Home Política Generación Prima. Generación desperdiciada.

Generación Prima. Generación desperdiciada.

escrito por Burrhus el elefante neocon 13 febrero, 2014

Todavía resuenan en mi cabeza aquella afirmación de Zapatero, según la cual la mía era la generación mejor formada de la Historia. Como si hubiese sido ayer. Ahí estaba Zapatero, sonrisa y cejas de por medio, tratando de convencer a los Diputados de que mi generación realmente podíamos aportar algo a la sociedad porque se nos había dado la formación que ninguna otra generación en la historia de este país podría recibir.

Pocas declaraciones públicas han hecho tanto daño a los jóvenes como esa. Hoy te tomas el té de las 4 y resulta que el 40% de la generación mejor formada de la historia, trabaja en cosas inferiores a las que podrían hacer gracias a sus capacidades (los datos se remiten a una promoción concreta, pero no hay que ser un lumbreras para deducir qué habrá pasado con el resto). ¿Alguien le ha preguntado a Zapatero cómo es posible que una generación tan bien formada haya acabado así? Si no quiere acabar de mal humor al escuchar su retahíla de bobadas, buenas intenciones y victimismo infantil, mejor que no se moleste.

Tal vez no seamos capaces de encontrar un trabajo de lo nuestro en España, pero sí seríamos capaces de encontrar trabajo en el extranjero. Craso error: nuestra formación idiomática también es mediocre (no en el sentido de “medio”, sino de “mala”) en los dos idiomas más importantes en Europa: el inglés y el alemán. Es decir, que incluso emigrando tienes que pagar un peaje en forma de “adaptación” que puede tardar entre dos y tres años. Es decir, aquellos que hemos emigrado estamos en mayor proporción que el resto trabajando en cosas inferiores a las que somos capaces de hacer.

¿Razones? Todas las que queramos. Que si la legislación laboral impide que los jóvenes consoliden su formación a través de la experiencia, que si hay cientos de miles de empresas menos en comparación con cuando comenzó la crisis, que si estamos dispuestos a trabajar de cualquier cosa porque empezar con 300 euros a duras penas te da para pagarte la comida en casa de nuestros padres, que si la estructura de nuestra economía dificulta la inversión en I+D+i y no hay hueco para nosotros, que si las trabas a abrir un negocio y los impuestos rayan el absurdo…

Ahorrémonoslo. Cuando se forma a un licenciado (o a un graduado, ahora que tenemos grados y no licenciaturas), se forma a una persona para que sea capaz de llevar a la práctica una serie de conocimientos, sin importar la coyuntura económica por la que se atravesara. Lógicamente, en función del talento y la suerte de cada uno, ganaría más o menos, pero uno siempre podría hacer aquello para lo que hubiese formado. El dato objetivo es éste: Un 40% de las personas trabaja en un puesto inferior al que podría desempeñar. Esto es lo que valemos, lo que con todos nuestros estudios y nuestra experiencia somos capaces de crear. Un 40% menos.

Soy andaluz, pueden decirme lo que quieran. De acuerdo con los estándares políticos de mi Comunidad, tener una gran formación académica o una dilatada experiencia en el sector privado o en la Administración pública no es tan importante como llevar 10 años en el partido, dominar algo la retórica y tener un currúculo medio de mentira para que te asciendan. ¿Qué esperan de quienes deberían predicar con el ejemplo?

Los jóvenes éramos unos tontos útiles, necesarios para que se produjera un cambio político. Nos dijeron que éramos el futuro. Nos mintieron y dejaron que nos lo creyéramos. Siempre fue así. Y no parece que nos hayamos enterado.

[divider] PS: Si le ha gustado este artículo y el resto de contenidos en DEE, denos su voto. Nos presentamos a los premios 20Minutos.

Recuerde que debe identificarse como usuario de 20minutos.es para participar en la votación y que su voto sea válido.