Home Ciencia Todas las razones para ser escéptico del apocalipsis climático antropogénico

Todas las razones para ser escéptico del apocalipsis climático antropogénico

escrito por Luis I. Gómez 4 abril, 2014

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó recientemente el resumen de su quinto informe. Como era de esperar, sigue culpando a los seres humanos como causantes principales del calentamiento global – o, el cambio climático, la disrupción del clima, el clima extremo, … puede elegir usted su término favorito. No es sorprendente que el IPCC, una organización fundada expresamente para encontrar la forma de “demostrar” primero y limitar después la influencia humana sobre el clima, lance de vez en cuando severos mensajes de alarma. Después de todo, si se aceptase que la naturaleza es el principal impulsor de los cambios en el clima, el IPCC estaría abocado al cierre.

ministerio_miedo_ambiente

No teman, el IPCC no cerrará sus puertas. Después de todo, la ciencia que rodea el calentamiento global es irrefutable y hay un gran consenso. Vamos, que nos estamos quedando sin tiempo, hay que actuar de inmediato, ¿no creen?

No lo crean. En primer lugar, la ciencia, si quiere seguir llamándose ciencia, nunca es irrefutable. Tuvimos que esperar 250 años, hasta que Einstein encontró fallos en la teoría de la gravitación de Newton. Se necesitaron más de 150 años de trabajo en genética para establecer una teoría sobre cómo los humanos evolucionaron de los simios. Incluso hoy en día, los científicos siguen sin ponerse de acuerdo sobre las causas de  la  Muerte Negra en Europa.

Lo mismo ocurre con la histeria climática. Los científicos no pueden decidir si el Calentamiento Global Antropogénico Disrupción Climática Antropogénica  Cambio Climático Antropogénico va a causar más nieve o menos nieve, nevadas récord o su ausencia total; si la diversidad biológica aumentará o disminuirá, si va a haber más o menos tornados. Ni siquiera saben  cuando se acabará el mundo  si no “actuamos”.

Recuerden que la magnitud y significancia de la influencia humana sobre el clima pueden ser próximas a cero si tenemos en cuenta  que varias reconstrucciones de temperatura revisadas por expertos procedentes de Turquía, Polonia, Australia oriental, el norte de Escandinavia, el Mar Mediterráneo Central, Tíbet, la Cuenca del Río Perla en China, Bolivia, el Ártico y Siberia Oriental,  el Sur de Inglaterra, el Océano Pacífico Ecuatorial, Perú, Chile, Islandia, Antártida, los Alpes orientales, Columbia Británica, Quebec y el suroeste de EE.UU  confirman los datos  del IPCC de 1990 según los cuales el Período Cálido Medieval entre 1000 y 1350 AD fue  mucho más cálido que en el presente. En otras palabras, el Palo de hockey de Michael Mann, que  muestra un supuesto dramático aumento en las temperaturas desde la Revolución Industrial, es muy probablemente falso.

al_gore_cyclonsPero es que hay más: los huracanes no han aumentado ni en fuerza ni en número en los últimos 40 años. Una mirada atenta a los datos muestran la falta de tendencia a aumentar o disminuir  desde 1851; es posible incluso retrotraerse 228 años. Lo mismo podemos observar para los tornados desde la década de 1950; los tornados de clase F+3 en realidad están disminuyendo. Los osos polares está cada vez más lejos de la extinción, según lo evaluado por el gobierno de Nunavut y los cazadores inuit del Norte de Canadá. Hablando de mitos desmentidos, decenas de publicaciones revisadas muestran la inequívoca influencia del Sol sobre el clima. Seguimos esperando publicaciones similares que saquen la relación CO2-Clima de la mera correlación y la coloquen en la causación.  Por último, el hielo Ártico, lejos de desaparecer como nos habían “modelado” e inmerso en un ciclo del que desconocemos casi todo, sigue aumentando su masa interanual. El hielo de la Antártida no para de batir récords.

A pesar de las abrumadoras evidencias de que la ciencia del clima del IPCc no es irrefutable, los fanáticos del cambio climático  siguen recitando sus letanías, enarbolando la pancarta del  “97 por ciento de consenso entre los científicos”. En realidad, el supuesto consenso es probablemente exagerado. Esto ya se lo habíamos explicado convenientemente aqui: EL “CONSENSO DEL CAMBIO CLIMÁTICO”, RESUMIDO PARA PERIODISTAS Y PÚBLICO.

La insistencia de los fanáticos del clima en el consenso para silenciar el debate tiene inquietantes rasgos totalitarios. De hecho, sólo en las sociedades totalitarias  las autoridades pueden asegurarse de que los disidentes serán silenciados por el camino que mejor les parezca. Y esto es exactamente lo que quieren los fanáticos del clima negando sistemáticamente el derecho de los escépticos a debatir “las verdades del clima” alegando que no son dignos de reconocimiento. Me llevé una enorme decepción cuando leí que David Suzuki, hasta ese momento admirado,  exigía censurar a los escépticos con maneras más propias de la Inquisición medieval que de la ciencia moderna. Ahora no nos extraña que Profesores como Lawrence Torcello quieran ver a los escépticos encarcelados por “negligencia criminal”. Los Ministros de la Ciencia de Hitler o Stalin hacían exactamente lo mismo.

Ustedes, como ciudadanos razonables que son, no deben perder el sueño por el último informe del IPCC o el alarmismo coreografiado de los fanáticos del clima. Sus predicciones catastróficas son simplemente una continuación de las predicciones del fin del mundo que Malthus  inició en el siglo XIX. Al igual que Malthus se equivocan en todo, no importa lo que digan sobre agricultura, violencia o aumento del nivel del mar. La histeria climática está siendo desmoronada poco a poco por la realidad y, como cualquier otra ciencia falsa, se derrumbará tarde o temprano.