Home Ciencia La fe climática

La fe climática

escrito por plazaeme 18 abril, 2014

Eclectikus sugería en DEE [–>] que rescatáramos los Premios  Ruiz de Elvira [–>] para asnos del clima.

Hay gente de fe. Hay gente de fe con complejo de pastor que ha de guiar el rebaño. Y más allá, suele haber fanáticos que se dedican a buscar y cazar a los infieles. Hay gente “pa tó”, como suele decirse.

jose-luis-gallego-ecogallego

 

Y además, los hay cortitos. Claro. Porque hacen falta ideas ideas de torero bombero para llamar “ateos” a los críticos del IPCC, cuando el mejor argumento de estos es que los alarmistas del clima están haciendo una religión – en vez de ciencia.

El ateísmo climático es un concepto con el que propongo identificar al movimiento ideológico basado en la negación del fenómeno de calentamiento global que sufre el planeta.

R: Fe climática es la denominación que propongo para el curioso genio que ataca a los infieles, sin saber por qué les ataca.

la negación del fenómeno de calentamiento global que sufre el planeta

R: ¿Es la negación de que el planeta se ha calentado entre dos fechas concretas? No hay nadie que lo haga, aunque sea un calentamiento tan pequeño que no es precisamente baladí medirlo. Las mediciones más precisas (satélites) señalan como unas tres décimas de grado en 30 años.

– En paralelo (al calentamiento), otro conjunto de observatorios certifica que la causa del aumento es el incremento no natural de los denominados gases con efecto invernadero en la atmósfera. Un aumento que, expresado en partes por millón (ppm) de CO2, no ha dejado de producirse desde la revolución industrial y que está asociado en buena parte a la quema de combustibles fósiles.

Mérito impecable para el Premio Ruiz de Elvira. La misión de un observatorio es observar, y una observación no puede “certificar” una causa. Por ejemplo, la manzana que le cae a Newton en la cabeza no certifica nada. Ocurre que antes de ese momento feliz, ya habían caído miles de manzanas sobre miles de cabezas, sin producir ninguna “certificación” ni ley de la gravedad. Hace falta, además de la observación, una teoría. También se le puede llamar modelo. Y hace falta que las observaciones cumplan el modelo a rajatabla. Hasta que dejen de cumplirlo en algún detalle menor. Momento en el que las observaciones seguirán sin certificar la causa, en ese detalle menor, mientras no llegue Einstein con una nueva teoría que complemente la anterior.

Resumen para creyentes:

Observaciones ≠  certificación de causa. Observaciones + teoría + predicciones cumplidas = certificación de causa.

modelos-climaticos-2007-2013-y-realidad

R: ¿Es ateísmo climático afirmar que las observaciones jamás “certifican causas”? Pues entonces, ese ateísmo es exactamente igual de loable y digno de aplauso que todos los demás ateísmos.

– Las consecuencias de ambas certezas científicas sí que están por establecer, pero de lo que no cabe duda es que van a ser desestabilizadoras, pues están alterando las condiciones climáticas de las que ha disfrutado nuestra especie a lo largo de su historia en el planeta y a las que nos hemos logrado adaptar a lo largo de nuestra evolución.

No sabemos que el planeta esté más caliente ahora que hace mil años, pero la pinta es que no. Sí sabemos que el planeta está más frío ahora que durante el Óptimo Climático del Holoceno (hace unos siete mil años). Sí sabemos que el planeta está más frío ahora que durante el Óptimo Climático del Eemiense (hace unos 120.000 años). Mientras no sepamos predecir el comportamiento del sistema, no podemos saber lo que va a hacer el sistema.

modelos-climaticos-cmip5-y-realidad

– (El “ateo climático” ….) No quiere oír hablar de reconvertir procesos industriales o buscar alternativas de transporte que nos permitan reducir emisiones, ni de abandonar los combustibles fósiles para impulsar las energías limpias y renovables. Por eso es, a mi juicio, un movimiento ideológico involucionista que debe ser contestado con dos de nuestras principales herramientas: la ciencia y la razón.

¡Caramba! Este ateo nunca hubiera sospechado estar de acuerdo con un creyente en la estrategia a seguir. “Debe ser contestado con la ciencia y la razón”. Quedo, por tanto, esperando esa contestación con “la ciencia y la razón”. Por ejemplo, una explicación cabal (científica, racional) de que las observaciones “certifiquen causas” ellas solas.

ecogallego

ecogallego-por-email

Pero si la explicación no llega, o no es científica y racional, habrá que considerar que estamos ante una gran candidatura a los Premios Ruiz de Elvira.

Añadido: Justo me encuentro con esta sensata explicación y disculpa por parte de Lovelock, el “padre” de Gaia.

… we were all so taken in by the perfect correlation between temperature and CO2 in the ice-core analyses [from the ice-sheets of Greenland and Antarctica, studied since the 1980s]. You could draw a straight line relating temperature and CO2, and it was such a temptation for everyone to say, “Well, with CO2 rising we can say in such and such a year it will be this hot.” It was a mistake we all made. [–>]

– Tenían unas observaciones. El CO2 y la temparatura subiendo de la mano entre 1975 t 2000.

– Tenían un modelo:  La temperatura del futuro es igual a la temperatura de hoy, más el efecto de los “forzamientos”, más el efecto de una “demora”. Y creían que conocían bien todos los “forzamientos”.

– Las predicciones se cumplían a rajatabla … entre 1975 y 2000

– Para antes de 1975, que no se cumplían las predicciones, tenían una explicación. Los aerosoloes de contaminación (hollín, etc).

Se ve en este cuadro:

calentamiento-global-y-co2-desde-1950

Pero desde 2000 no se cumple la predicción. Y puedes pensar dos cosas.

1. Estábamos equivocados. Habíamos simplificado demasiado, y el tiempo en que se cumplían las predicciones era demasiado corto. Lo que hace James Lovelock,

2. No importa; buscamos nuevas explicaciones. (Las explicaciones para el desfase anterior no les valen, no hay tantos aerosoles). Es lo que hacen los creyentes.

Las dos posturas son válidas. Solo que la (2) tiene que esperar a ver si las nuevas predicciones se llegan a cumplir. Lo sensato es esperar a verlo. No es mucho. Es muy probable que con entre cinco y quince años más sea suficiente para descartar la teoría. Salvo que se trate de una teoría que nunca se puede llegar a comprobar, porque siempre tiene nuevas explicaciones para los fallos. O sea, astrología. O fe.

  • Helvetius

    Acabo de ver una interesante entrevista a Patrick Moore, co-fundador de Greenpeace y autor Confessions of a Greenpeace Dropout: The Making of a Sensible Environmentalist, en la que vapulea a David Suzuki*, Greenpeace y el IPCC. Es un “must”, como dicen los pijoprogres.

    [ * David Suzuki es un personaje poco conocido por aquí, pero en Canadá es una celebridad, tanto como Punset en España. Y cuanto más célebre es, más tonterías dice. ]

  • Desde luego, problema ninguno, es un digno recipiente de tan alta insignia, le haremos un diploma sin fórmulas para que no se maree 🙂

  • A cada cual, lo suyo. Gallego es periodista. Que se puede ser sin titulín. No problema. Además, su especialidad es pájaros y flores, y carbono-manía. Chupi. Por sus obras les conoceréis. Esto es, creyente climático. O sea, 2º Premio Ruiz de Elvira al mérito del asno del clima.

    No le veo problemas. 😉

  • Si fuera biólogo (o matemático, físico o químico…) lo pondría en el CV, y creo que se notaría en el “afinado” de sus rebuznos. Si tuviera el título de periodista supongo que no lo ocultaría, pero tampoco aparece ni en su CV ni en su página de Wikipedia. Así que su auto-definición como algo tan vago como naturalista, periodista ambiental y escritor, junto con la absoluta inanidad de sus escritos, nos lleva irremediablemente a un plumilla de perfil bajo, científicamente irrelevante, y con nula capacidad para ni tan siquiera entender el debate del clima. Nosotros le vamos a dar un diploma que añadir a su escuálido currículum: el Premio Ruiz de Elvira 2014. 👿

  • Yo dejé de escuchar la misa de Julia en la Onda hace un tiempo, y he ganado en salud (mental). Todo, desde el comentario televisivo de Monegal hasta las monsergas de consumo y medio ambiente están impregnadas de su ideología progre. Creo que la única sección interesante es el “territorio negro”, que recupera informaciones de crímenes o investigaciones históricas. Pero el conjunto del programa se ha hecho tan infumable que me sale a cuenta perdérmelo.

    Sobre el eco-monaguillo, es que efectivamente suena como un curilla dando sus sermones. Durante algún tiempo sí me tomé la molestia de tuitear las falacias que iba soltando (falacias lógicas, ni hacía falta entrar en el fondo), pero veo que el tono no ha cambiado. Luego son estos los que dan lecciones de periodismo y honestidad.

    En el CV del pavo este echo de menos alguna referencia a su formación científica. No dudo que pueda ser un gran ornitólogo (y cuando se limitaba al tema de aves era incluso ameno), pero luego patina en todo lo demás.

  • Añado a lo que dice Plaza, que suscribo, dos detalles importantes:

    – El canalla tiene entre su targets el adoctrinamiento de niños, y eso es muy muy feo.

    – La otra religión (el cristianismo) ha producido muchos bienes (la Escolástica, Santo Tomás, Galileo, Mozart, Verdi, Miguel Angel, El Greco…), aparte de males, pero la religión ecologista en pocos años ha degenerado hasta un punto tal, que ya casi ni me acuerdo qué bienes produjo en sus primeros estadios, hoy desde luego son CERO.

  • Os he leído en Twitter que el nota este es el eco-monaguillo de Julia. Yo en principio no voy a misa. Soy ateo, como dice Gallego. Pero aun así, una vez cada -digamos- dos o tres meses, voy a la misa de Julia. No precisamente entera, pero como una media hora. Dependiendo de cuál me pille en ese momento en el coche. Es fácil de entender. Uno debe de conocer la moralina de su tiempo. No necesariamente practicarla, pero sí para saber lo que el rebaño va a opinar, y cómo va a reaccionar, a cuenta de lo que no vas a practicar. Saber qué es pecado, y por tanto susceptible de excitar a las almas cándidas.

    Ese es el chiste de la moral (ina). No son vallas, prohibido pasar, sino señales de tráfico. Hay multa si te pillan. Más los insultos y el dedo acusador de los frailes, que ahora tienden más a frailas. Bendita igualdad. Mil veces más agradable -y sugestiva- la fraila. Como con morbo. Te insulto, pero aun así soy apetecible. Ni tan mal, ¿eh? Nada que ver con los cenutrios iluminados de cuando entonces. Por eso Julia.

    Y por la información, claro. Cuidadito con el clima, no me seas ateo. Si vas a pensar por tu cuenta, o a razonar (esa herejía), sabes a lo que te arriesgas. La condena y muerte civil.

    Uno de los monstruitos de la misa de Julia es el eco-monaguillo. Al que acabo de poner nombre. Y simpática cara. La religión ya la conocía. Tan previsible y falta de interés como una masa de harina con agua. El decálogo ya tan rahído, pero siempre recitado con juvenil y enternecedor entusiasmo. Nunca he podido evitar formarme la imagen de un angelito, como de cuadro de Murillo, cada vez que hace sonar sus campanillas y eleva su oración al altísimo. Pero es una imagen un poco rara, porque al poco el angelito se convierte en un lechón, rodeado por arriba y por abajo por dos trozos de barra de pan. En un bocata, vaya. Y me da hambre.

    Yo creo que tiene razón la criatura angelical. Debo de ser ateo. Pecador, o así.

  • paulamule

    Buenas y santas tardes de pasión. Si no recuerdo mal, este tipo era (o es, no lo sé) colaborador de Juliprogre en la Onda. Sus recomendaciones de apagar el radiador de calefacción de la cocina, el del baño y ponerte un perroflaútico jersey de lana hasta los tobillos para no pasar frío en casa y así ahorrar energía, eran de lo más (c)alentador.

    Por cierto, enhorabuena por este fantástico blog, de obligada lectura diaria aunque nunca comente. No creo que tenga que ver el número de comentarios con el interés, al menos por mi parte y estoy casi segura que por la de muchos otros. Simplemente estamos aprendiendo.

    Gracias por todo.

  • :))

  • Ah, claro, y que tenga el iPad apagado para ahorrar CO2 😉

  • No se. Lo más probable es que esté de vacaciones, no?

  • Haddock

    Otro cobarde más a añadir a la lista…

  • Se ve que para este pollo contestar no incluye que te contesten.

  • Yo, varias veces, sin éxito.

  • Haddock

    ¿Alguien ha probado a dejarle un comentario en su sitio?

  • Sefu, comentar en este blog es lo más sencillo de la blogosfera. No lo entendo. Y el fondo es blanco, y el formulario está inmediatamente debajo del último comentario.

    Si te refieres a “buscar” entre los últimos comentarios a todos los artículos… están todos en la parte baja de cualquier página del blog y en la barra lateral de TODOS los artículos. Destacadísimos, por cierto. Vale, en el footer el fondo es negro, pero se lee perfectamente, creo yo. Puedo intentar mejorar eso.

    Además, es fácil suscribir un hilo de comentarios: justo debajo del botón “publicar comentario” está esa opción 🙂

    Saludos!

    No, el número de comentarios sigue siendo proporcional al nterés que despiertan o los artículos o los comentarios vertidos. As ususal.

  • Sefuela

    Lo malo (para el) de dirigirse a un púlpito grande, es que entre el público te pueden cuestionar lo que dices, y empezar a comentar entre ellos. Así que, de alguna forma, debes contestarles o crucificarles pro herejes matándoles y callándoles a la vez. Así que vamos a revolver un poco y a hacer ruido, para que conteste. Porque, afortunadamente, lo de matarnos lo va a tener complicado.

    Luis, yo no me considero un internauta medio, sino algo por encima, y más simpatizante de este blog que la media. No me parece fácil el acceso a los comentarios, que apenas se ven cuando se pincha en los enlaces de la derecha o te vas de una entrada y vuelves optra vez. Eso de que estén con fondo negro despista mucho y conseguir ponerlos para que se vean no es fácil. En más de una ocasión no he llegado a poner un comentario porque me he aburrido de buscar. Querías una explicación para el número de visitas. Te has fijado si el número de comentarios ha bajado? Abrazos.

  • A ver si por lo menos le llegan los ecos, aunque no sea capaz de decodificarlos, al menos que sea consciente de que a muchos nos causa risa o vergüenza ajena según el momento 🙂

  • Estamos peor Luis, al menos desde el punto de vista de que el acceso a la información hoy, es infinitamente superior a la Edad Media, lo que convierte el hecho de que estos indocumentados tengan acceso a los púlpitos modernos, en una muestra más de la decadencia intelectual de nuestra sociedad. Terrible.

  • Peor, diría yo. Es una oscuridad con pretensiones. 😉

  • No es que espere contestación; me limito a ofrecer la posibillidad. La no contestación le puede resultar suficientemente informativa.

    Y sí, el nivel científico es ínfimo. Por eso planteo una cuestión meramente lógica. Nivel en el que también tiene pinta de resbalar generosamente. Pero esto último no lo sabe … todavía. 😉

  • Estoy con Ecle. Pero es un misionero con púlpito grande y alto. Está claro que la gente no quiere escuchar cosas complicadas, prefiere tres dogmas, un pecado, un infierno y la fórmula para conseguir Bula. Estamos igual que antes de la Iluminación… O peor.

  • No esperes contestación. Releyendo las entradas de sus blogs se ve que es un ignorante científico de primer orden, por otra parte lo que era de esperar de un tipo que inicia su CV con un “naturalista, periodista ambiental y escritor”. Es decir, siguiendo con el paralelismo religioso, puede impartir catequesis, especialmente a críos, pero no puede ni dar misa ni hacer “teología” por si mismo. Un paleto de tomo y lomo al modo de esos pastores evangelistas analfabetos, que solo tienen éxito ante un público totalmente entregado a su sermón, pero que resultan grotescos para cualquier persona ajena a su parroquia. Nos movemos en niveles muy por debajo de Ferran e incluso del propio Ruiz de Elvira. Y ya es decir 👿