Home Miscelánea Exiliado, pero en el Infierno

Exiliado, pero en el Infierno

escrito por Germanico 12 mayo, 2013

tantaloNo digo adiós porque sencillamente no sé lo que voy a pensar o a sentir mañana. Ya lo dije una vez aquí, y en otras ocasiones en otros lugares, y mentí. Era un autoengaño, en primer término, por lo que se podría disculpar que engañase a los demás.

En este blog me he sentido muy querido, me siento muy querido. Y correspondo el afecto. Quienes escriben aquí son todos ellos personas merecedoras de los mayores elogios, tanto por su valía como personas que viven y sobreviven en éste mundo como por su integridad moral.

Voy a dejar de escribir en él por un tiempo indefinido. Y quería decir hasta luego, no hasta siempre, hasta nunca, adiós o alguna otra cosa que sonase vagamente a fin. Así que espero que nadie me despida. De despidos tengo ya bastante con los –  “profesionales”.

Escribiré el Diario de un Exiliado en el Infierno. No es este el lugar para hacerlo. Voy a expresar cosas que otros no expresarían, y no voy a examinar la tragedia nacional, sino mi tragedia personal. ¿Y eso a quién le importa? De boquilla sé que a muchos. En el fondo, a parte de a mí mismo, a casi nadie.

Libros a la venta