Home Economía El candidato, las prostitutas, los Inspectores de Hacienda y los Diputados

El candidato, las prostitutas, los Inspectores de Hacienda y los Diputados

escrito por daoiz 17 abril, 2015

Antes de empezar debo admitir que tengo un gran defecto. No soy politólogo. Y, pese a ello, sigo con enorme interés desde mi exilio americano los apasionantes vaivenes de la política nacional. Una de las “noticias estrella” de los últimos días ha sido la propuesta de debate abierta por el candidato de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, en torno a la posible legalización de la prostitución (aunque estoy de acuerdo en la conveniencia de estudiar el tema en profundidad, no opinaré en este artículo sobre el fondo de la propuesta). En sus declaraciones, Rivera ha indicado que el negocio de la prostitución mueve en torno a 18.000 M de euros anuales en España, y que si se legalizara, se podrían recaudar unos 6.000 M de euros cada ejercicio.

Me gustan los números, y desde el primer momento me llamaron la atención ambas cifras por lo abultado de su importe. Picado por la curiosidad, descubrí que el candidato de C’s se apoya en un informe elaborado por los inspectores de Hacienda en 2014. Acudiendo a la fuente comprobé que, en efecto (página 73), los Inspectores citan esa cantidad, refiriendo a su vez como fuente un estudio de la Comisión mixta de derechos de la mujer y de la igualdad de oportunidades, aprobado el 13/3/2007. Dicho informe del Congreso de los Diputados está avalado, según los inspectores, por la “Asociación de Empresarios de Clubs de Alterne”. Basándose en el citado dato, y pese a reconocer que parte de la actividad ya tributa a Hacienda, los inspectores estiman que se dejan de recaudar unos 5.000 M de euros anuales.

Como soy muy, muy curioso, busqué el informe producido por la citada Comisión del Congreso de los Diputados.Congreso_de_los_Imputados

De la lectura de dicho documento se deduce (página 22)

  • Que el número de prostitutas en el mundo es aproximadamente 4 millones.
  • Que el número de prostitutas en la Unión Europea oscila entre 200.000 y 500.000.
  • Que 400.000 mujeres ejercen la prostitución en España.
  • Que la “asociación de propietarios de clubs de alterne” estima el negocio de transacciones sexuales en España en unos 18.000 M de euros anuales.
  • Que la media de gasto en servicios de prostitución de los 15 millones de varones españoles de entre 16 y 64 años es de unos 1.200 euros anuales, 100 euros mensuales.
  • Que el 6% de los españoles es usuario habitual de los servicios de prostitución.

Pese a que soy muy, muy, pero que muy curioso, no he conseguido encontrar el dichoso informe de la citada asociación. Sí he encontrado referencias al mismo en la web oficial de ANELA, la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne (que parece no ser la misma que la misteriosa e influyente asociación de propietarios, o si lo es desconoce abiertamente el estudio al que se refiere la comisión del Congreso). Dicha “patronal” estima:prostitucion

  • Que hay unos 1.500 locales de alterne en España, con unas 20 meretrices de media por local. O sea, unas 30.000 prostitutas ejercen su oficio en locales de alterne.
  • Que contando la prostitución callejera y la que se realiza en pisos particulares, la cifra total puede ascender a otras 30.000. O sea, 60.000 mujeres ejercerían como prostitutas en España.

Juguemos un poco con los números del informe elaborado por los Diputados del Congreso:

  • En el mundo hay 4 millones de prostitutas. De ellas, en la Unión Europea hay entre 200.000 y 500.000. ¿Cómo es posible entonces que en España haya nada menos que 400.000? ¿TODAS Y CADA UNA de las meretrices europeas ejercen su antiguo oficio en nuestro país? Más probable parece que el número oscile alrededor de las 60.000 a que se refiere ANELA (¿Qué fuente puede tener mejor información sobre cualquier actividad económica que la agrupación patronal del sector correspondiente?) O incluso menos, si asumimos que la proporción de prostitutas por habitante en España debería ser aproximadamente similar a la de Europa o el resto del mundo.
  • Por tanto, la facturación por prostituta y año sería, según los cálculos de nuestros diputados, de  unos 300.000 euros. Así pues, la profesional media, incluyendo aquellas explotadas en condiciones infrahumanas por las mafias en las calles de nuestras ciudades, facturaría unos 25.000 euros al mes, casi 1.000 euros diarios si trabajaran los 365 días del año.
  • Por último, y por poner los 18.000 M de euros en perspectiva, el informe de los diputados nacionales dice en definitiva que los españoles son tan “puteros” que gastan en servicios de prostitución una cantidad similar (o superior) a lo que gastan en el Corte Inglés, en Mercadona, en la factura de la luz, o en la compra de vehículos nuevos; incluso más que la facturación de todo el sector hotelero nacional, pese a sus 65 millones de turistas.

 

Es ya bastante evidente que la famosa cifra de los 18.000 M de euros anuales parece muy superior a la real. Pero es que además no hay que ir muy lejos para encontrar una estimación oficial con un aspecto mucho más sensato: al incorporarse en la contabilidad del PIB nacional la prostitución y las drogas en 2014, se otorgó al primer sector un peso aproximado del 0,35% del PIB, equivalente a 3.670 M de euros. Es decir, la quinta parte de los cacareados 18.000.

 

Por si fuera poco, los Inspectores de Hacienda primero, y luego el Ciudadano Rivera, estiman que se pueden recaudar mediante la legalización unos 5.000 M de euros según aquéllos, y unos 6.000 M según el candidato. Esto supondría una cifra en torno al 30-35% del volumen total del negocio, asumiendo que la facturación fuera los disparatados 18.000 M de euros. Me gustaría que cualquiera de ellos me respondiera a las siguientes preguntas:

 

  1. ¿Por qué una prostituta que gana 25.000 euros al mes (de media, se supone que las de lujo ganarán mucho más) va a tener interés en darle a Montoro más de la mitad de lo generado con su durísimo trabajo?
  2. ¿Por qué el cliente va a tener interés en que se realice una factura a su nombre y se le cobre un 21% más del coste habitual?
  3. ¿Por qué las mafias de la prostitución callejera van a darse de alta en el registro de sociedades, empezar a cotizar por sus empleadas (un 80-90% extranjeras irregulares) y pagar impuestos sobre sus beneficios?

Mucho me temo que el bueno de Albert va a tener que buscar en otro sitio esos deseados 6.000 millones de euros (iqué obsesión la de nuestros políticos por recaudar!).

Puedo entender que la “Patronal” del sector de los locales de alterne realice el informe que todos citan y yo he sido incapaz de encontrar. Como todo lobby, intenta protegerse de la competencia desleal que constituye la prostitución callejera para su honrado negocio.

Entiendo un poquito menos que un cuerpo serio como el de los Inspectores de Hacienda dé validez al estudio supuestamente realizado por una supuesta patronal de los propietarios de locales de alterne. Menos aún que se atrevan a cuantificar la potencial cifra recaudable en 5.000 M de euros. Pero, nuevamente, se trata de un lobby, que en este caso busca obtener de la Administración (o sea, de las maltrechas cuentas corrientes de los sufridos pagadores de impuestos) más personal, más medios, más retribución y más poder. Recomiendo encarecidamente a este respecto la lectura del, por otra parte, muy interesante informe.

Lo que no sólo no entiendo, sino que me indigna sobremanera, es que los “Padres de la Patria”, pagados a precio de oro con el dinero de los bolsillos de los contribuyentes, emitan un documento oficial, con el sello del Congreso de los Diputados, basado en un supuesto estudio realizado por el noble gremio de los propietarios de locales de alterne.

Y que el caballero blanco regenerador de la democracia nacional, Albert Rivera, escoltado por economistas de más que merecido prestigio, suelte las cifras arriba mencionadas sin revisarlas mínimamente, me hace preguntarme si los principales problemas de la política nacional son de verdad la corrupción y el clientelismo, o más bien la incompetencia y el analfabetismo numérico.

“Esputefacto” me hallo.