Home Liberalismo Debate climático. Culto al miedo

Debate climático. Culto al miedo

escrito por Luis I. Gómez 9 julio, 2013

Los diferentes escenarios de Calentamiento Global presentan una sobrecogedora similitud con el juego de Hodscha: los “expertos” se aseguran protección frente al fracaso de alguna de sus predicciones. Son tantas y tan variadas que, no lo dudan, alguna se cumplirá de forma cierta en los próximos siglos.Hoy, sin embargo, la semilla de la duda crece irremediablemente entre los “ignorantes” -el común de los mortales- y, lo que ya es más serio, entre muchos de los verdaderos expertos en clima.

ministerio_miedo_ambienteLos Informes del IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático) o de la WMO (Organización Metereológica Mundial), ambos alimentados de los dineros de la ONU, son Manifiestos Políticos y Sagrada Escritura en uno. No caigan en la candidez de esperar más integridad moral en las filas de los “motivados” funcionarios científicos de la ONU que en las filas de aquellos mandatarios de las iglesias que no dudaron un momento en convertir en oro las promesas de salvación eterna para las almas. Y no pierdan de vista la contundencia impositiva y subvencionadora con que la política se enfrenta a supuestos escenarios de miedo aparentemente validados por “la ciencia” y cuyas “soluciones” se revisten del blanco del “bién común”.

Voltaire estará revolviéndose en su tumba viendo cómo, 300 años después de su famoso discurso en favor de la libertad de expresión, el debate climático se emponzoña víctima de las mismas perversiones que él entonces denunciaba. Los medios han sido, pero, los máximos culpables de las aberraciones a las que asistimos desde hace ya más de 20 años. Los medios son quienes más han contribuído en la creación de una espesa capa de corrección política congelada que impide ver la verdaderamente existente pluralidad científica , dificultando así los necesarios cambios ideológicos para mejorar, o abandonar si se diera el caso, las carísimas e inefectivas políticas climáticas.

Los mensajes apocalípticos asociados al Calentamiento Global han servido para asociar nuevos y antiguos milenarismos, redescubiertos tras la derrota del socialismo real y ahora empeñados en la búsqueda de nuevos dogmas de fe. El CO2 parece perfecto a la hora de configurarse como producto final de la explotación capitalista y mensajero del castigo biblico merecido.

Siga leyendo en negocios.com de La Gaceta: Debate climático. Culto al miedo

Ustedes lectores habituales, lo sabrán ya: es la tercera entrega de mi nueva columna en La Gaceta de papael de los Domingos. Aquí las tiene  juntas: Cartas desde Leipzig