se dice mucho pero nadie me ha logrado convencer de que las limitaciones que imponen impidan una sociedad avanzada basada en renovables. Hacen falta gradientes térmicos y fuentes de baja entropía para funcionar, y esto existe. De sobra, pero para una sociedad inteligentemente gestionada. Para sostener la sociedad actual sí que no hay forma compatible con lo que tenemos a disposición.

    Y tus convencionalismos vienen a parar por ahí. Te imaginas una sociedad idéntica a la nuestra, pero con renovables, y no te cuadra. Lógico, no es viable. Nuestra sociedad se cimienta en energía barata, por lo que estamos acostumbrados a despilfarrarla tanto en los usos prácticos, como en los usos no prácticos. Estamos acostumbrados a usar y tirar, acostumbrados a tener más de lo necesario, a acumular bienes energéticamente caros sin aprovecharlos. Tenemos un margen enorme para reducir nuestras necesidades energéticas sin perder calidad auténtica de vida.

    Una sociedad con energía cara tendrá que adaptarse le guste o no, igual que tu ecosistema, seguro que le gustaba ser selva tropical, pero si cambia el panorama energético y tiene que ser tundra, pues tundra será. Nuestra sociedad no puede funcionar con energía cara. Otro tipo de sociedad sí puede funcionar con energía cara.

    La orgía de energía abundante y barata que hemos vivido nos hizo perder el respeto a la energía, nos parecía obvio disponer de ella, inconcebible no tenerla. Ha sido un sueño, una suerte de alucinación colectiva, y si queremos sobrevivir a ello, tenemos que volver a sentir el valor de la energía. La energía lo es todo, y sin ella no somos nada más que monos amaestrados.

    Es normal que la inmensa mayoría de la gente no quiera aceptar esto, y por eso nos dirigimos al horror.

    Saludos

  • crates

    El gráfico de arriba es la proyección nuclear que hizo Hubbert en su día, que no se ha cumplido claro está.
    No sé porque ahora sale esta imagen aquí!

  • crates

    Una revolución energética no puede ser una que sea más cara de obtener.
    Más arriba te he contestado (hemos publicado al mismo tiempo) donde queda más claro mi punto de vista.

  • crates

    Vaya un lío de mensajes que se está liando, ahora se publican todos los intentos que hice a la vez!.
    JJI, si desea seguir con la conversación es mejor que vaya más abajo, donde está repetido mi comentario… en fin mis disculpas.

  • crates

    Ya veo que esta conversación es triangular: un crecentista, un decrecentista y un descreído jeje… vaya tres rotos para un descosido! Desde mi vértice os percibo como a utópicos, bienintencionados eso sí. Quizá a mi me veáis como a un obstinado pesimista, lo cual lo entiendo.

    Queremos pensar que la economía mundial es una convención humana, algo que podemos cambiar a nuestro antojo, independientemente de su dificultad, como si se tratase de escoger el destino de nuestras próximas vacaciones, algo que en definitiva depende de nuestra voluntad e inteligencia. Pero sabes que, he llegado a la conclusión de que eso no es así.
    Eso es muy típico del ser humano, forma parte de nuestra grandeza y de nuestra miseria: nos hacemos constructos mentales tal y como lo entendía el psicólogo George Kelly, que nos pueden llevar tanto a la luna como al más grande de los precipicios (véase el historial de todas las civilizaciones pasadas)

    Lo que propones se me antoja tan irreal como la minería espacial que defiende JJI: para que se dieran esas circunstancias, decrecer de un modo ordenado hasta llegar a una economía estacionaria basada en renovables a la espera -o no- de hallar una fuente “inagotable”, precisaría de un entendimiento mundial que nunca se ha dado, algo parecido a esperar a que descienda Dios y ponga aquí orden. Ese acuerdo mundial nunca se va a dar principalmente porque ese plan que propones no funcionaria, y Hudson sabes por qué creo que no es posible: porque es termodinamicamente imposible. Un bosque tropical capta mucha energía gracias a su situación geográfica, y eso le permite crear una “economía” rica y llena de vida y diversidad. Si, por ejemplo, por la deriva continental termina en latitudes bajas en energía, se convertirá en tundra, y al disminuir su tasa de retorno energética, disminuirá su complejidad por lo tanto su biomasa también lo hará. Pretender dar de comer, cobijo, seguridad, sanidad etc a ocho o diez mil millones de personas requiere de mucha complejidad (alta disposición de energía) no de poca. Ahora podríamos argumentar: bien, descendamos en población voluntariamente pero entonces eso provocaría un envejecimiento de la población que sumado a la baja disponibilidad energética, supondría una pérdida de la fuerza de trabajo tal que iríamos de cabeza al colapso porque nos quedaríamos sin TRE, salvo que decidamos sacrificar a los ancianos. Esto éticamente no es aceptable claro está jeje.

    En definitiva: quemar petróleo en renovable para hacer combustible sintético es peor que si simplemente disipáramos el petróleo para realizar un trabajo. No tiene sentido. Pretender que apoyándonos en los fósiles hagamos hoy una infraestructura renovable que nos permita energía algún día que, ya sin aquellos, nos devuelva energía suficiente para su replicación, mantenimiento, combustibles sintéticos para la propulsión y necesidades básicas humanas es una quimera como lo es la minería espacial. No hablemos ya de desarrollar la energía de fusión nuclear además. Pretender aumentar las instalaciones de fisión nuclear no evitará el declive energético y nos situaría en un entorno altamente peligroso futuro, pues será todo un reto para las economías decrecientes seguir gestionándolas (ahí está Japón, un país muy rico que no logra solucionar el problema de Fukushima).
    Lo que propongo es asumir la situación a través de una clara comprensión del problema, para obrar conjuntamente con la esperanza de evitar lo peor del descenso (guerras, hambrunas etc). Esto también tiene un grave inconveniente: para esto habría que informar a la población y las consecuencias en la economía no se harían esperar por la pérdida de la confianza en el futuro. Esta propuesta es tan arriesgada que muy probablemente no se va a dar.
    Lo que observo es que los gobiernos no informan de esta situación (lo enmascaran tras el cambio climático?); no aúnan esfuerzos en post de conseguir una fuente alternativa, más allá del ITER o de pequeños incrementos de las renovables (saben que no nos van a solucionar nada a la larga?). Sin embargo la intensidad geopolítica en zonas estratégicas energéticas va a más, eso es un hecho. Parece como si hubiesen tirado la toalla, y hubieran decidido ir a controlar de una vez por todas las últimas reservas y vías de distribución para postergar lo inevitable. Esto que digo obviamente es una mera conjetura que no se pude demostrar.

    En definitiva nos encontramos ante el mayor desafío que ha tenido la humanidad y prácticamente nadie es consciente de ello. Como escuche una vez a alguien, no descartemos la ingenuidad humana. Y es que contra la termodinámica no podemos ir, no somos dioses.

    Decías esto: “Te mantienes atado a muchos convencionalismos…” Me gustaría saber a que te refieres, lo digo sin ninguna acritud, viene bien escuchar alguna crítica a uno mismo de cuando en cuando.
    Un saludo.

  • Hudson

    En realidad necesitamos ambas; tanto la energética como la social.

    No sirve de nada cambiar la sociedad si nos quedamos sin energía, Y no sirve de nada cambiar el modelo energético si no cambiamos muchas de nuestras costumbres y actitudes. De hecho si no cambia la sociedad el cambio energético positivo es imposible y no se producirá. En su lugar tendremos a las malas un cambio energético negativo y será el horror.

    Saludos

  • Hudson

    Ese tren que imagina va sobre unas vías, que son los combustibles fósiles. Y no se dirige a un puente, se dirige a un precipicio. Hemos intentado construir un puente para extender las vías (petróleo caro de extraer) pero no nos lo hemos podido permitir y lo poco construido se empieza a caer.

    No se trata de ralentizar al tren, se trata de convertirlo en todo-terreno y salirse de las vías antes de caer por el precipicio. Sí, iremos más despacio y no tan cómodos, pero avanzaremos.

    Pero claro, tenemos que tener la voluntad de salirnos de las vías, y estar dispuestos a afrontar algunos sacrificios en comodidad. No lo haremos mientras sigamos pensando que el precipicio está muy lejos y no veremos el día en que lleguemos a él. La espantosa realidad es que hemos empezado a ir sobre el precipicio circulando por ese puente endeble y a medio hacer que se está derrumbando.

    Decía Napoleón que una retirada a tiempo es una victoria. ¿Estaremos a tiempo de dar un paso atrás para poder avanzar mañana hacia un nuevo horizonte sin precipicios?

    Sobre lo de utilizar la energía más barata posible, es lo que llevamos haciendo todo este tiempo. Hubo un tiempo en que el petróleo era tan barato que hasta se quemaba para hacer electricidad, y estábamos abandonando el sucio carbón. Cuando el petróleo subió, volvimos al carbón, y empezamos a mirar a otras energías que, relativamente, ya no eran tan caras.

    Pero cada vez que baja el petróleo, volvemos a él, sin darnos cuenta de que el cambio a otras formas de energía exige décadas y no podemos esperar a que el petróleo nos de avisos tan evidentes y serios que ya nadie pueda ignorarlos.

    Si esperamos a que otras energías sean más baratas no cambiaremos nunca, porque ninguna energía que no sea fósil puede competir con el petróleo. Es energía recolectada y concentrada por millones de años de procesos bio-geológicos. Frente a energías que tenemos que recolectar y concentrar nosotros. Jamás habrá una energía renovable que sea tan barata como el petróleo cuando valía 20$ el barril.

    Además, toda transformación exige energía, y hacerla cuando esta es barata exige menos esfuerzo que cuando sea cara. O simplemente se hace inviable cuando la energía sea escasa y apenas de para mantener lo que tengamos.

    La inteligencia se demuestra anticipándose a los acontecimientos y renunciando a recompensas a corto plazo para tener una mayor a largo plazo, o evitar un perjuicio a largo plazo. Hasta ahora hemos demostrado escasa inteligencia.

    Saludos

  • Pedro

    Pero ya no necesitamos un crecimiento infinito que es lo que usted plantea.

    Sí que lo neceistamos, si por ejemplo Vd. consume 10 latas al día y las recicla para consumirlas de nuevo, su consumo crece un 0%, para aumentar su consumo en un 10%, Vd. necesita una lata extra de aluminio que no proviene del reciclado sino de la mina. Pero una vez que ese nuevo aluminio está dentro de su consumo habitual, su consumo de nuevo no crece, se queda en un crecimiento del 0%. Vd. necesita nuevo aluminio no proveniente del reciclaje para aumentar su consumo. En cuanto se dedique a mantener su consumo su crecimiento será 0, ojo, digo crecimiento, no consumo en sí.

    El aluminio es ahora más barato que hace diez años y no digamos de hace cien cuando era más caro que el oro.

    Hace 100 años era caro no por escasez de extracción sino por dificultad de refinado. Eso cambió gracias a un proceso químico que hoy día sigue siendo el mismo. Por cierto, el aluminio ha conocido picos en los años 2008 y 2012 bastante importantes debido a su alta demanda.

    “Si por ejemplo todos consumieramos como los EE.UU, necesitaríamos 3 planteas tierra cada año.”
    Y eso supongo que es porque lo dice usted.

    EE.UU. consume aproximadamente 11.5 millones barriles de petróleo diarios de unos 90 millones de los que consume el mundo. Dado que su población representa un 4,5% de la población mundial, si todos consumieramos petróleo al ritmo estadounidense, haría falta unos 228 millones de barriles diarios. Mire, aqui me ha pillado Vd. no son 3 veces sino 2.5 veces y eso sólo en petróleo.

    Supongo que no se ha planteado que los 1.500 millones de habitantes de la India trabajando con una productividad rumana podrían producir 50 millones de coches al año. Y de lo demás igual.

    Supongo que no se ha planteado la cantidad de recursos que hace falta para producir esos 50 millones de vehículos, no ya de energía y agua para las factorías, sino también acero, plásticos, caucho, cobre, etc… No hablemos del consumo de energía sean vehículos de gasolina, gas-oil o electricidad.

    Y claro, estamos hablando de colocar tan sólo un quinto de la población mundial al nivel de Rumanía, que por cierto, tiene aproximadamente el mismo nivel de renta per cápita y vehículos que China, y no creo que haga falta recordarle el efecto que tuvo en los precios de las materias primas y en la contaminación el desarrollo necesario para llegar a ese nivel. No sé que pasaría de continuar así y llegar al nivel polaco.

  • Pedro

    En un mundo matemático, como el de su ejemplo, usted tiene razón, pero aquí estamos en el mundo real, y las matemáticas sólo pueden ser un modelo de la realidad, pero nunca la realidad, que es imperfecta.

    Vamos a ver, lea de nuevo en el ejemplo conceptos como banco perpetuo, máquina del tiempo, viaje al futuro, es una simplificación en formato de ciencia ficción para que Vd. entienda la ecuación exponencial, es como si en el cole le ponen el típico ejercicio de un tren que sale de Zamora y otro que sale de Sevilla y sale Vd. que no hay trenes directos entre esas dos ciudades y nunca se van a cruzar. El problema no es sobre el sistema ferroviario español sino sobre ecuaciones. Deje de mirar el dedo y observe la luna.

    Por otra parte, la evolución de la riqueza real, o de la población, no es exponencial

    Sí lo es, cuando se dice que algo crece un 3% anual o incluso un 1%, eso es una función exponencial. Sin ánimo de ofender, ¿ha visto el vídeo que le propuse?, porque en los últimos comentarios tan sólo explico conceptos que en el vídeo ya están explicados. Por favor, véalo

    Más bien se parecería a esas gráficas, en forma
    de lomo de dragón que presentan los fenómenos aleatorios. Sobre la riqueza o la demografía (no sobre el interés compuesto), un fenómeno climático cualquiera puede tener un efecto destructivo (o constructivo) inmenso en muy poco tiempo.

    Aquí está Vd. describiendo procesos destructivos y efectivamente es lo que pasará en el futuro. Al haber “lomos de dragón” se indica que en ciertos momentos se “decrece” lo que hace sostenible el sistema. Por ejemplo la vivienda subió un 100% en los últimos años, un decrecimiento del 50% lo lleva de nuevo a los precios del inicio. Pero eso no es crecimiento continuo, es crecemiento Y decrecimiento. Tal vez no se debería hablar de decrecimiento sino de estabilización al 0%.

    ¿Por qué, entonces se habla de modelos matemáticos efectistas aplicados a situaciones que no lo son salvo en entornos muy limitados? A mi juicio porque no se busca informar, sino impresionar, epatar y manipular. En definitiva evitar que la gente piense y comprenda la realidad de su situación, para así manipularla a conveniencia del manipulador.

    Todo lo contrario, son conceptos claros que a primera vista chocan, como me chocó a mi cuando me explicaron lo de la reserva fraccionaria de los bancos. No quiero ofenderle, tal vez no ha recibido Vd. la educación científica para comprender esos conceptos matemáticos, pero si quiere rebatirlos hágalo con la ciencia y no con la idea de que es demasiado complicado y por tanto irreal..

    Un saludo.

  • Hudson Hornet

    Te mantienes atado a muchos convencionalismos, y por eso no lo ves claro. El problema es complejo, pero se puede reducir a dos problemas simples: necesitamos energía y necesitamos aprender a usarla inteligentemente.

    Tienes que solucionar los dos, críticamente el primero, porque si no dispones de energía, no hay más que hacer.

    Sí, al principio la infraestructura renovable se levanta en base a la energía que tenemos ahora, pero nada impide que una vez plantada la semilla renovable se pueda usar esa energía recolectada en seguir construyendo infraestructura renovable. Te imaginas Caterpillars gastando diesel para levantar molinos o placas solares, y una posibilidad alternativa son Caterpillars eléctricas. Otra es Caterpillars consumiendo diesel (o mejor gasolina) sintetizada a partir de energía eléctrica renovable.

    Producir vectores energéticos como los combustibles líquidos, como la gasolina es una cuestión de tener energía y materia prima (CO2 y H2O) Su viabilidad dependerá de que usemos ese vector de forma inteligente porque será un vector intensivo en energía, y caro por tanto.

    Pero no hay que olvidar que la energía solar por ejemplo está disponible en mucha mayor cantidad en verano que en invierno, la relación es normalmente de 7 a 1, en algunos sitios favorables 5 a 1. Si se dimensiona para suplir las necesidades del invierno en verano tendremos energía de sobra que se puede usar para fabricar vectores energéticos y usarlos allá donde la electricidad directamente no sea viable, o en el mismo invierno.

    Habría también que adaptarse a las estaciones, reducir nuestra actividad y consumo en invierno. También habría que acabar con el consumismo frenético. En un ambiente de energía cara y que hay que usar con cuidado, necesitamos objetos de consumo que duren lo más posible, y lógicamente la estupidez de cambiar cosas funcionales por moda se debe terminar.

    Algunos dirán que eso es pobreza, pero a fin de cuentas si puedes garantizar cobijo, confort y comida todos los días no eres pobre. Lo demás son delirios típicos de la mente humana que nunca tiene suficiente y siempre quiere algo más, no importa lo que ya tenga.

    Es a lo que me refiero cuando hablo de la falta de voluntad para cambiar. La gente quiere lo que la sociedad actual le da o le promete más bien, y todo futuro en que no parta de lo que tenemos hoy y de las comodidades que disfrutamos hoy no lo quieren, lo rechazan.

    El problema está en que esta sociedad que ya no puede funcionar, necesita de energía abundante y barata, y esa llegó a su límite y nos paró en seco la economía. La sociedad actual está extinguiéndose, y las posibles sociedades futuras son todas con un escenario de tener menos cosas y menos comodidades. La diferencia es que en algunos futuros posibles acabamos en la miseria más absoluta y en otras acabamos en sociedades prósperas entendiéndolo desde un punto de vista pragmático. Desde el punto de vista de un ciudadano del año 2000 parecerán parcas en muchos aspectos cuando no directamente pobres.

    Es lo que hay, hasta la próxima ración de energía abundante y barata que encontremos, así será. Si es que alguna vez la encontramos, que no entra dentro de lo probable precisamente.

    Saludos

  • crates

    (JJI, voy a colocar aquí tal cual el mensaje que le envié en su día, sin enlaces ni imágenes por si fuesen el origen del problema)

    No voy a entrar en si el cobre mercuriano algún día será rentable o no, dado que eso a día de hoy, es ciencia y economía ficción. Es decir, algo que no existe sino como fantasía producto de la imaginación del cerebro del ser humano y no aporta nada al problema que ahora estamos tratando.

    Decía esto: “No discuto que la energía de los combustibles fósiles vaya a alcanzar su final económico. No entro en si éste será en 20 o 300 años” y también esto otro: “Ahora volvamos a marear la perdiz con las variaciones del precio del petróleo y sus reservas”.

    Le quiero hacer notar que esos asuntos que usted infravalora, son la clave para entender el problema y el lugar hacia donde nos estamos encaminando. Obviamente no es lo mismo que la viabilidad de la economía fósil sea de veinte o trescientos años. Si resulta ser que es la primera, podemos concretar que nos hemos quedado sin tiempo para reaccionar, eso es seguro dado el tamaño del problema a resolver.
    Personalmente, tras varios años de investigar en profundidad este asunto tan aflictivo que nos concierne, he llegado a la conclusión de que es un problema sin solución. Obviamente, y así lo deseo, créame, puedo estar equivocado. Si piensa que mi actitud es desalentadora, está en su derecho, pero le pido que respete el mio a no autoengañarme ni a engañar a los demás.
    Si usted cree que entra dentro de lo posible realizar una revolución tecnológica y energética, adelante y luche por ello. Personalmente creo que por lo que deberíamos de esforzarnos es por una revolución del pensamiento de la sociedad, como único modo de afrontar el declive de la energía, por lo tanto el de la economía y que inevitablemente nos conducirá al de la civilización. Lo que sucede es que tanto su ideal como el mio, que son legítimos, muy probablemente sean causas perdidas y esto también hay que decirlo.
    El por qué pienso que nos hemos quedado sin tiempo es muy largo de explicar ahora, pero en resumen es que si nos estamos quedando sin un precio del crudo aceptable para la economía por culpa del declive del petróleo barato y fácil de extraer, ésta se va a volver cada vez más disfuncional, como ya está aconteciendo, y en ese contexto de debilidad económica creciente (decrecimiento forzado) es sin fundamento creer que se vayan a realizar las inversiones necesarias, para hallar una solución técnica extremadamente cara y sumamente incierta.

    Respecto a la energía de fisión nuclear creo que Hudson ya le ha explicado perfectamente su inviabilidad. Yo, a diferencia de él, no tengo esperanzas ni con la de fusión ni con las renovables. La primera por su inviabilidad técnica, la segunda porque no nos va a aportar energía propulsora (que es la que nos va a faltar) sino que, paradójicamente, nos la restará. Esto que afirmo también es largo de explicar ahora, aunque si usted lo desea no tengo inconveniente en aportarle información.

    Y ahora por favor no me diga que entonces nos quedamos sentados esperando el peakoil, porque éste ya ha llegado y sus consecuencias también. El caso es que deberíamos de haber hecho algo en su día, pero no se hizo. Y mira que nos lo advirtieron, por ejemplo el tan denostado por alguno por aquí M. K Hubbert, por cierto, otro que también creía que la nuclear iba a resolver el problema.

    Un saludo.

  • crates

    Hudson, veo un problema con tu argumentación: las renovables únicamente nos van a proporcionar electricidad. Sin embargo para su implementación masiva habrá que consumir ingentes cantidades de combustibles líquidos -que habrá que detraer de otro sector económico- y que son precisamente los que necesitamos. Vamos a gastar energía propulsora por w/h??? A mi entender, eso no tiene sentido.
    Existe otra cuestión que se nos suele pasar por alto. En un entorno de debilidad económica sumado a una más que probable recesión en ciernes, crisis de deuda, etc la economía demandará menos electricidad no más. En mi opinión, las renovables no nos van ayudar en nada en un futuro próximo, sino que agravarán la situación.
    Con esto que digo veo cercana mi crucifixión por parte de los adoradores del Dios Eolo.

  • JJI

    (Ayer colgué otro mensaje que no ha salido. Vuelvo a hacerlo pero esta vez elimino un enlace para ver si son ellos los que dan los problemas.)

    En primer lugar gracias por la información y las molestias. Será útil para todo el que la lea, incluso aunque sólo sea para no olvidarla.
    Seguramente activamos inconscientemente toda una batería de prejuicios sobre las personas a partir de muy poca información (al principio es inevitable, tenemos que partir de algo). Yo nunca he dicho que no tengamos un problema (que apunta a catastrófico) ni que debamos pasar de las renovables, ni que la energía nuclear de fisión sea la panacea. Yo siempre he apostado por la energía en todas sus formas, pero no, por ejemplo, por la implantación de energías más caras, vía impuestos, porque es “guay” y ecológico. Pero sí por su investigación (ya he dicho que esa inversión es más humanitaria que la ayuda al tercer mundo, lo cual, como se ha demostrado sólo crea más bocas hambrientas y más miseria –otro tema buenista que es una canallada por su enfoque erróneo-).
    Dicho de otra manera: usar hoy una energía que cuesta 10 cuando tenemos otra que cuesta 5 es un derroche de recursos nada ecológico y sólo puede ser justificado por intereses espurios.

    Si ha visto en otra entrada que hice el enlace “Las renovables y sus límites“ verá que tampoco las renovables son una solución que pueda evitar el colapso de nuestra civilización. Sólo retrasarlo. (Apuntados a él están infinidad de personas que no quieren lo que tenemos pero tampoco nada de lo que hemos tenido, ni nada que tengan en mente. Sólo destruir a los ricos y repartir su riqueza –cobrando por ello, por supuesto, para luego ser incapaces de ver que la riqueza no es estática, sino que se crea a diario, y lo que hay se gasta en cuatro días. Son los que yo llamo brujos, sacerdotes y sus abducidos.)

    La situación me recuerda a una película que seguro conocerá: “El puente de Casandra, 1976”. Resumiendo muy groseramente (el que quiera que busque la película, vale la pena): un tren viaja hacia un puente debilitado que se va a desplomar a su paso (como finalmente pasa). Tenemos todos los personajes:

    -Los que quieren que el tren se estrelle por sus razones espurias. Lógicamente no van en el tren, pero creen que el suceso no les afectará. Son los peores. Los famosos “malos” que mueven los hilos. Siempre caen los últimos, pero de una u otra forma caen.
    -En el otro extremo están también los que nunca se enteran de nada (los ciudadanos), que circulan tan tranquilos hacia la catástrofe preocupados por sus problemas o por lo adecuado del menú que se sirve en el coche restaurante. Y no podían faltar los soldaditos que los “malos” envían para forzar la catástrofe, y que fiel y disciplinadamente cumplen su misión, haciendo que el tren caiga con ellos. (Son los creyentes, como esos del cinturón explosivo y otros que reparten claveles, igual de peligrosos.)
    -Y tenemos los que más o menos, huelen algo hasta que lo descubren todo. Entre ellos, resumiendo, tendríamos los que quisieran reducir la velocidad del tren (renovables) para ganar tiempo, pero por motivos que no llego a comprender, se resisten como gatos panza arriba a la posibilidad que otros apuntan de que tenemos un equipo (científicos) que podrían reforzar el puente (esto falta en la película pero lo necesito y sería posible en nuestro problema –nuevas energías-), y que junto con la disminución de velocidad igual conseguíamos pasar sin que el puente caiga y seguimos adelante.
    -Por último están los que quieren parar el tren y bajar, pero eso, en nuestro caso no es posible, sencillamente porque no tenemos dónde bajar. Sólo tenemos el tren. (En la película tampoco es posible porque los “malos” lo impiden.)
    -Finalmente se salva sólo una parte del tren (allá donde estaba la mayor inteligencia). Ése es un final muy real, probablemente como el que nos espera.

    Por lo que puedo deducir de lo que has escrito, Hudson, te tendría que colocar –ya dirá- entre los partidarios de reducir la velocidad, pero resistiéndote a reforzar el puente. No lo puedo entender. En cualquier caso, por ese camino (renovables), el colapso es inevitable. Y me alegra haber encontrado el reciente enlace en el que el señor Carlos de Castro (Doctor en Física), hace números sobre sus posibilidades que se parecen mucho a las conclusiones a las que yo llegué hace años. (Y echo de menos que no habla en profundidad de que la energía renovable captada se ha de almacenar y transportar –problema de gran magnitud que impide que el coche eléctrico triunfe, por ejemplo-. Pero al menos sí que dice lo que apunté, hace años, en otro foro: sacar esa inmensa energía del aire produciría otra forma de cambio climático. Y tampoco calcula para toda la humanidad, sino para lo que hoy hay. Pero sí que añade los problemas geopolíticos. Otro aspecto
    interesante y nada despreciable.)

    Lo dicho. No entiendo por qué no estamos invirtiendo muchísimo dinero en la energía de fusión (si hemos de esperar diez décadas, trabajemos en paralelo diez veces más, eso es política) y en la conquista del espacio. Necesitamos también materias primas en cantidades inmensas sólo para fabricar las instalaciones de energía renovable (de la que por cierto, sus equipos se gastan).

  • Arturo Taibo

    “Aunque Vd. recicle el 100% seguirá necesitando más material para la expansión, por ejemplo da lo mismo que en España, Alemania o Francia reciclemos el 100% del aluminio y no necesitamos importar más, habrá otros países en crecimiento como India o China que necesitarán más aluminio que habrá que extraer consumiendo energía, transportar consumiendo energía, y el problema es que mientras más extraemos, más dificíles, caros y consumidor de energía es extraer las nuevas vetas que necesitamos.”

    Pero ya no necesitamos un crecimiento infinito que es lo que usted plantea.

    El aluminio es ahora más barato que hace diez años y no digamos de hace cien cuando era más caro que el oro.

    “Si por ejemplo todos consumieramos como los EE.UU, necesitaríamos 3 planteas tierra cada año.”

    Y eso supongo que es porque lo dice usted.

    Con la tecnología de hace cien años supongo que serían necesarias 100 Tierras para producir lo que consume USA hoy.

    “No, no lo es, imaginemos por ejemplo India, 12 vehículos por cada 1000 habitantes, pongamos que queremos darle buen nivel de vida y dejamos que tengan, digamos que la misma cantidad de vehículos per capita que Rumania, unos 246 por cada mil habitantes. Eso significaría aumentar el número de vehículos en aproximadamente 250 millones, para hacernos una idea, la producción mundial anual de vehículos es de 90 millones, haría falta más de 3 años de esa producción mundial para ponerlo al nivel de Rumanía y hablamos sólamente de India y sin tener en consideración otros problemas como consumo de gasolina, distribución, etc… Dejo al lector calcular cuando vehículos harían falta para alcanzar a España (471 vehículos por cada 1000 habitantes) o EE.UU (965 vehículos por cada 1000 personas)”

    Supongo que no se ha planteado que los 1.500 millones de habitantes de la India trabajando con una productividad rumana podrían producir 50 millones de coches al año. Y de lo demás igual.

    Aunque a lo mejor usted considera a los indios tan idiotas que son incapaces de producir coches.

  • crates

    JJI, ayer por la tarde le respondí pero el mensaje entró en moderación, y aún no ha sido publicado.
    Ruego al moderador que lo haga visible cuando pueda. Gracias.

  • JJI

    Disculpe si le he molestado. Nunca es mi intención, pero a veces no sé si se habla en serio o en broma, y dar ciertas explicaciones también me parece que puede molestar por lo evidentes, pero ya que lo pide lo haré.

    En un mundo matemático, como el de su ejemplo, usted tiene razón, pero aquí estamos en el mundo real, y las matemáticas sólo pueden ser un modelo de la realidad, pero nunca la realidad, que es imperfecta.
    -Empecemos a aplicar la realidad (sólo en algunos aspectos). Al cabo de 2000 años usted no recogerá nada porque estará muerto.
    -En 2000 años su banco habrá desaparecido, y no sólo él, sino seguramente su país y con toda probabilidad su forma cultural de vida.
    -Además no tiene en cuenta los impuestos (lo único seguro a lo largo de esos 2000 años, además de la muerte) ni otras contingencias que harán migas la bonita ecuación del interés compuesto.

    – Pero supongamos que nada de lo anterior ha sucedido. Y efectivamente, su banco, usted y sus condiciones se han mantenido. Al final de
    ese tiempo tendrá usted una cifra con muchos ceros a la derecha, pero eso no significará nada. Sus contemporáneos, que no son tontos, habrán hecho algo parecido, y si, y aquí viene lo importante, la riqueza global no ha seguido el mismo camino que su dinero usted será tan rico o pobre como lo sea ahora, si se ha mantenido, o más pobre si ha disminuido, porque el dinero no es riqueza, sino una herramienta
    que facilita su intercambio. Si no hay riqueza, ya puede usted tener los ceros que desee detrás de su primera cifra significativa. Así que el modelo no sirve. Además, en matemáticas el infinito es inalcanzable por definición, así que si podemos crecer infinitamente, por la misma regla de tres lo podrían hacer también nuestros recursos. Nosotros, en realidad, sólo somos recursos aplicados.

    Por otra parte, la evolución de la riqueza real, o de la población, no es exponencial. Más bien se parecería a esas gráficas, en forma
    de lomo de dragón que presentan los fenómenos aleatorios. Sobre la riqueza o la demografía (no sobre el interés compuesto), un fenómeno climático cualquiera puede tener un efecto destructivo (o constructivo) inmenso en muy poco tiempo.
    Y existen muchos otros tipos de interferencias que distorsionan su pacífica ecuación de tres variables. Nosotros, los humanos, sólo podemos crear la riqueza mediante el trabajo y la ciencia aplicada (la tecnología), y en todo caso, necesitaremos energía o todo quedará en teoría (nuestra primera meta si queremos aplicar una idea es obtener energía para llevarla a cabo).

    ¿Por qué, entonces se habla de modelos matemáticos efectistas aplicados a situaciones que no lo son salvo en entornos muy limitados? A mi juicio porque no se busca informar, sino impresionar, epatar y manipular. En definitiva evitar que la gente piense y comprenda la realidad de su situación, para así manipularla a conveniencia del manipulador.

    Y vuelvo al principio. Sólo se puede crecer o decrecer. En la naturaleza no existe el equilibrio estático. Para mí, lo humano, lo progresista, es apostar por el crecimiento. Eso, por supuesto, no es soñar. Es una posición natural, yo diría que genética en todos los seres vivos. Y eso exige mirar la verdad sin tapujos. Y ya dije más arriba que hay muchas formas de crecer, y en muchas direcciones, pero en la suma global, si no se crece se decrece. Y eso va contra nuestra naturaleza.

    Saludos.

  • pedro

    Creo que todos sabemos lo que es el crecimiento exponencial.

    Yo diría que JJI no

    Es probable que en el futuro simplemente se recicle el 99,999 % de lo que consumamos

    Aunque Vd. recicle el 100% seguirá necesitando más material para la expansión, por ejemplo da lo mismo que en España, Alemania o Francia reciclemos el 100% del aluminio y no necesitamos importar más, habrá otros países en crecimiento como India o China que necesitarán más aluminio que habrá que extraer consumiendo energía, transportar consumiendo energía, y el problema es que mientras más extraemos, más dificíles, caros y consumidor de energía es extraer las nuevas vetas que necesitamos.

    Es probable que en un futuro próximo la energía se producida por un mix de energías renovables y nuclear de tal manera que se puedan producir sin problemas los 10 Mwh/año que necesita cada persona de la Tierra.

    No sé de donde saca los 10Mwh/año, supongo que será solo electricidad sin tener en cuenta transporte y calefacción, porque esos 10MWh/año nos pondría al nivel de Ecuador o Perú según este gráfico (1toe aprox. 11MWh)
    http://www.energyrealities.org/sustainability/per-capita-energy-consumption/

    Pero aún sin tener en cuenta esas cifras, poner el consumo de energía per cápita de un indio al nivel de por ejemplo un chino (que para producir su energía recurre al carbón con muy contaminantes resultados), implicaría multiplicar por 3 su consumo equivalente en petróleo.

    Es probable que en un futuro próximo la población de la Tierra se estabilice en torno a los 10.000 millones de habitantes.

    Muy probablemente, pero el problema no es tanto el crecimiento poblacional sino el incremento de consumo de energía per cápita, independientemente del aumento de la población. Llevar el progreso a miles de milllones de personas pone una gran presión para el consumo de energía y recursos. Si por ejemplo todos consumieramos como los EE.UU, necesitaríamos 3 planteas tierra cada año.

    Tecnológicamente ya es posible dar a toda la población del mundo un nivel de vida más que aceptable, pero falta capital y tiempo.

    No, no lo es, imaginemos por ejemplo India, 12 vehículos por cada 1000 habitantes, pongamos que queremos darle buen nivel de vida y dejamos que tengan, digamos que la misma cantidad de vehículos per capita que Rumania, unos 246 por cada mil habitantes. Eso significaría aumentar el número de vehículos en aproximadamente 250 millones, para hacernos una idea, la producción mundial anual de vehículos es de 90 millones, haría falta más de 3 años de esa producción mundial para ponerlo al nivel de Rumanía y hablamos sólamente de India y sin tener en consideración otros problemas como consumo de gasolina, distribución, etc… Dejo al lector calcular cuando vehículos harían falta para alcanzar a España (471 vehículos por cada 1000 habitantes) o EE.UU (965 vehículos por cada 1000 personas)

    Otra cosa es que considere Vd. que los indios son bastante dignos usando motocarros o simplemente bicicletas mientras nosotros necesitamos coches incluso para recoger al peque del colegio, pero eso sería materia de otra discusión.

  • Pedro

    ¿En serio se cree lo que dice?

    Pues sí, mis cálculos no se equivocan, si cree que están equivocado encantando de que me aclare donde

    ¿Se toma en serio lo de los 1000€?

    Es un ejemplo para que Vd. lo entienda

    ¿No ha hecho nunca un plan de pensiones?

    Yep, una vez puesto por la empresa, perdí dinero.

    ¿Quién es el que no entiende que un problema no se resuelve considerando sólo una, o sólo una parte de las variables?

    Hay tres variables, capital inicial, interés y tiempo. Vd. puede poner la que quiera. Si por ejemplo pusiera un interés de un 7%, da lo mismo su capital inicial, este se doblará cada 10 años aproximadamente.

    El ejemplo exponencial que pone usted hace muchos años que lo he leído. Y me asombra que todavía se repita

    Y sin embargo, sigue Vd. sin comprenderlo totalmente. No se preocupe, suele pasar, conozco a gente que tras explicarle la reserva fraccionaria donde el banco le presta 100 euros que no tiene de un depósito de sólo un euro, sigue en estado de shock y negación.

  • JJI

    Hola Luís. Aquí falta un mensaje hace unas horas que no repito de momento para evitar redundancias. ¿Quieres verificarlo, por favor?
    Gracias.

  • crates

    Soy un “listo”, un falso profeta, agorero, un tonto que no entiende cosas muy sencillitas, proge-ecologista… jajaja la verdad es que me ha hecho reír un rato, se lo agradezco.
    Ya veo que descalificar sin argumentos es su pasatiempo, pero no el mio.
    Saludos.

  • Hudson Hornet

    https://espnfivethirtyeight.files.wordpress.com/2014/10/casselman-datalab-oil-3.png?w=610&h=457

    Eso lo primero, y este año US ya ha perdido medio millón de barriles diarios de producción porque el fracking es rentable a partir de 80$ el barril, eso con las mejoras de eficiencia de producción aplicadas.

    Hace 10 años no se utilizaba a gran escala el fracking, léete la historia de ENCASO, una empresa creada en España para extraer el petróleo de roca durante los tiempos de Franco. Las sanciones internacionales al régimen impedían el acceso al petróleo del mercado internacional y con ENCASO se producía el poco petróleo que se consumía. Levantadas esas sanciones y accediendo al petróleo de mercado barato ENCASO cerró.

    Pues el fracking no se empezó a usar a gran escala hasta que los precios del petróleo no subieron lo suficiente para hacerlo rentable. Y ahora está agonizando por la bajada del precio del petróleo.

    Esto también son cosas sencillas y obvias, pero como siempre, cada uno cree en lo que quiere creer, por mucho que a la realidad le importa poco lo que queramos creer.

    Saludos

  • Hudson Hornet

    Lo he explicado más arriba: el petróleo sube de precio porque no puede atender a la demanda. Ese aumento de precio genera por un lado crisis económica y por otro anima a explotar petróleo caro de extraer (fracking, arenas bituminosas, petróleo de aguas profundas, petróleo ártico)

    Si el precio se mantiene alto en el tiempo se genera una reducción en el crecimiento de la demanda, o directamente baja la demanda, lo que combinado a la llegada del petróleo caro de extraer genera una sobreoferta, y por tanto una bajada de precio.

    Sí, la economía se recupera por el petróleo más barato, pero al mismo tiempo el petróleo caro de extraer deja de ser rentable, causando pérdidas a los productores, productores que se endeudaron para producir ese petróleo caro de extraer por lo que se ven forzados a extraer a pérdidas para facturar y seguir pagando las deudas. Lo que mantiene la sobreoferta y por tanto el precio bajo.

    Mantenido en el tiempo ese precio bajo destruye la producción, el petróleo caro de extraer se deja de producir simplemente porque los productores van recortando los yacimientos menos rentables primero y finalmente porque los productores quiebran. Entonces el petróleo volverá a subir, pero ahora con los productores arruinados y sobre todo con la confianza para invertir en ellos perdida por largo tiempo, no habrá recuperación de la producción, el petróleo se mantendrá caro, hasta que la demanda sufra tanto que vuelva a caer.

    La conclusión es: no podemos pagar la factura del petróleo. En cuanto sube los demandantes se arruinan y en cuanto baja los productores se arruinan.

    La escasez viene dada por la imposibilidad de nuestra economía para funcionar con energía cara. No por cuestiones políticas.

    Saludos

  • Hudson Hornet

    Bien, al menos es consciente de que hay un problema y de las consecuencias de no resolverlo. Seguir con lo de siempre mirando hacia otro lado para no ver esas consecuencias sólo nos precipita hacia ellas.

    En cuanto al átomo, lo he explicado de muchas formas, pero volvamos a hacerlo:

    -La energía de fisión, la que hoy usa el hombre para generar energía, gira en torno al uranio. Llevamos décadas consumiendo más uranio del que producimos:

    http://www.world-nuclear.org/uploadedImages/org/info/world_uranium_production_and_demand.png

    El hueco lo hemos cubierto desmantelando armas nucleares. Y a pesar del crecimiento de la energía nuclear sólo representa el 5% de la energía que gasta nuestra sociedad. Está claro que pretender multiplicar por 20 la energía nuclear es imposible con el uranio.

    Si usamos los reactores de recrecimiento, con la tecnología actual podemos duplicar la producción energética, eso sí, levantando con suerte un número de centrales nucleares nuevas equivalente a las 437 que tenemos ahora con 375.000MW instalados. A un coste mínimo de 10.000 millones de dólares por Mw instalado, suponiendo que logren que cuesten lo mismo que las viejas centrales de agua presurizada, son 4 trillones de dólares para suplir otro 5%. Seguimos sin resolver el problema. Para el 90% restante son 68 trillones más. Pero es que no hay combustible nuclear suficiente para hacerlas funcionar.

    Habrá gente que te contará que hay reservas inmensas de uranio, por ejemplo disueltos en el mar. Es una quimera. Te contaré un cuento para que lo entiendas:

    Imagina que te doy 10 millones de euros, pero no en mano. Los distribuyo en billetes de 500€ enterrándolos en un monte de un par de hectáreas. No te costará mucho encontrar los billetes y poco tendrás que esforzarte para tener buen dinero a diario.

    Ahora imagina que te lo reparto en billetes de 100€ y lo escondo en una ciudad pequeña, como Toledo por ejemplo. Bueno, un poco más laborioso lograr el dinero, pero tampoco es para morirse.

    Ahora imagina que te lo reparto en billetes de 20€ y lo escondo en Madrid. Buf, vas a tener que ser metódico para lograr un ingreso aceptable.

    Ahora imagina que te lo reparto en monedas de un euro y lo escondo por toda la provincia de Madrid. Te va a costar lo tuyo sacar dinero suficiente para tus gastos, y vas a perder mucho tiempo recolectando. Casi no te sale a cuento.

    Y por fin imagina esos 10 millones de euros repartidos en monedas de un céntimo por toda España. Es como si no te hubiera dado nada ¿verdad?

    Bien, pues hemos gastado los billetes de 500, 100, 50, 20 y estamos tirando de las monedas de euro. El uranio disuelto en el océano son las monedas de a céntimo, incluso menos. Es como si no estuvieran.

    Así que la fisión no se enfrenta a problemas técnicos, se enfrenta a problemas físicos e ineludibles de suministro. No perdamos el tiempo, energía y voluntad en algo que no tiene futuro.

    -La fusión nuclear es la única vía en que el átomo puede darnos seguridad. De hecho, si queremos ir más allá de la órbita de Marte necesitamos energía nuclear. Sin ella se acabó el sueño de ir a las estrellas.

    Pero aquí lo que tenemos son problemas técnicos a resolver. Hay que seguir investigando y apostando por ella, pero ser al mismo tiempo ser conscientes de las dificultades y sobre todo que no llegará en años, sino en décadas.

    Por tanto sí, la energía nuclear hay que investigarla y apoyarla, pero con talento, y en la dirección adecuada. Y mientras llega la fusión, debemos resolver el problema con lo que hay, las renovables. Lo que exige un cambio en nuestra forma de hacer las cosas, el mayor de los problemas te recuerdo.

    No está claro que podamos resolver este problema, pero está claro que mirando a otro lado y abrazándonos a lo de siempre, el suelo se hunde poco a poco bajo nuestros pies.

    Saludos

  • JJI

    El problema de cuanto cuesta un kilo de cobre mercuriano no es el problema, pero ya que lo cita, le haré notar que vuelve a mirar con parámetros locales una situación que no lo es. Traer un kilo de lo que sea, desde otro planeta, podría resultar baratísimo y rentable con una tecnología adecuada y disponibilidad de energía abundante y barata. Es el equivalente a traer un kilo de mercancía desde China hasta aquí ahora o en la Edad Media. ¿Hace falta que siga?

    He vuelto a curiosear en lo que se discute por estas fechas sobre energía –porque el problema tiene dos patas: energía y tecnología- y volviendo a viejas fuentes he encontrado esto (no he tenido tiempo de mirarlos a fondo pero si que veo que enfocan el problema de la manera más racional que pueden):

    World Energy Outlook. 2015: Decrecimiento, a su pesar
    http://crashoil.blogspot.com.es/2015/11/world-energy-outlook-2015-decrecimiento.html

    Las renovables y sus límites
    http://www.eis.uva.es/energiasostenible/wp-content/uploads/2015/10/limites-renovables-sevill.pdf

    Viabilidad de una sociedad industrial 100% renovable (2012)
    http://crashoil.blogspot.com.es/2012/09/viabilidad-de-una-sociedad-industrial.html

    Aquí, a la menor oportunidad, cada uno lleva el agua (la discusión) a su molino, así que yo haré lo mismo. No discuto que la energía de los combustibles fósiles vaya a alcanzar su final económico. No entro en si éste será en 20 o 300 años. Asumo el problema y ante él veo dos soluciones: crecer o decrecer, con todo lo que eso significa. O una mezcla de ambas. A fin de cuentas, lo que hace feliz es crecer, y lo contrario desgraciado (en el mejor de los casos), pero eso no significa que se tenga que crecer siempre en la misma dirección. Sólo crecer. (Pero ése es otro tema).

    Personalmente apuesto por luchar con todas nuestras fuerzas por crecer, aunque no descarte decrecer en alguna dirección, siempre que se sepa su razón y que no sirvo a intereses espurios. Y lo que critico, y me gustaría conocer los motivos íntimos, es la resistencia a invertir –como principal objetivo- en aquello que pudiera hacernos crecer hacia nuevos horizontes que lanzaran muy lejos los límites actuales de nuestro crecimiento. Echo de menos un debate científico, claro, público y asequible de los verdaderos límites de nuestra capacidad. Y encuentro un tufillo místico en esa voluntad de rendirse a lo que se presenta como imposible aunque no está demostrado. Detecto una especie de placer morboso en predicar el Apocalipsis de nuestro modo de vida (es un recurso viejo) mientras se bloquean las puertas que pudieran evitarlo. -¿Queríais vivir bien, malditos descreídos? Pues esto se acabó. ¡Volved a llenar los templos que dejasteis vacíos! Esto es un valle de lágrimas y siempre lo fue. -(En ese saco meto toda la esquizofrénica propaganda antinuclear.)

    En el enlace “Las renovables y sus límites”, su autor nos pinta un futuro muy duro si sólo disponemos de ellas (y sólo habla de mantener
    el nivel actual, que excluye al tercer mundo). No me resistiría si sus posibilidades fueran suficientes, pero con ellas, desde luego, sólo queda quedarse a pastorear el planeta hasta que algo nos fulmine de modo ecológico y sostenible para él. Ante esa amenaza real (que sufrirán en sus carnes nuestros descendientes cercanos), todo me impele a invertir en el desarrollo de todas las energías nucleares habidas o por haber. Y por supuesto, también de las demás. Cueste lo que cueste. Ése, para mí, sería el principal objetivo, el más humanitario y el más esperanzador. Ahora volvamos a marear la perdiz con las variaciones del precio del petróleo y sus reservas.

    Para terminar, le diré que en un debate que pretende ser racional y científico, las alusiones a las manías, defectos, deficiencias, o lo que sea, imaginarias o reales, de los demás, están de más. Gracias por entenderlo.

  • pvl

    ¿Precio puntual de venta?.
    ¿Por qué cuando el petróleo estaba a 150 dólares el barril, no hablábais de “precio puntual de venta”, sino que tomábais ese precio como la confirmación de vuestras profecías apocalípticas de que el petróleo “barato” se había acabado?.
    ¿Por qué, si sois tan listos como para hacer profecías, hace 10 años, no imaginasteis que USA gracias al fraking iba a ser de nuevo el mayor productor mundial de petróleo?.
    ¿Por qué hace apenas 10 años ninguno de vosotros, ni siquiera hablaba del fracking?.
    Muy sencillo, porque en realidad sabéis tan poco del futuro como los demás que no vamos de profetas, y que simplemente nos limitamos a constatar la obviedad de que la humanidad ha empleado en cada momento las fuentes de energía de las que ha podido disponer, y que es justo por eso, gracias a lo que en Occidente (profetas agoreros incluidos) vivimos mejor que nunca.
    Pero claro, es mucho pedir que los profetas entiendan cosas tan sencillitas y obvias.
    Vosotros a lo vuestro: a las grandes profecías que nunca se cumplen y a salvar a la Humanidad de sí misma.
    Definitivamente el progre-ecologismo es la nueva religión de las masas occidentales, ahora que el cristianismo anda de capa caída.
    A rey muerto, rey puesto.

  • crates

    No, no es plano, es adimensional como el mundo de sus sueños.
    Ahora en serio y discúlpeme por la broma. La minería espacial es una quimera por un sencillo motivo: de que nos serviría traer un kilo de cobre que cueste decenas o cientos de miles de dólares?
    De verdad, no me puedo creer que tantos sigáis contemplando como realizables semejantes fantasías.
    Y cuando todo comience a irse al carajo empezaremos a echar la culpa a los demás, que si a los ecologistas, a los socialistas, los capitalistas, neoliberales, a los moros… y es que para aquel entonces habremos perdido ya del todo la perspectiva de lo que realmente nos está pasando.
    Haga usted caso a Hudson y a Pedro que saben de lo que hablan y póngase a cubierto usted y su familia, porque lo que está por venir no va a ser bonito de vivir. Y no: ni las renovables ni las nucleares nos van a sacar las castañas del fuego que nosotros mismos hemos originado.
    Un saludo cordial del antes anónimo ahora crates.

  • JJI

    Me alegra poder sorprenderlo en este mundo en que todos han visto casi todo. Es verdad, yo sueño mucho, pero me muevo en un mundo muy real. Y no es plano.

  • JJI

    Hola Hudson. Ahora la conversación ha llegado a un punto en que realmente podemos llegar a algo, en lugar de al habitual diálogo de sordos. Disculpe si soy yo el que hace las preguntas. Serán sinceras. En este terreno es lo que tengo. Para no desviar el objetivo, no entraré en valoraciones morales de nuestro comportamiento, supongamos, egoísta y derrochador. Todas las especies explosionan en condiciones favorables y vuelven a “lo sostenible” en cuanto desaparecen de un modo traumático (hasta ahora).

    -Afirma que debemos ir hacia una economía sólo con energías renovables. Aceptemos esa hipótesis. Eso significa que en breve (en tiempos humanos), la catástrofe, o regulación natural de la especie, sobrevendrá en cuanto los combustibles fósiles dejen de ser “económicos” (ya sé que la Edad de Piedra no se acabó por falta de piedras). Fuera los coches. Fuera los aviones. Volvamos a la
    estufa de leña (he conocido todo eso) y sólo habrá comenzado con los “recortes”. La industria, la medicina, la agricultura, etc. funcionan básicamente con energía, hoy sobre todo fósil. Si tiene razón, lo que espera a nuestros nietos es algo que dejará a Mad Max en una película de Walt Disney. Olvídese de una frenada suave. Es imposible. Y sólo como ejemplo, no espere que los bárbaros, cuando caigan sobre occidente (históricamente las hambrunas se han equilibrado con invasiones), respeten la maravillosa creación que es su arte en todas sus formas ni sus derechos “universales”.

    Hace años que hice cálculos de cuántos aerogeneradores y placas solares harían falta para sustituir totalmente la energía fósil bajo la
    pretensión de dar a 10.000M de personas (no hablamos de sólo occidente) el nivel de energía media de un español actual. No me salían los números por ningún sitio (los perdí). Y sacar esa energía del aire o del Sol no era inocuo. ¿Hemos creído que la Tierra y el mar eran infinitos y ahora queremos creer que lo es la atmósfera? Y no hablo ya de los materiales necesarios para construirlos, mantenerlos, etc. Quizás alguien ha hecho ya esos números y los ha publicado para que podamos comprobarlos.

    Y cuando resolvamos el problema de la energía nos queda el asunto de las materias primas de todo tipo. Que se acabarán y tendremos que buscarlas fuera del planeta o volver a “reajustarnos” nuevamente. Puede estar seguro que a nadie, ni a usted, salvo a los que vivan de él, le puede gustar ese horizonte. ¿Está seguro de que es imposible dominar el átomo?

    -Pero si no tiene razón, y es posible esa tecnología. ¿Imagina la responsabilidad moral que asume quien lucha por frenar su desarrollo?
    Por lo que yo he leído, no hay una imposibilidad científicamente constatada de que sea imposible dominar las formas de energía que se han puesto en el banquillo. Sin embargo, la hostilidad hacia las energías nucleares es manifiesta. Yo no la llamaría científica. La Ciencia carece de sentimientos. Es ideológica. Apoyada en enormes dificultades técnicas tras las que se parapeta, pero ideológica, y de esas razones ocultas sería de las que los que se oponen tendrían que hablar limpiamente y a las claras. La gente, cuando se le habla claro y
    comprende, es capaz de grandes sacrificios. Las dificultades no nos asustan. Sobre todo cuando detrás de ellas puede ocultarse la única esperanza. ¿O es capaz de ofrecernos otra?

    Ni que decir tiene que a este enfoque de largo plazo, el hecho de que la energía fósil dure 50, 100 o 300 años no le afecta. Sólo nos regalaría más o menos tiempo para rectificar con menos daño si fuera posible la hipótesis que usted rechaza, o alguna que otra generación más de “decadentes derrochadores” antes del invierno si tuviera razón.

    Y apenas he empezado a hablar de las implicaciones de dejar de soñar con lo imposible.

  • anónimo
  • anónimo

    Señor Mirre Gavalda, he estado ojeando el resumen que hace de su libro en su blog, donde decía esto:

    “Hay que recordar que hasta hace pocos años países como China, Nigeria,
    Sudan, la India o Angola apenas producían petróleo y en la actualidad se
    encuentran en el grupo de grandes productores de hidrocarburos.”

    Vamos a contrastar eso que dice, y que presenta como una buena noticia, con los datos:
    China:

    Lleva produciendo desde los setenta, así que no hace poco como dice usted alegremente. Observamos que su producción está prácticamente amesetada, y dado que consume el doble de lo que produce, es razonable concluir que no pueden aumentarla. Aún así, China es un importador neto.

    Nigeria:

    Producción claramente amesetada con altibajos desde 2005. Igualmente lleva produciendo desde los setenta.

    Sudán:

    Sin comentarios.

    India:

    En fin… sobran las palabras. Usted cree de verdad que apenas ochocientos mil barriles le convierte en un gran productor? Aún así, al igual que China, es un importador neto. Y llevan produciendo desde los ochenta.

    Angola:

    Su producción disminuyó en 2014 casi un 5%. Síntoma de que ha pasado ya su pico de producción?

    Se puede saber donde están las buenas noticias aquí?

    Espero que el resto de su texto tenga más rigor que eso que decía en su resumen.

  • anónimo

    “La gente viajará a Mercurio a ver las minas y hacerle una foto al Sol
    desde el borde interior del sistema planetario. ¡Simplemente porque está
    allí!”

    Sin ańimo de ofender, pero hacia tiempo que no leía algo que sonaba tan alucinado, la verdad!
    Ciertamente las ideologías, la forma moderna de la religión, no permiten razonar como es debido.

  • anónimo

    Se refiere a los costos energéticos -y estos vienen reflejados en los económicos- de la producción, no del precio puntual de venta en el mercado. Cuando la demanda ya no pueda pagar lo que necesita la producción, el petróleo se dejará de extraer. Obviamente esto es algo que algún día tendrá que suceder (en realidad ya ha comenzado ese ciclo). Esto es lo que no parecen entender los que siempre argumentan con las dichosas reservas en la boca. No importa los barriles que queden en el subsuelo, sino únicamente lo que es rentable extraer y ese es el petróleo del que realmente disponemos.

  • Arturo Taibo

    Creo que todos sabemos lo que es el crecimiento exponencial.
    Pero usted no sabe ni lo que demandará ni cómo se satisfarán las demandas de la gente en el futuro.
    Es probable que en el futuro simplemente se recicle el 99,999 % de lo que consumamos.
    Es probable que en un futuro próximo la energía se producida por un mix de energías renovables y nuclear de tal manera que se puedan producir sin problemas los 10 Mwh/año que necesita cada persona de la Tierra.
    Es probable que en un futuro próximo la población de la Tierra se estabilice en torno a los 10.000 millones de habitantes.

    Pero ni usted ni yo sabemos lo que pasará.
    ¿Avances tecnológicos? ¿Cambios en las demandas de la gente? No se pueden predecir.
    Tecnológicamente ya es posible dar a toda la población del mundo un nivel de vida más que aceptable, pero falta capital y tiempo.
    Lo demás es jugar a ser Dios.

  • pvl

    Hudson dices: “Si las fósiles están llegando a ese límite en que ya no podemos pagar su factura”. El petróleo ha bajado de más de 100 euros el barril a menos de 50. ¿Como casa eso con tu afirmación?
    A menos que prohíbas el fracking, que es justo lo que se denuncia en el art.: que la escasez viene impuesta por absurdas decisiones políticas.

  • Hudson Hornet

    Te pongo la realidad delante, porque es muy importante no cometer errores ya cometidos en el pasado. Cuando se apostó en serio por la energía nuclear civil en los años 70 se nos prometía gran cantidad de energía abundante, barata, fiable y segura por siglos. La realidad ha sido diferente, y no se han cumplido las promesas, aunque parezca que algunas sí. Repetir este error con los FBR es temerario.

    Las fuentes de energía que hay, y de momento es dudoso que aparezca alguna nueva, son las fósiles, la nuclear y las renovables, estas últimas incluyen una amplia gama de posibilidades. Si las fósiles están llegando a ese límite en que ya no podemos pagar su factura (es el auténtico problema, no habrá agotamiento de ellas) y la nuclear está en las mismas, sólo queda las renovables.

    Pero las renovables no vienen solas, exigen un cambio en nuestra sociedad. De siempre y hasta la Revolución Industrial toda la Naturaleza y el Hombre se han amoldado a los ciclos naturales de la energía. En primavera y verano se agrupan las actividades intensivas en energía, en el otoño se baja el pistón mientras se termina de almacenar reservas, y en invierno se reduce la actividad al mínimo.

    Con el carbón y luego el petróleo y gas el hombre se desligó de los ciclos naturales, y ahora es el invierno nuestra época de mayor consumo de energía y de mayor actividad. Nos ha dado la supremacía sobre la Naturaleza y nos mola, cómo no lo va a hacer.

    Pero teniendo en cuenta que, si queremos gran cantidad de energía, tenemos que ir a la fuente del 99% de la energía natural que se mueve en la Tierra, el Sol, no tendremos otro remedio que adaptarnos a los ciclos de la Naturaleza y perder parte de esa arrogancia de estar por encima de ella. Esto no nos mola, no nos gusta y lo rechazamos, retrasando la inevitable vuelta a obedecer al calendario.

    Este es el mayor problema al que se enfrenta nuestra sociedad. Hasta ahora cada cambio de energía dominante (de la madera al carbón, del carbón al petróleo) nos ha resultado natural, cómodo y rentable. Ahora tenemos una solución que no es cómoda, no es barata y nos exige ciertos sacrificios. No lo queremos y seguimos abrazados a las ventajas del petróleo, engordando el problema, cada vez más duro de solucionar.

    Sí, lo que tenemos que hacer es ir a una economía sustentada sólo en las renovables, con valentía e ilusión, porque es posible un mundo rico, desarrollado y avanzado con sólo renovables, pero el enorme problema es que es muy difícil convencer a nadie de asumir la pérdida de los privilegios que media docena de generaciones hemos disfrutado con las energías fósiles.

    Si sumamos a los que creen firmemente que ese futuro de energía renovable es fácil y llegará por sí solo y no hacen nada más que vomitar esa imagen propagandista de gente vestida de blanco en ciudades de arquitectura brutalista rodeadas de molinitos y panelitos, tenemos un futuro muy oscuro.

    La realidad es dura, puedes evadirte soñando y dejar que otros hagan o afrontar la cara fea y formar parte de la solución activamente.

    Saludos

  • JJI

    Yo agradezco sinceramente las informaciones que aportas a este blog en muchas ocasiones. Desde luego hace falta que alguien tenga los pies en el suelo, pero lo que respondes no responde a las necesidades humanas presentes ni futuras. Y no estamos en una discusión técnica (lo que sería una pedantería por mi parte, porque no tengo la base suficiente), sino en una elección de medios y fines. La pregunta es ¿qué propones? Porque el problema no lo niegas, pero no sólo no aportas una vía de solución (o de esperanza), sino que argumentas en la línea de los que dinamitan la moral (y hay gente que hace más que eso) de los que sí quieren hacer algo para dominar el átomo, ya sea en fisión o fusión, y más tarde, seguro que habrá quien quiera dominar la materia-antimateria e incluso la gravedad, que sería el acabose. Y dominar eso haría al Hombre infinitamente más peligroso de lo que es hoy, pero también, más poderoso, es decir, capaz de resolver los problemas que tenemos. Además, el Hombre, el de verdad, quiere saber. No sólo de pan vive.

    Tampoco pretendo que con las nucleares se siga el mismo camino que alegremente se ha seguido con las renovables (invertir en plantas ineficaces, vía impuestos, en lugar de invertir en unas pocas plantas experimentales hasta obtener un rentable a fecha de hoy). Pero sí que invertiría recursos mundiales en investigar en la línea nuclear, antes, que por ejemplo (y tengo muchos más) en combatir el cambio climático.

    Lo del Concorde no sirve porque había otros aviones que hacían casi lo mismo a un coste mucho menor (ése fue su talón de Aquiles, no su consumo). Sólo se sostuvo por motivos políticos, como apuntas. (Los políticos suelen tener otros motivos.) Te pondré un ejemplo que sí sirve. Hace casi un siglo mis abuelos hicieron el único viaje de su vida: de bodas, en tren, desde un pueblo alavés a Barcelona. El resto de su vida su radio de desplazamiento siempre estuvo por debajo de los 100Km. Lo cotidiano menos de 5Km. El coste de ese viaje para mis abuelos fue muy elevado. No pudieron repetirlo. Mañana, casi cualquiera coge un avión a NY a un coste muy inferior de unos días de trabajo o menos. Compara ahora la cantidad de energía consumida y su coste relativo.

    Pero vuelvo al principio. ¿Qué tenemos que hacer? ¿Sólo renovables?

  • Hudson Hornet

    Está muy bien soñar y luchar, pero no hay que perder de vista las realidades, no sea que estemos luchando en una dirección yerma.

    Ten en cuenta que la energía nuclear ha seguido creciendo de forma continua desde los años 70, nunca hemos producido tanta energía nuclear como hoy en día. Pero sólo supone el 5% de la energía que consumimos. Porque la humanidad consume una cantidad de energía formidable. Y desde los años 70 hemos duplicado ese consumo.

    El coste de levantar, mantener y desmantelar toda esta infraestructura es enorme, repartido a lo largo de estos 40 años. Sólo levantar una infraestructura nueva en base a los nuevos reactores supone un coste aún mayor, porque hoy la energía es más cara que hace 40 años, y sólo nos daría otro 5% suponiendo que en los próximos 40 años nuestro consumo de energía no subiera. Y además que la envejecida infraestructura de la nuclear convencional siga funcionando, que los reactores no aguantan más de 40-50 años antes de que la radiación neutrónica los deje inservibles.

    Es más interesante, y por ello esta vía de los reactores de recrecimiento se abandonó en su día, apostarlo todo a la energía de fusión. Porque aparentemente nos dará tal cantidad de energía que compensará el coste de investigación, desarrollo y levantamiento de infraestructura.

    Si ahora suena de nuevo la idea de los FBR es porque la fusión no llega y los problemas de suministro de energía están ahí, llamando a la puerta. Pero es una medida desesperada más que una buena idea.

    Sobre el coste de hacer las cosas, no lo menosprecies de esa manera. El ejemplo de la aviación nos sirve: ¿Por qué no vuela el Concorde hoy? ¿Por qué no hay más aviones supersónicos volando en sustitución? El Concorde fué diseñado en los años 60, cuando el keroseno era virtualmente gratis, pero voló y entró en servicio en plena crisis energética de los 70. Sólo la determinación de los gobiernos británico y francés de ponerlo en servicio a cualquier coste hizo posible que el Concorde volara durante años. En US el programa para fabricar el SST se canceló, con inversiones y desarrollos de Boeing y Lockheed enormes, que casi llevan a la ruina a la compañía de Seattle.

    Al final el coste creciente del keroseno y los sobrecostes de seguridad pusieron en tierra el sueño del Concorde. Nadie más se plantea volar a ese precio, no importa lo rápido que vayas, importa lo que te cuesta ir.

    Saludos

  • JJI

    Con la ONU me pasa como con los partidos políticos. ¡No tengo más!

  • JJI

    Para fantasías las de Julio Verne. Yo no soy experto en materia de energía, pero desde luego he seguido el debate de los expertos desde hace décadas. No niego las dificultades. Las he reconocido con desilusión y dolor. Lo que me subleva es la rendición ante ellas. Ya he dicho que necesitamos cantidades inmensas de energía. Inmensa es la energía que consumimos hoy con respecto a la que consumían en el medioevo. Inmensa es la energía que derrocha el Sol y de la cual, los planetas, sólo recogen una ínfima parte. Lo que sí sé es dónde está la energía. Y me indigna que no estemos ahí, todos unidos en el empeño, luchando con todas nuestras fuerzas por conseguirla (porque nos va la vida en ello). Eso no niega las renovables (en las cuales se ha derrochado muchísimo dinero por razones de vanidad o política –y se sigue pagando-), pero las renovables no me permiten soñar con un futuro mejor para la Humanidad. Es una vía, pero no es la vía.

    Los aviones cruzan a diario el Atlántico con un coste energético que hace poco no se podía soñar. Y lo hacen por motivos tan banales como ir de compras a Nueva York. Algún día las naves espaciales harán lo mismo con los viajes entre planetas. ¿El coste? El concepto de coste también es relativo. No mires con los ojos del medioevo los costes de hoy. A ellos les parecerían imposibles. Creemos la tecnología y el coste será asumible. La gente viajará a Mercurio a ver las minas y hacerle una foto al Sol desde el borde interior del sistema planetario. ¡Simplemente porque está allí! Pero mientras tanto, mientras se sueña y se lucha, la gente tendrá un motivo para tener esperanza de ser feliz mucho mejor fundado y real que creer en un Dios, cualquiera de los que he oído hablar -incluida Gea-, que no resiste la menor crítica racional.
    Además no hay salida. O conseguimos energía a niveles hoy inimaginables, o la Humanidad volverá a la noche de los tiempos en cuanto hayamos quemado los combustibles fósiles “baratos”. Es posible que ya hagamos tarde. Yo he tenido suerte. He nacido justo en ese instante del tiempo y en esa pequeña parte del planeta donde la disponibilidad de recursos ha sido casi milagrosa. Y mi esperanza de vida creo que es menor que el fin de esos recursos. ¡No sé porque me preocupo!
    Saludos.

  • Hudson Hornet

    Bueno, vamos a ser racionales, la energía nuclear se enfrenta a una encrucijada muy seria. Y los nuevos reactores no son más baratos, al contrario, exigen una inversión superior en todos los frentes.

    El ejemplo claro es Francia, donde es vital la energía nuclear. Su investigación en reactores de recrecimiento (el tipo de reactor del que habla tu enlace) les llevó a construir tres a lo largo de los años (empezaron en los años 60, llevan 50 de investigación). Usando sales fundidas como en tu enlace. Entre los problemas de seguridad que encontraron y los costes desmedidos de mantener las instalaciones en comparación con la energía producida acabaron por abandonar esta rama. Como han hecho los americanos, no te creas esa propaganda de que el reactor mágico que probaron se cerró por una decisión política. Sólo los rusos mantienen dos en servicio pero porque resuelve el enorme problema de los residuos de alta actividad, de los que nadie habla (cuando salen en los medios residuos radioactivos y almacenes de ellos son de media/baja actividad) permitiendo eliminar esos residuos. En ningún caso permiten generar combustible nuevo, que es la gracia del reactor de recrecimiento.

    Estamos hablando de un país que sin energía nuclear se va al garete. Y que lleva quince años importando de terceros el uranio que necesita para mantener unas instalaciones que hace tiempo que empiezan a mostrar signos de envejecimiento, con los consiguientes sustos que poco o nada se comentan en los medios. En Luxemburgo han repartido hace tiempo pastillas de yodo entre la población, por si acaso.

    Si fuese tan barato y prometedor ese camino, Francia tendría estos reactores funcionando hace muchos años. Pero la vida real separa las fantasías de lo que es realmente viable. La viabilidad no consiste en que técnicamente se pueda hacer, si no que sea competitiva económicamente. A fin de cuentas es el mayor problema de las renovables, y por lo que no pueden crecer de momento o quizás nunca para resolvernos el problema.

    En cuanto a traer materias primas desde el espacio, sólo te pido que busques algo de información sobre lo que cuesta en energía poner un kilo de masa en órbita. A partir de ahí, la inversión en energía para crear una infraestructura mínima para extraer algo de allá arriba es descomunal. Más otra inversión descomunal para procesar y traerselo aquí abajo.

    No sirve de nada tener hierro si este cuesta como el oro o más. No estamos ante un problema de disponibilidad de materias primas, estamos ante un problema de disponibilidad de materias primas baratas. O aprendemos a funcionar con materias primas caras, o lo de traerlas desde el espacio infinito es una fantasía más.

    Saludos

  • Hudson Hornet

    Adelante: que hagan fracking en Asturias. Pero sin subvenciones, con inversiones privadas y saliendo al mercado libre a vender lo que extraigan. A ver cuánto duran.

    En US el fracking acaba de entrar en fase descendente de producción, medio millón de barriles diarios menos de producción en lo que vamos de año, se han cerrado más de la mitad de los pozos, hay decenas de miles de despedidos y enormes deudas que no se pueden pagar asomando en el horizonte. Todo porque el petróleo bajó de 100$ el barril. Y la extracción de Shale gas está todavía peor.

    Esto funciona así: petróleo caro: tenemos de sobra, ahora bien, la economía entra en recesión continua hasta que la demanda se hunde. Lo que lleva a materias primas baratas, incluido el petróleo.

    Petróleo barato: genial, la economía se recupera, la riqueza de todos aumenta. Pero los productores de petróleo caro quiebran y ese petróleo deja de fluir. Lo que lleva a petróleo caro otra vez.

    No puede el petróleo subir de precio porque la economía no lo soporta. Y no puede bajar de precio porque la producción no lo soporta.

    Hay que cambiar de fuente de energía, empeñarse en mantener las fuentes fósiles cueste lo que cueste es lo que realmente lleva al decrecimiento y al horror.

    Dadle un vistazo al Energy Outlook de la Agencia Internacional de la Energía:

    http://www.worldenergyoutlook.org/weo2015/

    http://www.worldenergyoutlook.org/media/weowebsite/2015/WEO2015_Factsheets.pdf

    Es la imagen oficial y color de rosa de nuestro futuro, y aún así empiezan a reconocer cosas que antes ni mencionaban.

    Saludos

  • pvl

    JJI: supongo que ya lo sabrás, pero es que a día de hoy y de manera preventiva ya existe un acuerdo de la ONU, prohibiendo la explotación de los recursos espaciales (la llamada minería espacial) por particulares.
    Aún antes de estar en disposición de explotar esos recursos, una organización tan burócrata, inútil y parasitaria como la ONU ya ha acordado preventivamente que prohíbe que existan un Edison, un Elon Musk, o alguien similar con la inteligencia visionaria, la inventiva y el valor para beneficiarse tanto a ellos mismos, en primer lugar, como al resto de la humanidad a continuasción, de esa fuente de recursos.
    O sea, prohíben por decreto la existencia de los mejores de entre los humanos, los que realmente permiten que el resto mejore su existencia, tal y como ha ocurrido desde el inicio de nuestra especie.
    ¡¡¡¡¡Es el triunfo absoluto de la, estupidez, la burocracia, la mediocridad y la envidia y por supuesto, los intereses de los propios burócratas!!!!! y todo en nombre de la “Humanidad”.

  • JJI

    ¿En serio se cree lo que dice? ¿Se toma en serio lo de los 1000€? ¿No ha hecho nunca un plan de pensiones? ¿Quién es el que no entiende que un problema no se resuelve considerando sólo una, o sólo una parte de las variables?
    El ejemplo exponencial que pone usted hace muchos años que lo he leído. Y me asombra que todavía se repita, pero las opciones son muy claras: crecimiento o decrecimiento. Con todo lo que eso implica: alegría vital y optimismo en el primer caso. Barbaridades en el segundo. Lo irónico es considerar que los mismos que siempre están pidiendo más y más “derechos sociales” son los mismos que por otro lado atacan el desarrollo que los podría hacer posibles y que ellos llaman “desarrollismo”. ¿En serio no ha leído u oído nada al respecto?
    Sobre la energía nuclear, no entraré en el debate de costes. Sólo le apunto que los costes de todo tipo de tecnología han caído sistemáticamente, y de modo brutal, con la investigación (mire alguno de los enlaces que le proponen en el artículo). El oscurantismo está en la prohibición, en la criminalización o en la obstrucción fanática (busque las motivaciones) de su investigación a ultranza como principal fuente de energía. Un mundo desarrollado exige una inmensidad de energía. Estar contra ella es estar contra el desarrollo. Y hay que buscarla, sin ahorrar medios, donde realmente está.
    Eso sí, ni se le ocurra concluir que santifico a las sociedades avanzadas con su contaminación, su consumismo y su búsqueda paranoica de placeres epidérmicos, pero la salida, o es hacia adelante o no es. Para atrás sólo tiran “los buenos”. No he visto a nadie más empujar en esa dirección.
    Por cierto. La solución sólo puede ser doble: investigación a ultranza para conseguir más medios y liberación de la mujer. Ella se encargará de reducir de modo no traumático -o no mucho- la población mundial como lo está haciendo con la población occidental. Explíquele eso a los 1500 millones de creyentes. Y no se preocupe por los minerales y metales. Sólo en el sistema solar tenemos un infinito para nuestras necesidades. Y no vea la cantidad de puestos de trabajo que eso crearía. Primero creando la posibilidad y luego realizándola. Pero ya están contra ello las legiones “buenistas” criticando la inversión en tecnología espacial. ¿Para que sirve eso, dicen, con la de hambre que hay en el mundo? Y es que no se les escapa una.
    Saludos.

  • Pedro

    Estas extrapolaciones de las matemáticas a la realidad siempre me han parecido oscurantismo científico (vender oscurantismo bajo un aspecto de ciencia)

    Vamos lo típico, si no lo entiendo lo ignoro y lo califico de oscurantismo. Trataré de explicarselo con un ejemplo sencillo. Imagine que vuelve en el tiempo a los tiempos de Jesucristo y pone el equivalente a 1000 euros en un banco perpetuo que le ofrece un 1% de interés anual por el resto de la historia. Cuando vuelva a nuestro tiempo verá que esos 1000 euros tras 2000 años le han transformado en el hombre más rico del mundo con una riqueza de alrededor de la mitad del PIB anual español. Ahora imagine que en vez de un 1%, le ofrecen un 2%, pues bien, no sólo sería el hombre más rico del mundo, sino que además poseería TODA la riqueza del planeta Tierra y encima el banco le debería aún 6 veces el PIB mundial. Así de potente es la función exponencial a la que pertenece la formula de interés compuesto

    Con la famosa ley del crecimiento exponencial, de la que los ecologistas tiran continuamente, pasa lo mismo. Se callan que un crecimiento exponencial de cualquier cosa exige un crecimiento exponencial de los recursos que consume

    No sé de que ecologistas habla Vd. pero más bien es al contrario, crecimiento exponencial implica crecimiento exponencial de uso de recursos, y no sólo hablamos de energía sino de productos como acero, plásticos, cobre, aluminio, aunque de aquí a 10 años se consiguiera la fusión nuclear (única fuente de energía casi inagotable, digo lo de casi porque el agua de mar también es finita) aún tendría el problema de conseguir los otros materiales. Ignoremos ya de base la de fisión por proceder de una fuente no renovable (uranio) que en el caso de España tiene que ser comprado en el exterior. Ni me detengo a valorar el costo de almacenar recursos nucleares durante 1000 años.

    Si me pregunta por las opciones, diría que 2 para los países desarrollados y 3 para los de vía en desarrollo. El 1 sólo lo veo posible con exploración espacial aunque eso ya entraría dentro de la ciencia ficción…. o no.

    Un saludo.

  • JJI

    Estas extrapolaciones de las matemáticas a la realidad siempre me han parecido oscurantismo científico (vender oscurantismo bajo un aspecto de ciencia). Es igual que cuando en los documentales de hormigas el cretino de turno nos habla de que los susodichos bichitos levantan tantas veces su peso, para continuar diciendo que eso sería como si un humano levantase tantas toneladas sin decir que si una hormiga tuviese nuestro tamaño no se podría levantar ni a sí misma con sus débiles patitas. Por lo visto ignoran las leyes de semejanza en áreas y volúmenes, que crecen cuadrática y cúbicamente cuando las longitudes lo hacen linealmente. O son unos embaucadores y falsarios o unos ignorantes.

    Con la famosa ley del crecimiento exponencial, de la que los ecologistas tiran continuamente, pasa lo mismo. Se callan que un crecimiento exponencial de cualquier cosa exige un crecimiento exponencial de los recursos que consume. Sin éste, el primero es imposible y la curva cae rápidamente. La realidad regula el crecimiento de una u otra manera, así que tenemos tres salidas al consumo:

    1.- Aumentamos exponencialmente la disponibilidad de recursos. (Hay quien cree que eso no es deseable. En este sentido, todos los que han luchado contra el desarrollo de la energía nuclear, me parecen o ignorantes o sectarios potenciales asesinos. La Ciencia, en cambio, tan denostada por la progresía, ha venido consiguiendo el milagro desde Malthus hasta ahora, aunque no para toda la Humanidad.)

    2.- Disminuimos exponencialmente el consumo de recursos. (Esto significa lisa y llanamente decrecimiento. Lo contrario del progreso, los derechos y el estado del bienestar. Literalmente significa la muerte de miles de millones de personas por uno u otro medio: guerras, hambre y enfermedades. Por eso llamo potenciales asesinos y sectarios a los que se oponen al desarrollo de la más poderosa fuente de energía, que no sólo permitiría mejorar la vida en
    este planeta, sino hacer posible la conquista de otros mundos, lo cual, de paso, se cargaría eso del demagógico mundo finito de marras. ¡Como si tuviéramos que quedarnos aquí para siempre! De momento el universo parece infinito aunque de orden inferior a la ignorancia o maldad de algunos.)

    3.- Disminuir el número de humanos a unos pocos miles para que pudieran vivir “dignamente” en un mundo justo y de iguales (termodinámicamente
    imposible). En realidad, para llegar ahí, habría que aplicar previamente, y de modo intensivo, el segundo apartado, antes de alcanzar “la justa igualdá”, así
    que viene a ser el mismo.

    Los sacerdotes y brujos de toda ralea saben que un ciudadano con las necesidades materiales razonablemente resueltas se vuelve comodón, contestatario, “decadente” y ateo, el muy infiel, y empeñado en gozar en esta vida antes que en la otra por si acaso. Y ellos se quedan sin trabajo y sin gloria (no hay más que ver los seminarios). Así que cuanto más pobres mejor. Así se les puede vender “la fe”, de la cual se puede regalar toda la que se quiera sin aumentar el déficit. En realidad, si tuviéramos suficientes riquezas para volver podridamente ricos a los 1500 millones de creyentes –por ejemplo-, no tardarían mucho en mandar a todos sus mulás a tomar por esa parte que tanto les resalta cuando oran. Es lo que le ha pasado a sus colegas en Occidente sin ir más lejos, que ha vaciado sus iglesias hasta hace cuatro días llenas a cuenta de su riqueza (que la que se roba no da para mucho, pero sí la que se crea trabajando). Ellos no son distintos. Son tan humanos como nosotros.

    Lo que si es fácil es fomentar el odio. Lo que sí es cierto es que hoy por hoy, no hay recursos para que todos tengamos una situación material “digna” (sea eso lo que sea). Así, a esos ejércitos de menesterosos es fácil venderles fe, odio y venganza. Y llamar decadentes a los pocos que han conseguido levantar a una parte de la Humanidad sobre su inmensa y miserable pobreza natural. Y llamarlos íntegros y justos a ellos, “los justos menesterosos”, que
    defienden la barbarie que los ha mantenido y mantiene en lo que son.

    ¡En fin! Pero los más peligrosos son los de cosecha propia.
    ¡Así que de fracking nada! ¡De nucleares nada! ¡Sentémonos a esperar el peak oil y la vuelta al camello y al burro! (Animal, éste, en peligro de extinción, salvo el catalán, que está protegido.)

  • Juan C. Mirre

    No al fracking! No a los túneles del AVE! No a los túneles, taludes y terraplenes de la Autovía del Cantábrico! No a las presas hidroeléctricas! Vivan es vaques e es ovelles e es fabes per la fabade! Asturienes, ¿pare que queremes el fracking si podemes comprar petróleo y gas baratito de los arabos y los ruskis? Además siempre podemos recurrir a la electricidad nuclear que nos venden los franceses. A veces me pregunto si Fernando Trueba no tendrá razón.

  • JJI

    Los liberales nos equivocamos sobre la naturaleza humana. La libertad (salvo escoger cuatro cosas de consumo), la quieren muy pocos pero la seguridad la queremos todos. Asturias, como Andalucía, es un ejemplo de que la subvención como medio de vida tiene un alto coste personal pero la siguen reivindicando. Y sin embargo. lo tiene todo para ser una comunidad muy rica. Está claro que el pobre prefiere el pez a aprender a pescar. De eso sí que entienden los políticos. Por eso nos tratan como nos tratan.

  • markdezabaleta

    Excelente artículo…