Home Energía Seguimos igual con Irán

Seguimos igual con Irán

escrito por Manuel Fernández Ordoñez 18 noviembre, 2013

Hassan RouhaniA pesar de las expectativas depositadas en las negociaciones llevadas a cabo hace unos días en Ginebra sobre el affair del programa nuclear de Irán, las conclusiones son evidentes: esas negociaciones han fallado. Una vez más, y ya pasa de diez años, Irán ha desperdiciado otra oportunidad para despejar las dudas sobre las intenciones reales de su programa nuclear clandestino y tranquilizar a la comunidad internacional acerca de los puntos de fricción concernientes a las dimensiones militares de dicho programa.

Hace varios días, filtraciones procedentes de las negociaciones parecían vislumbrar un posible acuerdo y se apreciaba, ciertamente, un cambio multilateral en el ambiente. La esperanza, sin embargo, no llegó apenas al pasado sábado por la tarde. Tras múltiples reuniones las negociaciones terminaron como han terminado todos estos años, emplazándose a una nueva ronda de conversaciones cíclicas sin final aparente.

Y es que el origen de las divergencias es de fondo. Las diferencias de concepto entre los que consideran el programa nuclear iraní un derecho y otros una violación de la legalidad internacional son cada vez más palpables y no hacen más que poner de manifiesto la falta de voluntad de la república islámica por alcanzar acuerdo alguno. De hecho, son muchos los análisis y las interpretaciones cuya tesis establece que, tras esta fingida predisposición iraní a encontrar un consenso en las negociaciones, simplemente se encuentra una estrategia que persigue un doble motivo. Por un lado, conseguir una relajación en las sanciones internacionales que están asfixiando la economía persa. Por otro, ganar tiempo para seguir desarrollando su programa nuclear clandestino.

Desde el régimen iraní se argumenta, de manera continua e inmutable, que tienen el derecho a enriquecer uranio en virtud del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP). Si bienes cierto que el TNP establece una serie de derechos para los países firmantes del mismo, como Irán, establece también unas obligaciones que esos países deben cumplir de manera tajante. En virtud de esas obligaciones, Irán debería haber declarado todas sus instalaciones nucleares al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), cosa que no hizo. Este hecho constituye de por sí una violación flagrante del TNP, aunque hubo más. Entre otras, Irán admitió que compró tecnología nuclear en el mercado negro a la red de A.Q.Khan, que también habría vendido la misma tecnología a Corea del Norte y a la Libia de Gadafi.

Por cosas como éstas y, ante las constantes negativas de Irán a colaborar con los inspectores internacionales, el OIEA trasladó el caso al Consejo de Seguridad de la ONU en el año 2006. La resolución 1696, con fecha 31 de julio de ese mismo exigía, literalmente: “que el Irán suspenda todas las actividades relacionadas con el enriquecimiento y reprocesamiento, incluidas las de investigación y desarrollo, lo que será verificado por el OIEA“. Ante el caso omiso de Irán, cinco meses después comenzaron las primeras sanciones. Han pasado siete años desde entonces y la República de Irán sigue sin cumplir con los mandatos de la ONU.

Tras el fracaso de las reuniones de la semana pasada, Rouhaní declaró que el enriquecimiento de uranio es “un derecho al que Irán no va a renunciar“. Estas declaraciones ponen claramente de manifiesto la percepción distorsionada de la realidad que el gobierno persa transmite a la opinión pública. Lo cierto es que Irán no tiene derecho a enriquecer uranio. Ese derecho le corresponde a los países firmantes del TNP que cumplen las condiciones impuestas en el mismo y están sujetos a la estrecha vigilancia del OIEA. Ese derecho se lo ha negado Irán a sí mismo de forma voluntaria y unilateral al violar sistemáticamente el TNP. Ese derecho, en definitiva, le fue retirado a Irán por el Consejo de Seguridad de la ONU en el año 2006.

Por eso, cuando escuchen al régimen del ayatolá Jameneí decir que tienen derecho a desarrollar un programa nuclear pacífico, no duden que miente. Es rotundamente falso, hace más de siete años que perdieron ese derecho. Y por eso estamos tan lejos de llegar a una solución del problema. La renovada predisposición a negociar de Irán es el síntoma inequívoco de que las sanciones impuestas por la ONU, los Estados Unidos y la Unión Europea están funcionando. Relajar esas sanciones sería un grave error estratégico si antes Irán no muestras signos inequívocos e irrefutables de cooperación. Irán tiene que cumplir sus compromisos internacionales, aclarar muchas cuestiones pendientes y dejar que el OIEA haga su trabajo. El P5+1 no debería morder el anzuelo ni dejarse llevar por la euforia aparente.

  • DonNadie

    Mire, todos conocemos la historia de Israel… es muy corta. Así que, por favor: no mienta. Colonizar no es hacer “franjas de seguridad”. Es robar por la fuerza de las armas con la intención de apropiarse del territorio que no le pertenece.

    Controlar militarmente los Altos del Golán es una cosa. Quedarse con Jerusalen enterita por la cara otra muy distinta. Y querer hacerme creer que eso es una “franja de seguridad” es ridículo. ¿Usted defiende eso?

    Quedarse con territorios que no les pertenecen bajo ninguna ley excepto la del más fuerte es una canallada. Llenarlos de colonos es otra aún peor. Y llamar a eso “franja de seguridad” no tiene nombre. No intente engañarme, y dígame claramente si usted defiende la colonización de territorios invadidos de otro país y en qué se basa para defender en estos tiempos semejante tropelía.

    Que Israel tiene derecho a ser un país yo no lo pongo en duda. Que tiene derecho a defenderse tampoco lo pongo en duda. Pero la carta blanca de que disfruta gracias a EEUU para quedarse lo que le venga en gana y luego quejarse de que le atacan es de una hipocresía impresentable.

  • ellete

    Repase, de las tres guerras entre israel y los paises árabes, Wikipedia vale…. Vea usted si lo que llama poder de la fuerza no es autodefensa, y si el mantenimiento de una franja de seguridad no está justificado…

    – Al día siguiente de la Declaración de independencia del Estado de Israel en el territorio asignado por el Plan de la ONU para la partición de Palestina de 1947, los cinco estados árabes vecinos (Líbano, Siria, Transjordania, Irak y Egipto), inconformes con dicho Plan, le declararon la guerra al naciente Estado de Israel e intentaron invadirlo.
    – Durante toda la década de 1950 se sucedieron continuos ataques por parte de grupos apoyados principalmente por Egipto, lo que llevó en 1956 a Israel, tras el bloqueo egipcio del estrecho de Tirán, a firmar una alianza para un ataque conjunto a Egipto con el Reino Unido y Francia, a su vez molestos con Gamal Abdel Nasser, entonces presidente de Egipto, por la nacionalización del Canal de Suez.
    – En 1967 el líder egipcio Nasser pidió a las Naciones Unidas que retirara a los Cascos Azules de Gaza, el Sinaí, y de las islas de Tirán y Sanafir (a la entrada del Golfo de Eilat-Aqaba), solicitud que la ONU, en ese entonces presididas por U Thant, aceptó, pese a que eso significaba renunciar a su papel de interposición. Egipto movilizó 80.000 soldados en el Sinaí y ocupó las islas del golfo de Aqaba el 22 de mayo
    En los 6 días que duró la guerra, Israel conquistó la Franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén Este, la península del Sinaí y los Altos del Golán (Siria).

  • Torkan el Joven

    Hombre… A mi no me gusta nuestra constitución, pero no veo motivos en ella para arrasar España. Tampoco veo motivos en la constitución iraní para arrasarles el país, la verdad. Para tener cuidado con ellos y con lo que hacen, sobre todo si hablamos de la posibilidad de armas nucleares… pues si, francamente.

    Esta discusión no nos lleva a ninguna parte, estamos repitiendo todo el rato lo mismo con otras palabras.

  • DonNadie

    ¿Así que hay que arrasar todo país cuya constitución no nos guste?

    ¿Nos gusta la de Arabia Saudita?

  • DonNadie

    Se olvida usted, amigo mío, de que aquí el único país que se ha apoderado de territorios que no le pertenecen y los ha hecho suyos por el poder de la fuerza ha sido Israel. Y esto son hechos, no papeles.

  • Currela

    ¿Quizá por que Israel es una democracia e Irán una teocracia que ha jurado “no descansar hasta aniquilar Israel”?

  • Torkan el Joven

    El principio 4º remarca que todas las leyes y decretos civiles, penales, fiscales, económicos, administrativos, culturales, militares, políticos y otros cualesquiera deberán ser promulgados basándose en los preceptos islámicos y que tal precepto está por encima de la Constitución y sobre otras leyes y decretos.

  • Torkan el Joven

    Quizá porque en la constitución israelí no hay referencias a ninguna yihad ni intención manifiesta de dominio mundial, mientras en la constitución iraní se reconoce explicitamente el sometimiento de esta a los preceptos islámicos, de los que la guerra santa para someter al islam a todos los pueblos, por la fuerza si es necesario, es uno de ellos. Permítenos que tengamos mas prevención hacia Irán que hacia Israel, es pura supervivencia.

  • DonNadie

    Pero Irán puede retirarse del tratado cuando le dé la gana (tiene todo el derecho, como usted sabrá), por lo tanto amenazarle con llevarle sobre su población el infierno de la guerra casa mal con un problema que, según usted, se solucionaría rompiendo un papel. Parece bastante exagerado ¿no? ¿Está usted de acuerdo en que se retire del tratado y que pueda tener armas nucleares a su antojo como los demás no-firmantes del TNP?

    ¿Les podemos decir entonces a los iraníes que simplemente rompiendo un papel se acabarán esas aparentemente absurdas amenazas? Y si no es así, insisto: ¿cómo se le explica al pueblo iraní que le van a llover bombas por intentar hacer lo mismo-mismito que los israelíes?

  • Manuel Fernández

    Estimado DonNadie,

    Israel no tiene que cumplir nada de eso porque Israel no es firmante del TNP. Irán sí lo es. Por tanto, Israel no está violando nada ni incumpliendo nada en esta materia. Irán, en cambio, está violando todo lo violable.

    Saludos.

  • Torkan el Joven

    ¿Quizá por que suele haber mas atentados islamistas que sionistas? 😉

  • DonNadie

    “Irán tiene que cumplir sus compromisos internacionales, aclarar muchas cuestiones pendientes y dejar que el OIEA haga su trabajo”

    Ya. Pero Israel no tiene que cumplir nada de eso ¿verdad? Eso en mi pueblo se llama “la ley del embudo”… ¿en el de ustedes no?

    ¿Cómo se le explica a los ciudadanos iraníes que los estadounidenses y sus lameculos somos tan majos que si ellos hacen lo mismo que nuestros amiguetes israelíes a ellos les lloverán bombas mientras que a nuestros amiguetes israelíes por hacer lo mismo les regamos con billetes de los gordos?

  • Currela

    Que un país como Irán, con las reservas de crudo que tiene, con el recurso solar que tiene, venga diciendo que quiere desarrollar tecnología nuclear para fines energéticos “pacíficos” sería de chiste si no fuera por lo serio de la amenaza de que un arma caiga en manos de estos prendas.
    Esperemos que no haya un Chamberlain cualquiera por medio…

  • pvl

    El que crea que cuestiones como estas que afectan al núcleo de las relaciones de poder entre países enemigos como son Irán por un lado y USA, Israel, Arabia saudí etc por otro, se arreglan vía diplomática es un ingenuo que además sabe muy poquito de Historia: porque si algo nos ha enseñado la Historia es que los países cumplen los tratados diplomáticos y leyes internacionales SOLO cuando les conviene ó SOLO cuando otros más poderosos les obligan por la fuerza.
    Un caso reciente, clásico y trágico de lo anterior es el de la Alemania nazi de Hitler: tras firmar todos los tratados diplomáticos de paz habidos y por haber, los incumplió de manera flagrante y solo fue por medio de la fuerza como le pararon los pies. Pero la Alemania nazi solo es un ejemplo de lo que han hecho todos los países e imperios a lo largo de la Historia. En cierto sentido es algo similar a lo de espionaje: todos espían pero todos se quejan de ser espiados.