Home Derecho La culpa es nuestra.

La culpa es nuestra.

escrito por Arturo Taibo 16 septiembre, 2013

La misión de la Política y de los políticos es convencer a la gente de que pueden solucionar sus problemas mediante las leyes y luego aplicarlas.
Aunque evidentemente no mediante leyes que garanticen la libertad, porque entonces la actividad de los políticos acabaría rápidamente.

Es evidente que un sistema de Libre Mercado tiene fallos y errores. La Política puede ser un buen medio de corregirlos. Pero dentro de unos límites puesto que la Política y los políticos también cometen errores.

Pero los políticos no están interesados en una acción limitada de la Política, ni siquiera tienen como objetivo la solución de los problemas. Los políticos están más interesados en crear tensión. Por lo menos los malos políticos, que son casi todos en España.

 

DISCUSION

 

Problemas.

Los políticos sobreviven de ofrecer a la gente soluciones a sus problemas. Pero muchos de los problemas los han creado los políticos, otros son inexistentes y desde luego nunca solucionan los que pretenden solucionar.

(En España) los políticos de todos los colores llevan prometiendo que acabarán con el paro desde hace más de 30 años… tenemos la tasa de paro más alta de la OCDE. En algunas comunidades autónomas el paro es de más del 30 %, pero los políticos siguen prometiendo lo mismo y gastando miles de millones de euros.

Pero además de no solucionar el problema del paro y la pobreza (que es lo que importa) los políticos se dedican a fomentar toda clase de problemas… a los que luego ofrecen soluciones que nunca solucionan nada. Veamos algunos “problemas” y su realidad:

Desigualdad, los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres, fomentar el “odio al rico”.

Pero resulta que:
Tenemos una de las presiones fiscales más altas del mundo. El Estado ya dispone de decenas de miles de millones de euros con que solucionar el problema. Es falso que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres más pobres.

Si hay un problema es el de cómo es posible que el Estado con la cantidad de dinero que recauda no sea capaz de acabar con la pobreza.

 

Hombres contra mujeres (y viceversa). Vivimos en una sociedad machista. Decenas de mujeres mueren cada año víctimas de sus parejas, otras miles sufren abusos. Las mujeres padecen un “techo de cristal” que les impide acceder a los altos cargos en las empresas.

 

Pero resulta que:

El Estado ya gasta millones en el tema. Las leyes no discriminan a las mujeres, en cambio sí discriminan a los hombres. La igualdad ante la ley y en la sociedad no necesariamente va acompañada de igualdad en los resultados. Se debería aceptar algo tan elemental como que los hombres y las mujeres no son iguales.

El 99 % de los hombres no maltrata a su pareja, la mayoría la quiere y la apoya, también hay mujeres que maltratan e incluso matan a su pareja. No tiene sentido hacer una causa general contra los hombres por ese 1 % violento, términos como “violencia machista” son simplemente repugnantes e incitan al odio.

La pobreza y la falta de educación son un factor fundamental en el maltrato en la pareja, nuevamente ¿Qué hace el Estado con la cantidad de dinero que recauda?

 

Austeridad vs crecimiento o estímulo. Las políticas de austeridad maltratan e incluso matan a las personas. El Estado del bienestar está siendo desmantelado y/o privatizado.

 

Pero resulta que:

A pesar de las protestas de determinados grupos de presión, fundamentalmente funcionarios, la pretendida austeridad es falsa. Los gastos públicos en educación o sanidad por persona son los mismos o superiores que al principio de la burbuja. Los gastos en pensiones y subsidios a los parados se han disparado en los últimos diez años.

Las políticas de estímulo ya han sido probadas (Plan E) y sus resultados han sido mínimos y temporales, al final lo único que tuvimos y tenemos es más déficit, más deuda y más intereses que pagar.

 

Nacionalismos. Madrid nos roba. Derecho a la autodeterminación.

Pero resulta que: una disolución de la Nación y del Estado español no mejoraría el nivel de vida de ninguna comunidad autónoma. Las relaciones entre las diversas comunidades autónomas son tan estrechas que una ruptura sólo produciría daños a todas las partes.

Las autonomías tienen poderes amplísimos y gastan decenas de miles de millones de euros, pero está claro que a los políticos nacionalistas nunca les ha interesado la autonomía sino como manera de llegar a la independencia.

 

Pensionistas. Las pensiones están en peligro.

Pero resulta que:

El sistema de pensiones defendido por la mayoría de los políticos era insostenible desde el momento en que para que funcionase era necesario que, de media, cada mujer tuviese tres hijos o que todo el mundo se muriese a los 75 años. Y eso no sucede desde hace más de 40 años.

 

 

Ecología, cambio climático. Estamos destruyendo el planeta.

Pero resulta que:
Las materias primas no se agotan, la Tierra no se calienta desde hace 16 años, poco podemos hacer para que los países más contaminantes del mundo dejen de hacerlo. ¿Puede un político español hacer que China reduzca sus niveles de contaminación?.

La industria ofrece productos cada vez menos contaminantes.

 

Deslocalización, las empresas cierran para irse a países con mano de obra más barata, nos quedaremos sin industria, la culpa del paro es de la importación de productos de China, Vietnam, Bangladesh.

 

Pero resulta que:

España también exporta, ¿Cree alguien que podríamos limitar las importaciones sin que los demás países nos cerrasen sus mercados a nuestros productos? Si producimos aquí con mayores costes los precios serán mayores y nos empobreceremos, ¿De verdad alguien cree que volver a la autarquía de los años 40 y 50 del siglo pasado nos haría más ricos?

 

Guerracivilismo. Hay un peligro de vuelta al fascismo. Hay que rehabilitar la República y a los republicanos. Dividir a los ciudadanos en rojos/republicanos/demócratas y azules/franquistas/fascistas.

Pero resulta que:

A la mayoría de los españoles el tema le resulta indiferente. No existe ninguna amenaza fascista. La gente que participó en la Guerra Civil e incluso en la posguerra (1939 – 1959) o está muerta o tiene ya más de 70 años. De hecho la mayoría de los españoles tenían menos de 15 años cuando murió Franco.

Utilizar una guerra lejana y fraticida en la que ambos bandos cometieron atrocidades para dividir a los españoles es algo miserable.

 

Fumadores contra no fumadores. El tabaco mata, hay que proteger a la gente y prohibir su consumo en todas partes.

Pero resulta que:

El tabaco, como las demás drogas legales y no legales, mata, pero eso lo sabe todo el mundo y lo ponen bien claro en las cajetillas. Pero como droga legal, y todas las drogas deberían serlo, la gente puede consumirla bajo su propia responsabilidad.

La solución del problema del fumador pasivo es muy sencilla: libertad. Los propietarios de los establecimientos deben decidir si se puede fumar o no en sus tiendas. Es evidente que la mayoría de ellos decidirán prohibir fumar en sus tiendas: alimentación, artículos de limpieza, ropa, zapatos, libros, joyas, ópticas, dentistas, seguros, viajes, electrodomésticos, informática, herramientas, muebles, bricolage… en todos esos sitios por higiene, seguridad y por no perder clientes lo más probable es que los dueños prohíban fumar sin que sea necesario ninguna ley.

Pero en casos como un bar o un casino es más probable que haya empresarios que opten por dejar fumar o por establecer sitios para fumadores y no fumadores. La pretensión de los antitabaco de prohibir fumar en todas partes va contra la libertad de la gente. Nadie les obliga a ir a un casino o a un bar donde se permite fumar. Es normal que en un edificio público (del Estado), donde la gente tiene necesariamente que entrar, se prohíba fumar para no dañar a los no fumadores pero nadie obliga a entrar en un bar, una discoteca o un casino.

Ricos contra pobres, hombres contra mujeres, contribuyentes contra funcionarios, unionistas contra separatistas, desarrollistas contra ecologistas, pensiones públicas contra inversión privada, librecambistas contra proteccionistas, rojos contra fachas, fumadores contra no fumadores… y viceversa.

 

Es el mundo en que nos quieren hacer vivir los políticos. Un mundo donde, por supuesto, ellos nos protegerán con sus leyes, reglamentos, comités, observatorios, oficinas… del otro que nos amenaza. Un mundo donde cada vez deberemos entregarles más libertad a cambio de menos riqueza. Porque toda la gigantesca maquinaria política y burocrática nos cuesta una fortuna. Porque los políticos nunca se hacen responsables de los desastres económicos que producen sus acciones.

 

Conclusión.

Los políticos están interesados en dividir a la sociedad generando problemas para luego presentarse a las elecciones ofreciendo soluciones.
Los políticos siempre están exigiendo más leyes y más dinero pero nunca solucionan los problemas.

En definitiva la Política y los políticos se han convertido en el auténtico problema.

Y sin embargo…

La gente sigue votando a los políticos. Así que tenemos los políticos y la Política que nos merecemos.

Pero vivimos en una época en que la gente no asume sus responsabilidades, la culpa siempre es del otro, del político, de la crisis, de los bancos, de los chinos, de la UE…

  • Si es un adoctrinamiento inducido por el sistema (político), sería imposible con el mismo sistema. Y yo sospecho que ese es el caso.

  • el teuton

    ya que se habla de culpables y sociedad enferma, no sera la culpa del adoctrinamiento al que se ha visto y sigue siendo sometida la población española por no decir la población mundial, donde a la gente se le han inculcado dogmas erróneos y comportamientos sectarios, mejor dicho que a la sociedad le han lavado el cerebro. ¿ahora la culpa es del doctrinador o del adoctrinador ?
    En mi humilde opinión la sociedad esta mentalmente enferma, y es super difícil hacerles pensar por ellos mismos, todos se van de librepensadores y como dice MILL de economistas,y mas grave aun es cuando lo hace alguien que tiene formación académica.
    Hace tiempo deje de ver debates políticos y económicos en la tele por que no daba crédito a la sarta de estupideces dichas por personas con doctorados que hablan multiples idiomas y que hasta tiene algún titulo en economía.
    Por desgracia la gente que se lo esta pasando mal que son muchos se creen todas estas fantasías que venden por lo general los izquierdistas y que yo alguna vez me creí y me costo mucho dejarlas de creer, ahora por ejemplo ya no puedo hablar de economía ni de política por ser liberal siempre quedo como un maldito capitalista,inconsciente,que gozo con el sufrimiento de los pobres,que defiendo a los ricos,banqueros y empresarios. y eso me lo dicen personas que considero muy inteligentes pero donde les vendas algo diferente a lo que quieren escuchar ya es que ni se molestan en procesar la información.
    ¿hay alguna forma que los ciudadanos de a pie acepten por lo menos escuchar algo diferente a lo que vende los medios?¿hay alguna forma de acabar con el adoctrinamiento?

  • Arturo

    Magnífico Mill ….!!!

  • Bastiat

    Me pides demasiado porque con el Collins al lado o con el Word Reference en otra ventana puedo intentar traducir con alguna solvencia pero con mucho esfuerzo un texto… Pero el inglés oído…. lo llevo jo… ido.

    De todas formas creo que en algún pasaje he dicho que las causas del problema son las políticas que se han levado hasta ahora. Que nos pueden llevar al desastre…Si. Pero que creo que un pequeño impulso reformador de la economía, ya te he contado lo de Holanda, puede ir salvando los muebles. Y que estos procesos son lentos. Si que puede ocurrir que si no se corrige haya una catástrofe, vale, pero es que el asunto es el de la desigualdad y el de la redistribución de la riqueza para mantener a aquellos que estén peor. Por cierto, inciso, no sé si llegaré a estar en el bar el domingo para poder ver que los alemanes están empezando a ser la punta de lanza en la recuperación de la cordura y mantienen el gobierno de la Merkel, a ser posible gracias a un apoyo de los liberales que hayan crecido en votos….. No sé.

    Y lo que siempre te he dicho es que quienes hacen comentarios de éstos lo que están pidiendo no es que se cambien las políticas, sino que hay que incidir en ellas porque va a venir la catástrofe.

    Hombre no. Vale que este señor, Jon Moynihan, pueda llegar a predecir algo parecido, pero lo predice porque no se están tomando las medidas que todos los liberales, antikeynesianos por definición, estamos pidiendo, pero lo que desde luego no está pidiendo es que se instaure una suerte del estado protector para salvar lo que quede del Estado del Bienestar a través del reparto de la riqueza sobre todo basado en que hay mucha gente que se ha hecho inmensamente rica gracias, sobre todo, no lo olvides, a medrar en los despachos de los políticos neo, ultra, post, mega keynesianos…

    Que la cosa está mal lo sabemos. Pero analicemos los problemas para salir de ellos, no anticipemos una catástrofe sin saber cual es la causa para luego proponer como solución lo que ha provocado la catástrofe.

  • Bien, Bastiat, si te animas a ver el vídeo, verás dos cosas. Que estás de acuerdo con lo que dice -es liberal anti-keynesiano-, y que predice cosas como las de JMRS para Europa:

    – Pérdida de trabajos.
    – Pérdida de salarios.
    – Los gobiernos no van a hacer lo que deberían hacer (que es lo que piensas tú), y como consecuencia el “ajuste” no será suave, sino catastrófico.
    – Los gestores de los propietarios del capital se han hecho con el poder, y en 20 años han pasado de ganar 30 veces más que el común de los mortales, a 300 veces más. Pero no hay una lógica económica detrás de eso, sino puro y simple poder y conchabeo.

    Échale una ojo al historial de Jon Moynihan antes de proponer que no sabe de economía.

    Luego, la propuesta no es la misma, claro. Aunque RS no estará en desacuerdo con lo que propone Moynihan (de hecho no lo está). Pero no es excesivamente extravagante intentar pensar cosas ante la probable catástrofe.

  • Bastiat

    La economía se está ajustando. Lo que estamos viendo hoy en día es el resultado de políticas orientadas hacia un crecimiento con pies de barro creadas por la democracia dirigida por políticos que han usado los argumentos que se usan en este artículo para tratar de acabar con el paro, en España, en Alemania… En LOS EEUU. En mayúsculas por que lo ocurrido en el otro lado del Atlántico es en gran parte culpable de lo que ha pasado.

    Pero eso no es por un problema de liberalismo o de neoliberalismo. Es por un problema de pretender dirigir la economía hacia uno u otro sitio olvidándose de que la economía es el resultado de las infinitas interacciones de todos los individuos en un lugar que no es un espacio físico definido mas que por el que ocupan los individuos y los medios que usen para llevar a cabo las transacciones. Y esas cuanto más libres…. mas eficientes en una cosa… en la creación de riqueza.

    En la India hay cientos de miles de programadores que ganan unos sueldos comparativamente hablando con los españoles muy superiores. Comparativamente hablando con los paisanos. Esa es la magia dela globalización. Pero cuando los paisanos de los programadores hindúes empiecen a subir en su poder adquisitivo, cuando se empiecen a eliminar trabas legales, la India es un país con una gran tradición socialista desde su fundación, como culturales, algo dramático para un país tan grande y tan poblado, esas diferencias empezarán a reducirse. SI, en gran media porque nosotros habremos de bajar nuestros sueldos, los sueldos relativos, pero es que al igual los sueldos relativos con los costes de vida irán acercándose, no necesariamente bajando la calidad de vida sino los costes puesto que el principal de todos ellos, los salarios así lo estarán haciendo.

    Uno de los grandes problemas que tenemos los que creemos en la libertad de mercado, entre otras libertades, es que esos cambios son lentos y, en democracia, sobre todo en democracia, torpedeados por aquellos que hablan de solucionar los problemas ya. Y la gente se lo cree.

    No sé hasta qué punto esta crisis podremos usarla para que cada vez mas cantidad de gente entienda que los procesos económicos, las estructuras, la evolución de la sociedad no es algo que se vaya ha hacer de manera revolucionaria, de ya para ya, o como mucho para dentro de un rato. NO. el problema, en Democracia, es que los resultados de ésta dependen de las mayorías y de lo que se pueda o no decidir.

    Por tanto, si el problema es que se acabará el trabajo, cuando lo que ocurre es que hay países en Europa que demandan trabajadores, lo que lo hace difícil de asumir, y que el que los países pobres y menos desarrollados están entrando en la dinámica de creación de riqueza, unos mas rápido, China, la India, Brasil… y otros menos pero con decisión, Vietnam, Filipinas, unos cuantos africanos que al final serán motores en la región, eso llevara aparejado primero la fijación de su población al terreno, luego el desarrollo de los vecinos al ver que lo que hay que hacer es eso y no otra cosa, sobre todo garantizar los derechos de propiedad, el problema en Europa ante esa supuesta falta de trabajo, cuando la natalidad, gracias al desarrollo y a determinados cambios sociales y de costumbres esta bajando… no veo donde está el problema.

    No lo veo.

    si veo, eso si… el espantajo del miedo agitado una vez mas por los que se quieren erigir en salvadores de esos desastres de los que ellos mismos son propagadores.

  • Bastiat, son cosas que estamos viendo a diario. Por ejemplo, estoy usando una aplicación que les he comprado a unos tíos de la India. Por un precio de risa, al que le añaden un nivel (y horas) de atención simplemente acojonantes. Ningún desarrolador español sobreviviría si tiene que echar ese tiempo para ganar esa pasta.

    Vale, los programadores españoles pueden hacerse camareros. Pero si los programadores españoles tienen que hacerse camareros, y otros muchos también y por el mismo motivo, no quedarán muchos bares abiertos, y a tomar por saco los camareros.

    ¿Es una hipótesis concebible, o no?

    Sí, seguramente la economía “se ajustará”. Lo que quiere decir que las personas y los preciso de las cosas se ajustarán. ¿Pero qué pasa mientras tanto? Porque mientras tanto, los ahorros nada especulativos y considerados “seguros” durante toda la vida de mucha gente, cuando llegan a mayores resulta que no eran seguros, y no son exactamente culpables de que el paradigma haya cambiado. Sí, la economía se ajustará también en eso. Donde “ajustar” puede tener una serie de significados ciertamente terroríficos para los ajustados.

    A mi me parece que la hipótesis de una zona sin trabajo, y sin ahorros, mientras “se ajusta” la economía, es cualquier cosa menos impensable. A partir de ahí puedes hacer hipótesis sobre escenarios, y qué es mejor si …, o puedes fiarte de la belleza del ajuste automágico.

    Estás dando por supuesto que lo que digo es inasumiblemente caro. Ya me gustaría hacer unos números. Pero sería un curro. No estoy nada seguro, ni de que sea tan caro, ni de que no se pueda hacer sustituyendo otras cosas. Y tampoco creo que sea una llave máestra, ni siquiera necesario. Pero no me parece algo en lo que no se puede pensar. Pocas cosas me lo parecen.

    Mira, el ajuste necesario. Lo malo es que el vídeo dura una hora. Pero la idea general es que la convergencia impepinable necesita que los salarios en Europa bajen un 60% (de 135 a 60), y para que en China / India se multipliquen por diez (de 6 a 60). Desde la más pura ortodoxia liberal.

    http://techtv.mit.edu/videos/20213-the-continued-economic-decline-of-the-west

    Yo opino que eso es imposible en una democracia. Y que no se puede tener una no democracia sin una revolución, golpe, o similar. Así que tienes toda una serie de variables bailando por ahí, y ninguna varita mágica. De eso, nunca hay.

    Digo más. Si la suficiente gente estuviera convencida y dispuesta a aplicar una idea liberal de verdad, dado lo experimental del asunto me parecería una insensatez intentarlo sin haber pensado antes en unos cuántos parachoques y salvavidas. Y sabes, por si los planes fallan. Es una vieja costumbre de los planes. 😉

    Decir que la “amenaza” de un estallido social es un chantaje, me parece igual de chantaje que impedir pensar en un estallido social, porque le llamas chantaje a un “what if”. No, pensar y plantear se puede todo. Y casi todo estará equivocado. Pero que al menos, que no nos pille el toro sin haber pensado. O habiendo pensado solo una cosa (por definición probablemente equivocada), porque no se puede pensar en las demás.

  • Bastiat

    Vamos a ver… estamos hablando dentro de unos parámetros en los que establecemos que la desigualdad en el ingreso es malo. El hecho de que el autor fije un escenario pre apocalíptico, como ya se ha comentado, lo hace desencogiendo u omitiendo voluntariamente si es que lo conoce, el cómo funciona la economía. Además hablas de sufrir enormes bajas por hambre. Lo cual parece que ya te estás poniendo de parte del escenario planteado cuando lo cierto, sobre todo en Europa, es que estamos importando personas para cubrir las necesidades de las empresas. Eso a día de hoy, no sé qué ocurrirá mas adelante pero o bien Europa fracasa, y entonces los que vinieron se van y el problema desaparece, o bien sigue triunfante, sigue generando riqueza y el problema no existe. Curiosamente si hay algún problema en todo esto está mas motivado por la existencia de un estado del bienestar insostenible, Holanda lo está empezando a entender de manera dramática, no Portugal, Holanda, que permite a muchos vivir a costa de los demás, que es lo que es la conclusión final dicho a la pata la llana.

    Evidentemente que no van a poder vivir sin trabajar nadie. No se va a poder procurar habitáculo y comida a todo aquel que sea indigente. Porque el sistema no lo podría soportar. O se trabaja por un sueldo ya que esa es la principal razón por la que se trabaja o vivir de la sopa boba empezaría a ser insostenible precisamente porque quienes la tendrían que sostener empezarían a tener dificultades.

    Y el autor debería de justificar porqué no va a haber trabajo como para subsistir todos. Es que son afirmaciones gratuitas, que como ya te he dicho no tienen ningún sentido económico. Podrá haber menos gente en la industria, pero esa reducción de personas en la industria, en la agricultura, es un proceso que lleva ocurriendo desde hace mucho. Pero están surgiendo muchos mas trabajos que necesitan mucha mas mano de obra en el sector terciario. No sabemos qué va a ocurrir. No tenemos una bola de cristal pero hacer caso del más agorero no es el mejor método para ser objetivo. Según ese racionamiento el cambio climático se debe a la acción respiratoria del exceso de gente que hay en China…..

    Y no…. PARA NADA, al señor Ruiz Soroa no lo conozco, pero a Zapatero ya lo hemos padecido y para él el Estado actual le parece muy pequeño.

  • Bastiat, yo sí creo que se puede usar “la desigualdad es mala” como axioma. En el sentido de que a los humanos les ha parecido siempre mal, y de que no hay motivos para que no les vaya a seguir pareciendo mal. Desde fuera de los humanos (por ej. máquina) puedes llegar a la conclusión que sea. Y puede ser cierta, según definas “mal”. Pero eso nunca produce una “solución social”, así que no interesa.

    El problema aquí es meterse en absolutos. “Desigualdad” tiene grados, y no se sostiene que cualquier grado sea malo. Al contrario, se menciona un grado muy específicamente: supervivencia. Y en cualquier caso, se debe definir de qué se habla. Yo por ejemplo, hablaría de comida, habitáculo y ropa. E internet, je, je. Ni siquiera creo que fuera muy caro. Al contrario, asegurado eso universalmente, igual hay disculpa y razón para asegurar menos algunas chorradas nada universales. Pero en cualquier caso, nada tan apetecible como para que se desincentive trabajar. Podría hasta tener consecuencias curiosas en la economía. Como poder hacer cosas que no producen un sueldo para subsistir solo con él. O sea, aumento de la competitividad.

    No entiendo lo del equilibrio del mercado y el error del autor. El autor dice que no va a haber trabajo (como para subsistir) para todos. Yo no lo creo, pero puede ocurrir en un área grande (como Europa). ¿Al final el mercado encontrará el equilibrio? No sé, pero si es después de millones de muertos de hambre, como que no me sirve de mucho. Y no estoy nada seguro que “la realidad” nos indique eso. Cuando te pregunto qué realidad, me remites a remotas tesis de extraños autores. Eso no se puede morder, y una tesis no es una realidad.

    – una democracia liberal donde se garanticen los derechos individuales y se limite drásticamente la acción del Estado.

    Yo también estoy de acuerdo con eso. Y puedo asegurarte que Ruiz Soroa también. Es más, hasta Zapatero cabe en ese zapato. Como siempre, hablamos de grados, no de absolutos. Pero hemos rechazado el artículo herético sin examinar realmente su grado. Ya digo, para mi, un automatismo.

    Slds.

  • Bastiat

    Estado totalmente liberal ciertamente no ha habido, Han habido grados en momentos determinados pero eso, que es sólo una tendencia, sí explica el fondo de la cuestión. Habría que hacer, no obstante, todo un temario para argumentarlo, cosa que ya han hecho otros mas capacitados que yo, pero baste decir que dentro de una economía libre, sin mas regulación que el cumplimiento de los contratos y el no perjuicio a los demás convendrás conmigo que aquellos que no obtengan beneficios quebrarán y los que sí obtendrán ganancias. Y eso, la pérdida y la ganancia dentro de un nivel siempre variable de precios y sueldos de tal manera que si los precios son superiores a los salarios de la gente objetivo, estarán fuera del mercado y si los salarios son superiores los precios tenderán a subir equilibrando los costes y ganancias de ese sector en concreto mediante el alza inicial de precios, una señal de mercado, y la entrada posterior de nuevos proveedores que competirían en ese sector presionando los precios a la baja. Ese es el sistema de equilibrio del mercado y de lo que, como han dicho antes, el autor no quiere hacer caso para no alterar sus premisas en las que fundamenta su discurso y sus conclusiones. Erradas.

    Y el error es considerar la desigualdad como problema. Y errado pensar que habrá de repartir el trabajo o la riqueza de las sociedades para … ¿Para qué? Pues para garantizar la paz social que además estaría justificando esa ausencia de paz que llegaría en la existencia de una descomunal desigualdad por lo que mejor es actuar antes…… A ser posible ellos mejor que nadie.

    Ese es el asunto.

    Y si, la democracia que carce de límites no es democracia, es la dictadura de la mayoría. ¿Y vuales han de ser los límites? Bueno, me gustaría afirmar que los derechos individuales sin más, pero como la existencia de espacios comunes, de necesidades comunes y de proyectos comunes indiscutiblemente han de haber acciones políticas…. Pero.. limitadas a los aspectos comunes.

    Pretender establecer cánones sobre lo que es la Justicia Social, por ejemplo, la igualdad entendida como igualitarismo, nunca olvides que mas de un socialista de postín, me acuerdo del ínclito Bono, se definían radicalmente igualitaristas, y establecer sistemas de protección, guía, pastoreo de los individuos incluso para evitar que nos hagamos daño… incluso dentro de nuestras constumbres y espacios privados… todo eso es muestra de que hay quienes atacan la desigualdad.

    Y en cuanto a la excusa… ¿No deberían de poner la carga de la prueba aquellos que atacan la desigualdad? ¿o es que unos si tienen que justificar sus palabras y los otros no? ¿Hay ya buenos y malos según qué defiendan o justifiquen?

    Y por último estás hablando con un ex “Ancap en prácticas”. Suspendí. Y yo si creo que el Estado es fruto de la acción humana, del devenir histórico y, en democracia, el resultado de su acción consecuencia del deseo de los electores. Lo cual, la existencia del Estado, no quiere decir que debamos vivir en un “Estado Social y de Derecho” como aquí en vez de uno liberal, en una democracia liberal donde se garanticen los derechos individuales y se limite drásticamente la acción del Estado. De los políticos….

  • Bastiat, hay mucha cosa en lo que pones, y no toda ella me parece aceptable. O tragable.

    – La realidad nos dice que en situaciones de libertad la economía tiende al equilibrio. Y es precisamente el Estado con sus políticos, sus regulaciones y su intervencionismo el que altera ese equilibrio

    ¿Podría saber cómo y cuándo nos ha dicho eso la realidad?

    – la democracia concebida como el medio por el que se puede decidir todo

    Yo soy el primero en ver la necesidad de poner límites a donde puede llegar la mayoría contra el individuo. Pero si no mencionamos esos límites, concretando, es como emitir humo.

    – Y entonces hay que diseccionar el porqué se parte de esas premisas erróneas y el porque se pretende llegar a dónde se llega.

    Eso es un juicio de intenciones como la copa de un pino. No se puede aceptar.

    – Y si, el primer problema es el de mentar ya en el título la desigualdad. La desigualdad no es mala en sí.

    Eso es no conocer al humano, que cuyas sociedades siempre consideran que la igualdad es mala en sí. Luego las sociedades complejas no suelen ser igualitaristas, pero siempre encontrarás disculpas -a menudo francamente gimnásticas- para excusar la desigualdad. Nunca he visto que opere la explicación de que como “no es mala en si”, no hay nada que justificar. La universalidad de la excusa ya te indica que la excusa es necesaria. Y solo puede serlo si se parte de que hablamos de un “mal en si”.

    En lo demás yo creo que tienes razón, pero no me parece que basta para hacer la tesis que quieres hacer.

    El problema de la democracia es muy interesante. Pero la gran gracia sería sería conseguir llegar a lo que quieres … desde una democracia. Yo todavía no lo he resuelto. Tal vez haciendo “estados privados”, sin localización. Y si uno funciona mejor que otros, y mejor que los estados al uso, la gente se apuntaría. Y es posible que entonces los liberales lleguéis a comprender la función del estado, y de lo colectivo. 😉

  • Bastiat

    En una democracia…. NO. Y eso es parte del problema.

    Y el primer problema es hacer afirmaciones como las que hace este artículo. Pretende ser premonitorio, agorero más bien. Parece querer hacernos creer que ha descubierto la pólvora en la solución, y no.

    La realidad nos dice que en situaciones de libertad la economía tiende al equilibrio. Y es precisamente el Estado con sus políticos, sus regulaciones y su intervencionismo el que altera ese equilibrio en el que los poderosos dominan al pueblo por medio de tan formidable instrumento.

    Por tanto si se parten de premisas incorrectas y, por tanto, se llegan a conclusiones incorrectas tenemos un problema. Y el problema es que en la democracia concebida como el medio por el que se puede decidir todo, las masas, dicho esto de la forma más descarnada que podamos imaginar elegirán lo que todos sabemos que elegirán.

    ¿Hay alguna política que pueda evitar el fracaso al que estaremos abocados, yo también puedo ejercer de agorero, en el momento en el que las soluciones propuestas parten de premisas como las que parte este artículo?

    Y entonces hay que diseccionar el porqué se parte de esas premisas erróneas y el porque se pretende llegar a dónde se llega.

    Y si, el primer problema es el de mentar ya en el título la desigualdad. La desigualdad no es mala en sí. Evidentemente para los que menos tienen es una situación peor que para los que tienen lo suficiente y mucho peor que para los que más tienen, pero en el comportamiento humano está demostrado hasta la saciedad que la motivación por superarse ha sido, es y será la maquinaria poderosa que logra el progreso y el desarrollo de todos. La solución no es repartir lo que hay bajo criterios políticos que al final es lo que se conseguiría, sino el favorecer la movilidad individual entre las clases porque el principal problema es concebir la sociedad como estática y dividida entre clases y no entender que los que hoy están arriba mañana puede estar debajo y viceversa. Y esa es la verdadera tarea del político que quiera a su pueblo, favorecer a los mejores para que estos tiren de los demás no el favorecer a los menos buenos… a costa de castigar a los mejores.

    Repartir lo que hay, hay que hacerlo de alguna manera, con algún criterio. Y eso sólo lo puede hacer un estado omnipotente…

    ¿Qué se hace? Nos muestran el apocalipsis, el cambio climático es algo que tu conoces bastante bien, y nos ofrecen la solución… La desigualdad es mala…seamos todos iguales… ¿Gracias a qué? Al Estado

  • En el fondo, lo que suele traducir en artículos como éstos es que es mejor ceder ante las masas para que éstas no se subleven… a lo Mad Max

    He sido yo el que he hablado de Mad Max, Interpretando -no sé si bien- el sentido de la expresión “solución social”. En todo caso, ¿se te ocurre alguna forma de no “ceder ante las masas” en una democracia? A mi no.

  • Bastiat, mi impresión es que muchos liberales oís la palabra desigualdad, y os salta un resorte por el que a partir de ahí ya ponéis en el discurso del otro cosas que no hay.

    Por no generalizar, sí ocurre ahora. No se me pasa por la cabeza que esté pidiendo igualdad de resultados. Solo está haciendo un esquema como este:

    Para sobrevivir, necesitamos tener un trabajo. Si no va a haber trabajo para todos, ¿qué hacemos?

    Es una pregunta bien legítima. No implica igualdad de resultados, pero sí igualdad de supervivencia, o supervivencia para todos. Y eso está en nuestra forma de ser. Pero yo creo que puede (ojo, solo puede) estar equivocado en lo de que no va a haber trabajo para todos.

    ¿En las grandes empresas los gestores (y sus sueldos) están elegidos por sus propietarios? Mi primera noticia. ¿Te refieres a propietarios que representan cuánto porcentaje del capital? Y eso cuando no son a su vez gestores (de fondos) imaginariamente representantes de otros propietarios que no deciden una mierda.

    Yo creo que ese planteamiento liberal no tiene el menor futuro en una sociedad en la que la gente vota y elige sus gobernantes. Si la idea es que el que no consiga trabajar, que se muera, no hay mucha gente que se apunte a eso. Pero señalar esto (que es lo que está haciendo Ruiz Soroa) no es proponer “en el fondo” la igualdad de resultados. Ni en la superficie tampoco.

    Slds.

  • Bastiat

    El problema fundamental, Plaza, para mi es que confunde churras con merinas. Hoy en día sí hay una sociedad de gestores, en las grandes compañías, pero estos son elegidos por sus propietarios, sobre todo por aquellos que mas arriesgan y forman parte del consejo de dirección o como se quiera llamar al Sanedrín en el que están representados los grandes porcentajes.

    Criminalizar las sociedades anónimas es tan iluso como pensar que quienes las gestionan nunca van a perjudicar a nadie. Pero ese no es el problema. El capitalismo, la economía libre tiene esas cosas, que hay quien gana y hay quien quiere ganar rápidamente y a veces no lo consigue.

    El verdadero problema de la sociedad de hoy en día es que los gestores de las grandes empresas tienen entre sus labores la necesidad imperiosa de hacer lobby con los funcionarios y los políticos porque éstos tienen actualmente tanto poder que la dinámica del mercado no es quien determina quién es el que lo hace bien o lo hace mal con el sólo juicio de los consumidores sino en que el que unos u otros ganen depende de que el dedo de un político o la biscochez de un funcionario nos otorgue un privilegio o nos fulmine con el rayo perezoso de la administración.

    Y pretende que la solución sea política.

    Cierto que podemos querer evitar la desigualdad. Pero lo verdaderamente cierto es que la desigualdad es la garantía del movimiento. La igualdad en los resultados, que en el fondo es lo que está pidiendo, no puede surgir nada mas que desde la imposición de límites a la excelencia para que a los mediocres no se les activen los jugos gástricos de la envidia y de sus complejos con la intención de destruirlos. Que en el fondo es eso lo que se pretende con, por ejemplo, los impuestos progresivos en vez de proporcionales.

    En el fondo, lo que suele traducir en artículos como éstos es que es mejor ceder ante las masas para que éstas no se subleven… a lo Mad Max

  • pvl

    Es que nunca ha habido buenos trabajos para todos, nunca. O mejor dicho, lo que para uno es un buen trabajo para otro es una porquería, dependiendo de la situación particular de cada persona. Lo que si hay son niveles de paro altos y niveles de paro bajos o incluso pleno empleo, dependiendo de las zonas, las épocas y las circunstancias. En España, desgraciadamente, el paro es muy alto desde tiempos inmemoriales, y por eso somo un pueblo que tradicionalmente ha tenido que emigrar. La afluencia de emigrantes y los albañiles con sueldazos del boom solo ha sido un espejismo.

  • PVL, a mi también me pasa como a ti, o como a Mill. He pagado un bote. Pero ha leído dos veces:

    La crisis económica actual y su difícil salida está emborronando ese hecho: nunca habrá ya buenos trabajos para todos porque nunca se precisará de tanto trabajo humano. Y si eso es así, la única salida social posible es romper la conexión hasta hoy ineluctable entre trabajo y supervivencia

    El quid está en “si esto es así”, y en “salida social”. No sé muy bien lo que quiere decir “salida social”, pero intuyo que no quiere decir salida socialista (conozco a José María), sino salida no caótica; salida no a lo Mad Max. Pues bien, “si esto es así”, que no creo que sea, muy bien pudiera ser que tenga razón.

    Yo creo que se equivoca, y piensa que hay menos trabajo disponible en el mundo, pensando que el mundo es como Europa. No es el caso. O tal vez piensa que una Europa tercermundizada (en salarios) acabaría en Mad Max. Que pudiera ser. Pero es una preocupación razonable, y una solución (tal vez imposible) que va a estar en la mente de muchos. Llamarles imbéciles no va a acabar ni con el problema que les preocupa (y a mi), ni con su idea.

    Slds.

  • pvl

    Plaza: particularmente me pasa como a Mill y cuando leo cosas del tipo “los poderes públicos DEBERÁN GARANTIZAR la vida digna…” se me ponen los pelos como escarpias, principalmente pq un montón de gente, incluyendo personas “formadas” resulta que creen que eso es posible y exigible: literalmente creen que los poderes públicos tienen una especie de varita mágica que les confiere el poder para resolvernos la vida individual de los ciudadanos, y para más INRI con independencia de la situación económica del pais, no solo en el presente sino tb en el futuro.
    Si les preguntas por la naturaleza concreta de la “varita mágica” que permite eso, las respuestas del tipo “quitarles el dinero a los ricos, bancos, multinacionales etc etc”, suelen ser mucho más numerosas que las del tipo “procurando legislar para que las empresas puedan desarrollar su actividad y crear la riqueza suficiente”, lo cual demuestra lo que apunta Mill: que la gente tiene tan pocos conocimientos de economía que ni siquiera conoce cuestiones tan básicas como que son las empresas y no los poderes públicos los que crean riqueza.

  • No lo dudo, Mill. Pero no me parece tan raro. Después de todo, los mismos economistas dicen burradas, según los (otros) economistas. No se puede esperar que los economistas digan burradas, y seamos los legos los sabios, ¿no?

    Hay algo que veo que los liberales os cuesta apreciar. Esa idea de Ruiz Soroa puede ser difícil, puede tener unas consecuencias tal y cual, pero es algo que está en el espíritu de la sociedad humana, y va a seguir estando.

    No es obligatorio. Los indios de las praderas obligaban (moralmente) a las viudas no re-casables, a abandonar el poblado en invierno, y dejarse morir en la montaña. No había otra, porque en cualquier caso no les iban a dar comida, y les molestaba su presencia moribunda entre las tiendas. Y tener que llevarse luego el cadáver, para que no atufara. Pero la mayor parte de las veces las sociedades humanas evitan hacer cosas así, a la que tienen un poco de recursos, y ayudan al que no puede valerse.

    Quiero decir que la imbecilidad de Ruiz Soroa solo es imbecilidad si lo miras desde una máquina o algo así. Puede que sea económicamante imposible, no lo sé. Lo dudo. Pero solo es imbécil en la medida en que ser humano sea ser imbécil. Porque ese deseo está incrustado en lo que somos.

    Es posible que la historia de la humanidad, y seguro que la de Occidente, sea el relato de la tensión entre seguridad (y los abusos del que la proporciona) y libertad. Y no es así por una chamba; solo muestra lo que somos. Cualquiera que pretenda prescindir de uno de esos dos focos de los que nos componemos, y pretender que no existe, sencillamente se ha puesto fuera de la realidad. De la realidad de lo que somos. Me parece.

  • MILL

    Plaza, es que el problema es ese: que gente muy cualificada y muy inteligente, como no dudo que sea el sr. Ruiz Soroa, en cuanto se ponen a hablar de Economía empiezan a soltar burradas. Llevo lustros preguntándome por qué pasa eso y sigo sin entenderlo.

    El tema de gestores vs. accionistas es para tratarlo en un artículo porque no todo es blanco o negro, en la mayoría de los casos predomina el gris.

  • Mill, puedo asegurarte que si algo no es Ruiz Soroa es imbécil. Ni redomado, ni de ningún otro tipo. Puede ser ignorante en economía, sin embargo.

    En todo caso, esa era justo la parte que no me interesaba (el futuro).

  • MILL

    En cuanto al artículo de Ruiz Soroa, que es doctor en Derecho y especialista en Derecho Marítimo, pues otro que tiene su teoría económica para solucionarlo todo en un pis pas:

    La sociedad deberá garantizar la vida digna a todos con independencia de que trabajen o no

    De verdad Plaza, hay que ser un imbécil redomado para soltar esa burrada y quedarse tan ancho.

  • Yo no creo que dé igual. Entre conocimiento directo y referencias de tiempos pasados, creo que la mentalidad de un gestor y de un propietario son muy diferentes.

    El propietario pensaba a largo plazo (por ejemplo en sus nietos), y estaba muy implicado en la economía real. Que el país fuera bien era muy importante para que “su” empresa fuera bien. El gestor básicamente piensa en el pelotazo que va a dar antes de saltar a otra cosa, o, en el peor de los casos, hasta jubilarse. Y el capo gestor, hoy, tiene el control total. No le tosen ni los accionistas de paquete gordo.

    Si hablábamos de incentivos perversos, el gestor sin control tiene un rosario bastante impresionante.

  • MILL

    Da igual que el capitalismo sea de gestores o de propietarios, si no existe un poder político el conchaveo es imposible.
    La cuestión es muy sencilla: que el poder político se dedique a, con un número limitado de recursos, y sin violentar las libertades individuales, a corregir los fallos de mercado.

    Pero lo que tenemos es que un poder político sin control, ni límite, ni respeto por las libertades, genera fallos adicionales a los que ya tiene el Libre Mercado.

    El peor de los mundos posibles.

  • MILL

    Vamos a ver la causa está muy clara:

    LA GENTE NO TIENE NI PUÑETERA IDEA DE ECONOMÍA.

    Y además todos se creen unos putos genios en Economía: abogados, químicos, físicos, arquitectos, médicos, profesores, empresarios, sindicalistas, bomberos, actores, cantantes, modelos, alpinistas, conductores de autobús, curas, informáticos, ingenieros, peones de la construcción… no hay nadie que no tenga una teoría económica que solucione todo en un pis pas y todas ellas basadas en errores básicos.

    Pero viendo que las mayores burradas provienen de los Premios Nobel: invasiones extraterrestres, moneda de un billón de dólares…

    Si es que ya lo dijo Keynes:

    “Egipto era muy rico porque gracias a la construcción de pirámides todo el mundo tenía trabajo”

    El 95 % de los economistas son unos descerebrados…

  • MILL

    Tienes razón en que al acabar con organizaciones como los partidos políticos la corrupción se dificulta.
    Pero la corrupción no es el mayor problema de España.

    Unos ciudadanos elegidos al azar sin demasiados conocimientos (el 40 % de los españoles apenas saben leer y escribir y sumar con los dedos) y no acostumbrados a recibir presiones podrían tomar decisiones delirantes.

    Sin ir más lejos se aprobaron primas a las energías renovables de 200.000 M€… y ahora la gente le echa la culpa a las compañías eléctricas.

  • Bastiat

    Porque a mi lo que me interesa es la causa no el resultado.

    Si somos capaces de entender la causa podremos tratar de solucionarlo. Si sólo nos fijamos en el dolor de cabeza pero no qué lo causa… lo mismo al final morimos.

  • No creo que tenga razón en todo (el futuro siempre es algo delicado), pero sí en mucho de lo que dice Ruiz Soroa en este artículo de El País.

    Las formas de la desigualdad

    Especialmente la parte de … “El capitalismo actual es un capitalismo de gestores, no de propietarios”. Y la connivencia entre los gestores de los grandes tinglados empresariales y financieros, y los de los grandes tinglados políticos. Yo siempre lo he visto así, y creo que el esquema tiene una influencia definitiva. Pero no sé cómo lo enfocarán los liberales. ¿Alguien se siente motivado?

  • Y ya puestos, la versión contraria a esa “democracia estadística” de políticos amateurs de quita y pon y muy breve estancia, es la del político profesional al modo romano (antes del inmperio). Que hacía una carrera con todo el profundo sentido de una carrera profesional. Empezando en el ejército, y bastante en primera fila, y ascendiendo (por votación) cargo a cargo, de menor a mayor importancia, y por etapas establecidas.

    Lo nuestro es justamente lo contrario de esos dos extrermos aparentemente plausibles (aplaudibles). Tenemos la casta, pero no tenemos la profesionalidad ni el “cursus honorum“.

  • Mill, sí, tiene pinta de que la sociedad está gravemente enferma. Pero no creo que fuera sensato pensar que 40 años de Franco pasan sin que se note. De hecho yo veo franquismo (muy “democrático”) por todas partes.

    Pero lo que le pasa a España, aunque es más agudo que en otros países de mayor cultura (incluyo USA), también les pasa a los otros. Así que habría que buscar las causas comunes, por si las hubiera.

    A Bastiat no le entiendo:

    el problema no es que la sociedad esté gravemente enferma, sino que hemos creado una sociedad en la que los incentivos son perversos y llevan a la sociedad a enfermar.

    ¿Como puede no estar enferma la sociedad, y haber sido llevada a enfermar al miso tiempo? Pero creo que tienes razón; ha sido llevada a enfermar (está enferma, vaya) porque hay unos incentivos perversos. Y tú mismo has señalado una causa política, que solo puede ser sistémica aunque no lo digas.

    Lo de la “demarquía” o “lotocracia” que llama Wikipedia, y que yo llamo “democracia estadística”, me parece que lo reinventó en su versión moderna Arhur C. Clarke. En Cánticos de la lejana tierra. Y a mi modo de ver, lo explica mucho mejor y mucho más convincentemente que cualquier politólogo al uso.

    ¿Por qué se van a comportar diferente que los políticos?

    Porque no son políticos. Esto es, no son “casta”. Ejercen un trabajo provisional que no les apetece, y van a volver al trabajo del que salieron. Y a tener que contarle a su gente por qué han votado lo que han votado, y decidido lo que han decidido, etc.

    En realidad lo de Clarke no era puramente estadístico, si no recuerdo mal. La parte de votación (parlamento), sí. Era una representación estadística muy exacta de la población. La parte de ejecutivo se rifaba solo entre la capa profesional de máximo nivel de esa sociedad. Todo el mundo hacía virguerías para que no lo tocara (como hacemos para no ser jurado, o para no ir a una mesa electoral). Y luego había unos pocos profesionales de la cosa pública, que actuaban de consulta y guía de los amateurs, y eran una especia de burocracia funcionarial, pequeña y si poder. No estaban “elegidos”, sino que ascendían por méritos juzgados más o menos objetivamente en su colegio profesional.

    Probablemente el sistema sería un fracaso total si se intenta llevar a la práctica (como casi todos los experimentos sociales), pero creo que es bastante menos absurdo de lo que parece a primera vista, una vez se le dan unas vueltas de cocción.

  • DonNadie

    Dice Mill “Si elegimos al azar a los gobernantes (…) no van tener ningún incentivo en hacer las cosas bien.”

    Yo creo que la idea va más por lo contrario: lo que no tienen es incentivos para hacerlo “mal”, y entiéndase por “mal” el defender intereses particulares (o sea, la corrupción) que empapa nuestro sistema político en todo Occidente (por no hablar del resto del mundo democrático).

    Para empezar, ya no habría partidos políticos, esos clubes en donde van ascendiendo los que entran en el juego de defender intereses particulares en vez de generales.

    Por supuesto, siempre se podría sobornar a elegidos al azar, pero habría que ir a buscarlos uno a uno (no son personas de una organización sino particulares que no se conocen) y con la misma facilidad que podríamos encontrar a uno lleno de gozo por el dinero que va a recibir con el soborno, encontraríamos a otro lleno de gozo por la grabación del soborno que está haciendo con el teléfono en el bolsillo… ¡la cosa se complica para el sobornador!

    Además, sin necesidad de campañas ni gastos enormes, podríamos cambiar de elegidos al azar cada poco tiempo (¿cada año?), lo que complica sobornarlos aún más.

    Yo veo en la idea algunos aspectos positivos muy interesantes, y creo que es una buena idea la de ponerla en práctica a pequeña escala para probar, como por ejemplo en ayuntamientos.

    No he estudiado el asunto a fondo, pero lo que he visto me gusta. Puede que no sea perfecto, pero si es mejor que lo que tenemos…

  • Hola Mill

    Hay gente a la que el sistema les beneficia, pero son una minoría

    No tengo tan claro que sea una minoría la que el sistema beneficia. Hay mucha más gente. Si los datos que he leído son correctos, en España apenas trabajan 17 millones de personas para una población cercana a los 45 millones. ¿es eso sostenible? No lo veo por ningún lado.

    Lo peor es cuando uno empieza a tirar del hilo y ve la cantidad de dinero público que se tira en diferentes sitios: Desde planes avanza, plan pive, plan E, …. y pensemos la gente que pide infraestructuras. Todo el mundo quiere su AVE, su autopista, su aeropuerto. Si, me puedes argumentar que eso beneficia sobre todo al gran sector constructor que está pegado al presupuesto. También, se puede pensar en la cantidad de empresas que hay pegadas al presupuesto en niveles más bajos de la administración como los ayuntamientos. ¿Cuántos proyectos salen dados a “amigos”, sin competencia y totalmente innecesarios?. Pero no hay que negar que dan votos.

    Y todo ese dinero, lo que es tan complicado de explicar es que sale de los impuestos de todos, no de la fantasía esa de los más ricos.

  • Bastiat

    No Mill… el problema no es que la sociedad esté gravemente enferma, sino que hemos creado una sociedad en la que los incentivos son perversos y llevan a la sociedad a enfermar.

    Cuando se establece una sociedad guiada por la idea de lograr el estado del bienestar a través de la coacción del Estado en vez de buscar las mejores garantías para que los individuos libres sean responsables de sus actos, y se les haga ser responsables de sus actos en vez de hacernos a los demás responsables solidarios de manera obligatoria gracias al Estado, tenemos que el incentivo mas perverso, el vivir a expensas de los demás, queda por encima del incentivo de vivir cada uno de lo que sea capaz de procurarse que es lo mas justo pero, claro, precisa de mas esfuerzo.

    Ya lo dijo Bastiat: El Estado (que se estaba creando con la III República en Francia en el 48) se convierte en esa gran ficción por la que todos pretenden vivir a costa de los demás.

  • MILL

    La cuestión no es el quién sino el cómo.
    Si elegimos al azar a los gobernantes, ¿Por qué se van a comportar diferente que los políticos? Incluso peor, teniendo en cuenta que no van tener ningún incentivo en hacer las cosas bien.

    El problema no son los políticos, el problema es la sociedad que está gravemente enferma.

  • DonNadie

    Para mucha gente quizás el problema es este:

    http://equalitybylot.files.wordpress.com/2013/09/voting.jpg

    Y para unos pocos (poquíiiiiiisimos, menos que liberales, que ya es decir…) la solución es la demarquía.

    https://en.wikipedia.org/wiki/Demarchy

    A lo mejor es cuestión de probar a ver…

  • etrusk
  • No estoy de acuerdo que todavía seamos Venezuela o Argentina. Todavía no hemos llegado a esos niveles de destrucción de riqueza o de violencia.

    Pero al contrario que mucha gente, creo que lo que se nos ha vendido del 1997 al 2007 como un país rico ha sido una burda mentira: Es probable que sólo estábamos disfrutando de una década de bienestar comprada a crédito, el cual ahora nos damos cuenta que tenemos dificultades para devolver.

    Lo mismo, la economía española, da para lo que da, sobre todo porque las medidas – jaleadas por una amplia mayoría de la población – tomadas por los políticos son zancadillas en la creación de riqueza. Quizás, lo único que no entendemos es que nuestra economía no da para más por un conjunto de medidas que todos se empeñan en perpetuar. Quizás, esa década prodigiosa, no sea más que un espejismo.

  • Interesado

    Las cosas como son, España ya es una Venezuela/Argentina, la diferencia es que aún no lo ha asumido y se cree especial aún porque está englobada en Europa. Es un pais destinado a la mediocridad por el mero hecho de que no entiende el concepto de crecer y generar empleo, la única razón por la que bajará el paro en España es por la cada vez más voraz migración fuera a otros paises. Eso si, el político de turno se pondrá la medallita todo orgulloso, 10 años después, sobre como consiguieron bajar el paro.

  • MILL

    Bueno Drizzt, por eso digo que la culpa es nuestra. Unos tienen más culpa que otros (yo debería escribir más en el blog) pero al final cuando un sistema se mantiene durante décadas sin atisbos de cambiar la culpa es de todos.

    Hay gente a la que el sistema les beneficia, pero son una minoría. El problema es que la gente no ha leido a Bastiat (ironía?) y nunca se pone a pensar en las consecuencias de las políticas que en un principio parece que benefician a algunas personas.

    Podemos oir a la gente pedir más gasto público para casi todo (incluso en defensa: ¡Tendrías que oir a los trabajadores de General Dynamics!) y media hora más tarde quejarse de la enésima subida de impuestos.

    Nadie definió mejor la manera de pensar de los españoles que aquella ínclita ministra: “El dinero público no es de nadie”.

  • Hola Mill

    Difiero de tu visión de la polítoca, al menos en España. Mis motivos son los siguientes:

    – En España no sólo hay políticos que “ven problemas donde no hay”. También hay mucha gente que se beneficia de “esos problemas que no hay”, recibiendo jugosas subvenciones de la teta pública. ¿Cómo no van a apoyar a los políticos que les proponen más subvenciones?. A mi me daba vergüenza ajena ver políticos andaluces hablar de “defender subvenciones en Bruselas”. ¿Cuánta gente hay viviendo de la teta pública que no es Estado del Bienestar?.

    – No digamos ya de los grupos de presión que quieren leyes para que los favorezcan: limitar competencia, mercados cerrados, monopolios de facto. No podemos ignorar el poder de los diferentes lobbies a la hora de seguir apoyando a los políticos.

    – Por otro lado, no podemos ignorar la gran paradoja española, reflejado en el informe de la Fundación BBVA Values and Worldviews, sobre lo que quieren los españoles: más estado, más estado, más estado. Como si dedicarse al Estado dotara de buenas a primeras de un halo que hace a la gente incorruptible. Eso sí, la paradoja es que no quieren a los políticos, porque a su vez los culpan de los problemas – con mucha razón en muchos casos -. Se sigue con la infantilidad que cambiando los mismos cada 4 años van a solucionar ciertos problemas que están en la propia estructura del actual estado español.

    – A mi el miedo que me da de todo el descrédito de la clase política española es que al final, tenemos el camino abonado para el populismo. Y eso nos conduce a Venezuela o Argentina.