Home Energía “Arruinadlos a todos, que dios rescatará a los suyos”

“Arruinadlos a todos, que dios rescatará a los suyos”

escrito por Ijon Tichy 17 febrero, 2014

gemasolarAlgo así pareció pensar nuestro gobierno, recordando al inquisidor tras la toma de Beziers y la dificultad de identificar a los herejes cátaros, cuando en enero de 2012 aprobó un Real Decreto (moratoria –je- dijeron), paralizando las primas a nuevas instalaciones de generación eléctrica acogidas al Régimen Especial. Ya denunciamos en su momento que ésa no era la mejor manera de solucionar el problema, y sobre todo que era terriblemente injusto paralizar tanto los proyectos de tecnologías cuyos objetivos se habían rebasado en un 1.000% y además eran con mucha diferencia las más caras (la solar fotovoltaica), como los proyectos de tecnologías con primas mucho menores, que no habían alcanzado ni la mitad del objetivo marcado en el plan energético y cuyos promotores en algunos casos habían desembolsado ya buena parte de la inversión (plantas de biomasa).

Asimismo, aquí hemos criticado (y algo más) las barbaridades perpetradas con el único objetivo de trincar (nuestra) pasta utilizando el ecologismo como coartada. Pero también hemos denunciado que cambiar las reglas de juego a mitad del partido es bananero, crea inseguridad jurídica y desconfianza internacional y aunque a corto plazo ahorre unos duros, a medio y largo nos aboca al desastre.

Todo esto viene a cuento de la noticia aparecida hace unos días anunciando que el gobierno de Abu Dhabi ha demandado a España por los recortes a los renovables y en concreto a una central en la que el emirato participaba en la inversión: El proyecto Gemasolar. Gemasolar es una central termosolar, pero un tanto especial. Aquí fuimos quizá los primeros en avisar acerca del desastre económico que nos amenazaba, antes de que la primera planta termosolar (excluyendo la PS 10, de mínima potencia) comenzara a producir, pero no somos en absoluto enemigos de tal tecnología, somos enemigos de lo mal que han manejado los políticos el dinero dedicado a promover esa tecnología. Explicaremos un poco los motivos que hacen especial a Gemasolar, aunque para eso resulte inevitable aburrir un poco al lector con una mínima información técnica:

Existen dos tecnologías principales para la generación eléctrica termosolar: Colectores cilindroparabólicos y espejos + torre. Aunque los primeros proyectos en el mundo y en España (PS 10) se basaron en la tecnología de espejos y torre, las plantas de colectores cilindroparabólicos son las que primero alcanzaron una madurez suficiente para funcionar de forma aceptable, (técnicamente hablando, pues económicamente eran y son ruinosas si no hay jugosas primas de por medio). La generosidad de la administración (obviamente sacándonos el dinero de nuestro bolsillo) aumentó cinco veces (de 500 MW a casi 2.500 MW) la capacidad inicialmente prevista y autorizada de generación termosolar. Este aumento se hizo fijando unos plazos estrictos en los que cada remesa de centrales debía estar funcionando (no pregunten el porqué, cosas de los bobernantes) de modo que si en una fecha x la central no había exportado a red sus primeros kWh, perdía el derecho a la subvención. Esto puede dar una idea de como se construyeron tales centrales: Lo han adivinado: “como sea”.

La tecnología casi totalmente elegida fue la de colectores cilindroparabólicos y cada uno de los grandes promotores se dedicó a clonar el tipo de central que parecía que maomenos le estaba funcionando, sin el menor interés de buscar cualquier mejora. El motivo es evidente, no había incentivos desde el punto de vista de la prima (salvo el de perderla caso de no llegar a tiempo) y por tanto la central 2 tenía que ser idéntica a la central 1, (salvo alguna cosilla menor y que estuviera muy claro que había resultado una cagada en la central 1), pues la posibilidad de mejorar alguna décima el rendimiento (por ejemplo) no compensaba el riesgo de perder la prima. Es decir, el sistema de primas y plazos tal como se planteó, no solo multiplicó por cinco el dinero que teníamos que gastar en primas (cerca de 2.000 MM anuales, como anticipamos aquí hace unos añitos y como se ha ido cumpliendo), sino que ha propiciado que las mejoras tecnológicas entre la primera y la última central construida sean casi anecdóticas.

termosolar

Con una excepción: La planta de la que hablábamos arriba, Gemasolar, es totalmente diferente a los clones cilindroparabólicos y mucho más avanzada que los anteriores proyectos de espejos y torre (PS10 y PS20). El lector interesado puede encontrar detalles de estas diferencias con facilidad buscando en la red, pero a grandes rasgos apuntaremos algún aspecto:

En las centrales de colectores, el fluido que recibe la radiación solar y se calienta en el campo solar es un aceite térmico. Ese calor se puede usar para generar vapor en el equivalente a una caldera de una central termoeléctrica convencional y con ese vapor se genera electricidad en un ciclo agua-vapor (prácticamente) convencional, si bien con algunas limitaciones debido a que la máxima temperatura que es posible alcanzar con el aceite térmico es limitada (uno de los campos en los que se podía haber investigado y por los motivos arriba expuestos no se ha avanzado prácticamente nada). En las plantas con almacenamiento térmico, durante las horas de más radiación solar el calor generado en el campo solar supera al necesitado por el ciclo agua -vapor y entonces una parte del aceite térmico se deriva a unos intercambiadores que calientan unas sales fundidas que se almacenan hasta que, cuando la radiación solar es menor, el calor antes almacenado se devuelve al aceite y de ahí al vapor. El lector con conocimientos de física se dará cuenta de la entropía generada con tanto intercambio (y por tanto de la energía útil pérdida), pero sin necesidad de ser un experto creo que es intuitivo que tal sistema es necesariamente ineficaz, y además caro (mucho equipo, mucho tanque, mucha bomba…). Habiendo construido casi 50 plantas clónicas, bien se podrían haber hecho unas pocas menos y dedicar el resto de dinero (nuestro dinero) a desarrollar mejoras. Pues no ha sido así.

termosolar2

En la planta Gemasolar el proceso es bien diferente: Hay una multitud de espejos que reflejan y concentran la radiación solar en un único punto (captador) situado en lo alto de una torre en un punto central del campo de espejos. Por dicho captador no circula aceite térmico, como en el caso de los colectores, sino directamente las sales fundidas, que tras calentarse en el captador pueden bien almacenarse, bien ceder parte de su calor en un generador de vapor que igualmente alimenta un ciclo convencional. Esta forma de operar (de enormes dificultades técnicas en cuanto al diseño sobre todo del captador), resulta mucho más eficiente, pues por un lado se minimizan intercambios térmicos y por otra las sales fundidas pueden trabajar a mayor temperatura que el aceite, generando a su vez un vapor a mayor temperatura, lo que posibilita un ciclo termodinámico más eficiente. También se simplifica la cuestión del almacenamiento (se pueden almacenar las sales calientes directamente) lográndose seguir produciendo electricidad muchas horas después de haberse puesto el sol.

Pues bien, como decíamos al principio, a esta planta también le han llegado los recortes, lo que resulta especialmente sangrante al tratarse de un proyecto puntero y que necesitó contar con apoyo financiero internacional. La política de “café para todos” perjudica al verdadero innovador y al que solo pretendía sacar dinero a base de clonar artefactos ruinosos sin visos de mejora. Tengamos en cuenta además que Gemasolar es una planta de 20 MW, y en los tiempos de locura subvencionadora se llegaron a autorizar casi 2500 MW termosolares a base de clones cilindroparabólicos de 50 MW(vamos, 2,5 veces la potencia nominal por central para un total cien veces superior).

En el océano del despilfarro termosolar, Gemasolar es una gota. Hay quien opinará (y podríamos discutirlo) que no debería haber subvenciones ni para unos ni para otros, pero no es eso lo que intento plantear. Lo que quiero transmitir es que ya que hay una política de subvenciones/primas, que daña tanto nuestro consumo particular como la competitividad de nuestras empresas, habría que ser mucho más cuidadoso a la hora de dar/retirar tales subvenciones: Si un Abengoa, un ACS o un Acciona están obteniendo rentabilidades cercanas al 40% en sus plantas timosolares termosolares, es admisible plantearles un recorte, pero a una planta como Gemasolar, que dadas sus características -menos potencia y más inversión- no obtiene ni de lejos tal rentabilidad, no le recortéis la prima metiendonos además en conflictos internacionales, gobierno de funcivagos.

[divider] PS: Si le ha gustado este artículo y el resto de contenidos en DEE, denos su voto. Nos presentamos a los premios 20Minutos.

Recuerde que debe identificarse como usuario de 20minutos.es para participar en la votación y que su voto sea válido.

  • Currela

    Es que claro, no sólo son matemáticas superiores, sino que igual no les dejas usar calculadora…
    Por enredar un poco más: las eléctricas no sólo no nos roban como antes (ayer mismo en Londres, Iberdrola dijo que los RDs del gobierno de España le habían costado 801M€; el martes pasado, Gas Natural dijo que los RDs del gobierno de España le habían costado 455M€), sino que el 60% del total del recibo de la luz son impuestos o similares que no tienen nada que ver con la generación, transporte o distribución de la electricidad. Para logsianos: si el gobierno quitara del recibo de la luz todo lo que no es coste de generación, transporte y distribución y beneficio industrial de las malvadas eléctricas, un recibo de 100€ se quedaría en 40€. A ver si así lo entienden.
    Un abrazo,

  • La verdad es que es una discusión cansina, sí.
    Ante el discuros de “nos suben la luz porque las eléctricas ens roban”, yo suelo decir que bueno, que vale, pero que si las eléctricas robaran lo mismo, pero a la vez no se estuvieran regalando miles de millones a los timosolares, la factura de la luz nos saldría mucho más barata.
    A pesar de que yo creo que es un argumento clarísimo, los lobotomizados por la Secta y tal, suelen bloquearse y no lo entienden (lo de que te roben dos y no uno solo, y que ocurre al que roban si uno deja de robar resultan matemáticas superiores).
    Un abrazo.

  • Currela

    Ya me parecía a mí… ¿Qué hace una persona instruida y bien informada como tú zapeando por las tv de progreso (o de las otras)?¿eh?. Bien merecido tienes el castigo.
    Cuando alguno de los amigos super-mega-progres que tengo me suelta el rollo habitual de los lobbies eléctricos y tal y tal ya ni me molesto en tratar de discutir (¿pa qué?) y me limito a mostrarles el dineral que esas marvadah eléctricas han dejado de ganar en sus cuentas de resultados como consecuencia de esos RD supuestamente teledirigidos por ellas. No veas primero la cara que ponen y luego la de excusas peregrinas que esgrimen para tratar de justificar lo injustificable; aunque para qué mentirte, el “argumento” que más oigo es ese de que soy un fahcihta.
    Un abrazo.

  • Jejeje, un abrazo Currela!

    ¿Sabes lo que ocurre? Es que a veces, zapeando, paso por algún canal de TV de progreso y escuchando a los sesudos periolistos, da la impresión de que los Reales Decretos los promulgan marcianos, pagados por las marvadah eléctricas con la mediación de algún pepero gurteliano.

    Y me da el punto de largar estas cosillas…

  • Currela

    Pero hombre, Ijon, qué cosas tienes. ¿favorecer la innovación?¿pensar en las consecuencias antes de legislar?¿pero tú en qué pais te crees que vives?. El RD se hizo para favorecer a los amiguetes ladrilleros con un nuevo pelotazo con cargo al de siempre (el contribuyente) y poco más; de ahí que en lugar de 500MW se aceptaran en el registro de Industria 2.500MW (había muchos amiguetes a los que pagar favores). Cuando la cosa reventó (y tú fuiste el primero en ponerlo de manifiesto aquí) pusieron a resolverlo al inútil de Soria, que como bien explicas, en lugar de arreglarlo con pocos “daños colaterales” prefirió el “café para todos”, tan patrio. Total, ¿a quién le importa hacer las cosas bien?, las consecuencias las pagarán, de nuevo, el contribuyente, no quien legisla. ¿O es que alguien cree que este lío se va a llevar por delante al ministro y a su gabinete de inútiles?. Pues eso.
    Saludos,

  • Hola Drizzt. La cifra concreta del 40% la dio Sánchez Galán. Yo no sé si llegará a tanto, pero seguro que pasa del 30%. Y el motivo está muy claro, como explicamos en su momento en esta otra entrada:

    En el 2004 se había fijado una remuneración de 250 €/MWh, gracias a la cual, inversores patrios e internacionales se animan a promover plantas termosolares en España, pese a las incógnitas tecnológicas intrínsecas a estos nuevos proyectos. En el 2007, cuando ya hay varios proyectos en desarrollo, alguno incluso funcionando razonablemente bien, se decide incrementar la remuneración ¡¡más de un 20%!!

  • Gracias Plaza. Se les llena la boca de ecología, innovación, sostenibilidad y tal y tal, pero con un mínimo análisis queda claro que todo esto no es sino una variante más de la cultura del pelotazo.

  • Drizzt

    Hola Ijon

    Reconzoco que cuando he visto el rendimiento financiero del 40% me he quedado alucinado. Aunque claro, ¿de qué nos estrañamos? .Si los incentivos que tienen – no perder la prima – y con la prima, tienes dicho rendimiento, ¿para qué investigar?

  • Thanks, Ijon. Muy gráfico.

    Muy claro que la disculpa del desarrollo / investigación tecnológico no es válida, y solo es una tapadera para sacarle los cuartos al paisanaje.