Home Política Si eres pobre y “de derechas” eres tonto. Y si eres rico y de izquierdas, también?

Si eres pobre y “de derechas” eres tonto. Y si eres rico y de izquierdas, también?

escrito por Burrhus el elefante neocon 1 julio, 2014

Muchos conocidos me ha preguntado cómo es posible que yo, siendo un penoso friegaplatos con presuntas pocas expectativas laborales, pueda ser “de derechas” o defensor de un modelo económico que es el resultante de mis penurias existenciales.

Esto parte de una vieja consigna, un mantra, una letanía que llevo escuchando desde crío y que reza: “Si eres pobre y de derechas eres tonto”. Resulta complejo explicar el origen de esta frase pero, en cualquier caso, la idea es la de que uno debe pensar de una determinada manera en función de la clase social a la que se pertenezca. Si uno es “pobre”, lo normal es que uno sea de izqierdas; y si uno es rico, de derechas. No obstante, se trata de una forma de pensamiento falaz, mediatizada por el hecho de que estamos hablando de política. Pero en el fondo consiste en la misma falacia que creer que uno no va a enfermar por ser médico. La realidad opera al margen de nuestro estatus social, nuestra profesión o nuestras creencias. Así, lo único que conseguimos es restarnos posibilidades de comprender la realidad como realmente es.

Y no, lo de que “la realidad es subjetiva” y “todo es relativo” es una enorme trola. Otra cosa es que la honestidad suficiente como para aceptar que la realidad va contra aquello que pensamos y que deberíamos rectificar.

Volvamos al axioma inicial: Su uno es pobre debe ser de izquierdas; y si uno es rico, de derechas.`Y si uno piensa de forma contraria a lo que dictamina su posición social, uno es tonto.

Me van a permitir que ponga una serie de ejemplos de la vida real que demuestren que eso no tiene porqué ser así:

Karl Marx. Hijo de un razonablemente próspero abogado, Marx llegó a ir a la Universidad (algo bastante elitista en su época) y a acabar la carrera de Derecho Económico y Contabilidad y a sacarase un Doctorado por la Universidad de Jena. Pudo haber hecho lo que le hubiese dado la gana en el mundo de los negocios, pero le dio por dedicarse al periodismo y a filosofar.

Friedrich Engels. Hijo de un importante comercial textil nacido en la próspera Renania del Norte-Westfalia. Tras ir a clases de filosofía en la Universidad de Berlín, es enviado por sus padres a una de las empresas de la familia en Manchester. A lo largo de su vida aprendió a desenvolverse en doce idiomas (no me pregunten de dónde sacó el tiempo), pero entregó su vida al periodismo, la filosofía y a cofilosofar con Marx. Dado que pudo financiar la vida de Marx en Londres, se deduce que no le fue demasiado mal como empresario.

Vladimir Ulianov. También conocido como Lenin. Hijo de un funcionario de nivel medio-alto en la Rusia de su época. Llegó a ir a la Universidad, institución educativa a la que apenas iban menos de 15.000 rusos en aquellos años, si bien le echaron por formar parte de movimientos radicales. Una vez convertido en Jefe del Estado de la URSS, sólo su precario estado de salud le impidió convertirse en uno de los mayores carniceros de la Historia.

Fidel Castro. Hijo de emigrantes españoles, fue un estudiante brillante (estudió simultáneamente tres carreras). Antes de opositar a dictador caribeño llegó a licenciarse en Derecho. Tanto su familia como la de su mujer podemos decir que fueron familias acomodadas.

Ernesto “Che” Guevara. Hijo de una familia de ricos y aristócratas argentinos, no se puede decir que tuviese muchos problemas económicos durante sus primeros años. Habiendo estudiado medicina, no tuvo mejor idea que intentar extender la revolución en todo el mundo. Si hubiese hecho un copyright con su foto y le hubiesen dado un dólar por su imagen en cada bandera y camiseta se habría hecho multimillonario.

Hugo Chavez Frías. Hijo de dos maestros de escuela primaria. Llegó a teniente coronel en el Ejército de Venezuela (un rango alto) antes de dar un golpe de Estado sin éxito. Posteriormente, aprovechando su popularidad como Presidente, se hizo estrella de televisión y sentó las bases de la destrucción de la ya maltrecha economía venezolana.

Pablo Iglesias Turrión. No podemos decir que Pablo Iglesias sea pobre. Todo lo contrario: Profesor de Universidad en la Complutense de Madrid, Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas, periodista, escritor y desde hace unas cuantas semanas, europarlamentario. Es decir, Pablo Iglesias será muchas cosas, pero pobre, no.

Supongo que toda esta buena gente tenía que haber sido de derechas porque, de lo contrario, habrían sido tontos, no? Tenían que haber sido de centro?

Me considero librepensador incluso antes que liberal (que no “de derechas”). Es decir, yo no baso mis puntos de vista en función de mis circunstancias personales, sino del análisis desapasionado, metódico, imparcial y honesto que hago de la realidad. Exactamente igual que cualquiera de las personas que he citado antes.  Y no. Tampoco creo que sean idiotas. Más bien creo que vieron una realidad y la analizaron en función de las teorías que habían aprendido y de lo que ellos mismos aportaban. Lo de echarle valor y aceptar que uno se ha equivocado ya depende de uno mismo.

(A mi amigo David)

  • A ver, Pedro.

    Insisto. Yo no sé de dónde te sacas que son 250 euros. Pero bueno, si tú lo dices, me lo creo.

    Respecto de las cifras: Te las doy yo. El programa de Podemos dice que quiere una renta básica. Pero no dice de cuánto, ni a quién. No obstante, he escuchado que de 600 euros (aunque sabes cómo es ésto: si es para prometer, más, y si es para calcular, menos, digamos 400). Asimismo, Tampoco sabemos si es a toda la población (que es lo que se supone que es una renta básica) o a la población activa. Vale. 400 euros mensuales x 22,9 millones de personas activas aproximadamente x 12 meses = 109.920 millones de euros. Sin comparar, no tienes una perspectiva exacta, así que doy tres datos:
    – Según los Presupuesetos Generales del Estado para 2014, el gasto total es de 423.000 millones de euros aproximadamente.
    – El presupuesto para pensiones es de 135.000 millones de euros aproximadamente (ve al artículo 2).
    – En deuda pública, pagamos en 2014 36.500 millones de euros.

    Si esto no es un aumento del déficit en un 25% extra (que va por el 7, si no recuerdo mal) y a corto plazo una quiebra, que baje Dios y lo vea. Es decir, incluso declarando ilegítima la deuda y debiendo 0 el primer día, el primer año tienes el 25% de déficit. Eso no hay economía que lo aguante. Nótese que no he aumentado el resto de aumentos unicórnicos que propone Podemos en otros ámbitos.

    A mi alma liberal no le da un soponcio porque mi alma andaluza está harta de que su Gobierno regional tiene unos impuestos más altos que Suecia. Ya estoy acostumbrado. Además, vivo en Alemania, así que no sé qué me vas a contar.

    A mí la desigualdad no me preocupa. Me importan la pobreza y sus condiciones de vida, algo que no tiene absolutamente nada que ver con que haya ricos. Y no es por nada, pero si quienes son pobres son quienes huyen de China…

    Quiebra Argentina. Cualquier país puede competir con otro con la misma moneda. La moneda es irrelevante. Por qué? Porque cuando no puedes competir con un país en calidad, compites en precio, y te da igual que sea en dólares o en pesos argentinos devaluados un 40%. Pregunta: La pregunta no es cómo se puede devaluar una moneda un 40% de forma abrupta, sino cómo se puede inflar el precio de una moneda un 40% en dos décadas. Si Argentina por aquella época tenía un 18% de paro y la gente busca como sea sacar su dinero (hasta que lo acorralan), no se hacen las reformas oportunas (a un ministro que quiso hacerlo le echaron a las 2 semanas de proponer cambios) y el riesgo de quiebra y suspensión de pagos. Dónde estaba la deflación? Claro, si tienes una deuda (y unas obligaciones de todo tipo, empezando las laborales) en una moneda cuyo precio está ligado a otra moneda, las empresas al final ajustan esa diferencia entre realidad y ficción como pueden: bajando salarios en la medida en que sea legal, cerrando y despidiendo. De ahí la tasa de paro, la deuda pública, el default y el corralito.

  • Pedro

    En corto

    una cosa es tener el dinero

    Dado que los 250 son brutos y no netos, mucho tiene que salir al mes para ser “rico”. De todas formas el mismo reconoce que todas sus estancias en el extranjero han sido en forma de becas, que normalmente los ricos no reciben.

    El artículo de Lacalle no hay que cogerlo con pinzas. Los números de gasto público son fáciles de calcular y las consecuencias también

    No he tenido tiempo de revisar todas las cifras, necesitaría un tiempo que no tengo ahora, pero en lo de Ecuador y Argentina da datos falsos.

    Si compras un modelo, compras el pack completo. Es decir, yo te compro el modelo danés entero, no lo que me interesa.

    Creo que me confundes con un comunista. Yo también estoy a favor de la facilidad de abrir empresas, fomentar la falta de corrupción e incluso de la flexiseguridad de la que soy un firme defensor, pero también lo soy. Pero si de verdad de gusta Dinamarca espero que tu alma liberal no le de un soponcio cuando vayas a trabajar allí y más del 50% de tu sueldo bruto se vaya en impuestos.

    Ya puestos te compro el modelo suizo, o el de Hong-Kong

    Suiza es un semi paraíso fiscal, aunque sin sus cuentas secretas aún sería un país desarrollado al mismo nivel de Austria o el sur de Alemania. Hong-Kong es ya sí, un paraíso fiscal especialista en la técnica de la ballena con el mayor índice de desigualdad de toda Asia.

    Decir que Argentina quebró por el fin de la convertibilidad es quedarse un poco a medias. Pregúntate porqué se tuvo que poner fin a la convertibilidad.

    Muy fácil, un país de baja productividad como Argentina (o España) no puede competir teniendo la misma moneda que otro país con una industria más fuerte y productiva como EEUU (o Alemania), ya que el de la industria más fuerte y eficiente terminará engullendo al más débil al no haber fluctuación de la moneda que compense el intercambio comercial.

  • No sé yo si en La noria se cobra tan poco. En cualquier caso, una cosa es tener el dinero (lo que te hace más o menos pudiente) y otra cosa es en lo que te lo gastas. Si se lo gasta en mariscadas o en cualquier otra cosa no entra en cuestión.

    El artículo de Lacalle no hay que cogerlo con pinzas. Los números de gasto público son fáciles de calcular y las consecuencias también. Es una quiebra en toda regla. Esto no es un ataque a Pablo Iglesias, sino a su programa. Los ataques habituales a Pablo Iglesias se deben a que la socialdemocracia (o, mejor dicho, los socialdemócratas españoles) no tiene argumentos serios con los que refutar sus planteamientos, por la sencilla razón de que ellos mismos prometían lo mismo y no tenían el coraje de hacerlo (porque las consecuencias son las mismas que las del programa de Podemos).

    Respecto del gasto público de esos países y lo que comentas, es cierto. El Estado tiene un peso bastante importante en términos de PIB. Pero esa es una de las variables a tener en cuenta. Las otras que citas también son importantes, incluso más que el gasto público. Aquí Mill hizo un repaso completo a lo que es Dinamarca. Si compras un modelo, compras el pack completo. Es decir, yo te compro el modelo danés entero, no lo que me interesa. Ya puestos te compro el modelo suizo, o el de Hong-Kong.

    Decir que Argentina quebró por el fin de la convertibilidad es quedarse un poco a medias. Pregúntate porqué se tuvo que poner fin a la convertibilidad.

  • Pedro

    Respondiendo a Burrhus

    A eso añado lo que gane como escritor y tertuliano (cifras que no salen en su nómina de profesor). Y ya te digo yo que en La Noria se gana pasta.

    En la Noria hace tiempo que no sale según tengo entendido, y lo que se cobra es unos 250 euros por intervención que según él mismo dona a su programa

    Los análisis al programa de Podemos se han hecho, especialmente al económico (aquí tienes uno devastador). Hasta se han publicado libros. Por mi parte, yéndome fuera del económico, hay al menos que me parecen terroríficos: Pretender la libre emigración sin restricciones (de la que estoy a favor, pero si lo haces y mantienes el Estado del Bienestar como está, el sistema quiebra; no digamos con el programa de Podemos), y pretender eliminar los alimentos transgénicos (sin los cuales podríamos tener una hambruna de la H).

    El artículo de Daniel Lacalle hay que cogerlo un poco con pinzas, como que la economía de Ecuador se desplomó en 2007 (cuando lleva 12 años creciendo ininterrumpidamente en PIB y especialmente PIB per cápita) http://www.datosmacro.com/pib/ecuador, o que Argentina se desplomó también por el impago, simplemente fue por la finalización de la convertibilidad. Pero no es el momento y de rebatir todo lo equivocado. Aún así efectivamente el programa es demasiado populista y fácil de atacar, pero se sigue atacando a la persona y no al mensaje.

    Me remito a las posiciones de estos países con mayor movilidad, según el Índice de Libertad Económica del Heritage Foundation:
    Australia: 3
    Canadá: 6
    Noruega: 32
    Suecia: 20
    Finlandia: 19
    Dinamarca: 10

    Hombre dado que ese índice trata otros temas como corrupción, libertad de comercio, de inversión y otros garantizados en aquellos países democráticos es fácil que esté en los primeros lugares. Sin embargo si ordenamos por gasto gubernamental.

    Australia: 111
    Canadá: 139
    Noruega: 148
    Suecia: 170
    Finlandia: 174
    Dinamarca: 177

    Y eso en una lista de 185 países. Obviamente esto no equivalente en gasto en educación. Sé que en los países nórdicos la educación si no gratuita, es bastante asequible y pagada por el estado. En Australia el 90% de las Universidades son públicas y suelen dar ayudas. En Canadá se suelen dar créditos blandos a devolver en cuanto el estudiante empieza a ganar por encima de cierto nivel.

    Nada que ver con los nuevos modelos liberales de UK y EEUU. En el primero las tasas universitarias se han triplicado y en el segundo las deudas estudianteles superan ya en cuantía las deudas de créditos y compra de vehículos.

    http://www.motherjones.com/politics/2013/05/student-loan-interest-rate-plan-obama-republican-warren

    Ya te digo yo que esas políticas redistributivas no se dan en Australia o Canadá (sí en los países nórdicos). Es decir, eso de que “las políticas redistributivas bien llevadas…” no se sostiene.

    No conozco muy bien las políticas económicas de Canadá y Australia, pero Australia en uno de los poco países donde se puede estar permanentemente cobrado el desempleo mientras que Canadá tiene un sistema de cobertura médica pagada por el estado muy similar a la mayoría de países europeos.

    Un sistema redistributivo como el francés o hiperintervencionista, no. Y eso no cuesta un 50% de media del PIB como este Estado del Bienestar que sufrimos.

    El caso francés es algo aparte para estudiar. Pero su gasto gubernamental es muy parecido al danés, finlandés y sueco.

  • DonNadie

    Tonto no era: se cepillaba a la sirvienta y el churumbel que acabó apareciendo se lo endilgó a Engels.

    No, Marx tonto no era. Pero Engels…

  • From the Wilderness

    Acabo de volver de unas cortas vacaciones por la República Checa. Una visita a la ciudad balneario de Karlovy Vary me sorprendió por el lujo imperial aún observable.
    Pero más me sorprendió darme de bruces con un monumento a Karl Marx en bronce, de 1988, un año antes de la “revolución de terciopelo”.
    ¿Y qué hace ésto aquí? Pues simplemente conmemorar las tres temporada en que el autor de “El capital” pasó allí entre lo más selecto del régimen prusiano.
    ¿Era Marx tonto? ¿Listo?

  • Angel

    Me llena mi ego. Gracias Luis.

  • Pedro, te acabo de responder en otro comentario, pero no tengo inconveniente en volver a hacerlo aquí. Ser profesor de Universidad no te da para ser millonario. A falta de trienios, su sueldo es bajo. Eso sí, creo que a un profesor titular de Universidad supone el puesto bastante asegurado (y bien por él, se lo ha ganado). A eso añado lo que gane como escritor y tertuliano (cifras que no salen en su nómina de profesor). Y ya te digo yo que en La Noria se gana pasta. Y se supone que pertenecer a la clase media (que es lo que es Pablo Iglesias, un currela como otro cualquiera) tendría que ponerte en el centro. No?

    Respecto de su programa. Yo me lo he leído. Con leyes en la mano es demencial. Con números en la mano quebramos en menos de seis meses. Los análisis al programa de Podemos se han hecho, especialmente al económico (aquí tienes uno devastador). Hasta se han publicado libros. Por mi parte, yéndome fuera del económico, hay al menos que me parecen terroríficos: Pretender la libre emigración sin restricciones (de la que estoy a favor, pero si lo haces y mantienes el Estado del Bienestar como está, el sistema quiebra; no digamos con el programa de Podemos), y pretender eliminar los alimentos transgénicos (sin los cuales podríamos tener una hambruna de la H).

    Del informe de la OCDE. No tengo tiempo para leerlo entero, pero sí me ha dado por leer el resumen. En él se indica que:

    “Mobility in earnings, wages and education across generations is relatively low in France, southern European countries, the United Kingdom and the United States. By contrast, such mobility tends to be higher in Australia, Canada and the Nordic countries.”

    La movilidad en ingresos, salarios y educación entre generaciones es relativamente baja en Francia, países del sur de Europa, UK y USA. Y es mayor en Canadá, Australia y los países nórdicos (Noruega, Finlandia, Finlandia y Dinamarca).

    Me remito a las posiciones de estos países con mayor movilidad, según el Índice de Libertad Económica del Heritage Foundation:
    Australia: 3
    Canadá: 6
    Noruega: 32
    Suecia: 20
    Finlandia: 19
    Dinamarca: 10

    UK y USA están el 14 y el 12. Francia el 70. Y cualquiera de los países del sur de Europa es menos libre (e infinitamente peor legislado) que los países nórdicos.

    Por cierto, que hay un matiz en ese informe. Mientras que “las políticas redistribituvas parecen”, “Education policies play a key role in explaining observed differences in intergenerational social mobility across countries”. Ya te digo yo que esas políticas redistributivas no se dan en Australia o Canadá (sí en los países nórdicos). Es decir, eso de que “las políticas redistributivas bien llevadas…” no se sostiene. Se sostiene una educación de calidad suficiente para cualquiera. Un sistema redistributivo como el francés o hiperintervencionista, no. Y eso no cuesta un 50% de media del PIB como este Estado del Bienestar que sufrimos.

  • +100, Joan.

  • Insisto en una idea (y no me cansaré de hacerlo), Asmith: Los conceptos de izquierdas y derechas me parecen absolutamente desfasados. Objetivamente sólo importan dos cosas: Las leyes del Estado y los comportamientos libres (o “encauzados”) de los agentes sociales.

  • Pedro: El ataque a Pablo Iglesias está siendo terrorífico. Y lo digo yo, que creo creo que este señor podría arruinarnos y convertirnos en algo peor que Venezuela. No obstante, creo que dicho ataque no viene tanto de los medios de comunicación como de las redes sociales. Esa gente coge cualquier cosa y la despelleja.

    Nadie cobra una pasta al principio. Por “su sueldo” no me refería únicamente a ser profesor de Universidad, también hablaba de las tertulias en las que participaba. Pablo Iglesias, conste, no me parece rico. Más bien me parece un currela más de la clase media. Dicho lo cual, eso confirma la teoría de que la clase social de la gente no tiene nada que ver con la ideología.

  • Pedro

    No se ha dicho que sea rico. Se ha dicho que al menos pobre no és y que partirá de una situación cómoda

    Cito textualmente “No podemos decir que Pablo Iglesias sea pobre. Todo lo contrario:” Lo contrario de pobre es rico, o tal vez el autor quiera indicar que ser de clase media y de izquierdas tampoco es normal.

    Pablo Iglesias lidera un partido político que ha conseguido arrastrar a una cantidad nada despreciable de gente presentando un programa electoral totalmente disparatado, y por ese motivo es inevitable que, quienes sabemos que esa clase de ideas son disparatadas, acabemos incluyéndolo en nuestros comentarios.

    Es que nunca se habla de su pograma, o se hacen cálculos de cuanto supondría poner en práctica su programa económico. Tan sólo que si es rico, amigo de Chavez, integrante de ETA, etc… y eso hace que se crezca sin ni tan siquiera poner en duda su viabilidad.

    Si un pobre es de izquierdas (en el sentido de ideas más próximas al socialismo), es porque prefiere que su pobreza sea más llevadera (a costa de otros) antes que salir de ella por su propio esfuerzo, y tienen la creencia de que un gobernante honesto por arte de magia (quitando a unos y dando a otros) será capaz de hacerle más rico. Además es que esa persona odia que existan personas más ricas que él y los considera culpables de que él no viva mejor.

    Redistribución de la riqueza implica poder dar educación a cualquiera no importa cual sea su procedencia social, o que nadie se tenga que morir por no poder acceder a un tratamiento que no puede pagar. No sé de donde sacas que los pobres “odian” a los ricos por tener más dinero. Si fuera así, jugadores de fútbol, actores y cantantes serían las personas más odiadas del mundo y no es así.

    Si un pobre es de derechas (en el sentido de liberalismo y rechazo al socialismo), es porque considera que el socialismo es un obstáculo su progreso. No considera algo negativo que hayan personas más ricas que él, y cree que su situación puede mejorar con una economía más liberal.

    Lamentablemente eso no es así. Las políticas redistributivas bien llevadas son las que más ayudan a las personas en la movilidad social. Y no porque lo diga yo, sino la OCDE en un informe publicado en 2010 en una de sus conclusiones (página 14 del informe) argumenta que políticas redistributivas y de ayuda en los ingresos parece que mejora la movilidad social intergeneracional

  • Se podría decir que la principal diferencia es que el rico de izquierdas SABE que se hará más pobre pero a costar de hacer a los pobres más ricos mientras que el pobre de derechas CREE que aumentando la riqueza de los ricos automágicamente aumentará también la suya

    Sí. Ya. Claro. Entendido su mensaje.

  • viejecita

    Un enlace a un artículo de Iñaki Arteta en The Objective, sobre, justamente el dinero y la riqueza…
    http://theobjective.com/blog/es/inaki-arteta-orbea/2014/07/02/sucio-dinero

  • Joan

    Ser pobre o rico es relativo, como ser alto o bajo, siempre es respecto a que.
    Se puede comparar un pobre de hoy con otro de hace 100 años o con un pobre de otro continente. Automáticamente el pobre pasa a ser rico.
    Por este motivo para mi hablar de igualdad económica o la diferencia entre ricos y pobres es enfocar mal el tema ya que así llegas fácilmente a la conclusión que la igualdad en la miseria es mejor que pocos pobres y unos pocos muy ricos. La manera correcta de enfocarlo es que cada vez haya menos gente que vive sin unos mínimos de subsistencia aceptables.
    Para pensar de esta manera antes se tiene que desterrar la envidia.

  • Asmith

    Pedro, yo no he visto un ataque personal a Pablo iglesias en este blog (al menos en esta entrada). No se ha dicho que sea rico. Se ha dicho que al menos pobre no és y que partirá de una situación cómoda (aunque un profesor de universidad hoy en día no cobre mucho, no se puede decir que sea un trabajo especialmente precario)

    Pablo Iglesias lidera un partido político que ha conseguido arrastrar a una cantidad nada despreciable de gente presentando un programa electoral totalmente disparatado, y por ese motivo es inevitable que, quienes sabemos que esa clase de ideas son disparatadas, acabemos incluyéndolo en nuestros comentarios.

    Si un pobre es de izquierdas (en el sentido de ideas más próximas al socialismo), es porque prefiere que su pobreza sea más llevadera (a costa de otros) antes que salir de ella por su propio esfuerzo, y tienen la creencia de que un gobernante honesto por arte de magia (quitando a unos y dando a otros) será capaz de hacerle más rico. Además es que esa persona odia que existan personas más ricas que él y los considera culpables de que él no viva mejor.

    Si un pobre es de derechas (en el sentido de liberalismo y rechazo al socialismo), es porque considera que el socialismo es un obstáculo su progreso. No considera algo negativo que hayan personas más ricas que él, y cree que su situación puede mejorar con una economía más liberal.

  • Asmith

    El concepto “de derechas” y “de izquierdas” creo que es demasiado difuso y creo que ya ha quedado algo anticuado.

    Hace unos 15 años, siendo yo adolescente, yo no tenía la sensación de que la gente corriente se preocupara demasiado por el funcionamiento de la economía (a diferencia de a día de hoy que todo el mundo cree tener recetas mágicas para acabar con el paro).

    De hecho, mi familia (las 2 generaciones anteriores) siempre se ha considerado de derechas (o centro-derecha), pero jamás les he escuchado defender la liberalización del mercado laboral, la supresión de cualquier tipo de subvenciones, supresión de regulaciones, etc. Vamos, que son ajenos al liberalismo (no forma parte de su ideario).

    Ese “de-derechismo” clásico se basa más en posturas conservadoras. Se aplicaría a personas a las que les gusta que su entorno social no varíe demasiado (llamémosle “homeostasis”). Que una familia esté formado por un hombre y una mujer que se han casado previamente y permanecen así toda la vida, que los habitantes de la ciudad o el barrio sean más o menos como han sido siempre (incomoda encontrarse con zonas en las que se reunen muchas personas de otra raza y que hablan otro idioma). También estaría incluído el concepto de “decencia” y decoro, y también de disciplina y “mano dura”.

    Por contra, el “de-izquierdismo” sería más “liberal” y abierto en cuanto a los aspectos que he mencionado antes. Quizás los izquierdistas utilicen el término “neo-liberal” en término despectivo porque consideran que la etiqueta “liberal” les corresponde a ellos.

    Estos conceptos anteriores son agenos a la forma de entender cómo se debería organizar la economía, así que alguien de clase baja puede ser conservador y considerarse de derechas aún prefiriendo un Estado del Bienestar bien grande.

    Conozco a gente que dice ser de derechas, pero ni es conservadora ni disciplinada, ni se ha planteado nunca la libertad económica. Simplemente tiene cierto odio irracional a “los rojos”.

    Del mismo modo conozcto también a personas que dicen ser de izquierdas, pero son más bien conservadoras. Simplemente algún antepasado luchó en defensa de la república y/o sufrió el franquismo con cierta intensidad. Normalmente se justifican alegando que no les gustan las injusticias y las derechas defienden los intereses de los ricos.

  • Pedro

    Pablo Iglesias Turrión. No podemos decir que Pablo Iglesias sea pobre. Todo lo contrario: Profesor de Universidad en la Complutense de Madrid, Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas, periodista, escritor y desde hace unas cuantas semanas, europarlamentario. Es decir, Pablo Iglesias será muchas cosas, pero pobre, no.

    Me parece curioso el ataque furibundo en lo personal a Pablo Iglesias por parte de la derecha española. En lugar de atacar el mensaje (que podría ser contrarestado fácilmente siguiendo cierta lógica en varios puntos) se dedica a denostar al mensajero.

    Pablo Iglesias será muchas cosas, pero rico por lo que se comenta no. Él no tiene reparo en presentar su nómina, y si eso es ser rico yo que cobro más del doble debo de ser multimillonario.

    Es más, aún tomando su sueldo recortado de eurodiputado de 3 SMI españoles, sigo cobrando más que él y repito, no soy siquiera millonario.

    Ahora bien, volviendo al rico de izquierdas y al pobre de derechas. Se podría decir que la principal diferencia es que el rico de izquierdas sabe que se hará más pobre pero a costar de hacer a los pobres más ricos mientras que el pobre de derechas cree que aumentando la riqueza de los ricos automágicamente aumentará también la suya.

  • viejecita

    Don Burrhus
    Dice usted:
    Pero en el fondo consiste en la misma falacia que creer que uno no va a enfermar por ser médico
    Eso no es exactamente así. Lo que SÍ es cierto, es que, en las familias de médicos, se opera uno mucho menos, y se va mucho menos al médico que en las familias donde no hay médicos. Porque los médicos ponen antes a sus familias, y a sí mismos, que a sus intereses corporativos como médicos, y como conocen lo que es la medicina, y lo que la medicina puede hacer en su país, suelen evitar todo lo que no sea de verdad efectivo a los suyos.
    Lo cual no quiere decir que ellos y sus familias no se pongan enfermos. Y no se sometan a operaciones cuando sean de verdad necesarias y efectivas.

    En cuanto a lo de derechas e izquierdas :
    Los hijos de familia considerada como rica, por reacción natural, en la adolescencia y primera juventud, cuando no han heredado todavía, y están sometidos a la tutela de sus padres, suelen estar siempre en contra de la herencia, quieren que los bienes de producción estén en manos “de todos, y que sean de todos, o sea, de nadie “( para mí, eso es la esencia de lo que los jóvenes consideran como izquierda )

    Pero cuando se hacen adultos, y ya no dependen económicamente de sus padres, y se fijan en como “el Estado” ( lo que en su primera juventud ellos creían que eran Todos ), redistribuye esas riquezas generadas por ellos, ( con el empujoncito de sus antecesores ), y que dicho Estado, ( o gobierno ) les ha expropiado de mil maneras, “en beneficio de Todos”, y se dan cuenta de que si ellos , y no el Estado Expropiador, hubieran podido mantener esas riquezas generadas por ellos, las hubieran podido invertir de una forma mucho más sensata, y más útil, para ellos, para sus familias, para sus empresas, para los trabajadores de esas empresas, y haber echado manos para ayudar, a empresas, a causas, o a personas que les parecieran merecedores de ayuda ( aunque esa ayuda no fuese totalmente desinteresada ), en vez de que El Gobierno de turno hiciese mangas y capirotes con ese dinero que en realidad , es de ellos, entonces es cuando piensan que esa expropiación de lo que ellos saben que es suyo, para los fines que el gobierno de turno decida, es un robo.
    O sea, que se hacen Liberales. ” De Derechas”, para los adolescentes.

    Y sus hijos, y sus nietos, vuelven a empezar el cíclo.

    Y, por ejemplo, Darwin, hijo de una familia de la burguesía rica, se enroló en aquél viaje del Beagle para demostrar lo que él valía, independientemente de su familia, Pero a su vuelta, bien que se casó con su prima, y bien que utilizó la fortuna familiar para vivir de forma confortablemente burguesa, mientras daba forma a sus observaciones y daba a la luz su teoría sobre El Origen de las Especies.
    Si el hombre hubiera tenido que renunciar a la fortuna familiar, no hubiera tenido la posibilidad material de hacer todo esto.

  • Hola, Raymundo. Bienvenido a Desde el Exilio . Siempre nos alegra saber de vosotros.

    Es muy curioso: Cuando se habla de cambiar el mundo, al menos en España, siempre se habla de valores, de que tienes que cambiar a los demás, o tú mismo, que si la conciencia de clase, que si existe una superestructura opresora y bla bla bla. Tristemente nadie habla de que para cambiar el mundo igual lo que hace falta es más eficiencia (mejores, más baratos y más rápidos) en las bombillas, en la electricidad, en los coches, en la fabricación de ropa, en las viviendas, en la comida y en el resto de cosas que de verdad afectan a nuestra vida.

    Un saludo desde Alemania!

  • Pienso que todo este asunto deriva del esquema mental del determinismo de clase propugnado justamente por Marx y compartido por el resto de los sujetos mencionados. El leer este artículo me hace recordar a mi profesor de Filosofía en el bachillerto: estudió dos carreras a la vez (Filosofía y Contaduría), fue corredor de bolsa en la Bolsa Mexicana de Valores, es miembro de una familia pudiente con lazos en las más altas esferas políticas, sobre todo en el sexenio del anterior presidente Calderón (de derechas). Aún cuando de Filosofía aprendí cosas muy interesantes, el se adhería al materialismo histórico (una vez se saltó deliberadamente en el temario estudiar los aportes filosóficos de los liberales en mi país, México) y recuerdo que uno de sus consejos hacia nosotros los jóvenes es que, si queríamos aspirar a cambiar el mundo, tendríamos que comenzar por adquirir “conciencia de clase”. Por otro lado, la mayoría de mis conocidos con los que comparto afinidad política no necesariamente son bien a bien pobres o bien a bien ricos (que sí los hay), son gente preparada con ingresos estables que bien pueden ubicarse dentro de la clase media. El ancho de la billetera o el crédito en tu tarjeta no determina qué es lo que pones en tu mente. Saludos desde México y felicitaciones por la calidad de los artículos en este blog.

  • Torkan el Joven

    Si eres pobre y no aspiras a dejar de ser pobre… entonces eres peor que tonto.

    Así que, mientras seas pobre serás de izquierdas pero si te toca la lotería te pasas a las derechas. Esa es la coherencia ideológica de la mayoría de la gente. Y si no pregunta en un bar del barrio a los parroquianos que qué harían si les tocase y verás que pocos contestan que lo repartirían entre los pobres.

    Y es que uno no “es” pobre, la pobreza no es algo intrínseco del individuo, no define (no debería) lo que uno es, tan solo se trata de una coyuntura. Uno “tiene” mas o menos riquezas, y eso no tendría que marcar lo que uno “es” o deja de ser. Confundimos a menudo lo que somos con lo que tenemos.

    http://youtu.be/JsJ4YkCpFVM

  • Pablo: Todos mis ejemplos son de burgueses que controlaban los medios de producción. Los casos del Che o de Engels son de traca.

    Por cierto. Puestos a comparar inteligencias, si crees que la gente humilde y “de derechas” (esa gran nadería que define aquello que no nos gusta), no sé qué valoración me puedes hacer de la gente que vota al PSOE en Andalucía. Te lo pregunto como liberal (es decir, según tu sesgado punto de vista, “de derechas”) andaluz tirao de pelas y emigrao. Ah, y ateo.

  • Interesado: La gran mayoría de la gente considera que ser “de derechas” es ser malo, en contraposición a “ser de izquierdas”, que es ser bueno. En realidad, son conceptos donde echamos donde corresponde lo que nos gusta (lo bueno) y lo que no nos gusta (lo malo). Esta es la forma de pensar de cualquiera. Lo malo es que no reflexionamos acerca de las consecuencias negativas de nuestras propias posturas. Y los liberales estamos siempre muy mal vistos.

  • Interesado

    Vaya, así que ser antiaborto es de derechas. Eso me hace de izquierdas, no? Pero es que soy liberal, eso me hace un malvado facha, entonces derecha otra vez. Pero escucha, soy republicano y ateo, así que vuelvo a ser de izquierdas!

    Recuerdo que el programa de Podemos y de la hija de Le Pen son casi clónicos, solo que Le Pen se ahoga en xenofobia, ¿así que ser xenofobo es lo que hace a uno de derechas o de izquierdas?

    ¿O es que ser de izquierdas es lo que suena guay en un momento y de derechas lo que suena mal? Porque vamos, con esas salí del colegio y la universidad.

    Si defines las cosas como blanco y negro, que no te sorprenda que luego las cosas no tengan mucho sentido.

  • Pablo

    Todos tus ejemplos son de “ricos” (que no ricos, simplemente acomodados) de izquierdas. Ni uno solo de pobre de derechas.
    Así pues concluyo que, efectivamente, si eres pobre y de derechas es que eres tonto.
    En mi opinión, los únicos pobres de derechas que hay por aquí son aquellas personas que están excesivamente influenciadas por la iglesia católica y anteponen temas como el aborto a todo lo demas.

  • Juan

    En Valencia si tocas la dulzaina-dolçaina, eres de derechas; si la llamas chirimita eres de izquierdas. ¿ A alguien le extraña ya algo? La mayoría de la gente tiene un cerebro departamentado.¡ Y no le des más vueltas !

  • Interesado

    Interesante artículo, pero viendo como más de uno pierde el culo con estas figuras, lo único que se saca es que si eres de “derechas” (sigo esperando que alguien me explique que porras es ser de derechas exactamente…) debes ser tonto. Vamos que el artículo no favorece en nada el pensamiento de que una persona que no esté montada en el dolar no pueda tener un fuerte interés en una sociedad más liberal sin parecer un necio que busca destruir sus “derechos”.