Home Economía Por qué los pobres no son cada vez más pobres.

Por qué los pobres no son cada vez más pobres.

escrito por Luis I. Gómez 10 junio, 2013

Cada día que pasa aumentan la pobreza y la desigualdad en el mundo. Cientos de artículos periodísticos, sermones dominicales y declaraciones políticas se construyen cada semana sobre esa afirmación. Por lo general se intenta remover la mala conciencia de los receptores del mensaje, y así mejor poder justificar un aumento de impuestos, un aumento del endeudamiento de las futuras generaciones en nombre del justo reparto de recursos y bienes. Los beneficiados son la industria social y sus clientes. Ocurre que esa primera frase es falsa. Es mentira. En realidad la humanidad, a pesar de alcanzar ya los 7 mil millones de bocas que alimentar, se encuentra en uno de los mejores y más dinámicos momentos de sus historia en lo que a riqueza y bienestar se refiere. Tal vez los europeos nos hemos quedado algo fuera de esa tendencia, lentos y cansados.

end-povertyLo más sorprendente: tanto los medios como los políticos apenas dedican tiempo a celebrar semejante logro del género humano. Viven casi siempre de las malas noticias. Y les cuesta mucho reconocer que el aumento generalizado de calidad de vida se debe en muy buena parte a los logros de esas ideas que ellos critican.

Lo cierto es que en los últimos decenios la esperanza de vida (con las excepciones de la comunista Corea del Norte, la corrupta Rusia o la abandonada a su dictador Zimbawe) aumenta un mes por cada año que pasa. Lo cierto es que las hambrunas, esa plaga que nos ha acompañado desde que bajamos de los árboles, cada vez son menores y menos frecuentes. Lo cierto es que durante los primeros años del siglo XXI hemos asistido “al más rápido descenso de la pobreza mundial en la historia de la humanidad”.

Esto no lo saco de la sección rosa del diario de los sueños, son citas textuales de una fuente más que seria: el Informe Millenium de la ONU (enlace al final del artículo).

Es sorprendente lo poco – o casi nada – que se habla de este estudio. Casi me atrevo a decir que para la mayoría de nosotros es más importante creer que somos malos y hay muchos pobres por culpa nuestra que regocijarnos en que ello no es así. La industria social vive de aquellos que no tenemos problemas y nos avergonzamos de ello. Aquellos que comemos a diario tres veces, vamos de vacaciones y mandamos a nuestros hijos a una escuela. Y la cuenta salen muy bien, pues cada vez somos más quienes podemos hacerlo, quienes nos avergonzamos de ello y pagamos servilmente un precio social para redimirnos de nuestro pecado: nos va bien.

Ciertamente siguen existiendo numerosísimos casos de abandono, enfermedad, hambre. Pero las cifras generales son tozudas en su mensaje: el número absoluto de pobres en el planeta, a pesar de la explosión demográfica, se ha reducido a la mitad en los últimos 20 años.

Si preguntan en un bar al lado de un parlamento europeo por los motivos de tal desarrollo la respuesta más probable será: es el fruto de las políticas de ayudas al tercer mundo. Sin duda se han obtenido grandes logros puntuales gracias a ellas, pero más allá del fomento de la corrupción lo que se ha conseguido es generar en muchos sitios un hospitalismo crónico: basta con levantar la mano varias veces con gesto de queja para que acuda raudo el sociólogo de turno a repartir bienes y consejos. El propio esfuerzo y los procesos de aprendizaje son tabú en la retórica de la industria de ayuda al desarrollo. Lo verdaderamente útil es usar frecuentemente términos como Colonialismo (desaparecido hace ya dos generaciones), Neocolonialismo (en sus múltiples definiciones, sigo sin saber qué es) y – ahora muy de moda- Protección del Clima Muindial. No olvido citar el argumento clave: es la riqueza de otros la causante de nuestra pobreza!

Absurdo. Si esos argumentos realmente se basasen en hechos contrastables, los países del tercer mundo que nunca fueron colonias serían ricos, los ajenos al malvado mercado mundial (Corea de Norte, por ejemplo) más ricos todavía. Por otro lado, la retórica colonial/postcolonial/neocolonial no aclara por qué Suiza o Singapur, que nunca tuvieron colonias, sean tan ricas.

¿Cuáles son los verdaderos factores sobre los que se fundamenta el progreso de nuestra especie en los últimos años?

–          La higiene moderna (agua potable, eliminación de aguas sucias) contribuye al aumento de la esperanza de vida cuatro veces más que la medicina moderna. Ésta a su vez contribuye indiscutiblemente a la mejora de la calidad de vida.

–          Los modernos métodos agropecuarios son capaces de ofrecer cada vez más y mejores alimentos… incluso carne! La ciencia ha contribuído a ello con tratamiento genético de mejora de especies, abonos artificiales, protección química de plantas, … Una vuelta a los métodos de producción “verdes” supondría la muerte de millones, el regreso de las hambrunas generalizadas. ¿Cuántos millones de vidas ha salvado el “maldito” DDT?

–          Nunca antes, en ninguna época, tuvo la humanidad un acceso tan generalizado y barato a la energía. Desde la máquina de vapor hasta la energía nuclear pasando por la gasolina, el transporte de bienes y personas y la calefacción/refrigeración ha contribuído globalmente en un aumento de la esperanza de vida y la calidad de la misma.

–          La libertad de expresión y la libertad investigadora han contribuído de manera definitiva a la hora de prevenir o corregir rápidamente desarrollos equivocados. Cualquier intento de la política por mutilar en nombre de lo políticamente correcto la primera y en nombre de “consensos” a segunda nos devolverá a la situación previa a la Ilustración.

–          Con la excepción del Islam, todas las religiones han renunciado a la violencia y el apostolado agresivo.

–          Las guerras expansionistas, tanto las basadas en nacionalismos como en ideologías totalitarias se han reducido –en comparación histórica- hasta casi desaparecer.

–          La desigualdad social no es un fin deseable en sí misma, pero allí donde no se impone la igualdad ficticia por ley es un acicate indiscutible hacia el progreso. En las sociedades feudales era imposible desarrollar iniciativa propia y esfuerzo personal generalizado: sólo los nacidos en cuna noble decidían sobre el valor de los actos. Al pescador libre no le importa cuánto tiene quien le compra los peces. Le importa que le compren muchos peces, cuantos más clientes mejor. Reducir artificialmente la capacidad de compra de sus clientes mediante impuestos reduce la capacidad de crecimiento del negocio del pescador… que terminará por vivir no de su trabajo, pero de lo robado a los que antes eran sus clientes … hasta que estos tampoco tengan nada robable.

–          Y termino con la libertad … llámenlo como quieran: liberalismo, neo-, paleo-, ordo-, ultra-, … La fuerza desatada del capitalismo (que es como prefieren llamarlo sus enemigos), es decir, la dinámica de la persecución del propio interés y la propia felicidad de miles de millones de humanos. Éste es el motor que nos ha traído hasta aquí.

La suma de todos estos factores nos ha puesto en la situación que describe el estudio de la ONU: somos más ricos, más sanos, más lóngevos. Por supuesto que la dinámica de libertad acarrea también fallos, estupideces y maldades. Pero miles de millones de seres humanos son capaces de actuar para obtener al final lo mejor de sí mismos, y lo hacen más rápido que cualquier planificador quinquenal, de manera más efectiva que los compradores de votos que hoy nos abruman.

Lean – y disfruten – el informe de la ONU

  • Adam

    Esto era en respuesta al anterior mensaje de Cándido J.

  • Adam

    En ausencia de aranceles y apertura total del mercado totalmente abierto, los productores locales tendrían que competir con productores de cualquier lugar del mundo.

    Si desde otro país se nos ofrecen productos más baratos y con un nivel similar de calidad, inevitablemente tendremos que adaptar nuestros sistemas productivos para disminuir precios.

    En ese caso será inevitable disminuir los salarios en general. Pero, dicho descenso de salarios se vería compensado por el abaratamiento de todos los productos, por lo que el poder adquisitivo global no descendería en un mercado libre. Incluso debería aumentar.

  • Cándido J

    Pues creo que no estás informado. Para los coches Japoneses, Chinos o Coreanos, la Unión Europea tiene un arancel fijo del 10% y un 22% para camiones. Esto sin contar que en determinados momentos o para determinadas cilindradas pueda llegar a ser bastante más alto.
    Llevan muchos años intentando llegar a acuerdos de libre comercio, pero analizando la balanza económica con estos países, siempre saldríamos perdiendo, porque ellos prácticamente lo único que tienen para que no metamos nuestros coches allí, son normas relativas al medioambiente, pero en lo relativo a costes de producción no tenemos nada que hacer.
    http://www.rtve.es/noticias/20130325/japon-union-europea-alcanzan-acuerdo-para-iniciar-conversaciones-sobre-libre-comercio/624140.shtml

  • Oscar84

    ¿De dónde sacas que la importación de coches chinos está vetada en la Unión Europea? Que yo sepa, la Unión Europea sólo restringe la importación de productos agrícolas.

  • A ver, yo no llamo pobre a nadie. La ONU tiene un baremo y ellos definen quién es pobre y quién no.
    Efectivamente, la igualdad sólo es de oportunidades. unos las aprovechan con su esfuerzo, otros no. Aquellos que reciben de sus antepasados u8na fortuna son eso: afortunados. Ni buenos, ni malos, simplemente afortunados. Yo, que nací sin fortuna, he tenido que currarme lo que tengo y no me quejo ni miro al “heredero” como mi enemigo. Aquellos que se sirvieron de influencias para lograr su posición, si las influencias fueron ilegales, son criminales; si las influencias fueron políticas, son inmorales. De ahí que sea tan importante fijar por ley el marco de los intercambios.

    Sobre lo de abrir los mercados y el posible hundimiento del mercado local, … no hablábamos de que todos debemos tener iguales oportunidades? 😉

  • Cándido J

    Me parece que confundes los términos, yo no entiendo por igualdad que los ricos dejen de ser ricos y los pobres dejen de ser pobres, yo la entiendo desde la óptica de que todos tengan las mismas oportunidades. Algunos de los que tú llamas “ricos” se lo han currado y lo han logrado por méritos propios, pero la mayoría lo son porque han tenido suerte de nacer donde han nacido, o han sabido arrimarse a quien tenían que arrimarse, no porque sean mejores o lo merezcan más que los que llamas “pobres”.
    Respecto al libre mercado total, me gustaría ver que haríamos los países “ricos” cuando se eliminasen todas las fronteras o aranceles y empezasen a llegar a sus precios originarios los coches chinos, las verduras africanas y otros productos que actualmente tenemos prácticamente vetados para que nuestras economías no se hundan. Bajar los sueldos a nuestros operarios al nivel de estos países?.
    No creo que sea tan fácil como tú dices.
    P.D. En lo del sistema de pensiones si que estoy totalmente de acuerdo contigo.

  • pvl

    http://www.abc.es/local-castilla-leon/20130611/abci-espana-duero-muere-sola-201306111113.html
    jejeje: quien ha visto a los banqueros públicos y quien los ve: en los buenos tiempos cada vez que se reunían lo hacían por unas dietas escandalosas y ahora no se reúnen ni a punta de pistola.

  • Es que la igualdad no es el objetivo! Siempre habrá unos más ricos que otros. Unos más listos que otros. Unos más fuertes que otros. Por eso necesitamos la ley: para evitar el abuso y la explotación. Pero no para hacernos iguales, pues no lo somos. Se trata de que nadie viva en la miseria, de que todos puedan llegar a ser más ricos de lo que son hoy.

    En cuanto a la autosuficiencia… eso no se soluciona con caridad, se soluciona eliminando aranceles, eliminando fronteras, a través del comercio libre. Si las políticas de reparto no dan resultado en una sociedad como la nuestra, por qué iba a acerlo entre países? La riqueza no nace de las imprentas de los bancos centrales, ni de los impuestos (robo al que tiene para compra de clientes del estado), nace del esfuerzo de las personas, del trabajo y de la posibilidad de poner esos frutos en valor.

    Pensiones: el sistema piramidal está agotado, pues es un sistema de reparto. Debemos aprender de los errores en lugar de incidir en ellos. El último artículo de Mill en este blog lo deja muy claro.

    Permítame recomendarle dos lecturas:

    La quimera de la igualdad

    Salvemos la desigualdad

  • Cándido J

    Me parece que tu artículo está escrito desde una posición demasiado radicalizado hacia el Capitalismo. Estoy de acuerdo contigo en que entre todos los sistemas políticos/económicos conocidos, es el que mejores resultados puede haber obtenido a lo largo de la historia, pero de eso a pensar que es infalible hay mucho camino. Como explicarías si no, que en el mismo informe diga que la distancia existente entre los países más pobres y los más ricos cada vez es mayor?, Que los mismos países pobres cada vez están más lejos de ser autosuficientes, y que sin la “caridad” de los países ricos estarían más perdidos de lo que están?. Esto haciendo la comparación entre países, pero si comparamos las clases sociales dentro de los países desarrollados tenemos la misma disyuntiva. Las desigualdades cada vez son mayores!!!. Un ejemplo: para que sirve que este sistema haya conseguido, como dices, que la esperanza de vida aumente exponencialmente, si hay millones de personas mayores con unas pensiones que no les da para vivir, dentro de los supuestos países ricos?

  • Aciertas de pleno. El 90% de las ONG’s no existiría sin el dinero de los contribuyentes. Me atrevo a decir que más de la mitad apenas sirve para otra cosa que para mantener su propia existencia.

    La humanidad siempre ha mejorado gracias a dos cosas fundamentalmente: ingenio ante la dificultad (capacidad adaptativa) e intercambio comercial. La caridad no ha sido nunca motor de progreso o riqueza, sólo herramienta para que los más cercanos no sucumbiesen en la miseria absoluta.

  • No me refiero sólo al tercer sector. El tercer sector (ONG’s) no puede separarse del sector estatal en nuestros días. Desgraciadamente las iniciativas no gubernamentales han dejado de ser puramente privadas para convertirse, vía subvención, en herramientas políticas y estatales. Hay, claro, gloriosas excepciones.

  • Oscar84

    Yo diría que se debe al incremento de las subvenciones estatales a las mal llamadas ONGs.

  • Oscar84

    En mi opinión, puede referirse a las organizaciones de ayuda internacional. O, en términos más generales, a lo que en España se denomina Tercer Sector: aquí, aquí y aquí.

  • becker

    Este vídeo es ideal para ilustrar este artículo.
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=oJLqyuxm96k
    Algún buenista, no entenderá la ironía.

  • cristobal

    Tengo una duda.
    En los ultomos 20 años las ONG’s han y crecido y se han multiplicado hasta la saciedad.
    ¿Este crecimiento responde realmente a un cambio de mentalidad de los seres humanos a la hora de relacionarnos entre nosotros?¿Es que realmente la empatia con nuestros congeneres va en aumento? Y no ya con nuestra especie, han surgido mutitud de asociaciones en defensa de cualquier cosa que se nos ocurra.
    Ese altruismo que se canaliza a traves de las ONG responde en realidad a esa
    necesidad imperiosa que repentinamente ha surgido de ayudar a todo, ya sea
    persona, animal, vegetal o mineral

  • Noemí

    Hola Luis!
    ¿A qué refiere cuando menciona la “industria social”?
    Muchas gracias, sigo regularmente este blog.