Home Economía Niños (malcriados).

Niños (malcriados).

escrito por Arturo Taibo 2 diciembre, 2014

Hace tiempo que no escribo sobre economía. La razón es que no es posible que la inmensa mayoría de los economistas y todos los bancos centrales estén equivocados y yo en lo cierto.

Yo sigo pensando que:

1.- Imprimir dinero no es crear riqueza.
2.- Impagar la deuda no es crear riqueza.
3.- Crear inflación no es crear riqueza.

Y en general pienso que los problemas económicos se resuelven produciendo más, y para producir más es necesario invertir y para invertir es necesario ahorrar.

Pues bien todos esos pensamientos son caducos. ¿Recuerdan al sr. Rogoff ? Sí al que defendí en este artículo y que sostiene que niveles de deuda pública por encima del 90 % hacen disminuir el crecimiento.

Davos World Economic Forum (WEF) 2011

Veamos lo que dice Rogoff en esta entrevista:

España debe reestructurar su deuda, al menos filtrar qué parte es pública, de bancos, de cajas… En una de mis visitas a España, en junio de 2010, ya avisé que debería haber una reestructuración de las deudas de los bancos garantizando completamente la deuda del Gobierno.

El sr. Rogoff estaría de visita en España, pero creo que se dedicó más a disfrutar de nuestra gastronomía o del sol que de enterarse de lo que realmente pasa en España. Si hubiese simplemente consultado unos pocos datos sabría que del billón de euros que debe España según el PDE (Protocolo de Déficit Excesivo) nada es de deuda de la banca pública y de los algo más de 40.000 M€ que nos ha prestado la UE para el rescate de las cajas de ahorros sólo estamos pagando un 0,5 % de intereses anuales (200 M€).. el 0,02 % del PIB!!!

Pero la solución del sr. Rogoff a los problemas de deuda pública no es muy diferente a la que tiene PODEMOS,…

En 2010 escribí que tanto EE.UU. como Europa necesitaban que los precios suban por encima del 4%, para reducir el peso de la deuda en la economía. Ahora es más difícil hacer todo esto que en 2010, ya que los problemas son más profundos, pero aún es necesario.

Sí, han entendido bien, lo que propone el ilustre economista es que la inflación se coma los ahorros de la gente y que al final el Estado devuelva en términos reales mucho menos de lo que le han prestado. Una quita en toda regla o un impago para ser más precisos.

.
Son como niños.

En el fondo la mayoría de la gente, de los políticos y de los economistas son como niños que se niegan a aceptar que los reyes (magos) son los padres y que los padres tienen unos recursos limitados.

La gente se niega a aceptar que no se puede mantener el Estado del bienestar prometido cuando desde hace cuarenta años la natalidad es de menos de tres hijos por mujer, tenemos una de las tasas de actividad más bajas del mundo occidental y encima un 24 % de paro.

No se pueden mantener los servicios públicos o los “derechos sociales” como los llaman ahora que pretende la gente en España con 17 millones de afiliados a la SS y la baja productividad que tenemos.

Simplemente tienen un problema con las matemáticas.

Para justificar esa negación de la realidad se recurre a la corrupción, al fraude fiscal o a la ingeniería fiscal de las multinacionales. Pero si cogemos lápiz y papel y echamos cuentas veremos que no existe riqueza suficiente para pagar todos los derechos que quiere la gente. Ni aunque subamos el IRPF al 70 %.

Se puede recurrir al truco que se quiera pero la realidad es que si queremos mayor riqueza es necesario que más gente trabaje y para ello es necesario invertir y para invertir es necesario ahorrar y en cambio a lo que vamos es a una destrucción del ahorro ya sea por la inflación por la impresión masiva de dinero o a la pura y simple confiscación como propone PODEMOS.

El otro día vi un debate en el que se enfrentaba uno de las cabezas pensantes de PODEMOS y un periodista. El periodista insistía en preguntar ¿Cuántos ricos hay en España? Pero al líder de PODEMOS le importaban un rábano los datos e insistía en su matraca de “impuestos a los ricos”.

Pero no me hagan caso que mis ideas son caducas y la nueva economía permite imprimir dinero sin generar inflación. Como asegura este gran economista.

Consideraciones acerca de la influencia en los precios de desarrollos tecnológicos o del fracking o de la inflación de activos  (Dow Jones en máximos) para que el aumento de dinero no se haya traducido en aumento de precios son irrelevantes o no porque al final el sr. Urbaneja dice:

Más billetes no generan más inflación de forma necesaria, hay más variables en la ecuación.

En qué quedamos ¿Mas billetes no generan más inflación o más dinero no genera más inflación si hay otros factores (deflacionistas) que compensan esa expansión monetaria?.
Pero bueno ya sabemos que el que el precio del petróleo baje es algo muy malo que puede llevarnos a la deflación.

En España no.

Puede que finalmente grandes empresarios y empresas como Google salven la Civilización Occidental con cosas como ésta.

Pero España no, el problema de España es mucho más profundo y a mi modo de ver irremediable.