Home Economía Cosas que debería saber sobre el mercado y el precio de la electricidad.

Cosas que debería saber sobre el mercado y el precio de la electricidad.

escrito por Arturo Taibo 1 noviembre, 2013

MERCADO  ELECTRICO

1.-¿Cuántos euros supone el mercado de la electricidad en España?

En España se producen unos 300.000 millones de KWh al año que suponen unas ventas de 42.500 M€ (impuestos incluidos).

.

.

2.-¿Quienes son los participantes en el mercado de la electricidad?

De un lado las cinco grandes compañías que forman el oligopolio eléctrico, Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, HC (ahora EdP) y E.On (anteriormente Enel Viesgo)  que producen el 80 % de la electricidad. Existen además unos 300 pequeños productores y unas docenas de pequeños comercializadores.

El  transporte  es un monopolio de Red Eléctrica Española (REE).

La distribución y comercialización la realizan en un 90 % empresas distribuidoras filiales de las grandes compañías productoras.

El consumo se reparte a partes casi iguales entre domicilios particulares, comercio y turismo e industria y construcción.

POR  EMPRESASGráfico 1.- Quién produce la electricidad en España.
.

.
CONSUMOGráfico 2.- Quién consume la electricidad en España.

.

.

 

3.- El mix energético.

En España la electricidad se produce con muchas clases de energías. Las más importantes son la nuclear, la térmica de carbón, la eólica y las centrales de gas de ciclo combinado.

 

MIX ENERGETICOGráfico 3.- % de energía eléctrica producida por cada clase de energía (2012).

.

.

4.- ¿Cómo se determina el coste de la electricidad?

Se determina por la suma de estos conceptos:

a) Coste de producción.

El precio se determina mediante subastas. 5,25 céntimos de euro KWh

b) Pérdidas del sistema.

El coste de la electricidad que se pierde al ser transportada hasta los consumidores finales. 0,59 céntimos de euro KWh.

c) Coste de gestión del sistema.

Lo que cobra REE para garantizar que siempre haya la electricidad que demanda la gente en cualquier momento y en cualquier lugar de España. 0,95 céntimos por KWh.

d) Transporte y distribución.

Coste de amortización y mantenimiento de toda la red de transporte y distribución de energía desde las centrales eléctricas al consumidor final sea domicilios particulares o empresas. 2,87 céntimos de euro por KWh.

e) Primas a las energías del Régimen Especial.

3,70 céntimos de euro por KWh. Incluye primas a la energía eólica, solar, minihidráulica y biomasa (energías renovables) y a la cogeneración y quema de residuos (no renovables).

f) Pago de déficits anteriores del sistema.

0,95 céntimos de euro por KWh. La mitad corresponde sólo a los intereses de los 28.000 M€ de deuda acumulada al final de 2012.

g) Otros: moratoria nuclear, subvenciones a la energía eléctrica de las islas, interrumpibilidad, bono social y otros múltiples apartados.

0,63 céntimos de euro por KWh.

h) Impuestos.

Impuesto sobre la electricidad, 4 %, IVA, 21 %. En total 3,90 céntimos de euro KWh.

.

COMPONENTES COSTE ELECTRICIDADGráfico 4.- Costes del KWh de electricidad.

.

.

5.- ¿Por qué se produce el déficit de tarifa?

Pues porque el precio de la electricidad no cubre los gastos que hemos visto en el apartado anterior. ¿Desde cuándo hay déficit de tarifa y por qué los precios de la electricidad no cubren sus costes?

El déficit de tarifa nació desde el momento en que se liberalizó el mercado de la energía eléctrica… pero al mismo tiempo el precio siguió siendo fijado por el Estado.

En los primeros años el déficit fue provocado porque el gobierno de Aznar en su afán por contener la inflación decidió bajar los precios de la electricidad. Sin embargo los déficit de los primeros años no fueron muy elevados: entre el año 1999 y el año 2004 el déficit de tarifa fue de 1.500 M€

El déficit de tarifa se dispara a partir del año 2005 debido a la subida del precio de la energía y al aumento de las primas de las energías del Régimen Especial (R.E.).

DEFICIT  TARIFA  2000 2012Gráfico 5.- Déficit tarifa (2000-2012).

.

.

6.- ¿Cómo es posible que las compañías eléctricas tengan beneficios si existe “déficit de tarifa?

Una cosa es el resultado contable y otra es el resultado de caja. Las empresas eléctricas obtienen beneficios porque se supone que algún día cobrarán el déficit de tarifa. Pero mientras tanto ese déficit es financiado con deuda, tanto de las propias empresas como financiada por el Estado.

Pero si las eléctricas no tuvieran la garantía de que cobrarán algún día el déficit de tarifa estarían inmediatamente quebradas.

Contablemente las eléctricas tienen beneficios, pero sólo porque en sus cuentas el déficit de tarifa figura como un activo.

.

.

7.- ¿Qué es el Régimen Especial?

Es un sistema por el que un conjunto de energías reciben un trato de favor tanto a la hora de poder ser vendidas con preferencia como al de recibir unos pagos superiores a las del precio de mercado, el precio de la subasta o pool.

El régimen especial está formado por energías no renovables: la cogeneración o energía producida por empresas para su autoconsumo y las derivadas del aprovechamiento de residuos; y por energías renovables: solar (fotovoltaica y termosolar), eólica, hidráulica (minihidráulia, no grandes presas que siguen en el régimen general) y biomasa.

No todas se pagan al mismo precio. Mientras la eólica recibe una prima de 4,12 céntimos de euro el Kwh, la fotovoltaica recibe 39 céntimos de euro, la cogeneración 5,63 céntimos, la termosolar 24 céntimos, la minihidráulica 3,9 céntimos. A estas primas hay que añadir el precio de la energía del pool.

PRIMAS Y POOL 2011

                                        Gráfico 6.- Primas y precio pool de las diferentes energías del R.E.

.

PRECIO ENERGIA ELECTRICA

Gráfico 6 bis. Precio medio energía eléctrica en el pool.

PRIMAS REGIMEN ESPECIALGráfico 7.- Primas pagadas a las diferentes fuentes de energía (2010-2013) (2010-2012 datos CNE, 2013 datos hasta julio CNE, resto estimados) .

.

.

8.- Entonces ¿Son las primas de las energías del Régimen Especial las responsables del déficit de tarifa?

 Hasta el año 2007 los responsables del déficit de tarifa se reparten entre el del precio de la tarifa eléctrica fijada por el gobierno (que bajó en términos reales un 30 % entre 1996 y 2003) un 40 %, las primas del Régimen Especial  un 30 %, las subvenciones a la generación extrapeninsular un 15 %, las ayudas al carbón un 10 % y el fondo destinado a la gestión de residuos nucleares un 5 %. Hasta 2007 el déficit de tarifa acumulado era de 10.000 M€.

Sin embargo a partir de esa fecha la entrada masiva de energías del régimen especial y especialmente de la solar fotovoltaica son las responsables del 80 % del déficit de tarifa. 

En los últimos cinco años las primas del Régimen Especial supusieron más de 38.000 M€, mientras que el déficit de tarifa acumulado sólo aumentó en 20.000 M€, incluidos intereses.

En este año (2013)  sin primas no sólo no habría déficit de tarifa  y además ¡¡Se podría bajar el precio de la electricidad en un 25 %.!!

Se puede discutir lo que se quiera sobre si las primas del R.E fueron y son necesarias pero el hecho indiscutible es que si no existiesen el déficit de tarifa no existiría.

DEFICIT TARIFA VS. PRIMASGráfico 8.- Déficit tarifa vs. primas Régimen Especial vs. primas energía solar.

.

GASTOS SISTEMA vs. DEFICIT TARIFAGráfico 9.- Diversos costes de la electricidad vs. déficit tarifa (2012).

.

.

9.- ¿Son necesarias las primas del Régimen Especial?

Si la pregunta es que si nos podríamos abastecer de energía eléctrica sin las energías del Régimen Especial y sus primas, la respuesta es sí. Tenemos centrales de gas de ciclo combinado practicamente paradas que podrían sustituir la energía que producen las energías del Régimen Especial. O se podrían haber construido más centrales nucleares o térmicas de carbón.

El presidente de Iberdorla ha dicho recientemente que eliminando las primas a la energía solar se podría bajar la luz un 10 %. Y es simplemente la verdad. Este año se van a pagar más de 4.000 M€ en primas a la energía solar (fotovoltaica y termosolar), la misma energía podría haberse generado en centrales de ciclo combinado de gas (¡que ya están construidas!) por unos 500 M€. Ahorro: 3.500 M€, 4.235 M€ si añadimos el IVA.

Si la pregunta es que si lo invertido en las energías del Régimen Especial merece la pena la cosa se complica. Diferenciemos primero entre sistemas de producción maduros e inmaduros.

El que algo pueda producirse no necesariamente quiere decir que deba producirse. Cualquier cosa, desde la energía eléctrica hasta una verdura, puede producirse a un coste que razonablemente será aceptado por el mercado o a un coste exageradamente caro.

Muchas veces una cosa, en este caso la energía eléctrica, puede producirse a un precio muy elevado, muy por encima del de mercado. Cuando una tecnología es viable desde el punto de vista técnico pero inviable desde el punto de vista económico puesto que su coste es mucho más elevado que el de mercado, de esa tecnología se dice que es inmadura.

El corolario lógico es que nunca debe utilizarse una tecnología inmadura para la producción masiva. Pues bien lo que ha sucedido en España es que se ha permitido (¡¡y todavía se permite!!) utilizar energías inmaduras para producir masivamente energía eléctrica. Una auténtica burrada.

Los que defienden que España, por el simple hecho de que tiene muchas horas de sol, debe de utilizar la energía solar olvidan lo anterior.

¿Debería haberse implantado el Régimen Especial y sus primas? No, no en los términos en que se hizo. En algunos casos como la energía eólica y a pesar de no ser una energía plenamente competitiva, sí tendría sentido su uso atendiendo a cuestiones como la menor contaminación, la posibilidad de exportar tecnología o la disminución de la dependencia energética. Pero en otros como la energía solar, la inmadurez, es decir el elevado coste, era tal, que nunca se debieron primar.

Recordemos que ninguna de estas tecnologías podrían haber sido utilizadas comercialmente sin las primas, es decir sin las subvenciones, que se otorgaron.

.

.

10.- ¿Debería España haber renunciado a la energía solar y a ser una potencia en energías renovables?

El problema es que se han mezclado dos cosas. Si hubiéramos querido ser líderes en renovables, incluida la energía solar, lo que deberíamos haber hecho es invertir en investigación y desarrollo y cuando tuviéramos tecnología, y sólo cuando tuviéramos tecnología más o menos madura, es decir competitiva, haber primado e invertido en producción. De ese modo, dedicando a investigación y desarrollo parte de los miles de millones que se han dedicado a producción, seríamos líderes y nos habríamos ahorrado un montón de dinero. Pero es que además parte de los millones dedicados a producción ni siquiera se han gastado en España puesto que se importaron muchas placas fotovoltaicas.

El sistema como se montó solo benefició a los que cobraron las primas y a los que construyeron y colocaron las placas fotovoltaicas, las centrales termosolares y el resto de las energías del Régimen Especial. España no salió beneficiada ni tecnológicamente ni económicamente. Con muchísimo menos dinero se podría haber conseguido el mismo o mayor desarrollo tecnológico y la misma energía.

Otros beneficiados del invento fueron las eléctricas convencionales como Iberdrola que “apostaron” por la eólica, las empresas fabricantes de aerogeneradores como Gamesa (aunque luego sus accionistas se arruinaron) y la banca que financió el invento. Los perdedores los de siempre: consumidores y pequeñas empresas.

No es una cuestión de estar en contra de las energías renovables (o de la cogeneración) sino en que el sistema que se usó era absolutamente ineficiente, vamos, un despilfarro.

Si se hubiera esperado unos años ahora podríamos primar la energía solar con unas primas la cuarta parte de la que lo estamos primando, puesto que ahora la placas fotovoltaicas son ahora mucho más baratas. Produciríamos con energía fotovoltaica lo mismo y nos ahorraríamos unos 3.500 M€ al año.

Aunque en mi opinión ninguna, ninguna, de las energías del Régimen Especial, es apta (todavía) para su explotación comercial. Pagar el doble por la energía no tiene justificación. No debería de invertirse en producción hasta conseguir unos costes mucho más competitivos.

PRIMAS POR CLASE ENERGIAGráfico 10.- Dinero recibido por cada energía del total de las primas.Las energías no renovables del R.E. recibieron el 27,4 % del dinero, las renovables el 72,6 %.

.

ENERGIAS NO RENOVABLES R.E.Gráfico 11.- La mayoría del dinero recibido por las energías no renovables del R.E. fue a la cogeneración.

.

ENERGIAS RENOVABLES R.E.Gráfico 12.- En el campo de las renovables la mayor parte del dinero va a la energía solar (fotovoltaica y termosolar).

.

.

11.- ¿Existen los beneficios caídos del cielo?

El precio de la energía en el mercado mayorista se fija mediante una subasta en el que el precio lo fija el último MWh en entrar en el mercado. El precio de este último MWh es el más caro de los que ofrecen las compañías eléctricas de generación y el más barato de los que demandan las compañías comercializadoras (entre los que se casan en la subasta).

Los críticos con este sistema dicen que es injusto puesto que todos los MWh se acaban pagando al precio más alto ofertado por las eléctricas (de los que aceptan la demanda) y por tanto obtienen unos beneficios muy elevados.

Y esos beneficios son especialmente elevados en el caso de las energías hidroeléctricas y nuclear que, según estos críticos, ya están amortizadas, en definitiva que:

los precios que se pagan por la energía nuclear e hidráulica en el mercado lo establecen las tecnologías más caras (ciclos combinados y centrales térmicas). Esto produce beneficios fuera de lo normal: windfall profits”

Sin embargo esto no es así porque lo que determina el precio de la subasta no es el coste total sino el coste marginal es decir el coste de producir la última unidad… y a veces ni eso porque  la electricidad nuclear, la hidroeléctrica y las del Régimen Especial (renovables, cogeneración y residuos) entran a precio cero.

Todo bien tiene tres clases de costes:

a) Costes fijos a largo plazo. Son aquellos que son invariables independientemente de la cantidad de bienes que produzca la empresa.

b) Costes fijos a corto y medio plazo. Son aquellos que no varían inmediatamente dependiendo de la cantidad de bienes que se produzcan, pero que a corto y medio plazo sí cambian.

c) Costes variables. Son los que cambian de una manera inmediata con la producción.

El coste variable es el coste marginal.

El coste medio es la media de los costes marginales de cada unidad de producción y la parte proporcional de los costes fijos a largo, medio y corto plazo de cada unidad que se produzca.

Es evidente que si una empresa vende sus productos a un precio igual al coste marginal pierde dinero puesto que no cubre sus costes fijos. ¿Por qué se plantea entonces que se puedan vender los bienes a su coste marginal?

La razón es que la inversión de una empresa en costes fijos puede no ser recuperable enteramente y siempre es mejor vender a un precio ligeramente por encima del coste marginal y recuperar parte de los costes fijos que no producir y no recuperar nada.

Sin embargo también es evidente que si una empresa está mucho tiempo vendiendo por debajo del coste medio acaba en la quiebra.

La conclusión es que aunque la demanda de un bien sea lo suficientemente baja para mantener un tiempo el precio por debajo del precio medio, eso no es viable a largo plazo. Si una empresa quiere tener beneficios su precio de venta debe de estar consistentemente por encima del coste medio.

Pero qué pasa cuando se puede producir parte de la producción con una tecnología más barata que la otra parte ¿Se debe vender al coste marginal o al medio de cada tecnología?

El objetivo de toda empresa es obtener beneficios. Vendiendo por debajo del coste marginal se pierde dinero de forma sistemática, así que ninguna empresa va a vender por debajo del coste marginal. ¿Pero por qué no vender cada KWh al precio medio de cada tecnología? Pues porque el consumidor no diferencia entre un KWh producido por una nuclear o por una termosolar, del mismo modo que no diferencia entre el trigo de una tierra más fértil que el de otra menos fértil.

Los que producen energía o trigo por el método más eficiente tendrán más beneficios y al mismo tiempo los de métodos menos eficientes ganarán por lo menos lo suficiente para abastecer a la gente. El sistema de mercado consigue los objetivos de premiar a los más eficientes con mayores beneficios y al mismo tiempo abastecer a toda la demanda al menor precio. 

Todos los productos se venden, al menos, por encima del coste marginal de la última unidad vendida, lo que sucede en el mercado eléctrico no se una excepción ni una rareza ni produce ningún beneficio extraordinario, es lo que sucede en todos los mercados de todos los productos en todo el mundo.

Vender por encima del coste marginal no garantiza los beneficios. Si el precio de venta es inferior al coste medio se pierde dinero. En este sentido los que critican el sistema de subasta del mercado de la energía eléctrica no tienen en cuenta que:

a) Ni las centrales nucleares ni las hidroeléctricas están amortizadas como ellos dicen. El que haya pasado mucho tiempo desde que se se ha construido una instalación no quiere decir que se haya amortizado contablemente. Las centrales nucleares no estarán amortizadas hasta dentro de once años (periodo de amortización de 40 años) y las centrales hidroeléctricas (periodo de amortización de 75 años) hasta dentro de veintitrés!!

b) Las centrales hidroeléctricas y nucleares además de costes fijos a largo plazo, el coste de la instalación en sí, tienen costes fijos a medio y corto plazo. Las centrales hidroeléctricas tienen que cambiar todo su grupo electromecánico cada, al menos, 30 años. Entre el año 2005 y 2010 las compañías eléctricas invirtieron más de 1.600 M€ en mejoras y mantenimiento de las centrales nucleares y además estas centrales tienen costes de operación y de combustible.

c) El precio de mercado, basado en el coste marginal, permite incentivar a las energías más baratas en cada momento. Si se pone un precio diferente a cada sistema de producción en función de su coste marginal sucederán dos cosas: se producirá con sistemas ineficientes a unos costes elevados y los ingresos no cubrirán el coste medio. Al final se producirá desabastecimiento.

Los defensores de las energías del Régimen Especial, y en especial los de la solar, tienen un curioso sistema de enfocar el sistema de precios del mercado de la electricidad. Para ellos su energía debe de ser pagada a sus costes medios, mientras que la de los demás, la nuclear y la hidroeléctrica, debe ser… ¡regalada! Aunque claro con ese sistema ni se paga la energía al precio más barato ni se garantiza el suministro.

Si las compañías eléctricas regalasen  la energía nuclear e hidroeléctrica que producen el consumidor ahorraría  unos 3.750 M€  al año, las primas a las energías del Régimen Especial son de 10.800 M€ al año y sólo las de la solar son de 4.200 M€!!. Aunque claro si las compañías eléctricas tuvieran que regalar la energía hidroeléctrica y la nuclear en el momento que tuvieran alguna avería o hubiese que cargar los reactores nucleares con uranio se produciría un desabastecimiento brutal.

Es también curioso que se pida que se regale la energía hidroeléctrica mientras que se piden primas de 100 €/MWh para le energía minihidroeléctrica.

Solo cabe preguntarse si dado que los defensores del R.E quieren que la electricidad se pague de manera diferente dependiendo de su fuente de generación también estarían dispuestos a que se cobrase al consumidor de manera diferente.

¿Qué ocurriría si al consumidor se le ofreciese energía nuclear a 0 €/KWh y energía solar a 0,44 €/KWh? ¿Cuál elegiría?

.

.

12.- ¿Son elevados los beneficios de las compañías eléctricas?   ¿Por qué es tan cara la electricidad?

Los beneficios de las cinco grandes empresas de electricidad (Endesa, Iberdrola, Union Fenosa, E.ON y HC-EdP) y los de REE son de unos 5.000 M€ al año, que se quedan en 4.000 M€ al año después de pagar impuestos. Es decir tienen un margen comercial del 15 %.

Si nos fijamos en el capital, el beneficio de las compañías eléctricas es de un 6 % del capital invertido. El inmovilizado material de las cinco grandes compañías de producción es de 65.000 M€ y sus beneficios de 4.000 M€, desde luego no es un gran negocio (y no hay más que ver su cotización en Bolsa).

Es curioso que, mientras que las grandes compañías eléctricas ganan un 6 % de su inmovilizado al año, se ofreciera a los huertos solares “rendimientos garantizados por encima del 10 %”. Parece que lo que para unos son grandes beneficios para otros no eran  ni son suficientes.

¿Por qué debe un pequeño o mediano accionista de una gran compañía eléctrica ganar menos que el dueño de un patatal sobre el que ha puesto placas fotovoltaicas?

En cuanto a los salarios de los consejos de administración aunque a la gente le puedan parecer muy elevados, por ejemplo el del consejo de administración de Iberdrola es de 14 millones al año (de los que se pagarán de impuestos unos 4 millones), no son especialmente relevantes en cuanto al coste total de la electricidad ni a los beneficios de las compañías.

En cuanto a si la electricidad es cara, si establecemos comparativas, es muy cara si nos comparamos con Francia, donde el 75 % de la producción es nuclear, y es relativamente barata si la comparamos con Dinamarca donde también las renovables tienen un peso muy importante.

PRECIOS ELECTRICIDAD EUROPAGráfico 13.- Precios electricidad en diferentes países de la UE.

.

.

13.- ¿Cobran por el sol las compañías eléctricas?

Nadie obliga a los defensores del autoconsumo a engancharse a la red. Sin embargo no hay que ser muy inteligentes para saber que de noche no hay sol y que en invierno el sol luce menos horas.

Las compañías eléctricas en cambio están obligadas a suministrar tanta energía como se demande, allí donde se demande, e independientemente la época del año y del tiempo que haga.

Pero esperen que los del autoconsumo además quieren verter a la red la energía que les sobre cuando no la puedan consumir …y que se les pague por ella.

¿Sólo a mi me parece un trato un poco desigual?

Si las compañías eléctricas pudiesen negarse a suministrar energía a quienes no hiciesen un determinado consumo entonces no habría problema, pero la cuestión es que no pueden hacerlo.

En definitiva lo que quieren hacer los defensores del autoconsumo es lo mismo que hacían los defensores de las energías del R.E en el caso de los precios: cargar las ineficiencias de su método de producción a los sistemas más eficientes.

Los defensores del autoconsumo quieren que la ineficiencia de sus sistema, al ser incapaz de garantizar el suministro durante todo el año, la paguen las compañías eléctricas poniendo sus centrales eléctricas y sus redes de transporte, distribución y comercialización al servicio de los autoconsumidores cuando su suministro falle.

Se argumenta que también los restaurantes están abiertos todos los días y que la gente va a ellos cuando no quiere comer en casa. Sin embargo la analogía oculta el hecho que las compañías eléctricas han construido todo su sistema de producción, transporte, distribución y comercialización pensando en un consumo constante y no en un consumo que sustituye al autoconsumo.

Si las compañías tienen que suministrar en modo “sustitución al autoconsumo” tendrán que elevar sus precios porque si no entrarán en pérdidas al tener que tener paradas instalaciones que han valido miles de millones de euros cuando el autoconsumidor no demande su energía. Como las compañías eléctricas son compañías privadas no pueden perder dinero  y como además están obligadas a prestar suministro  su única opción es subir los precios a los autoconsumidores.

Es muy bonito decir a la compañía eléctrica: “Eh, téngame preparada una central de ciclo combinado con el contrato de gas asegurado y toda la red de transporte y distribución por si mañana amanece nublado.”  Pero luego esos lujos hay que pagarlos.

Por supuesto que se podría nacionalizar otra vez todo el sector eléctrico y así no importarían las ineficiencias ni las pérdidas… aunque claro las ineficiencias y las pérdidas sí importan lo que pasa es que con un sector nacionalizado las pérdidas se pagarían con más impuestos.

En una cosa tienen razón los defensores del autoconsumo: harían tambalear el modelo de negocio de las compañías eléctricas. Aunque cabe preguntarse ¿qué ocurriría cuando las compañías eléctricas no pudiesen invertir más en su modelo de negocio y  llegue un día nublado en invierno? Se lo digo yo: el sistema se caería y el país se paralizaría.

.

.

14.- Pero ¿La bajada en el precio de la subasta de la electricidad que producen las energías renovables al entrar a precio 0 € no compensa el coste de las primas?

Este es el argumento más importante que plantean los defensores de las primas. Pero para empezar se mezclan dos conceptos diferentes: el coste real de la energía y el precio que se paga por ella. Como dije más arriba el precio de la subasta no tiene nada que ver con el coste de producción real de la energía.

Las energías renovables pueden bajar lo que se quiera el precio de la subasta, llegando la energía a costar 0 €, pero eso no influye en absoluto en el coste. Lo que ocurrirá es que si el precio de la subasta no cubre el coste medio de una manera consistente al final nadie va a invertir en generación y entonces podemos encontrarnos con una paradoja: que el precio de la subasta sea 0 € pero que toda la energía recibirá prima y acabaremos pagando el MWh a 150 €… cuando el coste de haberla generado por medios convencionales habría estado en 50 € o menos.

Pero ¿Se sabe realmente lo que han bajado los precios del pool las energías renovables? ¿Ha compensado esta rebaja el coste de las primas?

Si tomamos los últimos cuatro años la bajada de precios debería de haber sido de 30 €/MWh, es decir la energía debería de haberse vendido (sin la participación de las renovables) a 80 €/MWh de media.

Pero si no existiesen renovables a coste 0 € y el precio fuese de 80 €/Mwh los beneficios de las eléctricas habrían subido en 7.500 M€, es decir !!! habrían aumentado en un 187 %!!!

Y aquí está la cuestión de fondo: si el precio sin renovables fuese el que dicen que sería los defensores de las primas, entonces las compañías eléctricas pasarían de tener unos resultados mediocres a tener unos beneficios impresionantes: de un rendimiento del 6 % sobre los activos inmovilizados pasarían al 17 %!!! Los beneficios de las eléctricas pasarían de 4.000 M€ a 11.500 M€ !! (y el Estado pasaría de recaudar 1.000 M€ de impuesto de sociedades a 3.000 M€, se entra así en un círculo vicioso: cuanto mas hayan bajado las renovables el precio de la energía menos recaudará el Estado de impuesto de sociedades y por tanto sería necesaria una bajada aún mayor)

Es más, para que la bajada del precio producida por la entrada de renovables compensase las primas y la menor recaudación fiscal y teniendo en cuenta que el año 2013 las primas van a ser de unos 10.800 M€, el precio de la energía debería de haber sido de ¡¡¡110 €/MWh!! y eso es imposible en un país con 46.000 MW instalados sólo de nuclear y térmicas convencionales, quitando toda la energía del régimen especial y sin la energía hidroeléctrica (otros 17.000 MW), y donde el máximo histórico de demanda horario ha estado en  45.000 MW y el máximo de consumo diario en  900 GWh.

Es imposible porque estimando una potencia un 20 % superior a lo máximo demandado (45.000 MW) tendríamos una necesidad de 54.000 MW instalados y resulta que entre nucleares, térmicas de carbón, ciclos combinados y gran hidroeléctrica…  ¡¡¡Tenemos ya instalados 62.000 MW!!!

Se podría abastecer el día de mayor demanda energética sin energías del régimen especial, sin centrales de fuel (que son las de coste marginal más alto) y con el 27 % del resto de la potencia parada.

Se podría abastecer el día de mayor demanda energética con la nuclear, la mitad de la hidroeléctrica, el 80 % de los ciclos combinados y el 60 % de las térmicas de carbón.

En la hora de mayor demanda del año 2012 (13 de febrero de 20 a 21 horas) el 60 % de los ciclos combinados estaban parados!!!, el 30 % de las térmicas de carbón estaban paradas!! el 75 % de la hidroeléctrica estaba parada!! y para colmo las centrales solares termoeléctricas sólo aportaron el 0,6 % de la demanda, la solar fotovoltaica un día de invierno a las 20 horas , pues claro: el 0 %.

Otro dato: el año 2012 las centrales de ciclo combinado estuvieron paradas más del 80 % del tiempo!!! Hubiera bastado con que 12 GW de los 20 GW de potencia de ciclo combinado que estuvieron parados se hubieran puesto en funcionamiento para sustituir toda la electricidad que produjeron las energías del Regimen Especial.

Con esa sobrecapacidad de producción y además en una energía con costes marginales bajos y con una operación muy flexible como las centrales de ciclo combinado decir que los precios se van a doblar si desaparecen las energías del régimen especial es engañar a la gente.

Pero ¿Qué pasa si los precios subiesen como dicen los defensores de las renovables y la generación de electricidad se convierte en un gran negocio?

Porque para que la bajada de precios compensase a las primas y la menor recaudación fiscal los beneficios de las eléctricas deberían de haber sido de 19.000 M€ !!!

Pasaría que con unos márgenes que pasarían del 14 % al 35 %  las eléctricas se matarían por meter su energía en la subasta y los precios bajarían en picado.  Otro dato: la rentabilidad sobre inversión  en inmovilizado menos el rendimiento de los bonos del tesoro pasaría del 2 % al 25 %. 

De nada sirven unas curvas de oferta y demanda que se generan bajo unas condiciones de rentabilidad y de expectativas de precios si luego esas condiciones y expectativas cambian radicalmente. El único valor que se debe de tener en cuenta de una curva de oferta o de demanda es el del precio, es decir donde se cruzan las dos curvas, es decir donde la oferta y la demanda se hacen oferta y demanda “reveladas”.

En definitiva la presunción de los defensores de las renovables es que la subida del precio de la energía en la subasta provocada por una hipotética desaparición de las primas no provocaría ninguna reacción en el mercado. Lo de sostener que el mercado funcionará cuando nos interese pero que no funcionará cuando no nos interese es la típica falacia de la ley del embudo. Una ley del embudo que los defensores de las primas utilizan para quedarse con los pros que les interesan y olvidarse de los contras que no les interesan.

Pero existe otro fallo en este argumento del descenso del precio de la subasta: no todas las energías del Régimen Especial son remuneradas con las mismas primas ni tienen la misma incidencia en la producción total de la energía. Los defensores de la energía fotovoltaica y termosolar pretenden que todas las energías del R. E. son homogéneas pero eso es falso.

Como vimos antes la energía fotovoltaica es la que recibe más primas por KWh, un 800 % más que la eólica por ejemplo. Además la energía fotovoltaica apenas aporta un 4 % del consumo total mientras que la eólica supone más del 20 %.

El 40 % de las primas del Régimen Especial, y que servirían para eliminar el déficit de tarifa o reducir un 10 % el precio de la electricidad, lo genera la energía solar y termosolar que sólo producen el 15 % de la electricidad del Régimen Especial y un 5 % de toda la energía eléctrica.

Si  eliminando  todas la energías del Régimen Especial (que suponen el 35 % de toda la energía eléctrica) no se va a producir el cataclismo de precios que dicen sus defensores (habida cuenta del exceso de capacidad instalado) pensar que eliminando la fotovoltaica y la termosolar que solo producen un 5 % de la energía eléctrica total el precio de la energía se va a doblar es absurdo. Para comprobarlo solo hay que ver que toda la energía fotovoltaica y termosolar que se producen en España podría ser producida por el 20 % del parque de ciclos combinados (el 80 % del cual está parado). Y a un coste marginal de  33 €/MWh.

¿Cómo se puede pretender que sin renovables el precio de la energía va a ser de 80, 90 o 110 €/MWh cuando hay de sobra de capacidad  de producción ya instalada y a precios marginales de menos de 40 €/MWh?

.

.

15.- ¿Pero no compensa la generación de empleo, el mayor pago de impuestos y la disminución de la dependencia exterior el coste de las primas?

Aquí se repite la ley del embudo y de un modo aún más chusco. Los defensores de la renovables dicen que entre lo que pagan de impuestos y lo que contribuyen a disminuir el déficit exterior compensan las primas que reciben.

El problema es que todas las empresas pagan impuestos, las compañías eléctricas sin ir mas lejos pagan más de 1.000 M€ de impuesto de sociedades, si todas las empresas pidiesen unas primas por los impuestos que pagan no se cómo iban a cobrar los médicos de la sanidad pública.

Otro problema es que el coste de las primas disminuye los beneficios de las empresas y los ingresos netos de las personas, disminuyendo la demanda y creando paro en otros sectores.

Y finalmente ¿De qué nos sirve reducir la compra de gas en el extranjero en 3.000 M€ si luego nuestras empresas tienen el lastre de una energía eléctrica carisima a la hora de exportar? ¿No sería más fácil exportar en lo que tenemos ventaja competitiva que empeñarnos en producir algo para lo que somos ineficientes?

Pero si el rollo de la autarquía ya lo inventó Franco hace 60 años y fracasó. Además puestos a ser autárquicos ¿Por qué no se utiliza el fracking? ¿Por que en USA hay miles de pozos de fracking sin consecuencia ambientales y el precio del gas ha bajado a la mitad y en España no podemos hacerlo?

Uno de las mejores maneras en Economía para ver si una medida tiene sentido es hacerla general. Si primar a las energías renovables tiene sentido entonces pongámonos a primar a todos los negocios, primemos a todas las empresas de España, con unos 500.000 M€,  y veamos qué pasa. Ah! Que no se puede porque entonces ni aunque el Estado no pagase nada, pero nada, no habría dinero suficiente. Pero aquí es donde aparece (¡otra vez!) la ley del embudo y se encuentran toda clase de excusas para justificar que las primas son necesarias en mi industria pero en el resto no. ¿Recuerdan el conflicto de la minería del carbón? Los mineros también encontraban toda clase de excusas para justificar que se siguiesen enterrando millones para producir carbón.

No hay sector afectado por la crisis y los eres que no encuentre justificación para que los primen y así sobrevivir, aunque claro los de las energías verdes han encontrado quien les escuche en los medios de comunicación y en los políticos.

.

.

15.- ¿Qué se ha hecho mal? ¿Se pueden bajar las tarifas eléctricas?

Lo que se ha hecho ha sido engañar a la gente. Se han utilizado palabras muy bonitas, que suenan muy bien: energías verdes, limpias, renovables, sostenibles, lideres mundiales, apuesta de futuro… pero se ha ocultado a la gente el precio.

Si se hubiera celebrado un debate público minimamente serio y la gente estuviera informada ¿qué habría elegido?

Los políticos y los periodistas (la mayoría) han dejado a un lado el tema del precio y de esa manera la gente ha sido engañada. Los grandes medios de comunicación han actuado de un modo inmoral al ocultar información y  dar sólo los datos que beneficiaban a una idea política previa.

El mercado de la energía no es un mercado liberalizado: el 70 % del precio depende de decisiones políticas e impuestos. Y las decisiones políticas se han tomado al margen de las cuestiones económicas.

Se ha fomentado la instalación de placas fotovoltaicas y aerogeneradores ineficientes y de plantas de ciclo combinado que luego están paradas el 80 % del tiempo. Se ha creado un sistema de generación sobredimensionado y absurdo.

Se ha apostado por un modelo de energías inmaduras comercialmente y de centrales de ciclo combinado de respaldo y la apuesta ha tenido un resultado desastroso.

Pero dicho todo lo anterior, lo hecho hecho está. Aunque se han reducido en parte las primas lo que no se puede hacer es eludir un compromiso y una ley. Tendremos que pagar las primas de las renovables durante los próximos 25 años con un coste que estará en torno a los 200.000 M€ (entre cuatro y cinco veces lo que ha costado el rescate bancario).

Y ¿qué hacer a partir de ahora?

El caso es que tenemos potencia instalada para dar y tomar y por tanto no se deberían aprobar nuevas instalaciones en el régimen especial, es decir con primas. Si alguien quiere construir nuevos MW de instalaciones solares, eólicas, cogeneración o lo que sea pero cobrando a precio de mercado pues adelante, pero me da que en esas condiciones no se va a instalar ni un KW nuevo.

Hasta dentro de 10 años (si no se renueva los permisos para las centrales nucleares ya instaladas) no tendremos necesidad de instalar más MW y si se renuevan los permiso de las nucleares por otros 20 años (como se ha hecho en USA) entonces hasta la década de los 20 no se necesitarán nuevos MW.

Tenemos entre 10 y 15 años (alguno años menos si tenemos en cuenta el tiempo que se tarda en conseguir permisos, financiación y construir las nuevas centrales de energía) para hacer un debate serio sobre lo que queremos para el futuro en el sector energético. Hay muchas cosas que plantear: ¿Nuevas nucleares como la de Okilouto o Flamamville? ¿Se habrán abaratado las placas solares lo suficiente como para ser competitivas? ¿Eólicas offshore? ¿Fracking? ¿Coches eléctricos? ¿Coches de hidrógeno? ¿Baterías de grafeno?

En 25 años tendremos que renovar todo nuestro parque de generación eléctrica (excepto en parte las centrales hidroeléctricas).

Dependiendo del desarrollo del coche eléctrico serán necesarios entre 45.000 y 50.000 MW de potencia instalada y un gasto que dependiendo de la tecnología estará entre los 50.000 y 250.000 M€. Esperemos que las decisiones se tomen de acuerdo a la lógica económica o que si no se hace, como se ha hecho en los últimos años, se diga a la gente lo que va a costar la broma.

.

ANTIGUEDAD CENTRALES NUCLEARESGráfico 14.- Las centrales nucleares dejarán de funcionar a mediados de la década de los 20. Los nuevos impuestos para financiar el déficit de tarifa hacen inviable su continuidad al no poder recuperar los costes necesarios para remodelar las centrales para mantener las licencias de operatividad.

.

.

FIN INSTALACIONES  ELECTRICASGráfico 15.-
Las exigencias ambientales de la UE y los impuestos para financiar el déficit de tarifa harán inviables las centrales térmicas de carbón en dos o tres años. En 2030 todo el parque de generación convencional (nuclear, carbón y gas) y que generan el 60 % de la energía desaparecerá.

Fuentes:

Primas energías Régimen Especial (Comisión Nacional de la Energía)

Producción y fuentes de la electricidad.